Monografías Plus »

Aproximación a un programa de manejo integrado costero para conservar la imagen de la playa de Varadero (Cuba)



RESUMEN

La playa de Varadero es el soporte de la actividad turística, por lo que fue necesario el diseño e implementación de un programa de Manejo Integrado en Zonas Costeras para mantener la conservación de su imagen. Se conformó un equipo multidisciplinario, se delimitó el territorio por sectores y se realizó un diagnóstico donde se identificaron los impactos negativos y se conformó un plan de acción que se presentó a la totalidad de los actores sociales. En estos momentos se trabaja en el cumplimiento de un plan de medidas y se obtienen resultados que han logrado el perfeccionamiento de este importante producto turístico.

Palabras Claves:

INTRODUCCIÓN

El turismo litoral es uno de los productos más elaborados y de mayor repercusión económica. El auge de esta modalidad se sustenta en el atractivo de sol y playa, que en mayor o menor medida ocasiona impactos a los ecosistemas con los cuales interactúa; importante sería entonces reflexionar sobre cuáles son esos impactos y sobre todo cómo desde la actividad turística sostenible se pueden mitigar.

El sector del turismo es muy sensible y cambiante, no sólo por la influencia de factores, tanto internos como externos, de carácter político, económico o social, sino porque depende esencialmente de la calidad de otros recursos, y de la sabiduría con la que éstos hayan sido administrados, dando lugar a un ambiente cualitativamente óptimo, aplicando indicadores de sostenibilidad.

El desarrollo sostenible del turismo exige la participación de todos los actores sociales involucrados en un destino, así como un liderazgo político firme para lograr una colaboración amplia y establecer un consenso en este proceso que requiere un seguimiento constante de los impactos, para introducir las medidas preventivas o correctivas que resulten necesarias.

Los actores sociales son individuos, grupos e instituciones que concretan sus prácticas cotidianas (económicas, sociales, políticas, culturales) a nivel local. Es la capacidad real o potencial de ideal y ejecutar acciones (visto esto en sentido amplio), de agentes (reales o potenciales) de cambio social. (Informe CIPS, 2012).

El Manejo Integrado de Zonas Costeras (MIZC) constituye entonces hoy, uno de los enfoques más importantes, necesarios y novedosos a considerar, en aras de ejecutar acciones hacia el desarrollo sustentable de las costas a escala mundial, regional y local, por ser una expresión práctica ó vía de implementación de lo que aspira el desarrollo sostenible en el desarrollo las zonas costeras (Miranda, Castellanos, León, 2008).

Lograr la efectividad del Manejo Integrado de Zonas Costeras (MIZC) para solucionar verdaderamente los problemas de carácter ambiental no es nada fácil debido a múltiples factores que intervienen en provocarlos. Las acciones a cumplimentar deben estar en manos y bajo la responsabilidad de todos y cada uno de los actores sociales en sus respectivos niveles y con el compromiso de participación de los mismos a la hora de enfrentar, participar o decidir, según sean las características del problema ambiental en cuestión.

El éxito del MIZC depende en gran medida de los cambios en las actitudes y los puntos de vista de quienes conforman el contingente de la planificación sectorial. El tránsito hacia el establecimiento de un sistema de MIZC requiere no sólo de una clara voluntad política y social para su planeamiento e implementación, sino también de sólidas bases científicas que permitan su concepción, elaboración y desarrollo con todo el rigor necesario. Ello implica también enfrentar el asunto desde una perspectiva abarcadora, mediante un enfoque holístico de los asuntos marinos y costeros, y con una mayor y mejor comunicación, acercamiento y coordinación entre los individuos e instituciones.

En el destino Turístico de Varadero existe una experiencia e intento válido de implementar el enfoque de MIZC y la integración de diferentes actores sociales en este proceso a través de una Junta Coordinadora dirigida desde la Oficina de Manejo Integrado Costero desde finales del 2004, donde se constituyó un grupo de trabajo integrado por diferentes ministerios y organismos, que inició un trabajo orientado a certificar zonas de la playa, implementar sistemas de gestión ambiental en instalaciones y sectores costeros y comenzar los trabajos de evaluación de indicadores de sostenibilidad en el destino.

Teniendo en cuenta que la playa es el soporte por excelencia de la actividad turística y constituye la principal motivación de viaje y su conservación y mejoramiento son exigencias constantes para visitantes e inversionistas; las autoridades del Ministerio del Turismo en Varadero convocaron a la totalidad de los actores sociales que interactúan de una forma u otra en este importante recurso a llevar a cabo acciones que contribuyan a mejorar y conservar su imagen.

