Monografías Plus »

Propuesta para establecer un Supermercado Vegano en la Ciudad de Panamá



Introducción

En el siglo XXI las costumbres alimenticias de la población mundial han evolucionado de tal manera que comer ha dejado de ser un acto para cumplir una necesidad fisiológica, a ser un pensamiento que conlleva decisiones inteligentes y beneficiosas para el organismo. La sociedad panameña no se ha quedado atrás y año tras año aumenta el movimiento emprendedor de personas que promueven la idea de "comer mejor", ofreciendo productos que no afecten negativamente al cuerpo humano y por lo tanto, de mayor calidad.

A pesar de que en Panamá son varios los establecimientos que ofrecen comida orgánica, no hay ninguno especializado en vender productos veganos. Tampoco existen todavía los supermercados que incluyan varios servicios (ejercicio, asesoramiento nutricional, restaurante, venta de productos) en un único lugar.

El objetivo de este proyecto es la creación de una propuesta para el establecimiento de un Supermercado Vegano en Panamá ("The Vegan Shark"), el cual suponga una revolución y actualización del mercado alimenticio actual, brindado a los clientes productos y servicios de primera calidad, en un país en el que la demanda en este ámbito va en aumento y será mucho mayor de cara al futuro.

En el capítulo primero se estudia la situación actual de Panamá a nivel económico, político, social y cultural, así como la caracterización del movimiento emprendedor a nivel general y en el aspecto alimenticio orgánico y vegano. Se plantea además, cuál es el problema existente, y cuáles son los objetivos a cumplir en el transcurso de este proyecto. Por último se toman en consideración los alcances y límites de esta investigación, así como la justificación y los beneficios esperados.

En el capítulo segundo se analizan las bases teóricas más importantes que afectan a la creación del plan de negocios del Supermercado Vegano, que en este caso concreto son: El veganismo, la alimentación orgánica, la medicina Ayurveda y el ejercicio y la salud.

En el capítulo tercero se manifiesta la opinión de la sociedad panameña acerca de esta propuesta novedosa a través de las encuestas presentadas, así como la opinión de expertos en el ámbito mediante el uso de la entrevista, para finalmente hacer un análisis de lo obtenido.

Por último, en el capitulo cuarto se exponen tres estudios fundamentales para el desarrollo de este proyecto: El estudio de mercado, el estudio técnico y el económico, que finalmente demuestran la rentabilidad y las posibilidades de éxito de este negocio.

Resumen ejecutivo

Debido a la problemática evidenciada en cifras estadísticas que hacen énfasis en demostrar que las mayores causas de muerte se dan por enfermedades causadas por una mala alimentación, ha ido surgiendo una clara tendencia al consumo de alimentos orgánicos.

Se propone un plan de negocios para establecer la factibilidad de crear un Supermercado Vegano que ofrezca alimentos orgánicos, además de servicios de asistencia personal y ejercicios de yoga y meditación.

La elaboración del plan comenzó con la investigación de mercado mediante la aplicación de una encuesta que permitió determinar los hábitos, gustos y preferencias del consumidor panameño, y de esta manera determinar la aceptación de la idea del negocio y proyectar una demanda estimada.

Se llevó a cabo un plan de marketing con el fin de crear el máximo valor para los clientes, se realizó un plan técnico y se identificó los recursos y procesos requeridos para llevar a cabo el proyecto y cumplir con los objetivos del negocio.

Se recurrió a información real para el establecimiento del monto de la inversión inicial, y los costos de operación que la compañía debe incurrir para funcionar.

Se realizó un análisis financiero, quedando así demostrada la alta rentabilidad que genera el plan de negocio evidenciada a través del cálculo del VPN y TIR, entre otros indicadores financieros que confirmaron la viabilidad del proyecto.

Variables

Vegano, alimentación, marketing, orgánico, emprendimiento

Abstract

Due to the problematic evidenced in statistical figures that emphasize and demonstrate that the major causes of death are due to diseases caused by a poor diet, a clear tendency has appeared for the consumption of organic foods.

That is why it is proposed to develop a business plan to establish the feasibility of creating a Vegan Supermarket that offers organic foods, as well as personal assistance services and yoga and meditation exercises in Costa del Este, Panama City.

The elaboration of the plan began with the market investigation by means of the application of a survey that allowed to determine the habits, the tastes and the preferences of the Panamanian consumer, and in this way the acceptance of the business idea and project an estimated demand.

A marketing plan was developed in order to create maximum value for clients, a technical plan was drawn up and the resources and processes required to carry out the project and meet the business objectives were identified.

