Introducción de las familias en programas de Salud Mental Post-Desastre Natural

Monografía destacada


Introducción

Según la constitución de la Organización Mundial de la Salud. La salud mental se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad. Producto de los eventos adversos generadores de desastres esa salud mental puede verse afectada, afectando a las familias impactadas, sobre todo aquella que por su pobrezas son mas susceptibles a ser dañados.

La presente investigación trata de cómo y cuándo se debe introducir en los programas de Salud Mental post desastres naturales a las familias, en este caso las familias del Duey y Los Negros, comunidades impactadas por los eventos hidrometeorologico, de la tormenta Noel. La familia o sistema familiar regula, alimenta y socializa a sus miembros, de tal manera, que si se logra reparar o modificar su funcionamiento mediante técnicas y programas, se obtendrá una mayor eficacia y el cambio logrado se mantendrá, dada la propiedad autorre-guladora que tiene la familia y a través del abordaje sistémico que suministran los terapeutas en los centros comunitarios, clínicas, hospitales.

Esta investigación presenta el antecedente de las Tormenta Noel, evento que impacto negativamente la comunidad de Villa Altagracia, con especial énfasis en las comunidades El Duey y Los Negros, la integración de los residente en el sector V centenario, Villa Progreso del Municipio de Villa Altagracia, provincia San Cristóbal, en los programas comunitarios de salud mental y apoyo psicosocial para Manejo de Emergencias y Desastres, enfocando el Estrés traumático y sus consecuencias, trastorno de ansiedad, efecto del trauma en la personalidad y los hábitos y el contexto social de las familias afectadas.

Introducir a las familias en programas de Salud mental para manejo de Emergencias y desastres tiene como objetivo empoderar a las familias como primer núcleo social, pertenecientes al Sistema Nacional de Prevención Mitigación y Repuesta, en los procesos de Manejos de Emergencias, antes, durante y después de los desastres naturales, dando cumplimiento a lo estipulado en la Ley 12-06 Sobre Salud Mental, en su artículo 30 plantea que, toda persona que padezca algún trastorno mental tendrá derecho a recibir la atención sanitaria y social que corresponda a sus necesidades de salud; expresando en derechos y obligaciones relacionados a la rehabilitación psicosocial.

El objetivo principal de esta investigación es lograr que las familias estén involucradas en un proceso de comunicación social que conduzca a la formación integral de manejo de emergencias y desastres naturales, con un enfoque en la salud mental de los individuos, como un eje transversal de los componentes de Manejo de Emergencias (Preparación, Alerta y Respuesta).

En cada capítulo de este trabajo se realizó, una investigación haciendo énfasis en los antecedentes históricos, para poder llevar una información completa desde los inicios.

Esta investigación está distribuida en cuatro capítulos de la siguiente manera:

El capítulo I, presenta del Marco Introductorio conformado por: Introducción, Tema de Investigación, Delimitación Temática, Planteamiento del Problema, Pregunta de Investigación, Justificación del problema, Formulación del Problema, Objetivos de la Investigación, Objetivos Generales, Presupuesto Hipotético.

El capítulo II, Contextualizaciones, Antecedentes de la Investigación, Conceptualizaciones, Análisis Comparativo de los Conceptos, Planteamientos Teóricos, Análisis comparativos de los Conceptos, Planteamiento Teóricos, Análisis Comparativos de las Teorías, Tema a Desarrollar.

El capítulo III, Tipos de Investigación, Métodos de Investigación, Técnicas de Investigación, Población y Muestra, Procedimientos de Investigación, Instrumentos de recolección de Datos.

El capítulo IV, Datos Estadísticos, Análisis General de los Datos, Casos Prácticos, Conclusiones, Recomendaciones, Bibliografía, Anexos, Separadores.

1.2. EL TEMA DE INVESTIGACIÓN

Introducción de las familias en programas de Salud Mental Post-Desastre Natural Tormenta Noel, Sector V Centenario, Villa Progreso, Municipio de Villa Altagracia, Provincia San Cristóbal, período 2014 - 2015, República Dominicana.

1.3. DELIMITACIÓN TEMÁTICA

Introducción de las familias en programas de Salud Mental Post-Desastre Natural Tormenta Noel, Sector V Centenario, Villa Progreso, Municipio de Villa Altagracia, Provincia San Cristóbal, período 2014 – 2015. República Dominicana.

1.4. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA.

Los desastres naturales al exceder la capacidad de respuesta de la comunidad afectada, producen alteraciones intensas en la salud mental de los miembros de las familias impactadas, frente a la manifestación del riesgo producida por la amenaza y la vulnerabilidad y como consecuencia de los eventos que siguen a las emergencias y los desastres, estos eventos perturbadores producen impacto negativo en la salud mental de las personas afectadas, produciendo psicopatologías tales como: la depresión mayor, Trastorno de Ansiedad, Trastorno Medico, efectos del trauma en la personalidad y los hábitos y Estrés post Traumáticos. Frente a esa situación se hace necesario aplicar la gestión de Riesgo con sus componentes de Análisis de Riesgos, Reducción de Riesgo, Manejo de Emergencias y Recuperación.

