Análisis de la votación paramilitar: una aplicación de la econometría espacial”



Introducción

Mucha atención ha generado el tema de la parapolítica en la sociedad colombiana al verse el descaro con el que algunos personajes de la vida pública manipularon el desarrollo de las elecciones parlamentarias de 2002 en alianza con grupos paramilitares quienes, ejerciendo acciones de intimidación a la población, aseguraron la victoria de los candidatos que ellos apoyaban. Este fue el panorama en el que dichas elecciones fueron desarrolladas en los departamentos de Magdalena y Cesar, en donde los grupos paramilitares de la región comandados por Jorge 40 fustigaron a la población a votar por los candidatos que les eran indicados y tal como lo dice la investigadora Claudia López "…se presentaron los llamados distritos electorales que dieron inicio al proceso de la llamada parapolítica. Para ello se establecieron fórmulas con la lógica "Senado-Cámara", asignando municipios colindantes geográficamente para una repartición de los votos que sacase a flote las aspiraciones de dichas fórmulas, todo bajo el mando y apoyo territorial de los paramilitares"(LÓPEZ, 2010)

Este capítulo de la vida política colombiana ha dejado al descubierto los oscuros nexos que existen entre la clase dirigente y grupos ilegales que tal como ocurrió en los años 80´s y 90´s con los carteles del narcotráfico, lograron permear el gobierno tanto a nivel departamental como nacional y que puso el poder público en manos de la ilegalidad. Es evidente la necesidad de probar de manera científica esta distribución realizada del electorado en los departamentos de Magdalena y Cesar ya que es imperativo probar el fraude electoral desarrollado por los dirigentes elegidos, mostrar los nexos de la clase dirigente con grupos ilegales, devolver la fe en las entidades públicas y sobre todo dejar un sabor de justicia en el pueblo quien a la larga es la victima de todas estas acciones.

Con el propósito de generar una prueba cuantitativa de la distribución electoral en las elecciones parlamentarias de 2002 en los departamentos de Magdalena y Cesar, se implementarán técnicas de econometría espacial, ciencia que se dedica al estudio de variables distribuidas en el espacio y que trata la heterogeneidad y la dependencia de dichas variables. Este estudio pretende, haciendo uso de las técnicas de le econometría espacial, determinar el grado de relación entre las variables municipio, candidato (se estudiaron a los candidatos involucrados en el proceso de la parapolítica) y votación alcanzada, con el fin de establecer el impacto de la distribución electoral realizada por los paramilitares sobre los resultados de las elecciones.

Planteamiento del problema

Las consecuencias de la violencia ocasionada por grupos paramilitares en Colombia y en particular en los departamentos de Magdalena y Cesar son de grandes magnitudes; homicidios, desapariciones forzosas, mitigación ala población civil y varios delitos más son atribuidos a estos grupos quienes realizan sus actividades ilegales, en varias ocasiones con el apoyo de la clase dirigente de estos departamentos. A parte de la influencia notoria en la seguridad de estos departamentos, los grupos paramilitares han logrado permear sus instancias dirigentes a tal punto de lograr postular y elegir a sus políticos en elecciones parlamentarias de 2002 por medio de turbias acciones de manipulación y amenaza del electorado.

Esta situación ha generado la manipulación de todas las instancias de los gobiernos departamentales, dando un poder inusitado a los paramilitares para seguir desarrollando sus actividades extralegales y dando una sensación de inseguridad y de desconfianza en las entidades que supuestamente deberían satisfacer las necesidades de los pueblos a los que representan.