Toda la argumentación anterior permite declarar el siguiente objetivo general del trabajo, que se orienta a: Aplicar una aproximación de un programa de manejo integrado en zonas costeras para el mejoramiento de la imagen ambiental en la playa de Varadero.

DESARROLLO

Consideraciones generales del Manejo Integrado en Zonas Costeras.

El Manejo Integrado de Zonas Costeras, es un proceso relativamente joven. Por ello se considera como un experimento de política pública con un enfoque basado en el aprendizaje. Debido a esto el Manejo Integrado de Zonas Costeras debe ser flexible y adaptable, al mismo tiempo que encierra un compromiso de fortalecimiento institucional, tanto al nivel local como nacional, manteniendo un enfoque participativo dirigido a la solución de problemas.

El MIZC es un proceso organizativo, dinámico y continuo, que unifica al gobierno y la comunidad, a la ciencia y el manejo, y a los distintos intereses de las entidades económicas y de la comunidad en el desarrollo económico, la conservación de los recursos naturales, así como en la preservación e implementación de un plan integral para el desarrollo y protección de los recursos y ecosistemas costeros. (Manejo Integrado Costero. Proyecto: Acciones prioritarias para consolidar la protección de la biodiversidad en el Ecosistema Sabana – Camagüey. 2002).

El autor considera como MIZC: un proceso coordinado que integra y unifica a los órganos de gobierno en sus diferentes niveles (nacional, territorial y local), las entidades económicas, científicas y de la comunidad que permita gestionar, conservar y usar de forma sustentable la zona costera.

El MIZC parte, como concepto teórico y práctico de una base esencialmente subjetiva, que está muy poco desarrollada. Esta base consiste en la plena y permanente disposición de los individuos y de sus intenciones para el desarrollo de verdaderas relaciones de cooperación y de trabajo en conjunto. Se requiere de una franca apertura y disposición para el desarrollo de la más amplia concertación y coordinación de esfuerzos en pos de una plena y verdadera integración. Todo ello depende de manera significativa de la aplicación de adecuados y sistemáticos programas, a fin de crear y desarrollar un compromiso espontáneo y consciente para el medio ambiente en los diferentes actores sociales.

El MIZC, mucho más que un objetivo de interés local, tiene que verse como un campo de acción multilateral y de permanente cooperación, donde las experiencias y los conocimientos de todos son indispensables, pues experimentamos procesos y fenómenos naturales análogos, y al mismo tiempo se han cometido errores similares en la administración de la zona costera. Es hoy una verdad universalmente aceptada, que las investigaciones costeras y marinas del presente, por su complejidad y amplitud, quedan fuera del alcance pleno de una sola institución. De manera que puede afirmarse que la viabilidad de las investigaciones de la zona costera se sustenta en el nivel de integración existente y en el que pueda ser alcanzado en el futuro. (García, 2008).

Fases del programa de Manejo Integrado de Zonas Costeras. Resultados en el mejoramiento de la imagen de la playa Varadero.

En la bibliografía consultada, en su totalidad, coinciden que un programa de MIZC debe estar estructurado por fases que forman un proceso continuo e interactivo que puede repetir algunos ciclos antes de que el mismo esté lo suficientemente afianzado como para producir resultados efectivos. Cada fase puede denominarse como la generación de un programa donde se planifican acciones.

Según la guía para evaluar el progreso en el manejo costero elaborado por Stephen Olsen, Kem Lowry, James Tobey y asumido en el folleto Manejo Integrado Costero del Módulo de Formación Ambiental Básica del proyecto Acciones Prioritarias para consolidar la Protección de la Biodiversidad en el Ecosistema Sabana – Camagüey, las fases que conforman el ciclo de MIZC son:

Teniendo en cuenta las diferentes fases que se enuncian con anterioridad; docentes y especialistas que laboran en la temática ambiental en el territorio diseñaron y ejecutaron un grupo de acciones que se aproximan a un programa de MIZC, los resultados se muestran a continuación:

Fase 1: Identificación y evaluación de asuntos claves.

Caracterización del contexto ambiental de la playa:

La playa de Varadero constituye una forma acumulativa que funciona en constante intercambio de sedimentos y energía entre la parte emergida y la sumergida. Está constituida por sedimentos de origen marino, fundamentalmente de algas calcáreas, moluscos y foraminíferos, transportados por olas y corrientes marinas.

