Formulación de raciones en vacuno, cerdo y aves



Introducción

La optimización de raciones y su utilización eficiente en los sistemas producción pecuaria, abarca un aspecto importante en la alimentación animal. Así, para lograr mezclas de alimentos de mínimo costo, se dispone de métodos de optimización como la programación lineal que nos permite minimizar el costo de la ración. Este aspecto viene relacionado con el valor alimenticio de ingredientes o alimentos usados frecuentemente o no en las raciones, los mismos que serán tomados como referencia y posterior ajuste en el cálculo de raciones, vinculado a las consideraciones básicas de las necesidades nutricionales de las diferentes especies animales.

Los métodos de formulación de raciones permiten elaborar raciones balanceadas para animales de interés zootécnico, los hay desde los más elementales hasta los más complejos, como la programación lineal. Cada uno de estos métodos presenta una característica y son destinados para raciones y condiciones particulares, siendo elemental el aprendizaje de estos métodos, no tanto por su aplicación en condiciones prácticas, sino porque su ejercicio conlleva al dominio de técnicas y desarrollo de habilidades al estudiante. Los cuales le permitirán elaborar con mayor facilidad raciones complejas.

En siguiente trabajo, vamos a indagar principalmente de que es una formulación de raciones y e igual forma en animales los cuales se le estará hablando de sobre las raciones en el ganado Vacuno, Cerdos y Aves.

Formulación de raciones

La alimentación representa la mayor parte de los recursos necesarios en la producción animal; por tal razón, su eficiencia, costos económicos, condicionan grandemente el éxito de los sistemas de producción animal. Contrariamente, todo error en el cálculo de raciones, toda falta de exactitud en la apreciación de las necesidades, contribuye, con el tiempo, a limitar la productividad de los animales genéticamente más aptos para la producción.

En este contexto, la formulación de raciones debe entenderse como el ajuste de las cantidades de los ingredientes que, según se desee, conformarán la ración, para que los nutrientes que contenga por unidad de peso o como porcentaje de la materia seca correspondan a los que requiere el animal por alimentar.

Así, el cálculo de raciones balanceadas obedece a varias razones; entre estas se pueden mencionar las siguientes:

Para iniciar un programa de formulación de raciones bajo diferentes situaciones, se requiere de información básica, y se tienen:

Estos aspectos deben ser considerados para alimentar a los animales, siendo indispensable completar las raciones alimenticias diarias con las bases constructoras de las proteínas, vitaminas, etc., todo esto correctamente balanceado en concordancia y de acuerdo con las respectivas etapas de su desarrollo y producción. Las técnicas de balanceo de raciones son desarrolladas con ejemplos simples y algunos más elaborados que, dependiendo de la práctica del estudiante o productor, presentarán cierto grado de dificultad para su solución.

Formulación de raciones en Vacuno

La alimentación del ganado vacuno es otro de los rubros muy importante del sistema de producción de ganado vacuno de carne que consiste en aplicar correctamente los principios de bioquímica, fisiología y nutrición. A través de la fisiología se conocen los procesos digestivos de utilización de los alimentos y los mecanismos de transporte de los nutrientes y la nutrición sirve para describir los procesos de utilización de los nutrientes a nivel de tejidos, así como la síntesis de proteica y grasa en los tejidos musculares y adiposos.

Para un mejor entendimiento del sistema de alimentación y utilización de los diferentes insumos posibles de usar en alimentación de estos animales es necesario conocer la fisiología digestiva y los mecanismos de regulación de su funcionamiento. La alimentación del ganado de engorde debe aportar diariamente todos los nutrientes para una óptima producción de carne. Los de mayor importancia son el agua, la energía, proteínas, vitaminas y minerales.

La producción de carne demanda grandes cantidades de energía. Afortunadamente, el vacuno, puede derivar casi toda su energía de la celulosa y del almidón que están presentes en los subproductos agrícolas e industriales y subproductos de los granos. La celulosa es un polímero de glucosa con uniones que los microorganismos del rumen pueden romper, liberando la energía requerida. Se expresa como Nutrientes Digestibles Totales (NDT), energía neta de mantenimiento (ENm) y energía neta de ganancia de peso (ENg).

