La familia Weiman, Knoche, La Colonia Tovar y Galipán (Venezuela)



El misterio de la familia alemana de los Weimann-Shwaerzle en la colonia Tovar y en Buena Vista en Galipán - Monografias.com

Monografias.com

La coloniera alemana Amalie Weimann Shwaerzle en la casa del Dr. Goffried Knoche en 1.925

Hay un gran misterio que debemos ir desenmascarando dentro de lo que pasó con los colonos alemanes, franceses e italianos que llegaron a las tierras de El Palmar del Tuy o Cagua, hoy conocida como La Colonia Tovar, desde el año 1.842 hasta el presente.

Hace muchos años atrás don Bruno Antonio Kienzler Tortoza nos hizo un relato sobre la enigmática familia WEIMANN, cuyos miembros vinieron con sus antepasados en la fragata francesa "Clemence" desde el puerto francés de Le´ Havre hasta arribar al puerto de La Guaira el 4 de marzo de 1.843 y más luego a Maya, y finalmente arribaron a las costas de Choroní a comienzos de ese año, ya citado.

Yo recuerdo que un día 19 de agosto del año 1.981, nos sentamos en su modesta casa campestre y muy dada a la usanza antigua, a eso de las tres de la tarde ese inolvidable día en donde degustamos un sabroso café producido en las tierras de su heredad legada por su abuelo el colono y comerciante alemán GEORG KIENZLER KABIS y su abuela la francesa MARCELINA BELSINGER MILK de KIENZLER.

En esa grata conversación se encontraba su adorada hija ROQUELINA KIENZLER BELLO de MORALES y quien tenía por testigo a su menor hijo LEIDITZ ILICH MORALES KIENZLER. En esa ocasión el señor Bruno Antonio Kienzler Tortoza comenzó a relatar toda la tragedia que vivieron sus antepasados cuando fueron usados como objetos de mercancía humana por parte del colono y agrimensor Alexander Benitz Herb, Coronel de Ingenieros Agustín Codazzi y el Dr. Ramón Díaz. Esas personas estuvieron haciendo de las suyas desde el año 1.840, cuando gobernaba el General en Jefe José Antonio Páez y Herrera.

Hubo un momento en que el señor Bruno Kienzler Tortoza me dijo estas palabras: ¿Agarra un lápiz y un cuaderno para que tomes nota sobre una historia que me contó mi difunto padre sobre el colono alemán DAMIAN WEIMANN, por favor?

Inmediatamente me fui a uno de los cuartos que ocupaba con mi joven esposa en esa casa y tomé una libreta de notas y un lápiz para no dejar pasar ese instante, que sabía sería de fruto y provecho para escribir este relato que es tan interesante, como los muchos que hemos escritos en ese sentido.

Ya el año anterior habíamos trabajado sobre un material que el mismo señor Bruno Kienzler Tortoza nos había pasado y que titulamos "Mis Orígenes en La Colonia Tovar"; el cual será dado a conocer y publicado en su debido momento. Allí describimos todo lo acaecido y sufrido trágicamente a bordo de la Fragata "Clemence" desde que salieron sus antepasados de Badenia con rumbo a Le ´Havre en Francia a finales de 1.842, para luego viajar hacia las costas venezolanas en donde se vivieron momentos de calamidad en dicha nave flotante hasta su arribo a nuestra patria en 1.843.

Monografias.com

Casa an tigua de la familia Kienzler Kabis en Tarmas

Pero en un previo de la conversación, yo le pregunté: ¿Con cual historia nos va a deleitar hoy, señor Bruno?

Bueno amigo León Morales, hoy vamos a tocar un relato que me contó mi padre MANUEL MODESTO KIENZLER BELSINGER en esa casa vieja y antigua en donde hemos nacido los KIENZLER desde 1.845 y que fue la casa comercial que mi abuelo Georg Kienzler Kabis con sus hijos e hijas tuvo aquí en el pueblo de Tarmas. La cual anteriormente perteneció a mi bisabuelo Johannes Belsinger y a mi bisabuela Magdalena Milk de Belsinger, y que después le vendieron a mi bisabuelo Georg quien se casó con una de sus hijas, y que es de donde provenimos todos los miembros de la rama de los KIENZLER-MINIS, KIENZLER-KABIS, KIENZLER-BELSINGER, KIENZLER-TORTOZA, KIENZLER-GARCÍA, AQUINO-KIENZLER, VELIZ-KIENZLER, KIENZLER-MUJICA, KIENZLER-BELLO, KIENZLER-IZQUIERDO, GONZÁLEZ-KIENZLER, MORALES-KIENZLER que vivimos en Carayaca, Catia de La Mar, Maiquetía, Puerto Ordaz, Caracas y los que están en los valles de Aragua, como de algunos que quizás viven ahora en el extranjero.

