La pelea en las redes



Cuba ofrece envío de brigada médica a Perú por lluvias torrenciales

Cuba ofreció a Perú el envío con celeridad de una brigada médica para brindar ayuda de emergencia a la población afectada por las torrenciales lluvias que devastan diversas regiones de ese país, informó la embajada cubana. Se trata de 11 médicos, 10 licenciados, un administrativo y un médico-jefe de brigada, en tanto cada especialista está dotado de dos mochilas con medicamentos y material que permitirán atender por el tiempo indicado a 20 mil pobladores.

Monografias.comMonografias.comMonografias.com

27/3/2017.

Miami critica la colaboración médica cubana

El libelo miamense el Nuevo Herald por hablar mal de Cuba, criticó el costo de la colaboración médica cubana, obviando la labor humanitaria que médicos, enfermeros y personal paramédico realiza en favor de la vida de millones de personas, algo que ningún otro país realiza en este mundo neoliberal donde solo el dinero mueve a las personas y los enfermos son visto como simples sujetos que generan altas sumas, que enriquecen a las agencias de seguro e instituciones hospitalarias.

Arthur González (El Heraldo cubano).

¿Qué sabe Miami de solidaridad e internacionalismo

La sinonimia suele emparentar los términos "solidaridad" e "internacionalismo", pero la carga ideológica de cada uno los descose. La ideología, en tanto reservorio de ideas políticas, los remite a sus espacios respectivos y les asigna un discurso y gestualidad diferentes. Los estratifica. Entendemos la solidaridad como una práctica altruista, humanista, de quienes ejecutan el acto solidario de manera espontánea, a veces sin ningún comprometimiento político, a lo sumo desde una posición democrática; mientras el internacionalismo —condicionado por la ideología política revolucionaria— desborda esa práctica, opera en sincronía con las fuerzas morales y valores que crean la práctica y educación revolucionarias.

En otras palabras, solo la ideología revolucionaria eleva al ser humano a la aprehensión de un discurso y una práctica internacionalistas. Por consiguiente, un capitalista puede ser solidario, pero no se elevará a la realización internacionalista, a menos que su concepción evolucione hacia estadios superiores.

En esta estratificación el internacionalismo se articula como un escalón superior a la solidaridad. A nivel individual (microsocial), por ejemplo, opera como ocurre con un miembro de una organización política que se respete o un ñáñigo. El ñáñigo verdadero es ñáñigo siempre, al igual que el religioso auténtico. Se enfrentan a la vida con sus concepciones individuales. Desde el punto de vista macrosocial, pongo otro ejemplo un tanto más complejo: a la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), con los 33 Estados soberanos de la región, instrumento equitativo de cooperación, la unen lazos menos fuertes que al ALBA (Alianza Bolivariana para las Américas). Hasta ahora, a la CELAC la unen lazos de cooperación y solidaridad, mientras que al ALBA, lazos de internacionalismo. Sin embargo, Cuba se presenta en ambos bloques con la carga de internacionalismo que porta en sus hombros, con ese discurso purificado por las concepciones revolucionarias más avanzadas. Los dos bloques defienden su soberanía, luchan por la integración, pero lo ideológico marca la diferencia.

Sigo con los ejemplos. Busco un Granma del 2008 en el montón de periódicos y revistas que he venido guardando a lo largo de años. Son bastante, pero están organizados; por eso lo encuentro con facilidad. Lo abro sobre la mesa en la hoja nueve: "5 preguntas sobre el Caricóm". Una fotografía de Fidel al centro de los jefes de estados. En la parte inferior de la fotografía se lee: "La primera Cumbre Cuba - Caricóm tuvo lugar en La Habana, el 8 de diciembre del 2001". Le pongo el periódico de manera que pueda analizar el cuadro inferior de la hoja, y las banderas y el nombre de los integrantes. Le explico los cálculos y sumas realizados en ese mismo 2008 con las cifras de cada país:

—Mira, de los 14 países que en el 2008 integraban el bloque, Cuba le había prestado colaboración médica a 12, en los cuales los médicos, enfermeros y personal de la salud habían realizado más de 17 millones de consultas, 118110 partos, 250294 acciones quirúrgicas y habían salvado 321620 vidas humanas… Cuando comienza el terremoto en Haití, ya el personal cubano estaba allí hacía rato.