Debiendo haber un conjunto de medidas impulsadas con el fin de evitar, impedir o minimizar las consecuencias traumáticas y el dolor humano. La constitución de la Republica Dominicana 2010, en su artículo 260, constituye como objetivos de alta prioridad nacional; 1) combatir actividades criminales transnacionales que pongan en peligro los intereses de la Republica Dominicana y de sus habitantes; 2) organizar y sostener sistemas eficaces que prevengan o mitiguen daños ocasionados por desastres naturales y tecnológicos.

Aun cuando está contenido en la Carta Magna y la ley 147-02 sobre Gestión de Riesgos, que crea el Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Repuesta El Estado Dominicano no cumple con el fin social de crear, conservar y comprometerse a materializar acciones directas a través de los programas de salud mental para emergencias y desastres de las familia que residen en el Sector V Centenario, Villa Progreso, del Municipio de Villa Altagracia, Provincia San Cristóbal.

Se hace necesario que el Estado Dominicano a través de las instituciones de respuesta a emergencias satisfaga las demandas de Salud Mental y necesidades de los habitantes de dicho sector, para lograr el bienestar general post eventos adversos generado por fenómenos naturales, Satisfaciendo el bien jurídico a proteger y garantizando el derecho a la salud de las familias.

Muchas de las familias que residen en el Sector V Centenario, Villa Progreso, fueron impactadas negativamente por el evento hidrometeorologico de la Tormenta Noel en el 2007. Este evento adverso rompió las redes comunitarias de las comunidades Los Negro y El Duey.

Las familias impactadas pasaron de ser personas productoras de rublos agrícolas, a depender de la ayuda humanitaria facilitada por el gobierno e instituciones y personas colaboradoras. Estas familias presentaron problemas de adaptación, pasaron de tener bienes tales como viviendas, a vivir en la escuela pública de Basima y la iglesia de la comunidad del Puerto, posteriormente a vivir en viviendas alquiladas por el gobierno. Tras la Crisis generada por la Tormenta Noel, al perder miembros muchas de estas familias sufrieron Trastornos Psicológicos, problemas de adaptación, desintegración familiar entre otros.

Después de plantear las diversas problemáticas con relación a los modelos y técnicas en el abordaje a las familias se formulan las preguntas siguientes.

1.5. PREGUNTA DE INVESTIGACIÓN.

1.6. JUSTIFICACIÓN DEL PROBLEMA

La Organización Mundial de la Salud (OPS). La salud mental se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.

Según Jorge Rodríguez Mônica Zaccarelli Davoli Ricardo Pérez (2006) Guía práctica de salud mental en situaciones de desastres, En el caso de desastres, el impacto emocional esperable varía con el transcurso del tiempo, pero suele ser muy acentuado y sobrepasar la capacidad de control de los individuos en los primeros momentos después del evento. Según este autor dentro de los cambios psicológicos esperables y cuáles son las intervenciones psicológicas y sociales destinadas a la más pronta recuperación y, eventualmente, a la detección precoz y el manejo básico de trastornos mentales.

Primeras 72 horas Crisis emocionales, problemas psíquico: se ven asustadas, apáticas, confundidas , Excitación aumentada o "parálisis" por el temor Ansiedad difusa ,Deseo-temor de conocer la realidad, Dificultad para aceptar la dependencia y la situación crítica en la que se encuentra, Inestabilidad afectiva con variaciones extremas , Ocasionalmente, estado de confusión aguda.

Al manifestarse los riesgos producto de la conjunción de las amenaza y la vulnerabilidad no manejada, las familias que viven en lugares de alto riego, son mas sucesibles a ser impactadas negativamente en su salud mental, elementos causales como fenómenos naturales y eventos antropicos son generadora de daños, a la salud mental de las personas afectadas: Limitada capacidad de pensamientos, Perdidas del sentimiento del tiempo, Hiperactividad o Inmovilidad, Pánico, Apatía, son de las consecuencias producidas por los eventos primarios.

A las personas en peligro debe proporcionar insitu, Primeros Auxilios Psicológico, los encargado de esa respuesta inicial son las familias que viven en la comunidades afectadas, para tener estrategia adecuada de afrontamiento y evitar las reacciones infantiles, aislamiento. Es necesario haber trabajado en el proceso antes de los desastres el componente de preparación, creando planes de contingencias para la recuperación de Salud Mental de las personas afectadas.