La producción de carne se da por la mayor síntesis de proteínas. Los microorganismos del rumen del vacuno sintetizan proteínas a partir de los aminoácidos. Los compuestos nitrogenados no proteicos como la urea pueden ser utilizados por vacunos para reemplazar, en parte, la proteína de la ración.

El vacuno tiene reserva de vitamina A, formada a base de la provitamina A o B-caroteno presente en los pastos y forrajes verdes. El animal expuesto al sol o por el consumo de alimentos expuestos al sol se provee de vitamina D y la almacena como reserva.

El requerimiento en vitamina A de los vacunos es alto. Cuando pasa mucho tiempo consumiendo alimento seco, concentrado o rastrojos, por sequias prolongadas, el animal empieza a lagrimear, se le inflama la conjuntiva ocular y termina con ceguera. El tratamiento es administrar vitamina A vía intramuscular o en la ración para fortalecimiento de los epitelios de las vías respiratorias, oculares y digestivos.

Son importantes en la producción de carne. Su presencia en el alimento depende del contenido del suelo o de la suplementación. Así, es común agregar a la ración sal común como fuente de cloro y sodio, sales de calcio y fosforo y sales conteniendo elementos menores como magnesio, zinc, hierro, cobre, yodo y cobalto.

Insumos utilizados en la alimentación del ganado vacuno de engorde

Los pastos, forrajes y residuos agrícolas como coronta de maíz, panca, heno de avena etc. contienen altos niveles de fibra (celulosa, hemicelulosa) y los granos de cereales como el maíz grano, cebada, avena, trigo, etc. son ricos en almidón y azúcar. Estos carbohidratos son degradados por los microorganismos del rumen - retículo produciendo ácidos grasos volátiles como el ácido acético, propiónico y butírico; gases como metano (CH4) y anhídrido carbónico (CO2). Estos ácidos grasos volátiles se absorben directamente a través de las papilas ruminales y van proveer de energía necesario para el metabolismo celular y el excedente da lugar a la síntesis de tejido adiposo como grasa corporal.

En cuanto a los insumos proteicos como la pasta de algodón, torta de soya, harina de pescado, gran parte es degradado en el rumen por las bacterias y protozoos, dando lugar a compuestos como polipéptidos, dipéptidos, aminoácidos y amoniaco (NH3).

Estos elementos son aprovechados por los microorganismos para sintetizar sus propias proteínas. Por eso se llaman "proteínas microbianas"; a diferencia de la proteína protegida (by pass) que no es degradada por las bacterias, pasando directamente al abomaso e intestino delgado, donde sufren el proceso de hidrólisis enzimático

Es una buena fuente de energía debido a su contenido de 50 a 60% de azucares. Es altamente digestible, estimula el apetito y la degradación de la celulosa por los microorganismos del rumen. Reduce el polvo del alimento y sirve como aglutinante. Tiene alto contenido de potasio que le da propiedades laxativas. Niveles mayores a 25 % en la ración, reducen la digestibilidad de la fibra y otros carbohidratos, por la predilección de las bacterias por los azucares. Es un insumo pobre en proteína total (3%), no contiene fibra, su nivel de energía es de 1.45 y 0.90 Mcal/kg de ENm y ENg respectivamente.

El afrecho o subproducto de trigo, está constituido por las cubiertas externas del grano y su contenido en fibra es en promedio de 12% en base seca. El valor nutritivo del subproducto de trigo se caracteriza por tener bojo contenido de fibra y de grasa. Sin embargo, su contenido de proteínas varía de 15 a 16, % en base seca superior al del maíz. El contenido de energía es de 1.34 y 0.84 Mcal/kg de ENm y ENg respectivamente. En el concentrado se recomienda utilizar hasta 30% como máximo por ser laxativo.