El departamento del Cesar ostenta una posición geográfica que es de gran valor para los grupos armados ilegales, al estar rodeado por los departamentos de La Guajira, Magdalena, Bolívar, Santander, Norte de Santander y limitando al norte con Venezuela, sirviendo como corredor entre dichos departamentos, la frontera con Venezuela, la costa Atlántica y el interior del país (LÓPEZ, 2010). Por tanto, el dominio territorial de este departamento se hace indispensable para los paramilitares quienes en las elecciones de 2002 sectorizaron sus áreas de influencia y apoyaron a diversos candidatos que aspiraban a curules en el congreso de la república, este apoyo se concretó de diversas maneras incluso en la forma de violencia física y dio como resultado, en particular, la elección de los senadores Mauricio Pimiento y Álvaro Araujo Castro quienes sustentaron su poder político en el departamento y fueron condenados al habérseles comprobado sus nexos con los grupos paramilitares del Cesar y beneficiarse políticamente de las acciones de estos grupos.

Por su parte, el departamento del Magdalena es un departamento de exclusivas características geográficas, entre ellas el poseer la Sierra Nevada de Santa Marta, lugar que históricamente ha sido escenario de acción de diferentes actores armados ilegales, además de que fue el principal territorio de producción de marihuana en tiempos de la bonanza marimbera, siendo este un punto importante en la creación y desarrollo de grupos de justicia privada los cuales fueron la base de las autodefensas (LÓPEZ, 2010). En particular, los grupos paramilitares del departamento diseñaron los llamados "Distritos electorales" los cuales consistían en una división del departamento en tres partes: los municipios del centro, sur y los de la ribera del Magdalena. Para este fin, se crearon fórmulas lógicas "senado - cámara", asignando municipios colindantes geográficamente para una repartición de los votos que impulsara las aspiraciones de dichas estrategias, todo esto con el apoyo de los paramilitares quienes, según Rafael García (Director de informática del DAS), a partir de un aporte de 800 millones de pesos por senador y 400millones por representante garantizaban una alta votación para cada fórmula, esto sustentado bajo acciones como la coerción al elector y el fraude electoral.

Según la analista política Claudia López, en los departamentos de Magdalena y Cesar los paramilitares repartieron los votos entre los candidatos que tenían su aval, amenazaron a los demás aspirantes, les prohibieron hacer campaña y mataron a quienes no se sometieron a sus reglas de juego (LOS CAÍDOS POR LA PARAPOLÍTICA, 2007) y estudios como los realizados por la Misión de Observación Electoral (MOE) reflejan la forma en que fue distribuida la votación en los llamados distritos electorales presentando un comparativo entre las votaciones de algunos candidatos vinculados al proceso de la parapolítica en los diferentes municipios de los departamentos estudiados.

La inexistencia hasta la fecha de estudios de carácter cuantifico que soporten o refuten las afirmaciones que personajes como Claudia López hacen alrededor del tema del fraude electoral en los departamentos de Magdalena y Cesar en las elecciones parlamentarias de 2002, estimula el diseño de un modelo estadístico que comprueben o refuten científicamente las tesis que alrededor del tema se han formulado. En este punto, la econometría espacial se presenta como una herramienta de la estadística predictiva que permite el estudio de las relaciones entre variables presentes en la ciencia regional, en nuestro caso, el de las elecciones parlamentarias del año 2002 en los departamentos citados anteriormente. Al estudiar la dependencia entre variables como la votación, los municipios y los candidatos participantes (en particular los implicados en el proceso de la parapolítica) se puede llegar a establecer con certeza científica si en las elecciones parlamentarias de 2002 en los departamentos de Magdalena y Cesar hubo fraude electoral o no, teniendo en cuenta la heterogeneidad de las variables del estudio.

Por tanto, para este estudio se formula la siguiente pregunta de investigación ¿Cuál es la distribución electoral de parapolíticos en las elecciones parlamentarias de 2002 en los departamentos de Magdalena Y Cesar? Con el objeto de determinar si en efecto hubo una distribución electoral por parte de los grupos paramilitares y de qué manera esta distribución afecto los resultados de dichas elecciones.

