Procedimiento para la logística inversa de los residuos sólidos generados en las empresas turísticas cubanas



RESUMEN

Se presenta una aplicación de un procedimiento que permite establecer estrategias para la logística inversa de los principales residuos sólidos generados en las pequeñas y medianas instalaciones turísticas hoteleras cubanas a partir del diagnóstico del comportamiento medioambiental que incluye la determinación de un indicador de evaluación. Los métodos utilizados partieron de un análisis teórico de las concepciones más actuales de la literatura internacional y nacional disponible. Se aplicaron técnicas, tales como: observación directa, encuestas, entrevistas individuales, técnicas de trabajo en grupo, análisis de documentos y registros. Su correcta aplicación proporciona mejoras competitivas en la empresa para lograr una gestión adecuada de los residuos sólidos que son emitidos al medio ambiente. Esto permite alcanzar un turismo ecológicamente sostenible.

Palabras claves: medio ambiente, logística inversa, gestión de residuos sólidos.

INTRODUCCION

El crecimiento económico, la innovación de las actividades industriales y la innovación técnica no controlada contribuyen a un deterioro medioambiental progresivo. Esta situación ha llevado a un replanteamiento del tema y un cambio de actitud, que considera las cuestiones medioambientales de gran relevancia social. Hoy resulta muy común identificar calidad de vida, con el disfrute de un medio ambiente lo más íntegro y lo menos deteriorado posible.

Esto significa que la problemática medioambiental debe convertirse en un objeto tanto para el gobierno de un país, como para todos los agentes económicos del mundo. Actualmente se realizan grandes esfuerzos, a nivel global, por evitar o corregir (en los casos que ya se produjo) el deterioro ambiental tanto a nivel micro como macroeconómico. En este sentido, la empresa constituye uno de los agentes económicos fundamentales, ya que juega un papel protagónico en la solución o prevención de estos problemas.

Por otra parte, la gestión de los productos que finalizan su vida útil es un problema que cada vez acapara mayor atención por parte de investigadores, empresas, consumidores y administraciones públicas. Existe la tendencia mundial actual de considerar a los fabricantes como responsables últimos de los residuos generados por el consumo de sus productos. Esto requiere de mecanismos capaces de recuperar y gestionar adecuadamente estos productos fuera de uso con el objetivo de contribuir a una adecuada "eliminación" de los mismos. Esto, que en un primer momento puede parecer un costo añadido para la empresa, puede gestionarse para que potencie ventajas competitivas. A través del desarrollo de procedimientos eficientes para la recuperación y reutilización de los productos desechados por los consumidores o productos fuera de uso [1, 2, 3].

En el mundo está vigente cada vez más la necesidad de implementar los nuevos conceptos de logística inversa, motivado por la necesaria disminución de residuos que afectan el medio ambiente. Cuba no está ajena a esta necesidad atendiendo al tratamiento óptimo de los residuos, así como su inserción en las etapas de los procesos logísticos, de esta forma, comienza la necesidad de reducir, reutilizar y reciclar, como actividades clave en el proceso logístico empresarial.

Las empresas turísticas cubanas se ven obligadas a incrementar la productividad y a realizar un amplio estudio en el tratamiento de los residuos para optimizar y aprovechar al máximo cada recurso. Se ayudan a la protección del medio ambiente, debido a la creciente competencia en el mercado mundial y la exigencia del hombre por alcanzar un entorno ecológicamente sostenible [4, 5, 6].

En concordancia con lo anteriormente planteado, existe un grupo de investigaciones que plantean modelos de referencia y elementos para el tratamiento de los residuos sólidos tanto para zonas urbanas como zonas costeras, además del desarrollo de estrategias de logística inversa [1, 2, 8, 9].

Debido a la creciente competencia en el mercado mundial y la exigencia del hombre por alcanzar un entorno ecológicamente sostenible, las empresas turísticas cubanas se ven obligadas a incrementar la productividad y a realizar un amplio estudio en el tratamiento de los residuos, con el objetivo de optimizar y aprovechar al máximo cada recurso, ayudando a la protección del medio ambiente, disminuyendo la emisión de residuos al ambiente.

La recuperación de los residuos no solo supone para las empresas turísticas alcanzar mejoría en las condiciones de los ecosistemas terrestres que lo rodean. Implica beneficios económicos a la entidad por los ingresos que aporta la venta de estos residuos.

