Efecto que tienen los subsidios en la sociedad



Introducción

Los subsidios a los sectores de bajos recursos son considerados en teoría temporales, para subsanar problemas coyunturales. En Panamá esto no ha ocurrido. Se han vuelto permanentes. Los gobiernos manejan en su presupuesto +500 millones de dólares destinados a subsidiar a los sectores de más bajos recursos.

Es una fórmula que utilizan los grupos más poderosos que monopolizan el poder político para generar relaciones 'clientelistas' con los sectores más vulnerables de la sociedad.

Nos enfocaremos en los seis subsidios mas influyentes para la sociedad, que son subsidios directos pagados por diversas organizaciones:

El otorgamiento de un subsidio requiere realizar delicadas ponderaciones, no sólo en términos de eficiencia económica, sino también de impacto político y social, a nuestro criterio los subsidios deberían replantear el esquema de cada subsidio para que logre su objetivo principal, el cual es ayudar a la clase que más lo necesita mientras logra estabilizarse económicamente.

Capítulo 1

Definición

Con origen en el latín subsidium, el concepto de subsidio permite identificar a una asistencia pública basada en una ayuda o beneficio de tipo económico. Se trata de un sistema enfocado a estimular el consumo o la producción, o de una ayuda que se otorga por un tiempo determinado2.

Existen diferentes alternativas de política para alcanzar un objetivo económico, una alternativa son los subsidios que buscan favorecer ciertos segmentos de la población aunque la magnitud y eficiencia que se logre, dependerá de la forma en que se concedan y administren. Un clásico ejemplo es el subsidio en alimentos, el ingreso compensado recae en los consumidores, pero el subsidio puede favorecer a consumidores y productores. Si se otorga a estos últimos, puede concretarse en insumos más baratos o entregarse en forma de respaldo a sus procesos operativos.

Un gobierno concede subsidios para alcanzar determinados objetivos de política, que incluyen la compensación de las imperfecciones de mercado, la expansión de las economías de escala y el cumplimiento ineludible de algunos objetivos sociales

En economía el subsidio se aplica para estimular artificialmente el consumo o la producción de un bien o servicio.

Son los mecanismos contrarios a los impuestos. Son políticas de "promoción" o de "estimulo" para diversos sectores.

El otorgamiento de un subsidio requiere realizar delicadas ponderaciones, no sólo en términos de eficiencia económica, sino también de impacto político. El peso presupuestario del subsidio limita sus dimensiones y la selección del grupo beneficiado puede tener serias repercusiones domésticas. En segundo lugar, el efecto sobre otros socios comerciales del país que otorga el subsidio puede ser significativo, aspecto que se tiende a ignorar ante la presencia de presiones internas de grupos que claman por el subsidio, especialmente en épocas de recesión.

Teóricamente existen dos elementos que están presentes, dentro de una política de subsidios:

El excedente del consumidor (grafica1): Diferencia entre la cantidad máxima que los consumidores están dispuestos a pagar y la cantidad que efectivamente pagan por una porción dada de bien subsidiado.

El Excedente del productor (grafica 2): Diferencia entre el ingreso del productor y el costo de oportunidad de la producción 1.

Estos conceptos dan lugar a una amplia gama de posibilidades que pueden considerarse como subsidios. Sin embargo, contienen elementos que configuran diferentes maneras de intervención gubernamental.

Existen subsidios que están dirigidos a toda la población, el beneficio estaría en el consumo del bien, puesto que se paga un precio mucho menor del real y está al alcance de toda la población, es de cobertura universal, por ejemplo: Consumo de gas, luz, teléfonos, etc. (la educación, salud, seguridad, servicios básicos, entre otros, son gastos sociales que Estado debe realizar para cumplir su función como tal). Por otra parte existen subsidios que están dirigidos a determinados estratos de la sociedad y son de determinada cobertura, subsidios focalizados, por ejemplo: Los programas dirigidos a la población pobre y en especial a los niños pobres.

En términos amplios, subsidio es el gasto o la exoneración que realiza un gobierno, en dinero o en especie en beneficio de empresarios o consumidores, sin que paralelamente el gobierno reciba una compensación equivalente.

