Transexual, un modelo experimental empírico y de riesgos



Propósito y objetivos

El denominado criterio médico (diagnóstico y tratamiento) y su aplicación de regímenes de tratamiento o solicitud de exámenes e imágenes, depende en algunos casos de bases científicas y fundamentadas en estudios de investigación, de apoyo o bibliográfico, pero en otros casos, solo proporcionado por el médico en base a su propia experiencia clínica o simplemente empírico.

Por eso, establecer el diagnostico de transexual verdadero y preciso, únicamente basado por lo que refiere la usuaria, de "pertenecer al sexo contrario conque nació o de cuerpo equivocado" y que los especialistas en trastornos mentales, los identifican solo como síntomas de disforia de género, por mencionar síntomas no usuales, como disforia, que se aplica como un término patológico o establecido dentro de un trastorno o enfermedad psiquiátrica, pero también somática (orgánica), es muy complejo, desgastante y difícil tratamiento, sobretodo su elección o régimen de aplicación con menos efectos secundarios, dependiendo además su éxito o de respuesta de múltiples factores y causales, inductivas, asociadas o coexistentes, pero también basados en sus antecedentes heredofamiliares y propios, ya que no responde adecuadamente a los psicofármacos de diferentes tipos y clases, aplicados también empíricamente.

En base a esto, se han instituido tratamientos hormonales del sexo opuesto, sin base científicas, ya que está bien demostrado que las terapias actuales, solo está basado en peticiones propias de la mujer transexual y no por síntomas de algún trastorno mental no comprobado o de enfermedad somática, a pesar de que la denominen o mencionen como síntomas de disforia, que solo es un juego de palabras, para justificar algunos tratamientos, como el hormonal y complacer las demandas de una usuaria transexual sana física y mentalmente.

Basado en las manifestaciones propias de la mujer transexual y que exige su cambio de sexo, se le han proporcionado diferentes regímenes de tratamiento con hormonas del sexo opuesto y la mujer transexual queda establecido en cuanto se le inicia su hormonación con estrógenos en un estado de cambio metabólico o síndrome de adversidades metabólico, con todas sus consecuencias, no únicamente por el trastorno metabólico ocasionado, también en suma por sus adversidades por efecto secundario hormonal, con una serie de manifestaciones consideradas de riesgo, ya que sus complicaciones son irreversibles y permanente e incluso hasta fulminante por daño orgánico.

Todo la hormonación aplicada, así como el tipo de estreno indicado y su asociación con otras hormonas, sea bajo prescripción médica o en autoconsumo, el riesgo que se ocasiona es de por vida y debido a estas observaciones, a la mujer transexual se le ha establecido un protocolo de seguridad, que consiste en una hormonación más segura, que solo es relativo, ya que depende, como se ha mencionado, de diferentes factores y casuales propios o heredofamiliar e incluso genéticos, que deben descartarse y/o de tomar ciertas medidas preventivas que deben establecerse rigurosamente sin omisiones o sustituciones, con el fin de logra un cambio de sexo más permanente, pero dependiente hormonal de por vida y someterla a un escudo protector dentro de un parámetro fisiológico o de función orgánica, que es muy difícil, cuando no se cumplen los objetivos mencionado o simplemente la mujer no lleva a cabo lo establecido e incluso su alimentaciones es propia ya de la mujer transexual, debido al trastorno metabólico de los lípidos y rasas principalmente y someterla a la práctica del ejercicio aeróbico y anaeróbico, que son los únicos instrumentos que evitan la trombosis venosa y conservación de la función de por vida de su órgano endotelio vascular, que es la clave de su longevidad orgánica y mental, de otra manera, tendrá consecuencia irreversibles y permanentes, que ningún médico especialista, logre revertir totalmente sus complicaciones o manifestaciones clínicas de síntomas de manera permanente, solo temporal, ya que sus manifestaciones clicas son en su mayoría asintomáticas o con síntomas subclínicas, que se confunden con algunos trastornos o enfermedades habituales, como cefalea crónica, edema de miembros inferiores, por mencionar ejemplos.

