Corolario poético del francmasón tarmeño León Manuel Morales sobre los diablos danzantes



- Monografias.com

Monografias.com

Diablo Danzante del Pueblo de Tarmas

Niños Rafael Figuera Morales- Yolenny Morales-Kienzler

Cuando rememoramos nuestra Memoria Festiva y hacemos alusión a La Festividad de Corpus Cristhi y a Los Diablos Danzantes del pueblo de Nuestra Señora de La Candelaria de Tarmas en la Parroquia Carayaca del Edo. Vargas; a cual realizamos siempre invocando al Gran Espíritu o al Gran KARAI de La Civilización KATUGUA (Kari´ña-Tupic-Guaraní) y de La Gran Confederación de Los Taramaquas (Tarmaguas-Taramas-Taramaynas-Tarmas); como a OLODUMARE, ORUNMILA y ORULA quienes con nuestros Orishas o Santos que arribaron a estas tierras a través de los esclavizados africanos que fueron traídos por medio de la Trata Negrera; sin dejarse atrás a todos aquellos cristianos humildes y pobres que también vinieron con JESÚS, MARÍA y JOSÉ en las galeras españolas y se mezclaron asiduamente con las culturas anteriores, para dar pasó a la VENEZONALIDAD que hoy poseemos y que en la Constitución Gaditana o de Cádiz (La Pepa) en 1.812, en donde se señaló lo siguiente: "… Artículo 1°.- La Nación española es la reunión de todos los españoles de ambos hemisferios…".

A sabienda que en la España borbónica jamás nos han querido como pueblo hispano salvador de su lengua en aguas y tierras de ultramar. Sin embargo, El Conde de Aranda (1.719-1.798) sobre la rebeldía indoamericana hispánica hizo referencia a lo siguiente:

"… No se les trata como Indianos, a chuparles lo que traen, a despreciar sus personas; volviendo allá disgustados para sembrar la enajenación de ánimo, que un día u otro fomentaran una revolución, pues tanto derecho tienen a cuanto hay en la Corona como los Europeos; pues todos somos uno…".

Esa actitud apática en contra de nuestro gentilicio, es lo que nos ha hecho rebeldes en NUESTRA AMËRICA. Debido a que la grandeza de la venezolanidad, aparte de las luchas heroicas llevadas a cabo por el Jefe de Jefes Guaicaipuro y sus cortes de lugartenientes aborígenes, como las de la africanidad en las personas de Miguel de Buría, Andresote, José Leonardo Chirinos, Miguel Gerónimo Guacamaya y Juan Francisco de León quedaron en aquel pasado hasta que surgió la figura cimarrona del Comandante General José Tomás Millán Boves de La Iglesia y con sus agoreras palabras nos dijo a los cuatro vientos, y por vez primera: ¡Somos venezolanos, carajo!

Finalmente nuestro mestizaje nos convirtió en los únicos y verdaderos herederos de Los Hijos de La Tierra; que es lo que nos permite dejar a una lado las grandes diferencias que nos dejaron esos momentos nefasto que produjo el carrusel invasor al Atlántico que produjeron a nuestras tierras los reyes europeos desde los tiempos del los mal llamados "descubrimientos geográficos", a partir del siglo XV. Por eso nuestros sufrimientos se quedan en ese pasado nefasto, pero que ahora estamos en la mira de neo-invasores que vienen en busca de nuestras riquezas naturales que están en nuestro subsuelo y que son muy cuantiosos para el desarrollo tecnológico de las grandes potencias mundiales que se desviven entre las practicas socialistas, capitalistas y comunistas.

Hermanos tarmeños y hermanas tarmeñas, venezolanos todos. Ha llegado la hora de dejar a un lado el miedo, el dolor, la desesperación y el sufrimiento en esta Venezuela asediada con una Guerra Asimétrica de Quinta Generación; en donde solo nos queda más que prepararnos para dar la guerra de todo el pueblo y de forma prolongada en contra de quienes osen pisotear el suelo sagrado de nuestra patria.

Pueblo de Ntra. Sra. de La Candelaria de Tarmas

Monografias.com

Nosotros sabemos que vamos a resistir en contra de nuestros enemigos comunes en toda la geografía del continente americano y en el Caribe insular; porque somos la esperanza del universo, como lo refiriera en el pasado el Libertador Simón Bolívar. Alejandro Corchs en su obra "El Regreso de Los Hijos de La Tierra: El Camino del Puma" sobre el resurgimiento del nuevo hombre y de la nueva mujer indoamericana, nos refiere lo siguiente: "… Después de siete generaciones de hombre blanco comiendo de esta tierra, regresará en espíritu de nuestra gente…". Profecía de La Nación Charrúa.

