Monografías Plus »

La antropologìa y su importancia

Monografía destacada


La importancia de la antropologìa en el conocimiento de la realidad

1.1. Definición de Antropología.

El término "Antropología" procede de las raíces griegas "antropos" (hombre) y "logos" (tratado). Ello configura entonces la denominación de esta maravillosa ciencia bajo los siguientes términos: Tratado acerca del hombre.

Indubitablemente, no existe nada más apasionante que el estudio que hagamos de la humana especie en todas sus manifestaciones.

"No podemos olvidar que, queramos o no, ha sido y es el hombre el eterno protagonista de la historia. De allí que no podamos pasar por alto sus logros, su evolución, sus conquistas en todos los campos del saber humano, sus incursiones en el desarrollo del pensamiento social, sus aventuras derivadas en descubrimientos asombrosos, etcétera.

Incuestionablemente que ello hace que esta ciencia tenga una visión eminentemente antropocéntrica en los terrenos del humanismo y del cientifismo de todos los tiempos.

Es el estudio de la humanidad, de los pueblos antiguos y modernos y de sus estilos de vida. Las diferentes ramas de la antropología se centran en distintos aspecto de la experiencia humana.

Algunas de ellas estudian cómo nuestra especie evolucionó a partir de especies más antiguas. Otras analizan cómo llegamos a poseer la aptitud para el lenguaje, de qué manera lo desarrollamos y diversificamos y los modos en que las lenguas modernas satisfacen las necesidades de la comunicación humana.

Otras, por último, se ocupan de las tradiciones aprendidas del pensamiento y la conducta humanas, de la forma en que evolucionaron y se diversificaron las culturas antiguas y de cómo y por qué cambian o permanecen inmutables las culturas modernas." AGEAC (2016).

1.2. Importancia de la Antropología.

Muchas disciplinas, además de la antropología, se ocupan del estudio de los seres humanos. Biólogos, genetistas y psicólogos estudian nuestra naturaleza física. Muchas otras, entre ellas la sociología, la geografía humana, la psicología social, la historia, la ciencia política, la economía, la lingüística, la teología, la filosofía, la musicología, el arte, la literatura y la arquitectura, se ocupan de nuestro comportamiento cultural, intelectual y estético.

"Lo que diferencia a la antropología de las otras disciplinas es su carácter global y comparativo. Otras ramas del saber abordan únicamente un segmento concreto de la experiencia humana o una época o fase concreta de nuestro desarrollo cultural y biológico. Pero los antropólogos nunca fundamentan sus descubrimientos en el estudio de una sola población, raza, tribu, clase, nación, tiempo o lugar.

Los antropólogos insisten, ante todo, en que se contrasten las conclusiones extraídas del estudio de un grupo humano o de una determinada civilización con datos provenientes de otros grupos o civilizaciones. De esta manera, los antropólogos aspiran a dominar los prejuicios de su propio sexo, clase, raza, religión, nación, grupo étnico o cultura. Desde la perspectiva antropológica, todos los pueblos y culturas son igualmente merecedores de estudio.

Debido a su perspectiva biológica, arqueológica, lingüística, cultural, comparativa y global, la antropología puede dar respuesta a muchas preguntas fundamentales. Puede contribuir al entendimiento del significado de nuestra herencia animal y, por tanto, a la definición de lo que es característicamente humano en nuestra naturaleza. Está estratégicamente equipada para estudiar la importancia cultural y biológica de la raza en la evolución de las culturas y en la conducción de la vida contemporánea. Y también posee la clave para comprender los orígenes de la desigualdad social en forma de racismo, sexismo, explotación, pobreza y subdesarrollo internacional." LAMPREA, K. (2013).

1.3. Antropología: Construcción social de la realidad.

Solo existe sociológicamente hablando, individuos y sus relaciones. La sociedad como entidad general, no posee ninguna existencia aparte de los individuos que la componen.

Es cierto que desde los orígenes de la humanidad, el hombre es activo, pero de ningún modo se trata de una actividad consciente, planeada, independiente de cada individuo. El individuo modifica mediante su acción la naturaleza y el mundo que lo rodea, pero soporta condiciones que de ningún modo ha creado. (La naturaleza, su estructura corporal y mental, etc.)

"Aparentemente reina en la superficie de la sociedad el azar. Pero ahí donde en la superficie de las cosas parece reinar la casualidad, ésta se halla siempre gobernada por leyes internas, ocultas, que son las relaciones sociales dadas. Estas leyes que rigen la vida social no significa de ningún modo dejar de investigar lo que quieren o aspiran los individuos en particular, cuál es su voluntad, si es que esta movida por la reflexión o por la pasión.