Real information was used to establish the initial investment for the project, and the operating costs the company must incur in order to function, additionally, a break-even point was also determined to know from which point the project would generate profits.

Finally, a financial analysis was elaborated, demonstrating the high profitability generated by the business plan evidenced by the calculation of NPV and IRR, among other financial indicators that confirm the viability of the project.

Variables

Vegan, feeding, marketing, organic, entrepreneurship

Capítulo 1:

Fundamentación

Capítulo 1: Fundamentación

Antecedentes del problema

La República de Panamá está situada en América Central, tiene una población de 3.990.000 habitantes, se encuentra en la posición 130 de la tabla de población, la cual está compuesta por 196 países, esto equivale a 53 habitantes por km2. Panamá es la economía número 80 por volumen de PIB. Su deuda pública en 2015 fue de 18.215 millones de euros, con una deuda del 38,77% del PIB. Su deuda per cápita es de 4.635 euros por habitante.

Monografias.com

Ilustración 1 imagen de Panamá

Capital: Panamá

Población. 3.990.000

Superficie: 75.420 km2

Moneda: Balboas

El PIB per cápita es un muy buen indicador del nivel de vida y en el caso de Panamá, en el año 2015 fue de 11.959 euros, con el que se sitúa en el puesto 58 del ranking y sus habitantes tienen un bajo nivel de vida en relación al resto de los 196 países del ranking de PIB per cápita.

El Producto Interno Bruto de Panamá logró un crecimiento de 6,2% durante el primer trimestre de 2017, según el último informe de la Contraloría General de la República.

Un crecimiento por arriba de las expectativas hasta el momento. Cabe recordar que las estimaciones oficiales para el crecimiento del país son de 5,8% por parte del Gobierno y 5,2% de organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Económica para América Latina.

Monografias.com

Ilustración 2 Gráfico perspectivas de crecimiento 2017

Fuente: MEF

El Comercio fue la categoría económica que más aportó al aumento del PIB trimestral, con una contribución al crecimiento de 138.2 millones, lo que representa un repunte de 9,5%, esta categoría económica alcanzó la cifra de 1,592.2 millones. La variación positiva de este sector se debe primordialmente al incremento de doble dígito en el valor de las reexportaciones desde la Zona Libre de Colón.

El crecimiento del primer trimestre  fue impulsado por el comportamiento de la categoría económica de "Transporte, Almacenamiento y Comunicaciones", la cual creció 10,4%, lo que equivale a 136.3 millones. Este sector sumó la cifra de US$1,441.7  millones. Este aumento fue logrado por el incremento de carga y peajes del Canal de Panamá, la variación positiva de doble dígito de los puertos y el incremento de los ingresos en el transporte aéreo, en especial desde el aeropuerto de Tocumen, en adición al alza de las actividades de telecomunicaciones.

La construcción es la categoría económica con mayor peso en el PIB del primer trimestre del 2017. Esta categoría de actividad económica representa el 16,7% de todo el producto interno bruto del trimestre y alcanzó la cifra de US$1,601.8 millones. El crecimiento en total de la construcción para este periodo fue de US$99.6 millones.

En cuanto al Índice de Desarrollo Humano o IDH, que elabora las Naciones Unidas para medir el progreso de un país y que en definitiva muestra el nivel de vida de sus habitantes, indica que los panameños se encuentran en el puesto 60.

Durante la ultima década, Panamá ha sido una de las economías de más rápido crecimiento en todo el mundo. El crecimiento medio anual fue del 7.2% entre el año 2001 y el año 2013, más del doble del promedio de la región. Para el año 2017 se ha mantenido en 5.4%, y se espera que aumente para el próximo año 2018. Existen buenas razones para esperar que el crecimiento de Panamá se mantenga entre los más altos de América latina. Con el proyecto de construcción de la segunda línea del Metro y el tráfico adicional generado por la ampliación del Canal, las inversiones públicas también se mantendrán altas. Además, la inversión privada deberá seguir siendo fuerte.

Monografias.com

Economía panameña seguirá creciendo

Con baja inflación y buen desempeño fiscal

Las perspectivas de alto crecimiento en los próximos años se sustentan en las nuevas oportunidades impulsado por el sector privado en áreas claves como transporte y logística, minería, servicios financieros y turismo.

La segunda línea del Metro tendrá la capacidad para transportar 16 mil personas, consta de 21 trenes de 5 vagones cada uno. Surge como la mejor opción para disminuir en forma significativa los tiempos de viajes de desplazamientos de mayor magnitud y recorrido, garantizando así una mejor calidad de vida para la población residente.