De otra manera su entendimiento, la mujer transexual se ocasiona efectos secundarios adversos de tipo metabólico o de trastorno sistémico como respuesta a las hormonas, pero también otros efectos secundarios, colaterales o de complicación por los propios hormonales, este riesgo aumenta o se potencializa, cuando se asocia con antiandrógenos o progestágenos, pero también con otros medicamentos de uso común o algunos productos naturales e incluso provenientes de su alimentación, ambientales o de oficio.

La idea principal de este trabajo, dedicado a la persona transexual, es lograr su objetivo y cambio de sexo sin complicaciones, que la reasignación sexual es de riesgo y de eventos que se manifiestan en sus inicios de forma silenciosa o asintomática, más tarde ocasionarse lesiones orgánicas importantes, que ocurren obligadamente y que no existe algún medicamento que solucione su daño orgánico o de complicación que puede ser fulminante e irreversible.

Este informe proporciona la diferencia de los hormonales que más se han utilizado en asociación con antiandrógenos en la mujer transexual y cuáles son los andrógenos indicados en el varón transexual, con sus comparaciones, que demostrado esta, que el proceso de reasignación con el hormonal ofrecido, si puede establecerse dentro de un protocolo de seguridad, con todos los requisitos y exigencias que se obligan antes del proceso hormonal, pero debemos entender, que solo un cambio de sexo "lento", por mencionarlo así, permite evitar algunas manifestaciones clínicas, que no forman parte de su síndrome de adversidades metabólica, y la solución es posible dependiendo de su avance de su efecto nocivo secundario o de complicación, pero la reversibilidad es factible, pero el daño ocasionado, puede permanecer siempre que se considere local, pero ya establecido de forma sistémica orgánica o en su economía, es difícil lograr mejoramiento del órgano, que permita su función continúe desde un punto de vista fisiológico, que no comprometa a otras estructuras. Por eso, la prevención es la clave del éxito del cambio de sexo y no son los medicamentos, que solo tratan el síntoma temporalmente, cuando ya existe compromiso orgánico, que tarde o temprano el fallo orgánico fulminante ocurrirá y su fallecimiento.

Pero en los casos de sobreviva con secuelas permanentes no curativas, que solo ofrecen una mala calidad de vida, aislamiento social, depresión mayor y una serie de trastornos mentales, que no pueden ser revertido por los psicofármacos, y menos con alguna terapia psicológica, esto es una realidad, así como el suicidio consumado por la propia persona transexual, que debe entender, que la mayoría de las complicaciones son condicionadas por ella mismo y por otra parte por la falta de información o una automedicación tipo "exprés", además, también médicos que están coludidos, sea por falta de experiencia del propio médico o simplemente un usuario más que tratar sin importar sus complicaciones de su síndrome adverso metabólico, que el mismo propicia con el ofrecimiento de hormonales no selectivos para el cambio de sexo que exige la usuaria, con dosis empíricas toxicas o en combinación con otros hormonales o no hormonales que no son necesarios su indicación para el proceso de reasignación sexual.

Antecedentes

Por igual la mujer transexual y el varón transexual, han sido modelos experimental y hasta hora la mujer transexual continua siendo un modelo experimental y empírico, su cambio de sexo a base de hormonas sexuales es el resultado práctico de diferentes regímenes ofrecidos para su proceso de reasignación de acuerdo a las exigencias de la propia mujer transexual y las observaciones a través del tiempo han demostrado un "cambio de sexo prestado" o estrógeno dependiente, es decir, dependen únicamente a la administración continuada de las hormonas, con dosis empíricas que han tenido una variabilidad en su posología sin base científica, únicamente practica, es decir, en base a resultados o hechos de adversidades metabólico o por efecto secundario, consecuencias, trastornos y complicaciones observadas, mismo concepto que se aplica al varón transexual.

Veámoslo de otra manera, la administración de los estrógenos, se han indicado de acuerdo con el tipo del estrógenos en su época, principalmente a base de estrógenos conjugados y por otros en combinación con progestágenos, con e etinilestradiol y diferentes progestágenos en su actividad , se trató de "imitar el ciclo hormonal" de la mujer o transexual, pero los trastornos observados metabólicos, todos sin excepción han expuesto a la mujer transexual a riesgos múltiples, con lesiones en su mayoría de daño irreversible y permanente, en algunos casos hasta fulminante, con el uso de algunos estrógenos principalmente sintéticos o semi-sinteticos (dietiletilbestrol, mestranol) indicados en líneas del tratamiento del cáncer de próstata en el varón no transexual, se "indicó" por corto tiempo en la mujer transexual, con daño hepatotóxico y cardiotoxicos severo (dietiletilbestrol), así como serios trastornos de la conducción cardíaca e infarto al miocardio y daño al endotelio vascular sistémico.

