Estrategia de prevención de Diabetes Mellitus tipo 2 en Cifuentes, Villa Clara, Cuba



Estrategia de prevención de Diabetes Mellitus tipo 2 en Cifuentes, Villa Clara - Monografias.com

 

Desde épocas remotas las enfermedades que sufre el cuerpo humano han constituido un reto para muchos hombres de ciencia, y por lo tanto, grandes han sido los esfuerzos para ampliar el conocimiento sobre ellas con vistas a prolongar la esperanza de vida y mejorar la calidad de la misma, ello ha conducido en los últimos tiempos a que se reduzcan las enfermedades transmisibles, a la vez que se ha producido un aumento de las enfermedades crónicas no transmisibles en las últimas décadas como consecuencia de los avances científicos más recientes.1

Las enfermedades crónicas no trasmisibles constituyen uno de los principales problemas de salud de muchos países del orbe (1), El reciente y vertiginoso aumento del número de personas con Diabetes en todo el mundo constituye la mayor epidemia de una enfermedad en la historia del ser humano. 2 La Diabetes Mellitus constituye una de las enfermedades no transmisibles de evolución crónica con mayor repercusión directa en la morbilidad y mortalidad general en Cuba. El control médico del paciente en la atención ambulatoria es determinante para la modificación de este hecho. (3,4) Todos los estudios epidemiológicos realizados enfatizan que las medidas de prevención deben orientarse hacia el control y la disminución o eliminación de los factores de riesgo en la población general y atender a los grupos de alto riesgo. (5,6)El conocimiento adecuado de estos es imprescindible para revertirse en buena medida con cambios en los estilos de vida de las personas; por otro lado, el diagnóstico temprano a partir de pesquisaje activo y el tratamiento adecuado que garantice el buen control metabólico, influyen favorablemente en evitar las complicaciones y disminuir la mortalidad.(4-6)

Los pacientes con Diabetes Mellitus tipo 2 constituyen cerca del 85 a 95 % del total de la población diabética en los países desarrollados; estos porcentajes son más elevados en los llamados en vías de desarrollo.5Esta entidad nosológica, es hoy un serio y común problema de salud mundial, el cual, para la mayoría de los países, ha evolucionado en asociación con rápidos cambios sociales y culturales, envejecimiento de las poblaciones, aumento de la urbanización, cambios en la dieta, reducida actividad física y otros estilos de vida y patrones conductuales no saludables, de los que Cuba no escapa. 6

Sea cual fuere la causa de la epidemia de Diabetes Mellitus tipo 2 (DM2), la solución a nivel poblacional se encuentra en todo caso en el cambio en el estilo de vida.Todos los estudios epidemiológicos realizados enfatizan que las medidas de prevención deben orientarse hacia el control y la disminución o eliminación de los factores de riesgo en la población general y atender a los grupos de alto riesgo. Estas medidas estarán orientadas al tratamiento de las limitaciones y secuelas para su eliminación al mínimo posible e incorporar al paciente a la realización de su vida social y laboral.7-8

En la actualidad, al afrontar la situación de salud de los adultos a finales del milenio, se encuentra que las necesidades han cambiado por la influencia de fenómenos ambientales, demográficos y socioculturales.9

La presencia de una enfermedad no transmisible conlleva un seguimiento a largo plazo, exige una atención que difiere esencialmente del modelo de acción médica para afrontar las situaciones agudas e implica una dimensión integral que trascienda el enfoque meramente clínico para abordar la presencia de factores sociales y las circunstancias de la vida diaria que pueden ayudar o entorpecer el buen control de la enfermedad y el cumplimiento del tratamiento.10-11

En este contexto, la Diabetes Mellitus es un problema de salud que, además de afectar el estado somático de la persona enferma, puede repercutir en su psiquis y en su interacción con la sociedad.12Con esta declaración se evidencia la preocupación de los organismos internacionales de salud por el creciente y brusco aumento del número de personas con Diabetes.

