Propiedades de las artes



Monografias.com

Apreciados amigos, les presento este documento de divulgación pública, como parte de un conjunto de manuales didácticos vinculados a la "motivación artística", escritos en lenguaje sencillo, que tienen como fin contribuir con el estudio de los valores, propiedades, beneficios y aplicaciones de las artes humanas contemporáneas. Es bueno y necesario que los profesionales y no profesionales, pongamos sobre la mesa nuestros puntos de vista y las conclusiones de estudios y experiencias que por cuenta propia realizamos, pues de ésa manera se origina debates e intercambios, para enriquecer nuestro sector; asimismo es pertinente seguir descubriendo las bondades del interminable campo de la creatividad y productividad artística a la luz de nuevos tiempos.

Antes de conocer las siete propiedades principales de las artes, que ahora trataré, debemos comprender con claridad lo que significa artes y propiedad. Entendemos por artes, en plural, a todas las expresiones creativas apreciables que el ser humano puede realizar usando sus facultades y habilidades, como son mente, manos y emociones; y propiedad artística son los atributos, particularidades y dominios propios que poseen las expresiones creativas.

Ello significa que cada una de las más de 50 artes humanas que se conocen hasta la actualidad, poseen propiedades transversales, es decir reúnen características generales y específicas, que las distinguen de otros campos como la ciencia y la tecnología. La multiplicidad de expresiones o manifestaciones artísticas, que incluyen tanto las disciplinas convencionales y no convencionales, también clasificadas como artes menores y mayores, ofrecen una gama de propiedades con leves variables.

Y de acuerdo a las vivencias y experiencias que conocemos, más los estudios realizados a lo largo de 35 años de voluntariado artístico, compartiendo enseñanzas y aprendizajes en la misma realidad, puedo decir que las artes son realizaciones humanas objetivas, efectivas, vinculantes e influyentes que tienen virtudes propias e inconfundibles, las mismas que las convierten en una poderosa cualidad viviente y funcional de primer orden (riqueza y energía orgánica) que hacen fluir con naturalidad la creatividad del ser humano.

Por eso, y con justificada razón, se dice que todos "tenemos algo de artistas" lo cual es verdad, debido a que poseemos un cerebro habilitado, emociones internas, y extremidades para plasmar inquietudes, anhelos y sentimientos, sea en bienes, movimientos, sonidos, textos, saberes, convenciones y otros, al mismo tiempo sentir placer, disfrute y alegrías. Con las actividades artísticas se dinamizan muchas partes y funciones del cuerpo humano.

Las artes siendo disciplinas y también resultados de la actividad humana, necesitan de la inteligencia y los sentidos, sin ellos serían imposibles imaginar, crear y recrear los medios y las formas de expresión, realización y asimilación. Por eso, se requieren seguir los pasos y los conceptos esenciales. La lógica creativa y recreativa de las artes supone entender los fenómenos concurrentes que están compuestas por: impulsos, estímulos y manifestaciones concretas. Cantar, saltar, jugar, dibujar, tocar instrumentos, hablar, recitar, elaborar, ordenar, pintar, modelar, componer, limpiar, descubrir, transmitir, decorar, leer, amar, imaginar, imitar, alegrar, etc., son algunas de las expresiones artísticas humanas conocidas, las mismas que van asociadas al manejo óptimo de recursos, medios y técnicas.

Tampoco hay duda sobre la esencia máxima de las artes, que está en la estética y sus variables. La supremacía de este componente, hará que las expresiones sean formas exquisitas. Así, todo arte debe aspirar a lograr belleza, inspiración, plenitud y perfección. Además, como práctica y ejercicio debe ser alegre, sana y limpia, donde la motivación pasa a ser un estímulo constante de toda actitud personal disciplinada en el manejo del flujo energético creativo, el cual va de adentro hacia afuera, y viceversa, y ese flujo será permanente a los largo de la existencia de cada individuo.

En el pasado, se creía que las artes estaban vinculadas sólo a los artistas o a los genios, en cambio hoy, se sabe que es una "necesidad vital de todo ser humano", y ya en muchas sociedades hay normas y exigencias de revaloración para el cultivo artístico desde la temprana edad. Y sabiendo que es parte de las necesidades naturales implícitas al ser humano que posee cerebro, sentimientos y extremidades, es una obligación ejercitarla con toda libertad y en forma ilimitada, siempre conservando sus propiedades, valores, beneficios y aplicaciones.

