Riqueza, pobreza y desarrollo sostenible



Introducción

La barrera que separa el sector rural de los sectores pudientes, se ha venido analizando para dar un resultado en cuando al maltrato del medio ambiente, se considera que el sector de los llamados pobres, ha estado destruyendo las condiciones ambientales por la falta de conocimiento.

Al realizar trabajos de producción en condiciones de riesgos no solo para la naturaleza sino para los habitantes también, al construir sus casas en lugares extremadamente peligrosos, invirtiendo en tierras para la producción con métodos a la antigua, con las mismas técnicas que han manejado generación tras generación, cultivando la misma especie de productos múltiples.

Una de las mayores fallas del mercado es la dificultad que tiene la sociedad para obligar a las empresas a incluir en el diseño y operación de sus proyectos de inversión los efectos ambientales y sociales en la comunidad. Los indicadores socioeconómicos señalan que aunque los trabajadores del campo laboran duro, inclusive en tiempo extra, no obtienen los suficientes ingresos.

En varias ocasiones se ha señalado la importancia de reducir la pobreza y la desigualdad para impulsar el desarrollo y lograr la paz. Otras características de la zona rural determinan su especial vulnerabilidad ante la crisis económica mundial. Factor clave es la dependencia de muchos hogares rurales en las remesas y el papel que ellas juegan en la economía de la zona.

Riqueza, pobreza y desarrollo sostenible

Se puede ver como las sociedades rurales viven una situación decadente y la mayoría de su población se encuentra en las zonas rurales, para las personas que sobreviven allí se le es difícil surgir. Por otro lado se nota que en América Latina en el ámbito del desarrollo agrícola los productores con mayores recursos tienen las mayores posibilidades, mientras que aquellos de bajos recursos se encuentran muy limitados y son poco apremiados.

Regularmente o consecutivamente se acusa mucho al pobre por daños a los alrededores, por lo que son calificados como atraso para la sociedad y se culpan por su poco avance civil, lo que realmente es una manera errónea de juzgar. Así mismo como la sociedad se encarga de dar mayor importancia a la riqueza, lo que genera un desequilibrio tanto moral como geográfico para el país, llevando así a un caos ambiental.

Se dice que el sistema mundial monopoliza por decir de alguna manera la relación entre pobreza y riqueza es como que decide quien puede progresar y quien no. Hay una pelea de poderes, sacrificando entre si la estabilidad de la población llevando a ser clasificados como marginales y pobres permanentemente.

Entonces a través de la teoría convencional del desarrollo, se busca solucionar la pobreza a nivel estructural justificando un desalojo de su zona rural para continuar destruyendo el medio ambiente por asi decirlo de tal manera que en esas zonas solo los ricos tienen posibilidad de mejorar esa estructura pero a su manera. Por lo que lo mejor es que exista un programa que mejore la estructura rural y que también incluya a los que viven en esta, fortaleciendo a esa gente pueden obtener un gran potencial en el mercado porque de seguro no son quienes tienen la posibilidad de los equipos pero son los que conocen mejor sus tierras y cómo manejarlas, solamente les falta el apoyo.

En el área rural les cuesta mucho a los pobres sostenerse, cada vez se le complica más acceder a los recursos necesario para el día a día, es como una especie de estrategia del capitalismo para despojarlos a ellos de la zona rural.

Se insiste en que debe haber cambios positivos para las zonas Rurales, mejoras a la estructura y de alguna forma dar poder a los habitantes de la zona para que puedan sacar adelante y sean independientes y sostenibles en su economía. Dar esa oportunidad de cambiar ese patrón de ser los que originan problemas ambientales.

Desde los antecedentes históricos existe la división de terrenos rurales, por los que actualmente se despoja a los indígenas para explorar, explotar y producir en esas áreas donde yacen minerales y frutas exóticas, estos pequeños grupos con poder buscan controlar todas las tierras a su acomodo sin importar a quienes deban dejar por debajo de ellos.

