Las Nociones Elementales de las Matemáticas y la lúdica



Resumen

En el presente trabajo se han tomado en cuenta las problemáticas más frecuentes que se presentan en la dirección del proceso educativo en el área de Nociones Elementales Matemáticas que limitan la pertinencia del mismo. Estos aspectos generan la necesidad de perfeccionar el modo de conducir las actividades por las educadoras en aras de lograr la relación entre lo afectivo y lo emocional, tomando en cuenta la lógica esencial de la prescolaridad, a partir del análisis de las relaciones esenciales entre la lúdica y las operaciones con conjuntos, aspectos que se sintetizan en las Didácticas particulares y que se constituyen expresión de la formación del profesional encargado de la educación de los niños de edad prescolar con las herramientas que beneficien su desarrollo integral. La aplicación de entrevistas, encuestas y observación al proceso educativo con los criterios de calidad permitió determinar las debilidades en dicho proceso y proponer las sugerencias más pertinentes para promover la creatividad, la solución de problemas sencillos, el desarrollo de la imaginación y la fantasía en el mundo de las cantidades tomando en cuenta los aspectos cualitativos y cuantitativos, considerados de gran importancia ya que estas tienen características propias, como contenidos y procesos a desarrollar propios de esta edad, sabiendo que en esta edad aprenden más y mejor de manera lúdica.

Introducción

El Licenciado en Educación Preescolar en el proceso de su formación se apropia de un sistema de conocimientos que se identifican con el objeto de una ciencia y con los problemas de la profesión, en la cual esté presente su lógica, uno de los objetivos fundamentales que debe caracterizarlo es aprender a resolver problemas de la práctica profesional con un enfoque integrador con un dominio profundo de los procedimientos a utilizar para su solución desde los más generales y frecuentes que se presentan en su actividad profesional.

Por otra parte en el proceso de formación del educador de la primera infancia, es pertinente responder a la necesidad de lograr un profesional con perfil amplio caracterizado por el abordaje de un sistema de conocimientos, habilidades, cualidades y valores, que posibiliten la dirección del proceso educativo con niños de 0 a 6 años y sus familias, con un enfoque integrador, personológico, humanista, socializador y flexible.

Para ello es importante que en la dirección del grupo en general y en particular este educador de la primera infancia se apropie de las herramientas que les permitan un proceso educativo creativo, desarrollador y la necesidad del enfoque lúdico, ambientalista, humanista, de igualdad de género, para lograr el máximo desarrollo integral posible de las potencialidades individuales de cada niño.

El educador de la primera infancia en su formación conoce cuales son las particularidades de esta etapa y las diversas formas de propiciar el desarrollo integral de ellos, pues los seis primeros años de la vida significan un período de importancia esencial para los niños y niñas, ya que sus posibilidades de desarrollo en esta etapa son extraordinarias y constituyen la base fundamental sobre la que se conformará la personalidad futura como ciudadanos.

En la práctica educativa se evidencian fisuras que marcan un proceso de calidad y es ahí donde el educador debe poner miradas, en aras de lograr avances significativos en las diversas actividades que realizan, entre las dificultades que se aprecian están:

Que los educadores no siempre garantizan el uso de métodos lúdicos para desarrollo de capacidades cognoscitivas en el área de nociones elementales matemáticas.

No siempre se toma en consideración el desarrollo sensorial como base principal del trabajo con los conceptos matemáticos en la edad preescolar.

En relación a estos aspectos se ve en mucho de los casos limitaciones de los educadores de la primera infancia para organizar un proceso donde se integren los contenidos relacionados con el entorno donde se desarrolla el niño y la niña, de manera que aprenda a partir de las experiencias que posee y del contexto donde se desarrolla.

Para ello se considera como problema las insuficiencias que se manifiestan en la dirección de los juegos para ofrecer tratamiento a contenidos de Nociones elementales matemáticas.

Por tanto es importante reconocer que la Matemática es una ciencia que permite al niño y a la niña relacionarse con el mundo que lo rodea. En la medida en que la educadora en formación interiorice estos aspectos, conseguirá advertir mejor los objetivos y los contenidos del programa educativo, así como realizar un trabajo didáctico y metodológico más eficaz y seguro.

Las relaciones cuantitativas existen dentro del universo en que se desarrollan los niños y niñas, pero ellos son inexpertos y no podrán por sí solos conocerlos, para ello es importante que, mediante su propia actividad las conozca y se interese por ellas. En la enseñanza de las Nociones matemáticas, el desarrollo sensorial desempeña un papel fundamental ya que constituye la base principal del trabajo con los conceptos matemáticos, en estas edades hay que tener presente también la importancia que posee la actividad cognoscitiva para la formación de estas nociones matemáticas en los niños y niñas, en los inicios del desarrollo de su pensamiento lógico.

