Salud Bucal



""Si hermoso es curar a los enfermos

más hermoso es ocuparse de los sanos

para que no caigan enfermos""

José Martí

Resumen

La salud bucodental es un constituyente inseparable e importante de la salud general ya que las enfermedades bucodentales afectan al estado general del individuo y tienen consecuencias fisiológicas aún más complejas porque pueden llegar a menoscabar la nutrición, las relaciones interpersonales y la salud mental.

Este trabajo se realiza una revisión bibliográfica donde se expone las principales causas de las enfermedades bucodentales y formas de prevención.

Introducción

El desarrollo de la estomatología en Cuba, desde 1959, se ha orientado a incrementar el estado de salud bucal de la población y su grado de satisfacción, mediante la formación de recursos humanos altamente calificados y la creación de una infraestructura que satisfaciera con la calidad requerida las necesidades de la población, a través de la promoción y la prevención, fundamentalmente. (4)

Para alcanzar estos propósitos el Ministerio de Salud Pública, a través de la Dirección Nacional de Estomatología, ha ido adoptando formas organizativas de atención que se corresponden con el resto del Sistema Nacional de Salud: se ha transitado por la estomatología enfocada en eliminar el daño en la década de los 60, la estomatología comunitaria que abarcaba los grupos de edades, y actualmente la estomatología general integral, nueva especialidad, que se articula al Programa del Médico y la Enfermera de Familia para completar la salud de la población. (4)

La salud bucodental es un constituyente inseparable e importante de la salud general ya que las enfermedades bucodentales afectan al estado general del individuo y tienen consecuencias fisiológicas aún más complejas porque pueden llegar a menoscabar la nutrición, las relaciones interpersonales y la salud mental. (7)

Desarrollo

La salud bucodental puede definirse como la ausencia de dolor orofacial crónico, cáncer de boca o garganta, llagas bucales, defectos congénitos como labioleporino o paladar hendido, enfermedades periodontales (de las encías), caries dental y pérdida de dientes, y otras enfermedades y trastornos que afectan a la boca y la cavidad bucal.(7)

La boca juega un papel importante en la salud general y la calidad de vida de las personas. La masticación, la deglución y la fonación son funciones de la cavidad bucal; la boca participa como parte del sistema de protección del cuerpo, pues al masticar fragmenta los alimentos, los mezcla con la saliva, sustancia rica en lipasa lingual, amilasa-alfa salival y mucinas que facilitan la deglución y comienzan con el proceso de digestión de los alimentos, fragmentando los ácidos grasos. (1)

La saliva también contiene inmunoglobulina (Ig) A, que es la primera línea de defensa del sistema inmune contra el ataque de virus y bacterias; ésta es acompañada por lisozima y lactoferrina, que ayudan al control bacteriano, entre otras sustancias. La saliva también participa en la fonación, lubricando y facilitando los movimientos labiales y de la lengua. Conservar una buena condición de salud bucal, lo cual nos permitirá reducir la pérdida de dientes haciendo más eficaz el proceso de masticación, disfrutar más del sabor de los alimentos, mejorar la apariencia personal, mejorar la salud y el bienestar general, lo que dará como resultado un mejor desempeño social y personal.(7)

Las dolencias bucodentales comparten factores de riesgo con las cuatro enfermedades crónicas más importantes -enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias crónicas y diabetes- pues se ven favorecidas por las dietas malsanas, el tabaquismo y el consumo nocivo de alcohol. Otro factor de riesgo es una higiene bucodental deficiente. (7)

Enfermedades bucodentales más frecuentes (7)

Boca Seca (Xerostomia)

Se contrae boca seca cuando las glándulas en la boca que producen la saliva no funcionan apropiadamente. Causas potenciales incluyen:

Se pueden ayudar incluyendo:

Enfermedad Periodontal (7)

La enfermedad periodontal es una enfermedad de las encías que no es rara. La placa que no se remueve se puede endurecer y formar bacteria que se convierte en sarro. Una vez que esto sucede, el cepillar no es suficiente. Solamente una limpieza profesional por un dentista puede remover el sarro.

Si la placa o el sarro no se remueven, la bacteria causa inflamación de las encías llamada gingivitis. En la gingivitis, las encías se vuelven rojas, hinchadas y pueden sangrar fácilmente. La gingivitis es una forma leve de enfermedad de la encía y usualmente es reversible con el cepillado diario y limpieza regular por un dentista. Esta forma de enfermedad de la encía no incluye ninguna pérdida de hueso y tejido que mantiene la dentadura en su lugar.