Tomando parte importante que nos sirve un poco para entender parte de lo que sucede actualmente hay que hacer mención que desde el siglo XX los empresarios rurales empezaron a romper la tradición campesina para explotar a fondo las tierras y hacerlas una potencia productora agrícola, tomando en cuenta a los mejores productores, creando un sistema para lo que es llamado como "revolución verde".

El sistema que se implementó logro controlar de cierta manera la productividad con la tecnología moderna que contaban para el momento, lograron sacar el mejor provecho de las tierras, ofreciendo mejores productos en el mercado, rompiendo los records de productividad. Por lo que las empresas productoras modernas han ido un poco más allá de la "revolución verde" en cuanto insumo mecánico se trata.

Revertiendo la amenaza que ocasionaron explotaron las tierras, remodelaron haciendo florecer los desiertos, plantando y haciendo crecer la naturaleza en los lugares donde se hace más difícil la ecología, pues el impacto que provocaron al ambiente no era notorio al momento aquellos de la revolución verde, era algo que afrontarían los que están dentro de la moderna, impacto a largo plazo, es por eso que se debe cuidar y de alguna manera no dejar que siga avanzando la destrucción al ambiente.

A las comunidades agrarias no se les ha dado el lugar que merecen, siempre las desplazan a zonas inadecuadas, pobres, donde surgir se les complica, tierras difícilmente fértiles, y ellos en la lucha desbastan el ambiente como manera de supervivencia, las posibilidades de cultivar cada vez parecen ser más nulas, y los productos que pueden llegar a ofrecer son de baja calidad en comparación con los grandes agricultores.

En los países en desarrollo, las políticas agrícolas se han orientado principalmente por la necesidad de acelerar la transición desde estructuras agrícolas de bajos ingresos y economías rurales a economías más desarrolladas basadas en la industrial.

La gente de campo viéndose en su obligación por abandonar las tierras, buscan otro trabajo para cubrir sus necesidades, para recibir un mejor salario, cuando debería convertirse en productores para una sociedad de mercado, convirtiéndose en inmigrantes a puestos donde no pertenecen u dejando un vacío en el lugar que si pertenecen, sumándose a trabajos que para sus vivencias son netamente inadecuados.

Es importante que los campesinos llegan a ser envenenados por los problemas ambientales, mientras los que sobreviven en condiciones de trabajo intolerable por un salario se encuentran luchando por un poco de dignidad. Por otra parte la flora y la fauna están siendo afectadas por el desastre ambiental que se ha desatado. En respuesta a esto Los sectores empresariales se ha visto en la necesidad de limitar los recursos naturales, pues deben proteger la inversión que han hecho en las zonas rurales.

Los empresarios empiezan a implantar técnicas químicas menos destructoras, controlando y bajando las dosis de material que pueda ser dañino para el ambiente, de esta manera resguardan su inversión y también garantiza mayor estabilidad de salud.

Mientras que la política rural sigue penalizando a los pobres, se tildan como victimas ante los desastres ocasionados, dándole mayor puesto a los productores designado por ellos, que es el que le produce mayor crecimiento monetario. Los campesinos mas pobres empiezan a exigir su lugar en las zonas rurales para que se les preste apoyo, aun cuando les nieguen darles los servicios que necesitan.

Por esa razón se puede decir que la pobreza rural es consecuente de la discriminación de los sistemas económicos, cada vez compiten mas contra ellos, una lucha de los que más tienen a los que poco poseen. Insistiendo en que esto puede ser corregido evaluando las soluciones a proponer y que lineamientos se puedan.

Entonces se necesita un programa para contrarrestar los efectos negativos, uno que reduzca las prácticas destructivas, concientizar el daño que se causa a las tierras con los químicos potentes. Promover conocimiento oficial de las propiedades de cada agrícola para que le den el uso mas adecuado sin sobresaturar la zona.

Sin embargo el hecho de designar propiedad a cada zona, en cierta parte limita la capacidad autónoma de negociar a los inversionistas, es un arma de doble filo. En lo que se hace mención a un líder patriarcal poderoso el que puede retener el control en una región pobre asegurando que los recursos sean distribuidos de manera equitativa y que los problemas sociales y políticos sean resueltos con los recursos locales.