El Estado provee un bienestar colectivo y coadyuva al mejoramiento de la calidad de vida de todos los ciudadanos, haciendo posible que la prestación de los servicios públicos esenciales cubra a toda la población de un país. Contemplando mayores rendimientos para los empresarios de lo que recibirían en un mercado competitivo, en tanto que los consumidores obtendrían bienes o servicios por debajo de su costo de producción.

La teoría marxista plantea que, a través de los subsidios, el Estado asume parte del costo reproducción de la fuerza de trabajo, con lo cual se mejoran las condiciones para el incremento de la plusvalía apropiada por los capitalistas. Por lo tanto el subsidio es un factor impulsor de la reproducción ampliada del capital5.

Desde la perspectiva de la economía política, los gastos sociales y los subsidios coadyuvan a la reproducción de la fuerza de trabajo, de modo directo e indirecto. De modo directo lo hacen generando condiciones de producción adecuadas, especialmente en términos de tener la calificación técnica necesaria (educación), como de estar en condiciones óptimas de rendimiento.

El modo indirecto se manifiesta, en el incremento del tiempo de trabajo de las mujeres en el hogar (las llamadas "tareas domésticas"), al "liberarlas" del trabajo remunerado fuera del hogar.

También desde la perspectiva de la economía política, hay una triada que debe analizarse en su interacción: subsidio, gasto social y gasto privado de reproducción de la fuerza de trabajo.

Los tres factores coadyuvan a la reproducción de la fuerza de trabajo y a la acumulación del capital. En situaciones de "Estado benefactor", el gasto social y los subsidios son dominantes, disminuyendo el gasto privado de reproducción de la fuerza de trabajo.

En situaciones de "desregulación" de la economía, de privatizaciones y de "achicamiento del Estado", el gasto social y los subsidios disminuyen, y tiende a incrementarse el gasto particular para la reproducción de la fuerza de trabajo. Bajo este escenario el neoliberalismo tienden a minimizar el concepto de gasto social, asumiendo que en realidad éste es una forma de subsidio.

Tipos de subsidio

Los Subsidios se suelen clasificar en directos e indirectos.

Los primeros consisten en donaciones que se dan a las personas para mejorar sus Ingresos, estos subsidios se han usado extensamente para combatir la Pobreza de algunas capas de la población; la experiencia histórica muestra que ellos son incapaces de eliminarla, pues crean desincentivos a la Actividad Productiva y Dependencia, siendo útiles en la práctica sólo como paliativos de corto Plazo ante situaciones de emergencia.

Los indirectos, se dan a las empresas para que puedan vender sus productos a Precios menores que los resultantes de los equilibrios de Mercado. En este último caso el objetivo que se persigue es, indirectamente, abaratar las condiciones de vida de la población de menores Recursos ofreciéndole la oportunidad de adquirir productos de primera Necesidad.

Los subsidios se otorgan también a los productores rurales, para evitar las migraciones a las ciudades, y se utilizan además para hacer más competitivas las Exportaciones de un país.

Clasificándose según su aplicación en:

Subsidios a la oferta: Otorgados a los productores de bienes y servicios. Se dan cuando, el gobierno quiere que la población consuma mayor cantidad de un bien particular, la energía eléctrica por ejemplo. Una forma de lograrlo es otorgar un subsidio general a los productores o consumidores del mismo.

Subsidios a la demanda: Son subsidios que reducen lo que paga el usuario, por debajo del costo del bien o servicio. Dentro de los subsidios a la demanda, existen:

Subsidios directos: El Gobierno paga directamente una parte del servicio a algunos consumidores.

Subsidios cruzados (entre diferentes usuarios): En este caso la Empresa calcula su tarifa general (que cubre los costos totales) pero no cobra el mismo monto a todos los clientes. Algunos pagan más que el costo real, para permitir que otros paguen menos. No hay necesidad de que el Gobierno ponga nada del costo de este subsidio. Ya que el ingreso total de la empresa se mantiene igual. El sector en su totalidad no está siendo subsidiado; sino, algunos usuarios (quienes, se supone, son los menos necesitados) están subsidiando el consumo de otros usuarios (los supuestamente más necesitados). Por ejemplo: Las Tarifas por sectores del servicio de luz eléctrica.