Ahora queremos saludar desde la tierra andina de Palo Gordo en el Municipio Cárdenas, Parroquia Dr. Amenodoro Rangel Lamus del Edo. Táchira a quienes el día 15 de Junio del 2.017, en el pueblo de Nuestra Señora de La Candelaria de Tarmas en la Parroquia Carayaca del Edo. Vargas, dentro de lo que es su Memoria festiva hicieron posible la celebración de La Festividad del día de Corpus Cristhi y La Danza de Los Diablos Danzantes de Tarmas. Sin duda alguna ese fue un día muy lleno del calor popular y lo dice quien es unos de los cultores populares que contribuyeron con sus investigaciones históricas a hacer realidad tan mago evento en honor al Santísimo Sacramento del Altar y a Jesús consagrado en la Hostia.

Una vez más felicito a sus organizadores desde el punto de vista religioso a través de La Sociedad de Corpus Cristhi que lleva muchísimos años trabajando por dicho acervo histórico y que a partir de la década de los años ochenta del siglo pasado se fortalecieron con el engalanamiento de Los Diablos Danzantes. Me siento feliz porque mi nietecita Yolenny Morales-Kienzler a sus once años de edad, ha bailado por vez primera, en tan prestigiosa danza, en el día de ayer; quién de paso es la primera voz y la primera violinista de La Orquesta Filarmónica Infantil de Tarmas; igual a mi nieto Leander Figuera Morales quien tiene cinco años en dicha festividad tarmeña; ya que su hermanito Rafael Figuera Morales en este año no ha bailado Diablos, debido a que ha hecho su Primera Comunión en dicho día. De manera especial quiero felicitar al joven estudiante de Aviación Civil Bryan Munar Kienzler quien lleva muchos años en dicha actividad danceril.

Pueblo de Tarmas en 1.928

Monografias.com

A su vez queremos decirles a todos los tarmeños y tarmeñas que están fuera de nuestro histórico pueblo varguista; que los orígenes de nuestra festividad siempre estuvo resguardada en las mentes y pensamientos de nuestros anuános abuelos y abuelas a través de los tiempos y las edades; y más en aquellos dadores y dadoras de vida cuyos cuerpos mortales fueron devorados hasta convertirse en las cenizas viajeras que engalanaron a los diferentes campos santos que hemos tenido desde tiempos inmemoriales en nuestra antigua comunidad, que es tan redondita como la "O" descrita por el poeta tarmeño Pío Rengifo en nuestro himno local "QUE VIVA TARMAS MI CARO SUELO, POR SER LA TIERRA EN DONDE NACÍ"; ya que nos hemos encontrados con ciertos "Conejillos de Indias" quienes se creen dueños de todas nuestras tradiciones y costumbres que nos son propias y que a su vez heredamos de aquellos que hoy están presentes en nuestros cantos, décimas y fulías.

Si hay un tarmeño que siente gran regocijo por La Festividad de Los Diablos Danzantes de Tarmas, ese soy yo, León Manuel Morales. Pero en un día como hoy también debo mencionar al maestro de educación rural don Alexi José Rojas Guerra y al babalao Víctor González quienes fuimos los que le dimos vida nuevamente a La Danza de Los Diablos en Tarmas, a partir del año 1.980. Pero no puedo dejar de pasar desapercibidamente a los niños del 4° y 5° grado de primaria en La Escuela Básica Nacional "Tarma" N° 50, la misma que fue fundada por mi difunto padre Francisco Santiago Sánchez Aranguren bajo el nombre de Escuela Federal Rural Nacional "Tarma" N° 50 en 1.946.

Diablos Danzantes del pueblo de Tarmas

Monografias.com

Yo aquí también quiero recordar a los difuntos tarmeños Sebastián Kienzler Tortoza, Tomás Celestino Benítez Capote, José Félix Tortoza Castillo y al afro-tarmeño Nicanor León Mayora; como a la sobreviviente doña Remigia Cedeño quien siendo originaria del pueblo de San Joseph de Carayaca, sus padres los fueron del sitio de La Pericosa en los predios de la Hacienda "El Guire". Doña Remigia Cedeño actualmente vive en Barrio Nuevo en las cercanías del actual Cementerio de Carayaca y ella es hija del difunto don Martín Cedeño, quien a su vez era hijo del famoso arpista don Manuel Cedeño. Ellos eran descendientes del General Manuel Cedeño "El Bravo de Los Bravos de Colombia" en la gloriosa Batalla de Carabobo en 1.821.

