Principios de oración según Mateo 6:9-12 para la práctica de oración en la iglesia cristiana



Introducción

Presentamos este proyecto de investigación, con el único fin de mostrarle una posible solución a la problemática que está pasando o ha caído la iglesia cristiana contemporánea referente a la oración, especialmente "la iglesia cristiana La Voz de Dios" del distrito de Santa Anita; y, asimismo, motivarle a que renueve el estudio de la Palabra de Dios y llevarle a una reflexión para que mejore su relación con nuestro Padre celestial. Y, sobre todo, les instamos a que nuestro Señor Jesucristo sea su maestro en la oración y que practique los principios que Él enseñó en el evangelio de San Mateo 6: 9 - 13.

En el capítulo I contiene GENERALIDADES DEL PROYECTO, tales como: a) Titulo del proyecto, b) Tipo de investigación, c) Líneas de investigación, d) Institución, e) Recursos, f) entre otros.

En el capítulo II, el PLAN DE INVESTIGACIÓN, como: a) Planteamiento del problema, b) Formulación del problema, c) Limitaciones, d) Justificación, y e) Objetivos.

En el capítulo III, el MARCO TEÓRICO, a modo: a) Antecedentes, b) Marco teórico, y c) Definición de términos.

Y en el capítulo IV, la METODOLOGÍA, como: a) Hipótesis, b) Variables, c) Tipo de estudio, y d) Método de investigación.

Por lo tanto, ésta investigación es de suma importancia porque servirá para definir bíblicamente lo que es la oración cristiana, lo que el mismo Señor definió en San Mateo 6: 9 - 12; pues muchos cristianos han sido arrastrado por la Postmodernidad y sus oraciones se han convertido en llaves o métodos humanos por desconocimiento de la Palabra de Dios. Asimismo, servirá como una guía a quienes investiguen relacionado este tema.

CAPÍTULO I:

Aspectos generales del proyecto

"PRINCIPIOS DE LA ORACIÓN SEGÚN MATEO 6: 9 - 12 PARA LA PRÁCTICA DE ORACIÓN EN LA IGLESIA CRISTIANA LA VOZ DE DIOS, EN SANTA ANITA (LADP)".

Es correlacional entre dos variables, de principios y práctica. Pero además de ser descriptiva y explicativa

Sobre el tema de la oración cristiana corresponde al área teológica de la Soteriología, en la que está incluida la Santificación. Dicho estudio se realizará desde una perspectiva bíblica, teológica, histórica y psicológica.

Distrito de Santa Anita; iglesia cristiana "La Voz de Dios".

Víctor Hugo Santos Santos.

Ps. Jaime Mendoza.

Monografias.com

CAPÍTULO II:

Plan de investigación

En las últimas décadas, la iglesia cristiana contemporánea se ha desviado, abandonando la Palabra de Dios, y ha caído en un desconocimiento de nuestro Dios y, por ende, perdiendo el sentido de su comunión con Él. Esto se ha reflejado en una de las actividades más representativas que hace la iglesia, especialmente en "la oración cristiana". Por ejemplo, en la iglesia local donde congrego, desde que estoy liderando a un grupo de intercesores, durante 14 años he podido presenciar de muy cerca que se manifiesta la oración estrechamente vinculada con la adoración; y esta, a su vez, con el culto.

La vida se ha vuelto culto centrista, con pinceladas muy marcadas de antropocentrista por las siguientes razones: Primero, los religiosos siempre tienden por controlar a Dios con sus oraciones exigentes. Segundo, algunos han caído en la competencia haciendo largas oraciones sin sentido ni orden; esto es más protagónico. Y tercero, otros lo ven como una varita de mágica, pues con sus oraciones quieren conseguir todo lo que desean. Y cuando no lo consiguen, se desalientan y se frustran. Por lo tanto, el hombre no sabe orar y necesita de alguien que sea su maestro en la oración. O, instruirse en la oración desde la Palabra.

Por tales razones mencionadas se propone como problemática resolver las siguientes interrogantes:

¿Cuál es la esencia y los principios de la oración cristiana según Mateo 6.9 - 12 para el modelo de oración en la iglesia cristiana "La Voz de Dios" de Las Asambleas de Dios del Perú? Y como creyente que soy, ¿Cómo instruir en espíritu y práctica de la oración desde el Padre Nuestro en Mateo.6: 9 - 12?

