Monografías Plus »

Formación de recursos humanos para la educación física, el deporte y la recreación en Venezuela



Introducción

La Educación Física comienza a normarse en el sistema educativo venezolano a partir del 03 de junio de 1897 siendo Ministro de Educación Pública el Dr. José Gil Fortoul; éste dictó un derecho reglamentario en la institución popular, en el cual contempla que ‹‹serán obligatorias en el plan de estudios las siguientes asignaturas: Lectura, Escritura, Aritmética, Sistema Métrico, Nociones de Geografía, Historia y Constitución de Venezuela, Ejercicio Gimnástico de salón para ambos sexos y militares para varones; Educación Moral y Cívica y nociones de agronomía para las escuelas del medio rural›› (Felipe Castillo, 1999)

Cabe destacar, que para la fecha no se empleaba la denominación Educación Física, sino ejercicios gimnásticos de salón, en este sentido Ferrer (1993) señala: ‹‹debe entender que la Educación Física en gran parte se nutre de la gimnasia y no precisamente del deporte. La gimnasia es la actividad que más compromete el desarrollo bilateral (simetría) del ser humano›› La visión de Ferrer es coincidente con lo expresado por Brikina (1988).

"La gimnasia es sumamente importante en la formación física de los adolescentes. Con la ayuda de distintos ejercicios y métodos de gimnasia se resuelven con gran éxito las tareas iniciales de la Educación Física, se crea en los adolescentes la base para el desarrollo de sus capacidades físicas motoras"

El año de 1916 el Ministerio de Instrucción Pública norma el trabajo escolar estableciendo que: ‹‹ente una clase y otra se deja siempre un intervalo de un cuarto de hora que se dedica a los juegos recreativos, ejercicios físicos, trabajos manuales o cantos escolares›› Se aprecia en el texto el énfasis en las actividades recreativas; y, éstas, a su vez, debían ser dirigidas por personal preparado para tal fin.

En 1919 se implanta como parte del Currículo, la enseñanza premilitar obligatoria, y la Educación Física Escolar (Machado, 1981). El mismo autor reseña que para 1932 la Ley Orgánica de Instrucción Pública reglamentaba la Educación Física obligatoria hasta los 21 años de edad. Posteriormente, el año de 1936, se presentó un programa de gimnasia, en el cual se determinaban actividades por grado, desde la educación primaria hasta la secundaria y, en 1938 se implementa el primer curso de monitores deportivos auspiciado por el Ministerio de Educación. Los egresados de estos cursos fueron debidamente autorizados para ejercer la docencia de la especialidad de los institutos educativos.

En 1941, siendo Ministro de Educación Arturo Uslar Prieti, se estableció el Reglamento de Educación Física el cual señalaba que esta asignatura debía impartirse a todos los estudiantes menores de 18 años, a diferencia de lo dispuesto en la Ley Orgánica de Instrucción Pública de 1932.

En 1944, mediante la Resolución N° 42 del Ministerio de Educación, de fecha 07 de septiembre, se promulga el programa de Educación Primaria en el que se incluía la Educación Física con carácter obligatorio en todos los años. Tres años después, en 1947, se realizó un segundo curso para monitores, auspiciado también por el Ministerio de Educación. Año en que el profesor Schwartz, A. introduce en el país la enseñanza de la gimnasia educativa, innovación que se comienza a materializar en los espacios de la Escuela Normal ‹‹Miguel Antonio Caro››. Esta gimnasia fundamentada en el sistema sueco se aplicaría por muchos años en el sistema educativo venezolano.

Formación del docente para la educación física

El inicio histórica nacional, para la formación del recurso humano en esta importante área del conocimiento, nace con la estructuración orgánico administrativo, de la Oficina Nacional de Educación Física, en el año de 1036, siendo un apéndice de la Comisión de Bellas Artes del Ministerio e Educación, cuyo objetivo principal era el estudiar la factibilidad de la incorporación del campo de la estética en los programas educativos y la admisión de la formación física dentro de la educación general del estudiante venezolano. Es así como se desarrollaron cursos de corta duración (8 meses a 1 año) para formar a los que podrían denominarse pioneros de la enseñanza de la Educación Física en Venezuela, principalmente en el sector de la educación primaria.