Las voluntades individuales (o sea la conciencia) que actúan en la sociedad producen casi siempre resultados muy distintos a los perseguidos. Ejemplo: una revolución, lo que se persigue no era cambiar una estructura económica sino los hombres en el poder. La relación entre la conciencia, el sujeto y las condiciones objetivas no pueden ser comprendidas correctamente más que considerándolas a todas ellas como un proceso interactuante.

El mundo no puede ser considerado como un conjunto de cosas acabadas, reflejadas en la cabeza de los hombres a través de parcialidades de la realidad, la base material proporciona elementos de conocimiento. Que orillan al individuo a mejorar, conservar o transformar su conducta; y en ese proceso, cambian o refuerzan esas ideas, a la vez que cambian la base. Las ideas aisladas no cuentan pero cuando éstas aprenden dicha realidad y unifican muchas voluntades basadas en esa práctica verificadora de su validez, influyen sobre la base material, que a su vez, como marco general, propiciará nuevas ideas." LAMPREA, K. (2013).

Monografias.com

1.4. La crítica antropológica para buscar la realidad.

 Andrés López Pérez (2015), Licenciado en Antropología Social, sostiene que "mucha gente se cuestiona qué aporta la crítica antropológica para nuestros conocimientos, aunque otra gente ni siquiera se cuestiona la crítica y pasan directamente a refutar o contradecir la crítica que realizan los antropólogos/as, a través de comentarios populares basados en sus propias experiencias, y cuando no, en lo que mejor encaja bajo su punto de vista lógica.

Lógica o sentido común, como dos conceptos que suelen confundirse a la hora de observar el objeto de estudio. Pero en cualquiera que sea el caso, el resultado es enriquecedor para quienes critican, y también para quien es autor de recibir esas críticas sociales, ya que también se buscan resultados cuando aparece la crítica, que son cuestionables o analizadas. Porque si algo es verdad, es que la realidad social se construye, se vive y se analiza de acuerdo con los parámetros sociales establecidos por los métodos que utiliza la antropología.

Los antropólogos/as se encargan de observar, describir e interpretar los acontecimientos pasados, presentes y posibles que el hombre crea en su espacio imaginario, y lo convierte en realidad social. Este proceso de transformación es lo que llamamos puramente cultura, y aunque cada grupo de personas crea su propia estructura social, la finalidad de los seres humanos no es otra que satisfacer su supervivencia en un lugar concreto del planeta.

Pero durante la convivencia de determinados grupos de personas, suceden acontecimientos que el hombre ha construido a través de unos procesos psicológicos, y que normalmente están relacionados con los fenómenos naturales, donde a veces aparece una fe ciega, seguida de una creencia ancestral que la gente práctica con el paso del tiempo. Y eso se hace por encima de aquellos planteamientos científicos que terminan contradiciendo la realidad social inventada. A pesar de que los grupos de personas siguen empeñados en que ni la ciencia ni otra construcción social, puede ser más verdadera que la propia fe dogmática. Es entonces cuando los antropólogos/as, a diferencia de la crítica social popular, observan la realidad, la analizan e interpretan para finalmente obtener una conclusión

Durante ese proceso aparece una crítica, pero sin tener nada que ver con esas opiniones populares que de algún modo intentan desafiar al planteamiento antropológico, porque tras la crítica antropológica, existe algo más que un bagaje al que durante un tiempo se vio sometido un antropólogo/a principiante. Pues se necesita una serie de propiedades esenciales humanistas para ver el mundo, comprender a la sociedad y el papel que desempeñan los seres humanos en el entramado que han construido. Digamos que el antropólogo/a, llegado el momento empieza a experimentar una serie de cambios que lamentablemente son irreversibles."

1.5. Estudio de la realidad y método científico.

"El estudio científico de la realidad no puede limitarse a la deducción de ciertas conclusiones sobre la base de la simple observación. La manera de producir nuevos conocimientos científicos no es otra que investigar la realidad de acuerdo con un método riguroso, el método científico. Consiste éste en un proceso que consta de tres fases básicas:

1). Formulación de suposiciones para explicar hechos conocidos.

2). Contraste continuo de esas suposiciones con la realidad.

3). Reformulación de los primitivos supuestos de acuerdo con los resultados del contraste.

Es imprescindible, además, seguir procedimientos rigurosos, claros y explícitos para que la repetición de las experiencias reales sobre las que se trabaja sea posible en cualquier momento  con toda exactitud, y, por tanto los resultados sean verificables. En definitiva se trata de partir de una idea supuesta (hipótesis) y de ver si se cumple en la realidad (verificación) a lo largo de una serie de pruebas determinadas (experimentación).

