Las teorias éticas



Lección N° .1:

La ética o la Filosofía Moral

Definición y concepto de cada uno:

Monografias.com

Las palabras ética y moral pueden parecer lo mismo pero no lo son. Existen matices que indican que la ética y la moral son dos términos que se complementan, pero cuyo significado es bien diferente. En el siguiente artículo. Como te mostramos con ejemplos y definiciones el significado real de cada uno para determinar cuál es la diferencia entre ética y moral. En términos generales la diferencia entre ética y moral debe buscarse en que la primera es un estudio filosófico y científico mientras la moral es puramente práctica; es decir, la ética habla desde la razón y la reflexión filosófica pero la moral se refiere a los actos que realizamos día a día durante nuestra vida.

Concepto de validez de la Filosofía Moral

1) El nivel de los principios fundamentales de una ética mínima, que son universalmente válidos para toda acción humana; 2) los lineamientos de una ética aplicada a las profesiones sociales en general; la ética profesional es una sección importante dentro del campo de una ética de la responsabilidad; 3) los criterios normativos de una ética de la función pública, que son comunes para los tres poderes del Estado, y que forman parte del campo de la ética política; 4) la dimensión ética del derecho, que debe orientar la práctica de las profesiones jurídicas 5) el núcleo de la cebolla está formado por el ethos de los jueces, cuyos contenidos diseñan en cierto modo un modelo ideal de personalidad moral, la forma de ser, o los valores que cada sociedad espera ver reflejados en sus jueces y, recíprocamente, el tipo de persona que los jueces en cuanto tales desean ser, o cómo ellos desean ser vistos por la comunidad. La ética filosófica normativa, o filosofía moral, es competente para el tratamiento de los niveles o aspectos 1 a 4.

En este último aspecto tiene que ser muy parca o austera y respetuosa de los valores y cualidades especiales que hacen a la identidad de cada cultura y de cada profesión. El modelo que un grupo social adopta como ideal, o la forma de vida con la cual se identifica, solamente puede ser definido de manera autónoma por los propios miembros de esta subcultura, comunidad o profesión y estas identidades diferentes merecen respeto en una sociedad compleja y pluralista, siempre que sus prácticas no entren en contradicción con los principios de la moralidad general y con los derechos de los demás Lección N° .2:

La Ética Eudemonista

Eudemonismo: Si preguntamos para qué sirve la felicidad, la respuesta sería para nada, pues no es algo que se busque como medio para otra cosa, sino que se basta a si misma, es un fin. Las éticas que consideran la felicidad el fin de la vida humana y el máximo bien al que se puede aspirar son eudemonistas. Cada uno entiende la felicidad a su modo.

Origen griego:

Tiene como característica común ser una justificación de todo aquello que sirve para alcanzar la felicidad.

Los seguidores de esta teoría ética afirmaban que no se puede ser siempre plenamente feliz. Siglos más tarde que Aristóteles, Tomás de Aquino afirmaría que sí se puede llegar a esa felicidad plena y total, pero en otra vida, ya que en este mundo sólo existe felicidad relativa. Los eudemonistas pensaban que el placer era un complemento de la felicidad.

El termino hace referencia a que la busque da de felicidad es la base de la existencia del hombre en el mundo. Fundamentalmente NO cosas MATERIALES.

* Medios para alcanzar la felicidad (no plena):

La PROPUESTA principal del EUDEMONISMO: El bien es aquella que no hace felices y la felicidad es el aumento de nuestras fuerzas para obrar.

ARISTOTELES

Aristóteles fue uno de los primeros filósofos en defender el eudemonismo ético. Pero, ¿que entendía Aristóteles por felicidad? Todos los seres tienden por naturaleza a un fin (la semilla tiene como fin ser árbol) por tanto, no podría ser menos en el caso del ser humano. Como lo esencial es su capacidad racional.

La máxima felicidad del ser humano residirá  en lo que le es esencial por naturaleza: la vida contemplativa, es decir, el ejercicio teórico de la razón en el conocimiento de la naturaleza y de dios, y en la conducta moral prudente.

EUDEMONISMO DE ARISTOTELES:

Aristóteles fue el máximo representante de ese concepto, fijando sus bases.- Considera al hombre un ANIMAL SOCIAL, se mueve en el seno de la COMUNIDAD.

