Vías de administración de medicamentos (página 2)




A. Ventajas:

Administración por vía intramuscular

Es la inyección de un medicamento en el tejido muscular. Los puntos de inyección que se emplean con mayor frecuencia son: músculos glúteos, cara lateral de los muslos y deltoides.

La vía intramuscular ofrece una absorción del medicamento más rápida que la vía subcutánea debido a la mayor vascularización del musculo. La enfermera utiliza una aguja más larga y de un calibre mayor para pasar a través del tejido subcutáneo y penetrar profundamente en el tejido muscular.

El peso y la cantidad de tejido adiposo pueden influir en la selección del tamaño de la aguja. Por ejemplo, un cliente obeso puede necesitar una aguja de 7.75 cm de longitud, y un cliente delgado puede que solo necesite una aguja de 12 a 25 mm. A continuación las ventajas y desventajas de esta vía de administración:

Administración por vía intravenosa

La enfermera administra las medicaciones intravenosas siguiendo algunos de los siguientes métodos; en forma de mezclas incluidas en grandes volúmenes de líquidos IV, inyectando en forma de bolo, o pequeño volumen de medicamento a través de una vía de perfusión intravenosa ya existente, o mediante acceso venoso intermitente (bloqueo de heparina o de medicamento), mediante infusión (encabalgada) de una solución que contenga el medicamento prescrito y una pequeña cantidad de liquido IV a través de una vía IV existente.

En los 3 métodos, el cliente o bien tiene una vía de perfusión IV puesta, o un punto de acceso IV como una perfusión intermitente (a veces llamado bloqueo de heparina o de medicamento). En la mayoría de instituciones, las políticas y procedimientos establecen una lista de las personas que pueden administrar medicamentos IV y las situaciones en las cuales se pueden dar. A continuación las ventajas y desventajas de esta vía de administración:

Administración por vía inhaladora

Los medicamentos administrados con inhaladores manuales se dispersan mediante un aerosol, nebulizador, vaporizador o pulverizador que penetra en las vías aéreas pulmonares. La red capilar alveolar absorbe el medicamento rápidamente.

Un inhalador medidor de dosis (MDI) suele estar diseñado para producir efectos locales, como broncodilatación. Sin embargo, algunos medicamentos pueden generar efectos sistémicos graves. Los clientes que reciben medicamentos por inhalación frecuentemente padecen enfermedades respiratorias crónicas como asma crónica, enfisema o bronquitis.

Los medicamentos administrados por inhalación ofrecen a estos clientes el control de la obstrucción de las vías aéreas, y puesto que estos clientes dependen del medicamento para controlar la enfermedad, deben aprender que son y como administrarlos con seguridad. A continuación las ventajas y desventajas de esta vía de administración:

Administración por vía rectal

Consiste en la colocación del medicamento en el interior del recto.Se utiliza para ejercer acción local (anestésicos), o producir efectos sistémicos (antipiréticos, antiinflamatorios), pero también es empleada para provocar por vía refleja la evacuación del colon (supositorios de glicerina).El proceso de absorción se realiza rápidamente por la gran vascularización que existe en esta zona y se evita parcialmente el efecto del primer paso porque las venas hemorroidales drenan directamente hacia la vena cava inferior.

La presencia de heces fecales en el recto y si el paciente no retiene el medicamento o este le provoca la defecación se dificulta el proceso de la absorción. La presencia de microorganismos en el tubo digestivo puede producir la degradación local del fármaco. A continuación las ventajas y desventajas de esta vía de administración:

Bibliografía

  Fundamentos de Enfermería (Quinta edición).

España: Published by Elsevier

 

 

 

 

 

 

 

Autor:

Haggeo Irizarry Rodríguez

Columbia Centro Universitario

Recinto de Yauco

Departamento de Enfermería