El tipo de cereales disponibles dependen de la zona, se puede disponer de maíz, cebada, avena, trigo etc. Todos son insumos energéticos por tener alto porcentaje de almidón y muy bajo en fibra, la cantidad en la dieta depende de su precio y disponibilidad. En entre ellos el más y la cebada son los más comunes que contiene en promedio 9 % de proteína y alrededor de 2.00 y 1.30 Mcal/kg de ENm y ENg respectivamente. Asimismo, se puede disponer de subproductos de los granos de cereales como el afrecho de trigo, hominy feed, gluten de maíz, raicilla de malta, etc.

Se distinguen dos tipos de pasta de algodón de acuerdo al procesado de la pepa. La mejor procede de plantas que procesan la pepa con prensa y solventes, contiene de 34 a 38% de proteína total en base fresca, color amarillo. El segundo tipo, cuyo aceite es extraído mecánicamente, es de color marrón, fácilmente desmenuzable, tiene 30% de proteína en base fresca, de aspecto grasoso.

La proteína de este insumo es de calidad satisfactoria para el ganado, es rica en fosforo (1%) y tiene solo 0,20% de calcio. Produce un ligero estreñimiento en el animal y la grasa de la carne tiende a ser dura, es común su utilización hasta 20% en las mezclas para ganado de engorde, la pasta de algodón es una de las mejores fuentes de proteína para el ganado de engorde y ovinos, siempre y cuando su precio sea asequible.

Este insumo también es un subproducto que se obtiene por la extracción del aceite del grano de soya. La torta de soya es un excelente suplemento proteico para vacunos de engorde, es rico en proteína que puede variar de 43 – 46% en base fresca, pero su uso está limitado por el precio de mercado y su disponibilidad. Su contenido de energía es de 1.60 y 1.12 Mcal/kg de ENm y ENg respectivamente y el nivel recomendable independiente del precio es de 15 % como máximo.

La soya integral es la semilla que no ha sido procesada para la obtención de aceite y por lo tanto conserva todo su aceite. Normalmente este insumo no se usa como tal sino en la forma de torta. En circunstancias especiales se puede conseguir la soya entera, pudiéndose usarla en rumiantes, previamente tratada térmico (aproximadamente a 124 °C durante 45 minutos) para destruir los inhibidores de la tripsina y demás sustancias antinutricionales que se conocen y debe ser molida antes de su uso.

Principales insumos no tradicionales proteicos

Es el residuo seco que se obtiene después de la separación de la mayor parte del almidón y del germen, así como afrecho de maíz mediante el proceso que se emplean en la molienda húmeda. Su contenido en proteína es de 30% y su NDT es de 70% en base fresca. Puede usarse en niveles de 10 a 14% en la ración, si su precio lo permite.

Es la semilla de las vainas de tara que ha sido procesada para extraer los taninos que se emplean para curtiembre. La semilla molida contiene alrededor de 25% de proteína y 58% de NDT en base fresca. Se recomienda observar la calidad que debe ser de color amarillo claro, olor agradable y sabor no muy amargo. El límite de uso es del 6%. El exceso puede producir heces sueltas y bajo consumo.

Compuesto nitrogenado que contiene 281% de proteína bruta equivalente, es usado como fertilizante. Sustituye un tercio de la proteína de la ración siempre y cuando se agreguen carbohidratos fácilmente digestibles como los azucares de la melaza y el almidón de los granos. Se puede usar al 1% del peso de la ración, si la ración es baja en proteína.

La melaza enmascara su sabor poco palatable cuya mezcla debe hacerse bien para evitar que algunos animales ingieran cantidades toxicas de urea, porque los niveles altos pueden producir toxicidad en 20 a 30 minutos después de ingerir la mezcla mal preparada. La urea no contiene proteínas sino que estimula el desarrollo de microorganismos del rumen, los que a su vez generan las proteínas microbiales que serán una buena fuente de proteína para los animales.

