La evaluación de proyectos, y los principales estados financieros (página 2)



En el examen del mercado que se efectúe en relación con el proyecto se debe evaluar la demanda su prospección con referencia a las estadísticas utilizadas y su evolución histórica así mismo la oferta, la metodología de cálculo de los precios y su evolución histórica y el potencial del comercio de los productos e insumos, así mismo se debe estudiar la eficiencia de los sistemas de distribución y comercialización.

En el análisis técnico o de ingeniería de un proyecto trata de la tecnología de la elaboración de la escala de planta, diseño y distribución de instalaciones , el flujo de insumos y productos del proceso de normas y características de los insumos de su oferta de productos (almacenamiento y destino) disponibilidad y uso de servicios públicos , los arreglos contractuales y cuestiones conexas.

Los aspectos de localización y tamaño los criterios seleccionados si están consistentemente determinados, y los aspectos ambientales Todo el análisis debería ser planteado en una situación con y sin proyecto.

La evaluación económica debería se analizada desde el punto de vista de los resultados efectos e impactos que se ha planteado con la ejecución del proyecto esta evaluación deberá realizarce con ratios de evaluación económica como VAN TIR B/C relación costo efectividad, costo eficiencia y otros de acuerdo a la naturaleza del proyecto, la evaluación financiera tendrá los sgtes objetivos:

PROPOSITO DE LA EVALUACIÓN ES EX ANTE

El propósito de la evaluación ex ante es el servir, a quienes toman decisiones, como instrumentos que les permita realizar una selección racional de los proyectos y contribuir al buen diseño de estos. En razón de esta doble función, la evaluación de proyectos es un proceso que no puede estar totalmente separado de la formulación o diseño de los proyectos.

Procedimiento de evaluación

Cuando se evalúa la convivencia de una acción de inversión se deben comparar los flujos de costos que esa iniciativa ocasionará con los flujos de beneficio que se espera obtener de ella. En ambos lados de este balance se deben, por tanto, realizar, al menos, las siguientes tres acciones.

Al realizar la valoración de los costos y beneficios de un proyecto, el evaluador se puede enfrentar a cuatro posibles situaciones.

En cualquiera de los casos anteriores, no obstante, se está en el terreno del análisis costo-beneficios, donde aún cuando algunos elementos de los costos y/o beneficios del proyecto pudieran quedar identificados y no valorados, la decisión de la convivencia de la inversión se tomará por la vía de optar por aquellas alternativas que, obviamente, producen más beneficios que costos, para el individuo, para la economía o para la sociedad, según sea el nivel del análisis que se está considerando.

Lo anterior no implica, que del lado de los costos el proyecto no siga el mismo tratamiento ya enunciado, vale decir, identificación, cuantificación y valoración de los costos a partir de la primera referencia que son los precios de mercado, pero igualmente expresado los costos del proyecto también en términos de precios de cuenta, ya sea que se trate de la evaluación económica y/o social del proyecto.

En resumen, la distinción entre el análisis costo-beneficios y el análisis costo-eficiencia, está determinada, básicamente, por la posibilidad o no de ser capaces de valorar los beneficios del proyecto, pero, en ambos casos, procede la evaluación privada, económica y/o social del proyecto, dependiendo de los precios de referencia utilizados. Así mismo, en cualquiera de estos ámbitos evaluación, los indicadores de decisión que se calcularán serán los mismos: el valor actual neto (VAN) y la tasa interna de retorno (TIR) en el contexto del análisis costo-beneficios; y el costo anual equivalente (CAE), normalmente por unidad de beneficiario, en el contexto del análisis costo-eficiencia.

Selección de proyectos

La selección de proyectos es realizada, finalmente, mediante la aplicación de los criterios de evaluación siguientes:

A los análisis mencionados en la sección anterior (financiero, económico y social), se agregan los análisis técnico, institucionales y medio-ambiental.

La importancia relativa de cada uno de estos tipos de evaluación varia de proyecto a proyecto.

Evaluación Técnica.- El estudio de factibilidad técnica es la base para otras formas de evaluación. Los expertos técnicos deberán mostrar que el proyecto puede lograr sus objetivos mediante el uso de una tecnología y normas técnicas que son apropiadas a las circunstancias del país en el cual el proyecto estará localizado. La evaluación técnica debe tomar en cuenta aspectos tales como los siguientes:

Evaluación financiera.- En la evaluación de proyectos es necesario hacer un cuidadoso análisis financiero, incluyendo la elaboración de cronogramas de ingresos y gastos esperados para la ejecución de las actividades del proyecto. El análisis financiero se refiere básicamente a la viabilidad financiera del proyecto y de la institución que lo operará, sin embargo, es también importante tener en cuenta las repercusiones del proyecto sobre las finanzas publicas, incluyendo las implicancias financieras de que el proyecto bajo análisis sea replicado.

La principal justificación para el otorgamiento de términos consecionables de asistencia financiera es la situación económica del país y especialmente las dificultades para moviliza recursos financieros externos para obras de desarrollo y no tanto la naturaleza del proyecto financiado. Al establecer los términos financieros para usuarios finales, es necesario evitar los efectos distorcionantes sobre la asignación de recursos y distribución de ingresos. Procedimientos financieros de dos pasos son útiles para evitar que tales distorsiones se produzcan:

Este procedimiento es importante en el caso de proyectos generadores de ingreso y particularmente de proyectos dirigidos a producir bienes y servicios para mercados competitivos. La evaluación de un proyecto debería permitir decidir el grado de concesionalidad del financiamiento otorgado, y tal práctica debería ser consistente con las políticas macroeconómicas y sectoriales del país receptor.

Evaluación económica.- Mientras que el análisis financiero está relacionado con al bondad financiera del proyecto, de la empresa o institución que llevará a cabo el proyecto, el análisis económico se refiere al impacto amplio que el proyecto tendrá sobre el sector y la economía nacional incluyendo la producción, la distribución del ingreso, consumo nacional, finanzas públicas y balanza de pagos.

Evaluación Institucional.- La agencias financieras deberían considerar cuidadosamente los aspectos administrativos al momento de evaluar un proyecto. Esto implica una evaluación de la capacidad de la institución ejecutora para conducir exitosamente el proyecto. Este análisis es tan importante como el relativo a la evaluación del entorno socio-económico en el cual el proyecto será ejecutado.

La evaluación institucional constituye la base de la determinación de la naturaleza y tipo de habilidades, capacidad organizativa e incentivos que serán requeridos por la agencia ejecutora del proyecto. Las brechas deberían ser identificadas y consecuentemente se debería diseñar una estrategia de fortalecimiento institucional. Esta evaluación debiera ser practicada en la etapa inicial del ciclo del proyecto. La evaluación institucional debería incluir:

El diseño del proyecto debería proveer la información necesaria para que la institución ejecutora del proyecto pueda monitorear adecuadamente la administración financiera durante la fase de ejecución, y mantener capacidad para responder a los exámenes financieros y auditorias externas después de que el proyecto halla concluido.