Subsidios a la producción: Son pagos corrientes, sin contrapartida, que el Gobierno hace a las empresas en función de su participación en la producción, para hacer más accesibles los precios de mercado de algunos bienes o servicios. Evitar que suban los precios o tarifas (generalmente aplicable a servicios públicos); de esa manera los consumidores reciben el bien o servicio a un precio menor que el que pagarían si no existiera el subsidio

Al precio inicial la empresa es dispuesta a producir una mayor cantidad ya que con las transferencias del Estado, aun puede producir más manteniendo su precio. De mantener el precio se produce un exceso de demanda el cual se corrige mediante la disminución del precio y por lo tanto con un aumento en la cantidad

Es importante que un subsidio cubra el ciento por ciento de los productos y bienes cuya importación ha sido sustituida por la producción nacional en lo que respecta a unidades; y en lo que se refiere a valores, el subsidio debe cubrir el excedente de lo que se invertiría en su importación para evitar su carestía y escasez, y que el remedio de fomentar la producción nacional no sea peor que la enfermedad de seguir importando a precios altos.

Subsidios a los hijos: Son pagos no reembolsables entregados a el padre de familia con el fin del "Bienestar" de sus hijos.

Los subsidios constituyen un instrumento utilizado en las políticas públicas para estimular el consumo o la inversión, y a través de ello la producción y la innovación tecnológica, para solucionar fallas de mercado y para proteger a los grupos más vulnerables.

Capítulo 2

Antecedentes Históricos de los Subsidios

Monografias.com

MINISTRO DEL MIDES

Desde la década de los años cuarenta, se cuenta con legislación sobre los subsidios estatales, los cuales se otorgaban a través del Ministerio de Salud, Trabajo y Previsión Social.  En la Constitución Política de 1946, en el Título de Derechos y Deberes Individuales y Sociales.

Capítulo Segundo- sobre la Familia, los artículos 60, 61 y 62, en establecían lo siguiente:

Mediante el Decreto Ejecutivo No. 21 (de 2 de julio de 1998) deroga Decreto Ejecutivo No. 25 de 6-03-1996 y se dictan nuevas disposiciones que reglamentan los subsidios que otorga el estado a organizaciones sin fines de lucro y todas las personas naturales.

Mediante el Decreto Ejecutivo N° 54 del 16 de julio de 2002 dentro del MIDES se crea La Dirección de Subsidios Estatales.

La Dirección Nacional de Subsidios Estatales establece las pautas para regular los subsidios que el Estado otorga a los Patronatos, Fundaciones, Asociaciones y Organizaciones sin fines de lucro, dedicadas al desarrollo de programas sociales con la finalidad de lograr el fortalecimiento de la familia, la comunidad y grupos de población vulnerables en el territorio nacional.

Esta dirección también supervisa cuidadosamente cada gasto efectuado por las organizaciones subsidiadas, tomando en cuenta el presupuesto aprobado y los límites establecidos para cada programa o proyecto.

Instituciones otorgantes de subsidios:

La Dirección de Subsidios Estatales lleva a cabo junto con Organizaciones No Gubernamentales, proyectos o programas que benefician anualmente a un promedio de cincuenta mil (50 000) personas. Entre los proyectos tenemos albergues, Centros de Orientación Infantil (COIF), comedores, Centros de atención médica y rehabilitación, centros de capacitaciones y de asistencia legal.

Este es el caso de los programas Ángel Guardián GGG, con $13 millones; 120 para 65, con $169 millones, y Nutrición Escolar, con $22 millones, y Fondo de Equidad para la Calidad de la Educación (FECE), que recibe 88 millones. Por su parte, los programas que registran una disminución de subsidios son el Fondo de Compensación Energética ($92 millones), Uniformes, libros y útiles escolares ($2 mil millones), Red de Oportunidades ($31 millones), Interés preferencial ( $73 millones), gas licuado ($67 millones), Beca Universal ($166 millones) y Fondo de Estabilización Tarifaria, e IVM, que recibe $67 millones.

En cuanto al presupuesto del MEF para los fondos de compensación energética ($92 millones) y de estabilización tarifaria ($65 millones), la reducción del presupuesto se debe a la disminución del costo del petróleo que se ha venido registrando.

El ministro del Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia, anunció durante la presentación del presupuesto 2016 en la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (APEDE) que revisará el subsidio al tanque de gas y que ya se eliminó el Fondo de Compensación Energética (FACE) que reciben los clientes del sector energético, incluyendo comercios e industrias, lo que a juicio de Moreira podría llevar a una reducción del costo de la electricidad.