Las políticas de empleo han influido a tal punto que llevan a desplazar la mano de obra agrícola, dejando cada vez como menos porcentaje al sector agrícola, porque no le dan a escoger mejores opciones para crecer en el área. Creando pérdida de identidad.

En décadas recientes las mujeres han formado parte del trabajo rural gracias a la feminización de la pobreza, ahora existe una tendencia mundial hacia familias rurales encabezadas por ellas. Estas nuevas obligaciones no han disminuido las prácticas discriminatorias que limitan el acceso de las mujeres a la educación y a las oportunidades económicas.

Las poblaciones rurales y su experiencia también tienen un gran potencial para contribuir al mejoramiento de la vida nacional. En todo el tercer mundo, las importantes diferencias en la productividad y los ingresos entre la industria y la agricultura han creado una barrera para la integración de un desarrollo urbano más equilibrado, que incluiría un patrón diversificado de uso del suelo.

En las últimas décadas la gente ha sido obligada a entrar en el trabajo urbano descuidando casi por completo el trabajo rural, esto ocasiona que la degradación ambiental se incremente considerablemente. Desde esta perspectiva, se requiere de un nuevo programa de creación de empleos productivos en las áreas rurales para aumentar los ingresos, mejorar los niveles de vida y proteger el ambiente.

La internacionalización del capital

La expansión internacional, sin embargo, ha transformado la economía dual en un fenómeno global, creando sistemáticamente estructuras que polarizarán a la sociedad y acelerarán procesos que amenazan el bienestar social y el ambiente.

En muchos países del tercer mundo, las presiones externas y las políticas domésticas evitan que los agricultores en las comunidades pobres siembren los cultivos que permitan a la gente satisfacer sus necesidades alimentarias básicas. Los efectos de este proceso han sido devastadores: la baja productividad y las condiciones de deterioro del ambiente dificultan a la competencia con los productores del exterior.

La pérdida de la autosuficiencia alimentaria magnifica el impacto de la competencia internacional, forzando a un número significativo de gente a migrar en busca de un ingreso con el cual comprar comida. Para aquellos que continúan en el campo, la tarea de mantener los ecosistemas crecientemente frágiles a los que han sido relegados, se hace agobiante, complicada con el acceso restringido al crédito, la asistencia técnica y los insumos productivos.

Las corporaciones trasnacionales están prosperando en este nuevo régimen. Su expansión hacia el sur es parte de una estrategia global para explotar la oferta abundante de materias primas, menores costos de producción y acceso garantizado para los mercados emergentes. Aunque crean nuevos trabajos, los logros raramente son suficientes para contrarrestar el desplazamiento masivo de la gente de las industrias tradicionales y de las labores rurales.

Los productores industriales de pequeña y mediana escala, así como las comunidades indígenas, deben competir en sus mercados locales con productos similares provenientes de otras partes del mundo. Los productores se transforman en comerciantes, encontrando más fácil y beneficioso importar bienes de consumo básico del mercado global, en vez de luchar con los diversos obstáculos para llevar a cabo la moderna instalación industrial competitiva.

Las presiones para liberar el comercio internacional fueron reforzadas con un proceso de integración regional. Los mecanismos del mercado reemplazaron a los consejos burocráticos, guiando las decisiones de inversión de los grupos empresariales y permitiendo mayor libertad para el capital.

La mayor concentración de la riqueza y la agudización de la pobreza hace cada vez más difícil la tarea de controlar y revertir el daño ambiental. La estrecha relación entre esta polarización social y la degradación del medio desató un acalorado debate. Los grupos populares recalcaron los altos costos ocasionados por la distribución tan sesgada de los beneficios de la integración económica y la liberación del comercio exterior; insistieron en sus temores de una caída generalizada de los niveles de vida de los trabajadores y campesinos quienes no podrían encontrar trabajo productivo en la nueva economía.