Posteriormente, en el año de 1948 surge la idea de incorporar esta área del conocimiento dentro del cuadro de especialidades que poseía el Instituto Pedagógico de Caracas.

En 1968 se amplía el horizonte de la formación de recursos humanos para el área de Educación Física, cuando el Instituto Universitario Pedagógico Experimental de Barquisimeto incorpora dentro de sus especialidades a esta área de formación, habiendo egresado hasta el año de 2005 un número aproximado de 980 graduados.

Posteriormente, en 1972 y 1974, se inician los estudios e Educación Física en los Institutos Universitarios Pedagógico de Maracay y Maturín respectivamente, consecutivamente, en Rubio. Igualmente, las facultades e Educación de la Universidad de los Andes (1979) y la Universidad del Zulia (1982) incorpora dentro de su matriz curricular, la mención de Educación Física, habiendo ya egresados en esta área. La Universidad de Carabobo (1989), también inserta la mención de Educación Física Deporte y Recreación dentro de sus programas de estudios, egresando hasta la presente fecha un número aproximado de 800 profesionales en catorce promociones.

La Universidad Nacional de Yaracuy (UNEY) en el 1999 incorpora en sus estudios la carrera de Ciencias Aplicadas al Deporte, siendo esta una nueva titularidad para el campo de la Educación Física, con un perfil diferente al de los licenciados desarrollados hasta ese momento.

En el mismo orden de ideas, en el 2005 la Universidad Francisco de Miranda incorpora en su currículo la especialidad de Educación Física, Recreación y Entrenamiento Deportivo, y en el año 2006, se instituye la Universidad Iberoamericana del Deporte. (UNIDE), bajo el decreto N° 4.242, publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 344223 de fecha 30 de enero de 2006 el cual da el curso legal para la creación de esta universidad.

Así mismo, esta área del conocimiento se amplía con los Institutos y Colegios Universitarios, los cuales han incorporados en sus carreras la formación del recurso humano, egresando Técnicos del Deporte, en Recreación y Rehabilitación Física, entre ellos podemos mencionar: el Instituto Universitario AVEPANE, Colegio Universitario de los Teques (CULTCA), Instituto Universitario Tecnológico Delfín Mendoza y el Instituto Universitario YMCA Lope Mendoza y recientemente el Instituto Universitario de Tecnología "Coronel Agustín Codazzi" (marzo 2005)

Todos estos Institutos y Colegios Universitarios creados, son justificados partir del crecimiento de la matrícula y de las estrategias de modernización explícitas en el gobierno del Dr. Rafael Caldera en 1972, en donde se afianzó la creación de carreras cortas abriendo cause a la oferta privada en este nivel educativo. Esta orientación fue continuada por distintos gobiernos.

Formación de entrenadores deportivos

En la década de los sesenta Venezuela experimenta importantes y contradictorias transformaciones en el campo de lo político. Lo cultural, lo deportivo, lo económico y lo social.

En lo político se consolida la experiencia democrática iniciada en 1958, a Rómulo Betancourt en el periodo 1958-1964 le correspondió presidir el país en una etapa caracterizada por huelgas, protestas callejeras, intentos de golpes de estado y de sublevaciones cívico militar, guerrilla urbana y campesina, suspensión de las garantías constitucionales y atentados contra su vida.

En 1961 fue promulgada la Constitución de la República de Venezuela.

En 1958, el deporte venezolano da un paso muy firme hacia su universalidad y consolidación al crear mediante decreto de la Junta de Gobierno presidida por el jurista y economista profesor Edgar Sanabria, los Juegos Deportivos Nacionales en la categoría de mayores. Por decirlo de alguna manera, se estableció en el país una vitrina donde se iban a exponer las potencialidades del deporte venezolano. Además, el legislador, en su concepción de la actividad deportiva, estableció que los Juegos Nacionales fuesen instrumento para dotar la infraestructura, recursos humanos, presupuestos y materiales a todas las entidades político-territoriales de Venezuela. Aspecto éste que se ha venido cumpliendo desde 1958 hasta nuestros días a través de estos Juegos Nacionales de mayores en su concepción original y hoy en día en su categoría juvenil. Obligados estamos a señalar que este espíritu de universalidad deportiva del legislador del 58 no ha alcanzado aún su punto más alto, puesto que han faltado o no han existido las políticas de mantenimiento de las instalaciones deportivas, y lo que en un momento es un gran escenario deportivo a los pocos meses es un cementerio de canchas, pistas, piscinas y gimnasios.