Como "el Gobierno Nacional ha diseñado una política de focalización de los subsidios con el objeto de destinar recursos a la satisfacción de las necesidades sociales, de mantenerse la evolución a la baja del precio del petróleo es de esperarse una disminución adicional por lo menos del subsidio eléctrico', dijo Moreira, quien señaló que "la tarifa debería bajar como consecuencia de la disminución del precio del petróleo'.

Para el economista Felipe Chapman, "varios de estos subsidios pueden ser modificados, por ejemplo, el de la CSS debe ser financiado con una reforma al programa IVM, el de gas licuado se puede ir reduciendo aprovechando la disminución del precio del petróleo y a otros se podría ir fijando una fecha de terminación de forma decreciente. En cualquier caso, es inconveniente aumentar los programas de subsidios y lo ideal es definir una estrategia para reducirlos paulatinamente', agregó.

El presupuesto total de subsidios para el próximo año es de $1,309, unos $16 millones (1%) menos que el de este año, que fue $1,325 millones.

Monografias.com

Capítulo 3

Análisis

En Panamá el otorgamiento de un subsidio requiere realizar delicadas ponderaciones, no sólo en términos de eficiencia económica, sino también de impacto político y social. El peso presupuestario del subsidio limita sus dimensiones y la selección del grupo beneficiado puede tener serias repercusiones domésticas. En segundo lugar, el efecto sobre otros socios comerciales del país que otorga el subsidio puede ser significativo, aspecto que se tiende a ignorar ante la presencia de presiones internas de grupos que claman por el subsidio, especialmente en épocas de recesión.

Nos enfocaremos en seis subsidios sociales, que consideramos son los causantes de mayor impacto en nuestra sociedad, estos son:

Ángel Guardián

El Programa Ángel Guardián viene a ser uno de los pilares que mitiga y da respuesta a un sin número de necesidades que por la naturaleza de su condición demandan, incluyendo a las personas con discapacidad en el marco de promoción de un modelo de desarrollo inclusivo y del reconocimiento de estas personas como sujetos de derechos.

Red de Oportunidades

Descripción La Red de Oportunidades es un programa del Ministerio de Desarrollo Social que tiene como objetivo insertar a las familias en situación de pobreza y pobreza extrema, en la dinámica del desarrollo nacional, garantizando los servicios de salud y educación. El programa consta de transferencias monetarias condicionadas, oferta de servicios, acompañamiento familiar e infraestructura territorial.

120 a los 65

Es el programa Especial de Transferencia Económica a los Adultos Mayores (hombres y mujeres) que consiste en la entrega de 120.00 balboas mensuales a las personas adultas mayores de 65 años o más sin Jubilación ni Pensión, en condiciones de riesgo social, vulnerabilidad, marginación o pobreza.

El Metro

Subsidiar el pasaje del Metro de Panamá; el costo establecido es de 35 centésimos para el público en general, 24 centésimos para los jubilados, personas de tercera edad y con discapacidad y 17 centavos para los estudiantes.

Barrios Seguros

La implementación del programa "Barrios Seguros" que realiza el Ministerio de Seguridad Pública, busca resocializar a los jóvenes que integran las pandillas y que deciden en forma voluntaria a formar parte del programa para que los ciudadanos cuenten con barrios seguros y en paz.

Beca Universal

Prevenir y contrarrestar la deserción escolar de estudiantes que presentan problemas socioeconómicos, según evaluación del gabinete psicopedagógico, con el otorgamiento de un apoyo económico que coadyuve en sus necesidades escolares básicas.Elevar los índices de inscripción y de asistencia escolar dentro de los procesos educativos.Brindar la oportunidad de ser beneficiarios a los estudiantes de educación primaria, pre-media y media que durante el año escolar en curso cuenten con el promedio académico requerido por esta Ley.

A continuación, la tabla muestra la cantidad de beneficiarios, de los subsidios descritos anteriormente, el presupuesto que tiene cada entidad destinada para subsidiar cada uno de ellos y la tasa por persona que se ven beneficiadas por estos.

El MIDES (Ministerios de Desarrollo Social) es el ministerio encargado de subsidiar a la clase baja de la sociedad con el fin de ayudarlos con su crecimiento, otorgándole subsidios económicos de forma directa, para lograr este objetivo; con un 96% de capital de inversión para los subsidios. (ver tabla 1 de anexos).