En esta ocasión, nos limitamos sólo al pasaje bíblico de San Mateo 6: 9 - 12 para nuestra investigación sobre "La esencia y los principios de la oración" y dirigida a la iglesia cristiana: "La Voz de Dios" (de LADP) del distrito de Santa Anita, por las siguientes razones:

Primero, porque «El Padrenuestro» del evangelio de San Mateo es la única que contiene principios más detallados que Jesús prescribió para orar; sus principios son sencillas, pero dan lugar a profundas reflexiones. Es por eso, que cogimos estos versículos con el fin de ser una iglesia poderosa e intercesora, y ser modelo como parte de la iglesia de Cristo.

Segundo, Esta oración sigue modelos de oraciones del AT y del judaísmo. Consta de una invocación inicial y de siete peticiones. Las tres primeras se refieren a Dios (tu nombre, tu reino, tu voluntad), las otras cuatro a los hombres con forma y sentido comunitarios (nosotros).

La presente investigación se realiza por las siguientes razones:

CAPÍTULO III:

Marco teórico

En este estudio, podemos mencionar a los principales personajes que han tratado y han practicado la doctrina de la oración:

La verdadera oración, la que es aceptada por Dios, debe ser hecha con el Espíritu Santo, porque solo Él puede levantar el alma o el corazón a Dios en oración. "Del hombre son las disposiciones del corazón; más de Jehová es la respuesta de la lengua. Todos los caminos del hombre son limpios en su propia opinión; pero Jehová pesa los espíritus. Encomienda a Jehová tus obras, y tus pensamientos serán afirmados (Pr. 16:1-3). Es decir, en toda obra para Dios, y especialmente en la oración, si el corazón y la lengua van a concordar debe estar preparado por el Espíritu de Dios. En verdad, la lengua es por sí misma muy capaz de funcionar sin ninguna clase de temor o sabiduría; pero cuando la lengua expresa la respuesta del corazón, y dicho corazón está preparado por el Espíritu Santo, entonces habla según los mandamientos y deseos de Dios[2]

Orar eficazmente: Para orar eficazmente debemos hacerlo con el Espíritu Santo, porque sin Él mostramos lo tontos, hipócritas, fríos e impropios que somos en nuestras oraciones. Sin la ayuda del Espíritu Santo, nuestras oraciones son deplorables para Dios[3]

La forma de la oración: Un entendimiento bien iluminado tiene una aplicación admirable en lo relacionado con la forma y el asunto de la oración[4]Aquel que tiene su entendimiento bien ejercitado para discernir entre el bien y el mal, y un buen sentido bien sea de la miseria humana o de la misericordia de Dios, no necesita los escritos de otro hombre para enseñarle a orar según las formas[5]

Entre los sistemas teológicos tenemos los siguientes:

Y también podemos mencionar el argumento de Bounds: La oración que deseamos es la que reclama y enciende las más altas cualidades del predicador; la oración que nace de una unión vital con Cristo y de la plenitud del Espíritu Santo, que brota de las fuentes profundas y desbordantes de compasión tierna y de una solicitud incansable por el bien eterno de los hombres; de un celo consumidor por la gloria de Dios; de una convicción completa de la difícil y delicada tarea del predicador y de la necesidad imperiosa de la ayuda más poderosa de Dios. La oración basada en estas convicciones solemnes y profundas es la única oración verdadera. La predicación respaldada por esta clase de oración es la única que siembra las semillas de la vida eterna en los corazones humanos y prepara hombres para el cielo[14]

Antes de Definición de Términos, pasamos a considerar a los comentaristas sobre el pasaje de padre Nuestro, para tener una mejor compresión de la misma.

Lugar de la oración en el conjunto de la vida cristiana: "Sabiendo, pues, nosotros por la fe, que todo el bien que necesitamos y de que carecemos en nosotros mismos se encuentra en Dios y en nuestro Señor Jesucristo, en quien el Padre ha querido que habitase la plenitud de su liberalidad para que de Él, como de fuente abundantísima, sacase mas todos, sólo queda que busquemos en Él y que mediante la oración le pidamos lo que sabemos que está en Él"[15].