Carlos Parisca Mendoza, hombre visionario del deporte venezolano, en los años 60, ante la presencia de los Juegos Deportivos Nacionales, creó la Escuela Nacional de Entrenadores Deportivos (E.N.E.D.) con el propósito, según sus palabras, de "inundar a todo el territorio nacional de Venezuela de entrenadores deportivos". Esta decisión fue una de las más importantes para darle al país los docentes necesarios para el desarrollo de programas en todas las especialidades deportivas. A diferencia de los Programas de Formación del Instituto Pedagógico de Caracas, la E.N.E.D. proporcionaría los técnicos deportivos necesarios para los programas de desarrollo deportivo y de alta competencia implementados por las entidades deportivas federadas.

Una simple revisión al registro de entidades deportivas federadas del Instituto Nacional de Deporte, nos demuestra la existencia de más de cincuenta federaciones, que son las encargadas de la programación, organización y desarrollo de las actividades deportivas competitivas, que se realizan en Venezuela. El desarrollo práctico de esta actividad se cumple a través de una red orgánica, cuya estructura básica comienza con el atleta y los equipos deportivos, para luego ir ampliándose y haciéndose más compleja a través de clubes, ligas y asociaciones hasta legar a su cúpula federativa.

El trabajo del día a día, en términos de entrenamiento, organización de equipos y competencia, recae en un ciento por ciento en los hombros del entrenador deportivo; docente éste que tiene bajo su responsabilidad, mediante la práctica deportiva, de contribuir a la formación integral de nuestro niños y jóvenes en el contexto de una sociedad democrática, tal cual está establecido en la nueva y democrática Constitución de la República aprobada en 1961, para todo proceso educativo que se de en el país.

Por ello, ha sido una responsabilidad del sistema democrático, la formación de los docentes deportivos, para atender las necesidades del deporte venezolano; proceso éste fundamentado en la creación de la E.N.E.D. en 1960, adscrita al Instituto Nacional de Deportes, dada su condición de organismo rector.

De ese centro de formación, egresaron quine promociones con un aproximado de ochocientos entrenadores que se diseminaron por todo el país, con el propósito de fortalecer a la incipiente instrucción deportiva de ese entonces. Fue tal el éxito de ese programa, que al inicio de los años 70 el mismo se implementó en los estados Sucre, Anzoátegui y Lara.

La incorporación de más de mil doscientos hombres al mercado ocupacional generado en la actividad deportiva dio paso al surgimiento de inquietudes laborales y gremiales en pro del establecimiento de condiciones de trabajo, cada vez más favorables para los docentes deportivos.

JORNADA DE INTEGRACIÓN CURRICULAR

El C.E.D.V haciendo honor a ese concepto de una nueva dimensión socio-política para el deporte conjuntamente con el Pedagógico de Maracay hoy conocido como Universidad Pedagógica Experimental Libertador, iniciaron el desarrollo de unas jornadas curriculares para implementar los respectivos diseños para la formación de los docentes deportivos del país.

Estas jornadas contaron con la presencia de un alto representante del deporte alemán de ese momento como fue la profesora Lisselot Diem uno de los valores deportivos de la República Federal de Alemania para el desarrollo de las actividades deportivas. Las conclusiones de seas jornadas tuvieron que ver con las modificaciones, los diseños curriculares para los contenidos y la metodología de enseñanza de las disciplinas deportivas que estaban desarrollándose en esta institución universitaria.

La importancia de este evento tiene que ver con la separación entre la E.N.E.D. y los Pedagógicos como centros de formación de docentes deportivos. Separación por lo demás artificial provocada por arrogancias personalistas de los directores en ese momento, que no querían dar su brazo a torcer en reconocer si una institución era mejor que la otra.

A fin de cuenta, los diseños curriculares que se estaban dando eran similares, los contenidos contemplados en las asignaturas eran similares y además, una alta proporción de los profesores que trabajaban en una institución también trabajaban en la otra institución.

Por eso, la reunión de Maracay en 1972 marca un hito de importancia, porque permitió por primera vez sentar en una mesa a los dos grandes componentes que tiene que ver con la formación de docentes deportivos para la Venezuela de ese entonces que eran los Pedagógicos y la Escuela Nacional de Entrenadores Deportivos de Venezuela.