Remigia Cedeño fue quien nos explicó como se hacían las mascaras y caretas que en épocas remotas llevaron nuestros Diablos Danzantes, según fuentes orales de su propia familia. La verdad verdadera es que aquellos viejos niños y niñas quienes fueron alumnos de nuestra escuela rural tarmeña y que a la vez fueron parte del Periódico Escolar "El Tarmeño", y del Grupo de Protección Histórica Tarmense (PROHITA) en 1.980. Destacándose entre ellos el afro-tarmeño Luis Fernando Lozano (comerciante), Ángel Pedrón León (albañil), Lisandro Bello (economista) y Pablo Cedeño Barrios (camillero en el Hospital "Vargas" de La Guaira), entre otros. Tampoco podemos obviar al artista plástico don Luis Brea, quien con su labor al servicio de nuestra comunidad hizo posible que nuestros nuños del ayer pudieran confeccionar sus máscaras y trajes; para poder darle brillo a tan interesante actividad festiva tarmeña.

Monografias.com

Diablos Danzantes de Tarmas por Las Voces Risueñas de Carayaca en 1.982.

Mucho menos podíamos dejar a un lado a la maestra y antigua Jefa Civil de Carayaca, doña Tirsa Álvarez Padilla y a su sobrina Loreleidis Pérez Padilla quienes en nuestros comienzos metieron en su repertorio la festividad de nuestros Diablos Danzantes y que aquí corroboraremos con una foto de esa época. Nosotros nunca dejaremos de recordar a nuestro primer capataz en esta nueva fase de nuestra historia en la Diablada Tarmeña, como lo fue el hijo del difunto poeta tarmeño Carlos José Mayora "Carlucho", como a la gran amiga Neyda Napolitano quien tuvo esa responsabilidad por año; e igualmente a la joven que ahora dirige a nuestros muchachos y muchachas en esta fase relevante de nuestra historia en la época de Corpus Cristhi.

Venezolanos y venezolanas, la verdad es que tenemos que sentirnos orgullosos porque Los Diablos Danzantes de Tarmas ahora son parte de la Diablada Nacional y por ende son parte del Patrimonio Cultural del mundo que somos, y que de esa manera fuimos reconocidos por la UNESCO hace pocos años atrás. Caramba, bien valió la pena por el esfuerzo que hicimos en el pasado y del que ahora hacen nuestros continuadores con dicha actividad cultural; ahora somos una realidad despierta que estuvo dormida por muchas décadas, pero que despertamos de ese letargo a los cuales fuimos sumidos hasta los albores del año 1.980.

¡Glorias eternas a los salvadores de esta festividad tarmeña!

¡Glorias por siempre a nuestro antiguo cajero el indígena tarmeño Jesús Tortoza!

¡Glorias a todos aquellos quienes fueron en el pasado parte de nuestras cofradías en Corpus Cristhi y en Los Diablos Danzantes de Tarmas!

Tarmeño, tarmeña, solo nosotros debemos inclinarnos es ante El Santísimo Sacramento del Altar, pero tomando nuestras precauciones como a bien lo señalara la difunta doña Epifanía Mayora en más de unas de sus conversaciones sobre los mecanismos de proteger a nuestros muchachos y muchachas por más de 9 días de rituales y liturgias en nuestra colonial iglesia, que es la herencia que nos legó el sacerdote Salvador Joseph Bello Medina en 1.770, quien fue dueño de la Hacienda "Guare" y de donde podemos deducir que vino la festividad de La Diablada Tarmeña; ya que él con sus 52 esclavizados africanos de orígenes Mandingo construyeron tan preciada reliquia arquitectónica que aun conservamos en el presente.

El padre Enrique Gallot Serin y El Santísimo Sacramento del Altar

Monografias.com

Hoy 24 de Junio del 2.017, que es el día de San Juan Bautista, patrono de la negridad y de la antillanidad caribeña indoamericana y de la francmasonería universal-familia venezolana, cuando los tambores están resonando en el pueblo de Nuestra Señora de La Candelaria en son de libertad y justicia social en pro de la unidad nacional; que mejor día para recordar a la Diablada Tarmeña; quien lo hace es León Manuel Morales, Patrimonio Cultural Viviente del Edo. Vargas y francmasón Grado 33° (Primer Vigilante de La Respetable Logia Simbólica "Renacer" N° 217 y Muy Sabio y Perfecto Maestro del Soberano Capitulo Rosa+Cruz "Renacer" en el Valle de San Cristóbal, Edo. Táchira) nacido en el pueblo de Tarmas el 3 de Julio de 1.950.