"Metabolismo del estrógeno: natural y sintético. Autor: BOLT HM Fuente: Farmacología y Terapéutica. 1979; 4 (1): 155 - 181. Resumen: Esta revisión describe lo que se conoce sobre el metabolismo de los compuestos estrogénicos que se utilizan como fármacos en la terapia humana, así como las hormonas naturales, que tienen estrecha relación metabólica. La historia del aislamiento de laboratorio de los metabolitos estrogénicos se relata, haciendo hincapié en los avances realizados con instrumentos analíticos cada vez más sofisticados. Los conceptos metabólicos de Marrian, Gelbke et al., Y Fishman et al. Se presentan en sentido figurado. Se acepta que si se administra estradiol a humanos, tanto el sustrato de 2-hidroxilación como de 16-hidroxilación es estrona (en lugar de estradiol como se postuló anteriormente)….."

El estrógeno más utilizado, por considerarse un estrógeno natural, es el estradiol (propio de la mujer biológica), es decir, esteres del estradiol y el más utilizado es el valerato de estradiol (primogyn) en comparación con el etinilestradiol, considerado como sintético (análogo del estrógeno sintetizado) para diferenciarlo del estradiol, a pesar que es un derivado del estradiol con una actividad efectiva y potente activador de los receptores de estrógenos al igual que el valerato de estradiol.

El valerato de estradiol, actúa como un profármaco del estradiol, por lo tanto, se considera que es natural, es decir, bio - idéntico forma del estrógeno natural de la mujer biológica o estradiol.

Por eso, cuando mencionamos estradiol, nos referimos al valerato de estradiol natural de la mujer transexual y no al etinilestradiol, considerado como sintético (semisintetico)

Estrictamente el etinilestradiol, se clasifica "dentro" de los semisinteticos al igual que el mestranol y quinestrol y sintético no esteroideo como el dietiletilbestrol y dinestrol.

Ver 3D de estructura química de los estrógenos y sus comparaciones.

Monografias.com

Por eso, el etinilestradiol en combinación con progestágenos, su uso más indicado es anticonceptivo. Por eso, cuando nos referimos desde un punto de indicación en la mujer transexual, al valerato de estradiol nos referimos como natural y al etinilestradiol nos referimos como sintético, para evitar confusiones y un mejor entendimiento por la mujer transexual.

Pero debemos entender, que el valerato de estradiol a pesar de considerarse natural, en la mujer en menopausia, con su terapia de remplazo ocurren los mismos hechos, es decir, trastornos en el metabolismo de los lípidos y es trombogénico. Pero estos efectos adversos y de enfermedad trombogénico es más observado con el etinilestradiol, es decir, de mayor riesgo que el valerato de estradiol, de ahí su indicación en la mujer transexual.

Diferentes regímenes se han indicado sin base científica, únicamente dosis empírica, basados solo en respuesta, es decir, dosis-respuesta, pero con el advenimiento del estradiol (hormona natural) y antiandrógenos con menor daño hepático, que se ha demostrado que solo es relativo, como el acetato de ciproterona (progestágeno hormonal), reconocido de alto riesgo y hepatotóxico al igual que otros antiandrógenos.

Múltiples hormonales se han indicado en el cáncer de próstata, como terapia de primera línea, se optó por "imitar" este régimen de estradiol en parches y ciproterona con variabilidad de dosis en la mujer transexual y con dosis de administración oral de estradiol, considerado de menor riesgo, pero esta seguridad también es relativa, ya que dependerá de múltiples factores asociados y de causales, así como un régimen apropiado de alimentación y de otras exposiciones no únicamente ambientales, también las de oficio.

