Monografías Plus »

Relación de la poesía y la filosofía en el pensamiento humano



Resumen

La investigación tuvo como objetivo analizar la relación de la poesía y la filosofía en el desarrollo del pensamiento humano, definen dos verdades fundamentales, "la existencia de la razón y el sentimiento en todo acto humano". La razón filosófica para entender la ciencia, y la verdad poética para entender al hombre en su ser, estas dos disciplinas, no solo se limitan a la mera experiencia subjetiva. Sino que buscan el vínculo entre las dos posiciones del conocimiento; la filosofía busca el diálogo, con una connotación cultural, porque en ella resplandece la verdad, que ayuda al hombre a plantear su existencia en forma diferente. La poesía insta al hombre a luchar por la autenticidad y originalidad de los sentimientos, que desvela los misterios de un ser que lo ha vivido todo. Escribir poesía es una necesidad biológica. Que obliga al ser humano, expresar lo que dicta su corazón. Los sueños, la existencia de la vida, el amor, la dicha, la tristeza, es decir es una alucinación que transporta el pensamiento humano del mundo real al infinito, en busca de una respuesta que al final, halla en las letras. La poesía es un compromiso con la lengua y la palabra, en ella radica la universalidad del pensamiento humano, que describe, la historia que le ha tocado vivir al hombre, no elude su realidad social, la poesía es una manera de existir, de expresar razones ideológicas, que permite la evolución del género humano producto de sus propias acciones.

palabras claves: relación de la poesía y la filosofía en el pensamiento

ABSTRAC:

The investigation had as aim analyze the relation of the poetry and the philosophy in the development of the human thought, they define two fundamental truths, " the existence of the reason and the feeling in any human act ". The philosophical reason to understand the science, and the poetical truth to understand the man in his being, these two disciplines, not only they limit themselves to the mere subjective experience. But they look for the link between both positions of the knowledge; the philosophy looks for the dialog, with a cultural connotation, because in her there shines the truth, which helps the man to raise his existence in different form. The poetry urges the man to fight for the genuineness and originality of the feelings, which reveals the mysteries of a being who has lived through everything. To write poetry is a biological need. That forces the human being, to express what dictates his heart. The dreams, the existence of the life, the love, the happiness, the sadness, that is to say is a hallucination that transports the human thought of the real world to the infinite, in search of a response that ultimately, it finds in the letters. The poetry is a commitment with the language and the word, in her it takes root in the universality of the human thought, which it describes, the history that he has had to live through the man, does not elude his social reality, the poetry is a way of existing, of expressing ideological reasons, which the evolution of the mankind allows product of his own actions.

Key words: relation of the poetry and the philosophy in the thought

Introducción

Dicen que la poesía y la filosofía fueron inventadas para acomodar nuestros sentimientos, a las circunstancias adversas de nuestras vidas. Y a través de esta investigación filosófica, se analiza la relación de ambas disciplinas, y su desarrollo en la universalidad del pensamiento humano, así entender el problema del hombre, entender la vida, los sentimientos, entrever sobre la relación de la poesía y la filosofía, qué hay más allá de la razón y los sentimientos. Se analiza los conceptos filosóficos que manifiestan la relación de ambas disciplinas que datan desde los albores de la historia. Ya que la poesía como la filosofía, son indispensables en el desarrollo universal del pensamiento humano, aunque se muestran uno distinto al otro.

El objetivo de este trabajo es relievar la relación existente entre ambas disciplinas a través del diálogo y el análisis bibliográfico, para alcanzar un pensamiento verdadero. Quienes repasan los conceptos de la filosofía y la poesía, definen que son el afecto y la motivación de la existencia humana, son algo más que una distracción, es la acción y la razón, son el espíritu y el alma, es el amor y el odio en la vida de los seres humanos

Poesía y filosofía, reparten lo más sublime que existe en la naturaleza del ser humano, "la comunicación"; ambas son la misma cosa. La poesía es más cercana a la tierra, la filosofía más divina y sagrada, es decir; que la poesía, es una fusión de varios argumentos como el arte, la música y el ritmo, expresada en letras que describen estados de ánimo de personas que sueñan, lloran, cantan y ríen. Es decir, la poesía aparece como la alternativa de unidad y equilibrio entre el estado emocional del hombre, mientras que la filosofía es la razón del estado emocional del hombre, es decir; es la justificación de la acción.

En síntesis, la filosofía y la poesía, son almas gemelas, son hermanas; ambos están destinados a mostrar lo más sublime que hay en el ser humano.