La utilización de un instrumental matemático - las mediciones y escalas- permite, en las ciencias físico-naturales, hacer observaciones rigurosas y exactas, lo que se llama estudio cuantitativo. Pero la Antropología se ocupa de la realidad socio-cultural, que es más difícilmente cuantificable. No por ello deja de ser una disciplina científica - se interesa en descubrir nuevas realidades, perfilar conceptos  y enunciar principios en la medida de lo posible, puesto que se trata de la conducta humana, aunque adopta su propia forma de conocer: el estudio cualitativo de los fenómenos socioculturales.

A cambio de la cuantificación del conocimiento, la Antropología ofrece una visión comprensiva de la realidad socio-cultural al estudiar todos los aspectos de cada sociedad, al ordenar los fenómenos particulares dentro del conjunto global y al descubrir sus mutuas interrelaciones. Como tiene contacto directo con su objeto de estudio - la sociedad y sus miembros-  puede apreciar, por ejemplo, de qué manera interaccionan sentimientos personales, grupos e instituciones. La atención al detalle y el sentido de la inmediatez son, en consecuencia, básicos para el trabajo antropológico.Para lograr todo esto, los antropólogos suelen reducir y homogeneizar el objeto de sus investigaciones. Tradicionalmente, se estudiaban solo pequeñas comunidades; ahora se analizan sectores, determinados por alguna característica común, de sociedades más amplias. La investigación antropológica tiene, como cualquier otra, diversas fases claramente delimitadas, preparación, recogida de datos, elaboración de éstos y análisis de los resultados."  Andrés López Pérez (2015).

1.6. Conocimiento y realidad.

JUAN ADOLFO VÁZQUEZ (1949, de la Universidad Nacional de Tucumán sostiene que "las diversas maneras de concebir la relación que existe entre el conocimiento y la realidad han dado lugar a planteamientos muy diferentes del problema gnoseológico, con muy distintas implicaciones metafísicas. Si por razones de economía expositiva reducimos estas diferencias a un par de esquemas no quiere decirse que estos paradigmas tengan un valor ontológico.

Son, simplemente, cómodos para aprisionar un tema en pocas páginas. Una de las grandes concepciones gnoseológicas está representada por Aristóteles, Tomás, Descartes, Locke y Kant; la otra por Platón, Plotino, Agustín, Leibniz y Bergson. Hemos elegido cinco nombres distinguidos de cada familia, sin pretender agotar la nómina posible ni olvidar todas las diferencias de matices que existen entre las posiciones de los autores* citados en una y otra línea. Tampoco pretendemos que en todos ellos se encuentre una discusión expresa del problema.

En verdad el análisis gnoseológico sólo alcanza plena conciencia en algunos de los filósofos citados; pero este hecho en principio no impide reconocer la existencia de los supuestos gnoseológicos metafísicos sobre los cuales opera la filosofía de cada pensador. Limitamos por ahora este resumen a los tres puntos siguientes:

1). Conocer significa participar de una realidad consustancial con nuestro propio existir.

2). Nuestro existir se caracteriza por estar siempre en proyección dinámica en un sentido que implica esparcirnos hacia la trivialidad exterior donde el tiempo se descompone en sucesivos períodos discretos, o concentrarnos en un sentido inverso hacia los estratos más oscuros y profundos de nuestro ser donde la precipitación de los instantes del tiempo parece detenerse.

3). La participación cognoscitiva que acompaña los diferentes modos o grados de existencia significa una mayor o menor conciencia de la fundamental unidad de lo real, donde estamos, nos movemos y tenemos nuestro ser. No es hora de decidir cuál de los dos esquemas gnoseológico-metafísicos es más adecuado para hacer frente al problema del conocimiento y su relación con la realidad; pero las precedentes consideraciones pueden servir de sugerencias preliminares para una teoría general del saber basada en una ontología del espíritu humano que haga justicia no sólo a lo temporal y fugaz sino también a lo que hay de eterno en el hombre.

1.7. Antecedentes de la Antropología.

Se atribuye al explorador François Péron haber sido quien usó por primera ocasión el término antropología. Péron recogió en esa obra un conjunto de datos sobre los aborígenes de Tasmania, que fueron casi exterminados en los años que siguieron al paso de Péron por la isla. Sin embargo, Péron no fue el primero ni el más antiguo de quienes estaban interesados en la cuestión de la diversidad humana y sus manifestaciones.