Es importante evaluar la duración de asistencia técnica requerida por la agencia ejecutora y otras organizaciones a ella vinculadas, así como también identificar alas instituciones consultoras locales que podrían proveer tal servicio. Si se va a contratar nuevo personal este debería ser adecuadamente capacitado en los nuevos sistemas y practicas a ser introducidas en la organización. En el caso de que se vaya a crear una institución enteramente nueva, la asistencia técnica durante un largo periodo de tiempo es frecuentemente requerida. En algunos casos, la asociación con otras instituciones bien gerencialas podría ser un camino apropiado para fortalecer a la nueva institución ejecutora. Si es necesario asistencia técnica externa esto debería ser planificado desde la fase de diseño del proyecto.

Las agencias financieras deberán considerar cuidadosamente las diferentes opciones para recudir la carga administrativa sobre las instituciones receptoras, particularmente mediante la simplificación del diseño del proyecto, conduciendo evaluaciones institucionales conjuntas y mediante el uso de intermediarios competentes para la planificación e implementación de los proyectos, incluyendo a grupo comunitarios y ONGs.

Evaluación Social – Distributiva.- los grupos sociales seleccionados como potenciales beneficiarios de un proyecto y los principales agentes en la implementación del mismo, deberían ser cuidadosamente especificados. La inicia especificación de los grupos –objetivo

Se debería ser seguido de un análisis sobre los efectos distributivos del proyecto. En la medida de lo posible, el análisis distributivo debería intentar avaluar el impacto del proyecto sobre los distintos grupos sociales relevantes. Esto sirve para asegurar que los proyecto es verdaderamente compatible con las necesidades y capacidades de los beneficiarios y participantes.

El análisis debería esclarecer que grupo e individuos serian beneficazos y quien serian perjudicados por el proyecto, incluyendo los afectos positivos y negativos sobres el empleo. En ciertos casos podrían existir efectos adversos sobre ciertos grupos sociales, aun cuando las necesidades de los grupos sociales beneficiarios sean plenamente satisfechas. La evaluación debería calibrar estos efectos adversos y considerar los medios para aliviarlos.

La noción de grupos-objetivo (target groups) no se es aplicable o es de aplicación muy limitada en los casos de proyectos destinados a producir bienes y servicios comercializables o de proyectos cuyo ámbito de servicio abarca grandes áreas de la economía nacional. En tales casos, es deseable practicar en alguna pequeña medida por medio por lo menos un análisis de los efectos distributivos para asegurarse de que no representan acciones injustas contra los grupos sociales mas vulnerables.

Evaluación Ambiental

Los aspectos ambientales deberían ser tomados en cuenta en el proceso de selección y diseño de proyectos. Las actividades que podrían afectar significativamente al medio ambiente deberían ser materia de una evaluación medioambiental. Un examen inicial del proyecto debería ser realizado a fin de determinar si es necesario una evaluación de impacto ambiental. Si en efecto es requerido, determinar sus términos y metodología. La evaluación debe ser iniciada en las fases iniciales del ciclo, a fin de ejercer la influencia adecuada sobre el diseño de l proyecto. Los cambios en el diseño , debido a consideraciones medioambientales , pueden en ocasiones incrementar el costo del proyecto o, alternativamente, incrementar el fluido de beneficios (como ocurre, por ejemplo, en los proyectos de ahorro de energía).

La experiencia enseña que las evaluaciones medio-ambientales pueden ser mas eficientes si son realizadas en estrecha colaboración entré donante y receptor. El publico afectado por el proyecto y otras partes interesadas deberían ser consultadas al determinar el alcance de la evaluación .

La evaluación debería sugerir la adopción de medidas que mitiguen los efectos diversos o diseños alternativos para limitar los impactos ambientales negativos. Por otra parte, la evaluación ambiental no debería detenerse cuando la implementación de proyectos se haya iniciado, sino que mas bien debería continuar durante el conjunto del ciclo del proyecto, como parte del proceso de monitores. A este efecto, debería especificarse en la etapa de evaluación como y quien tendrá a cargo el monitoreo del imparto ambiental y las medidas de neutralización durante y después de implementación del proyecto.

Hasta donde sea posible, los impactos ambientales positivos y negativos del proyecto deberían ser cuantificados en términos monetarios y, correspondientemente, ser incorporados en el análisis económico del proyecto. De conformidad con los principios fundamentales de sostenibilidad ambiental de largo plazo, pago por la polución causada y pato de los usuarios por los beneficios recibidos, existe n creciente reconocimiento de que los costos y beneficios ambientales deberían ser reflejados en los pecios de los productos.

Evaluación ex post

Constituye la fase final del ciclo del proyecto, se analiza detalladamente el grado en que los objetivos y expectativas del proyecto se han logrado o muestran indicios prometedores de alcanzarce, se analizan las razones de las desviaciones respecto a los planes y se trata de evaluar su importancia en forma crítica.

Las principales interrogantes que se plantean son:

Proceso de evaluación de proyectos

La Evaluación Global del proyecto se basa en el informe la formulación de los diferentes componentes del proyecto . en este proceso se integra la información técnica y financiera sobre el proyecto. Con los datos pertinentes respecto a su ambiente económico con el fin de llegar a criterios que sirvan de base para determinar que el proyecto sea seleccionado modificado o rechazado.

Cabe señalar que la evaluación de un proyecto no comienza cuando finaliza su formulación o preparación, en realidad la formulación y evaluación parcial del proyecto han de realizarce paralelamente y están en estrecha relación mutua.

La evaluación económica global ( ex ante) del proyecto se efectúa solamente a base de datos obtenidos al final de la formulación. Lo que convierte en una tarea compleja es la existencia de varias oportunidades económicas posibles para el empleo de los recursos dado que la selección de un proyecto únicamente ha de considerarse racional si dicho proyecto es superior en ciertos aspectos a otros.

Generalizando el proceso de evaluación de un proyecto se pude desagregar en tres etapas:

Tipos de evaluación de proyectos

La manera en que se llevan a cabo diferentes proyectos de carácter productivo y social, posee una serie de particularidades que hacen difícil una evaluación escalonada de cada una de las fases en las que se desarrolla un proyecto de inversión. Sin embargo en la última década ha habido una preocupación por el logro de una mayor eficiencia en el control de cada una de las fases en mención desde su concepción inicial hasta su terminación y evaluación de impacto. Es en este punto donde la tarea conocida como la evaluación económica-social de proyectos se ha preocupado por lograr una identificación más exacta de cada una de las fases, con miras a obtener una mayor eficiencia a través de la ampliación de los niveles de cobertura de los proyectos de servicios, y de una reducción de sobrecostos ocasionados por ineficiencias

(Karen Mokate).