Calvino nos comenta: "Por medio de la oración logramos llegar hasta aquellas riquezas que Dios tiene depositadas en sí mismo. Porque ella es una especie de comunicación entre Dios y los hombres, mediante la cual entran en el santuario celestial, le recuerdan sus promesas y le instan a que les muestre en la realidad, cuando la necesidad lo requiere, a los que han creído simplemente en virtud de su Palabra es verdad, y no mentira ni falsedad"[16]

"No hay palabras lo bastante elocuentes para exponer cuán necesario, útil y provechoso ejercicio es orar al Señor. Ciertamente no sin motivo asegura nuestro Padre celestial que toda la seguridad de nuestra salvación consiste en invocar su nombre (JI. 2,32); pues por ella adquirimos la presencia de su providencia, con la cual vela, cuidando y proveyendo cuanto nos es necesario…

De aquí nos proviene una singular tranquilidad de conciencia, porque habiendo expuesto al Señor la necesidad que nos acongojaba, descansamos plenamente en Él, sabiendo que conoce muy bien todas nuestras miserias Aquel de quien estamos seguros que nos ama y que puede absolutamente suplir a todas nuestras necesidades"[17].

"Entre los judíos, aunque las oraciones eran siempre apropiadas, había horas establecidas para la oración, en las cuales se esperaban que los piadosos atenderían a sus devociones. Así había oraciones matutinas, del mediodía, y vespertinas (Sal. 55:17; Dn. 6:10; Hch. 3:1)... Naturalmente, si uno vivía en Jerusalén o estaba cerca de la ciudad y podía llegar a tiempo al templo, ese sería para el israelita devoto el mejor lugar para orar (Lc. 18:9, 10; Hch. 3:1). De otro modo, bien servía la sinagoga, o aun la calle". [18]

"Si hay un cuarto privado úsalo para tus oraciones privadas; si no, busca un lugar donde no te vean. No trates de hacerte notar. Sin embargo, el énfasis principal ni siquiera está en el lugar de la oración sino en la actitud de la mente y el corazón.

El pensamiento subyacente real no es lo secreto, sino la sinceridad. La razón de mencionar el lugar secreto es que el adorador sincero y sencillo, el que no está interesado en exhibirse públicamente con el fin de enaltecer su prestigio, encontrará el rincón oculto como lo más apropiado para sus devocionales. Allí es donde puede dejar fuera el mundo para estar solo con su Dios"[19].

Cualidades del Padrenuestro:[20]

Cómo orar: En Mat. 6: 9 - 13 al igual que Luc. 11: 1 - 4 Jesús nos enseña cómo orar. No era su propósito revelar una oración que debería ser memorizada y rezada (recitada) repetidas veces. (Más bien esto es lo que estaba condenando, ver. 7). Esta verdad es obvia cuando se considera que estos dos textos ni siquiera son iguales; hubiera sido idéntica la oración en los dos textos si Jesús la hubiera entregado para ser rezada. La iglesia del primer siglo no rezaba el "Padre Nuestro"[21].

Un ejemplo: Los discípulos querían orar correctamente, y Jesús les dice, "Oraréis así". Dice que debemos orar "así'" (de esta manera), y entonces nos da un ejemplo de cómo orar correctamente[22]

Elementos principales: Algunos de los elementos principales de la oración aceptable son: (1) Alabar y exaltar al Padre. (2) Pedir que se haga su voluntad. (3) Pedir por su reino. (4) Pedir el pan de cada día (el sostén, 1 Tim. 6:8). (5) Pedir el perdón. (6) Pedir la dirección divina[23]

Los peligros en la oración: a) Acabar en el formalismo de un punto rígido y ritualista del horario: Es precioso esto de acordarse de Dios por lo menos tres veces al día; pero existe el peligro muy real de que se haga esto tres veces al día hasta sin pensar en Dios. b) La tendencia a relacionar la oración con ciertos lugares: El de pensar que Dios estaba confinado a ciertos lugares sagrados, y olvidar que toda la Tierra es el templo de Dios. c) Tendencia indudable a alargar las oraciones: Había, y todavía hay, una especie de idea inconsciente de que si golpeamos suficientemente la puerta de Dios, contestará; que se le puede hablar, y hasta dar la lata a Dios, hasta que nos haga caso. d) Sustituir la oración por el auto hipnotismo: Los pueblos orientales tenían la costumbre de auto hipnotizarse mediante la incesante repetición de una frase o hasta de una palabra (1 Reyes 18:26). e) Caer en las repeticiones: Existía una clase de intoxicación con las palabras. Cuando uno empieza a pensar más que en qué decir en cómo decirlo, se le muere la oración en los labios. f) Cayera en la ostentación: Los judíos hacían las oraciones para que la gente los viera[24]

