La carne roja: La realidad y los Hechos



La obesidad es un fenómeno que desafía el pensamiento lógico y el poder de la sabiduría, ya que resulta del triunfo de un instinto sobre la razón. Larocca, FEF: en Los dietistas, quienes los siguen y el pensamiento del satírico romano Juvenal.Leer más: http://www.monografias.com/trabajos61/dietistas-pensamiento-juvenal/dietistas-pensamiento-juvenal.shtml#ixzz42h1RtHghHarold era un psicólogo clínico que fuera aceptado en nuestras esferas de trabajo exclusivamente para asistir con la administración de pruebas psicológicas rutinarias a algunos de nuestros pacientes.

Monografias.com

Como tantas personas obsesionadas con su peso, Harold, durante el día, nunca pasó cerca de una de las múltiples balanzas disponibles en la Unidad, sin subir a ella para confirmar su esbeltez, mientras expresaba los siguientes sentimientos absurdos: "Si como carne roja, voy a engordar, y yo mismo puedo escuchar el ruido que hacen mis arterias al bloquearse…"

Harold, como tantos, por nosotros conocidos, sufría de un cuadro discreto de anorexia nervosa atípica. (Leer más:

http://www.monografias.com/trabajos88/anorexias-postreras-juveniles-sus-sorpresas/anorexias-postreras-juveniles-sus-sorpresas.shtml).

Siempre me he preguntado la razón por la que tantos aborrecen la carne roja (o la carne en general), alimento que suministra tantos beneficios esenciales para nuestra salud y para la evolución normal de nuestro enorme cerebro.

Gracias a la ignorancia de tantos llamados "expertos", la carne roja es uno de los comestibles más controvertidos en la historia de la nutrición.

A pesar de que los seres humanos han estado comiéndola a lo largo de la evolución, muchas personas creen que pueden causar daño.

Este artículo se centrará en los efectos que la carne roja, como parte de nuestra dieta, tiene sobre la salud. Mientras lo termino, omitiré --- dejando que sean otros quienes hagan --- las consideraciones éticas, de salubridades públicas y medioambientales que por todos se "creen" conocidas.

Prosiguiendo

Los seres humanos han estado comiendo carne a lo largo de la evolución, demostrando que nuestros sistemas digestivos de seres omnívoros, están bien equipados para procesarla.

Poblaciones tradicionales como el Inuit y el Masai han comido mucha carne --- mucho más que el occidental promedio --- pero han permanecido en excelente estado de salud.

Sin embargo, la carne que comemos hoy en día es muy diferente de la carne que comieron nuestros antepasados. En su día, animales vagaban por libre y comieron hierba, insectos o cualquier cosa que era natural para ellos.

Monografias.com

El cerebro necesita la carne roja…

Entonces, parece ser que estamos embrollados en un dilema claramente semántico: La carne roja es buena para nuestra salud, las que no son buenas son las carnes que han sido procesadas.

¿Qué son los alimentos procesados y por qué son nocivos?

Los alimentos procesados son aquellos que han sufrido algún tipo de variación antes de que podamos consumirlos. Suelen contener cantidades elevadas de grasa, azúcares y sodio, por lo que conviene reducir su consumo y dar prioridad a los alimentos en su estado natural.

Seguir leyendo:

http://muyenforma.com/alimentos-procesados.html

Consciente de los negocios que significan las pérdidas de algunas libritas, la perdedora de peso crónica e interminable, Oprah Winfrey, revela el último de los tantos métodos, que ha seguido, por años innumerables, sin éxito. Para entonces, como la "experta" que cree ser, hacer que el último de los procesos que, afirma cambiarán la vida de tantos, sea, por muchos adoptado. Convirtiendo la gordura esteatopigia de las Kardashian en una de imagen calipigia.

Haciéndolo, mientras ceba sus cuentas bancarias.

¡Aplauso!

Seguir leyendo:

http://www.huffingtonpost.com/entry/oprah-on-weight-loss_us_56e2ea00e4b0860f99d8c277 -+

Monografias.com

Oprah demostrando, a fines del S.XX, las libras perdidas con Optifast. Las que recuperara de inmediato…

Mientras consideraba los aspectos del ser humano haber adoptado el uso de la carne como alimento indispensable, se me ocurrió la siguiente pregunta: ¿Cómo evitaron los habitantes del paleolítico los supuestos peligros que provienen de la carne cruda?

