Beneficios del ejercicio físico en el adulto mayor



 

Objetivo:

Indagar en información bibliográfica sobre los beneficios que aporta la práctica de ejercicios físicos en el adulto mayor.

Pensamiento:

"En Cuba el deporte no es solo un entretenimiento, es una forma de poder elevar la calidad de vida, la salud, de poder disfrutar de largos años".

Fidel Castro Ruz.

Introducción

A lo largo de los años la práctica de ejercicios físicos ha constituido un pilar de inigualable importancia en el bienestar de cada ser humano.

Se considera a este como un conjunto de acciones motoras músculo-esqueléticas. La realización del mismo puede estar dirigida a resolver un problema motor concreto, los cuales pueden ser agrupados por la necesidad de desarrollar alguna cualidad física como la fuerza, la velocidad, coordinación y flexibilidad.

Su práctica consume energía y requiere por tanto el aporte de oxígeno y nutrientes a los tejidos, atenúa la sensación de fatiga, baja los niveles de colesterolemia, y refuerza la capacidad de la sangre para disolver los coágulos que pueden conducir a una trombosis. Es, asimismo, sumamente eficaz en trastornos psicológicos ligados con emociones depresivas. (2)

Además libera endorfinas, secreciones semejantes a la morfina, producidas por el cerebro; estas amortiguan dolores en el plano corporal y facilitan sentimientos de placer y hasta de euforia. También el ejercicio regular, más que las dietas, ayudan a la caída en el sobrepeso.

Durante la vejez su realización constituye un factor de longevidad comprobado, dado que a pesar de que durante la tercera edad se producen cambios morfofuncionales y bioquímicos que limitan sensiblemente al hombre en su normal desenvolvimiento social, que traen como consecuencia trastornos no solo físicos sino también en la esfera psicológica, es decir, modificaciones y alteraciones en el estado de salud física y psicológica, que son progresivos e inevitables, la práctica de actividad física puede modificar el ritmo de degeneración, pues durante la tercera edad el ejercicio físico puede ayudar a mantener o mejorar la condición física, el estado mental y los niveles de presión arterial en los ancianos.

Dado que el envejecimiento poblacional constituye un serio problema de salud a nivel mundial y en especial en Cuba quien a pesar de poseer un sistema de salud que está al nivel de los llamados países del primer mundo, no está exenta de esta problemática, este trabajo abordará como influye la práctica del ejercicio físico en el adulto mayor y los beneficios que le aporta a los mismos, ofreciéndoles así una vida más saludable y placentera.

Desarrollo

Se denomina adulto mayor al individuo que forma parte del grupo de la llamada tercera edad, considerada de forma convencional, a partir de los sesenta años y más aproximadamente. (3)

Durante la tercera edad el adulto mayor se caracteriza por modificaciones en su estado de salud, ya que se alteran las estructuras y se reducen las funciones de las células y los tejidos de todos los sistemas del organismo, afectándose: (4)

Para reducir estas afectaciones durante esta etapa de la vida, la realización de ejercicios físicos constituye uno de los factores más beneficiosos.

Para iniciar la actividad física en el adulto mayor se debe tener en cuenta: la edad y el sexo, las características de la personalidad de cada individuo, así como sus condiciones físicas. Además se debe Interrogar sobre sus antecedentes médicos para descartar así contraindicaciones absolutas, y de esta forma conocer la medicación que puede estar tomando, así como la motivación por la que decide realizar el ejercicio. (5)

Para su práctica se debe realizar una dosificación progresiva pero lenta que no se exceda de 45 a 50 minutos, estos deben estar encaminados a fortalecer el organismo y disminuir las consecuencias de las modificaciones producto de la edad en el mismo.

Para que la realización de ejercicios físicos en el adulto mayor posea efectos beneficiosos se deben tener en cuenta las siguientes indicaciones:

Aunque no debemos indicar práctica de deporte en el adulto mayor con:

La práctica del ejercicio físico en el adulto mayor trae consigo: (6)

Efectos cardio-respiratorios:

Efectos metabólicos:

Efectos en el sistema osteomioarticular:

Efectos psicológicos y sociales:

A pesar de que el ejercicio físico aporta innumerables beneficios al ser humano y específicamente al adulto mayor, debemos tener presente las contraindicaciones durante su realización.

Estas contraindicaciones pueden ser:

También es necesario conocer que debemos suspender el ejercicio físico ante:

Los estudios realizados confirman que la práctica del ejercicio físico en la tercera edad contribuye a:

Todo lo anterior demuestra que el ejercicio es el único método probado y seguro que puede mantener la condición física, además de impedir e incluso revertir los cambios en la composición corporal asociados al envejecimiento, específicamente la pérdida de músculo esquelético. Además se demuestra que con la práctica continua del mismo mejorará la funcionalidad e independencia, así como también será benéfico para el estado de ánimo y la calidad de vida del paciente anciano, ya que ello ayudará a los ancianos a conservar y/o recuperar la funcionalidad.

Conclusiones

La consulta en diferentes fuentes bibliográfica permitió arribar a las siguientes conclusiones:

La práctica de ejercicios físicos influye positivamente en la calidad de vida del adulto mayor, pues le ofrece innumerables beneficios, los cuales frenan el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, cerebro-vasculares, respiratorias, nerviosas entre otras, prolongando así la vida del adulto mayor, su bienestar y elevando su esperanza de vida.

Referencias bibliográficas

 

 

 

Autor:

Dayana Beatriz Abreu Barreto.

Abniel Mesa Valdés.

Sandra Castañeda Guerra.

Estudiantes de 5to año de medicina