Yo quiero dedicarle este trabajo poético e histórico al más grande historiador de la negritud venezolana en los actuales momentos, Dr. José Marcial Ramos Guédez, quien también nació en Caracas el día 3 de Julio de 1.950, en donde ambos tenemos los mismos orígenes mirandinos (Santa Teresa del Tuy-Panaquire), y si se quiere familiares a través de la familia Ramos, que de hecho es guireña en el Edo. Sucre.

Dr. José Marcial Ramos Guédez

Monografias.com

¡Honor a quien honor merece!

Yo quería recordar una anécdota que nos sucedió con el sacerdote francés Enrique Gallot Serín en el año 1.982, con quien hice la primera comunión en la Iglesia Parroquial del Sagrado Corazón de Jesús en la Urb. Páez en Catia de La Mar en 1.962, erigida en tierras que extrañamente pertenecieron al hacendado José Minos Santis, el mismito que fue dueño de la Hacienda "Curiana" en Tarmas y quien se vinculó consanguíneamente con la familia Alvins Rolando, descendientes directos del General en Jefe Dr. Nicolás Rolando Monteverdi, segundo jefe de La Revolución Liberal Amarilla Libertadora entre 1.901 y 1.903, quienes fueron los dueños de las haciendas tarmeñas Tarma Abajo, Guare, Guasca y Guaricuay.

La anécdota es la siguiente:

El padre Gallot Serín por su avanzada edad fue enviado como sacerdote al pueblo de Tarmas en el año 1.979. El siempre fue un cura muy conservador de formación fascista; ya que sus hermanos y hermanas también fueron sacerdotes y monjas en su tierra natal en Vendeé- Francia. El era miembro de La Congregación de Los Hijos de María Inmaculada, la misma a la que pertenece El Excelentísimo e Ilustrísimo Arzobispo de Maracaibo Dr. Ubaldo Santana Sequera. A pesar de todo, don Enrique Gallot Serín era un clérigo muy humilde dedicado a sus tareas pastorales; debido a que nunca fue pesetero y siempre solía visitar a sus ovejas en su redil con toda la moralidad que le caracterizaba; a pesar de que los niños de la Escuela Básica Nacional "Tarma", lo llamaban "Zorrillo".

Cuando iba a dictar sus clases de moralidad y religión en dicha escuela, por siempre estar hediondo en sus sobacos o axilas, que casi repugnaba en todo el salón. Los niños no lo soportaban y cuando salía del aula de clases, les gritaban: "… ZORRILLO…".

El sacerdote Gallot Serin en muchas ocasiones cuando le visitaban en la casa parroquial, le preguntaba a sus visitantes: ¿Yo no sé por qué los niños en la escuela me gritan ZORRlLLO?

Primera Comunión de León Morales en 1.962

Monografias.com

Algunas personas les decían estas palabras: ¿No será por qué el Zorrillo es un animal que bota un olor que la gente no aguanta, padre?

Y él les respondía: ¡Ah, así es la cosa!

Yo recuerdo que en la Festividad de Corpus Cristhi en 1.982, nuestros muchachos y muchachas quisieron llevar Los Diablos Danzantes a la iglesia como se hacía en la antigüedad y el padre Gallot Serín se impuso de tal manera que no lo permitió; alegando que el Diablo no entra en donde reina El Santísimo Sacramento del Altar. A pesar de que se le dio una explicación de que en esa festividad Satanás y sus diablos se postraban ante su creador como un acto de sumisión, y recordamos que alguien le preguntó: ¿Entonces en donde está la misericordia de Dios que tanto pregonamos, padre Gallot?

Él venía entrabando el desarrollo de las actividades que estaban por centurias encerradas en nuestra memoria festiva y ese día sintió un gran rechazo de nuestro pueblo que no le quedó otro recurso que aceptarnos con nuestra fe y devoción popular, y recordamos que todo lo que produjo esa actividad le fue entrega a la iglesia. El padre Gallot en todos aquellos hijos e hijas de la negridad tarmeña sintió que eran muy devotos y que amaban sus tradiciones que siempre estuvieron enmarcadas en sus credos cristianos heredados de sus ancestros indígenas y esclavizados en todas esas haciendas que de ellas solo quedan sus ruinas y un pasado algo tormentoso.