INTEGRACIÓN ACADÉMICA DE LAS UNIVERSIDADES

Desde el desarrollo de las Jornadas de Integración Curricular el C.E.D.V. se planteó, como una de sus políticas centrales, profundizar las relaciones con las Universidades del país con el propósito de lograr convenios en las áreas académicas, de extensión y de investigación.

El objetivo planteado fue desarrollado impulsando la creación de los cursos de Maestría en Educación Física y Gerencia Deportiva en la Universidad de los Andes – ULA, en la Universidad del Zulia – Luz, en el Pedagógico de Maracay, en la Universidad de los Llanos "Ezequiel Zamora". Los miembros del Colegio Carlos Felipe Castillo, Nelson Rodríguez, Jesús Elorza, Paco Diez, Iva Briceño, Francisco Valdivieso, Edison Pérez Cantor y Arnold Arias sirvieron de apoyo institucional a las universidades desempeñándose como docentes en las diferentes materias de los cursos de postgrado.

En la Universidad Central de Venezuela el Colegio formó parte de la Comisión Institucional designada por el Consejo Universitario para la elaboración del Proyecto para la Creación de la Escuela de Educación Física.

Monografias.com

Conjuntamente con el Dr. Agustín Blanco Muñoz fue creada la Cátedra "Pío Tamayo" del Deporte y la Lección Inaugural fue dictada por Jesús Elorza, presidente del C.E.D.V., el día 15 de marzo de 1993.

Entre los trabajos de investigación publicados por la Cátedra destacan entre otros:

Teoría y Práctica Deportiva. Lección Inaugural.

Origen y Desarrollo del Deporte en Venezuela.

La Planificación Deportiva en Venezuela: Mentiras y Verdades.

El Ordenamiento Jurídico del Deporte Venezolano.

Propuesta para una Educación Física Integral.

Entrenadores Cubanos en Venezuela ¿Solidaridad o Negocio?

Constitución y Deporte.

Secuestro y Deportes.

Olímpica Guerra Fría.

La Educación Física en Venezuela.

La Educación Física en Venezuela.

Además, se publicaron los siguientes libros: la Universidad Pedagógica Experimental Libertador – UPEL "Política y Deporte"; la Universidad de los llanos "Ezequiel Zamora" – UNELLEZ "La Educación Física en Venezuela 1q984 – 2005 y, la Universidad del Zulia – LUZ "Trabajo Socialismo, Constitución y Deportes".

Formación de recreadores

INSTITUTO UNIVERSITARIO YMCA "LOPE MENDOZA"

El Instituto Universitario YMCA "Lope Mendoza", es una Institución de Educación Superior de carácter privado, cuyo propósito es la formación de recursos humanos en áreas específicas, en el campo de la Recreación y del Turismo.

HISTORIA

El Instituto Universitario YMCA "Lope Mendoza" (IUYLM) inicia sus actividades académicas el 18 de octubre de 1983, en su actual sede, ubicada en Avenida Guaicaipuro Edificio YMCA, piso 5, San Bernardino, Caracas – Distrito Capital, transformado así el antiguo Centro de Formación de Líderes YMCA en una Institución de Educación Superior.

La carreras de Turismo y Recreación, en sus menciones correspondientes, se ofrecen en un plan regular de dos periodos semestrales por año, en horario nocturno de acuerdo a lo establecido en el Decreto 865, que reglamenta a los Institutos y Colegios Universitarios.

Desde 1983 el INYLM forma y capacita profesionales ganándose así un merecido prestigio en el ámbito laboral, empresas nacionales e internacionales han valorado la formación profesional que el IUYLM ofrece mediante la captación de sus egresados.

33 años nos acreditan en la formación de los más capacitados profesionales dentro del contexto recreativo venezolano, el área Turística y Hotelera. Somos pioneros con la creación de carreras como Administración de la Recreación y Recreación Dirigida.

MISIÓN

Formar integralmente, excelentes Técnicos Superiores Universitarios, con sólidos conocimientos que le permitan integrase con éxito en el mercado laboral del país, a través de un proceso intelectual que responda a una visión integral del conocimiento y a una motivación de autorrealización, tomando en cuenta la filosofía YMCA.