El motivo de esta investigación es hacer ver la necesidad que tiene la comunidad de participar activamente en la resolución de los problemas que alteran su salud mental post desastres causados por fenómenos Naturales. Las instituciones del sistema Nacional de Prevención Mitigación y Respuesta deben de cumplir con el mandato de ley de prevenir y proteger, las instituciones educativas como parte del sistema social, apoyar en la comprensión del riesgo de la comunidad.

Los especialistas se han percatado de que la solución de una problemática depende en gran manera del proceso llevado a cabo por el profesional. El propósito de esta investigación es que nuestras familias puedan estar conscientes que en nuestros Centros de Salud pueden encontrar soluciones a la problemática y que puedan confiar en las técnicas aplicadas por los profesionales, llevando estos el equilibrio, ajuste y la confianza perdida a la familia por medio a las técnicas terapéuticas para así tratar de buscar soluciones rápidas y eficaces a sus problemáticas.

Se hace necesario, enfocar en esta investigación la necesidad de la introducción de las familias residente en el sector V Centenario, Villa Progreso Municipio de Villa Altagracia, San Cristóbal en programa comunitario de salud mental, atreves del sistema de prevención, mitigación y respuesta, a emergencias y desastres previsto en la ley 147-02 sobre gestión de riesgos.

Los desastres que son situaciones imprevistas con alteraciones intensas de Vidas, Bienes Servicios y Medio Ambiente, que exceden la capacidad de respuesta de la comunidad afectada" porque cuando estos ocurren , hay un gran número de heridos o lesionados, muchos cadáveres, desorden social, enfrentamiento étnicos, políticos y de otra índoles, grupos violentos, delictivos, violencia en el seno familiar, violaciones sexuales, secuestros, víctimas de torturas, desaparecidos, poblaciones desplazadas, personas en albergues, separación familiar, personas con aflicciones, consumo o abuso de alcohol drogas, personas con evidentes trastornos mentales, desintegración de las organizaciones comunitarias, falta de información, rechazo de la comunidad a cooperar, equipo de respuesta afectado.

1.7. FORMULACIÓN DEL PROBLEMA

¿Cuales estrategias debe tener en cuenta el Sistema de Emergencias del Municipio de Villa Altagracia para introducir a las familias de Villa Progreso Sector V Centenario, víctimas del fenómeno natural Noel, que afecto a la República Dominicana en octubre del año 2007, en los programas de Salud Mental y Apoyo Psico Social post Desastres Naturales?

1.8. OBJETIVO GENERAL

Analizar la Introducción de las familias en programas de Salud Mental Post Desastre Natural Tormenta Noel, Sector V Centenario Villa Progreso Municipio de Villa Altagracia, periodo 2014 - 2015. República Dominicana.

1.8.1OBJETIVOS ESPECIFICOS

1.9. IDEAS CIENTÍFICAS A DEFENDER

Los programa de Salud Mental para emergencias y desastres son importantes porque a través de estos se crea un plan de acción capaz de crear una cultura de gestión de riesgos integral, con énfasis en la Salud Mental y apoyo psicosocial de las familias del Sector V Centenario, Villa Progreso intervenidas por dichos programas.

El marco de establecer en su prioridad uno Comprender el riesgo a desastres Reforzar la colaboración entre las personas a nivel local para difundir información sobre el riesgo de desastres mediante la implicación de organizaciones comunitarias y organizaciones no gubernamentales.

Crear una estructura organizacional comunitaria que otorga responsabilidades específicas de los miembros de las familias que intervienen en los programas de Salud Mental. Conformar estrategia de respuesta a emergencia y desastres naturales grupos de primeros Auxilios Psicológicos, Manejo de Duelo, terapia de Familia, Ayuda Espiritual, Grupos de Reencuentro Familiar.

1.9. 1 DELIMITACIÓN GEOGRAFICA

El sector V Centenario, Villa Progreso, Municipio de Villa Altagracia, provincia San Cristóbal, está delimitada al Norte por la Autopista Duarte, dirección Santo Domingo Santiago, sur Autopista Duarte con dirección Santiago Santo Domingo Batey 43, al Este Y al Oeste Barrio el Eden.

Contextualizaciones

El Presidente de la República, Leonel Fernández, inaugura el martes 21 de abril, el proyecto habitacional INVI Villa Progreso Villa Altagracia, construido a través del Instituto Nacional de la Vivienda, así como un conjunto de apartamentos en La Cumbre, adquiridos por el Estado, para alojar a familias de la zona que perdieron sus casas, a raíz de las tormentas tropicales Noel y Olga. 

En las viviendas, 160 en Villa Altagracia y 100 en La Cumbre, provincia San Cristóbal, se invirtió un  total de RD$136 millones 436 mil 642 pesos con 96 centavos. El proyecto de Villa Altagracia está ubicado en el poblado V Centenario, próximo a la Autopista Duarte y ocupa un área de 21,723.3 metros cuadrados, cuyos edificios constan de dos bloques de dos niveles y 16 apartamentos de 40 metros cuadrados cada uno.