Formulación de raciones balanceadas de engorde

Una fórmula balaceada está constituida por varios insumos que mezcladas en proporciones adecuadas, según su valor nutritivo y precio, satisfacen los requerimientos exigidos por los vacunos en engorde, según la edad, raza, tipo de ganado y origen.

Para la formulación o balanceo de raciones existen varios métodos, desde los más modernos como el método de programación lineal al mínimo costo por computadora, hasta los más sencillos. Entre éstos tenemos el método del tanteo o por aproximación, el método del cuadrado de Pearson y el método algebraico. La tabla de composición químico de los principales insumos tiene información de MS (materia seca), PT (proteína total); NDT (nutrientes digestibles totales), Fc (fibra cruda), ENm (energía neta de mantenimiento), ENg (energía neta de ganancia), Ca (calcio), P (fósforo).

La preparación de la mezcla puede ser mecanizada (mezcladora) o a lampa por el método de las capas superpuestas, dejando las de mayor volumen en las capas inferiores y así sucesivamente. Así la primera capa podría ser pancamel, pelusa y después el afrecho, pasta de algodón, harina de pescado, maíz, sal común y sales minerales. Luego se procede al mezclado de las capas con lampa, haciendo de tres a cuatro volteadas para lograr una efectiva mezcla de los insumos. Por último se envasa y se distribuye a los animales.

Nutrientes

Valores Mínimos

(%)

Rangos

(%)

Proteína total

12.00

(12-15)

NDT

54.00

(54-60)

FIBRA CRUDA

13.00

(13.0-16.0)

CALCIO

0.40

(0.4-0.75)

FOSFORO

0.30

(0.30-0.60)

ENm (Mcal/Kg)

1.25

(1.25-1.32)

ENg (Mcal/Kg)

0.70

(0.70-0.83)

Formulación de raciones para Cerdos

La alimentación en porcinos es un concepto que puede representar hasta el 70% de los gastos totales de producción, por tal consideración, deberá de revisarse cuidadosamente este rubro en cualquier granja piscícola. Por otro lado los métodos de formulación son sin lugar a dudas, donde se combinan todos los factores que se toman en cuenta para poder balancear una ración en forma científica, económica y productiva. El control de calidad de alimentos balanceado la rutina de mezclado, proceso, certificación y normas de bioseguridad, constituyen pasos claves en la elaboración del producto terminado.

Con la aparición de las computadoras y los paquetes modernos de formulación de raciones se ha facilitado enormemente la elaboración de raciones en los animales domésticos y en particular en los porcinos ya que favorece los cálculos y la rapidez de los mismos.

Los nutricionistas elaboran dietas balanceadas en base a las necesidades energéticas que tienen los cerdos en sus etapas reproductivas y productivas. En base a estás necesidades, se valoran que materias primas utilizar según su calidad y composición nutricional. Dando como resultado una dieta nutritiva y económica.

La dieta se mezcla en un molino grande y se convierte en gránulos para ser entregada por camión a la granja. Aunque los gránulos no se vean apetecibles, son tan nutritivos como nuestros cereales para el desayuno. La granulación se realiza en base a la edad de los cerdos para no provocar problemas digestivos. La granulación para lechones es pequeña, de solo 3 mm., en cambio los cerdos adultos necesitan una granulación superior a 12 mm.

La peletización en la dieta reduce la cantidad de polvo en el momento que podría ser perjudicial tanto para el porcicultor, como para sus cerdos, al momento de comer, y hace fácil el suministro manual o automático. Las líneas de alimentación de silos a comederos suelen regularse según su uso para permitir un correcto flujo de pellets.

La forma en que los cerdos son más felices comiendo es cuando comen del suelo. Esto no es muy eficiente económicamente, sin embargo, si un grupo de cerdos están juntos ya no es placentero, porque se puede producir intimidación y muchos residuos.