Materiales y métodos

MATERIAL

Porque el Espíritu creativo duerme en la piedra, sueña en la flor, despierta en el animal y sabe que está despierto en el ser humano" Tal visión nos propicia una fecunda mística cósmica ecológica, Nos encontramos inmersos en un campo de absoluta energía que alimenta las energías del universo y nuestra propia energía vital y espiritual". En ese sentido para el desarrollo de esta investigación, se utiliza logística académica, que consiste en el levantamiento de información a través de encuestas de opinión aplicadas a los profesionales que cursan el Postdoctorado en la UAP. Con el consentimiento informado libre y voluntario.

MÉTODO

Para promover el arte y la belleza en el pensamiento humano, se debe entender la realidad como una intrincada urdimbre de relaciones humanas, porque nos cuesta entender la vida, para entender el amor, el arte, la fe. Para crear una filosofía auténticamente humana, sólo tiene sentido hablar, creer en el arte y la belleza a través de la poesía expresado con el pensamiento humano. Situarse en el seno de esa experiencia que permitió a la moderna cosmología hablar de espíritu, entender las tradiciones transculturales de la humanidad. Es posible la poesía, el arte y la inspiración en todos los órdenes del conocimiento hasta el más formalizado de la física. En ese sentido el método que se utiliza en esta investigación es el método descriptivo y analítico

Marco teórico

Con la pretensión de indagar sobre la relación de la Poesía y la filosofía en el pensamiento humano, en el marco del Post Doctorado de la Universidad Alas Peruanas, lo que se pretende es develar el espíritu creativo de las cosas que está contemplado en las experiencias vividas de las personas. Una verdad que se pretende rescatar gracias al artista de las letras y de la razón, quienes se entregan a ellas desde la integridad de su ser, poniendo sus experiencias, su mundo afectivo e imaginario, sus sentimientos junto a las formas lingüísticas con que intenta representar este acontecimiento. Sobre la relación de la poesía y la filosofía, como universalidad del pensamiento. Al respecto, los grandes filósofos de la historia dijeron lo siguiente.

María Zambrano. Sostiene que el hombre se compone de dos mitades, el filósofo y el poeta, ambos insuficientes por si solos. En la poesía se encuentra directamente al hombre concreto y en la filosofía al hombre universal en su querer ser. Son dos anhelos en el hombre la filosofía y la poesía, la belleza y la inquietud por conocer.

Rubén Darío. Sostiene que la poesía es el arte que vence el espacio y el tiempo. Pero no era una poesía cualquiera, su poesía estaba repleta de filosofía porque afirmaba: "He meditado ante el problema de la existencia y he procurado ir hacia la más alta idealidad. He expresado lo expresable de mi alma y he querido penetrar en el alma de los demás y hundirme en la vasta alma universal.

Jorge Ángel Livraga. Sostiene que el filósofo, bebe agua de la misma naturaleza que el poeta, ésa es su fuente. La observa y la ama. Continuamente busca conocerla, aunque sea un misterio inapresable. El filósofo es el hombre que, aunque se quedase sin libros podría seguir leyendo y, aunque se quedase sin naturaleza alrededor, podría seguir soñando. Todo filósofo es un eterno buscador.

En cambio, Aristocles, más conocido como Platón. Enfrenta a la poesía profundamente con la ética, en lo que se ha llamado "condenación de la poesía", pero ¿condena verdaderamente la poesía? Platón personalmente resuelve de forma triunfal el aparente conflicto: con una pluma repleta de belleza e ideología hace irrumpir el mito poético cuando la razón finaliza su función.

En consecuencia, estos pensamientos son concepciones retóricas del lenguaje, vitales e intensas, muy imaginativas que el hombre sensato y versado en la literatura pone en práctica, para rescatar el arte poético dominada en muchos pasajes por lo erótico y lo culto. Urge crear un camino nuevo para que el arte poético y filosófico glorifique lo olvidado, y crea una teoría poética y filosófica más precisa sobre el pensamiento humano, que permita retratar la historia para enseñar, aprender y difundir los legados culturales de nuestro género.

Se debe crear una nueva corriente literaria y filosófica, con pensamiento integrador donde florezca un nuevo arte poético con un espíritu más profundo, más auténtico que sea un sello de identificación de las pasiones, fantasías y del misticismo de la poesía. La universalidad del pensamiento humano gobierna todo el ámbito visible de la realidad, de la antigua morada, de la sabiduría existente, de la metáfora de las ideas. Al respecto, Platón nos da las principales claves para la interpretación de la universalidad del pensamiento; debemos comparar la región visible con la morada-prisión y la luz del fuego que hay en ella con el poder del Sol. 