VISIÓN

Impulsar y vigorizar la trilogía representada por la excelencia académica, la pertinencia ocupacional y la internacionalización de valores para ser una Institución líder en la formación de recursos humanos.

VALORES

TÍTULO QUE OTORGA

El Instituto Universitario YMCA "Lope Mendoza" otorga a sus egresados, el Título de Técnico Superior Universitario en la Carrera y Mención correspondiente.

Técnico Superior de Turismo

Mención: Servicios Turísticos

Mención: Hotelería

Técnico Superior en Recreación

Mención: Recreación Dirigida

Mención: Administración de la Recreación

PERFILES DE ESTUDIOS

PERFIL DEL TÉCNCIO SUPERIOR UNIVERSITARIO

EN LA CARRERA DE RECRACIÓN

Mención: Administración de la Recreación.

El Técnico Superior Universitario en Recreación, Mención Administración de la Recreación es un profesional apto para el desempeño de funciones Administrativas y Directivas, capaz de:

PERFIL DEL TÉCNICO SUPERIOR UNIVERSITARIO

EN LA CARRERA DE RECREACIÓN

Mención Recreación Dirigida

El Técnico Superior Universitario en Recreación, Mención Recreación Dirigida, manejará recursos teóricos y prácticos que le permitan transmitir conocimientos del área a todos los niveles; es un profesional capaz de:

PERFIL DEL TÉCNICO SUPERIOR UNIVERSITARIO EN LA CARRERA DE TURISMO.

Mención Servicios Turísticos

El Técnico Superior Universitario en Turismo, Mención Servicios Turísticos, manejará recursos teóricos y prácticos que le permitan transmitir conocimientos del área a todos los niveles; es un profesional capaz de:

PERFIL DEL TÉCNICO SUPERIOR UNIVERSITARIO EN LA CARRERA DE TURISMO.

Mención Hotelería

El Técnico Superior Universitario en Turismo, Mención Hotelería, manejará recursos teóricos y prácticos que le permitan transmitir conocimientos del área a todos los niveles; es un profesional capaz de:

Divergencias entre el perfil de los egresados y el campo ocupacional

El campo laboral propio de la Educación Física se inscribe en el intercambio de la oferta y la demanda de actividades motrices que realizan diferentes públicos, en distintas instituciones en función a las ideas y representaciones que los actores poseen acerca de ellas. Se puede distinguir en el campo de la Educación Física tres sub-campos que se articulan entre sí, los cuales son:

Estos sub-campos del área de Educación Física, se deben corresponder con la titularidad y las competencias profesionales para el desempaño de un contexto laboral en particular. Sin embargo, en la actualidad existe una desarticulación entre las competencias que se corresponden con el perfil, titularidad de los egresados y la ubicación de estos profesionales en el campo ocupacional.

Sin embargo, los egresados de las diferentes universitarios e institutos y colegios universitarios que se han formado esta área del conocimiento, presentan divergencias relacionadas con el perfil, la titularidad y su correspondencia en el campo ocupacional, las cuales se ven manifiestas en el espacio contextual estructural en donde realizan las prácticas profesionales, y que en muchos casos discrepa con las competencias adquiridas en la formación profesional.

Se observan casos, por ejemplo: Técnicos Superiores en Deporte (TSU) que se encuentran desempeñándose en instituciones educativas públicas y privadas, sin haber adquirido las competencias pedagógicas durante la formación, ya que el diseño curricular de esta carrera no establece este componente, ni tampoco, determina el campo laboral educativo. Así mismo, si nos ubicamos en la titularidad y os años de estudios podríamos conseguir más incongruencias relacionadas con los años de estudios y los porcentajes de horas dedicadas a cada especificación curricular, el cual le da a la carrera universitaria un enfoque característico en las competencias que han formado en le TSU. Castellano, M (2002) afirma, que el currículum en la mayoría de los Institutos de Tecnología tiene un enfoque restringido, que limita las posibilidades del ejercicio profesional, de allí que, es preciso evaluar los campos ocupacionales de cada una de las universidades, institutos y colegios universitarios para el aprovechamiento de este recurso humano en el área de educación física, deporte y recreación de esta sociedad venezolana.

En el caso de la Universidad Nacional Experimental de Yaracuy es muy importante señalar que, con el egreso de la primera promoción, los problemas le explotaron en la cara, a todos aquellos que de manera irresponsable promovieron y dirigieron esos planes de estudio.