En este documento y en forma breve, trataré las siete propiedades más apreciables de las artes, y ellas son: a) Universalidad, b) Esteticidad, c) Perceptibilidad, d) Vitalidad, e) Formalidad, f) Genialidad y g) Utilidad.

Universalidad

Las artes son expresiones propias al hombre pues constituyen lenguajes que no tienen fronteras ni límites, siempre y cuando haya un organismo habilitado, por tanto se convierten en formas, medios y flujos de interactuación abierta, universal y de perspectivas ilimitadas. Así, toda expresión, actividad o realización artística visual, sonora, verbal, de actuación y con movimientos corporales pueden ser entendidas o percibidas por cualquier ser humano que posea sentidos.

Toda persona que posea facultades normales en su organismo, es y será un sujeto en potencia, y corresponderá a cada uno ejercerla en uno y otro grado, nivel u orientación. Aquí es oportuno recordar que la Estimulación Artística Temprana (EAT) (primera infancia) es un momento preciso y la mejor estrategia para activar las facultades individuales.

La universalidad de las artes, ya es una realidad indiscutible que traspasa filosofías, pensamientos, creencias, culturas y costumbres, y se transforma en un bien patrimonial de la humanidad, y reconocida como una actividad feliz e influyente, afirmadora de la sensibilidad humana y humanística, y ambos constituyen factores positivos y valorativos que no tienen otras actividades de índole materialista o mecánica.

El lenguaje universal de las artes, tiene códigos de elaboración, entendimiento y transmisión en cualquier realidad, tiempo y espacio, y pueden ser descodificarlas con facilidad.

Esteticidad

Hemos dicho que la principal ley de las artes, es la estética, entendida ésta como el principal valor que mueve los otros componentes tales como: imaginación, inspiración, armonía, plenitud, perfección, belleza, equilibrio, goce, disciplina, y salubridad entre otros.

No habrá realización artística sin una correcta aplicación de la semiótica que sostiene una estética apropiada, y toda actividad artística en cualquier edad, grado o nivel tiene que preservar las reglas con sus signos y alcances, aunque sean mínimas. Por ejemplo; una danza debe tener armonía en los movimientos del cuerpo; un discurso verbal debe usar las palabras correctas; una obra manual debe emplear los medios apropiados; una melodía musical debe tener armonía y acordes, un lienzo debe ser pintado con pigmentos plásticos, una actuación teatral debe seguir un guión de interpretación, etc.

Tampoco habrá arte trascendente sin esteticidad, y cuando hay ausencia de esteticidad las artes pasarán a ser expresiones banales y hasta repugnantes u ofensivas para la sensibilidad, el buen gusto y su funcionalidad, y se ubicarían entre las manifestaciones mediocres y sucias. La distorsión o ausencia de ésta propiedad conducirá a la mediocridad.

Un bien artístico es tal, cuando en su elaboración se usa el lenguaje semiótico de la estética con los valores adecuados, ello hará que la percepción y la asimilación tengan los efectos esperados. De igual manera, cualquier manifestación artística, por más efímera que sea, tiene que ajustarse a los códigos simbólicos que posean cada expresión o disciplina.

Perceptibilidad

Ya se sabe que las artes estimulan la totalidad de los sentidos humanos (oído. visión, tacto, olfato y gusto), por lo mismo las expresiones y actividades artísticas generan un flujo de impresiones y sensaciones. De este modo, los hechos, las formas y todas las expresiones artísticas tienen efectos influyentes en los procesos de emisión, recepción y asimilación.

El proceso de la percepción varía de acuerdo a las capacidades o experiencias sensitivas de cada uno, por eso una obra artística en cualquier disciplina, es descodificada con juicios valorativos distintos, y también dependerá de las variables que haya entre unos y otros. Sin embargo, hay que decir que la optimización de la percepción artística requiere de ciertos estímulos y ejercicios de educación asimilativa para la captación de los mensajes o contenidos, ya que muchas veces por carencias o debilidades en la observación y apreciación se pierden sus beneficios.