Por otro lado, Carmen Romano sostiene que la poesía y la filosofía, tienen una relación peculiar. Las cuales tienen que ver, por ejemplo: con el cuestionamiento por los orígenes de la creación artística, el problema de la autoría, la relación entre lo que se pretende manifestar en la obra y los medios de expresión a los que se recurre, por mencionar algunos. Con su estudio, apunta hacia la peculiar relación existente entre la filosofía y la poesía, en tanto ambas comparten de manera fundamental el construir lugares privilegiados del advenimiento del ser ultimo de lo real, que se manifiesta en la poesía. Esto con el fin de mostrar que la filosofía se ha preocupado mucho por mantener el peculiar estilo que comparten con la poesía. Al respecto, en las palabras de Octavio Paz, encontramos como testimonio poético quien nos dice que: el testimonio poético nos revela otro mundo dentro de este mundo. Designa algo que está más allá de la realidad que la origina, algo nuevo y distinto de los términos que se la componen. Antes que aclararnos las ideas la poesía permite la apertura de dimensiones fundamentales radicales del ser de lo real.

Por otro lado, Heidegger nos dice que la poesía no es un adorno que acompaña la existencia, ni solo una pasajera exaltación ni un acaloramiento y diversión, es ante todo, una experiencia estética, en palabras de adorno. Algo que el espíritu no podrá extraer ni del mundo ni de sí mismo, es la posibilidad prometida por la imposibilidad. La filosofía y la poesía, son dos maneras fundamentales de acceder al ámbito de mayor radicalidad de lo real, de los cuales, como caras diversas de la misma moneda, nos presentan perspectivas siempre vinculadas y convergentes. La evidencia concreta de la poesía son los poemas, como tales tienen una unidad de sentido propio. La filosofía suele proseguir sus características actividad teórica con la construcción conceptual con la apertura lograda por la poesía siendo su nutriente fundamental.

En ese mismo sentido, María Gonzales sostiene que es indudable que, desde el nacimiento de la filosofía, ésta haya establecido siempre diversas relaciones con la poesía, a veces más tirantes, en ocasiones más cercanas y otras casi de un completo olvido. También es cierto que las relaciones entre filosofía y poesía han estado presentes constantemente en el pensamiento occidental. En Grecia es posible señalar el nacimiento de la filosofía frente a la poesía, a un saber poético ya establecido, de modo tal que la filosofía debió ganar su lugar, fijar su verdad; empresa lograda, en gran medida, por la conocida condena platónica de la poesía.

En Grecia se instauró la condena: con la llamada crisis de la razón, se volvió indispensable replantear y repensar las relaciones entre filosofía y poesía. Desde que Friedrich Nietzsche anunció la muerte de Dios, gran parte de la filosofía se encontró errante, deambulando ya sin rumbo.

En este camino colmado de incertidumbre, pero sobre todo de anhelo de encontrarse, de re-encontrarse, la filosofía se negó a voltear la mirada hacia la ciencia como única fuente de certidumbre y de certeza y se atrevió, más bien, a descender al abismo y a dialogar con la poesía, puesto que buscaría ahora en ésta, y en las artes, su re-encuentro consigo misma e, incluso, su re-fundación.

En este camino aparecen Nietzsche, Martin Heidegger y Hans-Georg Gadamer, entre otros muchos; todos ellos detractores y mordaces críticos de los racionalismos, ellos también apostaron por las artes, por una comunión entre filosofía y poesía, por un re-posicionamiento y re-planteamiento de la filosofía a partir de sus renovadas relaciones con la poesía.

Por lo anterior, sostengo que recorrer las relaciones entre filosofía y poesía es otro modo de abordar la historia de la filosofía; otra perspectiva, otro punto de partida, otro horizonte, que arroja, en definitiva, otra luz sobre la filosofía y que abre, simultáneamente, otro camino para ella. El filósofo y el poeta son prisioneros del delirio, el asombro, la realidad. El hombre debe salir del delirio primero para encontrar su ser, para ganarlo ya sea por búsqueda (como la filosofía) o por donación (como la poesía). Pero es desde ese delirio frente a la realidad donde emerge la manifestación de lo divino, instante que comienza a proyectar luz sobre las tinieblas: que se abra lo divino desde las entrañas de lo sagrado, que comiencen a aparecer las formas, las figuras, que aparezcan los dioses como una forma de trato con la realidad.

Esta posesión se refleja, se refracta en la poesía: fruto del delirio divino, no de la sabiduría humana, como en su momento señalaron los griegos. La poesía no es nuestra, sino de los dioses. Allí encuentra Zambrano a Platón, quien como guerrero trataría, en ese espacio poblado todo de dioses, de ganar algo para el hombre: el conocimiento. Platón encarna la lucha entre filosofía y poesía: un enfrentamiento proveniente no del logos, sino del delirio primero. Y es que Platón vivía en medio del terror trágico, de la injusticia divina representada en la tragedia, donde el destino del hombre se le escapaba a él mismo de las manos; donde el mismo Prometeo, expresión desenfrenada de libertad, sucumbe ante la ira de Zeus.