Es responsabilidad de los educadores crear las bases para que los preescolares aprendan a pensar, si esto no ocurre será muy difícil que puedan establecer relaciones cualitativas y cuantitativas entre objetos del medio donde se desarrollan y después no son capaces de transferirlas a otras situaciones de la vida diaria, en sus actividades y juegos.

Objetivo: Reflexionar con los estudiantes los modos de actuación a partir de su desempeño profesional en el trabajo con los niños desde una visión lúdica en el área de Nociones elementales matemáticas.

Desarrollo

De ahí la tarea de preparar al futuro profesional es de gran importancia en la medida que pueda resolver los problemas profesionales que aparecen en el modelo que se aspira como profesional, a partir de sus particularidades propias y proporcionarles modos de actuación profesional pedagógica para que los pueda transferir en el área de Nociones elementales matemáticas desde la actitud lúdica que pueda asumir.

En la formación de este profesional se tiene como propósito fundamental, ofrecerle los recursos teóricos y didácticos imprescindibles para que sea capaz de dirigir con calidad el proceso educativo en las dos modalidades del currículo.

Báxter E. (1989) considera por formación profesional "todos aquellos estudios y aprendizajes encaminados a la inserción, reinserción y actualización laboral, cuyo objetivo principal es aumentar y adecuar el conocimiento y habilidades de los estudiantes y futuros trabajadores a lo largo de toda la vida". (Sánchez Pupo J. M, 2011)

De igual manera Turner L.M. (2007) valora la formación profesional "como un proceso consciente de enriquecimiento interior de los individuos, mediante la asimilación de una cultura y una historia que caracterizan el modo de actuación de una profesión especifica en un momento y entorno determinados en la que se incluyen conocimientos, habilidades y valores puestos en la práctica para desarrollar el saber, el saber hacer, el saber convivir y el saber desaprender, que caracteriza cada profesión".

Horrutiner, P. (2006), al referirse al proceso de formación de los profesionales subraya lo que él conceptualiza como formación en la Educación Superior Cubana, enfatizando en que éste no sólo tiene que ver con el desempeño profesional, sino que su alcance es mucho mayor, y tiene como propósito el desarrollo integral del estudiante y como resultado la apropiación de conocimientos, hábitos, habilidades y cualidades que indican un desarrollo determinado del sujeto.

De acuerdo a lo planteado se hace una exaltación de las condiciones que debe alcanzar el estudiante en su formación desde lo profesional, lo que se comparte, sin embargo, no se precisan cuáles son las habilidades y cualidades más apremiantes que deben garantizarse en este proceso, fundamentalmente si se pretende ser educador de los niños de 0 a 6 años, lo cual tiene que tener una distinción en el orden comportamental, en aspecto del trabajo pedagógico para la educabilidad de las emociones, no se trata sólo de entrenar habilidades, sino más bien de desarrollar cualidades de la personalidad que hagan al sujeto potencialmente más apto para dirigir la comunicación con los otros.

Venet R. (2009), considera que en la formación del profesional de la educación resulta necesario promover reflexiones en lo relativo a la mentalidad instrumental y operativa, que con frecuencia aparece en dicha formación, al poner la mirada enfáticamente en las apropiaciones cognitivas, intelectuales o ejecutoras y en el desarrollo de las competencias curriculares como indicadores de logro y pertinencia de dicha formación, soslayando el lado sentimental, emocional y lo motivacional del sujeto en formación, sobre todo si se consigue lo primero.

La idea anterior, se comparte reconociendo que en el proceso de formación del profesional es oportuno dominar emociones del mismo modo en que se adquieren los conocimientos y se ejecutan tareas porque de esta forma se puede afrontar con mayor éxito las adversidades frecuentes que se presentan en la vida y en el ejercicio de la profesión.

Rabilero H. (2009) se refiere la formación profesional pedagógica en la que asume una posición importante cuando argumenta las particularidades de esta categoría, y destaca las aristas pedagógicas de la profesión, concibiendo desde su propuesta el desarrollo de la identidad profesional del estudiante y la legitimación y esencialidad pedagógica de esta formación.

Se confirma entonces, por Rodriguez Rodríguez D (2014) que en el proceso de formación profesional se destacan las potencialidades formativas presentes en la actividad que desarrolla el estudiante, en los diferentes procesos que se realizan los deben proporcionar acciones que contribuyan al desarrollo de la identidad [1]donde él se reconozca como profesional y profundice en los conocimientos que debe alcanzar para desempeñarse óptimamente, no sólo desde el punto de vista intelectual sino en aspectos que lo haga cada vez más humano. Estos aspectos resultan válidos en esta investigación, por lo que se asumen como fundamentos de esencia.