De manera, por demás insólita. ¡¡¡¡ El Ministerio de Educación no reconoce los títulos de esa Universidad!!!! Por carecer los mismo del componente docente, requisito indispensable, de acuerdo con la Ley Orgánica de Educación, para poder ejercer el cargo de educador y, en consecuencia, son considerados como personal "No graduado" negándose de plano, su incorporación al escalafón de los docentes.

Sin embargo, el mismo Ministerio que les niega la posibilidad de trabajar, concede la facultad a ese mismo centro de estudios universitarios, la UNEY; de otorgar la reválida de estudios, a los egresados del Instituto Internacional de Educación Física con sede en La Habana como parte del Convenio Cuba-Venezuela.

También, los jóvenes venezolanos egresados de la Universidad Iberoamericana, ahora re-bautizada como la Universidad Deportiva del Sur, tienen sobradas y justificadas rezones para considerarse estafados por una oferta engañosa de estudios, que, en términos laborales, los dejó, como unos desempleados cono títulos universitarios "No reconocidos" debajo del brazo.

Basado en lo anterior, para comprender estas divergencias, se abordaron aspectos relacionados con el Perfil Profesional y el campo ocupacional en la formación profesional del área de Educación Física, Deporte y Recreación a nivel Superior, para ello, Nereyda Hernández conforma un cuadro donde se reflejan las instituciones que forman el recurso humano en el área de Educación Física, la titularidad, años de formación y el campo ocupacional de acuerdo a su perfil.

Monografias.com

Monografias.com

Monografias.com

Monografias.com

Monografias.com

Monografias.com

Otro caso, lo constituye la implementación de los nuevos programas del área de Educación Física de la Educación Básica (pre-escolar, primero, segundo y tercer grado, cuarto, quinto y sexto grado) el cual ha sido delegado a los maestros integrales para realizar estas prácticas pedagógicas, sin tener el perfil requerido para esa labor, excluyendo al especialista que se ha formado en esta área del conocimiento. Es de señalar, que estos profesionales integrales se les elimina el área de Educación Física de los diseños de estudios, lo que indica que no han sido adquirido las competencias para el cumplimiento de los programas de estudios señalados.

Oferta y demanda de docentes para la educación física, el deporte y la recreación

"UN PROBLEMA A RESOLVER"

La dinámica de la relación entre el Estado y el asociacionismo deportivo en casi medio siglo de existencia ha provocado importantes acontecimientos en el desarrollo del deporte venezolano. De su análisis podemos obtener conclusiones valederas para proseguir en el camino por la conquista de un deporte mejor.

Los Juegos Deportivos Bolivarianos del año 1951 permitieron una consolidación de las Federaciones Deportivas en Venezuela y una definición de la responsabilidad de la administración pública en el plano jurídico, en atender eficaz y cuidadosamente la preparación y participación de las selecciones nacionales en eventos internacionales. Además, en esa época se dotó a Caracas de importantes infraestructuras deportivas.

En 1958, el deporte venezolano da un paso muy firme hacia su universalidad y consolidación al crear mediante decreto de la Junta de Gobierno presidida por el jurista y economista profesor Edgar Sanabria, los Juegos Deportivos Nacionales en la categoría de mayor. Por decirlo de alguna manera se estableció en el país una vitrina donde se iban a exponer las potencialidades del deporte venezolano. Además, el legislador, en su concepción de la actividad deportiva, estableció que los Juegos Nacionales fuesen instrumento para dotar de infraestructura, recursos humanos, presupuestos y materiales a todas las entidades político-territoriales de Venezuela. Aspecto éste que se ha venido cumpliendo desde 1958 hasta nuestros días a través de estos Juegos Nacionales de mayores en su concepción original y hoy en día en su categoría juvenil. Obligados estamos a señalar que ese espíritu de universalidad deportiva del legislador del 58 no ha alcanzado aun su punto más alto, puesto que han faltado o no han existido las políticas de mantenimiento de las instalaciones deportivas, y lo que en un momento es un gran escenario deportivo a los pocos meses es un cementerio de canchas, pistas, piscinas y gimnasios.