El filósofo lo quiere todo, pero, "el poeta no quiere propiamente todo, porque teme que en este todo no esté en efecto cada una de las cosas y sus matices; el poeta quiere una, cada una de las cosas sin restricción, sin abstracción ni renuncia alguna. Así, mientras el filósofo se quedaba con el ser, el poeta abarcaba al ser y al no-ser, porque la palabra poética se arrojó al abismo para sacar de la nada a la misma nada y darle rostro y nombre. Si la filosofía trabajaba con abstracciones, la poesía había de nombrar lo innombrable. Filosofía como movimiento ascendente hacia lo trascendente y poesía como movimiento descendente hacia lo inexpresable, hacia los ínferos.

Sobre el mismo tema, Gadamer. 1996) sostiene la poesía es mayor de edad, cuando nació la filosofía, la poesía ya era mayor de edad. Estos universos pronto se entrelazaron y permitieron que el Ser se revelara en la belleza de la palabra. Desde entonces "la literatura reina entre la poesía y la filosofía una cercanía enigmática"

"En efecto, de este intercambio continuo entre la poesía y la filosofía, surgió la historia de la literatura; a su vez, la filosofía se inclinó sobre la poesía en una reflexión, que muchas veces era auténtica poesía. En Occidente se encuentra su origen en el poema de Parménides y en los fragmentos recuperados de Heráclito. Desde la Grecia clásica, el hombre aprendió a combinar la poesía y la filosofía.

En Oriente, la poesía y la filosofía aún permanecen unidas a la religión, sin rupturas, en auténtica comunión espiritual".

Que exista una relación entre la filosofía y la poesía en la universalidad del pensamiento humano, no puede sorprender a nadie; pues está presente en todo acto humano, como es sabido también, que todo gran poeta, en algún momento de su inspiración, se ha enfrentado con el misterio del ser y del no ser, de la vida y de la muerte, de la cósmica ausencia, de la identidad perdida y, en ocasiones, recuperada. Por lo tanto, toda literatura, tiene su poeta y tiene su filósofo, quienes se multiplican en numerosas voces.

"Así, la palabra, y en especial el discurso lírico de la poesía, es literatura pura, la filosofía es el hogar del Ser.

Como mostró Heidegger; es la historia estetizada. La poesía funde en el crisol de la palabra a la ontología, la antropología y la estética".

¿La poesía expresa un saber filosófico? Platón expulsó a los poetas de la ciudad ideal. Pero más tarde él mismo fue un poeta, un filósofo-poeta o un poeta-filósofo. Luego Platón se expulsó a sí mismo. Es una tarea mayor encontrar esa relación. Por ejemplo, en Sísifo se ve una historia que lleva eternamente una carga. Una comparación más propia es su analogía con un koan: el enigma que no se responde o que se responde más allá de la palabra. La respuesta racional nunca es la apropiada; cuanta más cerca se cree estar, más extrema es su respuesta. También así es el Ser en la poesía: un elusivo koan. Hace creer que es la meta, cuando tan sólo es el camino. O quizá la meta es el propio camino.

"Con esta premisa, ¿cómo se recorre este camino entre la poesía, la filosofía en el desarrollo en la universalidad del pensamiento humano?, ¿cuál es el camino más apropiado para iniciar el debate? ¿Cuál es el método más adecuado para descubrir este enigma?, es decir, el arte, la belleza o la ciencia en el acto humano".

Todo proceso es sólo la aproximación inicial al objeto. El lector sabe que una primera pista se encuentra en la propia palabra. El análisis literario pende sutilmente entre dos límites.

Está claro que en la actualidad no se trata de una defensa del historicismo restaurador ni del relativismo anarquizante. Ambos extremos han sido justamente desacreditados por la historia de la teoría literaria. La lucha entre ambas posturas tuvo como consecuencia que ahora se insista más en el distanciamiento entre la interpretación y la valoración para evitar que se degenere en una postura normativista proclive al etnocentrismo, al racismo, al sexismo o al generismo, es ahí donde radica la necesidad de encontrar la relación de la poesía y la filosofía en el desarrollo literario.

"Un poema significa el camino de retorno hacia la reconquista de nuestra naturaleza divina, para entrever lo que la naturaleza contiene o esconde. Sólo él puede lograrlo, por ello alguien dijo, que quien escribe poemas es un "cazador del infinito", un buceador de la verdad, en el insondable y arcano misterio; en fin, hasta una vidente entresaca lo bello de aquellos fondos más densos y oscuros".

Si todos los hombres del mundo fueran poetas, la vida sería un ensueño. Dios fue un poeta. La Biblia es un hermoso poema. Cada verso es la condensación del pensamiento, recogido del cosmos. Sólo el poeta es capaz de leer aquello que los ojos del hombre común no pueden lograrlo; es que el poeta lee y mira con el corazón; y en esto se diferencia de los demás.