—Lo sé, lo sé —me advierte tratando de descifrar el enlace que quiero establecer y adelantarse a las conclusiones.

—Ahora, en el 2013, casi un lustro después y en cerca de un centenar de países, los datos se han multiplicado —tomo otro de los Granma más recientes y se lo abro sobre el anterior. Le señalo con un lápiz el artículo "Milagro de la solidaridad", sobre la Operación Milagro, en virtud de la cual se han beneficiado más de dos millones de pacientes de otros países—. Eso se llama internacionalismo, porque independientemente de las concepciones ideológicas de esos países, el gesto cubano desborda la solidaridad, impelido por resortes más profundos…

La cantidad no determina, pero enfatiza una verdad: a esa magnitud se puede llegar solo con el empuje de una sólida carga ideológica, sin contar las condiciones y lugares donde realizan su trabajo los internacionalistas. Pocos capitalistas, especialistas, sacrifican sus beneficios y comodidades en las populosas metrópolis para meterse en lugares tan recónditos. Es la condicionalidad ideológica la que mueve a actuar de uno u otro modo. Por eso, si antes a Cuba la llamaban "Isla de la Libertad", hoy muchos le dicen "Isla de la Cooperación".

—Mira, en este mismo artículo aparece otra acepción aportada por el Primer Ministro de San Vicente y Las Granadinas, Ralph Everard Gonsalves. Dice refiriéndose a estas cirugías gratuitas: "…es un gesto increíble de solidaridad internacionalista". ¿Entiendes eso?.. Refiere Gonsalves que solidaridad a secas no significa internacionalismo, o sea, sin proponérselo, pues así lo concibe, jerarquiza los términos….

También en el concepto de Revolución de Fidel los términos se emplean ya estratificados (28). Si bien en un primer momento el vocablo solidaridad refiere un valor sincrónico con el altruismo, el desinterés, la modestia, el heroísmo incluso, el término internacionalismo contiene esos valores y se eleva a la categoría de consumación de la cultura política de la nación. Uno es valor, instrumento para ascender; el otro, fin, objetivo estratégico a alcanzar, meta.

—Tu especulación me provocó la interrogante de inmediato —me culpa justificándose—, por eso le di vueltas y vueltas hasta preguntarte.

—No sé si alguien ha establecido esa diferenciación. Antes se hablaba de internacionalismo proletario y después, de internacionalismo socialista, pero en este tipo de "texto entero" debe quedar clara, o por lo menos proponer esa reconfiguración. El lector podrá dejarla o tomarla. Te advierto que a veces es más fácil emplear el término solidaridad. También, sin plena conciencia de ello, la gente jerarquiza esos términos, inconscientemente, por sedimentación cultural.

— ¿El marxismo no habla de esa jerarquización en las internacionales comunistas?... Estoy de acuerdo contigo, de hecho opera esa codificación, se emplea casi como un consenso.

—No la he visto en el marxismo clásico. En el marxismo contemporáneo sí hay numerosos "matices divinos". Además, la referencialidad del internacionalismo decimonónico remite al proletariado, que viene de prole. A veces, se olvida eso. La centralidad moderna no tenía una mirada ni siquiera oblicua sobre la otredad. El internacionalismo hoy, el purificado hasta nuestros días, posee un carácter realmente popular, inclusivo.

— ¿Y Lenin,…o la tercera internacional?

—Ya te digo, el nexo socialismo - internacionalismo no desbordaba la época, aunque por supuesto, ya entonces había alcanzado cierta purificación, y se habló de "pueblo". Ya hoy el panorama es más claro en este aspecto, aunque las sociedades son más complejas…

Ya el pueblo cubano no es ni siquiera el graficado en La historia me absolverá.; somos herederos pero no los mismos. Y cuando le hablo de centralidad moderna me refiero al más desplazado, a ese otro olvidado, al discapacitado, al negro, a la mujer, al LGBT, por encima incluso del carácter popular de ciertas realizaciones…

Retorno a la propuesta:

—Ciertamente, emplear los términos solidaridad e internacionalismo como sinónimos, facilita la escritura; pero tratándose de un estudio, de un análisis, me parece más justo. Si quieres lo tomas.