El estudio del ser humano viene de muy antiguo. Heródoto (484-425 a. C.) en sus Historias nos cuenta las diferencias entre los distintos habitantes del mundo (libia, Egipto, Grecia, Asia Menor), y nos habla de las diferencias de cráneo entre egipcios y persas. Hipócrates (460-377 a. C.) lanza la teoría de que el medio influye en los caracteres físicos del hombre, y llama la atención sobre las diferencias de quienes habitan climas distintos. Aristóteles (384-322 a. C.) estudia al hombre por ser el animal más complejo. Llama la atención sobre el tamaño de su cráneo, mucho mayor que en el resto de animales, así como sobre su carácter bípedo y que es el único animal capaz de deliberar y reflexionar

"Algunos autores consideran a fray  Bernardino de Sahagún como uno de los antecedentes más notables de la etnografía. De la misma manera que otros misioneros del siglo XVI, Sahagún estaba preocupado por las diversas maneras en que la religión de los indígenas podría confundirse con el cristianismo recién implantado. En el afán de comprender mejor a los pueblosnahuas del centro de Nueva España, Sahagún investigó de manera muy detallada la historia, las costumbres y las creencias de los nahuas antes de la llegada de los españoles. Para hacerlo tuvo que aprender náhuatl. Luego, con el apoyo de algunos de sus informantes, organizó la información obtenida en una obra pensada para un público más o menos amplio. El resultado fue el Códice Florentino, de vital importancia en el conocimiento de la civilización mesoamericana precolombina.

Georges-Louis Leclerc, conde de Buffon, quien escribió Histoire Naturelle (1749) donde se enlazan las ciencias naturales y la diversidad física de la especie humana (anatomía comparada) con la inquietud por comprender la diversidad de las expresiones culturales de los pueblos.

 De manera análoga, algunos pensadores de la Ilustración como  Montesquieu, Rousseau  e incluso el matemático D'Alembert abordaron la materia, y propusieron algunas hipótesis sobre el origen de las relaciones sociales, las formas de gobierno y los temperamentos de las naciones." WIKIPEDIA La enciclopedia libre (2016).

1.8. Historia de la Antropología.

Durante el siglo XIX, la llamada entonces Antropología general incluía un amplísimo espectro de intereses, desde la paleontología del cuaternario al folclore europeo, pasando por el estudio comparado de los pueblos aborígenes. Fue por ello una rama de la Historia Natural y del historicismo cultural alemán que se propuso el estudio científico de la historia de la diversidad humana.

"Tras la aparición de los modelos evolucionistas y el desarrollo del método científico en las ciencias naturales, muchos autores pensaron que los fenómenos históricos también seguirían pautas deducibles por observación. El desarrollo inicial de la antropología como disciplina más o menos autónoma del conjunto de las Ciencias Naturales coincide con el auge del pensamiento ilustrado y posteriormente del positivismo que elevaba la razón como una capacidad distintiva de los seres humanos. Su desarrollo se pudo vincular muy pronto a los intereses del colonialismo europeo derivado de la Revolución industrial.

Los primeros descriptores importantes son las Greco-Romanas (cultura clásica). Los Griegos y Romanos describen especialmente sus costumbres, ya que pensaban que sólo existía su civilización. Para ellos, los bárbaros eran aquellos que no pertenecían a su cultura.

El descubrimiento de América, la vuelta al mundo y la teoría geocéntrica influyen en la Antropología porque como consecuencia de estos hechos nacen nuevas culturas (Inca, Maya) con un gran dominio del calendario y la escultura y con cultos nuevos. Es por ello que los cristianos creían deber salvar y convertir a ésas "bestias sin alma".

El encomendero los tenía como esclavos hasta convertirlos al cristianismo. Posteriormente siguieron descubriéndose el resto de zonas geográficas. Los antropólogos viajan para estudiar y conocer diferentes culturas.

Por razones que tienen que ver con el proyecto de la New Republic norteamericana, y sobre todo con el problema de la gestión de los asuntos indios, la antropología de campo empezó a tener bases profesionales en Estados Unidos en el último tercio del s. XIX, a partir del Bureau of American Ethnology y de la Smithsonian Institution. El antropólogo alemán Franz Boas, inicialmente vinculado a este tipo de tarea, institucionalizó académica y profesionalmente la Antropología en Estados Unidos. En la Gran Bretaña victoriana, Edward Burnett Tylor y posteriormente autores como William Rivers y más tarde Bronislaw Malinowski y Alfred Reginald Radcliffe-Brown desarrollaron un modelo profesionalizado de Antropología académica. Lo mismo sucedió en Alemania antes de 1918." WIKIPEDIA La enciclopedia libre (2016).

"En todas las potencias coloniales de principios de siglo hay esbozos de profesionalización de la Antropología que no acabaron de cuajar hasta después de la II Guerra Mundial. En el caso de España puede citarse a Caro Baroja y a diversos africanistas y arabistas que estudiaron las culturas del Norte de África. En todos los países occidentales se incorporó el modelo profesional de la Antropología anglosajona. Por este motivo, la mayor parte de la producción de la Antropología social o cultural antes de 1960 —lo que se conoce como modelo antropológico clásico— se basa en etnografías producidas en América, Asia, Oceanía y África, pero con un peso muy inferior de Europa. La razón es que en el continente europeo prevaleció una etnografía positivista, destinada a apuntalar un discurso sobre la identidad nacional, tanto en los países germánicos como en los escandinavos y los eslavos.