Para lograr este proceso de formación profesional de educación preescolar, se consideran de gran valor las relaciones que el estudiante establece con el mundo de las relaciones, su entorno que posibilitan enriquecer las actividades de dicho proceso; estas no son sólo las académicas, científicas y las laborales, se incluyen también las extensionistas que se dan en su formación como estudiante universitario y otras propias de este nivel de educación, que inciden en la formación y desarrollo de la personalidad de los niños de 0 a 6 años.

Todo el quehacer de la formación está en correspondencia con el Currículo de la educación preescolar el cual posee sus fundamentos y contenidos que parten desde la significación e importancia de las Nociones Elementales de Matemática para la educación del niño de la primera infancia, las implicaciones en su desarrollo intelectual, el trabajo con conjuntos en las edades preescolares. La formación y reconocimiento de conjuntos por el aspecto cualitativo, sus características y los pasos de la acción con sus niveles de complejidad significando el reconocimiento de conjuntos para el desarrollo del pensamiento de los niños.

Otro aspecto que resulta de gran importancia es la Teoría de Conjuntos, necesarios para una mejor comprensión por parte del futuro profesional de los procedimientos que se realizan con los niños y niñas, y de los elementos metodológicos necesarios para hacer más efectiva esta labor, haciendo énfasis en el juego como herramienta didáctica para enseñar y para aprender.

Los niños nunca son demasiados pequeños para interesarse por las matemáticas y la biología. En realidad, los niños son investigadores y matemáticos naturalmente. Su curiosidad es natural. Cuando usted los anima a hacer preguntas y los ayuda a explorar y a encontrar respuestas, está alentando su interés en las matemáticas y la sabiduría. Los niños que tienen estas experiencias cuando son pequeños, desarrollarán más interés en las matemáticas cuando sean grandes.

Es el juego la actividad fundamental, que le posibilita incorporar amplias representaciones acerca del mundo que lo rodea, apropiarse de variados modos de acción, desarrollar sus procesos psíquicos y algunas cualidades positivas de la personalidad.

Para el desarrollo de las habilidades en las nociones elementales matemáticas en el preescolar se requiere comprensión significativa de los conceptos matemáticos, para ello los profesionales desde su formación deberán plantearse practicas docentes más innovadoras y deben estar conscientes que la educación matemática en el preescolar, es de gran importancia ya que estas tienen características propias, como contenidos y procesos a desarrollar en esta etapa, sabiendo que en esta edad aprenden más y mejor de manera lúdica.

Las Nociones Elementales de Matemática constituyen una vía que permite a los preescolares relacionarse con su medio e interesarse por conocerlo, las relaciones cuantitativas están dadas en el medio donde se desarrollan los niños, solo es necesario que vean que existen objetivamente, será de fácil comprensión para las los futuros profesionales, si se analizan las situaciones que se les presentan a los niños en la vida diaria, en los juegos en las actividades lúdicas en las actividades laborales, de construcción en los diferentes procesos de satisfacción de necesidades básicas.

La labor del que enseña está en ayudar a los niños a encontrar la relación esencial, que lo fundamental es el conocimiento de las relaciones cuantitativas, para el éxito de estas tareas se tiene que tener presente los juegos de los niños, de lo que ellos han podido hacer, e investigar si los errores cometidos se deben al desconocimiento de las relaciones cuantitativas, pues los juego permiten ofrecer mejor tratamiento a las operaciones con conjuntos y a resolver problemas sencillos por los niños.

En la Educación Preescolar se debe tener en cuenta, tanto el desarrollo de las habilidades en los niños como el desarrollo de los procesos cognoscitivos. Si nos preguntáramos qué es lo fundamental para la formación de nociones matemáticas en la edad preescolar, llegaríamos al convencimiento de que lo fundamental lo constituye el trabajo con conceptos matemáticos apoyados en el desarrollo sensorial de los niños.

La infancia preescolar es un período de desarrollo sensorial intenso y de perfeccionamiento de la orientación en cuanto a las propiedades y a las relaciones externas de los fenómenos de los objetos en el espacio y en el tiempo.

La actividad del conocimiento comienza con las sensaciones y percepciones. Estas son fundamentales para la comprensión del medio y sus relaciones y constituyen la premisa básica para la actividad del pensamiento.