De verdad que yo estaba intrigado porque de seguro me esperaba un relato que desconocía en su profundidad y sapiencia en cuanto a la vida que llevaron los colonos alemanes que llegaron a esa zona fría de La Colonia Tovar en 1.843. Igualmente sus descendientes hasta el presente; lo que me llamó la atención es que el señor Bruno Kienzler Tortoza me preguntó: ¿Usted le tiene miedo a las historias de aparecidos y muertos?

¿Usted ve películas de Drácula o de fantasmas?

Yo le contesté que sí le tenía miedo a los aparecidos y fantasmas; ya que había tenido una fea experiencia con El Diablo, cerca de la casa del General José Antonio Páez en la ciudad de Valencia en 1.976. Y que sé que en el inframundo se mueven entes que pertenecen a X dimensiones que son desconocidos para el mundo de la tridimensionalidad, que es el nuestro.

Él me dijo lo siguiente: "La historia que te voy a contar tiene algo de macabra y es hasta espeluznante en todo el sentido de la palabra misma".

Yo le pregunté: ¿Por qué es macabra la historia que ahora me va a contar, señor Bruno Antonio?

El tarmeño Bruno Antonio Kienzler Tortoza refirió lo siguiente: "La vida de los alemanes en estas tierras siempre tienen algo extraño en sus conductas y procederes ante las demás personas, ya que es costumbre hacer las casas cerca de los campos santos o cementerios. Fíjate que la nuestra está ubicada entre dos cementerios que ya están desaparecidos, hacía arriba estuvo el cementerio de la época colonial y hacia las tierras en donde vive la negra Susana Bello fue colocado el cementerio en donde enterraron a los que murieron en la epidemia del cólera en 1.855. Allí están sepultados mis bisabuelos Johannes Belsinger (francés) y Balbino Antonio Tortoza-Tortoza (indígena) quienes fueron víctimas de ese mal que según relatos familiares en un solo día fallecieron 38 personas en Tarmas y sus alrededores".

Caramba, vale. La historia tiene que ver con un personaje llamado Goffried Knoche Bondestein quien nació en Alemania (Halberstadt) en tiempos del imperio prusiano y específicamente en la región alemana de Sajonia-Anhal, el 17 de marzo de 1.813. Siendo su padre el maestro cervecero Teophil Gottlieb Knoche y su madre Dorotea Bondestein. Ese misterioso personaje de origen germánico y teutónico se graduó de médico en su tierra y se vino a ejercer la medicina en estas tierras aproximadamente en el año 1.840. Eso lo sé porque me lo contó mi difunto padre Manuel Modesto Kienzler Belsinger quien si le conoció muy bien conocido. Se vinculan a la familia Müller a través de su hija Anna Knoche (1.840-1.879) quien se casó con el alemán Heinrich Müller (1.812-1.881) quien era trabajador de la firma aduanera Blohm en La Guaira.

Monografias.com

Tumba de la alemana Marie Reinhard en Tarmas

Según mi padre Manuel Modesto Kienzler Belsinger, la familia Reinhard que está enterrada en el viejo cementerio del pueblo de Tarmas, en donde él nos hablaba de un único miembro de esa familia que vino en la oleada migratoria alemana en el "Clemence" en 1.843. Ese joven soltero se llamó Beltram Reinhard y era natural de Ringsheim en Badenia, de quien presumimos sea familia de la difunta Marie Reinhard (*1.842 / *1.899) quien está sepultada en el cementerio de mi pueblo natal de Tarmas. Lo más curioso es que ella era natural del mismo pueblo del Dr. Knoche en Alemania.

¿Qué más sabe usted de ese extraño galeno alemán, señor Bruno?

Yo tengo entendió que el Dr., Goffried Knoche Bondestein vino a Venezuela fue a servirle a los miembros de la colonia alemana que tenían pensado los gobernantes del país establecer en esos tiempos entre El Palmar del Tuy (Colonia Tovar), Uricao (Uricaguao o Uricaro), Chichiriviche, Puerto de Cagua (Puerto Cruz) y Maya en aguas de sotavento o de la mar abajo. Él fue recibido por sus paisanos alemanes de la firma comercial Blohm en La Guaira y allí se estableció momentáneamente para prestar sus servicios médicos en el desaparecido Hospital San Juan de Dios, el cual quedaba cerca de la actual Catedral San Pedro Apóstol de La Guaira en eso tiempos.