Reglas de la oración, Jesús establece dos grandes reglas de la oración: a) Insiste en que toda verdadera oración se ha de dirigir a Dios: Tanto en la oración privada como en la pública, no debemos albergar ningún pensamiento en la mente ni deseo en el corazón aparte de Dios. b) Insiste en que debemos tener presente que el Dios a Quien oramos es un Dios de amor: Cuando recordamos eso, no hay duda de que es suficiente acudir a Dios con un suspiro de deseo en el corazón, y en los labios las palabras: "Hágase Tu voluntad."[25]

La oración del discípulo: Al Padrenuestro lo llamada también como La Oración Dominical, porque fue el Señor (Dominus) quien nos la enseñó y legó como algo Suyo; pero es una oración que no puede hacer suya más que un discípulo de Jesús; que sólo uno que ha reconocido a Jesucristo como su Salvador y Señor puede tomar en sus labios con sentido[26]

Conclusión: Concluimos esta sección, clasificando las partes del Padrenuestro: Las primeras tres tienen que ver exclusivamente con Dios: "Santificado sea tu nombre"; "venga tu reino"; "hágase tu voluntad". Aparecen en escala descendente, pasando de su propia persona a su manifestación en su reino; y de su reino a la plena sujeción de sus súbditos, o la plena ejecución de su voluntad. Las cuatro peticiones restantes tienen que ver con nosotros mismos: "Danos hoy nuestro pan cotidiano"; "perdónanos nuestras deudas"; "no nos metas en tentación"; "líbranos del mal".

Pero estas últimas peticiones aparecen en una escala ascendente, pasando de las necesidades corporales diarias a la liberación final de todo mal.

Después de los principales estudios mencionados, comenzamos a desarrollar la definición términos de las siguientes palabras:

Nuestras oraciones son el medio mediante el cual Dios llena nuestra alma, aunque vacía, hasta rebosar. En nuestras oraciones, los cristianos podemos abrir nuestro corazón a Dios como a un amigo, y recibir una renovada confirmación de su amistad con nosotros (Bunyan, 2003)[27].

La oración es un escudo para el alma, un sacrificio ofrecido a Dios y un azote para Satanás. La oración alejará al hombre del pecado; o el pecado alejará al hombre de la oración[28]

La oración es la más alta prueba de energía de que es capaz la mente humana; porque para orar, se requiere la concentración total de las facultades. La gran masa de hombres mundanos es absolutamente incapaz de orar (Coleridge)[29].

Según el Diccionario Bíblico: La oración es la comunicación con Dios. Siendo el Creador del mundo, y reinando sobre él, no es un ser impersonal, sino un Dios dispuesto a escuchar a los hombres. Sus leyes no lo limitan; son la expresión de Su propia operación, generalmente uniforme, en providencia y preservación. Puede, sin embargo, actuar de una manera libre, conforme al consejo de Su voluntad, modificando Su forma de actuar, e influenciando los sentimientos, la voluntad y la inteligencia de los hombres[30]

Es el diálogo del hombre con Dios. Es un acto de ADORACIÓN y comunicación, e incluye la presentación de nuestros deseos a Dios, en el nombre de Jesucristo y con la asistencia del Espíritu Santo (Jn 14.13, 14; Ro 8.26, 27; Flp 4.6). Algunos consideran Gn 4.26 como el primer registro de una oración pública. La oración, juntamente con el AYUNO, era una de las prácticas del judío piadoso (Nelson, 1998)[31].

