Monografías Plus »

El bienestar de los jóvenes y sus necesidades en el siglo XXI



Resumen

El propósito de este artículo es analizar algunas circunstancias que viven los jóvenes latinoamericanos, especialmente las relacionadas con políticas de salud. En principio se cuestiona el término juventud, su importancia en la sociedad, los principales retos que afrontan en materia de bienestar y salud, para que se vislumbren sus posibles escenarios en este siglo XXI; finalmente se retoman propuestas que han sido discutidas para este tipo de población.

Palabras clave: jóvenes, bienestar, salud.

Youth welfare and needs in the 21st century

Abstract

The proposal of this article is analyze some Latin-America"s young circumstances, specifically the health political ones. In principle, the term youthfulness is questioned as well as its importance in the society and their main challenges in wellbeing and health, to show their possible scenarios in this 21st century; finally shows proposals discussed to this population.

Keywords: young people, wellbeing, health.

Introducción

Es fin de semana, y por la tarde los jóvenes deciden aprovechar la ocasión para "pasar el rato", Joel de 17 años presume ante otros skatos (patinadores) su dominio en la patineta; Ingrid y Abraham, adolescentes enamorados de 15 y 16 años, salen a caminar; por último, Paco de 20 años toma café con sus amigos. Lo que estos cuatro jóvenes desconocen, es su futuro; tres años más tarde, Joel formará parte de los jóvenes que no estudian ni trabajan (NINI); en tanto Ingrid quedará embarazada de Abraham, de quién no sabe nada desde hace 8 meses; Paco, por su parte, estará siendo atendido en la sala de Urgencias de un hospital, tras su primer intento de suicidio.

Los escenarios planteados reflejan una realidad común en los jóvenes contemporáneos. En la actualidad, existen elementos tanto favorables como alarmantes que afectan el porvenir de la juventud, mismos que serán analizados y discutidos.

Una situación difícil de definir

Es necesario definir qué se entiende por juventud, sin embargo, este ejercicio no resulta fácil, debido a las diversas concepciones que los autores tienen de ella.

De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) joven, es usado como un adjetivo que denota poca edad, también se emplea como sustantivo, para denominar a una persona que está en la juventud, etapa del desarrollo humano que se encuentra entre la infancia y la edad adulta1. Sin embargo, la DRAE no específica el momento donde comienza la juventud.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha establecido que la juventud, es el período de edad comprendido entre los 15 y 24 años, lo que coincide, en cierto momento, con la adolescencia2. Cabe señalar que en algunas ocasiones estas etapas se traslapan entre sí, debido a que cada una se encuentra definida por elementos culturales, psicológicos y hasta político-sociales.

Con la intención de aclarar el significado, este artículo plantea que Juventud, refiere a la persona que se encuentra entre las edades de 15 a 29 años, que puede dividirse en tres subgrupos: 1) Los de menor edad, comprendidos entre 15 y 19 años (correspondiente a los adolescentes); los de edades entre los 20 y 24 (adultos jóvenes) y los de más edad ubicados entre los 25 y 29 años3.

Juventud, divino tesoro…

Existen muchos relatos que mencionan el valor de la juventud, mismos que van desde las fábulas míticas que describen una fuente inagotable para ser joven, hasta las novelas que relatan pactos con seres sobrenaturales para mantenerse en ese estado, tal es el caso del célebre "Fausto" de Goethe o "el retrato de Dorian Gray" de Oscar Wilde, por citar algunos ejemplos.

Lejos del romanticismo y la fantasía, la juventud (como cualquier otra etapa de vida) tiene un valor intrínseco en la sociedad, las personas jóvenes son, habitualmente en las sociedades de producción, los responsables de generar el capital económico más alto en comparación con las otras etapas. Lo anterior no es una regla universal, pues en muchas ocasiones, los "adultos maduros" o inclusive los "adultos de la tercera edad" son más productivos que los jóvenes, no obstante, son estos quienes se encuentran (al menos teóricamente) en mejores condiciones de producir sin tener tantas limitaciones como la salud u otras responsabilidades familiares.