Las cerdas en la hora de comer con la nueva normativa de bienestar animal, se mueven a sus puestos y se encierran hasta terminar su ración de comida. Esto asegura brindar a cada cerda la ración correcta y el nivel de alimentación necesario en base a su condición corporal. Después de alimentarse, las cerdas pueden regresar a su patio. La alimentación por lo general se lleva a cabo dos veces al día y ofrece al porcicultor una buena oportunidad para identificar cerdas reacias a comer, debido a que pueden haber enfermado.

El alimento para los lechones puede ser entregado en bolsas, que es generalmente la mejor manera cuando se requieren cantidades más pequeñas de un alimento especial, como el caso para los lechones recién destetados, que su alimento contiene un alto nivel de energía y proteína. Los alimentos para los lechones deben mantenerse frescos para que sean agradable al paladar, si no será rechazado.

El alimento a los lechones también se puede dar desde la mano. Esto sirve para dar raciones más pequeñas a un lechón específico que está retrasado o aún no aprendió a utilizar el comedero.

Los lechones destetados con más de 12 semanas de edad pueden comer raciones en determinado horario, o ser alimentados ad libitum (tanto como ellos quieren comer).

Un método alternativo de alimentación es con un comedero automático con tolva. Esto ayuda a reducir la contaminación y los residuos de los alimentos. La alimentación está disponible continuamente a los cerdos, pero las tolvas siempre son vaciadas semanalmente para asegurar que no hay acumulación de comida rancia, orina, etc.

Los cerdos comen de todo. Comen hierba y todo tipo de plantas. Deben mantenerse en un campo bien vallado donde comerán todas las plantas y hierbas que contenga. El cerdo no sólo come las partes verdes de las plantas, sino que urgando en la tierra también come las raíces. Si el cerdo lleva nariguera no podrá extraer las raíces.

El hombre puede aprovechar los hábitos alimentarios de los cerdos. Colocando un cerdo en un campo lo limpiará de hierbas, removerá la tierra y fertilizará el campo.

Los cerdos se desarrollan y engrasan más rápidamente si se les suministran piensos concentrados. Los cereales triturados y transformados en harina son un buen pienso. También se pueden dar a los cerdos los descartas de hortalizas y desechos del hogar. Los restos de comidas, especialmente los que contienen carne deben hervirse (bazofia) bien antes de suministrárselos a los cerdos.

El cerdo deberá disponer siempre de agua limpia y fresca. Una cerda que esté criando necesita 20-30 litros de agua por día.

Los lechones muestran interés por el pienso sólido cuando tienen 1-2 semanas. Se puede comenzar ofreciéndoles un puñado de cereal, azúcar o leche en polvo. Los lechones maman de su madre hasta que tienen unas 7 semanas. Cada vez toman menos leche y comen más alimentos sólidos hasta que se destetan. En el campo, los lechones comienzan a comer alimentos sólidos de manera natural, pero a los estabulados debe ofrecérseles. A los animales jóvenes debe dárseles el alimento nuevo de forma gradual para evitar problemas digestivos.

Recuerde que los cerdos comen el pienso vorazmente. La falta de interés por el pienso es un síntoma de mala salud, por lo que deberá observar al animal para determinar la causa de los problemas de salud.

Peso del cerdo (kg)

Cantidad (kg/día)

30 a 40

1,80

40 a 50

2,20

Promedio

2,00

50 a 60

2,60

60 a 70

2,80

70 a 80

3,10

80 a 90

3,50

Promedio

3.00

Formulación de raciones para Aves

Independientemente de que la formulación a costo total mínimo ocupa el mayor interés en la aplicación de cualquier técnica matemática aplicada en la determinación de la fórmula de la ración en ocasiones, con la finalidad de disminuir el consumo de uno o más ingredientes de alto costo en el mercado y significativos porcentajes en fórmula, los directivos de fábricas o empresas poseen interés en minimizar su uso y que el balance de nutrientes en las fórmulas no se altere. En la mayor parte de los casos el objetivo es disminuir el consumo de la Soya, ingrediente presente en la totalidad de los piensos con un nivel de uso promedio superior al 18% (>180Kg/Ton).