Debido a lo anterior, el presente artículo muestra la aplicación de un procedimiento que permite gestionar adecuadamente los residuos sólidos generados en las instalaciones hoteleras pequeñas y medianas en la región central de Cuba [10].

La aplicación de este procedimiento posibilita la identificación y clasificación de los residuos generados y el establecimiento de estrategias con un enfoque de logística inversa. Esto propicia que se atenúe el daño ambiental producido por la emisión de este tipo de residuos al medio ambiente. Lo anterior, se evidencia en los resultados alcanzados en su aplicación en dos instalaciones hoteleras. Y se mejora el comportamiento ambiental en los hoteles donde se aplican las estrategias que propone este procedimiento.

DESARROLLO

El procedimiento para la gestión de los residuos sólidos generados en las pequeñas y medianas instalaciones turísticas. Se considera elementos de las estrategias de la logística inversa a partir de aspectos analizados en la bibliografía consultada [7, 11, 12, 13].

El procedimiento consta de cuatro fases que a su vez se dividen en subetapas:

Fase I: Diagnóstico del Comportamiento Medioambiental

Fase II: Análisis del Impacto Medio Ambiental

Fase III: Gestión de los Residuos Sólidos

Fase IV: Control

En la figura 1 se observa el procedimiento para la gestión de los residuos sólidos generados en pequeñas y medianas instalaciones turísticas cubanas.

FASE 1: Diagnóstico del comportamiento medioambiental

Etapa 1: Caracterización general de la entidad

El objetivo fundamental que se persigue en esta primera etapa consiste en realizar una caracterización general de la entidad objeto de estudio. Para ello es necesario obtener información sobre los elementos más importantes que la identifican:

Etapa 2: Estudio de la gestión medioambiental

Selección y preparación del personal que va a realizar el estudio

En este paso se selecciona el personal que va a ser el encargado de realizar el diagnóstico del comportamiento medioambiental de la entidad por la importancia que tiene detectar los problemas que afectan al medio ambiente y por ende mejorar la gestión medioambiental.

Monografias.com

Aplicación de la encuesta

Primeramente, es necesario sensibilizar al personal que va a estar vinculado directamente en la aplicación de la encuesta por la importancia que tiene la ejecución del diagnóstico, y por ende, la necesidad de su disposición, compromiso, sinceridad y participación activa en el estudio con vistas a detectar las principales deficiencias que presenta la organización en esta esfera para posteriormente establecer las medidas pertinentes.

Realización de entrevistas individuales

Una vez obtenido una primera versión de los posibles problemas a partir del procesamiento de la encuesta aplicada al personal, es necesario validar la misma, para ello se realizan entrevistas individuales al personal que pueda ofrecer una mejor opinión sobre los resultados obtenidos, partiendo de que este personal debe tener experiencia y conocimiento sobre el tema que se está investigando.

Enriquecimiento y agrupamiento de los problemas detectados

Para alcanzar el objetivo de esta etapa es necesario utilizar técnicas de trabajo en grupos, siendo la tormenta de ideas o "Brainstorming" una de las más usadas, participando en él un grupo de expertos seleccionado de acuerdo a su conocimiento en la actividad. El procedimiento que se sigue parte de pedirles a los expertos que a partir de la lista de problemas ya detectados expongan otros problemas existentes que no hayan sido revelados. Una vez generadas nuevas ideas de problemas, posteriormente los expertos proceden a realizar un agrupamiento de los mismos de acuerdo a la similitud que tengan.

Etapa 3: Cálculo y evaluación del Indicador de Comportamiento Medioambiental (ICMA)

En esta etapa se determina el ICMA utilizando el trabajo de expertos. Estos expertos deben cumplir al menos 1 de los requisitos siguientes:

Las variables a tener en cuenta para el análisis del ICMA se aprecian en la tabla 1.

Tabla 1: Variables a tener en cuenta para el análisis del ICMA.

No.

VARIABLES

1

Consumo total de materiales

2

Cantidad total de embalaje

3

Consumo total de energía

4

Consumo total de agua

5

Cantidad total de residuos

6

Cantidad de residuos para reciclaje

7

Cantidad de residuos para la eliminación

8

Emisiones al aire de NO4, SO2, vapor de H2O

9

Cantidad total de aguas residuales

10

Volumen de transporte de mercancías

Fuente: Elaboración propia a partir de la consulta

de fuentes bibliográficas [18]

Una vez analizadas cada una de las variables de la Tabla 1 se trabaja con el grupo de expertos para que procedan a determinar el peso de cada una de las variables que conforman el ICMA. Este peso se asigna atendiendo al grado de importancia e influencia que presenta cada una en la organización.