Esta gran definición del Amauta sobre el poema, nos muestra esa perplejidad entre la poesía y la filosofía. Porque no se puede definir fehacientemente, si la filosofía es un arte o una ciencia. Es arte en sus fines y en su realización, pero comparte con la ciencia el medio, y la representación mediante conceptos, es decir; es una forma de arte poético. Por lo que se puede afirmar que su relación en el desarrollo del pensamiento humano radica en que ambas son las encargadas de mostrar lo más sublime que hay en el ser humano".

Para Schlegel, la filosofía y la poesía son algo más que una distracción, son el espíritu y el alma de los seres humanos. En el acto humano, la poesía y la filosofía constituyen la universalidad del pensamiento, ya que su destino es trabar amistad con la naturaleza.

"La poesía y filosofía son un todo unitario que reparte lo que hay de grande y sublime en la naturaleza del ser humano, en el espíritu se funden ambas y son la misma cosa. Lo sentimental domina lo espiritual, éste nos interpela y surge directamente del amor".

Esta exaltación del sentimiento, no sensual sino del alma, es uno de los puntos centrales del romanticismo y quizás el rasgo que más define a esta corriente artística. Este amor sólo puede ser captado a través de la fantasía, de esta forma es como se puede representar, cómo la poesía y la filosofía encuentran una relación en el desarrollo de la universalidad del pensamiento humano, que manejan las distinciones entre apariencia y verdad.

En tal sentido mucho se ha hablado de los orígenes y de los horizontes que comparten la poesía y la filosofía. Sin embargo, no se ha determinado con claridad su relación con el desarrollo de la universalidad del pensamiento humano. Aunque en gran parte, los reparos hacia la poesía se ubican del lado de la filosofía. Por ejemplo; Platón es el primero en enfrentar a la poesía y, a partir de allí, el pensamiento occidental se encumbró en una larga y compleja discusión, donde se determina que la poesía sería más imitativa que la filosofía, pues ésta última está más cerca de la verdad.

Los Pensadores modernos como Nietzsche y Heidegger han tratado de restablecer el contenido de verdad de la literatura. Porque "es la filosofía, más reciente en el tiempo, más advenediza y moderna, la que hinca su aguijón en la carne de la poesía, y le inyecta su propio veneno (la reflexión, el trabajo del concepto, el sistema, la pregunta, la exigencia de fundamento, la constante crítica, el escepticismo, el análisis riguroso, en definitiva, todo lo que es defensa del principio de realidad, inteligencia, duda y razón.

No obstante, es posible establecer lazos dinámicos, dialógicos y creativos entre el pensamiento y el poema, entre la metáfora y el concepto, entre la realidad y el placer, entre las razones y los sueños. Una dialogía histórica, sin duda, pero como se ven las cosas, demasiado actual.

"El hombre es un dios cuando sueña y un mendigo cuando piensa" La poesía está tan llena de pensamientos como la filosofía, no las diferencia el grado de adecuación de esos pensamientos a la verdad, sino el modo de ser producidos: mediante el razonamiento los de la filosofía (las ideas) o mediante la inspiración los de la poesía (Mitos)".

María Zambrano nos dice que la poesía no tiene limitaciones, sino la filosofía, puesto que esta última no puede excederse de la experiencia sensible; la poesía, en cambio crea una realidad nueva, otra naturaleza. Cuando la razón ancla, por así decirlo, en la experiencia concreta, la imaginación poética transciende esa realidad, la transforma en algo distinto que supera esa naturaleza. Lo romántico no es un género y toda poesía debe ser romántica. Aquí se define la novela como un libro romántico diciendo que se detesta que quiera ser un género aparte. Se nos dice que una teoría de la novela debería ser ella misma una novela.

Según Schlegel, lo mejor de una novela es la autoconfesión más o menos explícita del autor, ya que ahí se expresa la más auténtica individualidad del ser humano, es el lugar donde se explicitan de una forma más clara varios de los puntos centrales del Romanticismo. La exaltación del sentimiento, de la imaginación enfermiza y de la individualidad son algunos de los hitos utilizados por la crítica para definir esta época. En oposición al sentimiento colectivo y racionalista de la Ilustración se privilegian nuevas facetas del ser humano dejadas de lado hasta ese momento.

"De ningún modo, los poetas y los filósofos están alejados, al desarrollo de la universalidad del pensamiento humano, al contrario, están comprometidos por un grado de verdad que anula unos géneros poéticos y reivindica otros".