De igual forma el ministerios de la presidencia trabaja por mejorar la situación económica de los ciudadanos en Panamá, subsidiando un porcentaje del peaje del Metro; Esta entidad otorga un 57% del presupuesto de Inversión a la transferencia de Capital. (ver tabla 1 de anexos)

El Ministerio de Seguridad ha implantado un subsidio llamado Barrio Seguro para disminuir las pandillas y resocializar a los jóvenes.

El MEDUCA (Ministerio de Educación) otorga becas a los niños de escuelas publicas para ayudarlos a continuar con sus estudios, teniendo un 57% de la transferencia de Capital para cubrir los subsidios a la educación panameña. (ver tabla 1 de anexos).

Subsidio

Cantidad de Beneficiarios

Presupuesto

Año del presupuesto

MINISTERIO

Tasa por persona

Ángel Guardián

8,000.00

B/. 23,400,000.00

2015

MIDES

B/. 2,925.00

Red de Oportunidades

362,815.00

B/. 48,900,000.00

2015

MIDES

B/. 134.78

120 a los 65

90,000.00

B/. 123,200,000.00

2015

MIDES

B/. 1,368.89

El Metro

78,463,136

B/. 22,334,628.00

2016

Ministerio de la Presidencia

B/. 0.28

Barrios Seguros

3,000.00

B/. 7,000,000.00

2015

Ministerio de Seguridad

B/. 2,333.33

Beca Universal

650,000

B/. 160,000,000.00

2016

MEDUCA

B/. 246.15

Panamá es un país donde la mayor parte de su habitante se concentra en la capital y así los subsidios, si los subsidios en su gran mayorías son ayudas económica para las personas con menos recursos porque los panameños de zonas más apartadas no reciben los mismos beneficios que los de la capital.

Tenemos que definir por que se generan los subsidios por aceptación política o por ayuda social el panameño de clase media siente que estos subsidios son más que ayuda social es clientelismo político, cada gobernante otorga un nuevo subsidio y no cancela los anteriores, sabiendo estos son creado de forma temporal.

Los subsidios son programas que cierran brechas de pobreza en una familia,

Causas

El origen de los subsidios se puede dar por la existencia de fallas de mercado, ante la presencia de monopolios, oligopolios, externalidades en la producción o el consumo, que hace necesaria, en ocasiones, la intervención del Estado, a fin de propiciar la eficiencia en la economía, utilizando varios instrumentos, entre ellos los subsidios, los cuales pretenden lograr una mejor reasignación de los recursos. Esto implica una gran responsabilidad: esta asignación del ingreso puede tener (y de hecho tiene) un gran impacto sobre el nivel de pobreza y el bienestar social en un país. Establecer recursos y objetivos implica la capacidad de redistribuir el ingreso para incidir en el bienestar social y proveer servicios básicos de una manera equitativa sin condicionantes de ningún tipo. El Estado influye de manera directa sobre el bienestar colectivo a través de la política de subsidios y la asignación del gasto social, actividades que tienen impactos redistributivos importantes en el país.

Desde una perspectiva económica al otorgar un subsidio se reasigna recursos, e interfiere en la actividad económica del país, para alcanzar objetivos de mediano plazo. Por ello se tiende a corregir "imperfecciones del mercado", se amplían las economías de escala en la producción; y, se cumple con objetivos sociales como la creación de redes de protección para los pobres, alterando la distribución del ingreso y ampliando las fuentes de empleo. Cuando el gobierno otorga subsidios para corregir imperfecciones del mercado, pretende aumentar la eficiencia del sistema económico. Y esto ocurre cuando los mercados no asignan los recursos de manera eficiente. De igual forma, se subsidia a las empresas para ampliar las economías de escala. Por ejemplo, si una empresa extranjera es más competitiva debido a su mayor tamaño, un subsidio a la empresa local puede permitirle ampliar su capacidad y superar, por tanto, su ineficiencia inicial. El cumplimiento de los objetivos sociales proporciona claros argumentos para otorgar subsidios

Es importante destacar que la distinción entre los conceptos, gasto social y subsidio, no es absoluta y depende de las diferentes prioridades del Gobierno. Desde el punto de vista de un Estado benefactor la principal meta es el bienestar social. En contra posición con un Estado privatizador que busca la competencia perfecta, donde el libre juego de oferta y demanda llevaría al equilibrio económico.