Para lograr este objetivo se ha hecho uso de diferentes herramientas teóricas dentro de las cuales el análisis del tipo costo beneficio y del tipo causa efecto han jugado un papel importante en la evaluación de proyectos. Inicialmente desde el punto de vista económico el primer tipo de análisis ha estado encaminado a determinar los costos y beneficios de un proyecto, asignar precios que reflejen valores que la sociedad atribuye a cada uno de estos costos y beneficios, estimar un flujo de beneficios netos futuros y a descontar este flujo en términos de valores actuales.

Desde la perspectiva de la evaluación se ha tomado como una regla de decisión aprobar únicamente aquellos proyectos en los cuales se muestre un beneficio positivo neto valorado aprecios sombra, o precios cuenta, suponiendo que estos son los que miden el impacto neto sobre el bienestar social ocasionado por un aumento en la oferta de una unidad del bien por parte del sector público. Esta definición supone que los beneficios valorados a estos precios son exactamente una medida del efecto neto de un proyecto sobre el bienestar social, por lo cual el análisis costo-beneficio es una herramienta útil para identificar los proyectos que generen bienestar.

El segundo tipo de análisis esta más encaminado a valorar los efectos generados por la implementación de determinado proyecto desde la perspectiva del cambio en el entorno afectado por el proyecto. Con el establecimiento de una serie de actividades que se llevan a cabo durante la construcción de un proyecto , se identifican los impactos de estas sobre variables como el consumo, recursos utilizados, empleo generado y una serie de variables que se ven afectadas por la ejecución del proyecto. El objetivo es dar una perspectiva de los diferentes cambios en los sectores o zonas potencialmente afectadas por la construcción del proyecto.

En este segundo tipo de análisis se centra el enfoque de la investigación, por cuanto se intentará determinar un cambio como resultado del proyecto estudiado.(Karen Mokate)

Hay una gama de proyectos en los que el beneficio del proyecto no se identifica con claridad (o no es fácil medirlo) en el momento de la percepción del producto o a nivel de entrega de la infraestructura en el lugar. En muchos de estos casos es necesario seguirle la pista al producto y ubicar los impactos generados como consecuencia de su uso, pues allí se visualiza con mayor facilidad el beneficio (Hector Sanin)

La definición de evaluación propuesta por UNICEF, y descrita en el libro "Evaluación Financiera de Proyectos"de Karen Mokate, señala que el proceso evaluativo consiste en un ejercicio de análisis de la pertinencia, eficacia, eficiencia e impacto del proyecto a luz de determinados objetivos específicos. Así la evaluación recopila información relevante para el análisis del proyecto desde la perspectiva de los diversos objetivos.

Convencionalmente se distinguen los distintos tipos de evaluación según sus puntos de vista y los criterios utilizados para analizar el proyecto. Los puntos de vista y los criterios utilizados para analizar a su vez se relacionan con los diferentes objetivos que los diversos agentes pueden lograr mediante el proyecto los tipos de evaluación según esta distinción serían:

La naturaleza del proyecto y de los objetivos de sus inversionistas y ejecutores definirán la relevancia de cada tipo de evaluación. Para los proyectos realizados por inversionistas privados, podría esperarse que la única evaluación tenida en cuenta para la toma de decisiones sería la evaluación financiera, ya que el objetivo que incentiva a los ejecutores se relaciona con la maximización de las ganancias financieras. En contraste si el proyecto propuesto es realizado por el sector público es posible que el objetivo que motive la realización del proyecto no se relacione con la rentabilidad de la inversión, sino que busque satisfacer alguna necesidad de la comunidad o hacer un aporte al bienestar colectivo.

Un proyecto se descarta sino se obtiene un resultado favorable de las evaluaciones relevantes, después de haber analizado las diferentes alternativas de diseño y las modificaciones generadas por el propio proceso de preparación y evaluación. El proyecto que arroja un resultado positivo en las evaluaciones relevantes se compara con otras alternativas de inversión, con el fin de seleccionar la mejor. Así la evaluación apoya y contribuye al proceso de toma de decisiones, con el fin de contribuir a una mejor utilización de recursos y al cumplimiento de los objetivos de los inversionistas o ejecutores.

A partir de las evaluaciones se retoma el proyecto propuesto y se identifican sus ingresos y costos, cuya viabilidad podría obligar a preparar de nuevo ciertos puntos del proyecto. A la vez se identifican los beneficios y costos económicos , cuyos análisis podrían sugerir un ajuste a la propuesta para incrementar los beneficios o reducir los costos o modificar la ubicación temporal de diferentes beneficios o costos . Así la preparación y evaluación se retroalimentan en forma iterativa y generan insumos para una evaluación global, que recoge los resultados de la preparación del proyecto y sus evaluaciones y provee una información detallada y rigurosa para la toma de decisiones respecto a la inversión.

ELEMENTO DE EVALUACION

FINANCIERA

ECONOMICA

SOCIAL

Punto de vista

Precio

Beneficios y Costos

Transferencias

Tasa de Descuento

Objetivo

Criterio de Selección

Inversionista privado

Mercado

Directos ( atribuibles a la actividad del proyecto), no incluye externalidades

Las incluye

TIO

Maximizar Ganancias

TIR, VAN, B/C

Nación

Cuenta, Sombra, Eficiencia

Directos, e Indirectos, No diferencia entre quien los asume Incluye externalidades

No las Incluye

TSD

Maximizar Bienestar Económico

VPNe, TIRe, B/Ce

Nación

Cuenta, Sombra, Eficiencia

Directos e Indirectos Diferenciando, incluye externalidades

Las Incluye

TSD

Maximizar Bienestar Social

VPNs, TIRs, B/Cs

Impacto de los proyectos

La Teoría y conceptualización de Impacto explicada en el libro "Evaluación Social de Proyectos "de Raúl Castro, explica que la generación de los resultados o productos del proyecto, puede desencadenar muchos efectos , donde efecto se define como todo comportamiento o acontecimiento del que puede razonablemente decirse que ha sido influido por algún aspecto del proyecto, donde IMPACTO es el resultado de los efectos del proyecto, constituye la expresión de los resultados realmente producidos habitualmente a nivel de objetivos más amplios de largo alcance.

La visión de la cadena que generan las inversiones y acciones de un proyecto son:

Monografias.com

Esta cadena servirá de pauta general en el proceso de identificación de impacto del proyecto, pues indica que el análisis del proyecto no se puede quedar en las acciones que realiza o los resultados o productos que genera.