La ampliación del Canal de Panamá tiene como objetivo principal incrementar la capacidad del país para beneficiarse de una creciente demanda de tráfico, que afecta tanto al volumen de carga, como al aumento del tamaño de los buques que van a usar la vía interoceánica. Esta ampliación, permitirá al Canal, gestionar la prevención de la demanda de tráfico más allá de 2.025, y los ingresos totales por año, ajustados por inflación, se elevarán a más de 6.200 millones de dólares.

Referente a las inversiones públicas, existen pronósticos para los próximos años que señalan que el crecimiento económico será el resultado de un alto nivel de inversión pública en la parte de construcción de infraestructura y la reactivación del crecimiento de las económicas latinoamericanas de las cuales se depende por las actividades de transporte aéreo, puertos, turismo y comercio en zonas francas.

Panamá está bien posicionada para seguir avanzando hacia los objetivos de desarrollo del Banco Mundial, de acabar con la pobreza extrema e impulsar la prosperidad compartida, esto gracias tanto a las perspectivas de crecimiento como a la renovada atención del Gobierno a la inclusión.

El Plan de Desarrollo Estratégico 2015-2019 del Gobierno se basa en dos pilares de inclusión y competitividad e incluye ciertos aspectos como el de impulsar la productividad y diversificación del crecimiento, mejorar la calidad de vida, fortalecer el capital humano, desarrollar la infraestructura y apoyar la sostenibilidad del medio ambiente, incluida la gestión.

En cuanto a la condición actual de la política panameña el poder público emana del pueblo y lo ejerce el Estado conforme lo establece la Constitución política, a través de tres órganos: ejecutivo, legislativo y judicial, que actúan separadamente pero en amónica colaboración.

Actualmente funcionan en Panamá 13 ministerios: Ministerio de la Presidencia, Ministerio de Gobierno y Justicia, Ministerio de Economía y Finanzas, Ministerio de Relaciones Exteriores, Ministerio de Comercio e Industrias, Ministerio de Educación, Ministerio de Obras Públicas, Ministerio de Salud, Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, Ministerio de Vivienda, Ministerio de Desarrollo Agropecuario, Ministerio de la Juventud, la Mujer, la Niñez y la Familia, Ministerio de Asuntos del Canal.

El desempleo creciente se ha convertido en uno de los problemas más graves que ha padecido el país en los últimos cinco años, afectando más del 5% de la fuerza laboral del país. Estos niveles constituyen motivos de preocupación para toda la sociedad, donde el trabajo asalariado constituye la mayor fuerza de ingreso para toda la población. Y más del 40% se encuentra en el mercado informal. El área de Colón es las más afectada, ya que esta íntimamente ligada al comercio en el área del Caribe, y las perspectivas de recuperación son muy lentas. El problema del desempleo afecta más a la población joven ya que la población desocupada esta comprendida en 15 y 24 años de edad y es la mujer joven la más afectada. Esto debido a la falta de estudios.

Luego de evaluar el entorno del país, se puede observar que Panamá tiene altos índices de crecimiento, por lo que es posible el establecimiento y la innovación de un supermercado de comida vegana, que cuente con asesoría nutricional ayurveda personalizada, servicios de restaurante y un área donde se realicen ejercicios para el bienestar espiritual.

Información sobre el movimiento emprendedor en Panamá

Un empresario/a es toda aquella persona cuya intención es tener una orientación gerencial, creando o adquiriendo una empresa en la que predomina la innovación y la posesión de ventajas competitivas frente al resto. Tiene la capacidad de poder visualizar una oportunidad de negocio y en consecuencia de ello asume riesgos y beneficios.

El emprendimiento empresarial es un movimiento o mejor dicho, una actitud, en el que uno o varios sujetos desarrollan una idea o iniciativa llevando a cabo una nueva empresa o un proyecto. Permite el alcance de metas y logros mayores. En la última década el nivel de emprendedores ha aumentado debido a la crisis económica mundial en la que predomina el desempleo, razón por la que muchas personas han decidido aventurarse y arriesgarse a renunciar a la estabilidad salarial de un empleado para pasar a ser un empresario.

En Panamá, según datos de "La Prensa" del año 2015-2016, el emprendimiento juvenil ha aumentado con el paso de los años y varias instituciones, entre ellas la AMPYME (Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa; perteneciente al sector público), se dedican a proporcionar a todos los jóvenes las herramientas adecuadas para el desarrollo de sus proyectos.