Se calcula que cerca de cuatro millones de muertes al año están relacionadas directamente con esta afección, que es hoy día la cuarta o quinta causa de muerte en la mayoría de los países desarrollados y existen pruebas sustanciales de que hay epidemia en muchos países en vías de desarrollo y en naciones recién industrializadas.6-13

Se observa que la máxima prevalencia de Diabetes se está produciendo en el mundo en vías de desarrollo, esto constituye, junto a otras enfermedades no contagiosas, una amenaza que pudiera asfixiar el desarrollo económico de las naciones donde es más necesario el crecimiento. 7-14

En la mayoría de los países esta enfermedad ha evolucionado de la mano de los rápidos cambios culturales y sociales, el envejecimiento de la población, el aumento de la urbanización, el cambio de la dieta, la reducción de la actividad física y otros patrones pocos saludables de conducta o estilo de vida. 8-15

Actualmente entre 60 y 100 millones de personas están afectadas por la Diabetes Mellitus (DM) y una gran cantidad de individuos presentan predisposición a la enfermedad. Esta, a su vez, ocupa un lugar importante dentro de las 10 primeras causas de muerte en Cuba, y se registra la prevalencia de 15,1 diabéticos conocidos por cada 1000 habitantes.9-16 Con 246 millones de personas con Diabetes en la actualidad y los 380 millones que se calcula habrá en 2025, la Diabetes está dispuesta a cobrarse un precio, en términos humanos y económicos, que recaerá sobre las familias y las sociedades de todo el planeta, de un modo en el que nuestra especie nunca antes conoció.17 En dependencia del país, la diabetes puede generar entre 5 y 14 % de los gastos de salud.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) calcula que el costo de la diabetes en la región es de al menos 65 mil millones de dólares al año, como resultado de muerte prematura, ausentismo laboral, discapacidad, medicamentos, hospitalizaciones y consultas médicas.10

Con el creciente aumento de las fuerzas de globalización e industrialización, se prevé que la prevalencia de diabetes aumente bruscamente durante las próximas décadas. La carga resultante de las complicaciones y mortalidad prematura seguirá presentándose como problema sanitario creciente para la mayoría de los países.11

La región europea y el Pacífico Occidental tienen en la actualidad el número más alto de personas con diabetes. En EE. UU la prevalencia en el diagnóstico de la diabetes se ha incrementado significativamente en la última década.12 Para 2025, se espera que la región con el mayor número de personas con diabetes pase a ser la del Sudeste Asiático, que tendrá alrededor de 82 millones. La prevalencia de esta región, de 7,5 %, seguirá, sin embargo, siendo inferior a la de América del Norte, que se calcula rondará 9,7 % y a la de Europa, con 9,1 %.13

El grupo de edad entre 40 y 59 años tiene en la actualidad el mayor número de personas con diabetes. Para 2025, por causa del envejecimiento de la población mundial, habrá 146 millones de personas con Diabetes en edades comprendidas entre los 40 y los 59 años y 147 millones de 60 años o más.14 Globalmente la Diabetes demanda tantas vidas cada año como el VIH/sida; 7 de los 10 países con el más alto número de personas con diabetes están en el sur del mundo. Dentro de las próximas 2 décadas se proyecta que el número de personas con Diabetes que vivirán en Brasil, México, China y la India quizá duplicará las existente en los EE. UU.15

Por lo que evaluar la efectividad de un programa educativo sobre la prevención de la Diabetes Mellitus tipo 2 en adultos lograría cambios en el conocimiento de estos sobre los factores de riesgo a esta enfermedad , durante el año 2015 se aplico este programa educativo logrando caracterizar la población donde el grupo de edad predominante resultó ser de 40-49 años, siendo el sexo masculino de mayor predominio, color de piel blanca, con nivel de escolaridad de preuniversitario y ocupación trabajadores.