Es necesario continuar el análisis del proyecto hasta llegar a la observación o proyección de sus verdaderos impactos. Según la definición el impacto refleja los objetivos que se busca lograr, por ende los impactos que interesan a la evaluación económica se dan los que reflejan el aporte del proyecto al bienestar socio económico.

Como consecuencia en el proceso de identificación se impactos se busca identificar todos los cambios que el proyecto genera sobre los elementos que crean bienestar:

El consumo actual de bienes y servicios y bienes meritorios.

El proceso de identificación obliga al analista a profundizar la manera en que el proyecto afecta al bienestar de los demás miembros de la sociedad, se plantea:

El precio sombra o precio cuenta refleja la expresión de valor en términos del bienestar nacional, estrictamente hay dos tipos de precios de cuenta:

En unidades monetarias que es lo más común, en porcentajes o en tiempo de recuperación de la inversión los cuatro indicadores son los siguientes:

Aspectos importantes a considerar en el contenido tipico de un informe de evaluación

1.- Identificación de los atributos del Proyecto

2.- Análisis del negocio, entorno y Estrategia competitiva.

Análisis hacia el interior del Proyecto: Fortalezas vs Debilidades

Análisis del Entorno

Fuentes de Información disponibles:

3.- Se debe Definir

El ciclo de los proyectos

Todos los proyectos siguen su propio ciclo. Existen muchas versiones acerca de lo que es el "ciclo" de un proyecto, diferenciadas esencialmente por el manejo de la terminología y la cronología de algunas actividades. Lo que debe tenerse en cuenta es que la comprensión del ciclo de un proyecto es un aspecto fundamental para poder ubicar la evaluación dentro del conjunto de actividades a realizar.

El enfoque aquí presentado se basa en tres aspectos principales:

Se necesita una estructura flexible del "ciclo" que se adapte con facilidad a los diversos tipos de proyectos. El ciclo no debe percibirse como una camisa de fuerza lineal sino como una lógica de progresión de un proyecto.

En su forma general, el ciclo del proyecto comprende tres fases, a saber:

Las Fases constituyen un orden cronológico de desarrollo del proyecto, en las cuales se avanza sobre la formulación, ejecución y evaluación del mismo. A continuación se hace una breve presentación de cada Fase.

No existe consenso universal sobre la denominación de estas diferentes Fses pero se tiene que homogenizar su denominación y sobre los límites de una con otra. Sin embargo, una discusión detallada de la terminología sería poco fructífera. En este texto, se presenta una definición básica de las diferentes fases y etapas con sus objetivos, sin ánimo de introducir rigidez en el manejo de la terminología.

La fase de preinversión: formulación y evaluación ex-ante del proyecto

La fase de preinversión se constituye por la formulación y evaluación ex-ante de un proyecto. Está comprendida entre el momento en que se tiene la idea del proyecto y la toma de decisión de iniciar la inversión. Consiste en un juego iterativo de preparación y evaluación en el cual se diseña, evalúa, ajusta, rediseña, etc. Esta fase tiene por objeto definir y optimizar los aspectos técnicos, financieros, institucionales y logísticos de su ejecución. Lo que con ellos se busca es especificar los planes de inversión y montaje del proyecto, incluyendo necesidades de insumos, estimativos de costos, identificación de posibles obstáculos, necesidad de entrenamiento y obras o servicios de apoyo.

Cabe volver a señalar que la preparación y evaluación se hace en forma iterativa, en un proceso de profundización progresiva de la información y de aumento en la certidumbre en lo que se refiere a la selección de alternativas y proyectos. Así, la fase de pre-inversión se compone de tres etapas, que dividen y delimitan los pasos sucesivos de preparación y evaluación.:

En cada una de las etapas de pre-inversión se llevan a cabo diferentes estudios de diagnóstico y de preparación del proyecto (socio-económico; técnico; de mercado; financiero; ambiental; legal; administrativo -institucional). Distintos proyectos requerirán de distintas profundizaciones en los diversos estudios. Diferentes etapas de un solo proyecto también obligarán a los analistas a hacer énfasis en uno u otro estudio.

Los estudios efectuados en cada Etapa de la fase de pre-inversión se convertirán en insumos de la misma preparación o formulación del proyecto así como de las evaluaciones realizadas en dicha etapa. Los resultados de dichas evaluaciones mostrarán el camino más indicado para el desarrollo del ciclo, teniendo como alternativas:

El manejo de las etapas de la fase de pre-inversión se ilustra en la figura 1.1. Obsérvese que este manejo asegura que cada vez que se decide invertir más recursos y tiempo en la formulación del proyecto se hace con base en unas evaluaciones que señalan la bondad de continuar con la iniciativa. No se espera hasta tener un completo diseño técnico del proyecto para indagar sobre su bondad.

A continuación se profundizará sobre las diferentesetapas de la fase de pre-inversión.

Figura 1.1 Resumen:

La fase de preinversión

Monografias.com

Identificación (Definición del objetivo e idea)

En la identificación, se busca definir los objetivos del proyecto propuesto, de acuerdo con los problemas o necesidades específicos de la comunidad. Está conformada por la idea del proyecto; el diagnóstico de la situación sin proyecto; optimización de la situación base y la definición de los objetivos del proyecto.

El punto de partida es la idea del proyecto, generalmente detectada por la población afectada por un problema o enfrentada a una oportunidad, o por inversionistas interesados en suplir una necesidad determinada o en aprovechar una oportunidad específica.

Con base en la idea, debe realizarse un diagnóstico de la situación sin proyecto, que permita establecer los requerimientos reales de la población, sus condiciones socioeconómicas y/o los parámetros que determinan la demanda por el bien o servicio generado por el proyecto, y las dimensiones y características de las oportunidades que han generado interés.

El diagnóstico efectuado es el punto de partida para formular recomendaciones que permitan optimizar la situación sin proyecto. Dicha optimización consiste en un conjunto de medidas que podrían mejorar la situación actual sin invertir esfuerzos ni recursos tan significativos como los que requiere el proyecto. Su identificación obliga a los que están preparando el proyecto a definir estrategias que tengan capacidad de incidir sobre los problemas o las necesidades que buscan atender, sin requerir altas inversiones o reformas institucionales o presupuestarias.