Además del valor que tienen los jóvenes para la producción de bienes y servicios económicos, también son importantes porque ayudan al mantenimiento de las sociedades; es decir, no solo porque reciben un salario, sino que también ayudan en la crianza de los menores, siendo en muchas ocasiones, los padres sustitutos o hermanos mayores, de niños en edades muy pequeñas. De igual manera, también son (en su mayoría) grandes consumidores, con lo cual fortalecen la economía interna de su país4.

Finalmente, si se considera que el término joven, incluye a ciertos adolescentes (quienes muchas veces son económicamente inactivos) la UNICEF rescata algunos motivos para contemplarlos como personas valiosas para la sociedad; entre ellas destacan: 1) En virtud del valor intrínseco que tienen por ser seres humanos; 2) Pueden acelerar los progresos en la lucha contra la pobreza, la desigualdad y la discriminación; 3) Ayudan a enfrentar fenómenos como las crisis económicas, el desempleo, el cambio climático, entre otros y 4) Son parte importante del presente, dado que contribuyen con sus hogares, comunidades, sociedades y economías5.

Si bien es cierto que la juventud es valiosa por sí misma, también es cierto que se requieren ciertas condiciones mínimas, para obtener el máximo de sus capacidades, de ahí, el valor e importancia de generar jóvenes sanos en nuestras sociedades. A continuación se discute y analiza lo que significa generar dichos recursos.

Bienestar: la meta a alcanzar

El hecho de que un país cuente con una proporción elevada de población joven, no implica que tendrá grandes recursos. De hecho, en la actualidad un gran porcentaje de jóvenes tropiezan con grandes limitaciones y problemas de salud pública. Por ejemplo, en México cerca del 40% de los suicidios registrados en el año 2010 fueron de personas con 15 y 24 años de edad6; de igual manera, se tienen registros de que solamente el 19.9% (alrededor de una quinta parte) de las mujeres en edad fértil, utiliza protección para un embarazo en su primer encuentro sexual7; por último, para el año 2011 se estimó que existían 765 mil jóvenes mexicanos que no desarrollaban ninguna actividad, es decir, no estudiaban, trabajaban o colaboraban con los quehaceres domésticos4.

Lo anterior, es muestra de la urgente necesidad de invertir en políticas de salud, que no sólo se dirijan a la prevención de las enfermedades, sino también, a la búsqueda de un completo estado de bienestar físico, mental y social, que genere condiciones de ayuda hacia los jóvenes (y a todas las personas en general) para alcanzar la capacidad de adaptarse al cambio, hacer frente a las crisis, establecer relaciones satisfactorias con otros miembros de la comunidad y encontrar un sentido a la vida.

De hecho, hoy en día, se han establecido indicadores para evaluar el grado en que un país genera condiciones para impulsar bienestar en sus ciudadanos, dichos indicadores han adaptado criterios distintos al crecimiento económico medido por el Producto Interno Bruto (PIB). De manera que existen dos clasificaciones para medir el bienestar: los cualitativos y los materiales. Dentro de los primeros, se encuentran la calidad de vida; el equilibrio entre el trabajo y la vida personal; la educación; las relaciones sociales significativas; el poder cívico y el ejercicio democrático; la calidad ambiental; la seguridad personal y la felicidad. Para el caso de las condiciones materiales se encuentran los ingresos; los puestos de trabajo, y la vivienda8.

De acuerdo a los planteamientos anteriores, los organismos internacionales han concebido al bienestar no sólo al conjunto de elementos materiales que una sociedad otorga a sus gobernados (bienestar material), o únicamente al estado de satisfacción/felicidad que el pueblo refiera (bienestar subjetivo). Por el contrario, el término de bienestar es un concepto más dinámico, donde una sociedad otorga los elementos mínimos para que cada uno de sus ciudadanos se desarrolle completamente con la intención de alcanzar el máximo de sus capacidades.