Según Comentario bíblico siglo XXI: Padre Nuestro aparece no como una forma litúrgica prescrita, sino como un modelo de lo que la verdadera oración debiera ser[32]

En Comentario Bíblico Mundo Hispano dice: La oración modelo (vv. 9-13) es uno de los pasajes bíblicos más conocidos y más citados del NT…. Jesús destaca siete elementos necesarios en la oración, los cuales tienen una relación directa con el reino de Dios: confianza, reverencia, sometimiento, dependencia, perdón, humildad y adoración. Es apropiado usar esta oración en los cultos públicos y privados ocasionalmente[33]

Barclay (1995) comenta: Hacemos bien en llamarla La Oración Dominical, porque fue el Señor (Dominus) quien nos la enseñó y legó como algo Suyo; pero es una oración que no puede hacer suya más que un discípulo de Jesús; que sólo uno que ha reconocido a Jesucristo como su Salvador y Señor puede tomar en sus labios con sentido[34]

Rezar el Padre nuestro es orar con todos los hombres y en favor de la entera humanidad, a fin de que todos conozcan al único y verdadero Dios y se reúnan en la unidad[35]

Acción de clamar a Dios reconociendo sus atributos de perfección. La primera vez que aparece este término en la Biblia es en Gn. 4:26, y significa que las personas buscaron la protección divina porque conocían el nombre, es decir, el carácter de Dios. En el Nuevo Testamento se invoca a Jesucristo, reconociéndolo como Salvador y Señor (Ro 10:13)[36].

Significa rogarle como a Dios (Gn. 12:8). Esta expresión se repite varias veces en la Biblia (Sal. 79:6; 105:1). Éste es también su significado cuando se refiere a Cristo en el NT, a quien los cristianos, desde el principio, adoran como la manifestación en la carne del Dios previamente revelado en el AT, y manifestado en la consumación del tiempo para obrar la salvación (Hch. 2:21; 7:59; Ro. 10:12; 1 Co. 1:2; He. 1:1)[37].

CAPÍTULO IV:

Metodología

Toda práctica cristiana es buena o mala dependiendo del modelo, esto es relación al principio teológico de la Palabra y la práctica de la oración contemporánea.

Mi explicación sobre "Los Principios de Oración" está basado en Mateo 6: 9 - 13, pero antes me acojo a lo que dijo Bunyan a respecto de oración: "La oración es abrir el corazón o el alma a Dios en una forma sincera, sensible y afectuosa, por medio de Cristo, con la ayuda y en el poder del Espíritu Santo, para cosas como las que Dios ha prometido, o que son conforme a la Palabra de Dios, para el bien de la Iglesia, sometiéndonos en fe a la voluntad de Dios."[38] Y para que eso suceda, necesitamos un modelo o principios de oración, y no enseñanzas de hombres, sino lo que el mismo Señor Jesús enseñó.

El Padrenuestro es un modelo de oración que contiene siete grandes tópicos o principios, cada uno de los cuales representa una necesidad humana básica. Por tal motivo, todo creyente de la Iglesia cristiana "La Voz de Dios" del distrito de Santa Anita y todo discípulo de Jesucristo, para que tenga una oración eficaz, debe recurrir a los principios de oración que Jesús enseño en el evangelio de San Mateo 6: 9 - 12. De manera personal, necesito tener una definición clara de lo que es oración cristiana para mejorar mi relación personal con Dios y, asimismo, mi proceder como cristiano.

Es un estudio correlacional entre dos variables: el principio y al práctica, lo uno es dependiente del otro, es por eso el tema de nuestra investigación es "Principios de oración según Mateo 6: 9 - 13 para la práctica de la iglesia cristiana La Voz de Dios (L.A.D.P) del distrito de Santa Anita".

La fuente de investigación es bibliográfica por la investigación del tema y el marco teórico, pero también por el trabajo de la exegesis bíblica. Y la empírica por tratarse de un tema de investigación práctica, de carácter pertinente y actual, concerniente a asuntos de la vida cristiana: en este caso es la oración cristiana.

Bibliografía - Anexos

Dedico este material a todo creyente

Que desea renovar o profundizar su relación con Dios,

el Todopoderoso y lleno de misericordia,

especialmente al "Ministerio de Intercesión y Liberación"

de la iglesia cristiana "La Voz de Dios"

del distrito de Santa Anita, Lima, Perú.