Históricamente hablando, el proyecto de Antropología general se componía de cuatro ramas: la lingüística, la arqueología, la Antropología biológica y la antropología social, referida esta última como antropología cultural o etnología en algunos países. Estas últimas ponen especial énfasis en el análisis comparado de la cultura —término sobre el que no existe consenso entre las corrientes antropológicas—, que se realiza básicamente por un proceso trifásico, que comprende, en primera instancia, una investigación de gabinete; en segundo lugar, una inmersión cultural que se conoce como etnografía o trabajo de campo y, por último, el análisis de los datos obtenidos mediante el trabajo de campo.

El modelo antropológico clásico de la antropología social fue abandonado en la segunda mitad del siglo XX. Actualmente los antropólogos trabajan prácticamente todos los ámbitos de la cultura y la sociedad."  Andrés López Pérez (2015).

1.9. Objeto de estudio antropológico.

El cráneo del niño de Taung, en la parte inferior, descubierto en Sudáfrica. Este niño era un Australopithecus africanus, una forma intermedia de hominino.

La materia de estudio de la Antropología ha sido materia de debate desde el nacimiento de la disciplina, aunque es común a todas las posturas el compartir la preocupación por producir conocimiento sobre el ser humano.

Monografias.com

"La materia de estudio de la Antropología ha sido materia de debate desde el nacimiento de la disciplina, aunque es común a todas las posturas el compartir la preocupación por producir conocimiento sobre el ser humano. La manera en que se aborda la cuestión es lo que plantea el desacuerdo, porque la materia puede abordarse desde diversos puntos de vista. Sin embargo, desde el inicio la configuración epistemológica de la Antropología consistió en la pregunta por el Otro. Esta es una cuestión central en las ciencias y disciplinas antropológicas que se va configurando desde el Renacimiento.

Tras el desarrollo de diferentes tradiciones teóricas en diversos países, entró en debate cuál era el aspecto de la vida humana que correspondía estudiar a la antropología. Para esa época, los lingüistas y arqueólogos ya habían definido sus propios campos de acción. Edward Burnett Tylor, en las primeras líneas del capítulo primero de su obra Cultura primitiva, había propuesto que el objeto era la cultura o civilización, entendida como un «todo complejo» que incluye las creencias, el arte, la moral, el derecho, las costumbres y cualesquiera otros hábitos adquiridos por el hombre como miembro de una sociedad. Esta propuesta está presente en todas las corrientes de la antropología, ya sea que se declaren a favor o en contra.

Sin embargo, a partir del debate se presenta un fenómeno de constante atomización en la disciplina, a tal grado que para muchos autores —por citar el ejemplo más conocido—, el estudio de la cultura sería el campo de la antropología cultural; el de las estructuras sociales sería facultad de la antropología social propiamente dicha. De esta suerte, Radcliffe-Brown(antropólogo social) consideraba como una disciplina diferente (y errada, por lo demás) la que realizaban Franz Boas y sus alumnos (antropólogos culturales). Según Clifford Geertz, el objeto de la antropología es el estudio de la diversidad cultural." WIKIPEDIA La enciclopedia libre (2016).

"La antropología es una ciencia que estudia las respuestas del ser humano ante el medio, las relaciones interpersonales y el marco sociocultural en que se desenvuelven, cuyo objeto va a ser el estudio del hombre en sus múltiples relaciones; además estudia la cultura como elemento diferenciador de los demás seres humanos. Estudia al hombre en su totalidad, incluyendo los aspectos biológicos y socioculturales como parte integral de cualquier grupo o sociedad. Se convirtió en una ciencia empírica que reunió mucha información, además fue la primera ciencia que introdujo el trabajo de campo y surge de los relatos de viajeros, misioneros, etc. Autores como Manuel Marzal (1998: 16), sostienen que Antropología Cultural, Antropología Social y Etnología son la misma disciplina."  Andrés López Pérez (2015).

1.10. Código de ética y política en Antropología.

"Algunos problemas éticos surgen de la sencilla razón de que los antropólogos tienen más poder que los pueblos que estudian. Se ha argumentado que la disciplina es una forma de colonialismo en la cual los antropólogos obtienen poder a expensas de los sujetos. Según esto, los antropólogos adquieren poder explotando el conocimiento y los artefactos de los pueblos que investigan. Estos, por su parte, no obtienen nada a cambio, y en el colmo, llevan la pérdida en la transacción. De hecho, la llamada escuela británica estuvo ligada explícitamente, en su origen, a la administración colonial.