En la Grecia clásica, hasta la aparición del Romanticismo consideraban que los bellos poemas no tenían carácter humano, es decir que no eran obra de los hombres sino de los dioses. Los poetas eran inspirados por las musas, de allí su intermediación entre los dioses y los hombres. En el Diálogo el Fedro, aparecen los poetas y los filósofos: a pesar de que se condena la escritura y cierta poesía, compartiendo el nivel más elevado en la jerarquía de las almas, lo que equivale a decir que tanto los poetas inspirados (líricos y épicos), como los filósofos estarían por igual cerca de la verdad. De suerte que no únicamente hay un amante de la sabiduría que sería el filósofo, sino también un amante de las musas, un ser inspirado y poseído por el don divino que lo impulsa a alcanzar la verdad.

"Por lo tanto es pertinente dilucidar la relación de la poesía y la filosofía, en el desarrollo de la universalidad del pensamiento humano, porque los griegos asignaron el contenido de la verdad filosófica, a una forma mítico-poética de su teoría de las almas, intentando demostrar que es imposible alcanzar la verdad absoluta y eterna por medios humanos"8.

Se aclaró con mayor detalle esta relación, en el modo de producir los discursos, en la dinámica de la redacción poesía-pensamiento y no poesía-verdad. En ella se decía que los discursos filosóficos son hijos de la razón; mientras que los poéticos no lo son.

La admiración de Platón a los poetas inspirados, es porque estos pueden decir "cosas de tanto precio y valor" sin necesidad de que la razón les de su validez.

Cuando un hombre sensato y versado en la literatura oye algo repetidamente y su alma no es transportada hacia pensamientos elevados, ni al volver a reflexionar sobre ello tampoco queda en su espíritu más que meras palabras, que, si las examinas cuidadosamente, se convierten en algo insignificante, entonces se puede decir con toda seguridad que no es algo verdaderamente sublime. Pues, en realidad, es grande sólo aquello que proporciona material para nuevas reflexiones y hace difícil, más aún imposible, toda oposición, y su recuerdo es duradero e indeleble.

Kant considera a la poesía como las más bellas de las bellas artes, como la más superior de todas. Este vínculo entre poesía y pensamiento será refrendado por Hegel que, en principio, establece una diferenciación entre la imaginación ordinaria y la creadora. La primera "descansa más bien en el recuerdo de circunstancias vividas, de experiencias sin ser creadora propiamente hablando. El recuerdo conserva y hace vivir los detalles y el lado exterior de los acontecimientos, con todas las circunstancias que lo han acompañado, sin resaltar el lado general" La segunda que es donde ubica a la poesía, es "la imaginación creadora de arte, o fantasía, es la de un gran espíritu y una gran alma, la que capta y engendra representaciones y formas con las que da una expresión figura, sensible y precisa a los intereses humanos más profundos y más generales "En consecuencia, la poesía es fruto de la capacidad de pensar, pero de una capacidad específica que es la imaginación. No obstante, la imaginación no es locura o privación de la razón, sino universalidad del pensamiento mismo, vía de acceso al conocimiento humano".

Por eso Hegel decía que la filosofía piensa en conceptos y la imaginación poética en intuiciones o "ideas estéticas" De suerte que la famosa diferencia propuesta por Platón del delirio o de la imitación en Aristóteles, se salva porque tanto la poesía como la filosofía piensan y conocen, cada una a su manera, y mediante medios diferentes. Las limitaciones no las tiene la poesía sino la filosofía, puesto que esta última no puede excederse de la experiencia sensible; la poesía, en cambio crea una realidad nueva, "otra naturaleza. Cuando la razón ancla, por así decirlo, en la experiencia concreta, la imaginación poética transciende esa realidad, la transforma en algo distinto que supera esa naturaleza.

"Queda aclarado entonces los aspectos más relevantes de la relación entre la poesía, la filosofía en el desarrollo de la universalidad del pensamiento. Gracias al pensamiento, cada día comprendemos más las invasiones que en una y otra suceden. Por ejemplo, para María Zambrano dice que la filosofía es una búsqueda guiada por un método, de allí su querer ser, su historia universal; en cambio la poesía es un encuentro con el hombre concreto, individual".

La verdad es que la relación de la poesía y la filosofía en el desarrollo de la universalidad del pensamiento humano, desvelan el espíritu creativo, la verdad abstracta, la más concreta y singular de las cosas que está contemplando o de las experiencias que está viviendo. Por ello las formas lingüísticas con que intenta luego representar este acontecimiento son casi siempre modificaciones retóricas del lenguaje común, vitalmente intensas, más que conceptualmente precisas, muy imaginativas y casi siempre son metafóricas.

Es posible que la fraternal polémica entre filosofía y la literatura, concretamente entre la ontología y la poética, haya llegado a su fin. La relación entre conocimiento filosófico y poesía definen la categoría específica de la verdad poética, que no se limita a la mera experiencia subjetiva. Que no es cuestión de repetir por enésima vez que después del final de las certezas metafísicas vendría un errar aventuroso para que la poesía podría ser el mejor vehículo, en oposiciones al conocimiento filosófico que busca la verdad objetiva.