Los subsidios enmarcados en las políticas sociales tienen, en general, el objetivo de fomentar el consumo de bienes que la sociedad considera relevantes para el bienestar y la justicia social y con externalidades positivas para la comunidad en su conjunto: vacunas y alimentos, transferencias monetarias con corresponsabilidad, atención gratuita de servicios de salud y gratuidad de la educación escolar básica. Son aplicados ante un aumento de la pobreza, consecuencia del deterioro de los ingresos de un sector de la población, debido a discrepancias en la redistribución del ingreso, la baja participación de las remuneraciones con respecto al PIB, la disminución de la inversión per cápita, entre otras.

Consecuencias

En todos los casos el impacto económico de los subsidios es sumamente importante, tanto por el lado del gasto porque los subsidios implican sacar recursos de unas políticas para financiar otras, como por el lado de las posibles distorsiones que puede generar.

Asimismo, es de suma importancia que sean focalizados directamente a las personas, grupos o sector específico que lo necesiten y definir también la temporalidad de los mismos. Subsidios a largo plazo y sin una evaluación clara acerca de su eficacia para el logro de sus objetivos pueden terminar siendo perjudiciales para la economía y la sociedad en su conjunto.

Finalmente, debe considerarse además que los recursos públicos son escasos, por lo que la implementación de subsidios requiere de un análisis riguroso en términos de los efectos que podría tener en la sostenibilidad fiscal, inversiones públicas y el crecimiento en el mediano plazo.

El impacto fiscal de los subsidios se asocia estrictamente a la forma en que se conceden los mismos. En el corto plazo los subsidios no necesariamente pueden ser asumidos por el presupuesto del Estado, sino que su carga es más bien transferida a los contribuyentes, lo que implica que alguien tiene que pagar por ellos. Los subsidios muchas veces son insuficientes, independientemente de si afectan directamente al gasto público o no, por eso, bien se puede afirmar que los efectos de los subsidios van más allá de su costo explícito.

Entre los precios de los consumidores y los costos de producción, los subsidios resultan en una asignación ineficiente de recursos, si se aplican en un mercado competitivo, en donde la posibilidad de conseguir economías de escala no justifican su otorgamiento. Estas ineficiencias en la asignación de recursos pueden resultar en un menor crecimiento económico, en la medida que algunos factores de la producción, como trabajo y capital se desvíen de sectores en donde su productividad marginal es elevada.

Efectos generales de la aplicación de Subsidios en la economia:

Hay situaciones en que los gobiernos adoptan la transferencia de subsidios en vista de consecuencias económicas que encuentran su origen en previas políticas económicas estatales. Tal es lo que sucede cuando se fijan precios y, en particular, cuando el precio político se impone por el lado de la oferta, lo que se conoce como precio máximo, cuyo efecto inmediato es reducir la rentabilidad del productor o comerciante y en la practica la escases del producto regulado. Por consiguiente, el Estado trata de desvirtuar los efectos pagando un subsidio a los productores del bien regulado3.

El objeto del gobierno al conferir un subsidio a la producción es "evitar" la escasez del producto en cuestión, estimulando la elaboración o comercialización del mismo, que había sido previamente desincentivada debido a la imposición del precio político por debajo del precio de mercado. Se trata de incitar artificialmente a los oferentes que habían retraído su elaboración ante la señal falseada transmitida por el precio máximo. Pero, como señala Hazlitt:

"Prescindiendo de las dificultades administrativas que todo ello implica y suponiendo que el subsidio sea suficiente para asegurar la producción relativa deseada de leche y mantequilla, es notorio que si bien el subsidio es pagado a los productores, los realmente subvencionados son los consumidores. Porque los productores, en definitiva, no reciben por su leche y mantequilla más de lo que obtendrían si se les permitiese aplicar un precio libre a tales productos, pero en cambio, los consumidores los obtienen a un precio muy por debajo al del mercado libre. Están, pues siendo subvencionados en la diferencia, es decir, en el importe del subsidio pagado aparentemente a los productores.

La realidad, en definitiva, es que los subsidios nos perjudican a todos aunque, en diferentes momentos y direcciones, beneficien a algunos a costa de otros, desembocan, en un juego de suma cero, en el cual nadie gana nada. Y tienen un efecto perverso sobre los incentivos, porque distorsionan tanto la oferta como la demanda al conservar todas las secuelas nefastas de los precios controlados.