Existen además tallares de emprendimiento como Emprende Panamá llevado a cabo por la institución autónoma SENACYT (Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación), dirigido al público joven entre 20 y 35 años, con el objetivo de convertir Panamá en un centro de emprendimiento e innovación a nivel global. También el

Centro de Innovación de Ciudad del Saber ofrece cursos totalmente gratuitos para emprendedores que tengan o no experiencia previa.

"El emprendimiento nace de una idea y despierta el interés suficiente para llevarla a cabo" (Anaximena Esquivel para La Prensa 2016). Se podría decir que Panamá está en su mejor momento en este aspecto, debido a que ha sabido aprovechar las oportunidades y facilitar los recursos necesarios, así como agilizar el proceso de registro y la obtención de licencias, en contraposición a las limitaciones más estrictas que surgen de las instituciones gubernamentales y las regulaciones de los mercados en otros países.

Panamá es uno de los países principales en el ámbito de la emprendeduría de la región de Latinoamérica, hecho que también se relaciona con su ubicación estratégica debido al Canal de Panamá y en consecuencia a su internacionalización. Pero también es necesario añadir que una de las causas principales del emprendimiento en el país se debe al aumento del PIB (Producto Interno Bruto) en la última década.

Un estudio llevado a cabo por el Global Entrepreneurship Monitor (GEM) en el año 2013, estableció que el 20.6% de la sociedad panameña era emprendedora (TEA refiriéndose a la Actividad Emprendedora Temprana que consta de emprendedores nacientes más los nuevos), y que la mayoría de ellos se localizan entre la ciudad de Panamá y la provincia de Colón. El estudio del GEM del año 2016 detalló una disminución considerable de este porcentaje en 13.2%, no obstante, siendo superior al del 2015. Y es que esta alteración en las cifras es una consecuencia directa de la crisis económica mundial que se está atravesando desde hace varios años, no obstante, siguen siendo porcentajes significantes.

El movimiento emprendedor panameño no solamente ha beneficiado a las personas a desarrollar sus ideas, sino que además, según el MITRADEL (Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral) también se han generado un gran número de empleos (aproximadamente 104.156 entre el año 2014 y 2017), lo que supone un aspecto muy positivo para la economía del país. Es necesario remarcar que este año 2017 también se ha empezado a trabajar arduamente para la igualdad de género en el ámbito del emprendimiento, ofreciendo a las mujeres las mismas oportunidades y recursos que a los hombres. Por esta razón la AMPYME, el INAMU (Instituto Nacional de la Mujer) y el INADEH (Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano), han implementado un programa bajo la denominación "Mujer Emprende", hecho que además de beneficiar al sector económico como se mencionó con anterioridad, también se convierte en un mérito y un aspecto muy positivo a nivel social.

Monografias.com

Ilustración 4 Estudio del GEM 2016-2017

Fuente: GEM

En la siguiente imagen puede apreciarse el nivel de emprendimiento desarrollado en Panamá frente al resto de países de Latinoamérica y de la región del Caribe, en los que el primero contiene sus puntos fuertes en infraestructura física y las políticas gubernamentales.

Movimiento cultural y emprendedor sobre la alimentación orgánica y vegana en Panamá

En Panamá operan más de 15 restaurantes exclusivos de comida orgánica y otras alternativas que incluyen en su menú. La producción orgánica anula cualquier actividad que involucre el uso de químicos, aditivos, hormonas y preservantes.

La creciente demanda gastronómica de alimentos con toque orgánico despierta el interés de los chofes y dueños de establecimientos, por incluir en su menú platos con estos ingredientes.

"Más que una moda es un cambio de hábitos alimenticios", asegura la chef Raisa Kiener, propietaria del restaurante Terrae. En este restaurante incluso las bebidas con licor tienen un toque orgánico.

Algunas de las alternativas disponibles en el mercado panameño para los clientes que prefieren los alimentos cultivados sin el uso de pesticidas y fertilizantes químicos son en la ciudad de Panamá son: Loving Hut (restaurante de comida vegana), Kakoi (restaurante orgánico con alternativas veganas), Green Bar (bar de jugos naturales con ingredientes orgánicos y con opciones veganas), Terrae (restaurante orgánico con opciones veganas) , Maito (destacan por tener su propio huerto en el que emplean el

método de agricultura orgánica) y Manolo Caracol (en el que solamente emplean ingredientes de agricultura orgánica para su cocina),

Además también existen varios supermercados orgánicos con productos veganos en la ciudad, como por ejemplo: We Fresh Market (en Costa del Este y San Francisco), Orgánica (en Paitilla), Sano Pecado (San Francisco), El Mercadito Biológico (San Francisco), Fit Seed (Bella Vista).