"El conocimiento objetivo, es aquel estudio científico, avalado por resultados y pruebas que carecen de dudas. y el conocimiento subjetivo, es aquel estudio basado en el conocimiento empírico o el que te da la experiencia de trabajar con cualquier problema, pero que carece de fundamentos científicos, y que el resultado del mismo. Varía según la persona que opine al respecto. En consecuencia, los buenos poetas, sencillamente escriben poesía. No hay mucho que los defina a ellos, obviamente hay de todos los tamaños, colores y olores".

Sin embargo, la historia literaria tiene un problema existencial debido a que las obras y creaciones que son materia de sus estudios, utilizan el mismo medio de expresión que esta ciencia también usa: el lenguaje. Pero el uso que cada uno de ellos realiza, es distinto. Mientras que la historia literaria emplea el lenguaje de una manera racional para sus investigaciones históricas y contextuales; las obras y creaciones al ser materializados por los poetas y escritores, lo utilizan de una manera simbólica, poética. Esto permite afirmar que el poeta al constituir como objeto de investigación el fenómeno creador lo hace con el conocimiento de su profesión enmarcándolo dentro de un proceso histórico.

Resultados

La relación de estas dos disciplinas influye en el desarrollo del pensamiento auténticamente peruano, a partir de la valoración de cada cultura, cada saber y buscar respuesta para cada una de ellas. En ese sentido, se aplicó una encuesta con las siguientes preguntas:

¿Cuál cree usted que sea la relación que existe entre la poesía y la filosofía en el desarrollo de la universalidad del pensamiento humano? El 60% (24) de los encuestados contestaron que la relación se manifiesta a través de la razón y la pasión. El 20% (8) contestaron que la relación existente se manifiesta a través del dialogo y la palabra. El 10% (4) contestaron por la necesidad y obligación de comunicarse y un último 10% (4), manifiesta que la relación existente se da a través de arte y el lenguaje

¿Cree usted que existe una relación significativa entre la poesía y la filosofía en el desarrollo de la universalidad del pensamiento humano a través de? El 40% (16) de los encuestados manifestaron que existe una relación significativa a través de la comunicación con la verdad. El 20% (8) de los encuestados manifestaron que la relación se da a través del sentimiento y la razón. El 30% (12) de los encuestados manifestaron que la relación se da a través del amor y el arte. Mientras que el 10% (4) manifiestan que la relación se da a través del diálogo y la tolerancia.

¿Cuál cree usted que sea el aporte más significativo de estas disciplinas en el desarrollo de la universalidad del pensamiento humano? El 70% (28) de los encuestados manifiestan que el aporte más significativo se da a través del desarrollo humano. El 20% (8) de los encuestados manifiestan que el aporte se da a través del diálogo y el arte. El 5% (2) de los encuestados manifiestan que el aporte se da a través de la enseñanza y a ética. Y el 5% (2) de los encuestados manifiestan que a través del pensamiento racional cristiana.

¿De qué manera cree usted que la relación entre la poesía y la filosofía en el desarrollo de la universalidad del pensamiento humano, puede influir en la creación de un pensamiento filosófico auténticamente peruano? El 50% (20) de los encuestados manifestaron que influye en la creación de un pensamiento auténticamente peruano a través de la búsqueda de respuestas a la vida. El 30% (12) de los encuestados manifestaron que influye a través de la difusión de las costumbres y el arte. El 10% (4) de los encuestados manifestaron que influye a través de la búsqueda de una visión nacional. Y el 10% (4), de los encuestados manifestaron que influye a través del fortalecimiento de la cultura.

¿Cómo cree usted que a través de la relación entre poesía y filosofía se puede promover la dialéctica y la belleza poética en el Perú? El 75% (30) de los encuestados manifiestan que se puede promover la dialéctica entendiendo la realidad poética. El 15% (6) de los encuestados manifiestan que se puede promover a través del arte popular. El 10% (4) de los entrevistados manifestaron que se puede promover el dialectico a través de la búsqueda de la unidad del lenguaje.

¿Qué satisfacción genera en los estudiantes de post doctorado al conocer la relación que existe entre la poesía y la filosofía en el desarrollo de la universalidad del pensamiento humano? El 85% (34) de los encuestados contestaron que genera un pensamiento sublime. El 5% (2) de los encuestados contestaron que genera una satisfacción marcada. El 5% (2) de los encuestados contestaron que genera una felicidad poética. Y el 5% (2) de los encuestados manifestaron que genera satisfacción a través del razonamiento y amor a la vida.

Discusión

Cuenta la historia griega, que un griego acomodado llama a su despacho al cocinero de la casa y le pregunta cuál es el plato más delicioso que sabe cocinar, el cocinero le contesta seco de lengua, entonces el griego ordena que prepare ese plato delicioso porque en la noche van a tener invitados de honor en la casa.