Cuantificacion de los Subsidios

La valoración de los subsidios a menudo es complicada, la manera más evidente y sencilla para conocer su magnitud es cuantificando la erogación presupuestaria, sin embargo, muchos subsidios no son explícitos ni se realizan con asignaciones del presupuesto. Para valorar la cantidad de recursos aplicados a través de subsidios, se puede identificar los subsidios contenidos en el gasto social. Estos tipos de subsidio se pueden calcular de manera directa puesto que están presupuestados.

Ventajas

Los Subsidios buscan estimular las externalidades positivas. Por ejemplo, el Estado gasta en educación y salud bajo la premisa de que el beneficio que se deriva por toda la sociedad además del beneficiado, es mayor que el costo. Así, a través de la educación, la sociedad recibe un gran beneficio por cuanto que la población se hace más civilizada y productiva y menos violenta, por ende el Estado gasta menos en seguridad y cárceles, permitiendo a la economía crecer más rápido. Otro ejemplo, cuando se invierte en vacunas para prevenir enfermedades transmisibles y se evitan epidemias.

Los subsidios se dividen en directos e indirectos. Los directos comprenden transferencias en dinero o especies a los beneficiaros. Un ejemplo en Panamá serían los programas "Red de Oportunidades" y "100 a los 70". Mientras que los subsidios directos se enfocan en lo social, los indirectos en lo económico. Un ejemplo de indirectos incluye subsidios a las exportaciones agrícolas en Panamá y se denominan Certificado de Fomento a la Agro—exportación.

Los subsidios deben responder a principios fundamentales y uno de ellos es poder medir sus costos y beneficios, que se enfoquen en la población más necesitada y evitar que se inhiba el potencial de auto superación de los individuos y empresas.

En general un subsidio que invierte en aumentar el capital humano permanente de la persona (como educación, salud y vivienda) es positivo para todos. Existen otros que solo estimulan el consumo temporal sin mejorar la condición permanente de la persona, lo cual no es bueno. "Pan para hoy, hambre para mañana". El criterio preferible es "Al que tiene hambre, no solo dale pescado, enséñale a pescar".

Desventaja

Para que los subsidios cumplan los fines adecuados, deben ser eficientes, con esto se dice que la inversión que el gobierne brinde a estos programas de ayuda social llegue de forma directa a los que más necesitan con el fin de erradicar la pobreza. También se dice que deben ser eficaces, con esto se dice que la inversión mejore de manera permanente la capacidad de la gente y beneficie a la población de menor ingreso.

Los subsidios deben destacar en los principios fundamentales, que es de poder medir sus costos y beneficios, que se enfoquen en la población más necesitada de un determinado país, así como evitar que se inhiba el potencial de auto superación de un individuo o de un grupo de personas.

Uno de los aspectos para tomar en cuenta en la convivencia de instaurar programas de interés social, se ve muy reflejado en la realidad política que se vive. Es por esto que algunos países de Latinoamérica, incluyendo Panamá se hace muy difícil reversar, eliminar o reformar los subsidios, por el simple hecho de los respectivos gobiernos a perder simpatía política y por la resistencia de la población de dicha asistencia, que para muchos de la clase media resulta una carga mas elevada, debido a que somos los más sacrificados en cuestión de pago de impuestos.

En Panamá se ha ido aplicando a pasar de los años un conjunto de importante programas de ayuda social, desde el gas (cilindros de 25 lb), electricidad, hasta la adquisición de viviendas. De acuerdo a informes de Ministerio de Economía y Finanzas, indican que las familias que reciben entre $200.00 y $1000 mensuales recibieron 45% de estos fondos, de entre $1000 a $1500 un 16% y entre $1500 y $2500 un 13.8%, en subsidios de electricidad.

En cuanto al tanque de gas, el estudio indico que el estado invirtió $85 millones, de acuerdo a lo conocido la mayor parte del porcentaje de pobreza, reside en comunidades no urbanas. Sin embargo, un 56% de esta inversión fue destinada en la provincia de Panamá, en comparación a un porcentaje muy bajo, que fue destinado a las poblaciones rurales indígenas, situación esta que nos parece poco equitativa.

Otro estudio señala, que en cuanto al transporte se invirtieron $10.6 millones, de los cuales se beneficiaron las poblaciones urbanas y suburbanas (ciudad Panamá, Arraijan, La Chorrera), no así a los lugares de mayor pobreza.