OBJETIVOS

Determinar la distribución electoral de parapolíticos en las elecciones parlamentarias de 2002 en los departamentos de Magdalena Y Cesar

Justificación

Dados los comprobados nexos entre los parlamentarios elegidos en los departamentos de Magdalena y Cesar con grupos paramilitares, se hace indispensable determinar la manera como estos políticos se distribuyeron el electorado de estos departamentos a manera de prueba de la corrupción que se ha difundido en los gobiernos departamentales y como herramienta de prevención para evitar futuros fraudes electorales como ha ocurrido en las elecciones de 2002. Los actores armados presentes en la vida nacional, particularmente en los departamentos de Magdalena y Cesar, han causado un inmenso daño a la población civil y el hecho de tener dirigentes que estén vinculados con estos grupos desgasta, lastima y corroe la voluntad de los ciudadanos, quienes ven como la ilegalidad resulta electa para dirigir sus destinos y que a la larga extenderá acciones características de administraciones corruptas.

Por tanto, el diseño de un mecanismo cuantitativo que sirva como prueba de la manipulación del electorado se hace necesario para identificar los candidatos que posiblemente realicen estas prácticas y que sirva como herramienta de análisis de futuros actos de fraude electoral, todo con el propósito de lograr que en los departamentos estudiados y en general en todo el país se logre realizar un proceso electoral libre de toda posible manipulación y que refleje en realidad el deseo del pueblo.

Marco de referencia

Este proyecto gira alrededor de dos temáticas principales: El fraude electoral realizado por los paramilitares en las elecciones parlamentarias de 2002 en los departamentos de Magdalena y Cesar y la Econometría espacial como herramienta de análisis de factores espaciales. Al tratar la temática del fraude electoral nos basamos en los informes de la Misión de Observación Electoral para los departamentos de Magdalena y Cesar(LÓPEZ, 2010) en donde se presenta el panorama político electoral des estos departamentos entre 1997 y 2007; en este informe se muestran un detallado análisis de las características que han rodeado las elecciones que se han desarrollado en este lapso de tiempo enfatizando en el papel que los actores armados, en particular los paramilitares, han desempeñado en el desarrollo de dichas actos lectorales. En el aparte de las elecciones parlamentarias de 2002, se muestra la manera como determinados dirigentes realizaron alianzas con los grupos paramilitares influyentes en los departamentos de Magdalena y Cesar para resultar elegidos como congresistas por estos departamentos, siendo cómplices de acciones como la intimidación a la población quien debía votar por los candidatos que fueran indicados por los paramilitares, a los candidatos participantes quienes debían aceptar las tácticas diseñadas por los paramilitares, renunciar a sus aspiraciones o en el peor de los casos resultar asesinados al negarse a tales propuestas. El resultado de tales tácticas fue la elección como senadores de varios de los políticos regionales que, apadrinados por lo paramilitares, lograron distribuirse el electorado de los departamentos estudiados. Este accionar político es el denominado Proceso de la Parapolítica.

Por la parte meramente estadística, nos basamos en la econometría espacial como herramienta de análisis de datos espaciales y como un campo importante de la ciencia regional. La Econometría Espacial se define como el conjunto de técnicas que operan con las peculiaridades originadas por el espacio en el análisis estadístico de los modelos de ciencia regional (ANTONIO, 1999) y se dedica al estudio de la dependencia espacial (auto correlación entre variables en un espacio determinado) y de la heterogeneidad espacial (diversidad de las variables espaciales o estructura espacial). Se distinguen cinco características básicas en el campo de la Econometría Espacial:

Nuestro estudio se sustenta en el análisis de variables como los municipios de los departamentos estudiados, los candidatos participantes en las elecciones parlamentarias de 2002 vinculados con el proceso de la parapolítica y la votación alcanzada por dichos candidatos en los municipios. Para ello se utiliza una matriz de ponderación espacial de la cuál hacemos referencia a continuación:

El concepto de contigüidad binaria, fue extendido por Cliff y Ord (Spatial autocorrelation, 1973) (Spatial processes, models and applications, 1981) para incluir una medida general de la interacción potencial entre dos unidades espaciales. La especificación correcta de los elementos de esta matriz es uno de los temas metodológicos más difíciles y discutidos en econometría espacial.