Están dotados de dos dormitorios, sala-comedor-cocina, baño, balcón, escaleras y áreas comunes. Pero, además, cuentan con agua potable, alcantarillado sanitario, planta de tratamiento, electrificación exterior, terrazas, calles, parqueos y áreas verdes, entre otros servicios. 

Los apartamentos están provistos de todos los servicios básicos, además de calles, aceras y área verde.  La directora del INVI, arquitecta Alma Fernández, destacó la terminación y entrega de estas viviendas, una promesa del Presidente Fernández a las familias que perdieron sus casas, tras el paso por el país de las tormentas Noel y Olga, en el año 2007.  

Para el 2007 hubo varias crecidas repentinas producto de la tormenta Noel, una de esta ocurrió en el Municipio de Villa Altagracia. Según el ex/director de la Oficina Nacional de Meteorología, Coco Quezada en su artículo Historia de los ciclones en República Dominicana (2007): Las tormentas Noel, el 28 de octubre, fue uno de los fenómenos que más afectaron al país. Noel alcanzó vientos sostenidos de casi 64 kilómetros por hora con una velocidad menor a los 97 kilómetros por hora. 73 personas murieron, 43 los desaparecidos, 64,096 personas fueron evacuadas y 1,526 rescatadas.

El fenómeno provocó la destrucción del poblado del Duey en Villa Altagracia y el aislamiento de 39 comunidades de la región Sur por la caída de puentes y la crecida de ríos. Por su parte la Secretaria de Estado de Planificación y Desarrollo, en el Informe Evolución del Impacto de la Tormenta Noel (2008). La tormenta Noel afecto a la República Dominicana aun antes de tocar territorio del país entre el 28 y 30 de octubre. Según el informe la Tormenta Noel se considera un evento severo con valores de precipitaciones extraordinarios en localidades de la República Dominicana, sobre todo en la región sur y suroeste.

Las intensas lluvia alcanzaros hasta 300% de los valores normales, antes de la tormenta los suelos estaban saturados por las constantes lluvias que habían caído desde principio de mes de octubre, tras el paso de la tormenta continuaron lluvias constantes debido a la presencia de vaguadas y nuevos frentes tropicales. El evento hidrometeorologico de la Tormenta Noel es el fenómeno generador de daños más grande que ha vivido el Municipio de Villa Altagracia en toda su historia. Este evento además de que impacto de forma negativa una parte importante de la República Dominicana, 90% de las personas afectadas son pobres con alta vulnerabilidad social.

Una crecida repentina generalmente se define como una inundación de corta duración que alcanza un caudal máximo relativamente alto (Organización Meteorológica Mundial). La Asociación Meteorológica Americana la define como una "inundación que crece y baja rápidamente con poca o ninguna advertencia, usualmente como resultado de lluvia intensa sobre un área relativamente pequeña". El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos emplea una definición más detallada: Una inundación rápida con caudal extremadamente alto en un área normalmente seca, o una crecida rápida del nivel del agua de un río o quebrada por encima del nivel de inundación predeterminado.

Según El informe final N0. 30 Del evento Tormenta Tropical Noel del día 15 de Noviembre del 2007, del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) en el cual se pueden observar los objetivos operacionales, las estrategias y tácticas empleada determina que en el Municipio de Villa Altagracia, se atendieron 462 personas por parte de médicos militares, 40 comunidades Incomunicadas por las crecidas de los ríos de la comunidad, 11 puentes afectados, incomunicación de la Autopista Duarte Tramo Santiago Santo Domingo, 259 personas rescatadas vía Aérea.

En el orden municipal, Durante la Tormenta Noel surgió Centro de Operaciones de Emergencias de Villa Altagracia, Organismo Municipal que nació a partir de la necesidad de dar respuesta organizada, al fenómeno hidrometeorológico de la Tormenta NOEL, a finales del mes octubre del año 2007. El Centro de Operaciones de Emergencias de Villa Altagracia( COEVA), está conformado por el Ayuntamiento Municipal, Defensa Civil, Policía Nacional, Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillado, Salud Pública, Fuerzas Armadas, los Bomberos, Policía Nacional, Autoridad Metropolitana de transporte (Amet), Ministerio de Medio Ambiente, Policía Municipal.

Fungieron como instituciones de apoyo en ese evento: Visión Mundial, Fundación para el desarrollo de Villa Altagracia Fundación Para el Desarrollo de Villa Altagracia (FUDEVA), Federación de Juntas de Vecinos, Confraternidad de Pastores Evangélicos, Iglesia Católica, Asociación de Estudiantes Universitarios de Villa Altagracia.