Pese a que se considera que la alimentación representa entre el 70% y el 80% del costo de la producción animal, donde el gasto en la producción del mismo significa la mayor partida del costo del huevo, la carne o la leche en Cuba, a través de los años, ha existido la tendencia de realizar mayores producciones de piensos con destino a la Avicultura.

Existe una gran variedad de alimentos que pueden ser utilizados en la alimentación de las aves, la elección de los mismos deberá estar en función de su disponibilidad en el mismo huerto, o de su precio, en caso de compra.

Los alimentos que se pueden utilizar como fuentes de energía son principalmente los granos de cereales (maíz blanco o amarillo, sorgo, arroz, trigo, cebada o quinoa). También se pueden utilizar subproductos como el salvado de maíz, de trigo o pulido de arroz, aunque su empleo debe ser limitado, por contener mucha fibra. El cereal combinado con harina de yuca puede constituir una buena fuente de energía. La harina deshidratada de plátano verde es también utilizada como fuente de energía, así como la papa cocida y molida. La melaza de caña puede utilizarse en forma limitada, no más del 10%, porque provoca diarreas.

Se pueden emplear como fuentes de proteínas el gluten de maíz y la alfalfa molida (la limitación de esta fuente es su alto contenido en fibra). Sin embargo, las mejores fuentes de proteínas son las de origen animal como la harina de pescado, de carne, de hueso o de sangre. Otras fuentes de proteínas pueden ser las pastas de oleaginosas, como las de soja, algodón, ajonjolí, girasol y cártamo.

Se deben colocar los comederos de tal forma que uno de los extremos quede muy cerca de la fuente de calor. Además de colocar el alimento en los comederos, éste se lo debe colocar en el suelo, sobre hojas de papel, para que los pollitos aprendan a comer.

Es una buena costumbre dar a los pollitos una mezcla de sémola, maíz blanco, quinoa, trigo bien molido mezclado con agua y un poco de pasta de soja o de alguna oleaginosa. En esta etapa los pollitos pueden alimentarse con restos de comida de la mesa familiar, pasto, hojas de verduras y semillas cocidas de arvejas, habas, soja, lombrices u otros insectos del huerto.

Cuando no es posible disponer de un alimento balanceado comercial se puede dejar que las aves se nutran de plantas tiernas que proveen algunos nutrientes; en caso contrario, es conveniente proporcionarles una ración de media libra de grano de maíz, de trigo u otros cereales, por día, por cada diez gallinas. Se debe mantener una ración molida o entera al alcance de las aves a toda hora, a fin de que la molleja o buche de las aves se acostumbre a un ritmo de funcionamiento constante.

En la alimentación de las aves, también se pueden utilizar las sobras de la mesa, productos del huerto, o leche sobrante para ayudar a reducir el costo de la alimentación; sin embargo, estos productos no deben considerarse como la única fuente de alimentos.

La incorporación de vitaminas en la dieta de las aves adultas se puede lograr mediante la provisión de hojas de acelga, lechuga, zanahoria u otras hortalizas. En épocas más secas y frías del año tal vez se deba comprar un poco de semillas de soja, algodón u otros cereales como maíz, sorgo o trigo para cubrir las deficiencias nutricionales estacionales, principalmente durante el invierno.

Se deben evitar los alimentos de sabor fuerte como la cáscara de papa cruda que además es venenosa. Si se alimenta con leche, es recomendable usar un recipiente de plástico o vidrio para tal fin.

Para que las aves se mantengan sanas y productivas necesitan abundante agua limpia y fresca durante todo el día. Se debe calcular que 10 gallinas consumirán aproximadamente entre dos y tres litros diarios de agua. Es de suponer que debido al calor, durante el verano, el consumo del agua aumente considerablemente. Además, el agua puede ser un cómodo vehículo para la provisión de vacunas, nutrientes y medicamentos, en el caso sean necesarios.