Monografias.com

Dr. Goffried Knoche Bondestein

Ese hombre trajo a su esposa Franziska Bluhm y a su hijo el médico Oswald Knoche Bluhm y a su hija Anna Knoche Bluhm desde Alemania y los estableció en ese puerto cuna matriz de la independencia suramericana. Debo contarte que mi abuelo Georg Kienzler Kabis y mi abuela Marcelina Belsinger Milk le visitaban para consultase con él algunos problemas de salud que se les presentaban, al igual que cuando les llevaban a sus hijas e hijas para que se los revisara allá en La Guaira; porque el Dr. Knoche era amigo de mi familiares alemanes y franceses que se establecieron en este pueblo de Nuestra Señora de La Candelaria de Tarmas, a partir de 1.845. Quizás era su médico particular, ya que ellos hablaban muy poco español y se podían entender con él en su propio idioma natal.

Debo señalarte que mi abuelo Georg Kienzler Kabis viajaba mucho a La Guaira a comprar en las casas comerciales las cosas que necesitaba para su bodega aquí en Tarmas, la cual estaba en esa casa antigua que ves allí ahora en ruinas. Muchos de los productos venían desde Europa y hay una curiosidad es que entre sus papeles personales detectamos uno en donde solicita muchas cosas y allí pudimos apreciar que solicita a sus acreedores que le enviasen buen Brandy y goma arábiga.

¿Por que pedía su abuelo Brandy y goma arábiga, señor Bruno?

Muy buena la pregunta, León. Esa misma pregunta se la hice a mi hermano Sebastián Kienzler Tortoza y el me dijo sobre eso estas palabras: "Bruno, el brandy que compraba nuestro abuelo era de muy buena calidad, según palabras de nuestro difunto padre Manuel Modesto. Al brandy se le colocaba algo de goma arábiga era para que perdurara el buen gusto del mismo, ya que lo traían en los bergantines y veleros y buques a vapor y a carbón en barricas o en toneles de madera. Ese era el motivo del uso de la goma arábiga en el brandy que era traído de Francia o de España. Quizás era más de uso familiar y tal vez para algunos hacendados de estas tierras que si sabían catar esas bebidas".

Monografias.com

Pueblo de Ntra. Sra. de La Candelaria de Tarmas, año 1.928

¿Por qué los colonos del Palmar del Tuy o Colonia Tovar se vincularon con el Dr. Goffried Knoche Müller, señor Bruno Antonio?

Acuérdate que cuando llegó mi bisabuelo Georg Kienzler Minis (*13/10/1.798) con mi bisabuela Bárbara Kabis Holvis (*19/04/1.806) desde su tierra natal de Wasenweiler en Badenia a bordo de la fragata francesa "Clemence" vinieron también sus hijos Georg Kienzler Kabis (*1.827), Stephan Kienzler Kabis (*1.829), Johann Kienzler Kabis (* 1.832), Xaver Kienzler Kabis (*1.834), Joseph Kienzler Kabis (*1.837), Leopold Kienzler Kabis (*1.839) y Fridolin Kienzler Kabis (*1.842).

Monografias.com

Manuel Modesto Kienzler Belsinger (*1.865 Tarmas / + 1.937 Tarmas), año 1.928

Con ellos también arribaron los siguientes paisanos de Wasenweiler: Katherine Baldinger (*24/03/1.819); Therese Braunbart (*1.797): Agathe Briem (*19/01/1.813); Stephan Holzer (*16/07/1.795), Augustin Holzer (*06/08/1.810), Agathe Holzer (*1.820), Stephan Holzer (*1.822), Valentín Holzer (*1.824), Katharina Holzer (*1.825), Pantaleón Holzer (*1.827), Auguste Holzer (*1.829), María Rosina Holzer (*1,834), Karolina Holzer (*1.835) y Sophie Holzer (*1.837); Johann Keller (*26/06/1.806), Johann Keller (*15/12/1.818), Agathe Keller (*1.840), Martín Keller (*1.834) y Karl Keller (*1.838); Valentín Lehrmann (*13/02/1.800);Johanne Lehrmann (*17/02/1.827), Agathe Lehrmann (*27/11/1.828), María Anna Lehrmann (*02/03/1.831), Stephan Lehrmann (*15/12/1.833), y Michael Lehrmann (*14/08/1.837); Johanne Meyer (*21/11/1.800); Therese Rudmann (*26/11/1.795), Joseph Rudmann (*1.811), Josepha Rudmann (*24/10/1.833) y Wilhelm Rudmann (*07/04/1.829); y Xaver Wolf (*19/04/1.821.

Todas esas personas que te he mencionado fueron paisanas y paisanos de mis familiares cuando salieron de Badenia en diciembre de 1.842, con rumbo al puerto francés de Le H´avre para abordar el buque que los traería como esclavos de los mercaderes Alexander Benitz Herb, Coronel Agustín Codazzi y del venezolano y bandido agrimensor Ramón Díaz Martínez a esas tierras que siempre fueron tarmeñas y carayaqueras y que ahora están en jurisdicción aragüeña. Todos esos bandidos eran francmasones de verdad, verdad, vale. De todos ellos solo quedó viviendo en La Colonia Tovar fue la familia Rudmann, los demás salieron de allí por no dejarse esclavizar por esos pérfidos y malas personas antes mencionados.