El debate sobre las bondades de un mayor comercio internacional se centró en torno al aumento y la profundización de la pobreza y el deterioro de la calidad del medio. Los críticos argumentaban que estos problemas se acelerarían, debido a que los gobiernos nacionales son incapaces de obligar a los beneficiarios de esta apertura (fundamentalmente empresarios locales atados al capital internacional) a invertir cantidades suficientes para asegurar procesos de producción "limpios" y "seguros" y al mismo tiempo compensar a los perdedores (comunidades campesinas y asentamientos urbanos pobres) por sus sacrificios.

Una de las mayores fallas del mercado es la dificultad que tiene la sociedad para obligar a las empresas a incluir en el diseño y operación de sus proyectos de inversión los efectos ambientales y sociales en la comunidad.

De la expansión internacional surgen grandes preocupaciones, conforme los nuevos inversionistas, alentados por la necesidad de generar divisas, aumentan la intensidad con la que extraen los recursos naturales, con consecuencias deplorables para el ambiente. Muchos convenios de producción son de corto plazo, con el horizonte de tiempo limitado al periodo requerido para amortizar la inversión, frecuentemente menos de cinco años. Como fruto, los inversionistas tienen un fuerte incentivo para elevar la intensidad de la extracción de valor -un problema que se está agudizando en las áreas de plantación forestal y de monocultivo agrícola del tercer mundo.

La opulencia, la acumulación de riqueza y la desigualdad representan una grave amenaza para la sostenibilidad del sistema global. Los patrones de consumo de los países más ricos están conformados por un aparato productivo que sólo prospera generando nuevas demandas de bienes para continuar creciendo. Su propia lógica le impide intentar definir un paquete socialmente deseable de bienes individuales y colectivos que satisfagan las necesidades básicas.

Con una creciente comprensión de la amenaza de la crisis ambiental, están creciendo las presiones por tecnologías de producción y patrones de consumo más responsables. En casos selectos, los recursos son utilizados con mayor eficiencia y se dedica una mayor atención a la reducción y reciclaje de los múltiples desechos. Con la internacionalización, se están olvidando las tradiciones y prácticas culturales que se perfeccionaron y transmitieron a través de generaciones para proteger el ambiente y las especies. Los nuevos patrones de asentamiento y los importantes flujos migratorios desarraigan a la gente de sus comunidades.

Muchas de las instituciones multilaterales reaccionan a los retos de la "sostenibilidad", adoptando la estructura analítica y las herramientas de la economía ortodoxa para ayudar a diseñar las nuevas políticas. Como resultado, una parte importante del esfuerzo y un gasto considerable han sido asignados a cuantificar los problemas de la degradación ambiental y a formalizar la búsqueda de soluciones en modelos económicos que ofrecen métodos para fijar precios a los recursos y asignar costos a los contaminantes y a los procesos de deterioro.

Se dice que la gente pobre contribuye a la degradación del ambiente, se dice, por la urgencia de enfrentar sus necesidades actuales de sobrevivencia. En términos técnicos, ellos descuentan altamente (o menosprecian) del futuro, concediendo mayor valor a los productos disponibles en el corto plazo, a expensas de las actividades que sólo generarán sus frutos en el futuro.

El crecimiento de la población es otro culpable de la degradación ambiental, de acuerdo con aquellos que utilizan modelos de comportamiento de elección racional.

Cuando se discuten los problemas del mundo en desarrollo, los analistas que adoptan esta perspectiva enfatizan las altas tasas de fertilidad de las mujeres en las sociedades pobres y en áreas marginales para respaldar su demanda de medidas más estrictas para limitar el crecimiento demográfico. Sus recetas de política con frecuencia asumen que el embarazo es un resultado no planeado o culturalmente obsoleto de la organización social; para esos pensadores, parece inconcebible que en muchas sociedades pobres los niños sean virtualmente el único seguro que la pareja puede adquirir para defenderse durante periodos de privaciones o vejez, y que la gente decide cuándo parir sus niños y cuántos procrear.