A manera de ejemplo, en el proceso de buscar soluciones para embotellamientos de tránsito urbano, la optimización de la situación actual podría consistir en la programación de señales de tránsito o en la reubicación de los agentes de tránsito. Otro ejemplo se puede tomar del caso en el que una ciudad estadounidense proponía la construcción de un segundo basurero porque se estaban presentando grandes colas para entrar en el basurero existente en las horas pico, cuando los camiones venían a dejar su carga. La preparación del proyecto se había adelantado bastante sin haber considerado una optimización de la situación. La etapa de preparación estaba estancada porque no se identificaba una ubicación adecuada para el nuevo basurero. Al volver a la fase de identificación de alternativas, los preparadores encontraron que no había necesidad del proyecto, pues una solución radicaba en la mera redefinición de horarios de inicio de las rutas de recolección de basura. Al redefinir estos horarios, se logró redistribuir en el curso del día la llegada de los distintos camiones al basurero existente.

La identificación de una situación actual optimizada brinda mayor claridad con respecto a la verdadera dimensión del problema que se desea enfrentar. Podría reducir la magnitud del problema o aclarar factores determinantes del mismo. En algunos casos, podría arrojar luces con respecto a iniciativas modestas que constituirían alternativas al proyecto.

Sólo después de identificar la situación optimizada y de precisar la dimensión del problema que se desea resolver, se pueden proponer metas para un nuevo proyecto. Dichas metas no necesariamente son iguales al déficit detectado o demanda identificada debido a la escasez de recursos, a otras prioridades detectadas y a otras dinámicas que afectan los problemas o necesidades detectados.

El reto del proceso de identificación es la búsqueda de información, ya que exige adelantar estudios sobre aspectos legales y socioeconómicos y sobre el mercado; examinar los procesos y resultados de experiencias previas o complementarias; y entender la conceptualización del proyecto dentro del plan de desarrollo nacional, regional o de la empresa, según sea el caso, y formular unas metas concretas.

Culminada la identificación, el grupo interdisciplinario de evaluación y formulación debe hacer un análisis de las necesidades identificadas, la optimización y las metas planteadas. Así, procede a la siguiente etapa conociendo la situación que desea modificar y teniendo alguna idea de la manera en que propone modificarla.

Perfil (Planteamiento de alternativas)

Se caracteriza por la formulación de las alternativas, con el fin de seleccionar aquellas que luego serán objeto del estudio de prefactibilidad.

El planteamiento de alternativas debe ser realizado por la entidad encargada de la preparación del proyecto. En él, se identifican las opciones que permiten el logro de los objetivos del proyecto, incluyendo las relacionadas con el tamaño, la ubicación, los procesos, las técnicas, la financiación y la fecha de iniciación de cada una de sus fases.

El ideal es considerar todas las alternativas, entendiendo por éstas las diferentes opciones para alcanzar los fines y entre las que no existan criterios sólidos para establecer cuál es la mejor. Se podrán solicitar costos aproximados de inversión, operación y mantenimiento para cada una de las alternativas.

El grupo interdisciplinario de formulación y evaluación procederá a verificar que las alternativas propuestas cumplan con las metas establecidas, analizará su viabilidad técnica, legal, institucional y organizacional y eliminará aquellas que no sean viables, utilizando un filtro basado en información secundaria y en el criterio de los técnicos. Adicionalmente, podrá recomendar el estudio de alternativas que no hayan sido consideradas hasta el momento.

El equipo de formulación y evaluación del proyecto no podrá seguir adelante, hasta tanto no se definen las alternativas sobre las que deben profundizar. Si se determina que no existen alternativas de solución que ameriten seguir con el proyecto, éste podrá ser cancelado.

Prefactibilidad (Estudio de alternativas)

El objetivo de esta etapa consiste en progresar sobre el análisis de las alternativas identificadas, reduciendo la incertidumbre y mejorando la calidad de la información. Se busca seleccionar la alternativa óptima.

Aquí se profundizan los estudios de mercado, técnico, legal, administrativo, socioeconómico y financiero por las alternativas aprobadas en la fase anterior. A este nivel, el preparador debe procurar homogeneidad en los estudios de todas las alternativas, evitando concentrarse en la que él considere la mejor.

Como parte de las herramientas de decisión, en esta fase suele efectuarse la declaración de efectos ambientales. La calificación ambiental de las alternativas definirá el alcance de los estudios que se exijan posteriormente.

Con base en los diversos estudios, el equipo interdisciplinario de evaluación debe hacer un análisis para definir cuál es la alternativa óptima.

La preparación del proyecto no deberá seguir adelante con los estudios de factibilidad hasta tanto no haya recibido del equipo de evaluación, la especificación de la mejor alternativa. En el caso en que se determine que no hay alternativas atractivas, el proyecto podrá ser descartado.

Factibilidad (Anteproyecto definitivo)

La etapa de factibilidad busca generar una decisión definitiva sobre la realización del proyecto y la definición detallada de los aspectos técnicos así como el cronograma de actividades. En estaetapa, es necesario que el preparador profundice en el análisis de la mejor alternativa, recurriendo al levantamiento de información primaria para los diversos estudios del proyecto.

Con base en los resultados de estos estudios, el grupo interdisciplinario de formulación y evaluación determina la viabilidad de la alternativa seleccionada en todos sus aspectos. En esta etapa tan avanzada, el rechazo de un proyecto debe ser la excepción, y no la regla, siempre y cuando las primeras etapas del ciclo se hayan cumplido cabalmente. En caso de ser necesario, se podría recomendar la reprogramación de inversiones o el redimensionamiento del proyecto, sujeto a la revisión de posibles cambios en los beneficios y costos cuantificados y no cuantificados. Se podría recomendar el descarte de la alternativa seleccionada y la reconsideración de alguna alternativa que se había analizado en la etapa de pre-factibilidad.

Una vez definidos los resultados, se puede proceder a la elaboración del informe de evaluación el cual se presentará al inversionista.

Como se puede apreciar, el trabajo de la evaluación en la formulación y preparación se basa en la proyección de actividades, costos y logros esperados y, por lo tanto, suele ser llamada "evaluación ex-ante".

LA FASE DE INVERSION O EJECUCION

La fase de Inversión está compuesta por dos etapas, a saber: Estudios definitivos o de ingeniería, montaje y ejecución. Está comprendida entre el momento en que se inicia la inversión y el momento en que se inicia la operación normal del proyecto.

Diseños definitivos de Ingeniería

Una vez aprobada la realización del proyecto, se procede a contratar los diseños definitivos. Debido a que su elaboración suele generar una serie de pequeños cambios en el diseño del proyecto, puede ser necesario actualizar los presupuestos. Sin embargo, es importante anotar que, de ser bien realizado el estudio de factibilidad, los cambios que se introduzcan en esta fase no deben ser significativos.

Tan pronto se tengan los diseños definitivos y los presupuestos actualizados, se procede a preparar el informe de presupuesto. En caso de ser necesario, también se elaborará el informe de crédito, con el fin de solicitar a las entidades financiadoras montos acordes con los requerimientos de recursos.

