El agua, un recurso vital



Resumen

El agua, al mismo tiempo que constituye el líquido más abundante en la Tierra, representa el recurso natural más importante y la base de toda forma de vida. El presente trabajo tiene como objetivo realizar una breve panorámica donde se reflejan los principales problemas que enfrenta en la actualidad dicho recurso, tanto en el ámbito internacional como nacional, además, se hace referencia a la necesidad de la educación ambiental para crear una conciencia que permita cuidar este preciado líquido.

Palabras claves: agua, educación ambiental, contaminación, recurso natural.

TITLE: Water, a lifeline.

ABSTRACT

Water, at the same time that he constitutes the most abundant liquid in the Earth, represents the most important and host natural resource of every way of life. The present work aims at realizing one brief panoramic where reflect the main problems that he confronts at the present time said resource, as much in the international space like national, besides, becomes reference to the need of the environmental education to create a conscience that it enables taking care of this valued liquid.

Key Words: Water, environmental education, contamination, natural resource.

Introducción

El agua, recurso natural, que constituye uno de los componentes principales de la envoltura geográfica, tiene un significado especial para el hombre; no existe vida sin esta, y desde el punto de vista socioeconómico, es indispensable a toda actividad humana. Las antiguas civilizaciones del mundo lograron su desarrollo junto a los grandes ríos y en las zonas costeras, y los grandes descubrimientos geográficos fueron posibles mediante la navegación por los océanos, pero el aumento desmedido de su consumo debido al crecimiento demográfico y al desarrollo industrial del mundo contemporáneo, ha degradado a niveles alarmantes, este valioso recurso.

En nuestro planeta las aguas ocupan una alta proporción en relación con las tierras emergidas, aproximadamente 97% del agua del planeta es agua salina, en mares y océanos; apenas 3% del agua total es agua dulce (no salina) y de esa cantidad un poco más de dos terceras partes se encuentra congelada en los glaciares y casquetes helados en los polos y altas montañas, el resto forma parte de los lagos, pantanos, ríos, embalses, aguas del subsuelo, la atmósfera y seres vivos.

En la actualidad uno de los principales problemas ambientales a nivel planetario es la contaminación ambiental, originada fundamentalmente por la actividad industrial, agrícola, urbana y comercial. El acelerado crecimiento industrial del mundo en las últimas décadas del siglo pasado y las iniciales de este siglo, sobre todo en los países desarrollados, ha producido mayores volúmenes de sustancias contaminantes, siendo una de las primeras causas del deterioro del aire y de las aguas.

Este recurso natural, que aunque es renovable escasea cada vez más en el planeta debido a su utilización desenfrenada, el rápido crecimiento de la población, combinado con la industrialización, la urbanización, la intensificación de cultivos agrícolas y estilos de vida que provocan un alto consumo de agua, está dando como resultado una crisis mundial de abastecimiento, al extremo que se prevé que cuando termine el primer cuarto del presente siglo, la mitad de la población del orbe, sufrirá escasez de ese vital líquido, tan importante para la existencia del hombre, en la actualidad; además en algunas regiones el agua está tan contaminada que ya no puede ser utilizada, ni siquiera con fines industriales.

Al respecto nuestro Comandante en Jefe expresó en las reflexiones del 28 de marzo del 2007: (…) cerca de 2 mil millones personas habitarán dentro de apenas 18 años en países y regiones donde el agua sea un recuerdo lejano y dos tercios de la población mundial podrán vivir en lugares donde esa escasez produzca tensiones sociales y económicas de tal magnitud que podrían llevar a los pueblos a guerras por el preciado oro azul, se estima que para 2015 el número de habitantes afectados por esta grave situación se elevará a 3 mil 500 millones de habitantes (…)

En Cuba, a pesar de la atención y voluntad del estado por la conservación y cuidado del recurso hídrico, y el desarrollo de acciones encaminadas a lograr que toda la población tenga acceso al agua potable, se revela esta problemática relacionada con la escases y contaminación de las aguas.

Teniendo en consideración, lo anteriormente plantado, el presente trabajo tiene como objetivo realizar una breve panorámica donde se reflejan los principales problemas que enfrenta en la actualidad dicho recurso, tanto en el ámbito internacional como nacional, además, se hace referencia a la necesidad de la educación ambiental para crear una conciencia que permita cuidar este preciado líquido.

Desarrollo

La preservación de la calidad del agua debe ser una de las preocupaciones, pues su alteración perjudica la vida de la especie humana y la del resto de los seres vivos que de ella dependen. La utilización y el consumo del preciado líquido han aumentado vertiginosamente y no existen dudas de que los recursos de agua dulce no son inagotables; es indispensable cuidarlos, controlarlos y, si es posible, acrecentarlos.