Cuando la gingivitis no es tratada, puede avanzar a periodontitis. En periodontitis, las encías se retractan del diente formando bolsas que se infectan. El sistema inmune del cuerpo resiste la bacteria cuando la placa se desparrama y crece bajo de la línea de la encía. Toxinas bacterias y las enzimas corporales que atacan la infección usualmente empiezan a quebrantarse bajo el hueso y el tejido conectivo que mantiene al diente en su lugar. Si no se trata, los huesos, encías y tejido conectivo que apoya a los dientes se destruye. Los dientes eventualmente se aflojan y tendrán que ser removidos.

La enfermedad de la encía se encuentra comúnmente en los hombres y se desarrolla generalmente después de los 30 años de edad.

Pueden aumentar el riesgo con:

La buena higiene oral es esencial para prevenir la enfermedad de las encías. También debe de ver a su dentista de inmediato si tiene mal olor, encías rojas, hinchadas, frágiles o sangrando, dientes flojos o sensitivos. Si la enfermedad de las encías está presente, el dentista necesitará raspar el sarro completamente por arriba y debajo de la línea de la encía. Medicamento puede ser requerido y/o reemplazar el tejido o hueso dañado.

Sin embargo, una vez más, su mejor apuesta a la prevención es por medio de buena higiene oral.

Halitosis (7)

La halitosis o mal aliento es un problema relativamente común en la población y según diversos estudios está originado en un 90% de los casos en la boca. Este trastorno puede llegar a afectar las relaciones interpersonales y a disminuir la autoestima.

Principales causas del mal aliento

Principal causa de la halitosis (7)

Por lo general la halitosis o mal aliento se origina a partir de ciertas bacterias que se desarrollan en el tercio medio y posterior de la lengua, que es una zona que por lo general no es adecuadamente higienizada. Estos microorganismos tienen la particularidad de producir sustancias ácidas que contienen sulfuros y que originan el olor característico desagradable. A esto se puede sumar en ciertos casos, el depósito de material mucoso que proviene de la nariz y el acúmulo de restos de alimentos, que agravan el cuadro.

¿Qué hacer si tenemos halitosis? (7)

Lo primero que debemos hacer si sospechamos o padecemos de este mal, es acudir al odontólogo, para que éste determine si presentamos o no halitosis. Si fuera el caso, el analizará a qué se debe y nos dará pautas para mejorar nuestra higiene bucal.

Caries dental (4)

La caries dental es una enfermedad infectocontagiosa que aparece en los dientes cuando existe una higiene bucal inadecuada, un consumo indiscriminado de alimentos ricos en azúcares y carbohidratos, y presencia de microorganismos como los estreptococos mutans, y los lactobacilos, entre otros, así como una resistencia baja del esmalte a la acción de los ácidos. Alrededor del diente se forma una trama de restos de alimentos y bacterias denominada placa dentobacteriana por un cepillado incorrecto que favorece un medio para que se origine una cavidad de caries en los dientes. La caries se manifiesta como una mancha de color negro en la mayoría de los casos, aunque también puede ser de color marrón o blanco, y en sus etapas avanzadas se ve a simple vista por destruir el tejido dentario, hasta lesionar el tejido pulpar, causar la muerte de este y la pérdida del diente.

La maloclusión es la oclusión anormal a partir de la malposición dentaria. Se debe a problemas hereditarios que motivan discrepancias hueso –diente o por la presencia de hábitos incorrectos desde edades tempranas de la vida, así como por la pérdida de dientes o presencia de caries que provocan un desplazamiento de los dientes hacia posiciones anormales. (4)

Otra enfermedad altamente priorizada por la estomatología es el cáncer bucal que, aunque no tiene una alta incidencia en la población, es causa de mortalidad. Son diferentes sus localizaciones y formas, así como su prevalencia en uno u otro sexo. Este es uno de los objetivos fundamentales del Programa de Estomatología y del Programa de Oncología de nuestro país. (2)

Los síntomas del cáncer bucal incluyen:

Manchas blancas o rojas dentro de la boca

Los síntomas adicionales que pueden estar asociados con esta enfermedad son:

Agentes causales del cáncer bucal (7)

Clásicamente, los agentes causales del cáncer bucal han sido divididos según su mecanismo de acción sobre el Cuerpo humano en dos grandes grupos:

Exógenos o Extrínsecos

Actúan por Vías extracorporales, generalmente conocidas y dadas por daños físicos, químicos o biológicos a nivel tisular.

Endógenos o Intrínsecos

Actúan por vías intracorporales, poco esclarecidas y justificados por Bases genéticas, cambios endocrinos, Déficit inmunológico y desórdenes nutricionales que afectan a los Tejidos.

Reducir o evitar las enfermedades bucodentales (3)

Es posible reducir simultáneamente la carga de enfermedades bucodentales y la de otras enfermedades crónicas si se abordan los factores de riesgo comunes, como el consumo de tabaco y las dietas malsanas:

• La reducción de la ingesta de azúcares y una alimentación bien equilibrada previenen la caries dental y la pérdida prematura de dientes.

• Dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol disminuyen el riesgo de cánceres de la cavidad bucal, periodontopatías y pérdida de dientes.

• El consumo de frutas y verduras protege contra el cáncer de la cavidad bucal.

• El uso de equipos eficaces de protección en la práctica de deportes y el uso de vehículos automóviles reduce las lesiones faciales.

• Las caries dentales pueden prevenirse manteniendo de forma constante una alta concentración de fluoruro en la cavidad bucal. Ello puede conseguirse mediante la fluoración del agua de bebida, la sal, la leche, los colutorios o la pasta dentífrica, o bien mediante la aplicación de fluoruros por profesionales. La exposición a largo plazo a niveles óptimos de fluoruros reduce el número de caries tanto en los niños como en los adultos.

• Usando esas estrategias de prevención se pueden evitar tratamientos dentales muy onerosos.

Desde pequeños, aprendemos a cepillarnos los dientes, para lo cual utilizamos una pasta dental. Luego, cambiamos los dientes "de leche" por aquellos que tendremos para toda la vida, a excepción de que debamos extraerlos y colocar dentaduras postizas. Así como para evitar otras enfermedades visitamos periódicamente al médico, también debemos hacerlo con un odontólogo para que realice un chequeo de la salud bucal o dental. (7)

Por lo que recomendable utilizar: (7)

1. Cepillo dental recto con cerdas planas, con estos cepillos se pueden tener mayor manejo del mismo y de dureza mediana sus cerdas. No debe usarse por más de 2 meses ya que pierde su capacidad de limpieza, a nivel de sus cerdas.

2. Pasta dental con altas concentraciones de flúor, este último previene la placa bacteriana y además refuerza las piezas dentarias.

3. Hilo dental, se utiliza para las zonas a nivel interdentario donde el cepillo no puede llegar.

4. Un enjuague bucal antes de acostarse de flúor, que sea de uso diario, ya que viene de uso semanal, se procederá a usarlo luego del cepillado de la noche antes de acostarse.

Realizar el cepillado bucal correctamente (7)

Una buena higiene comienza por un correcto cepillado, que conviene realizar justo después de cada comida, ingesta de bebidas, especialmente las azucaradas y carbonatadas, de golosinas o aperitivos, o de cualquier alimento. El cepillado más importante, y el que no debe faltar, es el de después de la cena o de la última ingesta antes de dormir. Hay alimentos duros como la zanahoria cruda que al ser mordidos arrastran la placa bacteriana. Otros alimentos como el queso parecen tener propiedades remineralizantes del esmalte.

Sin embargo, un cepillado excesivo puede incidir en un temprano desgaste del esmalte, en especial si se han ingerido cítricos después de las comidas, por lo que lo ideal está entre 2 y 3 cepillados diarios.

También puede ser aconsejable cepillarse antes de la comida para reducir la placa bacteriana. El uso de chicles puede ser aconsejable. La acción de masticar estimula la secreción de saliva que evita que el ph de la boca se vuelva excesivamente ácido. El xilitol inhibe el crecimiento de la bacteria, el streptococcus mutans, que causa la caries. Estos chicles no sustituyen las ventajas del cepillado.

La higiene bucodental es igualmente necesaria si se ha producido regurgitación o vómito.

El cepillado debe realizarse introduciendo los filamentos del cepillo en el espacio que se forma entre la Se debe también pasar el cepillo a la cara interna de las mejillas, la lengua, el paladar y las encías, si están sanos. Hay llagas que pueden remediarse realizando enjuagues de agua con sal. En caso de observar alguna anomalía hay que acudir al especialista. (7)

Las encías sanas no sangran con el cepillado. Si se observa un sangrado evidente con un cepillado normal, lo probable es que se esté ante un caso de gingivitis. La solución es sencilla: acudir a un odontólogo o estomatólogo para que se realice una buena limpieza del espacio gingivo-dentario, con ultrasonidos. Es recomendable que esta limpieza profesional se efectúe al menos 2 veces al año. La higiene bucal ha sido esencial para el ser humano para la salud y el bienestar. (7)

Técnicas de cepillado (7)

Existen varias técnicas de cepillado:

* Técnica de Bass: En esta técnica el cepillo se coloca en ángulo de 45 grados contra la unión del diente con la encía, luego se realiza un movimiento horizontal para remover la placa bacteriana. Para las caras internas de los incisivos superiores e inferiores, se cepilla verticalmente con el cepillo. La superficie de masticación de los molares y premolares se cepilla por medio de movimientos de frotamiento hacia adelante y atrás. Esta técnica es recomendable en especial para pacientes adulto que sufran de enfermedad periodontal.