San Juan Bautista del pueblo de Tarmas

Monografias.com

Lo cierto del caso, es que Los Diablos Danzantes de Tarmas convirtieron a aquel santo varón en un amante declarado de nuestro pueblo y a partir de ese momento el padre Enrique Gallot Serín fue adoptado como uno de sus más preclaros servidores; sirviéndole a nuestra parroquia eclesiástica por más de 20 años y convirtiéndose después del padre don Félix Freites en uno de los sacerdotes que más tiempo haya estado dirigiendo el redil católico en el pueblo de Tarmas. Era muy notorio verlo todos los días lunes asistir al cementerio de nuestro pueblo a bendecir a Las Benditas Animas del Purgatorio y a todos los fieles difuntos que fueron nuestros dadores y dadoras de vida allí sepultados desde el año 1.877. Cuando el alemán coloniero Georg Kienzler Kabis donó esas tierras a raíz del asesinato del negro Lorenzo Rodríguez quien era el padrino de bautizo del poeta tarmeño Pío Rengifo, y quien fue el primer difunto sepultado en dicho campo santo.

Hora le vamos a dar a conocer un corolario poético escrito por el Oficial de Marina Mercante León Manuel Morales que tiene que ver con la historia de Los Diablos Danzantes del pueblo de Tarmas con buena prosa y rítmica literaria aprendida dentro del marco de la Mayéutica Socrática y con ciertos elementos de la Hermenéutica Platónica y Aristotélica dentro de los elementos cognoscitivos que han hecho posible la indianidad afro-tarmeña del presente; en donde la sabiduría ancestral de Los Taramaquas o Tarmas quedan registrados en los saberes populares que nos legaron nuestros antepasados.

Queridos tarmeños y tarmeñas, venezolanos y venezolanas, latinoamericanos y caribeños estas letras de gran contenido espiritual dentro del marco de la antillanidad afro-tarmeña y central norte caribeña, carayaquera y varguista:

"LOS DIABLOS DANZANATES DEL PUEBLO DE TARMAS"

Monografias.com

Diablos Danzantes del pueblo de Tarmas

I

Los Diablos de Tarmas dormidos

Por muchos años estuvieron

Hasta cuando los despertaron

En mil novecientos ochenta.

II

Los viejos ancianos tarmeños

Contaban en sus horas largas

Que la tristeza los absolvía

De melancolías y amarguras.

III

Porque al Altísimo olvidaron

En todas sus fiestas y plegarias

Hasta que al santísimo oraron

En los tiempos de Corpus Cristhi.

IV

Nuestra festividad danceril

Con máscaras, trajes y ruidos

De cascabeles no sonaron

Por más de un siglo en el pasado.

V

Las crónicas perdidas ayer

Asó lo referían en los baúles

Guardados por nuestros abuelos

En sus mentes y corazones.

VI

Aquellos viejos hacedores

De nuestra cultura tarmeña

Recordaban con gran emoción

Al Cajero Jesús Tortoza.

VII

Quien con su fotuto a cuestas

Y al sonoro golpe del cuero

A danzar salían nuestros Diablos

En aquel su santo y noble día.

VIII

¿Cómo recordarlos Sebastián?

¿Cómo vamos a olvidarlos?

Si están en nuestros corazones

Cuando el sol brilla en su ocaso.

IX

Cuando entraban a la iglesia

Un gran Berrío adentro gritaban;

Inclinándose reverentes

Al Santísimo Sacramento.

X

Luego se oían los latigazos

De su Celador, el Capataz;

Quien con alegórico gesto

Al atrio del templo los echaba.

XI

A todos los tarmeños de hoy

Bajo la Escuela de PROHITA

Caminaron los nuevos Diablos

De la vieja Escuela Rural.

XII

Gracias a las mentes activas

Del maestro Alexi José Rojas,

Del gran cultor Víctor González

Y del cronista León Morales.

XIII

Quienes a una sola y sabia voz

Y con las investigaciones

Sabias y veraces de aquellos

Cultores del pueblo tarmeño.

XIV

Las tareas siempre fueron arduas,

Pero dieron buenos indicios

Para que Los Diablos Danzantes

Fueran una realidad tarmeña.

XV

Que por treinta y siete años más

Al ritmo de sus fluidas danzas

En la Diablada del país están

Bajo la égida de la UNESCO.

XVI

Que viva mi Tarmas querida,

La tierra que me vio ayer nacer

Con sus bellos y galantes Diablos

Al Santísimo Sacramento.

XVII

Que perduren mis Diablos siempre

Por los tiempos y las edades

Como nuestro recuerdo eterno

De aquel viejo pasado nuestro.

XVIII

Wazabara Naná Wayra,

En la lucha venceremos;

Glorias por siempre a aquellos viejos

Guardianes de nuestra cultura.