En la etapa de diseños definitivos no deberían en principio, repetirse las evaluaciones, salvo cambios significativos en alguna variable relevante del proyecto. En este caso, la función de los evaluadores técnicos consistiría simplemente en revisar el cumplimiento de las bases de diseño y actualizar los costos del proyecto apoyados por los evaluadores financieros. Los evaluadores económicos, sociales y biológicos se limitarían a verificar que lo definido en el anteproyecto se cumpla.

MONTAJE Y EJECUCION

Consiste en la construcción de obras físicas edificaciones, aplicación de ingeniería de diseño montaje de estructura o cardería, instalación d centrales eléctricas y de fluidos, servicios de mecánica, medios de comunicación y transporte de productos, también consiste en tareas administrativas como

registro comercial, patentes, regalías, capacitación de personal.

OPERACION DEL PROYECTO

Consiste en un conjunto de actividades que permite iniciar la operación de planta, que una vez superada las deficiencias de puesta en marcha de la posibilidad del trabajo a plena capacidad.

Comienza con la operación preliminar de planta que una vez comprobado los resultados de operación continua con la operación normal de la Empresa, realizándose éste proceso en períodos diversos durante el horizonte de planeamiento. La finalidad de ésta Etapa es aplicar una correcta administración y organización empresarial para el normal funcionamiento del proyecto, cuyas tareas a regularizar son de tres tipos físico , económicos e institucionales.

Tareas Físicas:

Suministro de materias primas o insumos.

Abastecimiento de combustibles.

Extracción de recursos naturales

Capacitación de mano de obra.

Tareas Económicas:

Fijación de precios de la materia prima e insumos

Incremento de beneficios

Aumento de remuneraciones

Exportaciones e importaciones

Dependencia Económica y agotamiento de los recursos

Tareas Institucionales

Conformación de la estructura legal

Tributación

Legislación laboral

Seguro social, etc.

ANALISIS DE RESULTADOS DEL PROYECTO

Corresponde a la presentación de los resultados referidos a la evaluación Económica ,Financiera ,Institucional, Legal

como resultado del análisis de los diferentes estudios, y a la evaluación de la ejecución y operación del Proyecto.

Ciclo vital de un proyecto de inversión

Monografias.com

CAP.II

Flujo de fondo relevante en la evaluación de proyectos

- Flujos de Caja y Estados Financieros, Flujos de Caja Económico y Financiero.

- Tratamiento de la Depreciación y los Impuestos.

FLUJO DE FONDO RELEVANTE EN LA EVALUACIÓN DE PROYECTOS

DEFINICION DEL FLUJO DE CAJA

Se emplean indistintamente los términos "flujo de fondos" o "flujo de caja". Ambos se refieren a un flujo del proyecto que ilustra cuales son sus costos y beneficios y cuándo ocurre.

El flujo de fondos o flujo de caja consiste en un esquema que presenta sistemáticamente los costos e ingresos registrados año por año (o periodo por periodo). Estos se obtienen de los studios técnicos de mercado administrativo, etc. Por lo tanto, el flujo de fondos puede considerarse como una síntesis de todos los estudios realizados como parte de la etapa de pre-inversión (para la evaluación ex_ante) o como parte de la etapa de ejecución (para la evaluación ex_post).

Los cuatro elementos básicos que componen el flujo de fondos son:

Cada uno de estos elementos debe ser caracterizado seguir.

Es decir, cada elemento es registrado en el flujo de fondos, especificando su monto y el momento en que se recibe o se desembolsa.

FUENTES DE INFORMACION PARA EL CONSTRUCCION DEL FLUJO

Requiere la construcción de un flujo de caja con información contable acerca de las cantidades de bienes o servicios que van a producirse, los insumos que se requieren y sus respectivos precios. Además, exige una proyección razonable que tenga en cuenta el régimen de impuestos, las condiciones financieras y cuando sea relevante, la tasa de cambio.

Evaluación ex_post requiere la generación de información de buena calidad acerca de los diferentes eventos que caracterizaron el desarrollo, operación y mantenimiento del proyecto analizado.

Los estudios que forman parte de la formulación y preparación de un proyecto generan gran parte de la información que utiliza en un evaluación financiera es-ante. Por ejemplo, los estudios técnicos y el diseño del proyecto aportan datos sobre cantidades producidas requeridos. El evaluador los analiza críticamente, consulta su verosimilitud, y realiza los ajustes necesarios.

La información sobre precio y otras variables financieras y economices proviene del estudio del mercado, y se emplea para estudiar el posible impacto del proyecto sobre estos valore. Como se recordará por ahora se está suponiendo la ausencia de tendencias inflacionarias. En tal escenario, el evaluar sólo necesita especificar cuales son los precios, la tasa de interés y la tasa de cambio en el momento de iniciar el proyecto.

Los ingresos y costos financieros son calculados con base en datos confiables sobre las condiciones de los préstamos y otras transacciones financieras así como sobre el valor de la tasa de interés. Nuevamente la recolección de esta información exige consultar con múltiples fuentes. El dinamismo y las condiciones de los mercados financieros serán los que determinen las fuentes que deban ser consultadas.

Es claro que en el caso de la proyección valores en la evaluación exante o el manejo de información ex_post de mala calidad puede generarse incertidumbre acerca de la validez de los análisis realizados.

NORMAS PARA LA CONSTRUCCION DE UN FLUJO DE FONDOS

Para la construcción del flujo de fondos para la evaluación financiera, se utiliza la contabilidad de caja y no de causación. En otras palabras, los distintos egresos se registran en el momento en que se desembolsan y no en el momento en que se genera la obligación: los ingresos se registran en el momento en que se recibe.

El flujo de fondos presenta los costos desembolsados y los ingresos (beneficios) recibidos en todos los años del proyecto. De igual manera, se podría utilizar otra unidad de tiempo para el flujo: meses, semestres, etc.

Por convención se supone que los costos se desembolsan y los ingresos se reciben al final de cada periodo. Aunque se sabe que en realidad fluyen durante todo el periodo. El supuesto sencillamente implica que todos los flujos dentro de un único periodo se tratan como si se ocurriesen en un mismo momento.

El flujo de fondos se define para toda la "vida útil" del proyecto o para todo el horizonte de planeación o evaluación.

Convencionalmente, al primer año o periodo de la vida del proyecto se la asigna "Año O", "Semestre 0", "Mes 0", etc. En el periodo 0, por lo general no hay operación del proyecto; es el primer (a veces único) periodo de inversión o montaje.

Los ingresos

Los ingresos que se incluyen en un flujo de fondos son los percibidos por la venta o alquiler de los productos o la presentación de los servicios del proyecto. Deben ser registrados en el año en que se esperan recibir, independiente del momento en que se causan (recuérdese que se aplica la contabilidad de caja).