La playa tiene una longitud de 20 375 m con un ancho promedio de la franja de arena de 22 m y una altura promedio de la duna de más de 1 m. La temperatura media del agua es de 24 Grados Celsius. El agua presenta un alto nivel de transparencia que presentan diversas tonalidades de azul y permite una visibilidad horizontal promedio de 30 metros. La insolación media anual es de 8 horas sol con la mayor duración (superior a las 9 horas) en los meses de marzo y abril y la más baja en diciembre con 6,5 horas sol. La zona de baño es limpia y libre de vegetación. La arena es de grano fino y de color crema; existe una pendiente submarina suave, con una franja promedio de baño de 29.4 m.

La playa en general es una franja lineal continua, salvo en las zonas de Las Américas y Chapulín donde existen acantilados que interrumpen la conformación lineal y dan formas a la playa que semejan conchas semicerradas.

En los años 70 se hicieron evidentes los problemas de erosión en la playa, debidos a diversos factores naturales y antropogénicos. Como alternativa de solución se han efectuado vertimientos artificiales de arena a partir del año 1987, siendo el de mayor envergadura el gran vertimiento del año 1998, de 1 012 000 m3 de arena, vertidos sobre unos 11,5 km de la playa y la duna, obteniéndose un ancho promedio de playa de más de 30 m. En los años siguientes continuaron estos vertimiento y el último realizado fue en el 2012 con 400 000 m3 de arena, en los sectores Taínos e Hicacos.

Los vertimientos artificiales de arena desde el punto de vista paisajístico han tenido un impacto muy positivo, debido al evidente mejoramiento en las condiciones estéticas y recreacionales de la playa.

El complejo de vegetación de costa arenosa ubicada sobre la franja del litoral se encuentra modificado producto del uso de la playa. Encontramos dentro de la flora especies asociadas a la actividad del hombre, principalmente con fines ornamentales. Se destacan por su abundancia los cocoteros.

En cuanto a las comunidades faunísticas los grupos mejor representados son las aves y los reptiles. Los impactos del hombre han tenido una marcada repercusión en la densidad y diversidad de la fauna.

La flora acuática no es abundante en los fondos aledaños a la playa, por la presencia de arena que reduce la posibilidad de enraizamiento de vegetales; sin embargo, se ha detectado la presencia de algas en la orilla de la playa, tanto parda como roja, las que evidentemente han sido arrastradas por las corrientes y olas. Se destaca el alga calcárea Clorofícea halimeda s.p, la cual es de extrema importancia por la potencialidad de producción y aporte de arena a la playa de Varadero.

La fauna acuática no es abundante en el área por los mismos motivos antes expuestos; no obstante, la presencia de peces de esqueleto cartilaginosos es muy frecuente, por ejemplo, rayas y obispos. Existen peces, tales como, lenguados, mojarra blanca, sardinas, roncos, civiles. Se ha reportado la presencia de quelonios como el Carey y la Caguama, y en las partes más profundas del área se han reportado delfines.

Motivados por el incesante desarrollo del polo turístico, se ha provocado un fuerte impacto al medio natural, fundamentalmente la playa, que ha sido la motivación de este impetuoso crecimiento, provocando transformaciones y alterándose el normal funcionamiento de este frágil ecosistema, apreciando las evidencias de procesos erosivos que afectan de hecho el estado físico de la playa, las causas principales de esta situación están centradas en: La presencia de instalaciones sobre la duna, la extracción de arena en décadas pasadas, la elevación del nivel del mar asociado a los cambios climáticos globales y el déficit en los aportes de las fuentes naturales, la deforestación o inadecuada reforestación de los sectores de dunas, creación de micro vertederos de algunos puntos de la zona costera y algunas cerca delimitadora que por su diseño constructivo y su fragilidad en el tiempo, no han cumplido su función con plena eficacia.

Principales actores sociales involucrados:

En la península de Hicacos funciona un órgano de gobierno que se subordina al Consejo de la Administración del municipio de Cárdenas, donde funciona una comisión de sostenibilidad que la integran autoridades de las direcciones municipales de Salud Pública, Educación, Cultura, Vivienda y de las delegaciones territoriales de los Ministerios de Turismo; Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Construcción Recursos Hidráulicos; además de representantes de la Delegación Territorial de Gaviota, Centro de Servicios Ambientales y el Consejo Popular.