¿Por qué usted alega que esos tipos eran unos vulgares empresarios de la Trata Alemana en

Venezuela, señor Bruno?

Monografias.com

Bruno Antonio Kienzler Tortoza, año 1.982

Acuérdate que mi padre nació muy cerca de cundo se dieron esos acontecimientos en contra d los paisanos de su padre desde 1.842, cuando salieron de su lugar de nacimiento hasta llegar a Venezuela. Y él le contó muchísimas vainas a mi hermano Sebastián Kienzler Tortoza quien tiene mejor memoria que yo.

Mi hermano Sebastián nació en Tarmas en 1.909 y yo en 1.916. Él me dijo que ese tal Ramón Díaz Martínez le habló muy mal de Alex Benitz Herb a su compinche y ladrón como él llamado Juan Jacinto Rivas, porque esas plastas de mierda fueron curruña y papajudos del vivísimo de Manuel Felipe Tovar, y en cierta ocasión sobre el perverso Benitz Herb señaló lo siguiente:

Alexander Benitz de vaina deja trabajar a sus paisanos haciendo conucos en las tierras que les asignaron en El Palmar del Tuy; y cuando esa basura cogía una arrechera, entonces los sacaba de las tierras aradas y cultivadas y luego los mandaba a tumbar montañas, a limpiar nuevamente y a volver a sembrar, así era que actuaba ese mala gente; perjudicando a esas familias como a él les daba sus malditas ganas; es que era mala gente el carajo, vale.

Monografias.com

La Colonia Tovar

Esa actitud de ese tipo hizo que muchos colonos se fuera para siempre de esas tierras con sus familias buscando mejores condiciones de vida. Algunos tuvieron éxitos y otros llevaron una vida muy precaria y estuvieron casi al borde de la indigencia misma. Los peos que esos colonos tuvieron con Alex Benitz eran muy constantes, ya que ese degenerado cuando hacía esas prácticas era con el fin de quitarles las tierras ya trabajadas y de esa manera él se ponía en sus productos y luego los comercializaba en La Guaira, Caracas o en La Victoria.

¿Agueboniadito que estaba, Benitz Herb, ja, ja, ja?

Monografias.com

Sebastián Kienzler Tortoza

Lo que más arrecha y lo decía mi padre es que es coño e madre de Alex Benitz Herb no tenía ni un palmo de tierras en La Colonia Tovar, porque ese miserable era más bien un mercader. Por eso es que él se dio cuenta de que no era muy querido por los colonos de la primera oleada de 1.843, y por eso se planteó buscar más gente, pero de otros lugares de Alemania.

Fíjate que si tú revisas El Alto de Ño León o el valle del Pao de Zarate podrás notar que hay muchas familias que descienden de esos colonos que llegaron en 1.843, como los Strubinger y los Kanzler, y quizás otras más que no recuerdo sus apellidos, porque yo sé que por los lados de Petáquire están los Hügle, pero esa gente no vino en ningunas de las oleadas que llegaron a La Colonia Tovar. Algunos pidieron permisos para trabajar en las tierras del Dr. Angel Quintero en Yuma y Tacasuruma en los valles aragüeños, ya que el Pao de Zarate era un hacienda que fue propiedad de la familia Añez Castillo y allí desde muchísimos años vivió la Familia del difunto Paulino Monterrey Corro.

Hay vainas que hay que decirlas por la calle del medio y sin tapujos algunos. Mi abuelo Georg Kienzler Kabis le contó a mi padre Manuel Modesto Kienzler Belsinger que al ladrón de Agustín Codazzi le dieron real que jode del arca del gobierno nacional en Caracas para que lo distribuyera en los colonos y el gran coñísimo d madre se cogió los reales y no le dio un carajo a nadie. Esa es la misma vaina que practican los políticos de ahora y se las quieren echar de honrados. Yo te aseguro que ese ladrón está enterrado en el Panteón Nacional en Caracas.

Monografias.com

Bruno Kienzler Tortoza rememorando sus orígenes alemanes

¿Cómo es qué usted conoce muy bien esas historias, señor Bruno Antonio?

Yo tuve un padre que durante toda su vida se dedicó a ser labrador de tierras en estas que heredamos de mi difunto abuelo Georg Kienzler Kabis; si ellos nunca las vendieron ¿porque nosotros las vamos a vender ahora?