Se debe anotar que los ingresos registrados en el flujo de fondos del proyecto deben incluir, tanto los ingresos operativos (por venta del producto o prestación del servicio), como los ingresos financieros (por inversión de reservas por ejemplo).

Los costos

Los costos del proyecto suelen clasificarse en dos grandes categorías: como de inversión y costos de operación. Para efectos de una correcta elaboración de un flujo de fondos, será necesario estudiar el manejo que se le debe dar a los costos muertos y a los costos de oportunidad.

Los costos de inversión

La primera gran categoría de costos que debe ser incluida en la evaluación de un proyecto son los de inversión o de montaje del mismo.

Los costos de inversión generalmente consiste en desembolsos correspondientes a la adquisición de activos fijos activos nominales y la financiación del capital de trabajo.

ELEMENTOS QUE FORMAN PARTE DE UN FLUJO DE FONDOS

Los elementos que forman parte de un flujo de fondos son básicamente los costos de inversión operación y mantenimiento y los valores de salvamento.

Los costos por adquisición de activos fijos representan los desembolsos por compra de terrenos y edificios; pago de obras civiles; y compra de equipo maquinarías y obras de instalación o apoyo. Los costos por concepto de activos nominales corresponden a inversiones en activos no tangibles, pero necesarios para poner a funcionar el proyecto; tramitación de patentes y licencias; transferencias de tecnología y asistencia técnica gastos de constitución y organización y capacitación y entrenamiento.

Finalmente las inversiones en capital de trabajo refleja los fondos que deben ser comprometidos para conseguir activos de corto plazo e insumos para el ciclo productivo necesarios para el funcionamiento del proyecto. Dentro de este rubro se encuentran básicamente el efectivo y los inventarios (tanto de insumos y materiales primas como de producto final). Es necesario diferenciar entre el stock o requerimiento de capital de trabajo y la inversión en capital de trabajo (o cambio en los stocks) que es lo que se registra en el flujo de fondos con signo negativo. Esta inversión o al menos una parte de ella se recupera posteriormente (típicamente al final de la vida útil del proyecto), registrándose en el flujo con signo positivo.

Los costos de inversión típicamente se concentran en los primeros periodos del proyecto y su registro en el flujo de fondos así lo refleja. No obstante puede haber inversiones en capital de trabajo y aumento o reposición en el stock de archivo fijos o nominales durante toda la vida del proyecto.

Los costos de operación

Estos costos se pueden clasificar en costos de producción de ventas administrativos y financieros. Estos a su vez se pueden desagregar ente otros en costos de mano de obra materias primas e insumos arriendos y alquileres y costos financieros e impuestos.

Los costos de operación se registran en el periodo en que se producen los respectivos desembolsos (contabilidad de caja).

En toda evaluación es necesario distinguir entre los costos de operación que son deducibles de impuestos sobre la renta y los que no se pueden deducir. Donde la mayoría de ellos son deducibles cualquier costo que no lo sea se registrará en el flujo de fondos en una manera diferente a los demás costos.

Generalmente la estimación de los costos del proyecto incluye también un rubro para "imprevistos".

Es importante no cometer error de incluir costos muertos en un flujo de fondos. Estos se definen como costos ya causando que resultan ineludibles, independientemente de la decisión de inversión que se tome. En otras palabras son costos inevitables, aunque se decida no realizar el proyecto que se está evaluando. Por ejemplo se propone un proyecto que aumenta la productividad de la tierra agrícola en una zona determinada. Se contrata un equipo de profesionales con el fin de estudiar los suelos y los cultivos para diseñar el proyecto. Ellos proponen dos posibles proyectos y cobran $1.500.000 por su asesoría. Los costos de los proyectos propuestos incluyen mano de obra, adquisición de equipo obras civiles y costos de operación. Estos son costos evitables ya que no se pagan si no se realiza el proyecto. En cambio el $ 1.500.000 pagado por la asesoría profesional representan un costo inevitable o sea un costo muerto, porque de ninguna forma se puede cambiar el hecho de que se haya previamente contratado y realizado el estudio. Sea que se haga o no alguno de los dos proyectos, el costo de la asesoría tiene que ser pagado. Como consecuencia no es atribuible a la ejecución de proyecto y no debe ser registrado como costo del proyecto.

En los casos en los que no parezca claro el procedimiento para clasificar un costo como muerto, es recomendable elaborar un flujo de fondos para un escenario en que se realiza el proyecto (escenario con proyecto) y otro para el caso en que no se realice el proyecto necesario sin proyecto. En la medida en que el costo aparezca en ambos flujos resulta ser inevitable su pagos su causación es independiente de la realización del proyecto. Al deducir el flujo del proyecto restando el flujo sin proyecto, el costo que aparece en los dos se cancelará. Es decir no será relevante al flujo del proyecto.

El costo de oportunidad se define como el valor o beneficio que genera un recurso en su mayor uso alternativo. Si el costo de oportunidad de un insumo usado por el proyecto es diferente de su precio de adquisición entonces el flujo de caja se debe valorar según el primero. Este concepto es especialmente relevante en el caso de que utilización de los insumos implique el sacrificio de las alternativas de venderlos o utilizarlos en otro proceso productivo, ya que en éstas hubieran generado un ingreso. Este ingreso sacrificado representa el costo de oportunidad.

En muchas ocasiones se presenta un costo de oportunidad cuando el insumo empleado por el proyecto no fue adquirido exclusivamente para él y tenía usos alternativas. El hecho de que su adquisición haya sido independiente de la realización del proyecto hace que no se registre el precio de compra del insumo, que en ese momento es un costo muerte. Lo que corresponde al costo de oportunidad es el ingreso neto dejado de ganar (descontando los costos de operación del uso alternativo).

La depreciación

Un costo que debe ser analizado detalladamente es el que corresponde a la depreciación. Desde el punto de vista contable, la depreciación es un mecanismo para distribuir el costo de un activo a lo largo de toda su vida útil. También suele asociarse a un sistema para retener utilidades dentro de un proyecto, con el fin de garantizar los fondos suficientes para el reemplazo de activos despreciables.

Desde el punto de vista de la construcción de un flujo de fondos la depreciación no representa ninguna desembolso. Por lo tanto no refleja ningún costo efectivo.

La depreciación tiene un papel fundamental en la evaluación financiera aunque no representa costo. Su rol en el cálculo de los impuestos a la renta obliga a destacar los siguientes puntos sobre su utilización:

Los valores de salvamento

En valor de salvamento se asocia con los activos adquiridos por el proyecto. Busca reconocer el valor que existe al finalizar el periodo de evaluación gracias a la realización del proyecto que no existirá si este no se hubiera realizado. Se registra independientemente de que al final del proyecto el activo se vende o no.