Por otra parte, es importante destacar que en la ciudad hay varios emprendedores, que a pesar de no tener una empresa o establecimiento físico donde promocionar sus productos, sí que lo hace por redes sociales y consiguen de esta manera asegurar a una clientela, sirviendo a domicilio, como por ejemplo: Açai Bowl Pty (venta a domicilio de bowls con frutas y cereales orgánicos), Healthylicious (venta a domicilio de galletas orgánicas y veganas), Baking507 (venta a domicilio de dulces orgánicos), Veganistmo (Servicio de catering de productos 100% veganos).

Los alimentos orgánicos tienen un precio más elevado, entre 20% y 30%, que los que ofrecen establecimientos de comida convencional, sin embargo los expertos aseguran que son más beneficiosos para la salud.

Año tras año la demanda de productos orgánicos y veganos en Panamá ha ido en aumento (sobretodo entre la población joven de 20 a 25 años que son los más interesados en cuidar su salud) debido a que existe una mayor difusión de información (principalmente por redes sociales) acerca de los beneficios de los alimentos que cumplen con dichos requisitos. Razón por la que el número de negocios basados en este tipo de alimentación ha ido creciendo rápidamente en los últimos 3 años, ya que se ha convertido en una importante necesidad de la población panameña.

Situación actual del problema

Enunciado del problema

Desde el año 2000 la ONU (Organización de las Naciones Unidas) ha estado alegando los beneficios de llevar una dieta vegana, no solamente a nivel individual, sino también para el propio planeta. En el 2012, María Copani expresó en un artículo para la prensa Clarín que para el año 2050 la sociedad a nivel mundial sería vegetariana o vegana no por elección sino por necesidad debido a la falta de recursos y alimentos para la población del futuro. Y es que mientras las reservas globales de comida van disminuyendo, la población mundial va en aumento. El alimento que se obtiene de los animales consume entre cinco a diez veces más agua y si las personas renunciasen a la carne o por lo menos redujeran su consumo se podría ahorrar agua y se dispondría de más tierra para los usos agrícolas, lo que permitiría asegurar frutas y verduras para todos (estudio realizado por el Stockholm International Water Institute para la Conferencia Mundial del Agua).

Monografias.com

Ilustración 5 Cantidad agua para producción alimentos

Fuente: Stockholm International Water Institute

El cuadro presentado pertenece a un informe publicado por la ONU en el año 2003, en el que se indica la cantidad de agua necesaria para la producción de alimentos.

Resulta sorprendente que incluso existan estudios del año 1990 que apoyen el argumento anterior. En la siguiente gráfica perteneciente a la investigación "The effect of dietary changes on agriculture" , se aprecia la eficiencia en el uso de suelos, la cual es mucho mayor en los productos de procedencia no animal.

Monografias.com

Ilustración 6 Eficiencia uso de los suelos

Fuente: Organización de las Naciones Unidas

Por otra parte, en el año 2011 el Environmental Working Group de EE.UU, en su estudio titulado "Meat eat less. Eat greener", evaluaron la cantidad de gases contaminantes para el medio ambiente proveniente del proceso de producción, fertilizantes, cultivo para el alimento de los animales, matanza, transporte y cocción. En la siguiente gráfica puede observarse el nivel de emisión de CO2 de varios alimentos, siendo el más alto el de la carne de cordero:

Monografias.com

A nivel individual la ONU también ha señalado con el transcurso de los años que, las dietas en las que se ingieren menos proteínas animales y más productos veganos benefician el sistema cardíaco, controlan la presión sanguínea, reducen riesgo de enfermedades tales como la obesidad, la diabetes y el cáncer, y además mejoran los niveles de calcio en el cuerpo.

Se puede observar que desde hace más de dos décadas se han ido analizando los beneficios de llevar una dieta rica en alimentos de procedencia no animal, no solamente para un bien individual sino también para el bien común.

Pese a todas estas investigaciones y declaraciones desde diferentes puntos de vista, la dieta del ser humano hasta la actualidad ha sido tanto animal como vegetal, ocasionándole a la naturaleza un sin número de problemas, y al hombre miles de enfermedades que se han comenzado a ver con mayor magnitud a lo largo de los últimos años; por esto en la actualidad a nivel mundial se están manifestando cambios en las tendencias alimentarias, particularmente frente al consumo de alimentos de origen animal, con alto contenido químico y de bajo valor nutricional.