La libertad de elección hace que no se pueda realizar un ANALISIS PRECISO de su vida (algo heterogéneo) y le permite alcanzar la felicidad siguiendo varios caminos.

   Kant señalo que el eudemonismo de Aristóteles busca una finalidad ajena a la propia moral ya que te dice lo que hacer para alcanzar tu objetivo NO TU DEBER.

DOCTRINAS BASADAS EN EL EUDOMONISMO:

OPOSICION RELIGIOSA: El eudemonismo es rechazado por muchas religiones:-Antepone la búsqueda del PLACER al amor a DIOS:

Todas las personas de este mundo tratan de buscar la felicidad de unas maneras o de otras. En el ámbito de la sociedad. Todos estamos destinados a este camino, porque, ¿y si nadie buscara la felicidad el mundo como sería? tratamos de buscarla porque en ella encontraremos el bien eterno y una vida llena de alegrías y bien. Esto ha existido siempre, desde los más antiguos animales, esos que buscaban comida de donde fuera para poder vivir y así ser felices hasta el hombre moderno que busca por todos los medios ser felices.

Lección N° .3:

La Ética Utilitarista

Concepto y características La ética utilitarista es consecuencialista.

Eso quiere decir que, desde el punto de vista de la ética utilitarista, el valor moral de una acción se mide en función de sus consecuencias. Desde esta perspectiva, las acciones carecen de un valor moral intrínseco, siendo este extrínseco o relacional. Las éticas consecuencialistas se diferencian entre sí en el fin o consecuencia al que deben aspira.Según la ética utilitarista, a diferencia de la hedonista que hemos puesto como ejemplo, nuestras acciones han de estar orientadas a la consecución de la máxima felicidad para el mayor número de personas. Este fin es, a su vez, un procedimiento decisorio que, a la hora de enfrentarnos a un dilema moral, ha de ayudarnos a decidir el curso de acción más adecuado con respecto a este objetivo.

Lección N° .4:

La Ética Racional Formal

Concepto y características El conocimiento moral no es un conocimiento del ser, de lo que es, sino un conocimiento de lo que debe ser; no un conocimiento del comportamiento real y efectivo de los hombres, sino un conocimiento del comportamiento que deberían observar los hombres. En este sentido, dicho conocimiento no se puede verificar; cuando decimos que los hombres deberían comportarse de tal o cual manera estamos afirmando que ese comportamiento es necesario y universal, y esas son las características de lo a priori. Y ya hemos visto cómo Kant explicaba la imposibilidad de derivar de la experiencia algo que fuese necesario y universal: el primer objetivo del conocimiento moral, por lo tanto, consistirá en identificar cuáles son los elementos a priori de la moralidad.

Kant distingue un uso teórico y un uso práctico de la razón. En su uso teórico, que Kant estudia en la "Crítica de la razón pura", la razón constituye o configura el objeto que se da en la intuición, mediante la aplicación de las categorías; en su uso práctico, que estudiará en la "Fundamentación de la metafísica de las costumbres" y en la "Crítica de la razón práctica", la razón es la fuente de sus objetos: la producción de elecciones o decisiones morales de acuerdo con la ley que procede de ella misma.

Todos los sistemas éticos anteriores habían partido de una determinada concepción del bien, como objeto de la moralidad, creyendo que ese bien determinaba la moralidad, lo que debía ser. Sin embargo, del mismo modo que el conocimiento teórico no está determinado por el objeto, sino que éste se encuentra determinado por las condiciones a priori de la sensibilidad y del entendimiento, el conocimiento moral tampoco estará determinado por el objeto, sino más bien el objeto de la moralidad determinado por ciertas condiciones a priori de la moralidad. (Del mismo modo que Kant había provocado una "revolución copernicana" en el ámbito del uso teórico de la razón, provocará otra revolución similar en el ámbito del uso práctico de la razón). Estas condiciones, siendo a priori, no pueden contener nada empírico: sólo han de contener la forma pura de la moralidad. En consecuencia, las leyes de la moralidad han de tener un carácter universal y necesario.