Pero debemos entender, que la mujer transexual, es una persona sana, tal como se documenta en su historia clínica, sobre todo en sus antecedentes heredofamiliares que contraindican la terapia con estrógenos, como la trombofilia congénita, antecedentes de enfermedad trombo embolica por algún factor y de otros, así mismo la mujer transexual cumple una serie de requisitos previos que se establecen antes de su proceso de reasignación hormonal y se toman además ciertas medidas preventivas, que son obligadas en toda mujer transexual sana, pero el usuario con cáncer de próstata, las terapias ofrecidas con el mismo tipo de estrógeno y antiandrógeno que se utiliza en la mujer transexual, el varón es una persona con daño orgánico sistémico por el mismo cáncer y las terapias mencionadas solo son de supervivencia y no curativas.

Explicación

A la mujer transexual se le proporcionado diferentes estrógenos; etinilestradiol, estrógenos conjugados, esteres del estradiol (cipionato y valerato de estradiol) y otros, todos sin excepción son considerados de riesgos a pesar de las dosis más bajas establecidas, pero en combinación con el antiandrógeno, que más ha sido estudiado y utilizado como el acetato de ciproterona, pero también se le ha indicado todo tipo de antiandrógenos selectivos con flutamida, finasterida, análogos, acetato de ciproterona y últimamente el acetato de abiraterona, que es solo una promesa para la mujer transexual.

Ver imagen de las diferentes hormonas sexuales y las utilizadas en la mujer y varón transexual:

Monografias.com

"La farmacocinética oral, 17 beta-estradiol (E2) fueron evaluados: sólo una cantidad limitada de información disponible sobre el tema. Debido al efecto hepático de primer paso, los niveles en sangre del estrona (E1) son mayores que los de E2; existen perfiles similares para vía oral sulfato de E1, E2 y E2 micronizado valerato. Sin embargo, los efectos a corto plazo de la vía oral E2 E1 frente a los parámetros hepáticos pueden variar un poco. Los niveles de pico de E1 y E2 se consiguen cuatro horas después de la administración de 1 mg de E2 y el promedio de 200 y 40 a 50 pg / ml, respectivamente. Existe una relación dosis-respuesta para los niveles séricos alcanzados tras oral de administración E2. Los valores de doce horas son representativos del perfil 24 horas. Con el uso prolongado, los niveles de 24 horas pueden ser aumento de los niveles igualmente representativos y E2 en suero, lo que sugiere algunos efectos acumulativos. Fumar aumenta el metabolismo hepático estrógeno oral y resulta principalmente en un nivel inferior E2 no unido."

"Los principales tipos de terapia farmacológica se usan para tratar la deficiencia de la hormona de la menopausia son las administraciones parenterales y orales de estrógeno. Resultados La administración parenteral en la absorción predecible sin mayor metabolismo intermediario, mientras que todos los estrógenos orales están sujetos a un metabolismo intestinal antes de entrar en la circulación sistémica. Hay varias opciones disponibles. estrógenos inyectables, debido a la rápida absorción y el metabolismo, son poco prácticos para la terapia de sustitución a largo plazo. El principal inconveniente de píldoras de estradiol subcutáneo es el procedimiento quirúrgico requerido para su inserción y extracción. epitelio vaginal es una vía eficaz para la absorción de estrógenos dada por la solución, tableta, o crema, aunque sólo esta última está actualmente aprobado para uso clínico; relativamente constantes los niveles séricos de estradiol se pueden obtener con los anillos vaginales. Los parches transdérmicos proporcionan controlan los niveles de hormonas de hasta 3,5 días. Aunque los estrógenos equinos conjugados orales se han utilizado ampliamente, introducen tipos de estrógeno, tales como equilina, que no se encuentran de forma natural en los seres humanos y que pueden producir una respuesta hepática pronunciado. estradiol micronizado, estrona oral, y otros estrógenos se han utilizado como alternativas a los estrógenos equinos. Los médicos deben entender la farmacocinética de las diversas opciones para la terapia de reemplazo y seleccionar un curso de tratamiento que es seguro, efectivo y conveniente para el paciente."

Otros antiandrógenos por efecto secundario se han indicado, como la espironolactona (a dosis toxica), se han utilizado sin respuesta eficaz u óptima para bloquear o castrar químicamente a los testículos, únicamente cambios metabólicos y ginecomastia.