El valor de salvamento hace referencia al valor producido por vender los activos al terminar el proyecto o a la potencialidad de los activos para generar productos e ingresos hacia el futuro. Las tres técnicas más conocidas para registrar valores de salvamento son:

El valor en libros de los activos

El valor comercial de los activos

El valor presenta neto de los ingresos y costos futuros generados por un activo.

El valor en libros de los activos en determinado momento del tiempo refleja un monto contable que no necesariamente equivale el verdadero valor de un bien. Por esta razón es un método poco recomendado par registrar valores de salvamento.

La utilización de los valores comerciales o valores de compra-venta de los activos como su valor de salvamento consiste en registrar el valor que se recibirá en el evento de vender el activo como ingreso correspondiente al periodo final del proyecto. Su aplicación es relevante en dos casos: primero, en el caso de vender el activo en un momento dado (son durante la ejecución del proyecto o en su periodo terminal) y segundo, aunque no se venda el activo al final del proyecto si no que se mantenga como patrimonio de su propietario.

Considere por ejemplo un activo que se consigue en el año 0 a un precio de $100.000.000. Se permite la depreciación de la totalidad de su valor en forma lineal durante diez años. Se planea vender el activo al final del año 2, por $70.000.000. Para entonces, se habrá registrado cinco años de depreciación y por tanto el saldo en libros será de $50.000.000.

Si se vendiera el activo en los $50 millones, se consideraría todo el valor de venta como un ingreso no gravable. La venta de $70 millones implicarán un ingreso no gravable de $50 millones, así como un ingreso gravable de $20 millones (Se podría llamar este ingreso una ganancia extraordinaria).

Cabe anotar que el valor gravable podría ser negativo en la medida en que el activo se vende por un valor inferior a su saldo en libros. En este caso la pérdida se podrá convertir en una deducción de impuestos. Sin embargo, sería un costo no efectivo (un costo no desembolsado) y por tanto se restaría del flujo gravable para fines de calcular los impuestos y se volvería a sumir con el fin de calcular el flujo de fondos del proyecto.

LA CONSTRUCCION DE UN FLUJO DE FONDOS

Ingresos gravables

Menos costos deducibles (incluyendo la depreciación)

Ingreso neto gravable

Menos impuestos

Menos otros costos no deducibles

Mas ingresos y valores de salvamento no gravables

Mas depreciación

Menos costos de inversión

Flujo de fondos neto

Tipo de flujos de fondos

Existen dos tipos de flujos de fondos del proyecto sin financiamiento (también llamado el flujo del proyecto "puro") y el flujo con financiamiento (o flujo del proyecto financiado o flujo del inversionista). En el primero se asume que la inversión que requiere el proyecto proviene de fuentes de financiamiento internas (propias), es decir que los recurso totales que necesita el proyecto provienen de la entidad ejecutora o del inversionista. En el segundo, se supone que los recursos que utiliza el proyecto son en parte propios y en parte de terceras personas (naturaleza y/o jurídicas), es decir que el proyecto utiliza recursos externos para su financiamiento.

El flujo del proyecto puro

La figura presenta el esquema básico del flujo de fondos para el proyecto "puro" o sea para el proyecto sin funcionamiento externo. En dicho flujo se registran los ingresos gravables que incluyen ingresos por ventas, presentación de servicios e inversiones de excedentes temporales de efectivo. De este ingreso, se restan los costos deducibles que son los de operación mantenimiento administración, mercadeo, ventas, impuestos indirectos y depreciación. Al culminar este proceso se obtiene el ingreso neto gravable que sirve de base para el cálculo de los impuestos atribuibles a la realización del proyecto.

ESQUEMA DEL FLUJO DE FONDOS DE PROYECTO

(FLUJO SIN FINANCIAMIENTO)

(Punto de Vista de la Entidad Ejecutora o Dueño del Proyecto)

+ Ingresos de Operación

+ Ingresos financieros

GANANCIAS GRAVABLES

+ Valores de Salvamento Gravable (Venta de Activos)

+ Ingreso No Gravable

+ Valor de libros de activos vendidos (Ingreso No Gravable)

GANANCIAS NETAS

+ Depreciación

+ Valores de Salvamento activos no vendidos

El resultado de restar de la ganancia neta gravable los impuestos directos, sumarle la ganancia extraordinaria por la venta de activos quitarle los impuestos sobre ganancias extraordinarias y los costos no deducibles y agregarle los ingresos no gravables (venta de activos por su vida en libros y subsidios principalmente) podría denominarse la "ganancia neta".

A esta ganancia neta, hay que sumarle la depreciación pues no representa un desembolso efectivo del proyecto y restarle los costos de inversión (activos fijos y nominales, gastos pre-operativos y capital de trabajo). Además hay que ajustar por otros costos no deducibles o ingresos no gravables. Esto constituye el resultado final buscando el flujo de fondos del proyecto (sin financiamiento).

Por supuesto las operaciones que se han discutido se realizan para cada periodo del flujo, mantenimiento la ubicación temporal de cada rubro.

El flujo del proyecto financiado

Este flujo se diferencia del anterior en la medida en que se consideran las fuentes del financiamiento del proyecto. Por tanto se registran los ingresos por el recibo del capital de los préstamos y créditos (ingreso no gravable, por ser una cuenta del Balance General). Igualmente se incluyen los costos de servicio de la deuda en el flujo: los intereses y comisiones son costos de operación deducibles y las amortizaciones son desembolsos no deducibles.

El esquema del flujo del proyecto financiado (o flujo del inversionista) se presenta a continuación

ESQUEMA DEL FLUJO DE FONDOS DEL INVERSIONISTA

(FLUJO CON FINANCIAMIENTO)

(Punto de Vista de la Entidad Ejecutora o Dueño del Proyecto)

+ Ingresos de operación

+ Ingresos financieros

- Costos de operación (incluye impuestos indirectos)

- Intereses sobre créditos recibidos por el proyecto

- Depreciación

GANANCIAS NETAS GRAVABLES

- Impuestos directos

+ Valores de salvamento (gravables de activos)

- Impuestos a la utilidad e venta de activos.

+ Ingresos no gravables.

- Costos de operación no deducibles

+ Valores en libros de activos vendidos (ingreso no gravable)

Ganancias netas

+ Depreciación

+ Valores salvamento activos no vendidos

- Inversiones financieras

- Costos de inversiones.

+ Ingreso por emisiones de bonos, acciones del proyecto

- Dividendos pagados.

+ Créditos recibidos.

- Amortizaciones de créditos y préstamos.

Ejemplo: flujo de fondos del proyecto puro y financiado