Por último, se procede a determinar el peso de cada criterio utilizando la ecuación (1).

Monografias.com (1)

Donde:

Monografias.compeso del criterio j

n: número total de criterios

Eij: nivel de importancia del criterios i sobre el j

Luego se procede a evaluar cada una de las variables según su comportamiento en la instalación, por los niveles siguientes, como se aprecia en la tabla 2:

Tabla 2: Niveles de comportamiento

para dar puntuación a las variables.

Niveles de Comportamiento

Puntos

Muy Bien

10 – 9

Bien

8 – 7

Regular

6 – 5

Mal

4 – 3

Muy Mal

2 – 1

Determinación del ICMA a través de la ecuación (2):

Monografias.com (2)

Donde:

ICMA: indicador de comportamiento medio ambiental

Monografias.compeso relativo de la característica del patrón de excelencia

Monografias.compuntuación dada la característica del patrón de excelencia

n: cantidad de variables

Una vez determinado el ICMA se procede a evaluar el mismo partiendo de la escala mostrada en la tabla 3:

Tabla 3: Escala de evaluación del ICMA

EVALUACION

RANGO

EXCELENTE

100 = ICMA = 85

BIEN

85 > ICMA = 65

REGULAR

65 > ICMA = 45

DEFICIENTE

45 > ICMA = 30

GRAVE

30 > ICMA = 1

FASE 2: Análisis de impacto ambiental

Etapa 1: Identificación de los residuos que producen impacto ambiental

Esta etapa identifica cuáles son los principales residuos generados en la producción y/o prestación de servicio en las instalaciones turísticas, para ello se parte de los resultados obtenidos en la aplicación de la encuesta en la primera fase de este procedimiento referida a la identificación de los residuos generados en las áreas analizadas. Se realizan además entrevistas al personal de la entidad que pueda ofrecer información detallada sobre este aspecto.

Etapa 2: Agrupamiento de residuos por tipo

Una vez identificados los residuos que se generan en la instalación turística, se agrupan acorde a las características que presentan.

Los grupos de residuos, son:

En esta investigación solo se tendrán en cuenta los residuales clasificados dentro del grupo de los residuos sólidos, pues son los que en su mayoría terminan convirtiéndose en basura, cuyo destino final es el vertedero o los rellenos sanitarios, provocando así un impacto perjudicial al medio ambiente.

En estudios preliminares realizados en las instalaciones turísticas se pueden resumir cuatro grandes grupos de residuales sólidos generados en estas entidades, estos son: vidrio, plástico, papel y cartón, aluminio y otros metales no ferrosos.

FASE 3: Gestión de los residuos sólidos.

Etapa 1: Selección de la variante para la gestión de los residuos

La selección de la variante más favorable para la gestión de los residuos en la organización es un proceso de toma de decisiones que dependerá de las características de desenvolvimiento económico de la entidad, pues en algunas de ellas requiere grandes inversiones, estas variantes son las siguientes:

Variante A: subcontratación por parte del hotel del servicio de recogida de los residuos por una empresa especializada. En caso de seleccionar esta variante se procede directamente a ejecutar la fase IV del procedimiento.

Variante B: la gestión de los residuos se realizará por parte de la empresa que comprará los mismos. En caso de seleccionar esta variante se procede directamente a la fase IV del procedimiento.

Variante C: la gestión de los residuos se realizará por parte del hotel.

Variante D: Mixta

Etapa 2: Organización del almacenamiento

Esta etapa parte de determinar cómo se almacenan estos residuos sólidos para su pronta recuperación en otros procesos.

Para establecer las alternativas de almacenamiento es necesario proponer cuáles serán los requisitos de selección y/o clasificación de cada uno de los grupos de residuos sólidos anteriormente identificados.

Grupos de residuos sólidos:

A continuación se muestran se muestran las dos alternativas que se proponen para el almacenamiento de los residuos sólidos generados en el hotel.