Tomemos en consideración las razones por mi curiosidad.

Los humanos solamente comenzaron el uso del fuego hace 350,000 años y no entraron a la cocina hasta hace 1.9 millón de años, lo que significa que la carne que han comido durante su existencia montaraz ha sido carne roja. La misma que hoy los facultativos, los dietistas y los comentaristas críticos, proscriben sin que tengan la menor idea de las razones por qué lo hacen.

No todas las carnes son iguales

La carne que comemos hoy en día es muy diferente de la carne que comieron nuestros antepasados. En su día, animales vagaban libres por las praderas y comieron hierba, y todo aquello que fuera natural para ellos.

Carne de vaca

La carne de este animal es completamente diferente de la carne derivada de una vaca moderna que nació y creció en una industria y que fuera alimentada con alimento basado en granos. También puede haber recibido hormonas de crecimiento y antibióticos.

Hoy en día, algunos de nuestros productos de carne viajan a través de procesamiento, aún después de que los animales son sacrificados, ahumados, curados y tratados con nitratos, conservantes y varios otros productos químicos.

Monografias.com

Por tanto, es muy importante distinguir entre los diferentes tipos de carne:

Los estudios sobre la carne, especialmente los realizados en los Estados Unidos, en su mayoría están examinando carne de animales de producción cultivada que han sido alimentados con alimentos basados en cereales.

CONCLUSIÓN: Es importante hacer la distinción entre los diferentes tipos de carne. Por ejemplo, la carne alimentada con pasto y orgánica es muy diferente de la de producción procesada.

La carne roja es muy nutritiva

La carne roja es uno de los alimentos más nutritivos que se pueden comer.

Está repleta de vitaminas, minerales, antioxidantes y varios otros nutrientes que pueden tener efectos beneficiosos profundos sobre la salud.

Monografias.com

Una porción de 100 gramos (3.5 onzas) de carne cruda de res (10% de grasa) contiene:

Además se encuentran en sí un cúmulo de otras vitaminas y minerales en cantidades más pequeñas.

La carne roja también es rica en nutrientes importantes como la creatina y la carnosina. Carnívoros no son a menudo deficientes en estos nutrientes, cuyas carencias pueden tener efectos negativos sobre varios aspectos de la salud, incluyendo la función cerebral.

Proseguimos

Muerte, Diabetes y enfermedad cardiovascular

Los efectos de la carne roja para la salud han sido intensamente estudiados.

Sin embargo, la mayoría de estos estudios son llamados estudios observacionales, que no puede probar causalidad, solo el hecho de que algunas cosas están correlacionadas.

Existen algunos estudios observacionales que mantienen que la carne roja se asocia con un riesgo mayor de enfermedades cardiovasculares, diabetes y muerte.

Monografias.com

Sin embargo, si nos fijamos en estudios más extensivos que ofrecen mayor precisión, se encontrará que los estudios observacionales aminoran los efectos benéficos de la carne roja.

En una revisión de 20 estudios que incluyeron un total de 1.218.380 personas, la carne procesada se asoció con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes. Sin embargo, no se encontraron asociaciones negativas de ningún tipo con la carne roja sin procesar.

En el estudio EPIC , un gran estudio observacional que incluye a 448.568 individuos, se constató que la carne procesada aumenta el riesgo de muerte mientras que no se observó ningún tipo de efecto negativo en la carne roja sin procesar.

Cuando se trata de un aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes y muerte... es crucial distinguir entre la carne procesada y sin procesar, porque las dos pueden tener efectos muy diferentes.

Los estudios observacionales parecen estar de acuerdo que carne procesada (no carne roja sin procesar) se asocia con un mayor riesgo de muchas enfermedades y una muerte temprana.

Pero aún así, es importante tener en cuenta las limitaciones de estos estudios. Conclusiones de los estudios observacionales tienden a equivocarse. La única manera de establecer causa y efecto es realizar ensayos controlados aleatorios.

En resumen: Algunos estudios observacionales demuestran un vínculo entre la carne, diabetes, enfermedad cardiovascular y muerte. Sin embargo, otros estudios revelan que la asociación se encuentra solamente para la carne procesada, y no en las carnes rojas sin procesar.

Monografias.com

¿La carne roja aumenta el riesgo de cáncer?