Sin embargo, según el análisis de los mercados mundiales, el panorama general entre esta tendencia y lo que oferta el mercado alimenticio es muy diferente. Se demuestra que a pesar del aumento en el consumo y utilización de cereales, aceites vegetales, legumbres, frutas y hortalizas a nivel mundial por parte de los consumidores; los productores e industriales ofrecen cada vez mas productos con poco valor nutricional y de alto contenido calórico.

Los supermercados durante años le han dado mayor espacio a los paquetes, los concentrados dulces y enlatados, que a las frutas y las verduras. Los anuncios publicitarios cada vez incentivan mas al consumo de productos procesados y embutidos de origen animal.

Rory Freedman y Kim Barnouin, en su libro titulado "Delgada pero no idiota", establecieron que a la hora de alimentarse es muy importante usar la inteligencia (leer bien las etiquetas, no dejarse llevar por la publicidad engañosa) para seleccionar los productos adecuados, que beneficien a las personas a nivel físico y psíquico. Este documento literario transmite una reflexión crítica acerca de cómo se alimenta la sociedad estadounidense y remarca los aspectos positivos  que conlleva llevar una dieta vegana. Los lectores a los que se pretendían dirigir cuando lanzaron el libro era al público joven, debido a que son lo que peores hábitos tienen y paradójicamente también son los más fáciles de convencer respecto a la población adulta. Todavía siguen habiendo personas que desconocen en qué consiste una dieta vegana, creyendo que las gente que la siguen solamente se alimentan de vegetales, sufriendo de hambre y problemas de salud. No obstante con el paso de los años y la conciencia de muchos países sobre este tema, se han ido desarrollando alternativas a la alimentación de procedencia animal, como por ejemplo el "boom" de las leches vegetales (leche de almendras, de soja, de avena, de coco, de arroz), que actualmente supone una fuerte competencia frente a la leche de vaca, debido a que ha conquistado al público por su consistencia ligera y sus efectos positivos para el sistema digestivo, aportando un mayor número de nutrientes y menos cantidades de azúcar.

Muchas personas son veganas por salud, porque creen y sienten que este estilo de vida les beneficia y les hace sentirse mejor interna y externamente. Hay otros que la prefieren por razones éticas, ya que quieren evitar contribuir al maltrato animal que varias industrias emplean todos los días para obtener ese tipo de alimentos. También hay sujetos que optan por esta alimentación debido a cuestiones religiosas (por ejemplo es una característica propia de la religión hinduista). Incluso hay personas que mantienen las proteínas animales en su dieta diaria pero a su vez incluyen una variedad de productos veganos. Es decir, de una forma u otra, los productos veganos pueden ser consumidos por todas las personas.

Una de las preguntas más polémicas es: ¿Hay que ser vegano para ser saludable? Y la respuesta es no, no necesariamente, pero sí se ha demostrado que la producción de carne animal y el exceso en su consumo aportan efectos negativos para la salud y el medio ambiente. Fomentar una alimentación vegana hará que la sociedad reduzca su ingesta de proteína de origen animal y con ello se conseguirán apaciguar ciertos efectos nocivos que desde hace décadas afectan al planeta.

La ONU actualmente sigue defendiendo que la alimentación vegana podría erradicar el hambre mundial con un mejor uso de los recursos existentes. Y es que han demostrado a través de su estudio que la producción de carne y productos lácteos implica el uso del 70% de agua dulce; el 38% del uso de la tierra y el 19% de gases que provocan el conocido como "efecto invernadero".

Pero no solamente el término vegano ha ido dejando huella en la conciencia de muchas personas, sino también el concepto de comida saludable es el que está ganando fuerza en el mercado.

Las cadenas de comida rápida como McDonald"s o Burguer King en este siglo han tomado medidas para reducir los niveles de obesidad tan alarmantes, incluyendo en su menú más opciones de ensaladas, vegetales y frutas.

El avance de los estudios médicos han relacionado la mala alimentación con la reducción considerable del nivel de vida así como el desarrollo de enfermedades graves, siendo la más controversial el cáncer, razón por la que sociedad a nivel mundial ya no está dispuesta a arriesgar su futuro por querer satisfacer a su "estómago" diariamente con comida que a la larga provoca efectos perjudiciales.