Veamos entonces qué es la percepción: "Percepción es el reflejo integral de las diferentes propiedades de los objetos (color, forma, tamaño, textura, posición en el espacio) y constituye el fundamento de toda la actividad mental del hombre, pues es, a través de la percepción, que el individuo entra inicialmente en contacto con la realidad circundante, y es la base para el conocimiento, para la orientación hacia las propiedades y relaciones externas de los fenómenos y objetos en el espacio y el tiempo. Si el pensamiento significa el conocimiento de los vínculos de las relaciones esenciales y estables de los objetos y fenómenos de la realidad, el conocimiento sensorial constituye el sustrato material, los datos de esa realidad, sobre los cuales el pensamiento, con ayuda de la palabra, unifica los hechos percibidos y logras las generalizaciones de sus interconexiones y de las leyes sobre las cuales se basas dichos hechos. A ahí la importancia tan extraordinaria que para el desarrollo intelectual tiene la percepción"

En tal sentido se hace necesario que en el proceso de formación del profesional encargado de la atención de la primera infancia se enfatice en los aspectos que se dan en el desarrollo del pensamiento desde las tareas de Nociones elementales de Matemática, y sobre todo, los pasos de la acción dentro de las operaciones con conjuntos donde tienen lugar las operaciones mentales.

En relación a ello el análisis es la descomposición real o mental que se realiza de un todo o fenómeno, en cada una de sus partes integrantes, lo que propicia que se identifiquen las diferentes partes, sus características y propiedades.

El proceso de síntesis es cuando se produce la unión de un todo unificando sus diferentes elementos, partes y características, en todas las operaciones mentales el niño analiza, sintetiza y por ende son operaciones básicas del pensamiento.

Al comparar se establecen semejanzas y diferencias entre objetos y fenómenos de la realidad, esta es otra operación mental y no matemática.

Es importante la abstracción como operación mental sin embargo se dificulta en los niños pero es necesaria siempre para llegar a la generalización la que desempeña un papel importante pues se logra saber cuáles propiedades son fundamentales y esenciales, y cuáles no. Por tanto la abstracción es el proceso que excluye lo no esencial de lo esencial y donde el pensamiento se concentra en las características esenciales y más generales de un grupo de objetos dados.

No se resuelve nada si el niño logra llegar a la abstracción antes de haber hecho un análisis, pues va a obtener un resultado equivocado, es la generalización una recopilación de las características comunes de los objetos o fenómenos, que permite agruparlos, por su esencia, bajo un concepto o generalizarlos en una ley.

Cuando se llega a la generalización se comprende el proceso que se manifiesta en la realización de disímiles tareas.

Dentro del trabajo con conjuntos que se debe trabajar el profesional de la educación en la primera infancia se incluyen dos aspectos fundamentales a desarrollar con los niños, el establecimiento de relaciones cualitativas y el establecimiento de relaciones cuantitativas.

El aspecto cualitativo en el trabajo con conjuntos, está referido a las características de los elementos, lo que permitirá desarrollar las diferentes operaciones teniendo en cuenta la naturaleza, el color, la forma y el tamaño de los elementos y el aspecto cuantitativo está dado en el trabajo con la potencia de los conjuntos, o sea, que solo nos interesa que el niño y la niña trabajen con la cantidad de elementos o de objetos que tienen dichos conjuntos lo que posibilitará el reconocimiento de los primeros números naturales en el sexto año de vida.

Este trabajo debe posibilitar que se logre el máximo desarrollo integral posible de cada niña y niño, desde el nacimiento hasta los seis años, lo que permitirá enfrentar sin dificultad la solución de las operaciones matemáticas en los diferentes dominios numéricos.

Tomando en cuenta el fin de la educación preescolar se hace pertinente considerar los criterios de Ríos I. (2007) cuando fundamenta y conceptualiza el niño de la primera infancia, que refuerza la mirada que demanda esta etapa de la vida y pone al descubierto sus debilidades y fortalezas, al considerarlos como: ser biológico en intenso crecimiento; ser social y cultural por su origen, que deviene individual a partir de la apropiación activa de las experiencias aportadas por su medio específico; ser afectivo y dependiente, con capacidad para transitar al autovalidismo; ser con extraordinario potencial de desarrollo; y portador de derechos para el alcance de una vida plena

Ratifica la necesidad de la integración, coherencia y unidad del sistema de acciones educativas para la formación de las niñas y los niños de cero a seis años, pondera el papel de la familia, así como de los agentes educativos que interactúan con los pequeños en el proceso de apropiación de la experiencia histórico-social que les ha antecedido; apropiación que tiene lugar fundamentalmente mediante los procesos de educación, por medio de la actividad y la comunicación, la interacción con el entorno, los adultos y coetáneos.