Por consiguiente, su estudio se enfoca a aspectos como la satisfacción, el desarrollo, la creatividad, la felicidad, el optimismo, los entornos saludables, entre otros muchos más; sin que se descuiden los retos pendientes, es decir, el tratamiento de las enfermedades que representan un riesgo o una pandemia para los jóvenes (VIH/SIDA, alcoholismo, suicidio, obesidad, diabetes, hipertensión) las cuales siguen sin resolverse en muchos países del mundo (Ver tabla 1).

Tabla 1. Riesgos para la salud de los jóvenes.

Monografias.com

Fuente. Organización Mundial de la Salud9.

Siglo XXI, siglo joven.

Es necesario enfatizar que este trabajo no busca otorgar ningún tipo de concesión a los jóvenes; pero sí pretende señalar que la meta del bienestar, debe estar dirigida al mayor número de personas, sin importar el grupo etario al que pertenezcan.

No obstante, este artículo considera que el grupo de jóvenes reviste de gran importancia para las sociedades actuales, principalmente por dos motivos, primero porque es el grupo que en teoría se encuentra con una mayor probabilidad de producir (o re-producir) bienes y servicios para las demás personas de su comunidad. En segundo lugar, debido a su histórica posición numérica en la que se encuentra a nivel global: en julio de 2013 la población mundial alcanzó a constituir billones* de habitantes, con una quinta parte correspondiente a los jóvenes. Sin embargo, se estima que el número de personas en edades productivas aumentará mientras la población joven comenzará a disminuir significativamente (Ver tabla 2).

Tabla 2. Situación demográfica en el siglo XXI

Monografias.com

† Es el punto intermedio de la población ordenándolos de menor a mayor edad cronológica, en donde los dos grupos que se dividen tienen la misma cantidad de personas.

Fuente: World Population Prospects: The 2012 Revision. Organización de las Naciones Unidas2

En América, el proceso será mucho más evidente, actualmente los países "más jóvenes" tienen una edad mediana menor a la de 20 años; mientras que los tres países "más viejos" apenas alcanzan una edad mediana de cuarenta. No obstante, se estima que para finales de este siglo el país "más viejo" alcanzará una edad mediana igual a los 52.8 años (Ver tabla 3).

Tabla 3. Países de América Latina con mayor edad mediana poblacional.

Monografias.com

Fuente: World Population Prospects: The 2012 Revision. Naciones Unidas2

Por todo lo anterior, se justifica la necesidad de establecer políticas de salud pública que ayuden a alcanzar el máximo desarrollo de los jóvenes para aprovechar el llamado "bono demográfico" que difícilmente se repetirá en la historia de estos países.

¿Cómo lograr más jóvenes sanos?

Las siguientes son propuestas que han sido discutidas y que requieren ser retomadas para las políticas de bienestar en esta población:

La comunidad en general requiere trabajar arduamente para que jóvenes como Joel, Ingrid, Abraham y Paco se desarrollen íntegramente. Ese es el reto principal del siglo XXI.

Bibliografía recomendada

Organización Mundial de la Salud (OMS). Riesgos para la salud de los jóvenes Nota descriptiva No. 345. [Centro de prensa en Internet] Agosto 2011 [citado 29 noviembre 2013]. En: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs345/es/

Forma sugerida de citar: Navarro Hernández AM. El bienestar de los jóvenes y sus necesidades en el siglo XXI. Revista Electrónica Medicina, Salud y Sociedad. [Serie en internet] 2014 enero [citado enero 2014];4(2); 249-256 [aprox. 8 p.]. Disponible en: http://www.medicinasaludysociedad.com.

REVISTA ELECTRÓNICA MEDICINA, SALUD Y SOCIEDAD

Universidad Veracruzana, Veracruz, México.

 

 

 

Autor:

Axel Manuel Navarro Hernández

Fecha de recepción: 21 de noviembre de 2013; Fecha de aceptación: 11 de diciembre de 2013.

Especialista en Métodos Estadísticos por la Universidad Veracruzana. Docente de la Facultad de Psicología. Universidad Veracruzana, Xalapa, Veracruz, México.