Cualquier obra artística que reúna las reglas vitales, es y será un bien de fácil asimilación e influirá directamente en el sentir de un individuo, produciendo respuestas o inmediatas y reacciones directas de satisfacción sea parcial o total o también de rechazo. Por ejemplo; un espectáculo artístico organizado bajo las normas correctas, producirá reacciones positivas entre los participantes. Un espacio debidamente decorado con alegorías o elementos bellamente tratados atraerá al observador; o una actuación dancística dotada de coreografía impecable hará feliz a los protagonistas; o una escultura monumental será mucho más impactante que otro pequeño.

Siempre la percepción es una vía de relación directa con la obra artística, allí no hay intermediarios, por eso se dice que la apreciación artística alimenta el efecto gustativo de las personas. Es recomendable, que mujeres y hombres eduquen sus experiencias y vivencias gustativas mediante hábitos, prácticas y ejercicios artísticos sean visuales, auditivos, corporales, cognitivos, emocionales y sentimentales. Ello es sustantivo para una correcta relación con las obras pictóricas, espaciales, literarias, musicales, de actuación, de improvisación, de vocalización, y otros.

Vitalidad

Todo bien, obra, actividad o símbolo artístico tiene vida propia, y por más mínima que sea, posee vitalidad. Cada realización artística representa en sí misma una identidad, y ésa cualidad es dada por un individuo (autor o realizador). Además, las artes son expresiones de humanos vivos en cuya lógica intervienen sus habilidades en fusión armónica con sentimientos, emociones y saberes del manejo y uso de ciertos medios o recursos.

En consecuencia, los hechos o productos artísticos son "unidades vitales" que forman parte del bagaje expresivo de cada quien, y se distinguen por ser bienes palpitantes que van y vienen, transmitiendo sus propios valores y mensajes. Ello quiere decir que las artes son actividades creativas libres e ilimitadas y que todos los individuos tienen capacidades incluidas en su organismo, por lo mismo pueden ser autores o realizadores.

El carácter vitalista de las artes se aprecia en la brillantez y en el dinamismo de su estructura íntima, por eso hoy aparecen movimientos, tendencias, ismos y ello guarda relación con las necesidades de expresión y comunicación así como el funcionamiento de los sentidos del cuerpo humano. La existencia de ésa energía motora interna es la que impulsa a la constante búsqueda de lenguajes, estilos, temáticas y formatos donde la creatividad, la imaginación y la fantasía jugarán un rol de alimentación directa.

El vitalismo artístico incluye las cualidades y propósitos, por eso son manifestaciones humanas y humanistas, que nacen de los dominios personales, y en todo momento se verán inyectados de emociones y sentimientos vivos. Y los dominios propios son las mejores herramientas de la voluntad y la libertad para imaginar, hacer, crear, proponer, diseñar, actuar, dirigir, sentir, resolver, mejorar, cambiar, avanzar en el fondo y en la forma de las expresiones.

"Todos podemos ser operadores de las artes, y debemos ser actores o directores de nuestras propias creaciones y recreaciones, solo así, seremos obedientes al impulso del organismo". "Somos por naturaleza seres vivientes, dadores de vida y pilotos de la convivencia, por tanto el arte es una propiedad global con vida indeterminada".

Las destrezas, las habilidades y los dominios son cualidades que van impregnados en cada individuo pensante como fuerzas vivientes, y un individuo vivo es dueño de sueños, anhelos, problemas, y límites, y cuando ellos se transforman en vivencias y experiencias, nacen los lenguajes de la expresión y la intercomunicación, que en la mayoría de casos empiezan con rasgos primarios y códigos breves y sencillos que pueden ser imágenes, sonidos, formas, actuaciones, movimientos, señales, espacios y otros.

No hay arte muerto ni invisible, todas las artes poseen presencia y actividad, y cumplen una función influyente en la existencia y coexistencia del ser humano. La expresión e impresiones del mundo interior se traducen por medio de las artes en todas sus disciplinas.

Formalidad

Las expresiones artísticas tienen reglas, requisitos y códigos propios que se manifiestan en obras o actividades concretas, y toman formas diversas en el tiempo y espacio, además tienen dos universos formales en su composición, uno interior (fondo) y otro exterior (forma), por eso, sus contenidos o mensajes pueden ser estructuradas, interpretadas y asimiladas desde estas dos ópticas.