La sugerencia inicial de Cliff y Ord consiste en la utilización de una combinación de medidas de distancia (inversa de la distancia, una función exponencial negativa de la distancia...) y la longitud relativa de la frontera que tienen en común dos unidades espaciales en relación a la longitud de frontera que tiene una unidad espacial con el resto de unidades de su alrededor. Los elementos resultantes serán por tanto asimétricos, a menos que ambas unidades espaciales tengan la misma longitud de frontera.

 Formalmente:

Wij = (dij)-a.(b ij)b

siendo dij la distancia entre la unidad espacial i y la j, b ij la proporción de frontera interior de la unidad i que está en contacto con la unidad j, siendo a y b los parámetros.

En la misma línea, Dacey (1968) sugirió que los elementos de esta matriz de ponderación espacial, también tuvieran en cuenta el área relativa de las unidades espaciales

Wij = dij. a ij .b ij

con dij como un factor de contigüidad binaria, a ij como el área de la unidad y en relación con el área total de todas las unidades espaciales, y b ij la medida de la frontera utilizada en el caso anterior.

Ambas medidas están muy relacionadas con las características físicas sobre un mapa de las unidades espaciales. Al igual que con las medidas de contigüidad binaria, estas medidas son poco útiles cuando las unidades espaciales son puntos en lugar de áreas, también son menos significativas cuando la interacción espacial del fenómeno bajo consideración viene determinada por factores puramente económicos, que poco tengan que ver con la configuración espacial de las fronteras en un mapa físico.

Como consecuencia algunos autores han sugerido el uso de matrices que tengan una relación directa con el fenómeno que se pretende explicar. Por ejemplo, Bodson y Peeters (1975) introdujeron una matriz de accesibilidad general ( con elementos calibrados entre cero y uno ) que combina en una función logística la influencia de diversos canales de comunicación entre regiones , como pueden ser las carreteras , las líneas ferroviarias, y otros nexos de comunicación.

Formalmente:

Wij =å jkj.í a / [ 1+b.exp(-cjdij)] ý

donde Kij muestra la importancia relativa del medio de comunicación j. El sumatorio se realiza sobre los j medios de comunicación que existen entre dos unidades espaciales separadas por una distancia dij. Los valores a, b y cj son parámetros que han de ser estimados.

En la mayoría de los trabajos aplicados, la matriz de ponderación está basada en alguna combinación de relaciones de distancia, y de contigüidad simple.

Un problema importante surge del hecho de incorporar parámetros en los elementos de la matriz de ponderación espacial. Normalmente los parámetros son determinados a priori, sin que tengan relación alguna con el análisis espacial. Esto crea problemas en la estimación e interpretación de los resultados. En particular, nos puede conducir a establecer relaciones falsas, debido a que la validez de las estimaciones estará condicionada por el hecho de que la estructura espacial esté correctamente reflejada en los elementos de la matriz.

En definitiva, no existe un acuerdo unánime acerca de que matriz de ponderación espacial escoger para el análisis econométrico. Arora y Brown (1977) y Hordijk (1979) sugieren el uso de matrices neutrales, cuando modelizan espacialmente los residuos. Ellos identifican neutral con contigüidad binaria. Sin embargo Hordijk (1979) se inclina por el uso de matrices de ponderación generales donde los elementos han de venir determinados a priori, en la especificación funcional de modelos econométricos espaciales.

En Anselin (1980, 1984) se argumenta que la estructura de la dependencia espacial incorporada en la matriz de ponderación espacial deberá de elegirse de manera juiciosa, y ha de estar relacionada con los conceptos generales de la teoría de la interacción espacial. En la línea de construir un modelo econométrico espacial, la matriz de ponderación debe tener una relación directa con alguna conceptualización teórica de la estructura de dependencia, más que describir un patrón espacial a priori.