En el sistema turístico actualmente interactúan en la zona de playa varias entidades, en el caso del Ministerio del Turismo instalaciones hoteleras correspondientes a las cadenas Cubanacan, Gran Caribe e Islazul, además de la Empresa Emprestur Citur Varadero y la Inmoviliaria y del grupo Gaviota instalaciones hoteleras y la empresa constructora ALMEST.

Liderazgo gubernamental del asunto seleccionado:

La iniciativa gubernamental parte de la Delegación del Ministerio del Turismo en Matanzas y el órgano de gobierno de la península de Hicacos.

Asunto sobre el cual se enfocará el esfuerzo. Método de trabajo:

El trabajo está encaminado al mejoramiento de la imagen de la playa de Varadero. Se utilizó como método de trabajo la observación directa, identificándose los impactos ambientales negativos a través de la fotografía digital.

Meta del Programa:

Propiciar un mejoramiento de la imagen ambiental de la playa de Varadero a partir de la disminución de los impactos negativos que han provocado su deterioro.

Fase 2: Preparación del programa:

Objetivos específicos:

Experiencias precedentes en materia de MIZC:

En 1996 es creada la Oficina Inversionista para la Recuperación de la Playa de Varadero y desde finales del 2004, se constituyó un Grupo de trabajo integrado por diferentes ministerios y organismos (Junta de Coordinadora del Programa Playa de Varadero), que inició un trabajo orientado a certificar zonas de la playa y comenzar los trabajos de identificación de indicadores de sostenibilidad.

Desde inicios del 2006 y hasta la actualidad funciona un programa integrando acciones que incluye: mantenimiento, mejoramiento y monitoreo de la playa y las dunas; actualización del plan de demoliciones y ordenamiento ambiental de la zona costera; investigaciones, informatización y nuevos proyectos científico – técnicos; saneamiento ambiental y subprograma encaminados a la educación ambiental y supervisión y control. El logro fundamental de este programa es que ha logrado una concertación de actores sociales que intervienen de alguna manera en la gestión ambiental de la playa.

Beneficios de la investigación preliminar:

Los resultados de la investigación han sido utilizados por la Delegación Territorial del Ministerio del Turismo en Matanzas, propiciando que los actores involucrados encaminen acciones que mejoren la imagen de la playa de Varadero.

Líderes del programa:

Este programa es conducido por docentes del Centro de Capacitación de la Delegación del Ministerio del Turismo en Matanzas y especialistas ambientales de la Empresa Arentur en el territorio.

Preparación del plan:

Desarrollo de la capacidad local:

La totalidad de los actores sociales involucrados en el programa en mayor o menor medida se han familiarizado con experiencias pertinentes en el propio escenario de la playa a través de la Oficina de Manejo Costero y todos deben tener roles significativos en la implementación de esta propuesta y de cada uno de ellos depende que la estrategia de manejo cause efecto en el mejoramiento de la imagen de la playa.

Programa de educación y concientización:

El Centro de Capacitación de la Delegación del Ministerio del Turismo en Matanzas, participa como protagonista en este programa de manejo y a su vez tiene la responsabilidad de capacitar en esta materia a los principales actores sociales involucrados a través de talleres y conferencias planificadas que propicien los resultados del diagnóstico inicial y los avances que se han obtenido al implementar el plan de acción propuesto.

Fase 3: Adopción formar y financiamiento.

La adopción formal del programa requirió de la decisión administrativa de la Delegación Territorial del Ministerio del Turismo y del órgano de gobierno en el municipio.

Los recursos y el financiamiento requerido para el mejoramiento de cada problemática detectada serían gestionados por cada entidad u organismo involucrado.

Fase 4: Implementación.

En el proceso de implementación se realizó el diagnóstico por sectores de playa. Para facilitar el trabajo del equipo y para una mejor comprensión de los resultados obtenidos se tomó como referencia la división por sectores efectuada por la Dirección de Planificación Física en su plan director.

Resultados del diagnóstico inicial:

En el recorrido realizado a lo largo de los 22 km de playa se identificaron varios impactos ambientales negativos que en la actualidad provocan el deterioro de su imagen, entre sus principales se encuentran:

Aunque existe un plan de demolición, aun existe la presencia de instalaciones sobre la duna y en algunos casos se encuentran deterioradas sus estructuras, presencia en algunos sectores de vehículos ligeros en el área de duna, desplazamiento de piletas delimitadoras o de cercas en áreas de acceso a la playa, presencia de especies de plantas no autóctonas, sombrillas en mal estado, cercas delimitadoras en mal estado, carencia en algunos sectores de cestos para desechos sólidos, afloramientos rocosos y desplazamiento de la arena en determinadas bocacalles que dificultan el acceso.