Y como lenguaje creativo y recreativo, las artes usan distintos estados, niveles, medios, signos, efectos, sonidos, movimientos y formatos de comunicación que son fácilmente visibles y apreciables. Sin duda, poseen una riqueza de formas que se extienden y renuevan con versatilidad por las capacidades de cada individuo, y muchas veces las formas se fusionan o manipulan para así obtener mejores resultados en la transmisión del mensaje artístico.

La nueva tendencia de las artes humanas, propenden a manejar el juego de las formas expresivas, usando técnicas de aleación, asociación o fusión de sus componentes, por ejemplo: es común ver alianzas entre pintura, música y literatura; actividades manuales con insumos, espacios y utilidades; canciones con música, coreografías y ambientación visual; teatro y música con escenarios y efectos especiales; manifestaciones artísticas en campos abiertos con intervenciones múltiples; improvisaciones con variados contenidos y actores; artes con rutinas deportivas; manualidades con componentes múltiples; escritura con ilustraciones gráfica y efectos cinéticos; etc.

Las libertades creativas y recreativas más el manejo apropiado de los medios y las formas artísticas (estéticas), están presentes en casi todas las actividades humanas, entonces ya no se puede prescindir de sus propiedades funcionales y sensibles. A esta presencia se llama "dinamismo artístico" o factor influyente porque mueve, activa y nutre el mundo interior del ser humano para que luego aflore en el exterior.

En síntesis, podemos decir que el lenguaje dominante de las artes son los formatos, así todo lo creado y por crearse adquieren objetividad y pueden apreciarse por los sentidos humanos. La supremacía de las formas, especialmente bellas y armónicas están presentes en todas las actividades humanas.

La concepción artística, los procedimientos, los métodos y hasta las costumbres y los hábitos ahora se rigen por las normas de la "objetividad estética" esto nos lleva decir que las artes en todas sus formas de realización seguirán siendo los mejores medios que se manifiestan en obras o hechos sublimes, bellos, limpios, sanos y saludables.

Genialidad

Toda obra o manifestación artística, es fruto del genio creador de una persona, y la genialidad es una capacidad propia de cada quien. Esta facultad intelectual humana siendo natural es clave para transformar los medios disponibles en bienes cualitativa y cuantitativamente superiores o mejorados, además es parte de la genealogía, fisiología y filogenia de todo ser humano porque está incorporado en su estructura orgánica.

Y las artes, que son esencialmente expresiones creativas autónomas, nacen en el interior del ser humano, por lo mismo son impulsivas y compuestas que van asociada al talento, a la voluntad y a las emociones. Sin embargo, esta facultad muchas veces quedará atrofiada o dormida, cuando el individuo no ha tenido una apropiada estimulación.

Entonces, la genialidad artística, es parte de los atributos que posee el ser humano y se manifiesta cuando hay una concentración energética en función de una necesidad o un problema a resolver, y casi siempre se traduce en un descubrimiento o una innovación, que luego quedará plasmado en un hecho nuevo, admirable, trascendente y funcional.

Los logros y hechos artísticos llegarán por el cúmulo de factores cognitivos, psicomotrices y emocionales tales como: saber, talento, voluntad, lucidez, inspiración, dominio, destreza, conocimiento, medios, y habilidades para inventar o transformar con maestría determinados conceptos, leyes, insumos o medios en nuevas realidades apreciables y objetivas.

En general las artes y sus prácticas, principalmente a edad temprana, ayudan al descubrimiento y activación de las neuronas cerebrales de la genialidad. Esta es una contribución positiva y efectiva que jamás deben dejarse o postergarse dentro las necesidades del desarrollo intelectual, por tanto los conocimientos, las políticas y las normas deberían estar dirigidos a facilitar los procesos creativos de cada uno.

Varios artistas, pensadores y escritores reconocen el genio humano como una propiedad universal que sólo necesita de la conjugación de tres elementos: grandeza de propósito, pequeñez de medios, e inmensidad de resultados.