—Hay más favoritismo por el empleo del término solidaridad, es más funcional como tú dices, un vocablo más modesto, más inclusivo, transigente quizás, menos agresivo a "los amigos", menos vanidoso, menos altisonante. Pero lo justo se debe aceptar. Además, esa estratificación se impone, pues no es lo mismo el altruismo de un "maceta aburguesado" que el de un constructor revolucionario.

21/4/2017.

¡Y la bola se vaaaa, se vaaa, se vaaaa… jonrón de Venezuela!

Cerca de 400 jonrones le ha dado Venezuela a la Derecha en la MLB y ahora va por el 401 en la OEA. Y yo que pensaba que era mejor quedarse para combatirlos en su propia madriguera. Pero bueno, Maduro fue un canciller brillante y es un revolucionario excepcional cuando Chávez lo eligió como su mejor discípulo; y a Deisy por aquí la nombramos "La Canciller de la Dignidad" (como a nuestro inolvidable Roa) cuando le dio unas patadas por el trasero al indeseable Almacri. Además, la cúpula chavista ha demostrado cordura y firmeza. De modo que si decidieron "sepultar" a la OEA sus razones bien fundadas tienen. ¿Qué pasará ahora?... Absolutamente nada: subjetivas presiones sin ningún fundamento por parte de la OEA, pero hasta ahí.

¡Y cuidado no haya una reacción en cadena! Las armas nucleares están de moda en esto momentos. Algunos países como los del ALBA pueden explotar una bomba nuclear para la OEA largándose también de esa cueva. En su tiempo Cuba estaba solita, solita, pero Venezuela tiene muchos amigos. Sigamos, pues, el curso de los acontecimientos.

Monografias.comMonografias.com

"Normalmente ni siquiera es necesaria la censura. Pero no porque haya libertad de expresión, no. Nadie niega que haya libertad de expresión, pero si no hay censura no es porque haya libertad de expresión: es, más bien, porque todos los periodistas a los que habría que censurar (con la consiguiente merma de la libertad de expresión) están en el puto paro. ¿Alguna vez nos hemos preguntado en serio por qué en las democracias europeas o en los EEUU no hay (casi) presos políticos? No hay presos políticos no porque haya libertades políticas, sino porque la política no tiene la menor posibilidad de intervenir en el curso de la realidad. Vivimos en una sociedad hasta tal punto chantajeada por sus estructuras económicas, que se puede permitir el lujo de ser todo lo democrática que quiera, ya que, de todos modos, ninguna intervención democrática tiene ninguna posibilidad de prosperar. Ahí donde la palabra no tiene ninguna posibilidad de intervenir en el curso de las cosas, ¿por qué no decretar la libertad de expresión más absoluta? Ahí donde las asociaciones que no tengan un millón de euros de capital son absolutamente impotentes, ¿por qué no decretar la libertad de asociación y de reunión, el pluripartidismo y su puta madre? Está bien eso de decretar la libertad de prensa en una sociedad como ésta; al noventa y cinco por ciento de los ciudadanos nos tranquiliza de la hostia saber que si tuviéramos tanto dinero como Polanco nada nos impediría decir lo que nos diera la gana en El País o en El Mundo o en El AntiGlobo que decidiéramos fundar.

"Así es este mundo, en el que el Estado de Derecho no lo trae el Derecho, sino el capital. Flexibilizar el mundo para las necesidades del capital tiene que ser, forzosamente, la mejor manera de extender el Derecho. No importa que toda la historia del siglo XX haya demostrado lo contrario. Los capitalistas de los países capitalistas no se llevan mal con el Derecho, viven en Estado de Derecho, como prueba el hecho de que nunca van a parar a la cárcel. Es más, cuanto más capitalista eres, menos problemas tienes con el Derecho

"nosotros estamos acostumbrados a que la realidad coincida con la ley no por eficacia de la ley, sino por privilegio de la realidad".

ULTRAMERCENARIOS ENCUBIERTOS.

Monografias.comMonografias.com

Dice Bachar el-Assad que los yanquis en Venezuela hacen lo mismo que hicieron en Siria; emplean el mismo truco viejo. Introducen en las manifestaciones y enfrentamiento callejeros a mercenarios que le disparan a ambos bandos; o sea matan a gente de la Izquierda y de la Derecha. Así incendian la disputa, atizan el enfrentamiento con esos ultramercenarios encubiertos. Viejo, viejísimo truco que las mafias utilizaron en ciertos momentos.