Mi padre fue guarda y custodia de todos los documentos de mis antepasados alemanes aquí en el pueblo de Tarmas, en donde nacimos todos nosotros; ya que pertenecemos a la segunda generación de sus descendientes. Esos documentos tienen un valor histórico muy interesante, debido a que mi abuelo le prestó importante servicios en cuanto a logística se refiere al General en Jefe Pedro Vicente Aguado en 1.854, cuando las guerras campesinas y quien fue el Jefe de Operaciones del Ejército Federal del Centro, bajo el mando supremo del General en Jefe Ezequiel Zamora Correa, conocido como "El General del Pueblo Soberano".

Acuérdate que mi abuelo y mi padre fueron amigos personales del General en Jefe José Gregorio Quintana quién fue Ilustre Prócer de la Federación y era cuñado del Generalísimo Ezequiel Zamora Correa, ya que estaba casado con su hermana Raquel Zamora Correa; dueños de la Hacienda "Carayaca Abajo"; la cual se la había comprado al Dr. Eduardo Ortíz en 1.875. Al morir el General Quintana sus hijos se la vendieron al carayaquero Anselmo Aquino quien era casado con mi tía Josefa María Kienzler Belsinger, nacida en este pueblo en 1.863 y era la madre de Rafaela Aquino Kienzler (*1.893-Tarmas), Paula Aquino Kienzler y Carmen Renata Aquino Kienzler.

Monografias.com

Carmen Renata Aquino Kienzler

Mi tía Josefa María Kienzler Belsinger al morir su esposo quien fue dueño de la Posesión llamada "La Marcela" o "Marisela" y la Hacienda "Carayaca Abajo", se casó nuevamente con el señor Ramón Veliz y de esa unión nacieron los primos segundos Joaquín Veliz Kienzler y Ramón Esteban Veliz Kienzler.

León Manuel, yo sé que a ti te gusta mucho curucutear entre baúles y recuerdos las historias de todos estos pueblos y familias y más en esta región de Vargas. Doña Raquel Zamora Correa de Quintana al fallecer su esposo el General José Gregorio Quintana quien combatió con mi primo lejano el General Valentín García Tortoza en la famosa Batalla de Santa Inés en diciembre de 1.859, al lado del General Ezequiel Zamora. Mi primo Valentín fue uno de los tocadores de cornetas en esa acción militar y él murió muy viejito atropellado por un carro en Caracas en 1.961.

¿Qué nos puede contar sobre la familia Weimann y sus vínculos con su familia, señor Bruno?

Hay muchas cosas que hablar sobre esa misteriosa familia alemana originaria de Forchheim en Baden-Baden en Alemania. Ellos pasaron la misma tragedia que la mía durante ese viaje que realizaron hasta llegar al Puerto de La Guaira en donde los cuarentearon debido a la epidemia de viruela que se desató a bordo del "Clemence" entre diciembre de 1.843 y marzo de 1.843. Luego fueron llevados a las costas de Maya, en donde no pudieron desembarcar y finalmente fueron a parar a las costas del pueblo de Choroní, para después hacer una larga caminata hasta El Palmar del Tuy o de Cagua.

¿Sabes qué significa el apellido Weimann en lengua alemana, León Manuel?

Yo no creo que ti lo sepas, puede ser que chapucees el idioma inglés quizás que haya aprendido en tu vida de marino mercante y en las mayoría de los viajes que hiciste a Europa. Yo tengo entendido que navegaste para los puertos alemanes de Hamburgo y Bremen Alemania Occidental. El apellido WEIMANN significa "Productor Vendedor de Vino", aunque conocí personas que me dijeron que ese apellido en su idioma natal no tenía ningún significado; uno lo escriben Weissman y otros Weiman. En los tiempos del Tercer Reich Adolfo Hitler en Alemania, ya que muchos judíos llevaban ese apellido y fueron llevados a la "solución final" en los campos de concentraciones nazis en tiempos de la segunda guerra mundial.

Yo paso a creer que el colono Damián Weimann vino de su tierra natal acompañado de sus hijos e hijas, debido a que su señora esposa Josepha Shwaerzle había fallecido y lo había dejado con sus muchachos y muchacha en una situación si se quiere muy precaria en su lar natal; motivándole esa situación a inscribirse en esa mala tragedia que luego vivieron a bordo de la fragata "Clemence", bajo el mando del Capitán N. Malvenir; ya que mi papá contaba que él nunca supo nada de la primera esposa de ese señor, aún cuando se había casado con otra mujer poco después que salió de La Colonia Tovar en 1.845. Eso quiere decir que tal vez su primera esposa murió allá en Forchheim. Lo que sí es cierto que los miembros de esa familia que vinieron fueron las siguientes personas: Damián Weimann (*23-09-1.803 -/+ 1.854), Elizabeth Weimann Shwaerzle (*20-06-1.827), *Damián Weimann Shwaerzle (19-08-1.828), Josepha Weimann Shwaerzle (*27-06-1.830), Amalia Weimann Shwaerzle (*02-02-1.838 /*1.926), Sebastián Weimann Shwaerzle (*19-01-1.833) y Sophie Weimann Shwaerzle (*19-12-1.839 / +12/2/1.843) quien murió de viruela a la edad de tres años y fue lanzado su cadáver al mar, al igual que mi tío Johann Kienzler Kabis que según mi hermano Sebastián Kienzler Tortoza fue lanzado al mar océano a la altura de la Isla de Trinidad.