Utilidad

Aún se cree que las artes son prácticas y patrimonio exclusivo de artistas, y los productos o bienes artísticos son calificados como suntuarios y destinados a satisfacer el gusto de elites. Felizmente, estos conceptos vienen siendo superando gracias a la luz de los estudios y descubrimientos científicos, ocurridos desde mediados del siglo pasado.

Pues, ahora se sabe que las actividades artísticas, al igual que las deportivas y científicas, cumplen una función formativa porque tienen efectos positivos en el crecimiento y desarrollo de los seres humanos, siempre y cuando sean estimulados oportunamente y con los medios correctos. Esto quiere decir que todos los seres humanos, desde el nacimiento, poseen facultades cerebrales que deben ser activados oportunamente, y no mejor vía son las actividades expresivas propias.

Entonces, con acertado criterio, se puede afirmar diciendo que las artes y sus prácticas, especialmente del nivel básico y en sus variadas disciplinas, cumplen una función pragmática porque constituyen base fundamental para el desarrollo humano.

Ahora ya existe un rico patrimonio artístico como herencia disponible o referencial. Así tenemos inmensidad de melodías musicales, obras plásticas maestras, literatura escrita y hablada, voces y canciones, teatros y coliseos, signos y formatos, técnicas y metodologías, instrumentos e insumos, conocimientos e información, medios electrónicos, actuación y coreografías, juegos y juguetes recreativos, imágenes y diseños, etc. El bagaje artístico existente es muy amplio.

De otro lado, ahora sabemos que las propiedades, valores, beneficios y aplicaciones artísticas, van en progresión y se extienden en la totalidad de actividades del quehacer humano. Oficios, profesiones, técnicas, relaciones sociales y la misma ciencia necesitan de los principios y leyes de la estética, y no sólo en actividades mayores sino también en menores.

Igualmente, ya se conoce que la Estimulación Artística Temprana (EAT) es una de las áreas vitales para el inicio de las activaciones de las conexiones neuronales y funciones sinápticas que tiene el cerebro humano. El desarrollo progresivo de los sentidos, tienen que ser debidamente alimentadas con estímulos apropiados desde el vientre materno y extenderse por lo menos durante la primera infancia (5 años).

Hoy el mundo moderno, copado de medios tecnológicos, ya no puede prescindir de los diseños artísticos, de igual forma, la llamada "terapias saludable" como vía de atenuación de síntomas y enfermedades como la fatiga ocasionada por la velocidad del consumismo material, ya recurren con mayor insistencia a las actividades culturales y artísticas porque suministran dosis de equilibrio emocional, corporal y mental.

El cuidado de la belleza física, la vestimenta, la arquitectura, los alimentos, las costumbres, las creencias, las culturas etc., así como los métodos de enseñanza, aprendizaje e información necesitan de la presencia del lenguaje artístico. El uso generalizado y cotidiano de las artes, aumentará con el paso de los años, y estamos seguros que surgirán muchas entidades especializadas en ofrecer "servicios artísticos especializados".

En conclusión, funciones, valores, beneficios y aplicaciones de las artes están latentes y son necesarias en casi todas las actividades humanas, claro está con diversos grados de aceptación e incorporación porque aún falta mayor divulgación de sus efectos positivos. Una sociedad incluyente siempre será mejor que una sociedad debilitada y triste por la ausencia de la alegría de artes.

Perspectivas y enfoque motivacional en artes

Desde comienzos del año 2016, y usando distintos medios de información y comunicación, en forma personal vengo compartiendo un conjunto de mensajes y opiniones sobre la importancia de "creer en la motivación artística" como la mejor vía para descubrir y entender necesidades, capacidades y dominios del mundo interior creativo del ser humano.

Soy pregonero de la inclusión de las artes en el quehacer diario, pues considero que las expresiones artísticas son una reserva intelectual a la cual debería prestarse mayor atención. La creatividad artística es un campo exquisito e ilimitado, muy poderoso y capaz de ayudar a lograr un desarrollo personal mejorado. Y usando medios sencillos, diariamente trato de persuadir a más personas y hago múltiples esfuerzos por propagar contenidos y simbolismos de aliento para llamar la atención pública, porque estoy convencido que es el momento ideal para poner las bases de un movimiento universal dirigido a sembrar semillas de la motivación artística, alrededor del mundo.