Démosle otra explicación, por qué algunos médicos utilizaron por décadas la espironolactona, que es un diurético, pero se observó que su efecto secundario, es antiandrógeno limitado y debido a esto su indicación en trastornos de los andrógenos de la mujer no transexual, como hirsutismo, alopecia androgénica y otras, con una respuesta eficaz para el bloqueo parcial de la producción de andrógenos por la mujer transexual, también las produce en menor cantidad y las dosis establecidas son bajas o dosis menores de espironolactona, aproximadamente a dosis de 100 mgs por día, pero en la mujer transexual, estas dosis son insuficientes, ya que la testosterona es la hormona dominante y el efecto secundario que ocasiona la espironolactona a las dosis establecidas en la mujer no transexual, no fueron suficientes para su castración química de los testículos y únicamente se observó ginecomastia y trastornos de la erección o libido a pesar de indicar dosis mayores y que dosis superiores son hepatotóxicos y en climas cálidos son deshidratantes, es decir, también fue un modelo experimental.

"El acetato de ciproterona (CPA) es un compuesto progestágeno sintético y anti-androgénico esteroideo ampliamente administrada en el cáncer de próstata que ha sido evidentemente correlacionado con una potencia hepatotóxico grave…… pacientes fueron tratados con CPA a las dosis de 200 a 300 mg / d……. El artículo destaca que la potencia hepatotóxicos de un agente terapéutico ampliamente administrada e ilustra la importancia de la vigilancia clínica…".

Por eso, la transexual, no únicamente a diferentes regímenes experimentales se han expuesto, también a medicamentos considerado de daño orgánico, a pesar de dosis bajas establecidas, que no condiciona un estado de seguridad, únicamente de lesión irreversible y muerte fulminante o de serias consecuencias, que no responde a medicamentos que se indican en la mujer o en aquellos casos como terapia alternativa o de segunda opción.

A pesar, de la "terapia" hormonal, por mencionarlo así, tiene un acercamiento más efectivo, con menos efectos secundarios o adversos, pero continua como de riesgo, ya que no cumple con todas las exigencias y estudios previos suficientes de laboratorio, antes de que un medicamento o producto, sea consumido por el usuario con una seguridad y fuera de peligro debido al consumo crónico a que se someterá la mujer transexual y que se exige en todo proceso antes de ofrecerse para cierto padecimiento, trastorno o enfermedad, para considéralo como una terapia apropiada o electiva para la mujer transexual, es por eso, que la terapia hormonal, es solo empírico y sin base científica, que permita un cambio de sexo real, su cambio es solo prestado o irreal dependiente hormonal, en otras palabras no existe el cambio de sexo real y permanente, que tanto exige la mujer transexual a pesar de efectuarse la reasignación quirúrgica o la castración quirúrgica de su genitales, únicamente es un efecto del síndrome de adversidades metabólico, que se ocasiona con los estrógenos que debe consumir de por vida, para mantener su resultado o logro ante el espejo y por su entorno social.

Pero a pesar, del consumo con estrógenos de por vida y haber logrado un cambio de sexo, que se observe como real, es susceptible a cambios, deterioro o reversibilidad, dependiente múltiples factores y de causales, que puede ser condicionada por fármacos, que deba consumir por alguna enfermedad heredofamiliar no documentada o por una enfermedad no transmisible, pero también por trastornos o enfermedades que se ocasiona por este efecto adverso hormonal y de variables o agentes no pronosticables a pesar de su prevención.

Debido al trastorno metabólico que se ocasiona en suma con su "bloqueo hormonal testicular" a base de antiandrógenos selectivos, como es el acetato de ciproterona, sabemos que su efecto no es máximo ni total, que obligue una atrofia máxima (en peso) o castración química testicular irreversible o total, ya que su suspensión solo ocasiona una reversibilidad y la producción de andrógenos por los testículos se ha observado a las dosis recomendadas (50 mgs), mismo hechos se han visto en el usuario con cáncer de próstata, a pesar de las dosis altas (300 mgs) que se indican, además en algunos usuarios a pesar de su combinación con otros antiandrógenos, se ha observado la resistencia a los antiandrógenos.