AGRADECIMIENTO

Agradezco, primeramente a Dios Padre por perseverar mi vida, a nuestro Señor Jesucristo por amarme tanto y salvarme, y al Espíritu Santo por guiarme para hacer este material.

Agradezco, también a todos los maestros del Seminario por sus sabias enseñanzas y por sus apoyos, en especial, a los pastores: Walter Mayta, Jesús Rivera y Jaime Mendoza.

A mis compañeros por ayudarme de una otra manera, sin su ayuda, no habría podido terminar mis estudios; en especial, a la hna. Reyda Valle Hipólito por su apoyo económico.

Y por último, a mi madre Dina Santos y mis familiares por sus apoyos y su comprensión.

 

 

 

Autor:

Víctor Hugo Santos Santos.

PROYECTO TESINA:

PARA OBTENER EL TÍTULO DE BACHILLER EN TEOLOGÍA.

LAS ASAMBREAS DE DIOS DEL PERÚ

SEMINARIO BÍBLICO DE LIMA

FILIAL - LIMA ESTE CENTRAL

CEDE DE SANTA ANITA

Monografias.com

ASESOR:

Ps. Jaime Mendoza.

LIMA - PERÚ

Noviembre, 2014

"Año de la promoción de la industria responsable y el compromiso climático"

[1] Santo de Aquino, Tom?s ?ESCRITOS CATEQUISTICOS?, p. 48

[2] Bunyan, Juan: ?C?mo orar en el Esp?ritu?, p 34

[3] Ib?dem, p 28

[4] Aqu? cabe mencionar la luz de la Palabra y la gu?a del Esp?ritu Santo.

[5] Bunyan, Juan: opt. Cit., p 44

[6] Lutero, Mart?n ?CATECISMO MENOR? - 1527, p. 16

[7] Lutero, Martin ?EL CATECISMO MAYOR?, p. 4

[8] Calvino, Juan ?INSTITUCION DE LA RELIGION CRISTIANA?, tomo I, p. 713

[9] A sido tomado del Comentario Exeg?tico y Explicativo de la Biblia-tomo II, p. 37

[10] Fue extra?do del ?Instituci?n de la Religi?n Cristiana? por Juan Calvino, de la pag. 665

[11] ?CATECISMO DE LA IGLESIA CAT?LICA (Compendio)?, p. 5

[12] Este cita fue extra?da del ?Catecismo Menor? de Martin Lutero, de la p?g. 16

[13] Maldonado, Guillermo: ?LA ORACI?N: Descubra el secreto de c?mo orar y ayunar eficazmente?, p. 24.

[14] Bounds, E. M.: ?La Oraci?n Fuente de Poder?, p 12

[15] Calvino, Juan: Instituci?n de la Religi?n Cristiana, pp 663 ? 664.

[16] ?dem

[17] Calvino, Juan: Op. Cit.

[18] Hendrikse, William: C. N.T El Evangelio seg?n San Mateo, p 242

[19] Ibiden, p 243

[20] Hendrikse, William, op. cit., p 246

[21] Partain, Wayne: ?Notas sobre el evangelio seg?n Mateo?, pp 198 - 199

[22] Ib?den, p 199

[23] ?dem.

[24] Barclay, William: ?C.N.T. v. I ? Mateo I?, pp 100 ? 103 (resum?n)

[25] Ib?dem, p 103

[26] idem

[27] Bunyan, Juan: ?C?mo orar en el Esp?ritu?, p

[28] Ib?dem, (en la tapa inferior del libro).

[29] Bounds, E. M.: ?La Oracion Fuente de Poder?, p 18

[30] Diccionario B?blico (www.AvanzaPorMas.com), p 657

[31] Nelson, Wilton M.: ?Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia?, p 985

[32] N.C.B. Siglo XXI, p 39

[33] C.B. Mundo Hispano, tomo 14: Mateo, p 71

[34] Barclay, William: ?Comentario al Nuevo Testamento, Volumen I ? Tomo I: Mateo?, p 103

[35] Catecismo de la Iglesia Cat?lica (Compendio), p 118

[36] Nelson, Wilton M.: ?Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia?, p 663

[37] Diccionario B?blico (www.AvanzaPorMas.com), p 399

[38] Bunyan, Juan: ?C?mo orar en el Esp?ritu?, p 9