El (COEVA) en su informe de evaluación Descripción del Evento: Tormenta Noel, Misiones Aérea Realizadas de Búsqueda Rescate y Evacuación 46, Misiones de Búsqueda y Rescate Terrestres 222, Rescatados del Duey y Los Negros 663, total de personas llevada a los alberges temporales 895, Personas Fallecidas 32, personas desaparecidas 25, afectación de viviendas 1,400, comunidades incomunicadas 47, otros daños de consideración fueron colapso del sistema de agua potable, afectación de la energía eléctrica, interrupción del transporte en la Autopista Duarte Kilometro 56, daño a la agropecuaria, interrupción parcial de las telecomunicaciones.

2.2 ANTECEDENTES DEL TEMA

2.2.1. Dentro de los trabajo que anteceden a este tema encontramos el trabajo de Trastornos de Ansiedad que Causan los Desastres Naturales en los Habitantes de 30 a 80 Años de edad del sector de Nápoles, Provincia de La Vega, República Dominicana. Lugo Santana Manuel Luis, Rodríguez María Juana Lic. (2014).

Los Objetivos de la investigación es el siguiente:

Identificar los trastornos de ansiedad causados por desastres naturales en los habitantes de 30-80 anos de edad del sector de Nápoles provincia de La Vega, República Dominicana. Determinar los tipos de trastornos de ansiedad que sufren los pobladores del sector de Nápoles, por las inundaciones. Identificar el grado de conocimiento de los habitantes del sector de Nápoles sobre las mediadas de prevención y mitigación de riesgos en caso de desastres naturales.

Describir la condición socio/económica de los habitantes del sector de Nápoles provincia de La Vega, República Dominicana. Identificar los factores de riesgos que inciden para que los habitantes de Nápoles se queden residiendo en dicha zona a sabiendas de que es una zona de riesgo.

Resultados y conclusiones más importantes

Se observa que 55% de la población del sector de Nápoles es femenino y que el 45% es masculino, lo que demuestra que el sexo femenino es mayor en esta población bajo estudio.

El 25% de los pobladores del sector de Nápoles oscilan entre 30 a 39 ano, un 28% de 40 a 49 anos, un 22% entre 50 a 59 anos, un 16% entre 60 a 69 anos, un 8% entre los 70 a 79 y un 0.9% tiene 80 anos, lo que demuestra que la mayor población del sector del Nápoles está entre los 40 a 49 años de edad y que el menor por ciento de los habitantes es anciano. Cabe resaltar que la población en un alto porcentaje es sumamente joven.

Un 25% de la población tiene nivel primario un 26% un nivel secundario, un 27% nivel universitario, un 17% formación técnico académico y un 5% no tiene ningún nivel. El 13% de las fueron llevadas a refugios, el 28% fueron a donde un familiar, el 14% fueron a donde un amigo y el 45% no fue a ningún sitio. Esto demuestra que un alto porcentaje de la población se queda en la vivienda durante la inundación.

El 26% fueron asistidos por un médico, el 4% por psicólogo y un 70% no fue asistido por ningún profesional. Esto demuestra que un alto porcentaje no recibió asistencia profesional.

89% de las inundaciones del rio, que un 11% proviene del alcantarillado y que proviene de los contenes para un 0%. Esto indica que la mayor cantidad de agua que inunda a las viviendas en primer lugar viene del rio y en segundo lugar del alcantarillado. Se puede observar que el 25% de la población ha recibido charlas educativas de prevención de riesgos y 75% no ha recibido charlas educativas. Esto demuestra que un alto porcentaje de la población no ha recibido charlas de prevención y mitigación de riesgos en caso de inundaciones. 80% de la población conoce la categoría de ciclones, huracanes y tormentas tropicales y un 20% no la conoce.

54% de la población de Nápoles siente cansancio después de la inundación, el 41% dice sentir dolor en el cuerpo y el 5% dice que siente gripe y fiebre. Se puede observar que el mayor porcentaje dice sentir cansancio después de la inundación. 44% de la población siente miedo cuando llega la temporada ciclónica, el 43% siente inseguridad, 4% estrés, el 2% no siente nada y el 7% siente rabia. 42% siente nerviosismo al ver el agua que sube a la casa, 35% dice sentir miedo de perderlo todo y un 23% contesta sentir las dos cosas (nerviosismo y miedo).

Resultados cualitativos.

Por ser los trastornos de ansiedad un estado de preocupación excesiva y expectación sobre determinado acontecimiento, nos hemos interesado en investigar si los pobladores del sector de Nápoles padecen de trastornos de ansiedad por causas de los desastres naturales (ciclones e inundaciones). Además de la encuesta socio demográfica el cuestionario y la entrevista aplicamos las escala de ansiedad de Beck que indica la medidas en que se encuentran afectadas las personas por la ansiedad, se pudo constatar directamente el estado emocional de cada individuo bajo estudio en el momento que se le pidió expresar como se siente en el momento de la inundación.