De continuar las actuales tendencias consumistas y de contaminación, el mundo se dirige hacia una catástrofe, siendo las principales causas:

Según datos ofrecidos por la FAO

En relación con lo anterior, urge realizar un menor gasto de agua en la agricultura, modernizando los sistemas de riego, fundamentalmente en los países subdesarrollados, estudios de la FAO, estiman que uno de cada cinco países en vías de desarrollo tendrá problemas de escasez de agua antes del 2030.

Se atribuye, a la carencia de agua segura y los medios apropiados para la deposición de excreta, más del 80% de todas las enfermedades en países en desarrollo. Aproximadamente la mitad de la población mundial sufre de enfermedades asociadas con el agua insuficiente o contaminada que afecta mayormente a las personas más pobres en todos los países en desarrollo. Dos mil millones de personas están en riesgo de enfermar por afecciones provocadas por el agua. Las enfermedades diarreicas son la causa principal de aproximadamente cuatro millones de muertes de niños cada año.

Situación de los recursos hídricos en Cuba.

Durante más de 5 décadas el país ha trabajado en el recate de la voluntad hidráulica y posee más de 230 presas que acumulan más de 9 600 millones de m3 del líquido, mientras que otros 300 millones se embalsan en micropresas extendidas a lo largo del país. Hoy más de 10 600 000 cubanos, cerca del 97% de la población de la isla tiene acceso al agua potable que es uno de los índices más elevados de América Latina y también del mundo, y se está trabajando cada vez más en el mejoramiento de la calidad de la misma como garantía de la salud de la población.

La disponibilidad y el adecuado uso de los recursos hídricos del país, es un asunto de alta prioridad en nuestro país que abarca toda la economía y la sociedad, reflejado en los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

(Referido a la política de ciencia, tecnología y medio ambiente)

133. Sostener y desarrollar investigaciones integrales para proteger, conservar y rehabilitar el medio ambiente y adecuar la política ambiental a las nuevas proyecciones del entorno económico y social. Enfatizar la conservación y uso racional de recursos naturales como los suelos, el agua, las playas, la atmósfera, los bosques y la biodiversidad, así como el fomento de la educación ambiental. (Lineamiento, 2012: 56)

(Sobre Política Agroindustrial)

202 Reorganizar las actividades de riego, drenaje y los servicios de maquinaria agrícola para lograr un uso racional del agua, la infraestructura hidráulica y los equipos agrícolas disponibles.

204. Actualizar y ejecutar programas dirigidos a la preservación y rehabilitación de los recursos naturales que se utilizan: suelos, agua, bosques, animales y plantas. (Lineamiento, 2012, 65)

(Sobre política energética)

247. Potenciar el aprovechamiento de las distintas fuentes renovales de energía, fundamentalmente la utilización del biogás, la energía eólica, hidráulica, biomasa, solar y otras, priorizando aquellas que tengan el mayor efecto económico. (Lineamiento, 2012,70)

(Recursos Hidráulicos).

300. El balance de agua constituirá el instrumento de planificación mediante el cual se mida la eficiencia en el consumo estatal y privado, respecto a la disponibilidad del recurso.

301. Continuar desarrollando el programa hidráulico con inversiones a largo alcance para enfrentar mucho más eficazmente los problemas de la sequía y el uso racional del agua en todo el país, elevando la proporción del área agrícola bajo riego.

302. Se priorizará y ampliará el programa de rehabilitación de redes, acueductos y alcantarillados hasta la vivienda, con el objetivo de elevar la calidad del agua, disminuir pérdidas, incrementar el reciclaje y reducir consecuentemente el consumo energético.

303. Propiciar una cultura para el uso racional del agua, estudiar el reordenamiento de las tarifas del servicio, incluyendo el alcantarillado, con el objetivo de la disminución gradual del subsidio, así como reducir paulatinamente el derroche de su uso. (Lineamiento, 2012:76)

Sin embargo, teniendo en cuenta el sustantivo desarrollo hidráulico cubano, subsiste la carestía de agua para suplir todas las necesidades económicas sociales y ambientales, agravado esto por la ocurrencia de fenómenos naturales (sequía prolongadas, variaciones en el régimen estacional, etc.) y otros inducidos por causas antrópicas (intrusión salina, sobreexplotación, contaminación, etc.), así como la insuficiente cultura de ahorro y uso racional. Todo ello, ha afectado su actual disponibilidad para los usos agrícolas, industriales y para la población.

En este sentido, se debe destacar, que cada año en Cuba se pierden 1011 millones de m3 de agua, cantidad similar a la capacidad de llenado de la presa Zaza, la mayor de la Isla. Estas pérdidas constituyen una de las problemáticas fundamentales que atentan contra la calidad de los servicios de abasto de agua que hoy se brindan a la población y a la economía.

Es necesario fortalecer la base jurídica que sanciona y penaliza el robo y el derroche, y la implementación de un sistema tarifario dinámico que exprese verdaderamente los costos en que incurre el país para poner el agua al servicio de la población, la economía y el medio ambiente.

El Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) y sus dependencias, están aplicando un programa integral de construcción y rehabilitación de las redes y conductoras de abasto, así como del 20 por ciento de los sistemas de alcantarillados de drenaje pluvial, y que también se prevén brigadas de sostenibilidad de Acueducto y Alcantarillado.

Entre los principales problemas ambientales identificados para Cuba se encuentra: (López, 2003: 22)

Contaminación de las aguas terrestres y marinas: afecta la pesca, la agricultura, el turismo, entre otros sectores; los ecosistemas y la calidad de vida en general.

Contaminación del agua: es la alteración de la pureza o de las condiciones normales de su composición por agentes químicos, físicos y biológicos. La contaminación hídrica puede ocurrir a nivel de aguas superficiales y de aguas subterráneas.

Las aguas superficiales se contaminan por aguas provenientes de fenómenos naturales como la erosión, o por aguas residuales de las actividades humanas (albañales domésticos, residuales industriales, actividades agrícolas, etc.).

Las aguas subterráneas pueden arrastrar sustancias químicas extrañas que se encuentran en los terrenos, además de microorganismos presentes en la superficie de la tierra entre otros orígenes.

Los principales contaminantes del agua son: 

Entre las enfermedades adquiridas por aguas contaminadas tenemos a: enfermedades diarreicas (es el problema de salud público más importante en el que influyen el agua y los saneamientos), oxiuros, tracoma, esquistosomiasis, cólera, intoxicación por arsénico, Criptosporidiosis y la giardiasis.

Desarrollar una conducta responsable

La situación ambiental que enfrenta hoy nuestro planeta en la que Cuba no está exenta con respecto al recurso agua, es sumamente crítica, por lo que evidencia la necesidad de continuar un sistemático y profundo trabajo de educación ambiental como vía esencial para aportar conocimientos, habilidades, actitudes y valores consecuentes.

En relación con lo anterior, nuestro país, implementa desde hace ya más de dos décadas, la Estrategia Nacional de Educación Ambiental, la cual ha cumplido un importante papel en el desarrollo de esta actividad en Cuba como instrumento en el que se establecen las direcciones a seguir para la concienciación de la población cubana en materia ambiental.

La educación ambiental debe estar orientada hacia la formación de los individuos y de los colectivos para la participación en el proceso de gestión, con miras a la toma de decisiones para la resolución de problemas. Esto implica un conocimiento de la realidad en la que se desenvuelven, puesto que la educación ambiental está íntimamente relacionada no solamente con el medio ambiental natural, sino con el medio ambiente social y cultural donde se desarrolla todo individuo.

En este sentido, la educación ambiental debe ser concebida como un proceso permanente durante toda la vida, cuyo comienzo no sea en la escuela, sino en el hogar, desde el nacimiento del niño, en que la familia establezca las nociones elementales sobre la protección del medio ambiente, para el ulterior desarrollo en los centros docentes y en otras actividades sociales, y debe recibir el apoyo de los ministerios, las instituciones políticas y de masas, y de los medios masivos de comunicación.

Al respecto, se considera de vital importancia el reforzamiento de una conciencia pública, especialmente desde la escuela, al fortalecer la concepción de agua como patrimonio común, cuyo valor debe ser reconocido por todos y materializar el necesario aporte de esfuerzos para su protección. Como lo han planteado diversas personalidades de la política mundial y los principales dirigentes de nuestra Nación, la humanidad avizora posibles guerras para mediados del presente siglo, cuyo móvil fundamental será la carencia del agua y no el petróleo, como ocurre actualmente.

Se debe promover un proceder ambientalmente consecuente con el desarrollo sostenible que dignifique a personas e instituciones, constituyéndose en un criterio de alta consideración social, que exprese la exaltación sin desmedida de la identidad nacional dada en su diversidad natural y cultural.

Se puede llamar a la educación ambiental como un aprendizaje necesario para el ambicioso proyecto de cambiar el modo de actuación del hombre hacia el desarrollo sostenible como vía para la protección del medio ambiente.

Conclusiones

De continuar la explotación irracional y la contaminación del recurso agua, dada por los modelos de producción y consumo propio de las sociedades occidentales incompatible con el medio ambiente, la humanidad se acerca a una catástrofe irreversible a la que pone en peligro la existencia de la vida en el planeta.

La educación ambiental, constituye la vía fundamental para lograr una conciencia de que el agua, es uno de los recursos más preciados de la naturaleza, por el papel que desempeña en la vida de todos los seres vivos, por lo que constituye un deber de todos cuidar, proteger y utilizar racionalmente.

Bibliografía

 

 

Autor:

MSc. Oreste Hernández Perera.

Licenciado en Educación especialidad Química. Universidad de Sancti Spíritus José Martí Pérez.

MSc. Edith María Beltrán Molina.

Licenciado en Educación especialidad Biología. Universidad de Sancti Spíritus José Martí Pérez.

MSc. Edilia Reina Bernal Torres.

Licenciado en Educación especialidad Matemática. Universidad de Sancti Spíritus José Martí Pérez.