Monografías Plus »

La caída de la monarquía española y la independencia hispanoamericana, la revolución como pecado



¿Por qué fue tan decisiva la crisis del imperio español entre 1807 y 1808 para las independencias Hispanoamericanas?

Hablar de los procesos de independencias de las colonias Hispanoamericanas, es abarcar un sinfín de sucesos, hechos y acontecimientos que uno tras otro, fueron convirtiéndose en momentos definitivos que marcarían el camino hacia la libertad del yugo Español y la construcción de naciones basadas en los principios criollos principalmente y no de la funda mentalidad Española con tonos imperialistas. Las independencias Hispanoamericanas ponen de manifiesto el despertar de una clase dominante americana subyugada, despreciada y desestimada, así, como los problemas económicos, sociales y políticos que se vivían en territorio Americano bajo el dominio español y, que serían definitivos a la hora de la separación de la Corona Española y también ocasionarían las disputas entre los mismos colonos.

Estos procesos de independencias Hispanoamericanas fueron sucesos que no se dieron de manera similar en todos los territorios, presentaron si algunas coincidencias y similitudes pero, en realidad se dieron bajo parámetros a veces muy distantes, a pesar de estar bajo el dominio de la misma potencia Europea, ya que las dificultades y los problemas socio-económicos y políticos en los diferentes Virreinatos, provincias y gobernaciones se dieron bajo circunstancias y coyunturas bastantes marcadas por los momentos que atravesaban cada una de ellas y no en si por un suceso común a todas.

Esta situación se hace evidente al analizar que en un mismo territorio se presentaron varias declaraciones de independencias de España, cada una de ellas motivadas por distintas eventualidades que marcaban ese contexto. Por ejemplo en el Virreinato de la Nueva Granada se declaró independiente, Mompox el 6 de Agosto de 1810, Cartagena el 11 de Noviembre de 1811, Cundinamarca el 16 de Julio de 1813, Antioquia el 11 Agosto 1813, Tunja el 10 de Diciembre de 1813, etc. Por lo que se ve, que entre unos sucesos y otros pasaron varios años y tuvieron que ocurrir diversos episodios para que se dieran estas declaraciones, esto sin duda es una muestra de lo complejo y diverso que fueron los procesos de independencias Hispanoamericanas. El que en un mismo territorio se dieran varias declaraciones de Libertad del yugo español, es muestra de que existía en la población una división y unas marcadas diferencias en torno al tema de España y las declaratorias de Independencias, lo que evidentemente hizo aún más difícil lograr la emancipación del Imperio Español. También demuestra que no existía una consolidada unidad política, económica y social en un mismo territorio, sino, que lo que se percibía era una fragmentación y enfrentamiento entre los habitantes de una determinada jurisdicción.

Pero si existe un hecho o momento que definiría el rumbo de esas disputas, enfrentamientos y desavenencias en el territorio Hispanoamericano y al mismo tiempo pondría de manifiesto en todos los sectores de la población los problemas económicos, sociales, políticos y de gobernabilidad seria, la crisis que vivió el imperio el español entre 1807 y 1808, con la invasión napoleónica a la península ibérica, en la que Fernando VII fue tomado cautivo por Napoleón. A partir de ese momento todo cambiaria tanto para Hispanoamérica como para el Imperio Español, porque ya nada a partir de allí volvería a la normalidad y a su cauce común y, al contrario los destinos de la América Española tomarían otros rumbos muy distintos a las pretensiones de España y muy particularmente de Fernando VII, quien quería poder absoluto sobre sus colonias. Este suceso marcaría el principio del fin del dominio Español a sus colonias Americanas y, sería el comienzo de las luchas independentistas y de la construcción posterior de los Estado-nación.

1807 sería el momento decisivo para España e Hispanoamérica, para la potencia europea significó la ausencia de poder y control a sus colonias, ya que, en ausencia del Rey los dominios españoles quedaron sumidos en una crisis a ambos lados del Atlántico, además en sus posesiones de ultramar reinó la confusión y la discordia por expresar lealtad, pero también para desconocer la autoridad del Rey. Esta ausencia del Rey "generó una proliferación de demandas contradictorias de soberanía, lo que resultó en rivalidades políticas y, muchas estás desembocaron en confrontaciones armadas", sostiene Anthony McFarlane y así mismo argumenta que a partir de ese acontecimiento "América nunca volvería a plegarse totalmente al régimen español", lo que significaba desconocer el poder y la soberanía de España en América.

Este hecho no se puede ver aislado de los sucesos que posteriormente ocasionaron la Independencia de Hispanoamérica y que conllevaron a la Libertad a naciones como Chile, México, Venezuela, Colombia, etc. Ver este acontecimiento como un suceso separado de estos procesos seria desconocer que es a partir de allí que a las naciones Hispanoamericanas se les presentaron la oportunidad de sentar su inconformismo directo con la situación que vivían, claro está, que tampoco se puede desconocer que fueron muchos los que presentaron su lealtad a la corona, pero sin embargo, no se puede desestimar lo vital que resultó esta coyuntura para las colonias Americanas.

Ese suceso se presentaría como una coyuntura histórica decisiva, porque "fue un momento de crisis que no tenía precedentes para la monarquía española", además éste se presentó como "un momento en que, como respuesta a las noticias del colapso de España, algunos de sus súbditos americanos comenzaron a imaginar un nuevo, aunque todavía desdibujado, futuro político". Y es que es a partir de allí, por ejemplo, muchos ciudadanos de toda Hispanoamérica decidieron tomar la autoridad en sus propias manos y establecer juntas de gobierno. Y éste establecimiento de Juntas de Gobierno con autoridad sobre diversos territorios, presento consecuencias que se harían visibles para España posteriormente y, así lo deja ver McFarlane cuando dice que "la transferencia de la soberanía al "pueblo" tuvo efectos transcendentales en la monarquía española a ambos lados del Atlántico: abrió el camino al gobierno constitucional en España y promovió movimientos autonomistas locales, y luego la independencia, en América", es aquí donde se ve lo importante y destacado de ese suceso de crisis del imperio español.