Otros problemas son derivados también del énfasis en el relativismo cultural de la antropología estadounidense y su añeja oposición al concepto de raza. El desarrollo de la sociobiología hacia finales de la década de 1960 fue objetado por antropólogos culturales como Marshall Sahlins, quien argumentaba que se trataba de una posición reduccionista. Algunos autores, como John Randal Baker, continuaron con el desarrollo del concepto biológico de raza hasta la década de 1970, cuando el nacimiento de la genética se volvió central en este frente."  Andrés López Pérez (2015).

"Recientemente, Kevin B. MacDonald criticó la antropología boasiana como parte de la estrategia judía para acelerar la inmigración masiva y destruir a Occidente (The Culture of Critique, 2002). En tanto que la genética ha avanzado como ciencia, algunos antropólogos como Luca Cavalli-Sforza han dado actualizado el concepto de raza de acuerdo con los nuevos descubrimientos (tales como el trazo de las migraciones antiguas por medio del ADN de la mitocondria y del cromosoma Y).

La antropología tiene una historia de asociaciones con las agencias gubernamentales de inteligencia y la política antibelicosa. Boas rechazó públicamente la participación de los Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial, lo mismo que la colaboración de algunos antropólogos con el servicio de inteligencia de Estados Unidos. En contraste, muchos antropólogos contemporáneos de Boas fueron activos participantes en estas guerras de múltiples formas. Entre ellos se cuentan las docenas de antropólogos que sirvieron en la Oficina de Servicios Estratégicos y la Oficina de Información de Guerra. Como ejemplo, se tiene a Ruth Benedict, autora de El crisantemo y la espada, que es un informe sobre la cultura japonesa realizado a pedido del Ejército de los Estados Unidos.

Monografias.com

Fotografía del antropólogo Josef Mengele. A veces la antropología puede ser utilizada con fines perversos, tal y como hizo durante el Holocausto.

En 1950 la Asociación Antropológica Estadounidense (AAA) proveyó a la CIA información especializada de sus miembros, y bastantes antropólogos participaron en la Operación Camelot en Latinoamérica y la guerra de Vietnam. Aunque en aquellos años, varios otros antropólogos estuvieron sumamente activos en el movimiento pacifista e hicieron pública su oposición en la American Anthropological Association, condenando el involucramiento del gremio en operaciones militares encubierto.

Monografias.com

Logo de la Asociación Americana de Antropología.

Hoy en día, los colegios profesionales de antropólogos censuran el servicio estatal de la antropología y su deontología les puede impedir a los antropólogos dar conferencias secretas con fines colonizadores. La Asociación Británica de Antropología Social, ha calificado ciertas becas éticamente peligrosas, por ejemplo, ha condenado el programa de la CIA 'Pat Roberts Intelligence Scholars Program', que patrocina a estudiantes de antropología en las universidades de Estados Unidos en preparación a tareas de espionaje para el gobierno.

La Declaración de Responsabilidad Profesional de la American Anthropological Association afirma claramente que «en relación con el gobierno propio o anfitrión (...) no deben aceptarse acuerdos de investigaciones secretas, reportes secretos o informes de ningún tipo».

Los antropólogos, junto con otros científicos sociales, han trabajado con los militares de EE.UU. como parte de la estrategia del Ejército de EE.UU. en Afganistán, este programa de intervención se denomina: Human Terrain System." WIKIPEDIA La enciclopedia libre (2016).

1.11. Métodos de la Antropología.

El inicio de la antropología data del siglo XIX. Es una ciencia relativamente joven, aunque ya se estudia anteriormente. Se considera una ciencia porque hace unos del método.

"La Antropología como ciencia no debería experimentar, puesto que alteraría las relaciones. El primer método que se utilizó para el estudio de la Antropología fue la OBSERVACIÓN IMPARCIAL O DIRECTA (observación sin participación, muda)

A partir de los años 50, se requieren otro tipo de métodos:

1- OBSERVACIÓN PARTICIPANTE: además de lo que observa, el antropólogo busca información e interviene en la vida de la estudiada. El inconveniente de este método es la elección de informadores adecuados. Los observadores son fases que se desarrollan en el campo del estudio.

2- ANÁLISIS: una vez observada la sociedad en estudio, se debe recuperar y reorganizar para su posterior estudio.

3- INTERPRETACIÓN: según los hechos recopilados y analizados, debe hacerse una interpretación de los mismos para explicarlos.

4- La ACULTURACIÓN, es la apropiación de una cultura ajena a la de origen de otros valores."