¡GANCHO DE MADURO AL MENTÓN! ¿CONTEO DE PROTECCIÓN!

Monografias.comMonografias.com

Para nuestros avisados que aseguran que a Maduro no lo han dejado gobernar (como si no fuera ese el camino atiborrado de obstáculos de las Revoluciones verdaderas. ¿Ha existido alguna que no haya pasado por el mismo camino infestado?)

Maduro esgrime con pericia el Artículo 347: la Asamblea Nacional Constituyente, entrampa a la Derecha en la Constitución venezolana. ¡Ahora le toca al pueblo.

¡Así, así, así es que se gobierna! ¡Así, así, así es que se gobierna!

ME DISCULPAN LOS RELIGIOSO HONESTOS.

Monografias.comMonografias.com

Monografias.com

Pensaba el Burrito Trump (aunque se pongan bravos los burros) que tenía todo el poder ¡Qué estolidez! A más de tres meses de haber ascendido a la Casa Blanca, el Pentágono lo tiene enredado en sus poderosas madejas. Apenas si tiene tiempo para procurar empleos para sus conciudadanos. Dicen que ha cumplido todo lo que prometió en su campaña, pero apenas si ha hecho lo que le conviene al verdadero poder de las élites. Pensaba él que iba a hacer lo que quisiera, pero nada: las élites le han impuesto el camino. Me disculpan los religiosos honestos, pero si Dios bajara a Estados Unidos, tendría que comportarse.

Capitalismo marca u.s.a.

Monografias.com

Odebrecht en llama en Argentina, Brasil y otros países. ¿Odebrecht o capitalismo

2/5/2017.

ENTRE CAPITALISTAS Y SOCIALISTAS: EL ÚNICO ACCESO A LA SALVACIÓN DEL PLANETA.

Se impone aclarar que somos internacionalistas sobre todo porque nuestra historia es parte de la historia del internacionalismo. Yo diría, acaso la parte más enjundiosa si sumamos el presente y su proyección al futuro; la proyección que dirigió Fidel como no lo había hecho nadie. Sin embargo, todo eso estaba en los genes de nuestra historia, en los genes de la nación desde antes de su surgimiento incluso. No somos más que eso, la savia de nuestros abuelos y nuestros padres. Desde Hatuey, Céspedez, Gómez, Martí e incluso antes, porque en el genoma nuestro todavía se visibilizan aquellas pautas de los aborígenes.

De manera que el costo de la solidaridad es el costo de la vida para el cubano que sabe asumirse: Cuba no hubiese sido Cuba sin solidaridad ni internacionalismo. ¿De dónde venimos? es la respuesta exacta a ¿Por qué somos internacionalistas? Si bien Cuba lo ha desarrollado en dimensiones antes desconocidas (cuyos ejemplos se leen en el artículo, y mucho más) no es menos cierto que venimos precisamente de esa solidaridad y ese internacionalismo y hemos sobrevivido por ellos. Asumir esa cubanía es nuestro reto mayor.

¡Que no nos duelan los desagradecidos, pues, que nos alegren los agradecidos y los cubanos que sepan asumirlo!

Recuérdese, además, que la proyección de la solidaridad y internacionalismo signan la salvación del planeta, solo a través de ellos se puede llegar al primer paso hacia esa salvación: a la cooperación entre capitalistas y socialistas, único acceso a la salvación del planeta.

Repito: la solidaridad y el internacionalismo son el único acceso a la cooperación entre capitalistas y socialistas para salvar el planeta. No hay otro acceso. He ahí la proyección más arriba mencionada.

Saludos.

3/5/2017

LOS ALCONES DEL PENTÁGONO ADVIERTEN AL BURRITO.

Anunció Trump en una entrevista con la Agencia de noticias Bloomberg que "Si fuera apropiado reunirme con él –se refiere a Kim Jong-Un- lo haría absolutamente. Me sentiría honrado de hacerlo. Siempre y cuando ocurra bajo las circunstancias correctas. Pero lo haría".