"EL JUEGO DE LOS DIABLITOS TARMEÑOS"

Monografias.com

Festividad de Corpus Cristhi en el pueblo de Tarmas en 1.974

I

En los tiempos de Corpus Cristhi

Nuestros niños tarmeños al son

De los bullicios populares

A los Diablos jugueteaban.

II

Tan amena y burda distracción

En la Plazoleta del pueblo;

Unos eran del ángel Miguel

Y otros amigos de Luz Bella.

III

Contentos corrían nuestros niños

Para estar con su amigo Miguel;

Dejando a un lado a Satanás

Y a sus diabluras infernales.

IV

Mientras Miguel los miraba,

Satanás me los acusaba;

Unos entraban en las filas

De la Luz o de las Tinieblas.

V

Al fin y al cabo, enemigos eran

Porque recompensados fueron

Entre el Cielo y el Purgatorio.

Rehuyéndoles a la muerte.

VI

Interesante era verlos allí

Formados en las largas filas;

Unos lloraban de pesares

Y otros de gran alegría y risas.

VII

Pero el Gran Arquitecto su Luz

De esperanza les daba a todos

Saltándolos en algarabía

Con esperanza salvadora.

VIII

Dándoles oportunidades

Por más de mil años de vida;

Para que sus almas salvaran

Los senderos celestiales.

IX

Mientras nuevamente pecaron

Y al Hades regresaron todos

A pulgar sus tristes pesares

En el valle de sus lágrimas.

X

Los Diablitos buenos al Cielo

Se fueron a gozar felices

Con el sacramento del Altar

Y con nuestro Guía Celestial.

XI

Con la Fe esperanzadora

De volver a bailar Los Diablos

Que dejaron de danzar ayer

Y ahora vuelven victoriosos.

XII

Los tarmeños y tarmeñas hoy

Sabemos que los Diablos nuestros

Nunca más nos abandonarán

Por sus faltas pecaminosas.

XIII

Ahora si danzamos Diablos

Con nuestros Angelitos negros

En la poesía afro-tarmeña

De nuestro Carlucho Mayora.

XIV

Nuestro más grande declamador

En la Tarmas de ayer y siempre;

Ahora pintando Angelitos negros

Con Andrés Eloy en las alturas.

XV

Miserere. Miserere Mei,

Padre Misericordioso Mío;

Cuida a tu linda grey tarmeña

Con La Virgen de Candelaria.

XVI

Con el Corpus Cristhi de todos

Alegrad vuestros corazones

Para que volvamos a unirnos

Los tarmeños ahora y siempre.

XVII

Como Tarmas jamás habrá tres;

Solo con los tarmeños incas

En una sangre nos unimos

En nuestro cielo americano.

XVIII

A bailar pues, nos vamos todos

Nuestros Diablos en Corpus Cristhi

Y que viva Tarmas querida,

te desea tu hijo León Morales.

"EL DIABLO QUE ASUSTABA EN EL PUEBLO DE TARMAS"

Monografias.com

Tarmeños y tarmeñas algunos difuntos, año 2.005

I

Las asustadizas abuelas

Con sus trapos en sus cabezas

A los caminos no podía ir

Porque al Diablo a cada rato oían.

II

Por sus pecados cometidos

En el día de Corpus Cristhi;

Porque ya no bailaban Diablos

En todos aquellos santos días.

III

Ya no había Diablos Danzantes,

Ni las cofradías a su nombre;

Muchos menos su santo pendón

En el Altar de nuestra iglesia.

IV

Los curas casi nunca venían

Por nuestra olvidad tierra;

Ni a bendecir con agua

A nuestras almas, casi en penas.

V

Cómo vil castigo profano,

Un Diablo negro, corpóreo y feo,

Látigo en su mano derecha

Asustaba a niños y adultos.

VI

Y corriendo como salvaje

En el monte se nos escondía

Bajo la aterradora voz:

"De el Diablo te va a coger".

VII

Eso les pasó a los tarmeño

Por no adorar al Santísimo

Con religiosidad en Corpus

Y olvidar su danza en su día.

VIII

¿Hasta cuando Dios Mío, me oirás?

Ahora que danzamos de día

A tú Santo Nombre y Gloria

En el día del Cuerpo de Cristo.

IX

¡Fuera para siempre Diablo feo!

De nuestra existencia sufrida.

Que Cristo ha resucitado

Para sumergirnos a sus pies.

X

A jugar Diablitos niños de Dios

Y de no asustar a más personas

Que ahora danzan los Diablos

En su pueblo natal de Tarmas.