Resalta la importancia del papel activo de cada uno de las niñas y los niños, por tanto, implica aspirar a lo que pueden lograr a partir de sus particularidades individuales; cuestión que destaca el papel de la estimulación por las enormes posibilidades que ofrece la etapa en sí misma para el inicio, formación, fortalecimiento y consolidación de los procesos psíquicos que le van a permitir elevar su desarrollo a niveles superiores, consecuencia además del papel que logren en la construcción de su conocimiento.

Considera que las acciones educativas que se realicen deben tener en cuenta el conocimiento del desarrollo alcanzado por cada uno de las niñas y los niños, para promoverlo a un nivel superior, y propiciarles placer, generar inquietudes, curiosidad, afán por aprender; como expresión de las contradicciones resultantes del rol activo asumido en el proceso de apropiación de la cultura.

El trabajo con conjuntos en la edad preescolar se inicia desde el tercer ciclo de la Educación Preescolar, tomando como base toda la experiencia acumulada por los niños y las niñas acerca del conocimiento de los objetos y las relaciones que desde el punto de vista cualitativo se establecen entre ellos.

En torno a lo anterior, el proceso de formación profesional tiene como propósito esencial contribuir a dicha formación desde un enfoque integral educativo de la personalidad del estudiante universitario, lo cual requiere, para alcanzar lo integral y lo educativo, pensar en el carácter multidimensional de este proceso y la trascendencia en este contexto de la dimensión pedagógica de la profesión esencialmente para la educación de los niños de 0 a 6 años, y a partir las funciones que desempeñarán una vez egresados, en las tres esferas de actuación, el Círculo Infantil, el programa Educa a tu hijo y el grado preescolar en la Escuela Primaria, para ello se requiere una formación profesional desde la lógica de la preescolaridad.

La preescolaridad es entonces una categoría que designa las características esenciales de aquella etapa del desarrollo humano que comprende los primeros seis años de vida, llamada etapa preescolar, así como del proceso educativo que se produce en esta situación de desarrollo donde la lúdica en general y el juego en particular se constituyen en cualidades esenciales de la educabilidad del niño. Rodriguez D (2014)

Es así como la preescolaridad se constituye en una cualidad de la formación del profesional de la educación preescolar, en tanto la lógica de su formación debe responder a la lógica de la etapa preescolar, en virtud de facilitar la construcción del modelo profesional donde armonice lo didáctico, lo científico metodológico y lo emocional.

Considerando la lúdica en general se recomienda enseñar a los profesionales las didácticas desde las actitudes que deben asumir en el proceso para una mejor comprensión de las tareas intelectuales por los niños.

Aprender a desarrollar actitudes lúdicas en la vida y en el proceso educativo, es sin lugar a dudas, uno de los ingredientes necesarios para disfrutar de una vida lograda con armonía y satisfacción. .¿Cuándo un joven en su formación inicial manifiesta tener una actitud lúdica? supone que previamente ha aprendido a: "saber jugar" sin embargo lo más correcto sería decir que les han enseñado a: "saber jugar", porque como en todo lo relacionado al ser humano, "a jugar" se aprende de la mano de otros, esto es, desde el modelo que otros pueden ofrecer a modo de personalización o demostración o tal vez una sugerencia. .¿En qué consiste eso de "saber jugar en la vida"? ¿Qué se brinda de nuestra actitud en el juego? ¿Qué posibilidades permite ofrecer? ¿Qué pierden los infantes si no los enseñan a jugar, o si los educadores no se atreven a desplegar una actitud lúdica en determinadas circunstancias? . Mediante el juego se conforma el estilo genuino de ser, estar y de vivir en la vida. En el juego, se juega con la representación de lo singular, se aprende a jugar jugando y se hace siempre desde y en compañía de otros. En primer lugar, con la madre, y posteriormente con las figuras significativas y significantes mejor dicho aquellas que proveen las acciones de afecto, estímulo, palabras, miradas y gestos, que incitan a emprender el mundo de la fantasía, lo cual significa un reto de los infantes "fantasía", porque desde la perspectiva del niño o del que empieza a aprender una nueva actividad, la realidad es sobre todo un espacio y un tiempo de exploración y descubrimiento, un modo de poner a prueba su imaginación.

El niño cuando juega, explora, descubre, se confronta con una realidad que le es siempre novedad, jugar, a cualquier edad, es un proceso de descubrimiento progresivo de cambios, es un atreverse a hacer aquello que inicialmente no se sabe no se puede intuitivamente hacer, solamente si se tiene experiencia del entorno que le rodea.