Monografias.com

Replica de la Fragata "Clemence"

Los paisanos de la familia Weimann que vinieron con ellos fueron las siguientes personas: Elizabeth Binz (* 1.792), Sebastián Futterer (09-10-1.799), (*Josepha Burgenmeier, Bárbara Futterer (*1.807), Franz Anton Futterer (*16-01-1.820 /+ 1.869), Johann Futterer (*14-06-1.824), Benedik Futterer (*10-02-1.828), Rosa Futterer (*26-08--1.829), Rosina Futterer (*06-06-1.833), Johann Gerber (*31-03-1.803), Joseph Gerber (*04-02 1.811) Elizabeth Gerber (*23-03-1.833), Joseph Gerber (* 1.836), Josepha Gerber (* 1.838) Marianne Gerber (*1.840), Andreas Haas (*22-11-1.817), Magdalene Marz (01-07-1.813), Georg Müller (*13-04-1.809), Anastasia Müller (*16-12-1.836), Rosa Müller (*19-04-1.838), Josepha Müller (*05-03-1.842) y Franzisca Ritter (*29-08-1.809).

La familia Ritter se estableció entre Valencia y Puerto Cabello y allí formaron su familia; destacándose entre ellos el ingeniero civil Alexis Ritter quien es egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

¿De cuáles de esos paisanos de Damián Weimann nos puede hablar usted con cierta salvedad, señor Bruno?

Yo te voy a mencionar uno que fue amigo de mi abuelo Georg Kienzler Kabis y de mi bisabuelo Georg Kienzler Minis quienes salieron con ellos de La Colonia Tovar hacia La Guaira, probablemente entre 1.843 y 1.845. Uno de esos colonos alemanes fue Franz Anton Futterer quien era labrador en esa colonia alemana de Tovar y falleció en La Guaira en 1.869, aproximadamente a la edad de 50 años y su muerte fue certificada por el Dr. Francisco C. Yépez, siendo sepultado en la Fosa N° 136 en El Cementerio de Los Extranjeros de Punta de Mulatos; ya que mi abuelito Georg Kienzler Kabis asistió al funeral de su paisano en ese campo santo de La Guaira. Yo conocí su tumba en ese lugar cuando lo visité hace muchos años atrás, cuando se podía visitar de verdad, verdad; porque ahora está muy descuidado.

Monografias.com

Casa de Alexander Benitz Herb en La Colonia Tovar en 1.844

¿Y por qué esa gente se fue de La Colonia Tovar, señor Bruno Kienzler?

Mira vale, la gente no puede vivir de cova en cova, ya que esa vaina no se la cala nadie. Acuérdate que las formas de organización que tenían aquellos colonos alemanes en su tierra natal eran muy diferentes a las que habían aquí en Venezuela en esos días. Cuando esos mercaderes humanos y malos ciudadanos que ya te mencioné y entre los cuales estaba el mal parido de Alexander Benitz Herb quien por desgracia era un coloniero al servicio de los mandamás y hacendados venezolanos de la época, convirtió a su propia gente en carga humana esclavizada al servicio de los intereses de los generales en jefes y próceres de la independencia venezolana Carlos Soublette, Santiago Mariño, José Antonio Páez y del siempre traidor valenciano de Angel Quintero quien tenía una hacienda por los lados de Yuma.

Nuestra gente estaba muy mal vale, ya que habían perdido a varios de sus niños y adultos en tan malévolo viaje desde Francia a Venezuela. Yo no te voy a dar parte de quienes fallecieron en el viaje y estuvieron anotados en los papeles de mi bisabuelo Georg Kienzler Minis cuando vino en ese fatídico viaje con sus paisanos, quizás otros se me pudieran escapar de mi añeja memoria:

Colono Fallecido

Padre y Madre

Hermanos (as)

Origen en Badenia

Katherine Fehr Huber (*1.822)

Joseph Fehr y Katherina Huber.

Karolina, Joseph, Euphrosina, Johann Babtist, Karl, Maria Agathe y Fridolin Fehr Huber.

Munchweier.

Albert Michael Kaspar (*14/09/1.824)

Etenheim.

Euphrosina Lang (*24/03/1.809)

Herbolzheim.

Reinhard Vollweider Kath (*1.841)

Andreas Vollweider y Anna Kath Stein.

Wilhelm, Andreas y María Magdalena Vollweider Kath.

Eichstetten-Botzingen.