Fue obvio el estado de ansiedad que presentaban los pobladores del sector de Nápoles los cuales fueros confirmados con la evaluaciones de los criterios diagnósticos contemplados en el DSM/IV y la escala de Beck. Es muy notorio y así ello lo señalan que pese a todo estado de incomodada y tensión, están acostumbrados a la situación y que han creado mecanismos de defensa para que no les afecte las inundaciones.

Es de interés señalar que el mayor porcentaje de la población (28%) sufre de trastornos de estrés postraumático a consecuencia de los desastres naturales.

Los pobladores del Sector de Nápoles en cierta medida sufren trastornos de ansiedad entre los que se encuentran: estrés postraumático, alcanzando el mayor porcentaje, ósea el 28%, seguido del estrés agudo, con un 19% luego trastornos obsesivos compulsivo, con un 16%, asimismo ansiedad generalizada, con un 13% seguido de fobia especifica con un 6% y finalmente fobia social con un 3%. Es importante destacar que no se conto con informaciones bibliográfica que indicaran el porcentaje acerca del estudio de los trastornos de ansiedad causados por los desastres naturales en los habitantes de Nápoles, provincia La Vega República Dominicana.

2.2.2. Salud Mental en trabajadores cañeros y fabriles del ingenio Quisqueya un estudio exploratorio Celestino F. Ana, Sánchez García Heronelis( 1990).

Los Objetivos propuesto por Celestino y Sánchez (1990) en esta Investigación están los siguientes: Conocer la Salud mental de los trabajadores cañeros y fabriles, de los ingenios azucareros. Describir algunas condiciones de trabajo, de los trabajadores cañeros y fabriles de los Ingenios azucareros. Conocer la salud mental de los trabajadores cañeros y fabriles de los Ingenios azucareros según edad, estado civil, nivel ecdémico, nacionalidad, área de trabajo, tiempo que tienen laborando en el ingenio.

Celestino y Sánchez (1990) obtuvieron como resultados de su investigación que el 32% de las personas encuestadas pertenecían al área cañera y el 67.86% eran del área fabril. Al analizar los datos se encuentra que la salud mental de los que laboran en los campos de canas, alcanzo un 73.33 y los sujetos del área fabril obtuvieron 79.81

Los trabajadores cañeros y fabriles no se sienten satisfechos, ni con el salario que ganan, ni con el trabajo que realizan.

En cuanto al Barreto, 1983 señala que cuando el trabajo que no permite satisfacer necesidades básicas y que produce la insatisfacción de necesidades básicas y que produce insatisfacción, contribuye a crear la antítesis de salud mental.

En este estudio se encontró que con respecto a la edad, el estado civil, la nacionalidad, el tiempo que tienen laborando y el área de trabajo, no hubo diferencias significativa entre los trabajadores cañeros y fabriles del Ingenio Quisqueya. Sin embargo reporto diferencias significativas con respecto al nivel académico de los trabajadores, encontrados mayor salud mental en los sujetos que tenían un nivel académico mayor.

En lo que concierne a las condiciones de trabajo, este estudio reporto diferencias significativa en cuanto al ruido, salario, uso de maquinarias peligrosas, uso de sustancias peligrosas y prestaciones económicas, encontrándose, que los trabajadores cañeros poseen un salario menor, la prestaciones económicas más escasas que los trabajadores fabriles usan maquinarias y sustancias peligrosas, están sometido a altos niveles de ruido que los trabajadores cañeros. No se encontró diferencias significativas en cuanto al ritmo de trabajo, periodo de descanso y calor en el lugar de trabajo de los obreros fabriles y cañeros del ingenio Quisqueya.

2.2.3 Lorenzo Ruiz, A.; Martínez Gómez, C.; Ventura Velázquez, R. E.; Mesa, Ridel, G. (2008) Lineamientos para la salud mental en desastres en Cuba. Instrucción No. 20 del Ministro de Salud Pública de Cuba, Dr. José Ramón Balaguer Cabrera. 30 de septiembre del año 2008. La Habana, Cuba.

La salud mental en emergencias y desastres resulta un tópico muy reciente y novedoso, por lo cual apenas en la comunidad científica nacional e internacional se puede encontrar publicaciones especializadas como en otros temas de este campo. No obstante, si se tiene claridad y mayoría de acuerdo en cuanto a la necesidad de que estos problemas no pueden ser ni ignorados ni minimizados en los programas de preparación e intervención en casos de desastres.