Aquí lo más importante, que la mujer transexual, tiene la obligación de informarse, no únicamente lo que el médico le ofrece en cuanto a su reasignación con hormonas, también por decisión propia, que debe investigar cuáles son sus adversidades por efecto secundario hormonal, que le ocasionan un estado de interrelación física y mental con un equilibrio, que le permita vivir con esta cualidad o efecto solo considerado como positivo para la mujer transexual y que además debe reconocer cualquier efecto que sea nocivo para su salud y que no forme parte de su efecto secundario propio de sus logros del cambio de sexo, recordemos, que esto es único en la mujer transexual y algunos efectos no son considerados por el varón transexual, como propios y los considera como un efecto no deseado y solicita su curación, que se le ofrece con ciertas estrategias medicas a base de medicamentos o cirugía, por mencionar un ejemplo, la ginecomastia.

Así mismo, debe mantener sus efectos adversos en un rango "fisiológico" o "escudo protector", con el fin de evitar daños o complicaciones a su salud, como se ha mencionado, la mayoría de sus síntomas y signos no propios de su síndrome adverso metabólico, es decir, de complicación, ocurre sin síntomas o subclínico, que puede requerir años para su manifestación clínica o permanecer así de manera crónica (síntomas a distancia) con lesión por daño local o sistémico, lento y progresivo de sus órganos vitales, como es el endotelio vascular, por mencionar otro ejemplo, pero también muerte súbita o daño orgánico (necrosis) fulminante irreversible.

Monografias.com

El varón transexual, se ocasiona por igual una serie de efectos secundarios, que ya son conocidos con la administración de esteres de testosterona en monoterapia o en combinación con esteroides anabólicos androgénicos, conocidos como "anabólicos proteicos", pero también son anabólicos de los hidratos de carbono y grasas.

En el varón transexual, la vía intramuscular de andrógenos (esteres de testosterona) es la más recomendada, como el Sostenon 250 a base de propionato, fenilpropionato, isocaproato y decanoato de testosterona, mescla de 4 esteres, para el cambio de sexo, más utilizado en México y América latina.

El uso de Undecanoato de testosterona, es la otra opción más recomendada.

"En conclusión, la TU es una terapia segura y eficaz para los individuos transgéneros FTM, manteniendo los niveles de testosterona dentro de los límites fisiológicos. Los intervalos de 12 semanas hacen que TU sea un modo de tratamiento conveniente. Los ajustes individuales por prolongación / acortamiento de los intervalos de inyección para los individuos transexuales FTM son posibles."

El anabólico más recomendado, también es inyectable, Decadurabolin (éster decanoato de nandrolona). No es recomendable la vía oral de otros anabólicos sintéticos, por tiempo prolongado, debido a su hepatotoxicidad o desarrollar tumores de sangre o peliosis hepática.

Aproximadamente se ha demostrado que la testosterona en sus esteres, ocasiona más de 50 efectos secundarios, con su variabilidad en cada usuario dosis-dependiente, que se manifiesta con síntomas y signos clínicos y de otros demostrado por laboratorio, pruebas hepáticas y de sangre

También es observado como un trastorno en su metabolismo, es decir, "retardar" el tiempo de la fase anabólica de su metabolismo, mencionado en palabras sencillas y su entendimiento por el varón transexual.

Los "anabólicos proteicos", derivados de la testosterona para su consumo, se ha utilizado en la industria cárnica y en aves, por igual en la industria farmacéutica, con usos en algún tipo de cáncer en su etapa de tratamiento, desnutrición severa, caquexia, quemaduras, impotencia sexual y todas sus variables, así como inductor del crecimiento muscular estriado por hipertrofia (aumento del volumen celular), bajo estimulo de carga y sobrepeso.

El uso de este tipo de anabólico, es muy solicitado y consumido en usuarios no transexuales, que efectúan fisicoculturismo o ejercicio anaeróbico de resistencia progresiva con pesas y los resultados obtenidos son sorprendentes con una máxima hipertrofia muscular y fuerza, por igual en hombres y mujeres no transexuales, pero en ambos se observan manifestaciones clínicas similares de efectos adversos o secundarios. Es decir, la mujer no transexual con síndrome de vigorexia y que consume los anabólicos proteicos o esteres de testosterona se masculiniza, como se ha mencionado en diferentes publicaciones, se condiciona un síndrome de envejecimiento corporal sistémico y estos mismos hechos ocurren con cierta variabilidad en la menopausia que no consume estrógenos de sustitución a partir de la pre-menopausia.