Hay muchos estudios observacionales que muestran que el consumo de carne roja se asocia con un mayor riesgo de cáncer.

El principal tipo de cáncer que la carne roja se cree puede causar es el cáncer colorrectal, el tercer tipo de cáncer más comúnmente diagnosticado en el mundo.

Un problema recurrente en estos estudios es que apilan juntas los dos tipos de carnes, lo que los hace inaceptables.

Otros estudios demuestran que no puede ser la carne sí misma lo que contribuye a un mayor riesgo, sino compuestos dañinos que se forman cuando la carne se cocina.

Por lo tanto, el método de cocción puede ser un determinante de los efectos finales de salud de la carne.

En resumen: Varios estudios observacionales muestran que quienes comen carne roja corren un mayor riesgo de cáncer, pero resultados más estrictos ven esta evidencia como siendo débil e inconsistente.

Correlación no equivale a causalidad

Cuando se miran de cerca, casi todos los estudios que aparentemente 'demuestran' que la carne roja causa daño son llamados estudios observacionales.

Este tipo de estudios sólo pueden demostrar correlación, entre dos variables asociadas.

Pueden decirnos que los individuos que comen más carne roja son los más probables a caer enfermos, pero no pueden demostrar que la carne roja causa problemas adversos.

Monografias.com

Uno de los principales problemas con estos tipos de estudios es que se ven afectados por diversos factores de confusión"

Por ejemplo, personas que comen carne roja (y "todo el mundo sabe' que la carne roja es mala) son menos conscientes de la salud demostrando igualmente más probabilidades de fumar, beben en exceso, comer más azúcar, hacer menos ejercicio, etc...

Las personas que son conscientes de la salud se comportan muy diferentes que las personas que no lo son y es imposible controlar por todos estos factores.

Otro problema con estos estudios es que generalmente están basadas en cuestionarios de frecuencia alimentaria, donde se espera que la gente recuerde lo que comía en el pasado.

Siempre es una mala idea la de tomar decisiones de salud basadas en estudios observacionales solos. Hay muchos casos en la historia donde los ensayos controlados aleatorios estrictos terminan mostrando resultados opuestos a los observacionales.

Por ejemplo, el Nurses' Health Study demostró en una ocasión que la terapia de reemplazo de estrógeno ayudó a reducir la enfermedad cardíaca en las mujeres. Más adelante, un ensayo controlado aleatorio descubrió que en la realidad, lo que aumenta es la incidencia de la enfermedad cardíaca.

Resumiendo: Los estudios observacionales no pueden utilizarse para determinar la causa y efecto. Hay muchos factores de confusión en estos estudios y estudios de mayor precisión a menudo terminan indicando exactamente lo opuesto.

Demos un vistazo a algunos estudios clínicos controlados aleatorios.

Tengamos en cuenta, que ensayos controlados aleatorios son el estándar de oro de la ciencia.

Lamentablemente, se desconocen muchos estudios que examinan directamente la carne roja.

Sin embargo, tenemos estudios sobre dietas bajas en grasa. Estos estudios tienen el objetivo de reducir la grasa saturada, que significa que las personas en ellos tienen que comer menos carne roja y procesada, que resultan ser altos en grasa saturada.

Monografias.com

La Iniciativa de salud de la mujer fue un estudio de más 46 mil mujeres. Un grupo recibió instrucciones de comer una dieta baja en grasas, mientras que el otro grupo siguió la dieta occidental estándar.

Después de un período de 7,5 años, casi no hubo diferencias (sólo 0,4 kg/1 lb) de peso entre los grupos.

Existe un estudio clínico controlado aleatorizado que comparó la dieta de Atkins (alta en carnes rojas) a la dieta de Ornish (una dieta vegetariana baja en grasa con ninguna carne roja). Se llama el estudio de pérdida de peso de Z.

Después de un período de estudio de 1 año, el grupo Atkins había perdido más peso y tuvieron mayores mejorías en los más importantes factores de riesgo para enfermedad, aunque los efectos no siempre fueron estadísticamente significativos.

Asimismo hay muchos otros estudios que comparan los carbohidratos y bajo contenido en grasas. En estos estudios, las dietas bajas en carbohidratos conducen a mejores resultados de salud.

Por supuesto, estos estudios no están examinando carne roja directamente, hay muchas más cosas que pueden afectar los resultados.