La salud mental en emergencias y desastres corresponde a todo lo referente a la subjetividad humana y sus diferentes formas de reflejar la realidad objetiva del medio, hasta ese momento cotidiano y habitual, que se cambia y transforma en cada una de estas situaciones de carácter crítico que conllevan a variadas consecuencias directas e indirectas. El impacto en la salud mental no se puede evaluar siguiendo la fórmula "causa efecto" pues el comportamiento humano va a manifestarse de forma muy variada en dependencia de la correlación existente entre tres grupos de criterios: los referentes al desastre, las características del individuo las inherentes a su comunidad.

Por lo tanto, ante unas situaciones la mayoría de las personas van a tener un comportamiento "normal ante una situación anormal"; mientras que en otras se pueden desencadenar manifestaciones estresogénicas y hasta psicotraumatizantes.

La misión está en minimizar los riesgos y vulnerabilidades, incrementando el rol de los factores protectores y de la resiliencia con un enfoque preventivo promocional-educativo desde el antes en cada una de nuestras comunidades.

Sobre la base de estos preceptos teórico-metodológicos y los principios humanísticos-éticos y solidarios, en el campo de los desastres, Cuba se ha caracterizado por dedicarle esfuerzos y recursos de todo tipo para cumplir con la protección de la vida humana, los recursos de la economía y el medio ambiente. El documento jurídico rector y básico en la actualidad para orientar el quehacer en Cuba para todo el ciclo de reducción de los desastres lo constituye la Directiva No. 1 del Primer Vice- Presidente del Consejo de Defensa Nacional, de junio del 2005.

2.3 CONCEPTUALIZACIONES

2.3.1 Salud mental: un estado de bienestar (2013) Organización Mundial de la Salud. La salud mental se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad. La dimensión positiva de la salud mental se destaca en la definición de salud que figura en la Constitución de la OMS: «La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades».

2.3.2 Gerrity T. Ellen, Flinn W. Brian (2000) definen la Salud Mental como la consecuencias de la exposición a desastres naturales o tecnológicos en la salud mental no han sido totalmente abordadas por quienes trabajan en el campo de la preparación o la provisión de servicios en desastres. Aunque los efectos de la exposición al trauma y al desastre se ven con varios grados de horror, simpatía y temor por la población general y los medios, una creencia arraigada en la sociedad es que el dinero remedia cualquier herida sicológica que resulte del trauma y la pérdida que experimentan las víctimas del desastre.

Sigue diciendo Gerrity T. Ellen, Flinn W. Brian (2000) Cuando las heridas no curan rápidamente, puede emerger el fenómeno de la culpa de la víctima. En él, la situación de la víctima es vista como única o rara, o es atribuida a las características o responsabilidades personales y, entonces, no merece el apoyo social a gran escala o por largo tiempo. Este fenómeno, basado en gran parte en el temor de su propio potencial de victimización, ocurre a gente que no experimentó el desastre y ve el desastre y las reacciones de las víctimas como aberraciones individuales y, en consecuencia, están separadas y no relacionadas con la vida normal. Experimentar un desastre es uno de los eventos traumáticos más serios que una persona puede soportar, y sus efectos sobre la salud mental y el comportamiento se pueden ver a corto y largo plazo, tales como la disociación, la depresión y el estrés postraumático.

2.3.3 Según los autores Irene L.d. Hauman y Michiel a.j. Hompier (2005) en su publicación Trabajo y Salud Mental, estos destacan que Hay muchas opiniones acerca de los componentes y procesos de la salud mental. Es un concepto muy cargado de valor, y no es probable que se llegue a una definición unánime de él. Al igual que el concepto, fuertemente asociado, de "estrés", la salud mental se define como: Un estado: por ejemplo, un estado de bienestar psicológico y social total de un individuo en un entorno sociocultural dado, indicativo de estados de ánimo y afectos positivos (p. ej., placer, satisfacción y comodidad) o negativos (p. ej., ansiedad, estado de ánimo depresivo e insatisfacción).

Hauman Kompier (2005) continúan diciendo que un proceso indicativo de una conducta de afrontamiento: por ejemplo, luchar por conseguir la independencia, autonomía (Ambos aspectos clave de la salud mental); El resultado de un proceso: un estado crónico debido a una confrontación aguda e intensa con un factor estresante, como sucede en el trastorno por estrés postraumático, o a la presencia continua de un factor estresante, no necesariamente intenso. Es lo que ocurre en el agotamiento, así como en las psicosis, los trastornos depresivos mayores, los trastornos cognitivos y el abuso de sustancias psicoactivas.

2.3.4 La Organización Panamericana de la Salud (OPS) en su trabajo Salud mental y desastres (2007) destaca que desde el punto de vista de la salud mental, las emergencias y los desastres implican una perturbación psicosocial que sobrepasa la capacidad de manejo o afrontamiento de la población afectada. Los efectos psicosociales se refieren a los efectos que generan los desastres en el ámbito psicológico individual, familiar y social de las víctimas.