También es de recordar que esa misma situación de la invasión napoleónica, obligó a la corte portuguesa a trasladarse a Brasil, para no caer en manos enemigas y perder el control de su colonia más preciada en suelo americano, Brasil. Por todas estas razones consideró que la crisis del imperio español entre 1807 y 1808, fue decisiva para las independencias Hispanoamericanas, porque sería a partir de allí que se desatarían los hechos que a la independencia a las colonias españolas en territorio americano.

Comparación de las Lecturas

Las tres lecturas debatidas en clases, analizan un periodo de la historia Hispanoamericana (Las Independencias) marcado por disputas, crisis, lealtades, enfrentamientos, etc., que poco a poco irían encausando a las colonias españolas y portuguesa hacia la búsqueda de sus propios rumbos.

La lectura, "La caída de la monarquía Española y la independencia Hispanoamericana", transcurre en el estudio y la observación de la crisis que vivió la monarquía española entre 1807 y 1808, que desestabilizó por completo a la corona y la llevaría a desmoronarse definitivamente después de 1810 y, estos acontecimientos desatarían una serie de circunstancias que terminarían en la Independencia de Hispanoamérica. La lectura mira como a partir y alrededor de ese momento se fue desencadenando y tejiendo todo un proceso de revolución social, político, económico, en las colonias españolas que llevaría al fortalecimiento de las identidades americanas, reavivaría entre la elites un patriotismo criollo y la posibilidad de obtener la autonomía y la libertad de España, lo que para ese momento era muy posible, pero conllevaba también grandes riesgos para la estabilidad de las colonias y por consiguiente de la clase pudiente y notable de cada una de ellas.

También se analiza como los efectos de las reformas borbónicas, las ideas de la Ilustración y los conflictos sociales Europeos terminaron por empujar a las colonias hispanoamericanas a emprender movimientos que buscaban la autonomía de sus territorios y la emancipación de España. Entre tanto, la lectura, "la revolución como pecado: la Iglesia y la independencia hispanoamericana", mira como en ese proceso de independencia de Hispanoamérica, que papel jugó allí la Iglesia, en que contribuyó, cuál fue su influencia y a favor de quien jugaría su ideología, si a favor de los independentistas o al lado de la corona. Es indispensable el papel de la iglesia en este proceso, porque cabe recordar que era ella quien estaba en constante contacto con la sociedad americana desde las clases pudientes hasta los sectores menos favorecidos, por lo que para donde ella girara para allá se inclinaría la balanza y así lo deja claro Bethell al sostener que "el sistema colonial dependía de la lealtad del clero, quien controlaba el clero controlaba a la gente". Es de resaltar que aunque en un principio la iglesia se mostró neutral frente a la situación de la independencia colonial, posteriormente se inclinó por apoyar a los revolucionarios que buscaban la libertad y la autonomía de sus territorios.

Uno de los factores para que ella se fuera en contra de la corona es que con las reformas borbónicas, España va querer quitarles su fuero que la hacía inmune a la jurisdicción civil y a los tribunales, por lo que la mayoría de los clérigos van a rechazar tal pretensiones y van a ver esto como un ataque a su misión y a su institucionalidad, ya que la corona va a querer no solo quitarles su inmunidad sino poner a su disposición los bienes de la iglesia. La importancia de la iglesia en este proceso radica en que fueron una fuente de financiación para los insurgentes, al mismo tiempo ella ayudo a armar y activar las fuerzas de los ejércitos que buscaban la libertad. Y fue la iglesia una de las primeras en reconocer la independencia de las colonias americanas.

La lección "La independencia de Brasil", pone de manifiesto las similitudes y diferencias que pueden haber entre los procesos de independencias de Hispanoamérica y las colonias de potencias como Portugal. Al analizar este proceso de emancipación de Brasil se observa como el fenómeno de la invasión napoleónica termina de una u otra manera repercutiendo en el rumbo de muchas colonias en territorio americano y Brasil no fue la excepción.

En comparación directa con la lectura sobre las independencias hispanoamericanas se puede destacar que la independencia de Brasil fue un proceso en cierto modo más "calmado", que no llevo tanta oposición por parte de Portugal a pesar de que intentaron recuperar este territorio por las vías militares, en cambio España llevo a cabo todo un proceso de reconquista que nunca se evidenció por parte de la potencia Lusa, además en las independencias hispanoamericanas se ve más marcada la participación de todos los sectores sociales en dicho proceso ya que se vieron involucrados esclavos, mestizos, personas libres, mulatos, sacerdotes, militares y criollos, y al igual que en las colonias españolas en Brasil los primeros movimientos en busca de la independencia no generaron un despertar común en todos los sectores de la sociedad. Las tres lecturas analizan los procesos de independencias de las colonias americanas, contemplan los hechos que llevaron a estos procesos y analizan la influencia de las crisis de las monarquías portuguesa y española.

Conclusiones

Referencias bibliográficas

 

 

Autor:

Montes Baldovino Wilfer Duvan

Universidad del Atlántico

Facultad de Ciencias Humanas

Programa de Historia

Historia América Latinoamérica III