La tarea de cómo identificar y asignar precios a muchos recursos y flujos de desperdicios, ha llegado a ser una prioridad para los economistas. Ellos también participan en la arena política, diseñando políticas alternativas para traducir sus teorías en cargos reales para ser sufragados por los productores y consumidores. Estos costos, argumentan, promoverían un uso más cuidadoso de los escasos recursos y una actitud más responsable hacia la generación y dispersión de desperdicios. Sin embargo, las decisiones acerca de cómo expresar estos asuntos en términos financieros, no son simples cuestiones técnicas; más bien, implican cuestiones complejas sobre la distribución de los recursos y beneficios entre diferentes clases sociales y entre generaciones, sobre el control actual y futuro de los recursos y sobre el papel de la tecnología en la sociedad.

Frente a la defensa oficial de la necesidad de acelerar la internacionalización del capital, las organizaciones no gubernamentales, representando los diversos intereses de la "sociedad civil" en todo el mundo, han comenzado a jugar un papel crucial, ofreciendo modelos alternativos de desarrollo sostenible.

Se está construyendo una base institucional para moverse más allá de la dicotomía entre el desarrollo enfocado hacia dentro y el desarrollo hacia afuera. La organización sistemática de los grupos de base de todo el mundo, junto con el reconocimiento creciente del fracaso de las soluciones ofrecidas por el mercado para proporcionar respuestas a todos los problemas, está creando una nueva estructura en la que los defensores de la participación popular no sólo toman un lugar importante en los debates sobre la promoción del desarrollo sostenible, sino que también pueden participar en el diseño e instrumentación de programas de desarrollo nacional.

Nuevas estrategias para el desarrollo rural sostenible: participación popular, autosuficiencia alimentaria y regeneración ambiental

La economía dual de hoy en día es un anacronismo. La internacionalización de los mercados han creados grandes divisiones y brechas en los sectores rurales. Devastando grandes zonas y dejándolas infértiles, movilizando gente de los sitios rurales a otras zonas (desmovilizando la economía) y creando grandes disparidades. Este desperdicio de recursos naturales y humanos impone una pesada carga a la sociedad, no sólo en términos de oportunidades perdidas, sino también por los costos del manejo de las tareas de control social.

III.1. LA SOSTENIBILIDAD

La sostenibilidad no es simplemente un asunto del ambiente, de justicia social y de desarrollo. También se trata de la gente y de nuestra sobrevivencia como individuos y culturas. Es entonces acerca de una lucha por la diversidad en todas sus dimensiones. Las campañas internacionales para conservar el germoplasma, proteger las especies en peligro de extinción y crear reservas de la biosfera están multiplicándose como reacción a la expansión de un modelo ofensivo; pero las comunidades y sus miembros se sienten fuertemente presionados, luchan contra fuerzas externas poderosas para defender su individualidad, sus derechos y sus habilidades para sobrevivir, mientras tratan de satisfacer sus necesidades. La internacionalización ha obstaculizado este movimiento hacia la diversidad. Los poderosos grupos que modelan la economía del mundo (corporaciones trasnacionales, instituciones financieras y poderes locales influyentes, entre otros) hacen lo posible para romper estos intentos individuales o regionales, moldeándonos dentro de grupos sociales más homogéneos y tratables. Ellos querrán colocarnos, cual piezas de ajedrez, como soportes de la actual estructura de desigualdad, comprometiéndonos con empleos productivos; y, para aquellos con suficiente suerte, con ingresos suficientes para llegar a ser consumidores.

III.2. REVISIÓN DE LA LITERATURA

En contraste con las teorías generalizadas sobre el proceso de desarrollo o los modelos sofisticados de crecimiento económico, la literatura sobre el desarrollo sostenible ofrece una mezcla de loables principios éticos, manuales de organización e instrumentación, prácticas y estudios muy concretos de éxitos y fracasos. La sostenibilidad es un proceso más que un conjunto de metas bien específicas. Implica la modificación de un proceso en la naturaleza, la economía y la sociedad. Se pone más de moda conforme la gente descubre que el crecimiento de la producción ó aún de la riqueza nacional no garantiza la mejora de los niveles y la calidad de vida. Una estrategia para promover la sostenibilidad debe enfocarse en la importancia de la participación local y en la revisión de la forma en que la gente vive y trabaja.