En relación a lo expresado en la idea anterior se comparte completamente al reconocer que el educador tiene la gran responsabilidad de sostener una actuación en correspondencia con las necesidades lúdicas que manifiestan los niños con los que trabaja ya que esto facilita el desarrollo intelectual, motriz, comunicativo y afectivo, sin embargo, a nuestro modo de ver si se necesita sugerir, recomendar, orientar y demostrar al educador cómo hacer y cuánto hacer para tener una actitud lúdica no solo en el juego sino en toda la dirección del proceso educativo, donde tenga presente emociones positivas para un desarrollo emocional o afectivo óptimo, en el que tenga notoriedad otras maneras de encauzar las actividades de forma recomendable.

En este sentido las autoras de esta investigación son del criterio que las maneras que frecuentemente se utilizan para realizar la conversación de los juegos están siendo muy reproductivas y no favorecen el desarrollo y creación de situaciones lúdicas por los propios niños donde tengan lugar las relaciones, las acciones, los roles y los objetos.

Con relación a ello es necesario que el educador de la infancia de 0 a 6 años reconozca la importancia que tiene en su desempeño pedagógico poseer una actitud lúdico emocional como la forma más pertinente de comunicarse con los niños para sugerir las acciones en los diversos juegos que realizan, sin imponer los roles que desean asumir los niños en el juego, y se trata de empatizar en todo la dirección del proceso a partir de reconocer sus necesidades de afecto y solucionar además sus conflicto de la manera más acertada . Entendiéndose como actitud lúdico emocional: a la disposición que debe poseer todo educador preescolar para la dirección del proceso educativo tomando como célula estructurante el juego y la recreación que proporcione bienestar, placer, disfrute y armonía al mantener un estado emocional positivo.

En este particular el educador debe promover el estado emocional positivo en el proceso formativo de la personalidad, donde se implica cuando hace un desdoblamiento emocional centrado en emociones positivas, al favorecer un clima socio psicológico agradable que beneficie el comportamiento de los niños y niñas centrado, en la autoconfianza, seguridad emocional y distención.

El período preescolar resulta crucial para establecer los cimientos de las habilidades sociales y emocionales, las cuales tienen provechosas consecuencias a largo plazo sobre la vida y se reflejan en un historial adulto de comportamiento socialmente aceptado y más favorecido por una vida feliz y armónicamente estructurada. Las emociones del niño sólo alcanzarán la plena madurez cuando lo haga su sistema nervioso a lo largo de un proceso que va desplegándose en función de las pautas que va marcando su educación en las diferentes etapas de su desarrollo.

Sugerencias

A continuación se presentan las sugerencias que se ofrecen a los profesionales en su formación desde la didáctica de las Nociones Elementales Matemáticas con acciones lúdicas.

Formación de conjuntos: La formación de conjuntos es el procedimiento mediante el cual los niños y las niñas, de acuerdo con criterios de selección dados previamente, seleccionan objetos de un dominio básico y los reúnen en un conjunto.

Procedimientos para la formación de conjuntos:

Ejemplo: Juego de roles Argumento "LA familia"

La educadora con actitud lúdica se dirige a los niños y le plantea una situación problémica desde el juego de roles. "He tenido que mudarme para una casa nueva y ya está el camión ahí con todos los muebles pero quisiera que ustedes me ayudaran a organizar mi nueva casa".

Miren bien todos los muebles

¿Qué muebles están en el camión?

¿Qué lugar de la casa les gustaría organizar primero?

_Vamos a organizar los muebles de la sala (estas propuestas permiten a los niños observar, seleccionar, clasificar, comparar) es importante partir del dominio básico en este caso los muebles, ellos irán organizando a partir de las orientaciones dadas por la educadora hasta organizar los diversos espacios previstos para el argumento seleccionado y siempre quedaran en el dominio básico otros muebles de otros argumentos. (Supermercado, policlínico etc.)

Descomposición de conjuntos: La descomposición de conjuntos es la acción mediante la cual los niños y niñas forman bajo determinados puntos de vista, subconjuntos disjuntos con todos los elementos de un conjunto inicial dado.

Si se analiza la definición se puede determinar como elementos esenciales que caracterizan el procedimiento de descomposición los siguientes:

En la Educación Preescolar se entiende por unión de conjuntos, el obtener un conjunto formado, al menos por dos subconjuntos cualesquiera

Ejemplo: desde un juego de movimiento "Carreras en saco"

Aquí es importante saber que los juegos de movimientos provocan diversas sensaciones en los practicantes y, a la vez, propician el desarrollo de diferentes procesos psíquicos, entre ellos las percepciones, las sensaciones, la imaginación, la atención, el pensamiento, la voluntad, los sentimientos, el carácter y el temperamento. Deben responder a las necesidades de los niños y niñas, cumplan las reglas establecidas y los momentos de su dirección.