Cuando la matriz es usada para realizar un test de hipótesis, este requerimiento es menos estricto, ya que lo que se intenta comprobar es la existencia o no de dependencia espacial, y no determinar qué tipo de dependencia existe. Aunque la potencia del test se verá afectada, la importancia de una buena elección de la matriz no es tan importante como en el caso de la especificación funcional de un modelo.

Marco metodológico

NOMBRE DE LA VARIABLE

ESCALA DE MEDIDA

DEFINICIÓN OPERACIONAL

CANDIDATO

Nominal

Candidatos participantes en las elecciones parlamentarias de 2002 que están relacionados con el proceso de la parapolítica según fuentes oficiales

MUNICIPIO

Nominal

Municipios de los departamentos de Magdalena y Cesar que registraron votaciones en las elecciones parlamentarias de 2002.

VOTACIÓN

Discreta

Votación alcanzada por cada uno de los candidatos vinculados en el proceso de la parapolítica en los municipios de los departamentos del Magdalena y Cesar en las elecciones parlamentarias de 2002.

Monografias.com

Resultados

Los siguientes resultados indicarán si hay dependencia lineal entre las variables del estudio (municipios, candidatos y votaciones alcanzadas):

CUADRO 1

Monografias.com

El cuadro 1 muestra los coeficientes estimados en el modelo de regresión lineal simple donde la variable dependiente son los votos de los políticos en el proceso paramilitar, y la variable independiente son los resultados de la matriz de contigüidad.

CUADRO 2

Monografias.com

En donde se obtiene el modelo de regresión; en el cuadro 2, se observan los resultados de la prueba T – Student la cual indica que los estimadores no son significativos, es decir que no hay dependencia lineal y por tanto las variables estudiadas no están linealmente correlacionadas.

Estadísticas de la regresión

Coeficiente de correlación múltiple

0,08030747

Coeficiente de determinación R^2

0,00644929

R^2 ajustado

-0,01229695

Error típico

8780,518526

Observaciones

55

Observamos que en el análisis de la regresión lineal simple el coeficiente de correlación múltiple muestra que el grado de asociación lineal entre la variable de respuesta y la variable predictoria no explica el porcentaje de variabilidad de Y explicada con respecto a la recta de regresión.

Conclusiones

En este documento se analizó la interacción espacial (dependencia espacial) de las votaciones parlamentarias de los políticos acusados por la parapolítica en los Departamentos de Magdalena y de Cesar en el año 2002.

Luego de estimar un modelo de regresión lineal simple, se concluye, a partir de la estimación del modelo de panel de datos restringidos con transformación de efectos fijos que incorporan la dependencia espacial, que las votaciones parlamentarias que se presentaron en los departamentos estudiados no depende de la organización que los paramilitares desarrollaron en los municipios que son vecinos inmediatos, es decir, no se encuentra evidencia para afirmar que hay dependencia espacial en las votaciones parlamentarias con la distribución electoral en esta zona del país.

Es probable que la rustica distribución del electorado realizada por los paramilitares, alterarse de tal manera la opinión electoral de la población, que un análisis cuantitativo no de fe de tal distribución ya que no se realizó siguiendo parámetros científicos ni basados en la naturaleza de los individuos estudiados.

Es posible que la ampliación de esta investigación se realice a todos los departamentos de la región Caribe con su correspondientes municipios de resultados mas relacionados con la realidad ya que aparte de ser esta región el nucleo de los grupos paramilitares, se lograría tener una visión mas global de la situación electoral en el año 2002.

Bibliografía

Anexo

ANEXO 1MATRIZ MUNICIPIOS

Nota: Este anexo muestra una mínima parte de la matriz de municipios

Monografias.com