Fidel Morand Kerzenmacher (*24/04/1.819)

Johann Morand y María Eva Kerzenmacher.

Joseph y Petronella Morad Kerzenmacher.

Wyhl.

Augustin Schawan Wangler (*1.841)

Georg Schawan y Ursula Wangler.

Joseph, Agathe, Cecile y Stephan Schawan Wangler.

Munchweier.

Joseph Welti

Karl Wolf

Sophie Weimann Shwaerzle

Damián Weimann.

Elizabeth, Damián, Josepha, Sebastián y Amalie Weimann.

Forchheim. Josepha Shwaerzle era la esposa de Damián Weimann y murió en Alemania.

Genoveva Berthold

Etenheim.

Ricarda Gross

Johann Kienzler Kabis (*1.832)

Georg Kienzler Minis y Barbara Kabis Holvis.

Georg, Stephan, Xaver, Joseph, Leopold y Fridolin Kienzler Kabis.

Wasenweiler.

Karl Roth (*12/04/1.842)

Martín Roth y Katharina de Roth.

Martín, Pantaleón, Peter y Konstantin Roth.

Munchweier.

Fíjate la tragedia de rigor mortis que sufrieron mis antepasados antes de llegar a Venezuela, en donde muchos tenían viruela y algunos estaban enfermos de Hansen, otros de daltonismo y quizás de otros males que hasta ahora desconocemos, algunos inclusive han hablado que teníamos a nuestros loquitos también a bordo del "Clemence". Tu sabes que nuestra gente llegó al Palmar del Tuy y allí no había una mierda construida para los colonos; esos carajos del gobierno con el jala mecate de Benitz habían roto los acuerdos contraídos en una famosa posada del pueblo de Edingen-Badenia.

Monografias.com

Rada del viejo Puerto de La Guaira

Si esa vaina le hubiera pasado a los venezolanos de ahora, hubiesen dicho estas palabras: ¡Esta vaina da caligueba!

Sin embargo, en un principio nuestros bisabuelos y abuelos les echaron un cerro de bolas para tumbar esa montaña y poder construir unos albergues para proteger a la familia de ataques de serpientes, animales salvajes, mosquitos y zancudos y paremos de hablar guebonadas, porque siento una gran arrechera que desde esa época no se nos ha quitado por nada.

Y lo más arrecho es que llegaron en tiempos de las guerras campesinas y en la debacle del gobierno del General José Antonio Páez quien vivían peleándose con los hacendados y quitándoles sus propiedades, hatos, fincas, haciendas y ganado para engrosar sus riquezas, que al fin y al cabo quedaron en manos de un ladronzuelo que vino con la Legión Británica a combate en tiempos de la independencia, como fue el Coronel William o Guillermo Smith, cuyos hijos quedaron con esas inmensas fortunas, una vez muerto su padre y que el mismísimo General Páez jamás pudo recuperar; muriendo como un pela bolas en Nueva York, las malas lenguas de esas épocas decían que andaba de país en país mendingando una pensión y ganado real por las mentiras que contó sobre su actuación en esa gestas que se dio por la libertad de Venezuela.

El General Páez era tan mentiroso que hasta se inventó un cuento errado del Pedro Camejo, de que había muerto en Carabobo. Esa mentira se la han creído los guebones de este país; lo cierto es que Negro Primero sobrevivió a la Batalla de Carabobo y muy viejito andaba pelando bolas y lisiado por tierras de Chaguaramas en tiempos del General Cipriano Castro; ya que mi primo el General Valentín García Tortoza lo llegó a ver por esas tierras porque su madre María Genara Tortoza Ochoa a y su padre el General Paulino García vivían en Las Mercedes del Llano, Municipio El Calvario, y fueron ellos lo que dieron a conocer como ese héroe de la independencia andaba en la total indigencia con un papel arrugado y viejo que señalaba que era Capitán en el Batallón "Bravos de Apure".

Perdona que a veces me salga de la pregunta que me haces para contar estas guebonadas que vienen a mi memoria y que no debo dejar de escapar por nada del mundo. Lo que te estoy diciendo es verdad, porque mi primo lejano Valentín García Tortoza fue el niño corneta en Santa Inés que recibió de regalo del General Ezequiel Zamora el cuadro que le habían pintado en donde él tiene colocado un gorro militar sobre un sombrero de cogollo, en la cual interpretamos que el gobierno militar debe ser mandado por civiles; pero la vaina en Venezuela no es así, porque el mismo Simón Bolívar dijo que Venezuela es un cuartel y que para nosotros aprender la vaina hay que darnos con el TARMA por el rabo bien dado, ja, ja, ja.

Monografias.com

¿Sigamos con la vaina de la familia Weimann en La Colonia Tovar, señor Bruno Antonio?