La educadora inicia su juego de movimiento diciéndoles a los niños y niñas, saben en la comunidad se está celebrando una actividad por el día del deporte y nos han venido a invitar ¿qué creen? , no podemos dejar de asistir, ¡vamos a pensar¡

¿Qué vamos a hacer para tener participación?

Les propongo hacer un juego de movimiento

¿Cuáles serían de su agrado? Cuales son de su preferencia

Ahhhh ¡Carreras en saco¡ ummm somos mucho

Para realizar este juego tenemos que separarnos, somos mucho, debemos distribuirnos en dos equipos

¿Cómo se van a separar?

¿Cómo se van a distribuir?

Miren lo que ha sucedido, ustedes se han separado los niños y las niñas, pero podemos hacer dos equipos con niños y niñas cada uno.

Vamos rápido y veloz sin perder tiempo

De que otra forma nos podemos separar para hacer dos equipos que tengas cada uno la misma cantidad.

Entonces a jugar los niños y las niñas recuerden que ganan los que salten con el saco y sin empujarse que el equipo que llegue primero será el ganador.

Atentos todos, miren cuantos niños vienen de otros círculos infantiles

También podíamos unirnos para ver cuantos equipos se forman

Es importante ofrecer varias posibilidades a los niños para esta operación.

Reconocimiento de cantidades: El reconocimiento de conjuntos es el procedimiento mediante el cual los niños y niñas perciben y conjuntos dados de acuerdo con las características o con la potencia.

Constituyen alternativas para el reconocimiento:

Ejemplo: Juego dramatizado "el jardinero"

En este caso se parte del conocimiento de una obra trabajada en el área de lengua materna y que sea del dominio de los niños.

La educadora presenta con actitud lúdica les dice pasen señores soy la promotora cultural de esta comunidad y los invito a participar en un evento muy importante solo que tenemos el retablo armado y los actores aún no han llegado y es hora de que comience la función, ¿quiénes me pudieran ayudar?

¿Qué obra seleccionarán?, los niños rápidamente ante esta situación problémica seleccionan de manera independiente sus vestuarios, las máscaras y los elementos que le sirven para el dramatizado. Se ponen de acuerdo entre ellos los roles a realizar y las acciones.

A los espectadores se les va haciendo preguntas en la medida que van entrando los personajes del dramatizado, para propiciar las relaciones afectivas.

¿Cuántas mariposas hay en el jardín?

Que cosa tan curiosa_ han llegado las abejas a libar las flores, que bonitas lucen,

¿Cuántas abejas llegaron?

¿Cuántas flores hay en el jardín?

De esta manera la educadora dará tratamiento a las cantidades de 1 al 3 hasta llegar al 5

El niño puede reconocer estas cantidades en diferentes posiciones, por percepción simultánea

Relación parte todo: es un procedimiento que permite en estas edades, la utilización de modelos lineales simples para comprender, de manera efectiva el significado de cada acción a realizar, lo que contribuye en la formación de un pensamiento más generalizador en los niños y las niñas.

El trabajo con esta relación tiene gran importancia en el desarrollo intelectual del niño y para comprender cómo opera la descomposición y la unión de conjuntos, así como la modelación del algoritmo de operaciones aritméticas fundamentales, que ayudan a resolver problemas sencillos, además, en la educación primaria, sirve como soporte para que los niños se formen una idea clara de lo que cada una de las cuatro operaciones significan. Lo que representa una gran economía a de pensamiento, siendo más certeros al resolverlas con éxito.

La relación parte todo se rige por cuatro reglas básicas

Ejemplo: juego didáctico El cumpleaños.

En los juegos didácticos se combina correctamente el método visual, la palabra de la educadora y las acciones de los niños con los juguetes, materiales, láminas etc. Así, dirige la atención de los niños, los orienta, logra que precisen sus ideas, amplíen su experiencia.

En cada juego didáctico se destacan tres elementos:

1. El objetivo didáctico.

2. Las acciones lúdicas.

3. Las reglas del juego

Por tanto el objetivo: identificar la relación parte todo al descomponer el kake del cumpleaños.

Acción lúdica: los matices y el ambiente que cree el educador

Reglas del juego: que todos los niños alcancen una parte del kake.

Escuchen esa melodía tan linda que está pasando

Ahhhh que bien dicen que es el cumpleaños de la seño Mónica.

¡Qué sabroso se ve ese kake que le han traído¡.