En el libro Anti Cáncer cuyo autor es el Dr. David Servan Schreiber, se establece que el cáncer es una enfermedad que va muy ligada con la dieta alimenticia y que hay ciertos productos que pueden provocarlo en nuestro cuerpo o bien agravarlo, sobretodo los productos de origen animal modificados a través de hormonas u otros químicos con los cuales alteran la alimentación de estos seres vivos para obtener más rápidamente los productos y poder ofrecerlos al mercado alimentario, por eso se recomienda reducir el consumo de carnes, leche y huevo o en caso de seguir consumiéndolo que sean lo más ecológicos posible. Además califica el azúcar y los carbohidratos refinados (por ejemplo el pan blanco, el arroz blanco, la pasta no integral) como los principales enemigos de esta enfermedad. Este doctor a pesar de que finalmente falleció de cáncer cerebral, consiguió sobrevivir dos décadas con una dolencia que supuestamente le iba a consumir en muy poco tiempo, cambiando sus dieta diaria, fomentando además el ejercicio y el bienestar mental con la relajación principalmente, ya que alegaba que el estrés y el sedentarismo también eran aliados de esta enfermedad tan dañina.

No es casualidad que en este escrito se mencione que el cáncer, aquello a lo que la gente teme más que a nada actualmente, afecta en mayor medida a los países más desarrollados que a los más pobres, y esto se debe al estilo de vida y la alimentación que llevan a cabo los primeros.

Actualmente, en el siglo XXI existen cada vez mas personas que comprenden la importancia que tienen los alimentos, no sólo por salud y belleza, sino que buscan otros beneficios como el aporte de nutrientes y minerales, además el tener mas energía, desempeño y sentir la sensación de vitalidad y bienestar general.

Llevar un estilo de vida saludable es una tendencia que se ha ido incrementando con el pasar de los años y cada vez va aumentando la población que deciden cambiar su estilo de vida sedentario y plagado de comida chatarra y grasas animales por una alimentación saludable. Una dieta balanceada parece cada día difícil. El agite del trabajo y demás responsabilidades, han ocasionado ciertos cambios en la forma como se alimentan los panameños. Muchos almuerzan ante el computador o el televisor y la decisión de qué comprar está medida por el dinero y el tiempo.

Cabe resaltar que en el proceso de toma de decisiones de las personas al momento de elegir entre una comida natural y saludable, y una comida desbalanceada cargada de grasas, condimentos y carbohidratos vacíos, inciden también los supermercados, los restaurantes y los anuncios publicitarios y promociones en medios de comunicación; que en cierta forma han contribuido a que a población panameña desmejore sus hábitos alimenticios.

Los platos típicos, las tradiciones familiares y los festejos, giran siempre entorno a comidas procesadas, llenas de grasas y condimentos. Por ende, en el país gran parte de la población ignora en qué consiste la dieta vegana, principalmente en los estratos más bajos.

Está demostrado que la alimentación rica en vegetales y frutas frescas aporta grandes beneficios a la salud en general y puede ayudar a personas que padecen problemas graves de sobrepeso, diabetes, presión elevada y otras enfermedades a llevar un estilo de vida normal mediante la alimentación a base de frutas y vegetales, con el interés de mejorar la calidad de vida. Muchas personas no tienen acceso a estos alimentos por falta de dinero, mientras que otros podrían alimentarse bien pero no lo hacen. La obesidad ha aumentado, el hambre y los trastornos alimenticios. Y el consumo de vegetales y frutas cada vez es mas bajo.

En Panamá, según la Asociación Panameña de Nutricionistas Dietistas, no existe una regulación en la promoción y publicidad de los alimentos promovidos a nuestros niños y adolescentes en los medios masivos de comunicación. Tampoco existe una medida de impuestos específicos a productos alimenticios con alto contenido de nutrientes críticos (grasas, azúcares simples y sodio) que pueden ser dañinos a la salud y lo peor es que Panamá no cuenta con un etiquetado nutricional normado que permita a la población conocer qué está comiendo.

La investigación del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud "Prevalence and Associated Factors of Obesity among Panamanian Adults" (Prevalencia y factores asociados de obesidad entre los adultos panameños), que analiza los cambios ocurridos en la prevalencia de la obesidad en el país desde el año 1982, indica, entre sus comentarios, que ha habido un marcado incremento en la obesidad en Panamá, tanto en hombres como mujeres, en las últimas tres décadas. La última encuesta a nivel nacional, estima que, aproximadamente, el 60% de los adultos sufrían de sobrepeso o de obesidad, y que el 21% eran ya obesos.

La obesidad, detalla el Ministerio de Salud, fue la décima razón por la que las personas acudieron a consulta externa en los distintos centros de atención del MINSA.

Algunos de los principales motivos de la desnutrición es la pobreza y la desigualdad social. Generalmente, una persona está desnutrida porque no tiene la posibilidad de conseguir alimentos; pero, en el caso de la obesidad, esta viene porque las personas comen de más o comen cosas que no les hacen bien. ¿Por qué, si sabemos del peligro, lo hacemos, de todas formas?. Hay muchos factores: económicos, psicológicos, sociales y culturales.