Bueno vale. Una vez que los colonos están en El Palmar del Tuy y comienza a organizar a su gente y construyendo en cayapa sus casas que no se parecen en nada a las que ahora vemos en La Colonia Tovar y que fueron aprendiendo hacer el Pan o Proote a base de ñame que convertían en harina y de esa manera suplían al trigo que no existía por esos lados. Buscando además de mantener sus costumbres, lengua y tradiciones; siendo encerrados como esclavos modernos en esa montaña, que en parte se parecía a la Selva Negra de donde proveníamos todos.

Monografias.com

General Ezequiel Zamora

Pero cuando van a pasar las vainas, pasan vale. Unos pocos carajos de esos tuvieron la valentía de crear una vaina parecida a un Consejo Municipal o Gemeinderat en donde estuvo comprometido hasta la cacha mi bisabuelo Georg Kienzler Kabis. Esa vaina había dejado que desear, ya que antes se había ido de La Colonia Tovar algunos pioneros y la cosa se estaba tornando muy sería; lo que motivo a que estos antepasados dieran un agigantado paso para construir un pueblo como si estuviesen en su tierra natal de Badenia.

Al fin se dio lo que se tenía que dar la conformación de una forma de organización que desde su propia creación era un dolor d cabeza para los desordenados del gobierno venezolano. El día 16 de Abril de 1.843, los colonos reunidos como de costumbre en horas de la noche conformaron su Consejo Municipal, estando conformado por las siguientes personas:

Cargo

Nombre y Apellido

Oficio

Lugar de Nacimiento

Estado Civil

Alcalde

Andreas Vollweider.

Maestro tejedor.

Eichstetten.

Casado.

Concejal

Martín Collin.

Constructor de caminos.

Thanville.

Soltero.

Concejal

Franz Joseph Retti.

Zapatero.

Herbolzheim.

Casado.

Concejal

Georg Kienzler Minis.

Agricultor.

Wasenweiler.

Casado.

Concejal

Baptiste Blank.

Sombrero.

Etenheim.

Casado.

Concejal

Kaspar Berblinger.

Maestro carretero.

Herbolzheim.

Casado.

Concejal

Johann Müller.

Mesonero.

Gündlingen.

Soltero.

Secretario

Nicolás Teufel.

Maestro de escuela.

Württemberg.

Soltero.

Todos esos hombre fueron muy mal vistos por el gobierno nacional y fueron acosados y perseguidos por los jefes de La Colonia Tovar en las personas del Coronel Agustín Codazzi y de Alexander Benitz Herb quienes tenían un negoción con lo que esa gente producía en esas montañas. Eso carajos eran unos vulgares explotadores, vale.

Monografias.com

La Colonia Tovar en sus orígenes en 1.843

Andreas Vollweider se fue a vivir por los lados de Petáquire y murió en las acciones que se dieron durante la Guerra Federal en enero de 1.860. Justamente cuando el General Pedro Vicente Aguado después de haber recibido ciertas derrotas en La San Pablera y El Calvario en Caracas y luego en La Guaira y Maiquetía con sus tropas se trasladó al pueblo de San Joseph de Carayaca y allí dio un grito de Guerra a Muerte más arrecho que el de Simón Bolívar en 1.813.

¿Y qué papel jugaron los colonos alemanes en esa vaina de la Guerra Federal, señor Bruno?

Lo que si me llama la atención es que el colono Francisco Javier Beaumel (Franz Xaver Baumóhl) quien nació en Etenheim, el 14 de diciembre de 1.815. Quien notando el acelerado avance de las fuerzas del General en Jefe Pedro Vicente Aguado al pueblo de San Joseph de Carayaca el 3 de septiembre de 1.859, le escribió en esos mismos días desde la ciudad de Valencia al ricachón y bandido de origen mantuano caraqueño don Manuel Felipe Tovar, de que no había tropas gubernamentales en los Altos de Carayaca y de Petáquire, alertándolos de que las fuerzas federales pudieran pasar hacia los lados de La Colonia Tovar.

La verdad es que yo no entiendo porque él señala que los federales se iban a reunir con Alex Benitz Herb para tomar provisiones y desde allí avanzar hacia el pueblo de La Victoria. Lo que veo es que Franz Xaver Baumóhl andaba más en pro de resolver sus propios intereses personales, que en los de sus paisanos colonieros. ¿Qué hacía él en Valencia? ¿En que andaba?

Monografias.com

Firma masónica del colono Alexander Benitz Herb

Yo te voy a poner algunas palabras que el colono alemán Franz Xaver Baumóhl (Francisco Javiel Beaumel) natural de Etenheim, le escribió al bandido Manuel Felipe Tovar quien era el Vice-Presidente de Venezuela en esos momentos; sobre ese avance del General Pedro Vicente Aguado hacia el pueblo de Carayaca, el 3 de septiembre de 1.859.