Como los demás animales, las aves necesitan en sus piensos carbohidratos, proteínas, grasas, minerales y vitaminas. En diferentes épocas de su vida, las aves necesitan raciones que contengan distintas cantidades de carbohidratos, proteínas, grasas, minerales y vitaminas:

Son varios los piensos importantes por los nutrientes que contienen.

El oficial veterinario podrá aconsejarle sobre los suplementos vitamínicos disponibles comercialmente y sobre la forma de utilizarlos. Podrán suministrarse a las aves los restos alimenticios de la cocina después de cortados y hervidos, y mezclándolos luego con harina.

La ración cambiará con las necesidades del ave. Las jóvenes necesitan una ración rica en proteínas, mientras que las aves de puesta necesitan abundantes minerales. A continuación se dan algunos ejemplos de raciones.

Edad del ave

Grano entero y molido

Torta vegetal/ animal

Proteínas

Minerales

hasta 8 semanas

7 partes

2 partes

1 parte

0,25 partes

8-12 semanas

8 partes

1,5 partes

1 parte

0,25 partes

Ponedoras

8 partes

1,5 partes

0,25 partes

0,25 partes

La ración debe mezclarse bien, añadiéndole después agua hasta que adquiera aspecto granuloso (como de trigo) antes de dársela a las gallinas o patos. A las gallinas se les puede distribuir grano entero por el corral para incitarlas a escarbar mientras se alimentan, con lo que ingieren algunos minerales del suelo. A los patos se les puede dar el grano entero en una artesa con agua o bien en seco. Elimine diariamente el pienso sobrante. Las hortalizas verdes pueden colgarse en el corral para atraer a las aves y evitar que se piquen unas a otras.

Las aves necesitan agua limpia en todo momento. Cada 4 gallinas necesitan 1 litro diario de agua, cantidad que se dobla en época cálida. Los patos necesitan todos los días más agua que las gallinas. Los patos rinden más si tienen agua suficiente para introducir la cabeza y el cuello.

Conclusión

Una oportunidad real de controlar los costos en la producción bovina de carne, es planificar cuidadosamente las necesidades alimenticias. Si bien controlar los costos es importante, la rentabilidad a largo plazo solo se puede mantener utilizando una ración cuidadosamente balanceada con las necesidades del rodeo. Raciones deberían ser formuladas o balanceadas para cubrir las necesidades nutritivas del ganado en un determinado estado de producción. Productores deberán también tener en cuenta el costo de la ración, palatabilidad de los ingredientes y cual-quiere otra complicación de digestibilidad que pueda surgir con la mezcla. Raciones deben ser balanceadas para energía, proteínas, vitaminas y minerales.

En otro sentido, cuando crías cerdos, debes tener especial cuidado con el desarrollo de su dieta. La nutrición es de suma importancia, ya sea que estés tratando de que un cerdo llegue a un peso de mercado en el menor tiempo posible o de darle los nutrientes adecuados para criar ganado. Además, dado que los costos de alimentación representan más del 50 por ciento de los gastos de la producción porcina, es crucial dedicar tiempo a crear la formulación porcino-ración más eficiente

De igual forma en la parte de las aves, con la aparición de las computadoras y los paquetes modernos de formulación de raciones se ha facilitado enormemente la elaboración de raciones en los animales domésticos y en particular en las aves ya que favorece los cálculos y la rapidez de los mismos. Esto tiene particular importancia ya que en las granjas avícolas y plantas de alimentos balanceados, se pueden tener varios ingredientes disponibles y se fabrican gran variedad de alimentos balanceados, por otra parte, es importante resaltar que las fórmulas deben constantemente cambiar, debido a que los precios de los ingredientes también cambian.

Referencias bibliográficas

 

 

 

Autor:

Pineda Miguel

Tapia Kariannys

Monografias.com

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN SUPERIOR

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL "SIMON RODRIGUEZ"

NUCLEO -APURE

Profesor: Hender Pérez

Biruaca, Mayo del 2016