En la guerra de Corea EE.UU. exterminó el 20% de la población norcoreana, o sea de unos 10 millones de habitantes acabó con la vida de 2 millones. Y de 500 mil capitalinos solo quedaron 50 mil. Solo la ayuda solidaria e internacionalista de China y la URRS (sobre todo en alimentos) salvó a la nación. Mucho le debe EE.UU. a Corea del Norte… Bueno, ¿a quién no le deben esos bandidos?

Les recomiendo, al respecto, leer en Cubadebate el artículo de Atilio Borón publicado en el día de hoy

NI "CONVERGENCIA" NI "TENDER PUENTES": COMO SI EL CICLO SE CERRARA.

Claro que no hablo de esas no tan obsoleta políticas revisionistas de los años 60 y 70, posteriores a la guerra fría (que no son tan obsoletas porque sus métodos aún se utilizan con otros nombres), se trata de la solidaridad y el internacionalismo en tanto senderos imprescindibles para la cooperación, por la fórmula:

SC + IS = CI

SC - Solidaridad capitalista

IS - Internacionalismo del Socialismo

CI - Cooperación Internacional.

(Solidaridad capitalista + Internacionalismo del socialismo = Cooperación internacional)

He ahí el camino para salvar el planeta del deterioro de las condiciones naturales de vida del hombre.

El socialismo solo no puede salvar el planeta, dada la hegemonía que posee el capitalista en todos los campos. Al capitalismo (ese que si quisiera pudiera) no le interesa ni derrochar su dinero en proyectos molestos y mucho menos dejar de ganar dinero y riqueza continuamente. De manera que se impone tomar el ejemplo de Cuba, el ejemplo de solidaridad e internacionalismo, que nos lleva directo a la cooperación.

Hace millones de años, el hombre se salvó del clima, del frío y los desastres naturales recurriendo a la cooperación primitiva. Solo aquella unidad, aquella cooperación, aquella solidaridad primera lo salvó de perecer. Y también aquellas primarias emigraciones, grandes emigraciones de África hacia Europa y el Asia las lograron gracias a la cooperación primitiva. Hoy le resta al hombre adoptar el mismo procedimiento primitivo de cooperación. Parece como si el ciclo se cerrara.

Los capitalistas no pueden ser internacionalistas como los revolucionarios, pero pueden ser solidarios, el del internacionalismo y el de la solidaridad, en tanto factor común facilitarían la cooperación en este sentido. Cooperación que articulará de manera eficaz las voluntades políticas de los gobiernos para salvar el planeta. No existe otro camino. Tomemos por ejemplo, junto al de Cuba, el de la Celac misma, cuya membresía está conformada por capitalistas y socialistas. Se debe cooperar, entonces, en cuanto nos es común, y por qué no, en cuanto une a capitalistas y socialistas. De lo contrario las próximas generaciones del homo sapiens (ricas y pobres) no solo serán sepultureras del planeta, sino pasto del tiempo inminente.

4/5/2017.

Fidel y las tecnologías de la información y las comunicaciones

Como ha dicho el estadista argelino Abdelaziz Bouteflika, Fidel viajaba al futuro y después venía y nos lo contaba. Así, todavía más de medio siglo antes de este bum de las TIC, Fidel le hablaba al pueblo de ellas, un pueblo que entonces ni se imaginaba que las TIC ya existían. Fidel le decía al pueblo en 1965, demostrando que siempre estuvo encaramado en el pensamiento más avanzado:

"…subestimaron a nuestro pueblo, calcularon mal; y ellos, acostumbrados a trabajar con cerebros electrónicos, con datos, con cifras, con computadoras de todo tipo, se equivocaron, porque hay algo que sus cerebros electrónicos no podían medir, hay algo que sus computadoras no podían calcular, y eso era: la dignidad, la moral, y el espíritu revolucionario de nuestro pueblo. Porque fue el espíritu del pueblo lo que aplastó a los invasores".

Discurso pronunciado en el Acto de Conmemoración de la Victoria de Playa Girón 19 de abril de 1965.

Eso mismo les pasa hoy con Venezuela, que sus computadoras no pueden calcular el espíritu revolucionario del pueblo venezolano. Por cierto, también mencionado por Fidel en ese discurso.

30/5/201

 

 

 

Autor:

EnriqueMartínez Hernández.