Alternativa 1: Almacenamiento sencillo

Alternativa 2: Almacenamiento combinado

Etapa 3: Determinación del ciclo de recogida de los residuos

El ciclo de recogida de los desechos dependerá del tipo de medios de transporte con que cuente la empresa encargada de transportar los residuos sólidos. La cantidad de estos medios para la recogida de desechos ya almacenados se realiza a partir de datos históricos. Se utiliza el procedimiento propuesto por Cespón (2011) [14].

Etapa 4. Venta de los residuos

Para la venta de los residuos (previamente identificados y almacenados) es necesario establecer contacto con la empresa que será la encargada de realizar la compra de dichos residuos. Se tendrá en cuenta la empresa que será la encargada de realizar la compra a partir de la variante de gestión seleccionada en la Etapa 1 de la presente fase.

FASE 4: Control.

Etapa 1: Cálculo del Indicador de Comportamiento Medioambiental de control (ICMAc)

El ICMAc es un indicador de control que permite evaluar si el comportamiento ambiental de la entidad logró mejorar o no una vez aplicada las estrategias y/o alternativas propuestas en el procedimiento, este indicador cuantifica importantes evoluciones en la protección medioambiental en la empresa y lo hace comparable no solo dentro de la empresa para valorar su comportamiento año tras año, sino también como patrón de comparación con otras instalaciones turísticas dentro del grupo de pequeñas y medianas.

Para realizar el cálculo de este indicador ICMAc se procede siguiendo los mismos pasos planteados en la etapa 3, fase I de este procedimiento para el cálculo del ICMA.

Etapa 2. Comparación del ICMAc vs. ICMA

Si ICMAc> ICMA: Los resultados alcanzados con la gestión de los residuos sólidos logró mejorar el comportamiento medioambiental de la entidad turística. Se obtuvieron resultados favorables, ya sea tanto para la imagen de la organización, como para la protección adecuada del MA. Proceder a la ejecución de la fase II para garantizar un mejoramiento continuo del procedimiento.

Si ICMAc = ICMA: No se obtienen resultados satisfactorios en cuanto al mejoramiento del comportamiento medioambiental de la entidad, se procede a comenzar nuevamente la etapa 2 de la fase I.

RESULTADOS

Con la aplicación del procedimiento en una pequeña instalación hotelera, se evidencia que el comportamiento ambiental medido a través del ICMA (Tabla 4), aún presenta reservas que propicien el mejoramiento de la gestión medioambiental. Se procede a clasificar los residuos generados en cada área de la instalación hotelera para establecer estrategias de logística inversa. Estas estrategias se enfocan en la selección y determinación del tipo de medios y áreas de almacenamiento de los residuos. Se encaminan en la determinación de la cantidad de medios de transporte necesarios y su destino.

Una vez establecidas estas estrategias seleccionadas se determina el ICMAc obteniéndose como resultado una mejora en el comportamiento ambiental. Esto se refleja en los valores obtenidos en los casos de estudios analizados, los cuales se observan en la tabla 5.

Tabla 4: Resultado de la aplicación del procedimiento

Instalaciones hoteleras

Hotel "Mascote"

ICMA (antes)

53.56 %

Residuos sólidos identificados

Vidrio: botellas de bebida (330ml y 750ml).

Plástico: frascos de agua y refresco (500ml y 1500ml); vasos, platos y cubiertos desechables.

Papel y Cartón: servilletas, papel de oficina, cajas de cartón, frascos de jugos.

Aluminio y otros metales no ferrosos: latas de conserva, de bebida y refresco

Estrategia seleccionada

Alternativa 1. Almacenamiento sencillo

Tipos de medios de almacenamiento

Vidrio: almacenarlo en sacos de nylon con capacidad promedio de 5kg.

Plástico: almacenarlo en contenedores plásticos que soportan un peso de 9 Kg. y que identifique con una figura en su exterior su contenido.

Papel y cartón: almacenarlo bajo techo en pacas con un peso aproximado de 5 Kg.

Aluminio y otros metales no ferrosos: almacenarlo en contenedores plásticos que soportan un peso de 9Kg y que identifique con una figura en su exterior su contenido.

Ciclo de recogida

Lunes y jueves

Tipo de medio de transporte

Panel Piaggio

Cantidad de viajes en cada ciclo de recogida

2

ICMAc (después)

71.45 %

DISCUSION

En la instalación hotelera estudiada se generan residuos fundamentalmente de tipo sólidos, a los cuales no se les da el tratamiento adecuado debido a que no son clasificados ni separados por tipo de residuos. Se mezclan en un mismo medio de almacenamiento residuos de diferentes tipos, los cuales terminan siendo contaminados y vertidos en los vertederos y rellenos sanitarios de la cuidad.