Tenemos que aprender a superar conceptos y episodios del pasado, los mismos que estaban orientados a relegar, disminuir o ignorar las propiedades, valores, beneficios y aplicaciones de las artes, por eso lucho en contra del perverso egoísmo de muchos artistas. Decimos y repetimos con fervor la llegada de una nueva era artística basada en una "cultura motivacional masiva e influyente de las artes" donde la auto motivación y la motivación sean las que muevan el interior mismo del ser humano.

Sostengo que la "motivación artística" es una fuerza motora de impulsión interna y externa, lo cual hace posible que la imaginación creativa brote con intensidad para luego convertirse en obras concretas y al mismo tiempo facilitar el crecimiento intelectual. Repito, cada individuo es un sujeto en potencia con un grado positivo y superior de identidad e inventiva, y esto marca una diferencia sustancial con los seres no pensantes.

La auto-motivación y la motivación forman un binomio inseparable, que expresa decisión, compromiso y perspectivas consigo mismo. Es una fuente preservadora del ánimo, el optimismo y la estima para decir "yo puedo lograrlo". La motivación es una energía propia que nace del mundo interior, por eso cada persona y de acuerdo a su capacidad, realidad y edad, puede usarla para lograr propósitos y metas.

En efecto, todos podemos ser auto-motivadores y también motivadores artísticos más allá de nuestras propias esferas y proyectarla a la sociedad. Para lograrlo sólo se requiere de una dosis de interés, decisión y compromiso consigo mismo y con los demás. La técnica motivacional siempre es de animación, acompañamiento y guía, y quienes la ejercen como oficio tienen que ser cultivadores de la "pedagogía del ejemplo" e impulsores de "políticas de los estímulos", dos de sus mejores estrategias.

Espero que la "motivación artística" sea una nueva corriente de afirmación de valores, destrezas y aspiraciones de la mayoría de humanos, y en ésta línea seguiré cumpliendo una misión social con alma y corazón voluntarista, pues tengo fe que ésta opción generacional me lleve a descubrir más aliados en el futuro cercano, pues todo lo que estamos haciendo y haremos por un tiempo más, constituye un servicio gratuito y sin fines de lucro, con un alto grado de aprecio al humanismo artístico.

Creo en el poder de las artes limpias, sanas y efectivas, aquellas que con su presencia viva pueden mejorar el rumbo del planeta. Día a día voy ofreciendo buena voluntad e intenciones altruistas porque anhelo un crecimiento y la inclusión de todas las artes humanas.

Mis frases favoritas

"TODO LO BUENO Y BELLO ESTÁ EN LAS ARTES HUMANAS"

"NINGÚN SER HUMANO PUEDE OLVIDAR LAS ARTES, SI DE VERDAD QUIERE VIVIR MEJOR"

"LAS PROPIEDADES ARTÍSTICAS SON HUMANAS Y HUMANISTAS".

"LAS ARTES Y LA NATURALEZA, AÚN SON LAS VERTIENTES MÁS SALUDABLES QUE EXISTEN"

"LA AUTO MOTIVACIÓN ES EL COMIENZO DE LAS GRANDEZAS INDIVIDUALES.

"LA MOTIVACIÓN EN LA MEJOR VÍA PARA TRANSITAR CON INSPIRACIÓN, CREATIVIDAD, LIMPIEZA Y SANIDAD".

Prof. Reynaldo Charres Vargas

Motivador Voluntario de las Artes Básicas

Monografias.com

-Ciudadano universal, profesor, escritor, motivador, artista plástico, libre pensador y consultor de proyectos culturales y artísticos, con 35 años de ejercicio profesional, de nacionalidad peruana y con residencia en la ciudad de Arequipa-Perú.

-Principal gestor y coordinador de la Comunidad Mundial de Motivadores Voluntarios de las Artes Básicas (MVA).

-Autor de publicaciones en el Internet e impulsor de la "Motivación Artística" como nuevo desempeño profesional especializado.

-Autor de la Carta Artística a la Humanidad y propietario de 1,200 obras de artes de su autoría.

----------------Perú, Mayo 2017----------------

Nota de divulgación: Este documento tiene fines didácticos, por tanto de uso libre y gratuito, citando la fuente y los derechos de autor.

 

 

 

 

Autor:

Reynaldo Charres Vargas.