Carlos Parisca Mendoza, hombre visionario del deporte venezolano, en los años 60, ante la presencia de los Juegos Deportivos Nacionales, creó la Escuela Nacional de Entrenadores Deportivos, con el propósito, según sus palabras, de inundar a todo el territorio nacional de Venezuela de entrenadores deportivos. Esta decisión fue una de las más importantes para darle al país los docentes necesarios para el desarrollo de programas en todas las especialidades deportivas. A diferencia de los programas de Formación del Instituto Pedagógico de Caracas, en ese entonces, la Escuela Nacional de Entrenadores proporcionaría los técnicos deportivos necesarios para los programas de desarrollo deportivo y de alta competencia implementados por las entidades deportivas federadas.

Una simple revisión al registro de entidades deportivas federadas del Instituto Nacional de Deporte, nos demuestra la existencia de más de cincuenta federaciones, que son las encargadas de la programación, organización y desarrollo de las actividades deportivas competitivas, que se realiza en Venezuela. El desarrollo práctico de esta actividad se cumple a través de una red orgánica, cuya estructura básica comienza con el atleta y los equipos deportivos, para luego ir ampliándose y haciéndose más compleja a través de clubes, ligar y asociaciones hasta llegar a su cúpula federativa.

El trabajo del día a día, en términos de entrenamiento, organización de equipos y competencia, recae en un ciento por ciento en los hombros del entrenador deportivo; docente éste que tiene bajo su responsabilidad, mediante la práctica deportiva, de contribuir a la formación integral de nuestros niños y jóvenes en el contexto de una sociedad democrática, tal cual está establecido en la Constitución de la República para todo proceso educativo que se de en el país.

Por ello ha sido una responsabilidad del sistema democrático, la formación de los docentes deportivos, para atender las necesidades del deporte venezolano; proceso éste fundamentado en la creación de la Escuela Nacional de Entrenadores Deportivos, ENED, en 1960, adscrita al

De este centro de formación, egresaron quince promociones con un aproximado de ochocientos entrenadores que se diseminaron por todo el país, con el propósito de fortalecer a la incipiente instrucción deportiva de ese entonces. Fue tal el éxito de este programa, que al inicio de los años 70 proliferaron las escuelas de entrenadores en los Estado Sucre, Anzoátegui y Lara para continuar con los objetivos propuestos en el núcleo central de la ENED.

La incorporación de más de mil doscientos hombres al mercado ocupacional generado en la actividad deportiva dio paso al surgimiento de inquietudes laborales y gremiales en pro del establecimiento de condiciones de trabajo, cada vez más favorables para los docentes deportivos.

Sin embargo, el gobierno nacional, en 1975, en un acto que podemos tipificar de venganza ante movimiento huelgario de los entrenadores deportivos, por lograr una contratación colectiva, contentiva de los derechos al trabajo, a la educación, a la salud y la vivienda, ordenó de una manera arbitraria, irracional e ilegal el cierre de la Escuela Nacional de Entrenadores Deportivos, lo cual generó graves consecuencia para el deporte nacional, puesto que cerraron la fuente de formación de una mano de obra tecnificada y calificada para poner en práctica los programas deportivos del país. Ante tamaña insensatez y tratando de buscar fórmulas que permitiesen corregir ese error, el Estado venezolano puso en práctica programas de formación de monitores deportivos y bachilleres deportivos que, lamentablemente, con la aprobación de la nueva Ley Orgánica de Educación, de efímera presencia en el sistema educativo venezolano.

La nueva Ley de Educación exige que el docente debe tener como mínimo una formación universitaria, desde aquella triste fecha, en 1975, hasta ese momento han transcurrido treinta largos años que han provocado un monumental o monstruoso desequilibrio entre la oferta y la demanda de docentes deportivos requeridos por el país. Actualmente nuestra demanda acumulada está por el orden de los cincuenta mil nuevos docentes deportivos y la oferta está limitada a una producción anual de dos mil hombres que egresan de las universidades (UPEL, ULA, LUZ, UC, UNELLEZ, UNEY, IUMAB, CULT), pero que en su totalidad se orientan exclusivamente al campo de la educación y el deporte escolar. (Ver gráfico)