1.12. Leyes de la Antropología.

Leyes antropológicas básicas:

a- No hay cultura superior a otra.

b- Las culturas son dinámicas, evolucionan (excepto sí hay inculturación).

c- Viajar hacia otras culturas, se debe ser lo más neutral posible.

La aparición de la agricultura y la ganadería actuaron en la sociedad posibilitando que se mantenga la gente en una misma zona, agrupándose así hasta culturizarse. En el siglo XX, la antropología es del todo científica, porque se basa en el conocimiento exhaustivo." EL RINCÒN DE LOS VAGOS (1998).

1.13. ¿Qué hacen los antropólogos?

·         Los antropólogos hacen etnografías.

·         Las etnografías son estudios sistemáticos de cualquier actividad o hecho humano, como el sexo, la muerte, o la producción de bienes.

·         Las etnografías se basan en la observación participante, que significa participar de estos hechos hasta que adquieran significado. Ese significado es la cultura.

·         Así el sexo se comprende dentro de las relaciones de pareja y familiares, la muerte dentro de la religión, o la producción dentro de la economía.

1.14. Cosas que se dicen de los antropólogos.

·         Los antropólogos desentierran huesos

·         Los antropólogos miden cráneos

·         Los antropólogos se van a estudiar pueblos extraños

·         Los antropólogos son románticos, soñadores e idealistas: pero no sirven para nada.

1.15. Cosas que no se saben de los antropólogos.

·         Los antropólogos médicos encontraron las vías de transmisión del SIDA.

·         Los antropólogos del desarrollo han conseguido cambiar los planes desarrollistas por desarrollo sostenido.

·         Los antropólogos urbanos son responsables de reordenamientos como los de la Barcelona olímpica o de los realojamientos de Palomeras en Madrid.

·         Los antropólogos aplicados han creado políticas públicas para absorber la inmigración y combatir el racismo.

·         Los antropólogos industriales llevan desarrollando los recursos humanos en las empresas desde los años treinta.

·         Los antropólogos culturales han logrado que muchas culturas hayan encontrado su lugar en la globalización sin ser destruidas.

·         Los antropólogos de empresa son clave para entender las relaciones dentro de las empresas y el comportamiento de los mercados y consumidores fuera de ellas.

 

1.16. El objeto y sujeto del estudio antropológico.

Objeto: El Hombre

Sujeto: El Hombre

El Hombre es objeto y sujeto de toda antropología, porque el hombre se estudia a sí mismo.

Esta ciencia postula que nada de lo humano (salvo la biología) es inherente a su naturaleza. Por ello, el objeto del análisis antropológico no puede ser tomado como una cosa dada. La definición del problema a investigar pasa por la reflexión teórica y empírica del fenómeno.

"Tras el desarrollo de diferentes tradiciones teóricas en diversos países, entró en debate cuál era el aspecto de la vida humana que correspondía estudiar a la antropología. Para esa época, los lingüistas y arqueólogos ya habían definido sus propios campos de acción. Edward B. Tylor en las primeras líneas del capítulo primero de su obra Cultura primitiva había propuesto que el objeto era la cultura o civilización, entendida como un «todo complejo» que incluye las creencias, el arte, la moral, el derecho, las costumbres, y cualesquiera otros hábitos adquiridos por el hombre en cuanto miembro de una sociedad. Esta propuesta está presente en todas las corrientes de la antropología, ya sea que se declaren a favor o en contra de la misma.

Sin embargo, a partir del debate se presenta un fenómeno de constante atomización en la disciplina, a tal grado que para muchos autores —por citar el ejemplo más conocido—, el estudio de la cultura sería el campo de la antropología cultural; el de las estructuras sociales sería facultad de la antropología social propiamente dicha. De esta suerte, Radcliffe-Brown (antropólogo social) consideraba como una disciplina diferente (y errada, por lo demás) la que realizaban Franz Boas y sus alumnos (antropólogos culturales). Según Clifford Geertz, el objeto de la antropología es el estudio de la diversidad cultural." SARNAGO, Leticia (2009).

1.17. La antropología en Latinoamérica.

"La antropología latinoamericana enraíza en la escuela culturalista estadounidense de Franz Boas (EE.UU.) Uno de sus alumnos, Manuel Gamio (México), fundó la tradición antropológica mexicana, y el mismo Boas dio clases en ese país.

Su desarrollo como disciplina científica en casi todos los países del subcontinente está ligado con la actividad estatal. De hecho, en el período comprendido aproximadamente entre los años 1930 y 1970, en muchos países de América Latina se fundaron instituciones antropológicas paraestatales que tenían la función de planificar y desarrollar programas de desarrollo dirigidos a la integración de los indígenas en la sociedad nacional.