Sabemos que algunos de estos subsidios son beneficios para la población, como por ejemplo el que se invierte en el capital humano, como lo es la salud, vivienda y educación, pero existen otros que solo ayudan a estimular el consumo temporal, sin mejorar la condición permanente de la persona, lo cual no lo vemos viable para la economía del país.

Algunos críticos indican que los subsidios traen consigo más que ventajas, muchas desventajas entre ellas están, que el gobierno pierde ingresos y aumenta sus egresos, que es una deuda permanente que todos pagamos, crea un estancamiento al desarrollo del país, en donde se aplique el subsidio (sector agrícola por ejemplo), debido a que la población se vuelve dependiente de esta.

Todo lo mencionado anteriormente nos lleva a la conclusión que las reglas a estos subsidios deben ajustarse progresivamente para reenfocar la aplicación a la población que más lo necesita, adicional a que deben evaluarse cuidadosamente si es recomendable seguir realizando programas de esta naturaleza

Capítulo 4

Anexos y Cuadros

Monografias.com

Monografias.com

Excedente del Consumidor ( Grafico 1)

Monografias.com

Excedente del Productor ( Gráfico 2)

Monografias.com

Gráfico 3

Monografias.com

Grafico 4

Monografias.com

Monografias.com

Monografias.com

Monografias.com

Conclusión

La aplicación futura de subsidios en el país estará sujeta a la tendencia económica del gobierno de turno, existiendo dos visiones posibles, la de un Estado benefactor, cuya meta principal es el bienestar social, considerando la existencia de gastos sociales. En contra posición con un Estado privatizador que busca la competencia perfecta, donde el libre juego de oferta y demanda llevaría al equilibrio económico, en cuyo escenario el gasto social es considerado subsidio.

Los subsidios resultan en una asignación ineficiente de recursos, si se aplican en un mercado competitivo, en donde la posibilidad de conseguir economías de escala no justifica su otorgamiento.

La ineficiencia en la asignación de recursos pueden resultar en un menor crecimiento económico, en la medida que algunos factores de la producción, como trabajo y capital se alejen de sectores en donde su productividad marginal es elevada

Un subsidio debe cubrir el ciento por ciento de los productos y bienes cuya importación ha sido sustituida por la producción nacional en lo que respecta a unidades; y en lo que se refiere a valores, el subsidio debe cubrir el excedente de lo que se invertiría en su importación para evitar su carestía y escasez.

Hay situaciones en que los gobiernos adoptan la transferencia de subsidios en vista de consecuencias económicas que encuentran su origen en previas políticas económicas estatales. Tal es lo que sucede cuando se fijan precios y, en particular, cuando el precio político se impone por el lado de la oferta, lo que se conoce como precio máximo, cuyo efecto inmediato es reducir la rentabilidad del productor o comerciante y en la practica la escases del producto regulado.

"Cada uno de nosotros, en una palabra, tiene una múltiple personalidad económica. Somos productores, contribuyentes y consumidores. La política que propugne dependerá de la postura particular que se adopte en cada momento. Porque cada cual es unas veces el Dr. Jekyll y otras Mr. Hyde. Como productor desea la inflación (pensando principalmente en sus propios servicios o productos), como consumidor desea la limitación de los precios (pensando principalmente en lo que ha de pagar por los productos ajenos). Como consumidor puede abogar por los subsidios o aceptarlos de buen grado; como contribuyente se lamenta de tener que pagarlos."(Hazlitt, Henry).Por lo tanto, cuando de tratan de subsanar los efectos de los controles de precio, los subsidios nos perjudican a todos aunque, en diferentes momentos y direcciones, beneficien a algunos a costa de otros, desembocan, en un juego de suma cero, en el cual nadie gana nada.

Bibliografía

 

 

 

Autor:

Moisés Batista

Madeleine Díaz

Anayansi Manzané

Betzaida Rebolledo

Arturo Robinson

Laura Tuñón

Fecha de entrega:

Jueves, 2 de Enero de 2017

Monografias.com

UNIVERSIDAD LATINA DE PANAMÁ

Maestría de Administración de Negocios con Énfasis en Dirección Empresarial

Maestría en Comercio y Logística

PAD-003

Economía Empresarial

Profesor:

Raúl Alberto Bethancourt

Panamá

2017