Predominaron los antecedentes patológicos familiares de Diabetes Mellitus, la Hipertensión arterial y Cardiopatía isquémica como comorbilidad asociada.

Los factores de riesgo encontrados resultaron ser hábitos nutricionales inadecuados, sobrepeso y obesidad, así como el estrés y Dislipidemias, con una asociación dentro del rango de 7-9 factores por paciente. Se identificaron necesidades de aprendizaje sobre la prevención de la Diabetes Mellitus tipo 2, diseñándose el programa valorado por especialistas de factible y pertinente. El nivel de conocimientos adquirido sobre los elementos esenciales en la prevención de la Diabetes Mellitus tipo 2. Posterior a la aplicación del programa educativo fueron evaluados en escala de adecuado en un elevado número de pacientes.

El nivel de conocimientos de los pacientes diabéticos acerca de su enfermedad en otros estudio coinciden con los nuestros, encontrándose insuficiencias en los mismos, lo cual constituye una preocupante pues no existe tratamiento eficaz sin adecuada educación diabetológica.(7,8) De la misma forma que no existe prevención eficaz sin el adecuado conocimiento.

Esta afección desde el momento de su presentación clínica, el paciente se convierte en el principal actor de un drama que lo acompañará durante toda su vida. Por supuesto, que al presentar un nivel de conocimientos insuficiente , sus estilos de vida no pueden ser adecuados manifestando hábitos incorrectos . (9)

La educación del diabético persigue como objetivo principal proporcionar información y conocimientos , entrenar y adiestrar en la adquisición de habilidades y hábitos; pretende crear en el enfermo una real conciencia de su problema que le permita lograr cambios en su estilo de vida, para una mejor atención en su estado de salud. (10)

Todo esto nos hace reflexionar acerca del tema y preguntarnos si han sido suficientes las acciones de promoción y prevención dirigidas a la población por los equipos básicos de salud, además nos brinda la oportunidad para hacer énfasis en el tema y nos abre las puertas para futuras investigaciones donde se elaboren estrategias que permitan incrementar el conocimiento sobre la prevención de la Diabetes Mellitus

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

1-Programa Nacional de Diabetes en Cuba. MINSAP, Nov, 2012 [citado 20 Mar 2013]. Disponible en: http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/diabetes/programa__nacional_de_diabetes.pdf

2-Domínguez E, Seuc A, Aldana D, Licea M, Díaz O, López L. Impacto de la diabetes sobre la duración y calidad de vida de la población cubana: años 2007-2013. Rev Cubana Endocrinol [serie en Internet]. 2013 Ago [citado 17 Jun 2013]; 17(2). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561 -29532006000200003&lng=es&nrm=iso

3-García Tejera MA. Relación médico paciente: adherencia al tratamiento en enfermedades crónicas [revista en la Internet] Buenos Aires, Argentina 2013 [citado  2014  Feb  15] Disponible en: http://www.fuedin.org/ArticulosDestacados/Sub_07/Art_04_07.htm

4-Bonal Ruiz Rolando, Cascaret Soto Xiomara. ¿Automanejo, autocuidado o autocontrol en enfermedades crónicas? Acercamiento a su análisis e interpretación. MEDISAN  [revista en la Internet]. 2013  Ago [citado  2014  Feb  15];  13(4). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1029-30192009000400018&lng=es.

5-Ordúñez PO, Cooper RS, Espinosa AD, Iraola MD, Bernal JL, La Rosa Y. Enfermedades crónicas en Cuba: determinantes de una epidemia y desafíos para la prevención y control. Rev Cubana Salud Pública. 2013.31(4):270-84.

6-Espinosa Brito Alfredo, Ordúñez García Pedro O.. Necesidad de integración de salubristas, epidemiólogos y clínicos en la atención de pacientes con enfermedades crónicas. Rev Cubana Salud Pública  [revista en la Internet]. 2013  Sep [citado  2014  Feb  15];  36(3): 262-266. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-34662010000300011&lng=es.