¿Qué creen si empezamos la fiesta?, demos unos pasillos y la vuelta al ritmo de música jjjjjj

Vamos a repartir el dulce ¿quiénes me ayudan?

Pero tenemos que fijarnos que alcancen dulce todos los invitados.

Y ahora que ha pasado con el dulce,, se repartió, se distribuyó a los invitados

¿Cuándo estaba el dulce completo había más cantidad?

Que paso al distribuirlo a los invitados

Al distribuirlo en parte para cada invitado hay menos cantidad.

Para tener el dulce nuevamente

¿Qué tendríamos que hacer?_ unir las partes que le toco a cada invitado

Trabajo con longitudes

¿A qué llamamos magnitud?

Llamamos magnitud a clases cuyos elementos al aplicar algún procedimiento de medición específico para ellos se obtienen resultados iguales. Entre las magnitudes más conocidas y aplicadas en la vida diaria están las de longitud, las de superficie, las de volumen, las de tiempo, las de peso (o masa), entre otras.

¿A qué llamamos medir?

Medir es el procedimiento que nos permite determinar cuántas veces el representante de una magnitud se encuentra contenido en otro de la misma magnitud. Al representante seleccionado para realizar esta comparación se le llama unidad de medida o magnitud unidad.

¿Por qué solo se trabaja con longitudes?

Entre las magnitudes, las longitudes aparecen en la vida de los niños/as, ellos viven con estas. Las longitudes incluyen: largo, ancho y altura, que en los objetos ocupan su lugar de forma convencional, es decir, de acuerdo con la posición que ocupan en el espacio.

El largo y el ancho se ven en posición horizontal, mientras que la altura se observa de forma vertical.

Por la complejidad que tiene diferenciar el largo del ancho, en la educación preescolar solo se trabajan el largo y la altura.

¿A que llamamos medir longitudes¿

Lamamos medir longitudes a la cantidad de veces que está incluida una longitud en otra, tomando una de ellas como unidad de medida.

Esto nos quiere decir, que el acto de medida siempre implica el resultado numérico de la comparación entre dos más magnitudes (longitudes en el caso de la educación preescolar)

Para medir longitudes hay que tener en cuenta tres aspectos fundamentales:

Es importante que el educador tenga en cuenta que la unidad de medida y la cantidad de medida son inversamente proporcionales. Mientras mayor sea la unidad de medidas, menor será la cantidad de medida.

Para este contenido se consideran pertinente los juegos y las obras de construcción con el material correspondiente por el valor pedagógico, para ello es necesario enseñarles la actividad de la construcción, en ella los niños asimilan los hábitos más sencillos de la construcción con materiales de madera; con ellos se les enseña a colocar los ladrillos en filas rectas, acerca una parte del espacio, así como a construir algunas edificaciones en forma de torres y también muebles, transportes, etc.

En la edad preescolar se debe insistir en actuar solidariamente en el juego, donde existan interacciones lúdicas, pueden construir colectivamente, pues un niño hace el caminito y el otro el edificio, la avenida, el parque y siembran árboles como elemento adicional para decorar las construcciones.

Ejemplo: juego de construcción "Mi ciudad"

La educadora ya tiene las condiciones creadas para esta actividad con los medios y materiales que se necesitan para construir en estas edades y además los niños deben tener una preparación previa para ello.

La educadora con actitud lúdica y vestida de constructora, llega al salón y les dice a los niños, estoy muy cansada, vengo del trabajo voluntario que hay cerca del círculo, he tenido que trabajar mucho y quiero invitarlos a participar en esas obras que se ejecutan por el aniversario de la ciudad, pero vamos cantando con mi martillo martillo martillo con mi martillo martillo yo, y asi… hasta llegar recuerden que tenemos que trabajar todos porque nos están pidiendo que hagamos una construcción moderna para embellecer y modernizar la ciudad.

Qué creen podemos construirla? Recuerden los medios que necesitamos para nuestra protección (cascos) tenemos que dejar la ciudad lista para el aniversario,

Se deja a los niños que seleccionen los materiales y se pongan de acuerdo con sus amiguitos, que bien harán parques, avenidas, sembrarán árboles, muy bien fantástica idea, los árboles son los pulmones de la ciudad y así contribuimos a preservar el medio ambiente. Entonces ¡a trabajar¡

Qué bonita ha quedado la ciudad,

¿Todos los edificios son iguales?

¿Tienen la misma altura? _ Los edificios tienen diferentes alturas hay bajos y altos

¿Cuál es el más bajo?

Miren comprueben el edificio que está en medio de los árboles, _ ¿es más alto que el edificio que está delante? (se aprovecha el tratamiento a las relaciones de lugar medio, derecha, delante, detrás)