Conformación del plan de acción.

Las acciones propuestas estaban en función de la problemática identificada en cada sitio, las principales se mencionan a continuación: Continuar con el proceso de demolición de instalaciones que aún se localizan encima de la duna, aplicar por parte de la autoridad en el territorio el Decreto – Ley 200 de contravenciones en materia de medio ambiente, restablecer las piletas delimitadoras en áreas de acceso a la playa, eliminar las especies de plantas no autóctonas, capacitar a los gestores de la reforestación de la zona costera, restablecer las sombrillas que se encuentran en mal estado constructivo, eliminar restos de antiguas construcciones con deterioro en zonas costeras, eliminar cercas en mal estado, colocar cestos para desechos sólidos, eliminar los accesos a la playa (pasarelas) que incumplen con la legislación ambiental vigente, continuar con la ejecución de proyectos de mejoramiento de la playa que propicie la eliminación de los afloramientos rocosos, eliminar la acumulación de arena en determinadas bocacalles, llevar a cabo en las áreas que lo requiera la reforestación de la duna, incrementar la información que contribuya al cuidado de la playa y el fortalecimiento de la educación ambiental.

Presentar a la totalidad de los actores sociales los resultados obtenidos.

Los resultados del diagnóstico inicial y la propuesta del plan de acción fueron presentados en el Comité Territorial de Calidad y en el órgano de gobierno y en ambos se acordaron que las instituciones involucradas debían elaborar un plan de medida en función de sus implicaciones.

Fortalecimiento del marco legal del programa:

En Cuba existe un marco legal en materia de medio ambiente que propicia un uso sostenible de los recursos naturales, en particular en la zona costera se debe tener en cuenta el Decreto – Ley 212, Gestión de Zona Costera que tienen como objeto establecer las disposiciones para la delimitación, la protección y el uso sostenible de la zona costera y su zona de protección, conforme a los principios del manejo integrado.

Las contravenciones en materia de medio ambiente respecto a la zona costera aparecen reflejadas en el artículo 9 del Decreto – Ley 200, este se aplica en la península, en caso que sea necesario por inspectores integrales subordinados al gobierno y autoridades regulatoria del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Mecanismos de integración:

Existe integración en los organismos participantes en el apoyo del equipamiento de transporte para realizar los recorridos y horas laborables del personal involucrado en cada acción propuesta, así como la asignación de recursos según lo requiera.

Programas de monitoreo:

Una vez que se esté aplicando el plan de acción propuesto, el equipo multidisciplinario conformará un programa de monitoreo con una frecuencia trimestral y constatará en la práctica si se han logrado resultados en el mejoramiento de la imagen de la playa de Varadero en cada uno de los sectores.

Fase 5: Evaluación.

En necesario tener en cuenta que existen resultados que se evidencia en el cumplimiento de los objetivos generales y específicos previstos, entre los que se destacan:

Se ha continuado el proceso de demolición de instalaciones que aún se localizan encima de la duna, aplicación por parte de la autoridad en el territorio las contravenciones en materia de Medio Ambiente, se han restablecido piletas delimitadoras, se comenzó ha eliminar especies de plantas no autóctonas, se han restablecido sombrillas y cerca delimitadoras que se encuentran en mal estado constructivo, se han colocado cestos para desechos sólidos a lo largo de toda la península, se han continuado con la ejecución de proyectos de mejoramiento de la playa que propicia la eliminación de los afloramientos rocosos, la eliminación de acumulación de arena en determinadas bocacalles, se ha comenzado la reforestación de la duna con especies autóctonas de la región y se ha incrementado la información ambiental que contribuye al cuidado de la playa.

CONCLUSIONES:

BIBLIOGRAFÍA

Cabrera, J.A., Moreno, M.L., Mena, A., Consuegra, B., Rojas, L. 2005. Del enfoque integrado de la gestión ambiental y turística en la playa de Varadero (Cuba), a una propuesta para un sistema de certificación nacional- local de playas. Revista de Medio Ambiente, Turismo y Sustentabilidad. Volumen 1, Número 2. .Universidad del Caribe y Dirección de Medio Ambiente del H. Municipio de Solidaridad, Quintana Roo, México. 57-65 p: Abril.

 

 

Autor:

MSc. Frank Huerta López

MSc. Marta Martínez Rodríguez

Institución: Centro de Capacitación. Delegación del Ministerio del Turismo. Matanzas.