Monografias.com

Deportes tales como actividades submarinas, atletismo, Decathlon, lanzamiento de martillo, boliche, boxeo, bridge, canotaje, ciclismo, ecuestre, deportes para minusválidos, esquí acuático, gimnasia, jockey en patín, jockey sobre césped, judo, karate-do, karting, kenpo, levantamiento de pesas, lucha, motociclismo, motonáutica, saltos ornamentales, nado, nado sincronizado, polo acuático, pelota vasca, potencia, físico culturismo, remo, sofball, tae.Kwon, tenis de campo, tenis de mesa, tiro, tiro con arco, vela y cualquier otra de las nuevas disciplinas que se incorporan al programa competitivo nacional, no disponen de programas académicos necesarios para la formación de técnicos deportivos que puedan desarrollar estas actividades. (Ver gráfico) Monografias.com

A todo este acontecer negativo en la formación de recursos humanos para el deporte, debemos agregar dos falsos dilemas propiciados por quienes buscan enfrentarnos con los entrenadores deportivos: "Lo Criollos no sirve, solo sirve el técnico extranjero". Con este lema se busca ocultar la historia de los pueblos, y llegando al extremo de la irracionalidad de pensar que con solo la traída de técnicos extranjeros podemos mejorar el rendimiento de los deportistas nacionales. No cayendo en una confrontación de carácter chauvinista pretendo solamente decir que la traía de los técnicos extranjeros tiene que ser un momento oportuno, no solo para el entrenamiento de nuestro atletas sino en lo que es requisito fundamental de toda sociedad organizada, que debe tener como fundamento principal de una política a la formación de recurso propio dela Nación para que una vez que este hombre cumpla con su cometido y deje nuestra fronteras, tengamos las propias reservas de venezolanos para acometer los recursos o las políticas que requiere el deporte.

Es oportuno el momento para dar a conocer y reafirmar que en materia de formación de entrenadores y profesores de educación física, los técnicos extranjeros en un pasado reciente, brindaron lo mejor de si mismo para colaborar con el desarrollo de Venezuela. Hombres y mujeres como: Jame Jhonson, Mirko Sustic, Ladislao Lazar, Pedro Cuggia, María Simona, Reinaldo Cordeiro, Dezio Vioti, Chippeterson, Oswaldo Castellanos, Rafael Franco, Gerola Dudu Struquembaker, los esposos Janowski, los esposos Sulish, Carlos Egui, Goyo Tavio, Andrés Schwaetz, Alfonso Victoria, Ideki Akuso, Skolber, Ahjjara, Nakayama, Garner, Edwin Krisch, William Thorenson, Arthur Lidiar, Hernan Sleffer, José Frías, Casimiro Marcel, Vera Guardia, Budosky Asamuel y Luis Gutiérrez Conte vinieron a nuestro país, entrenaron a nuestros atletas, pero lo que es más importante, contribuyeron a la formación de más de diez mil docentes deportivos que hoy cumplen funciones como entrenadores, profesores de educación física, dirigentes y gerentes del deporte venezolano.

Monografias.com

Monografias.com

Monografias.com

Es de iluso pensar que como nuevos ricos debemos buscar recursos en el exterior, para limitarnos al entrenamiento del atleta. En la formación de nuestros propios recursos está el futuro del deporte venezolano.

A partir de marzo del año 2001 se comete a mi juicio el atentado más grave contra la formación de entrenadores en el país cuando a través del convenio 24874 de Cooperación Internacional se trae a Venezuela en los siguientes quince años más de 10.000 "entrenadores" cubanos para que se encarguen de los programas de deporte para todos y de alta competencia. Hecho este que representa de por si una vulgar afrenta del ejecutivo nacional para con los sectores universitarios del país que desarrollan programas de formación de docentes deportivos. Además, propicia una discriminación laboral con los docentes nacionales al incumplir el artículo 91 de la Constitución Nacional, el 135 de la Ley Orgánica del Trabajo al no "garantizar el pago de igual salario por igual trabajo", ya que a los entrenadores cubanos se le establecen montaos salariales mensuales de 1700$ (dólares americanos), la cobertura de los gastos de alimentación, alojamiento y transporte interno y a los venezolanos no. Esta política es una clara señal de obediencia a intereses distintos al deporte, debido a que es incomprensible no desarrollar una política de interés nacional que permita la formación, el empleo y mejoramiento de nuestros propios recursos. Bastaría preguntarse que va a suceder cuando termine el convenio y los supuestos entrenadores cubanos regresen, si es que regresan a su isla de la felicidad.