En conclusión: Estudios sobre las dietas de bajo contenido de grasa (bajos en carne roja) no muestran una reducción en el cáncer. Estudios sobre las dietas bajas en carbohidratos (altos en carnes rojas) casi invariablemente conducen a la mejora en los resultados.

Optimización de carne roja

Cuando la carne se cuece a alta temperatura, puede formar compuestos nocivos.

Algunos de éstos incluyen aminas heterocíclicas (ha), hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAHs) y Advanced Glycation-productos finales.

Monografias.com

Estas sustancias pueden causar cáncer en animales.

Si la carne realmente aumenta el riesgo de cáncer (que todavía debe ser demostrado) entonces estas pueden ser las razones.

Pero esto no sólo aplica a la carne, otros alimentos también pueden formar compuestos nocivos cuando se calientan excesivamente.

Aquí se ofrecen algunos consejos para asegurarse de que la carne que el público consume no forma estos compuestos nocivos:

En conclusión: Con el fin de evitar la formación de sustancias nocivas al cocinar carne, escoja métodos de cocción más ligeros y evite que la carne se queme.

Cuando se mira más allá de las tácticas de miedo y los anuncios sensacionalistas, uno se da cuenta de que no existen ensayos controlados en carnes rojas asociados a la enfermedad en seres humanos.

Solamente tenemos los estudios observacionales, que a menudo no separan adecuadamente la carne roja y los transformados cárnicos.

Monografias.com

Los estudios se basan en cuestionarios de frecuencia alimentaria y simplemente no representan factores como el cuidado de la salud.

Los estudios observacionales que se conducen para generar hipótesis, no se corroboran como, a continuación, veremos.

Estos estudios no demuestran que la carne roja provoca daños y parecen dudosos porque los seres humanos han prosperado comiendo animales salvajes a lo largo de su evolución.

Siempre y cuando se eligen carnes sin procesar (procedentes de animales alimentados con hierba), asegurándose de que se utilizan métodos de cocción suaves y evitando quemar la carne, no hay nada por qué preocuparse.

La carne roja (como el desayuno) ha pasado a ocupar un lugar en la vernácula de los dietistas sin que ellos sepan la razón porque lo hacen (véanse mis ponencias al respecto).

En resumen

En muchas ocasiones he explicado los fallos inherentes a los consejos que nos ofrecen los "expertos" en el mundo de las dietas, incluyendo evitar ciertos comestibles o en adaptar ciertas comidas (por ejemplo el desayuno) como comida esencial. Esta última representante del "manjar predilecto" de los políticos. Especialmente los dominicanos.

Sin duda alguna, existen ciertos encantos en proclamar éxitos dietarios (para perder de peso). Especialmente cuando se hace etiquetando los fallos como si fuesen éxitos. Lo que es lo que Oprah ha hecho reiteradamente en las décadas de su lucha con una gordura que permanece interminable, y lo que Bill Clinton (ex presidente glotón imita) cuando hoy predica que ser vegetariano, como lo es su hija, le salvó la vida. (Leer más: http://www.monografias.com/trabajos78/gordura-metodos-adelgazar-futuro-ilusion/gordura-metodos-adelgazar-futuro-ilusion.shtml).

En cuanto a Oprah, lo que ella compró --- cuando invirtió en Weight Watchers --- no fue en un método exitoso de perder de peso, sino que fue en uno que --- por sus fallos --- atrae más clientes.

Para concluir, entonces, debemos repetir, que si la llamada "carne roja" no fuese tan importante para nosotros, nadie la atacaría.

Nuestros pasos evolutivos atestiguan a sus beneficios.

Coma la carne roja…

Fin de la lección.

Monografias.com

Bibliografía

(https://authoritynutrition.com/is-red-meat-bad-for-you-or-good/)

Además, extensivos enlaces (links), bibliografía adicional y referencias de contribuciones a este tema y otros temas mencionados por este mismo autor, pueden obtenerse en los siguientes portales:

En el espacio que sigue, presentamos otra razón adicional demostrando que las dietas comerciales no sirven para nada…

Monografias.com

Oprah"s Investment in Weight Watchers Was Smart Because the Program Doesn"t Work

Léalo en:

http://nymag.com/scienceofus/2015/10/why-weight-watchers-doesnt-work.html

 

 

Autor:

FelixLarocca