Posteriormente, durante la década de 1960 y hasta 1980 aproximadamente, la antropología iberoamericana recibió una fuerte influencia del marxismo, que se convirtió en la corriente dominante en muchas de las instituciones formadoras de los antropólogos iberoamericanos. El avance de la teoría marxista en la antropología de la región puso el énfasis de la investigación social en cuestiones relacionadas con el subdesarrollo, las comunidades campesinas, la cuestión indígena y su exclusión con respecto al resto de la sociedad.

Al mismo tiempo, los antropólogos volvieron la mirada a la ciudad, interesados en el fenómeno de la rápida urbanización que se vivía en países como Argentina, Brasil, México y Perú; proceso que iba acompañado de un deterioro en las condiciones de vida de las familias citadas de primera generación."

SARNAGO, Leticia (2009).

1.18. Fines de la Antropología.

Martha Chaparro Pacheco (2010), sostiene que son tres los fines de la Antropología. A saber:

1ºÂ Objetividad

2ºÂ Totalidad

3ºÂ Significación

1º Objetividad:

Es la primera ambición de la antropología con lo que hay que inculcar el gusto y el método por y para ella. Sin embargo esta objetividad debe ser precisada, pues no se trata de hacer abstracción de sus creencias, preferencias y prejuicios, porque una objetividad semejante caracteriza a todas las ciencias sociales, y si no, no podrían aspirar a tener título de ciencias.

La objetividad a la que aspira la antropología va más lejos, no se trata de trascender los valores propios de la sociedad a la que pertenece el-la observador/a, sino más bien trascender sus "métodos de pensamiento", de alcanzar una formulación válida no sólo para un/a observador/a honesto/a y objetivo/a, sino para todos/as los/as observadores/as posibles, -por esto es que es tan universal la antropología-.

El/la antropólogo/a hace algo más que acallar sus sentimientos: elabora nuevas categorías mentales, contribuye a introducir nociones de tiempo y espacio, de oposición y contradicción.

La búsqueda de objetividad de la antropología es total y únicamente puede desenvolverse en un nivel en que los fenómenos conservan una significación humana y siguen siendo comprensibles -intelectual y sentimentalmente para una conciencia individual.

2º Totalidad:

La segunda ambición de la antropología es la totalidad. En la vida social la antropología ve un sistema cuyas partes se hallan todas orgánicamente ligadas entre sí, reconoce de buen grado que para profundizar el conocimiento de ciertos tipos de fenómenos, es indispensable descomponer un conjunto. Al igual que el/la psicólogo/a o el/la sociólogo/a se interesa demasiado en el método de modelos, y que practica en campos como el parentesco.

Así cuando el/la antropólogo/a busca construir modelos tiene en vista descubrir -y esa es su intención- una "forma común" a las diversas manifestaciones de la vida social.

Esta tendencia se halla tras la noción de "Hecho Social Total" en Marcel Mauss, como tras la noción de "Pattern" (Configuración, Modelo, Norma) de la antropología anglosajona.

3º Significación:

La tercera originalidad de la antropología es la más difícil de definir, y sin embargo es más importante que los otros dos fines.

Se ha caracterizado las sociedades que estudia clásicamente la antropología, o sea, las "sociedades primitivas" de modo negativo, como: "no civilizadas", "sin escritura", "pre-mecánicas", que se desconoce lo positivo. Siendo que las razones de la etnología reposan en lo positivo. Y la realidad positiva de estas sociedades es que están fundadas, en mucho mayor grado que otras, en relaciones personales, en vínculos concretos entre individuos.

Y aunque estas sociedades son muy extensas o dispersas, las reacciones entre los/as individuos más alejados/as entre sí se construyen siguiendo el tipo de relaciones más directas, cuyo modelo, es por lo común el parentesco.

Campos de la antropología

Wilmer Mejía Carrión (2015), estudiante de Antropología Cultural en la UNFV, al igual que otros autores, tratan de Ramas y no de Campos de la Antropología. "Todos sabemos que la Antropología se ha ramificado con el propósito de ser más eficiente en sus diversas investigaciones. Por ello tenemos, principalmente:

1). La Antropología biológica o física. 2). La Antropología social o cultural. 3). La Arqueología. 4). La Antropología lingüística.

Es más, Mejía y otros autores consideran solo cuatro las Ramas o Campos de la Antropología. Katherine Rosana LAMPREA CÀRDENAS (2013) y otros investigadores sostiene que son cinco las Ramas o Campos, la combinación de los cinco campos de la antropología se denomina Antropología General y los demuestra mediante los siguientes organizadores visuales:

2.1. RAMAS DE LA ANTROPOLOGÌA:

Monografias.com

Monografias.com

1. LA ARQUEOLOGÍA.