Frente a estas situaciones se producen modificaciones emocionales como la ansiedad, miedo, tristeza, frustración o rabia y que se acompañan de cambios en el funcionamiento físico como palpitaciones, tensión muscular, sensación de "vacío en el estómago", entre otros. Son reacciones transitorias de duración variable que actúan como mecanismos de defensa (reacciones protectoras) y que alertan y preparan para enfrentarse situaciones traumáticas, permitiendo desarrollar una capacidad de tolerancia a la frustración y la esperanza de superación de dificultades.

Cuando la persona enfrenta situaciones que superan su capacidad de adaptación

y los mecanismos de defensa, adaptación y crecimiento personal no funcionan,

se habla de situaciones traumáticas que generan crisis en las cuales se rompe el equilibrio. Esto puede suceder en eventos catastróficos que representan Amenazas extremas que rompen las defensas de manera brusca. Cuando Esto sucede aparecen reacciones físicas y psicológicas que ya no son protectoras Sino que conducen a alteraciones emocionales de gravedad variable. Mejora y ampliación de la atención de los trastornos mentales, neurológicos y por sustancias,

En el postulado Organización Panamericana de la Salud, (2005) define a la salud mental como: "un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de dolencias o enfermedades". Las investigaciones realizadas en los últimos años han llamado la atención con respecto al hecho de que la salud mental afecta intrínsecamente a la salud física y que la salud física afecta a la salud mental.

Según (OPS 2005) en lo que se refiere a lograr un estado más completo de bienestar, ambas son inseparables. La salud mental tiene una importancia fundamental en lo relativo al bienestar personal, las relaciones familiares y el éxito en las contribuciones a la sociedad. Se relaciona con el desarrollo de las sociedades y los países. La mala salud mental y la pobreza interactúan en un ciclo negativo: la mala salud mental supone una traba a la capacidad de aprender y de ocuparse productivamente de la propia economía; por su parte, la pobreza aumenta el riesgo de contraer trastornos mentales y reduce la capacidad de la gente de obtener acceso a los servicios de salud.

El número de personas afectadas, la discapacidad asociada a los trastornos mentales, neurológicos y por abuso de sustancias (MNS), y el hecho de que haya tratamientos eficaces disponibles destaca la importancia de abordar estos trastornos en la atención primaria. La meta es velar porque la salud mental se integre en los sistemas de atención de salud de todo el mundo. Es necesario realizar un esfuerzo mucho mayor para cambiar las políticas, prácticas y los sistemas de prestación de servicios a fin de garantizar que se asigne a las necesidades y las preocupaciones en materia de salud mental el grado de prioridad necesario para reducir la carga asociada a los trastornos mentales, neurológicos y por abuso de sustancias.

2.3.5 Según la Estrategia en Salud Mental del Sistema Nacional de Salud, España (2009-2013) refiere que La dimensión positiva de la salud mental hace referencia al concepto de bienestar y a las habilidades para adaptarse a la adversidad, abarca la autoestima, el autocontrol, el optimismo y el sentido de la coherencia. La salud mental es la base para el bienestar y el funcionamiento efectivo de un individuo y una comunidad siendo mucho más que la ausencia de enfermedad, ya que tiene un valor en sí misma (OMS, 2001).

El grado de salud mental se relaciona con la capacidad para enfrentarse y superar las adversidades de la vida sin perder el equilibrio emocional. Esta propiedad depende de factores personales, del contexto sociocultural y económico. Para la evaluación de la salud mental de la población en el contexto de la Estrategia se seleccionaron dos variables de la Encuesta Nacional de Salud de España, del año 2006 (ENSE 2006) altamente correlacionadas con la capacidad de afrontar el estrés y por lo tanto con la salud mental positiva, "el apoyo social percibido" (que se mide mediante el cuestionario de Duke-UNC) y "la función familiar" (que se mide con APGAR). Ambos instrumentos han sido adaptados y validados en población española.

Por apoyo social y familiar entendemos el resultado de la interacción entre personas en función de la ayuda percibida en los aspectos emocionales, informativos, funcionales y materiales. En términos generales, la percepción de un bajo apoyo social aumenta conforme avanza la edad. Al aumentar la edad aumenta el diferencial entre hombres y mujeres, siendo en todos los grupos la mujer –excepto el de jóvenes de 16 a 24 años– la que percibe menor apoyo social. Así lo declaran el 4,3% de los hombres y el 5,5% de las mujeres de 75 y más años, siendo estos los valores más altos. En cuanto a la función familiar el cuestionario de APGAR mide los componentes del funcionalismo familiar en cuanto a adaptabilidad, cooperación, desarrollo, afectividad y capacidad resolutiva.