"El papel biológico de los precursores de esteroides sexuales suprarrenales - DHEA y sulfato de DHEA (DS) y su disminución con el envejecimiento aún no está definido. Hemos observado anteriormente que la administración de una dosis diaria 50 de DHEA durante 3 meses a los hombres de edad avanzada y mujeres resultó en una elevación (10%) de los niveles séricos de crecimiento similar a la insulina factor I (IGF-I), acompañado de una mejora de la percepción subjetiva de bienestar físico y psicológico. Estos resultados nos condujeron a evaluar el efecto de una dosis mayor (100 mg) de DHEA para una mayor duración (6 meses) en esteroides sexuales, la composición corporal (DEXA) y la fuerza muscular (MedX) circulante."

En la mujer no transexual, se observa pérdida de cabello, aumento del clítoris, ausencia de menstruación y ciclo hormonal bloqueado, rasgos masculinos en su triada corporal, como la cara, cuerpo y en sus genitales, perdida de grasa peri genital, atrofia de la vagina y clitoromegalia con un crecimiento observado del clítoris hasta de 6 centímetros. Cambios similares son observados en la mujer en etapa de menopausia, que no consume estrógenos de sustitución o emplazo.

Los efectos adversos que ocurren, que es ocasionado por el exceso de anabólicos y sus combinaciones o a dosis altas de andrógenos (testosterona), que ocurren en el hombre que efectúa pesas obsesivamente y con "vigorexia" (trastorno de su alimentación y ejercicio obsesivo), se ocasiona también efectos secundarios nocivos metabólicos, hipercoagulabilidad, trombosis y aumento en el número de glóbulos rojos (eritrocitos) principalmente, pero el efecto considerado de mayor riesgo es la hipertrofia concéntrica del corazón, que es el causante de trastornos en la conducción y de muerte súbita. como es observado en futbolistas y luchadores principalmente. Hechos similares ocurren en la mujer con vigorexia, que consume exceso de "anabólicos proteicos"

En los casos, tienen o niegan antecedentes de cardiopatías o muerte de causa desconocida en familiares y que no se descarta miocardiopatía congénita en el varón transexual, el daño al corazón y muerte súbita es obligada por la exposición a los andrógenos.

El crecimiento hepático por tumores de sangre y cáncer hepático, es observado con frecuencia en usuarios que consumen andrógenos en monoterapia o sus combinaciones.

También en el varón transexual, es dependiente de sus andrógenos exógenos para conservar sus logros y cuya manutención corporal también depende del ejercicio anaeróbico efectuado, pero por igual el ejercicio aeróbico también es recomendado. Los límites en su alcance de su fuerza y tamaño muscular, también su genética y raza es participativa, pero debemos entender, que el ejercicio anaeróbico que debe efectuar y debe ser de por vida, solo es para mantener una musculatura apropia y estética con el peso suficiente pero limitado que su capaz de sostener, aun en edades mayores a los 65 a 70 años de edad para no comprometer estructuras y órganos vitales.

Monografias.com

También ya esta demostrado, en todo usuario varón transexual y no transexual, que se condiciona un síndrome de vigorexia con grandes ganancias en su masa muscular, a partir del momento que ya no efectúa este tipo de ejercicio con manejo de grandes volúmenes de peso, todo su logro, es sustituido por grasa y fibrosis, se incluye al corazón e hígado.

La terapia con andrógenos en el varón transexual, es de menor riesgo que en la mujer transexual y las dosis que se indican con testosterona son dosis estándar (dosis inyectables-mensual) o ya preestablecidas, que permiten un cambio de sexo más confiable y cierta seguridad, siempre que no se asocie con los esteroides o anabólicos proteicos comparado con la mujer transexual.

El cáncer de próstata, colon y mama, se está observando con mayor frecuencia que en años anteriores y además el cáncer de neovagina a largo plazo también se está desarrollando en la mujer transexual, sin importar si es con colgajo de prepucio invertido o interposición de sigmoides.