Julissa Camargo, dietista, también señala que la mercadotecnia y la publicidad tienen una responsabilidad determinante en el aumento de personas obesas o con sobrepeso. La publicidad nos ha volcado al consumo de comidas rápidas, las cuales muchas personas, sobre todo las que trabajan, prefieren por su accesibilidad y la facilidad con la que se preparan. Agrega la nutricionista que el tema económico influye, ya que son baratas. Eso provoca que los panameños cambien su cultura alimenticia. De ahí que sean altamente consumidas las comidas altas en grasa, las gaseosas y demás.

Comenta la nutricionista del Instituto de Nutrición y Alimentación de la Universidad de Panamá que la obesidad no es un fenómeno meramente urbano, sino que también se da en las áreas rurales e indígenas, eso sí, cada una con sus propias particularidades.

La dietista Camargo destaca que a veces las personas tienen percepciones erradas sobre la comida saludable. Un reclamo común de sus pacientes, dice, es que se quejan de que la comida sana es muy cara. Además, deben haber más políticas dirigidas a la erradicación de la pobreza y el hambre, hay que trabajar con las comunidades, que sean participativas. Las políticas deben incentivar a las personas a que consuman alimentos saludables y realicen ejercicios. Muchas veces en las comunidades no hay parques o, si los hay, no son lo suficientemente seguros.

En el caso de la obesidad, es importante que se regulen la instalación de locales de comida rápida. Los países más desarrollados son un ejemplo de lo que pasa por el descontrol de los restaurantes de comida rápida. Hay muchas cosas que se ven involucradas, sobre todo los intereses económicos. Pero, más allá de eso, debería frenarse un poco la proliferación de estos locales.

El creciente grupo de personas, no solo en Panamá, sino a nivel mundial, ha generado todo un cambio en las tendencias alimenticias, por esto es que en los últimos años toda la industria alimenticia y de supermercados en general ha tenido que invertir grandes cantidades de dinero en la creación de nuevos productos y servicios o, en algunos casos, en la renovación de los que desde hace años se han estado ofreciendo. Reconociendo el gran potencial que hay en el mercado de la comida saludable.

Este reconocimiento, sumado a la fuerte preocupación por conservar una excelente salud, se ha convertido en algo fundamental para prevenir enfermedades crónicas e impulsar un estilo de vida saludable.

En el país ya existe una organización que recibe el nombre de Asociación de Veganos de Panamá, conformada por unas 300 personas según datos de la prensa del año pasado. Pero este número aumenta considerablemente con el paso del tiempo.

Ricky Blue es el presidente de dicho movimiento y posee un programa de radio que se conoce bajo el nombre de "Veganautas", promueve sus ideales a través de sus redes sociales y ofrece con la colaboración de otros miembros, "vegan coaching" vía e-mail para asesorar a todas las personas que deseen implementar para sí mismos este estilo de vida.

Panamá es un mercado fértil para las inversiones nacionales e internacionales. El boom comercial y empresarial atrae a franquicias y empresas de todo el mundo, pero también es propicio para que desde el istmo surjan negocios con carácter global, siendo el caso del establecimiento de un supermercado de comida vegana en la ciudad de Panamá, el cual contribuirá de manera significativa en la evolución y la concientización de las personas en cuanto a su estilo de vida.

Planteamiento del problema

Pregunta general:

Preguntas específicas:

Objetivos

Objetivo general

Objetivos específicos

Alcance y límites del proyecto

Alcance

El presente estudio tiene como alcance revolucionar el mercado alimenticio en Panamá, promoviendo una alimentación orgánica y saludable, sin considerar las proteínas de origen animal. Esto a través de un establecimiento que fomente una dieta 100% vegana, así como prestar servicios de restaurante, asesoría nutricional y un área donde se realicen ejercicios de meditación.

Se busca demostrar a la sociedad que las carnes, lácteos, pescados, huevos y miel; no son alimentos indispensables en una dieta sana, y que existen muchos alimentos sustitutos. El término vegano es cada vez más conocido y popular, principalmente en la población joven, y año tras año, aumenta el nivel de personas que se comprometen a llevar este estilo de vida, ya sea por razones de salud, religión o principios.

Por otra parte, este negocio se dirige a un público muy amplio de todas las edades, pero la clientela potencial se enfoca entre las personas de 20 a 40 años, que están más concienciadas sobre este tema, y muchos de ellos siendo padres o madres buscan inculcárselo a sus hijos.

Límites del proyecto