III.3. AUTOSUFICIENCIA ALIMENTARIA

La Relación entre Producción y Consumo La autosuficiencia alimentaria surgió como una necesidad de muchas sociedades debido a la precariedad de sus sistemas internacionales de comercio. Esta es un objetivo controvertido que hace surgir la cuestión fundamental de la autonomía. Es sólo una faceta de una estrategia más amplia de diversificación productiva cuyos principios son en gran medida parte del movimiento hacia la sostenibilidad. Los principios de un mayor auto-abasto son fundamentales para todos los productos y servicios que una sociedad quisiera asegurarse a sí misma. La diversificación productiva tiene que relacionarse con el patrón de necesidades y recursos locales. En la medida en que la gente no esté involucrada en el diseño e instrumentación de programas que le aseguren sus propias necesidades de consumo, tendrá menos conciencia del impacto de sus demandas en el resto de la sociedad y en el ambiente. En consecuencia, el enfoque de la sostenibilidad confiere gran importancia a establecer una relación directa entre la gente que planifica la producción y aquella que determina qué niveles de consumo son posibles.

III.4. PARTICIPACIÓN POPULAR, JUSTICIA SOCIAL Y AUTONOMÍA

La sostenibilidad involucra la participación directa. Si existe una constante en la literatura, es el reconocimiento de que el movimiento ha surgido de las bases populares. Participan en, y mantienen a las organizaciones como intermediarios que canalizan las demandas de los diversos grupos comunitarios y organizaciones cívicas que están empezando a exigir un papel creciente en el debate político nacional La sostenibilidad no versa simplemente sobre la preservación ambiental. También involucra la participación activa de la gente, para que entienda la dinámica de los sistemas naturales y oriente el rediseño de los sistemas productivos para que sean productivos, mientras conservan la capacidad del planeta para hospedar a las generaciones futuras.

III.5. UNA ESTRATEGIA DE PARTICIPACIÓN DEMOCRÁTICA PARA LA DIVERSIFICACIÓN RURAL Y EL MEJORAMIENTO PRODUCTIVO

El desarrollo sostenible es un enfoque de reorganización productiva que aprovecha las experiencias combinadas de los grupos locales de todo el mundo. Las técnicas de instrumentación varían enormemente entre regiones y ecosistemas.

III.6. LAS VARIEDADES DEL DESARROLLO SOSTENIBLE

Las regiones que quedaron atrás: La integración económica internacional no afectará a todo el mundo por igual. En el caso de NAFTA, por ejemplo, 1) grandes segmentos de los tres países se mantendrán rezagados del progreso internacional. 2) Los centros de biodiversidad. La comunidad científica y ambiental del mundo se ha movilizado para identificar y proteger un creciente número de áreas particularmente valoradas.

III.7. DESARROLLO AUTÓNOMO: UNA ESTRATEGIA PARA LA SOSTENIBILIDAD

El desarrollo sostenible no es consistente con la expansión de la agricultura comercial "moderna". La producción especializada basada en el uso de maquinaria y/o agroquímicos que surgió del enfoque tecnológico de la revolución verde, ha producido un enorme caudal de alimentos y otros productos primarios; sin embargo, los costos sociales y ambientales son demasiados altos.

Bibliografía

 

 

 

Autor:

Diego Vásquez

Alfredo Pérez

María Medina

Gabriel Gamboa

Pedro Figuera

Monografias.com

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL POLITÉCNICA "ANTONIO JOSÉ DE SUCRE" VICE-RECTORADO PUERTO ORDAZ

DEPARTAMENTO DE INGENIERÍA INDUSTRIAL

INGENIERÍA FINANCIERA

Enviado por:

MSc. Ing. Iván J. Turmero Astros

Asesor Académico

PUERTO ORDAZ, JULIO DE 2017