De comentar que la neovagina de la mujer transexual con inversión de prepucio también es un modelo experimental, ya que no es funcional, ni cumple con todos los requisitos que exige la vagina de la mujer no transexual, por lo que es considera solo como cosmética y dar cumplimiento a las exigencias de la propia mujer transexual que desea un cambio de genitales por mencionarlo.

El cáncer de mama se ha observado en la mujer transexual y en el varón transexual, además en aquellos casos a los cuales se les ha efectuó una mastectomía, remanente no extirpado, es suficiente para el desarrollo de cáncer de mama y existen publicaciones al respecto.

El cáncer de próstata se ha desarrollado en la mujer transexual, a pesar de su terapia combinado con estrógenos y antiandrógenos, es decir, la resistencia a los antiandrógenos es también observada. Por eso la administración de los hormonales en la mujer transexual, no es una garantía o defensa en contra el cáncer de próstata.

Recordemos, que la transexualidad es una interrelación física y mental (somática-psique), que es necesario para el desarrollo de la transexualidad sin conflicto y su afectación mental o viceversa. Así como ocurren cambios metabólicos y sus consecuencias o efectos, también se compromete su interrelación debido al efecto hormonal, en los casos que no se tomó en cuenta algún trastorno de ansiedad que es común o habitual antes del proceso de reasignación y trae consigo por años, que se hace necesario su tratamiento, al igual que descartar algunos trastornos mentales o de enfermedad psiquiátrica, que contraindiquen la hormonación.

Pero la administración de andrógenos o esteroides anabólicos androgénicos en el varón transexual, dosis-dependiente ocasiona agresividad, en usuarios susceptibles e incluso auto dañó, alucinaciones y en estados más avanzados la paranoia y el suicidio.

El trastorno obsesivo y ansioso es observado por igual en el varón y mujer transexual, así como el síndrome del espejo roto (dismorfía corporal) y trastorno obsesivo compulsivo en algunos casos.

Comparativo hormonal

Si comparamos las hormonas sexuales exógenos electivas y recomendadas consideradas como natural, que se administran para el cambio de sexo, el estradiol en su éster valerato, es el recomendado en la mujer transexual, al igual que algunos esteres de testosterona, como Undecanoatp de testosterona, que los resultados son por igual a las combinaciones como el Sostenon 250, en el varón transexual.

Pero también podemos hacer comparaciones de los sintéticos, como los derivados de la testosterona, conocidos como esteroides anabólicos androgénicos o anabólicos proteicos, como la nandrolona, por mencionar un ejemplo, para el varón transexual, con el etinilestradiol en la mujer transexual, hormona semisintética, derivado del estradiol, que se consideró un estrógeno debido a su eficacia por los receptores estrogenicos, de ahí su indicación como anticonceptivo, por su potencia.

Ambos sintéticos, ocasionan más efectos adversos, complicaciones locales y sistémicas e incluso fulminantes con daño permanente e irreversible de órganos vitales que son la mayoría, ambos hormonales son protrombóticos y la tromboembolia es observada, así como el embolismo.

Serios trastornos mentales, como la depresión y paranoia. Así mismo los hormónales mencionados son más potentes, por mencionarlo así, que los esteres del estradiol (valerato de estradiol) y esteres testosterona, de ahí su elección para la automedicación en usuarios con síntomas de disforia de género y en travestis sexoservidoras.

Los hormonales mencionados, han sido indicados en la mujer transexual y varón transexual de manera empírica, algunos de estos se indican de acuerdo a su uso en otras patologías, a los cuales se les han establecido dosis que no son por igual a las indicadas en padecimientos como el cáncer de próstata, por mencionar un ejemplo, a los cuales se les establece su régimen de tratamiento con las dosis recomendadas, pero en la mujer transexual y varón, se imita el mismo tratamiento debido a las observaciones y resultados, únicamente las dosis son menores o empíricas con una respuesta variable en logros, pero en los casos del varón transexual, las dosis de testosterona, consideradas como estándares o pre-establecidas se aplican por igual en cada varón transexual, a excepción de los anabólicos proteicos, con dosis similares a los fisicoculturistas y se observan todas las complicaciones mencionadas