* Método combinado: Combina ambas técnicas anteriormente descritas. Se realiza la técnica de Bass y luego barrer las encías y los dientes empleando la técnica rotacional.

* Técnica de Stillman: Las cerdas del cepillo se inclinan en un ángulo de 45 grados dirigidas hacia el ápice del diente; al hacerlo debe cuidarse que una parte de ellas descanse en la encía y otra en el diente. De ese modo, se hace una presión ligera y se realizan movimientos vibratorios.

* Técnica de Charters: El cepillado con esta técnica es de utilidad para limpiar las áreas interproximales. Las cerdas del cepillo se colocan en el borde gingival formando un ángulo de 45 grados y apuntando hacia la superficie oclusal. De ese modo se realizan movimientos vibratorios en los espacios Interproximales. Al cepillar las superficies oclusales se presionan las cerdas en surcos y fisuras y se activa el cepillo con movimientos de rotación sin cambiar la posición de la punta de las cerdas. El cepillo se colocó de manera vertical durante el aseo de la cara lingual de los dientes anteriores. Esta técnica se utiliza también alrededor de aparatos ortodonticos y cuando está desapareciendo el tejido interproximal, pero no se recomienda cuando están presentes las papilas.

* Técnica de Francisa: El cepillado con esta técnica consiste en limpiar las áreas visibles más que las ocultadas ya que no se notan, frotarse cuidadosamente las papilas. Esta es la forma más utilizada en el limpiado de dientes, aunque los doctores prefieren utilizar el método combinado. (Este cepillado dura entre 2 minutos y 3.)

Recomendaciones

No olvidar cepillar la lengua y el paladar. Un buen cepillado debiera durar al menos 3 minutos. 2 veces al día es lo perfecto, es malo por exceso y por defecto.

En la actualidad, algunas compañías están lanzando al mercado cepillos dentales con limpiadores de lengua con el fin de facilitar esta tarea.

La limpieza con hilo dental (5)

Se recomienda también limpiar espacio interdentario con seda, al menos una vez al día, usando una parte distinta de la seda para cada espacio. Es rara la imposibilidad de introducir la seda entre las piezas dentales. Si esto ocurriera, debe consultarse con el odontólogo o estomatólogo.

El enjuague (5)

Tras pasar el cepillo y la seda, puede ser conveniente un enjuague con un colutorio, especialmente en caso de gingivitis. Los colutorios con clorhexidina parecen poseer una importante actividad antibacteriana.

Tampoco se recomienda abusar del colutorio, es decir, está especialmente indicado para la eliminación de la placa bacteriana y un mantenimiento periódico, pero abusar de él puede ser totalmente contraproducente para la protección del esmalte dental.

Además los colutorios eliminan todas las bacterias de la boca, tanto las dañinas como las beneficiosas que defienden, por lo que deja vulnerable la boca durante cierto tiempo.

Siempre fijarse que los colutorios no contengan alcohol, ya que se ha demostrado que el abuso de dichos productos inciden en una mayor probabilidad de contraer cáncer bucal.

La higiene bucal es un cuidado que uno realiza para tener un buen funcionamiento en nuestro aparato fonador ya que los cantantes tienen mucha higiene para el buen funcionamiento.

¿Cómo puedo blanquear los dientes de manera segura?(7)

Las opciones blanqueadoras seguras varían respecto al precio y la eficacia:

Los productos que se utilizan para blanquear los dientes pueden hacerlos más sensibles. También pueden provocar molestias en las encías. Estos efectos secundarios suelen desaparecer cuando se deja de utilizar el producto. Antes de usar productos blanqueadores, consulte a su dentista. El dentista le ayudará a decidir qué método es el mejor para el tipo de manchas de sus dientes. No todos los productos funcionan en todas las personas. Las opciones que le ofrezca el dentista pueden ser costosas, así que pídale que le explique en detalle los resultados que realmente pueden esperarse. Recuerde que blanquearse los dientes no mejora la salud de su boca. (5)

El trabajo del equipo de salud debe enfatizar en los grupos de riesgo, a saber: (2)

Los hábitos de la población que constituyen factores de riesgo de las enfermedades bucodentales sobre los que debe trabajar el médico de familia en su consultorio son, entre otros: (2)

Conclusiones

Para contribuir al cuidado de la salud bucal debemos ejecutar acciones de promoción y prevención de salud, tales como: (6)

Bibliografía

Monografias.com

Anexos

Monografias.com

Monografias.com

 

 

 

Autor:

Diolisbel Bermudez Morales

Dianet Pérez Mendez

Laura de la Caridad González Sánchez.

Enviado por:

Tutora

MSc: Celia Sánchez Pereira.

(2017)