La creación de centros comerciales abiertos en zonas turísticas



Resumen

La realidad competitiva exige a las organizaciones y empresas del mundo, nuevas maneras de pensar acerca de cómo actuar en los negocios y cómo el comercio tradicional puede poner en marcha algunas acciones que favorezcan este salto y lograr mejores resultados relacionándose con otras empresas en zonas turísticas y diversos sectores tradicionales de la región en torno a generar experiencias en los visitantes.

Palabras claves:

Comercio, visitantes, cliente, servicio, estrategia, modernización, compra, experiencias.

Introducción

El pequeño comercio minorista, con el fin de ser más eficaz y flexible, tiene que seguir adaptándose a los cambios del mercado, modernizándose para ganar en competitividad y poder hacer frente a las grandes superficies en zonas turísticas.

El comercio tradicional puede poner en marcha algunas acciones que favorezcan este salto y lograr mejores resultados relacionándose con otras empresas.

La agrupación de negocios de diversos sectores en torno a zonas comerciales tradicionales o históricas formando Centros Comerciales contribuye a generar experiencias en los visitantes.

Desarrollo

Las compras son una de las principales actividades que los visitantes desarrollan en el destino e influyen en la experiencia turística (Moscardo, 2004)

Se centran, principalmente, en el aspecto económico del proceso de compra; satisfacción del visitante; y otros elementos relacionados con el acto de la compra (calidad de servicio, variedad y precio de los productos, preferencias de compra y el gasto de los turistas en destino).

También contemplan cuestiones como los valores experienciales e intangibles de los establecimientos o el potencial de compra de los visitantes en centros comerciales.

El comportamiento de recomendación es de gran interés en el proceso de toma de decisiones de compra o visita de un destino, ya que la recomendación de familiares y/o amigos es muy utilizada como fuente de información personal cuando se quiere realizar la compra de algún producto determinado o se planifica un viaje.-

Los compradores disfrutan la experiencia de conseguir los productos que desean comprar, pero consiguen más emoción de otros aspectos de interacción con vendedores y otros compradores, sobre todo en los casos de procesos de compra en áreas comerciales.

El hecho de que la experiencia de compra sea amena o no depende de dos factores principales: factores del comerciante, bajo el control e influencia de los propios distribuidores (precios, variedad de productos, ambiente del establecimiento y personal de ventas); y factores del consumidor, asociados propiamente al individuo (aspectos sociales, tareas, tiempo, implicación con el producto y recursos económicos).

Además, los compradores están en contacto continuo con otras personas y con el entorno durante sus experiencias con las compras. La importancia de otras personas en la prestación de un servicio se manifiesta claramente, por ejemplo, al realizar mediciones de la calidad, está relacionada con el personal de ventas.

La comodidad y seguridad con el proveedor del servicio son elementos clave en la evaluación de la calidad que realiza en función de cómo sea la experiencia, los consumidores con una experiencia limitada en un servicio determinado tienen una probabilidad mayor de volver si se han sentido bien atendidos; pero una vez que el aspecto social ha sido satisfecho, otros elementos como el confort podrían influir más. Por otro lado, para consumidores con mucha experiencia, la calidad percibida del servicio es más importante que las influencias sociales. Esto es particularmente importante en el caso de las situaciones turísticas de compra, porque los visitantes pueden no tener experiencia de compra en algunos tipos de establecimientos del destino. En tal caso, las influencias sociales podrían tener más importancia que la calidad del servicio. Por otro lado, el acto de compra en establecimientos turísticos de la naturaleza de éstos. En consecuencia, se podría afirmar que la relación entre los visitantes y los espacios comerciales es simbiótica y las experiencias se crean a partir de los establecimientos turísticos

Una de las formulas de organización comercial más avanzadas actualmente en el mundo es la creación de Centros Comerciales Abiertos en zonas turísticas donde se vinculen agentes económicos implicados en un área determinada de una ciudad con una concepción global de oferta comercial, servicios, cultura y ocio.

Una figura jurídica con imagen y estrategia propia, que requiere y que tiene una planificación estratégica concreta y conjunta a medio y largo plazo con el objetivo de desarrollar un sistema eficaz y eficiente que permita la adaptación del sector a las nuevas demandas del mercado relacionadas con los cambios tecnológicos, el avance del transporte y la comunicación, el aumento de la competencia, y la modificación de los hábitos de consumo.

Acciones para lograr la creación de un Centro Comercial Abierto:

Esta estrategia comercial consiste en la agrupación de negocios de diversos sectores en torno a zonas comerciales tradicionales o históricas. Las empresas englobadas en este Centro Comercial desarrollan acciones comerciales conjuntas, de promoción y venta, apostándose por un lugar de encuentro que conjuga el ocio y las compras.

El punto de venta debe ofrecer un elevado valor añadido unido a la compra, convirtiendo al establecimiento en lugar de referencia, tanto por su oferta de productos y atención al cliente como por sus servicios complementarios: ofertas gastronómicas, servicios de peluquería, internet, gimnasios, áreas de actividades de ocio, juegos, bares, áreas de feria, foto club, farmacias, actividades recreativas para todas las edades, entre otras.

Debe estar ubicado en un lugar céntrico de la ciudad donde predomine la belleza natural.

Seleccionar y formar el personal para la actividad así como mantener la superación técnica logrando un equipo de trabajo.

Establecer diferentes tiendas con productos de moda, artesanía del lugar, productos nacionales y en las que se vincule con la cultura del país.

Establecer venta de productos con diferentes precios asequibles a todos los tipos de clientes.

Los visitantes en un destino experimentan estímulos diferentes a los habituales, como pueden ser el contacto con la población local, la observación de lugares nuevos o el descubrimiento de un comercio especializado diferente a lo ya conocido, las experiencias con las compras en turismo difieren de otras experiencias debido al grado de implicación del visitante.

Actualmente, las experiencias con las compras en turismo pueden no ser las mismas que las experiencias con las compras de productos personales o para el hogar, especialmente, porque los visitantes actúan en un contexto distinto a sus hábitos de compra diarios.

Conclusiones

Estos tiempos exige la creación de Centros Comerciales Abiertos donde se impliquen en un área céntrica y delimitada de la localidad varias empresas dedicadas al comercio y valores añadidos como: los servicios gastronómicos, actividades culturales y de ocio, teniendo en cuenta las necesidades de los clientes y las características de la región.

Los compradores disfrutan la experiencia de conseguir los productos que desean comprar, pero consiguen más emoción de otros aspectos de interacción con vendedores y otros compradores. como pueden ser el contacto con la población local, la observación de lugares nuevos o el descubrimiento de un comercio especializado con diferentes ofertas de productos y otros servicios, atendidos con una gran profesionalidad de sus trabajadores.

Bibliografía

Zig Ziglar (2003). Puedes alcanzar la cima. Editorial PB

Frank Víctor (2004). "El hombre en busca de sentido". Editorial: Herder

Williams Pat (2006). Vamos al éxito. Editorial: Selector.

 

 

 

Autor:

MSc María Teresa González Hernández.

Profesora principal del Departamento de Técnicas profesionales del Centro de Capacitación para el Turismo en Matanzas: José Smith Comas, en Varadero.

MSc Inés Marisela Mendoza Pérez.

Profesora principal del Departamento de Técnicas profesionales del Centro de Capacitación para el Turismo en Matanzas: José Smith Comas, en Varadero.