¿CÓMO RENACIERON LOS DIABLOS TARMEÑOS?

Monografias.com

El artista plástico Luis Brea y Los Diablos Danzantes de Tarmas, año 1.980

I

Un día en la Plaza de Bolívar

Frente a la iglesia de Tarmas

Y delante de La Candelaria

Hablamos con Sebastián Kienzler

II

Él presuntuoso con su pipa

Fumando tabaco estaba

Y con buena prosa nos contó

Algo del pasado tarmeño.

III

Con gran nostalgia de tarmeño

Y muy curtida su cabeza

Con la sabiduría ancestral

De sangre indígena tarmeña.

IV

Nos dio un gran recital de poesía

Y de historia cultural;

Y de religiosidad tarmeña

Sobre la Danza de los Diablos.

V

Aquellos danceriles Diablos

En el pasado se quedaron

Casi olvidados por nosotros

Y ahora en voz de Sebastián.

VI

Cuando emergió el eco de León Manuel

Sin mucho son ni compás,

¿Por qué no danzamos los Diablos

En honor al Cuerpo de Cristo?

VII

Consagrado en el Altar de Dios

Con su bendita corona

Bendiciendo a los enemigos

Con gran alegría marina.

VIII

Don Sebastián Kienzler nos dijo:

Era yo muy niño en esos días,

Cuando los Diablos se fueron de aquí

Y nunca más bailaron allí.

IX

Si, allí en esa Plazoleta,

La misma que ahora ves allí;

Eran humildes y gentiles,

Porque eran todos gente nuestra.

X

¿Cómo recordarlos ahora?

Al golpe del cajero Jesús

Todos corrían a someterse

Al Santísimo del Altar.

XI

Cuando teníamos buenos curas

Sus hostias recibían con amor

Para no tener dificultades

Con Satanás en el día de Corpus.

XII

Sebastián con sabiduría

Nos contaba que aquellos diablos

Saltaban con gran alegría

Berreando como los demonios.

XIII

Al suelo como Belcebú

Rugían muuu, muuu, muuu;

Que al Infierno no querían volver

Nunca jamás con ese dolor.

XIV

Aquel viejo tarmeño viendo

El tiempo declinar en el Sol;

Les dijo los sabios cronistas:

¿Hasta cuándo esta pesadilla?

"LAS MÁSCARAS TARMEÑAS DE REMIGIA CEDEÑO"

Monografias.com

Rafaelito y Leander Figura Morales en la Danza de Diablos de Tarmas

I

Los Diablos Danzantes tallaban

Las mascaras con sus totumas

Que sacaban en nuestros campos

Y que pulían como un tesoro.

II

Eso me lo contó Remigia

Que apellidaba Cedeño

Y era hija de Martin Cedeño,

Músico del pueblo del Guire.

III

Las máscaras de nuestros Diablos

Rudimentarias fueron ayer;

Siendo por demás muy lindas

Y de colores descollantes.

IV

Las totumas enverdecían

Bajo las aguas en el rocío

Que matutina nos saciaba

Con calidez y gran alegría.

V

Ahora los Diablos Danzantes

Máscaras tienen en sus bailes

Hechas con vítores y armonía

Bajo las manos de María.

VI

Gracias a Remigia sabemos

Cantarles el Ave María

A nuestros Diablos en este día.

¿Verdad compadre, Nicanor?

VII

Diablos pá rato y alegría

Me dijo Saturnino Díaz

En ese memorable día

De Corpus, Jesús y María.

"LA TARMEÑA ROQUELINA KIENZLER BELLO"

Monografias.com

Roquelina Kienzler Bello y su nieto Rafaelito Figuera Morales

I

Allá en las espesuras tarmeñas

Está una gran mujer cargada de años;

Con su cabeza encanecida

En espera de su bien amado hijo.

II

Sus lágrimas desuelan su sentir

En todos los instantes de su vida

Mientras que en el túmulo de tierra

Descansa nuestro hijo Leiditz Ilich.

III

Sabidos son sus asesinos

Y allá en su lápida cineraria

Las lágrimas de su madre van a dar

Y aquí en la lejanía, las de su padre.

IV

Aquella tarmeña sexagenaria

Con toda su lozanía y belleza,

Con sus hijas e hijo recordarán

A Leiditz Ilich Morales en este día.

V

Con gran prestancia y amorío eterno

Desde lejanas tierras mis saludos

Os envío a Roquelina Kienzler

En este hermoso día de Corpus Cristhi.