7-Aschener P, Alvarado B, Arbañil H, Arguedas C, Argueta M, Aylwin C. et al. Guías ALAD 2013 de diagnóstico, control y tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2. [monografía en la Internet] [Argentina]: ALAD 2013 [citado  2014  Feb  15] Disponible en: http://revistaalad.com.ar/guias/GuiasALADDMTipo2_v3.pdf.

8-García Soidán FJ, Novo Rodríguez JM, Vásquez Troitiño F, Fluiters Casado E, Pérez Vences JA, Malo García F, et al. Diabetes mellitus tipo 2 [monografía en la Internet] [España] Guías clínicas 2013[citado  2014  Feb  15]; 9 (23) Disponible en: http://www.fisterra.com/ guias2/diabetes_mellitus.asp.

9- Seuc AH, Domínguez E, Díaz O. Esperanza de vida ajustada por diabetes. Rev Cubana Endocrinol. 2013; 14(3). Disponible en URL: http://bvs.sld.cu/revistas/end/vol14_3_03/end05303.htm Consultado, 14 de abril 2014.

10-Domínguez E, Seuc AH. Esperanza de vida ajustada por algunas en Enfermedades crónicas no Transmisibles. Rev Cubana Hig Epidemiol. 2012;43(2). Disponible en URL: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561 -30032005000200006&lng=es&nrm=iso  Consultado, 16 de abril 2012.

11-Domínguez E, Seuc AH, Santana F. Carga por mortalidad prematura de algunas afecciones de la esfera reproductiva. Rev Cubana Endocrinol. 2012;14(2). Disponible en URL: http://bvs.sld.cu/revistas/end/vol14_2_03/end03203.htm  Consultado, 16 de abril 2012.

12- Seuc AH, Domínguez E. Acerca del cálculo de la carga de las enfermedades por morbilidad. Rev Cubana Hig Epidemiol. 2013; 43(3). Disponible en URL: http://scielo.sld.cu/ scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561-30032005000300003&lng=es&nrm=iso  Consultado, 17 de abril 2014.

13-Domínguez E, Seuc AH, Aldana D, Licea M, Díaz O. Impacto de la diabetes sobre la duración y calidad de vida de la población cubana: años 2000 Y 2005. Rev Cubana Endocrinol. 2013; 17(2). Disponible en URL: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561 -29532006000200003&lng=es&nrm=iso Consultado, 19 de abril 2014.

14- Seuc AH, Domínguez E, Gallardo U, De Armas Y. La carga por mortalidad en el Cerro y en Ciudad de La Habana. Rev Cubana Salud Pública. 2012;32(3). Disponible en URL: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864 -34662006000300004&lng=es&nrm=iso  Consultado, 14 de abril 2012.

15-Víctor Durán H. Enfermedades crónicas. La epidemia de todos. Perspectivas de salud 2012. Disponible en: http://www.paho.org  Consultado, 14 de abril 2012.

16-Díaz Díaz O. Importancia de los estudios de mortalidad en diabéticos. Rev Cubana Endocrinol [serie en Internet]. 2012 Dic [citado 17 Jun 2012];12(3). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561-29532001000300001&lng=es&nrm=iso

 

 

Autor:

Dra. María de los Ángeles Santos Blanco,

Especialista en I grado en MGI, Profesor asistente dela UCM, Policlínico Juan B. Zayas, Cifuentes, Villa Clara.

Dra., Profesor asistente de la UCM, Policlínico Juan B. Zayas, Cifuentes, Villa Clara.

Dra Yarlen Arcia Garcia.

Especialista en Primer Grado de EGI, profesor asistente de la UCM, policlínico Juan B. zayas, Cifuentes, Villa Clara.

Mirian Martin

Licenciada en Educación Superior. Profesor asistente de la UCM, Policlínico Juan B. Zayas, Cifuentes, Villa

Enviado por:

Elisabeth Leon Moya