Al día siguiente el griego manda llamar al cocinero a su despacho para felicitarlo porque el plato efectivamente había resultado muy delicioso, todos los invitados habían quedado satisfechos.

En contraposición le dice el griego a su cocinero, hoy quiero cenar el plato más desagradable, porque vienen otro tipo de gente y quiero darle una lección ¿qué plato me recomiendas?, el cocinero le contesta con total naturalidad; seco de lengua señor. Entonces el griego extrañado le replica a su cocinero, ¿cómo, pretendes burlarte de mí, si ayer hemos cenado el platillo más delicioso que existe sobre la tierra ¿cómo va a ser el platillo más desagradable? Una vez dicho esto, antes que se altere su jefe, el cocinero comienza explicar. Mi señor con su lengua el hombre mata, porque la lengua es un arma mortal que el hombre aún no sabe usar. Hay hombres que usan sus lenguas para pronunciar palabras como golpes de espada; que matan, destruyen, hieren, maldicen y destruyen todo a su alrededor. También hay hombres que de cuyas lenguas brotan palabras que son como la medicina, sanan, alivian, dan ánimo a los enfermos, consuelan al desdichado.

Con la lengua, podemos definir nuestras vidas. En consecuencia, tanto la poesía y la filosofía, todavía no han descubierto la verdad, pero sí existe la libertad de pensamiento para desarrollar la universalidad del pensamiento humano.

Todo lo que sucede en nuestras vidas pasan por nuestras lenguas. La Bendición o la maldición, la muerte o la vida. Muchos hombres se destruyen a sí mismos, a su familia y a otros, utilizando mal su lengua.

Algunos no saben de la gravedad de esta palabra, otros actúan sabiendo, hablan sin temor, tonterías, maldiciones, palabras de derrota, pensando que esto no trae ningún problema.

Muchas personas sufren maldiciones con una palabra mal dicha, pasan por tragedias y no encuentran una explicación del por qué las cosas no le salen bien, y la respuesta muchas veces está en palabras necias que fueron dichas por el los mismos que ni se acuerdan.

Desde luego, la poesía y la filosofía, también se relacionan con todas ciencias del conocimiento humano, en este caso específico, la poesía; en el manejo del disfrute estético, mientras que la filosofía es la primacía del mensaje, que entiende, razona y lo experimenta.

En la filosofía hay un criterio de verdad que establece la razón, mientras que en la poesía se maneja el criterio de la pasión. Pero que ambos son acciones humanas relacionadas por el dialogo.

Aristóteles sostiene que la poesía es más general que la historia, pues habla de lo que puede ser según sea verosímil o necesario refiriéndose a generalidades del actuar humano. Mientras la historia sólo habla de lo que le ha ocurrido a un particular concreto. Segundo, que dado lo anterior, la poesía es más cercana a la filosofía que la historia.

Luego plantea que el poeta puede hablar de lo que ha sido, ya que esto se ajusta a lo que es verosímil y posible. Todo lo que ha sucedido, en tanto ha sido, es creíble y verosímil, de modo que el poeta no sólo habla de lo que podría ser apelando a ficciones sino también a realidades. Por lo que la relación de la poesía y la filosofía, es una necesidad y una obligación porque ambas usan el poder de la palabra para expresar sus pensamientos.

Conclusiones

PRIMERA CONCLUSIÓN: La relación de la poesía y la filosofía en el desarrollo del pensamiento humano, en el marco del Post Doctorado de UAP, definen dos verdades fundamentales, "la existencia de la razón y el sentimiento en todo acto humano". La razón filosófica para entender la ciencia, y la verdad poética para entender al hombre en su ser, estas dos disciplinas, no solo se limitan a la mera experiencia subjetiva. Sino que buscan el vínculo entre las dos posiciones del conocimiento; la filosofía busca el diálogo, con una connotación cultural, porque en ella resplandece la verdad, que ayuda al hombre a plantear su existencia en forma diferente. La poesía, por su parte, insta al hombre a luchar por la autenticidad y originalidad de los sentimientos, que desvela los misterios de un ser que lo ha vivido todo.

SEGUNDA CONCLUSIÓN: Escribir poesía es una necesidad biológica. Que obliga al ser humano, expresar lo que dicta su corazón. Los sueños, la existencia de la vida, el amor, la dicha, la tristeza, es decir es una alucinación que transporta el pensamiento humano del mundo real al infinito, en busca de una respuesta que al final, halla en las letras. La poesía es un compromiso con la lengua y la palabra, en ella radica la universalidad del pensamiento humano, que describe, la historia que le ha tocado vivir al hombre, no elude su realidad social, la poesía es una manera de existir, de expresar razones ideológicas, que permite la evolución del género humano producto de sus propias acciones.