Lección N° .5:

La Ética Emotiva a Priori

A priori concepto A priori es una locución latina que significa "de lo anterior". Se utiliza para realizar una demostración que desciende de la causa al efecto, de la esencia de algo a sus propiedades. También se refiere a aquello que se realiza antes de examinar el asunto de que se trata. Es posible establecer una distinción entre el conocimiento a priori (que, de acuerdo al filósofo Immanuel Kant, es necesariamente verdadero y universal, ya que no depende la experiencia) y el conocimiento a posteriori El emotivismo ético a priori es una corriente meta ética que afirma que los juicios de valor son emanados de las emociones individuales y que éstas tienen como objeto persuadir a los demás para que sientan lo mismo, intentando lograr que personas distintas valoren de forma idéntica lo que se observa. Se induce de esto que el emotivismo no utiliza medios racionales para demostrar su validez, de hecho prescinde de la misma utilizando sólo las emociones y su espontaneidad como medios para conocer la verdad moral.Según esta doctrina, por ejemplo, afirmaciones como "matar es malo" no informan acerca de la naturaleza del acto de matar, sino que expresa el sentimiento que éste provoca.El emotivismo ético tiene sus raíces en el pensamiento de Hume y el primer WittgensteinDurante el siglo XX el emotivismo fue de las teorías éticas más influyentes. Empieza empleando la observación de diferentes formas el lenguaje.Esta teoría fue desarrollada principalmente por el filósofo estadounidense Charles Stevenson y el británico Alfred Jules Ayer.Sus principales propósitos son:

1. Se emplea como medio para influir sobre la conducta de la gente, a través de los medios verbales como:

Emociones,

Sentimientos,

Súplicas,

Etc. 

2. El lenguaje moral se emplea para expresar la actitud propia y se debe diferenciar con el subjetivismo simple.

Lección N° .6:

La Ética de la Responsabilidad

La responsabilidad revela el carácter ético de cada persona, es un acto enteramente voluntario que nos lleva, por un lado, a más respeto, más transparencia y más cordialidad hacia los demás; y por otro parte, a dar respuesta a las necesidades de otro ser humano.

El otro me exige una actitud práctica, que puede ser de hospitalidad, de indiferencia o de rechazo. Ser "responsable", por tanto, significa estar listo y dispuesto a "responder". Desde nuestra propia realidad algunos de los aspectos a los que se debe dar una respuesta responsable son: la inclusión social, la equidad de género, la justicia económica, la conservación del medio ambiente, la seguridad ciudadana, y la probidad de la función pública.

Proponer una ética de la responsabilidad es justamente lo contrario de una simple "ética del éxito", que considera bueno todo lo que funciona o proporciona beneficios, poder o ventajas. Por este camino se llega a justificar cualquier medio en función de los fines.

El poder ejecutivo salvadoreño, por ejemplo, se resiste a aceptar la sentencia de la Corte Suprema de Justicia, que prohíbe transferir fondos de los ministerios hacia la presidencia de forma arbitraria y sin el control que garantice transparencia. Según el ejecutivo estos controles no permitirán una respuesta inmediata a las demandas de la población. Su argumento principal es que el fin (servir eficazmente a la ciudadanía) justifica los medios (uso privado y secreto de los fondos públicos).

La transparencia y la honradez nuevamente son amenazadas.

Contraria a la ética de la responsabilidad es también la llamada "ética de intenciones", que suele interesarse por una motivación puramente interna de la acción, eliminando cualquier preocupación por las consecuencias de una decisión o actuación.  La historia ha sido testigo de que grandes atrocidades se han llevado a cabo en nombre de grandes causas. Por tal razón en la sabiduría popular se dice que "el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones". La ética de la responsabilidad, en cambio, surge cuando somos conscientes de las consecuencias de nuestros actos sobre otros y sobre la naturaleza.

Por la ética de la responsabilidad podemos cambiar la competitividad individualista por la cooperación competente y cordial; la acumulación excluyente de la riqueza por el acceso equitativo a los bienes que garanticen la satisfacción de las necesidades fundamentales; el consumismo sin límites por el uso racional de los recursos; podemos pasar, finalmente, del espíritu egocéntrico al espíritu de concordia.

Pero, dicho esto, hay que añadir que, si bien la ética de la responsabilidad es condición necesaria para la consecución de un modo de vida realmente humano y fraterno; ésta no suple la necesidad de un Estado de derecho en el que todas las personas sean consideradas y tratadas con igual dignidad. En las sociedades antiguas, la seguridad de las personas dependía en gran medida del proceder ético individual.

 

 

 

Autor:

Jhon Erick Alberca Obeso.