En el estudio, se identifican los principales residuos generados, permitiendo tener información sobre su cantidad. Con esta información, el procedimiento permite seleccionar la estrategia adecuada para cada tipo de instalación hoteleras según sus características.

La recogida de los residuos en ambas instalaciones estudiadas las realiza una empresa contratada por no contar en los hoteles con los medios de transporte requeridos. Se determina además la frecuencia y la cantidad de viajes a realizar por la empresa contratada a partir de los medios de transporte que estas disponen.

Los resultados evidencian mejoría en el indicador de comportamiento ambiental. Representado en el incremento del ICMAc en comparación con el ICMA, donde la instalación hotelera analizada aumenta su valor (Tabla 4). Dicho incremento es una consecuencia de la aplicación de las medidas adoptadas en los hoteles a partir de la selección de la variante adecuada para la gestión de los residuos.

El procedimiento aplicado ayuda a los directivos de la instalación a la toma de decisiones y establecer los mecanismos adecuados que permitan disminuir en la medida de lo posible, la generación de los residuos y la emisión de los mismos al medio ambiente.

CONCLUSIONES

REFERENCIAS

1. Ponte C. Manejo integrado de residuos sólidos: Programa de reciclaje. Revista de Investigación Instituto Pedagógico de Caracas. 2008; 3 (63):173-200. ISSN 1010-2914.

2. Nylund S. Reverse Logistics and Green Logistics. International Business. 2012; 5:5-12. ISSN 0969-5931

3. Broche Fernández Y. Procedimiento para la logística inversa de los residuos sólidos generados en Pequeñas y Medianas Instalaciones Turísticas Hoteleras cubanas [tesis de maestría]: Universidad Central Marta Abreu de Las Villas; 2009.

4. Calva Alejo CL, Rojas Caldelas RI. Diagnóstico de la Gestión de Residuos Sólidos Urbanos en el Municipio de Mexicali, México: Retos para el Logro de una Planeación Sustentable. Información tecnológica. 2014; 25(3):59-72. ISSN 0718-0764.

5. Fuentes R. El turismo y su influencia en la estrategia de desarrollo en Cuba. Retos Turísticos. 2011; 10 (1-2):16-20. ISSN 1681-9713.

6. Um Flores E, Momo F. Indicadores de comportamiento del turismo de masa y turismo ecológico en un sistema de equilibrio: caso isla Gran Canaria. Revista de Dinámica de Sistemas. 2011 5(2):60-87. ISSN 0718-1884.

7. Gómez Montoya R, Correa Espina lA, Vásquez Herrera L. Logística inversa, un enfoque con responsabilidad social empresarial. Criterio Libre. 2012; 10 (16):143-58 ISSN 1900-0642.

8. Ali Ilgin M, Gupta SM. Environmentally conscious manufactiring and product recovery (ECMPRO): a review of the estate of the art. Journal of Environmental Management. 2010; 91:563-91. ISSN 0301-4797.

9. López L. Indicadores ambientales en diagnósticos a hoteles de Varadero en el periodo 2000-2008. Retos Turísticos. 2011; 10(1-2):11-5. ISSN 1681-9713.

10. Oficina Nacional de Normalización. NC 127: 2001 Industria Turística. Requisitos para la clasificación por categorías de los establecimientos de alojamiento turístico. La Habana: ONN; 2001.

11. Souza GC. Closed-Loop Supply Chains: a critical review, and future research. Decision Sciences. 2013; 44(1):7-32. ISSN 1540-4609.

12. Cabeza MA. El proceso de planificación estratégica en la gestión del reciclaje. Revista Ciencia e Ingeniería. 2003; 24(2):1-7. ISSN 2244-8780.

13. Mollenkopf DA, Frankel R, Russo I. Creating value through returns management: exporting the marketing-operations inteface. Journal of Environmental Management. 2011 (29):391-403. ISSN 1432-1009.

14. Cespón R. Administración de la cadena de suministros. Villa Clara, Cuba: Logicuba; 2011. 30.ISBN 978-959-7191-41-4.

 

 

Autor:

Ing. Rider Carmona Sampedro