VI

Que la grandeza more en ella

En tan solemne día de alegría

Con todos nuestros nietos y nietas

Al Santísimo Sacramento del Altar.

"LA TACHIRENSE YULAIVA COROMOTO MOLINA MUÑOZ, SIMBOLO DE LA CONSTANCIA"

Monografias.com

T.S.U. Yulaiva Coromoto Molina Muñoz

I

Desde las espesuras andinas

Surgió la hermosura de Yulaiva

Con todo su esplendor indiano

Alcanzando la cúspide del amor.

II

Cuándo el corazón estaba abatido

De la soledad resurgió Yulaiva

Con La Virgen de La Coromoto

Y a su cuestas León Manuel Morales.

III

La sabiduría y la belleza se unieron

Como sones de unidad en el todo;

Y Yulaiva con su corazón abierto

Tuvo un nuevo tesoro en su baúl.

IV

Quién muy caribe vino del centro

A conquistar a todo su corazón;

Sin importarle un pito el amor

A sus brazos fue el muy pronto a dar.

V

Entre las bondades y la felicidad

Preferimos más el amor que la maldad;

Donde nos confundimos entre deseos

Y pasiones en un inmenso mar.

VI

"LA LLANERA COLOMBIANA MARLENE GARZÓN SOLER"

Monografias.com

Marlene Garzón Soler en Bogotá-Colombia

I

¿Qué difícil es olvidar en el tiempo?

¿Qué fácil es recordar ahora?

Cuando estaba imberbe en mi juventud

Y sin conocer mujer alguna.

II

Aparecistes tú Marlena ayer

Como sombra salida del ocaso;

Y con tú voz deslumbrante

Como siempre buena llanera colombiana.

III

Con asombro y alegría vimos nacer

A nuestro hijo Leo Mar Morales Garzón,

Ahora en las excelsas moradas celestiales

En donde nos mira con desvelo y pasión.

IV

El tiempo no nos ha perdonado

Nuestro gran pecado capital;

Pero el Dios misericordioso

Perdonándonos está en este instante.

V

El amor con solo deseos carnales

Sin pasión de unidad en el todo;

Fue lo que nos apasionó sin sentido

Hasta que nació nuestro hijo Leo Mar.

"Tarmas y Mis Recuerdos Latentes"

Monografias.com

Iglesia de Ntra. Sra. de La Candelaria de Tarmas

I

Me llamo León Manuel Morales

Patrimonio Cultural tarmeño,

El hijo de la Negra María

Con Francisco Santiago Sánchez.

II

Las buenas lenguas de mi tierra

Decían que he nacido en Tarmas

Un alegre día tres de Julio

De mil novecientos cincuentas.

III

Dándose origen a mi prole

En el viejo pueblo de Tarmas;

De extirpe africana y canaria,

Orgullo de mi raza ahora.

IV

Yo siempre seré un buen tarmeño

Con el corazón siempre abierto

A mis paisanos y paisanas

Con el mismo esplendor de siempre.

V

En la Tarmas de mis amores

Viví también muchos pesares

Con melancolía y tristeza

Que aún laten en mi memoria.

VI

Tarmas del despertar indiano

Y del ayer esclavizante;

De donde emergieron héroes

Y heroínas de aquel pasado.

VII

Hoy camino tus ancestrales

Calles y vías con la altivez

De mis ancestros y abuelos

Que latentes llevo en mi mente.

VIII

Su gente y sus gestas místicas

Que surgieron de nuestra sangre

Y levantaron con arrojo

La gran lanza libertaria.

IX

Bajo los gritos sempiternos

De aquellos pioneros padres

Siempre amantes de la libertad

En Tarmas, tierra prodigiosa.

X

Viva Tarmas, tierra querida,

Remanso de mi gran querencia;

Por nada te cambiaría ahora,

Y nunca jamás en mi vida.

XI

En tu aire y polvo milenario

Reposan mi modesta madre

Y mi hijo Leiditz Morales,

Bajo las sombras del Eterno.

XII

Como olvidarte tierra amada

Si me diste esta vida andante

Que es el tesoro de mi erario

Guardado en mi noble corazón.

Monografias.com

Monografias.com

León Manuel Morales

Francmasón Past Master Grado 33°

Oficial de Marina Mercante

Patrimonio Cultural Viviente del Edo. Vargas.

Respetable Logia Simbólica "Renacer" N° 217

Soberano Capitulo Rosa+Cruz "Renacer"

0426-9006413

Táriba, Edo. Táchira, 24 de Junio del 2.017.

 

 

 

Autor:

León Manuel Morales.