Identidad nacional en el Perú



Introducción

El ser humano interactúa y socializa con otros semejantes y se reconoce como tal, y va descubriendo coincidencias y discrepancias. Asimismo, asume el rol que le determinan, Alcanza objetivos compartidos, y al lograrlos obtiene el éxito deseado alcanzando sus propias metas. Además, tiene conocimiento de su medio ambiente, de su entorno, organiza el día a día y se vale de todos los instrumentos, medios y mecanismos para sobrevivir y defenderse de los peligros. Asimismo, se identifica con este entorno; todo ello es parte de sí mismo, de sus afectos, de sus valores, de sus tradiciones, cultura e Identidad.

El Objetivo del presente estudio es determinar cuáles los principales factores que en inciden en la constitución de la Identidad Nacional en el Perú.

La relevancia del tema se fundamenta, porque contribuye a la formación de la identidad nacional de los todos los peruanos para luchar contra actitudes y conductas poco nacionalistas y antipatrióticas.

La importancia de la Identidad Nacional está dada porque representa una serie de símbolos, que no sólo nos identifica como país, sino que lo distingue de cualquier otra nación en el mundo. Estos elementos patrios son usados comúnmente para celebrar algún acontecimiento que reviste importancia de tipo histórico, social, cultural, científico, y simboliza el orgullo que se siente al formar parte de esta nación en este caso el Perú.

Los beneficios de la Identidad Nacional se plasman en todos los habitantes de un país porque se cohesionan por una serie de elementos comunes, que lo definen como país, que determinan su nacionalidad, que brinda sentido de pertenencia que tiene cada individuo con su país, que poseen sus características peculiares que lo hacen diferente de otros.

Los elementos de la Identidad Nacional son: la historia, el territorio, los símbolos patrios, la música y la danza, el idioma, la religión, la arquitectura, la gastronomía, entro otros; lo que generará que un individuo no se sienta sólo en el mundo, que forje su identidad, y además, se sienta orgulloso de su patria.

Finalmente, la Identidad Nacional es un elemento importante dentro de una sociedad por múltiples razones que se han expuesto; sin embargo, una de ellas es que constituye una herramienta para la preservación de la cultura autóctona de un país. Asimismo, un individuo que forma parte de la sociedad, que ´posee identidad nacional es capaz de identificarse con su nación y trabajar por el desarrollo socioeconómico de ella.

Las limitaciones más notorias son las siguientes: la premura del tiempo para llevar a cabo todo el proceso de investigación, restricción a las unidades de información para consultar literatura actualizada y pertinente sobre el tema de investigación, y la realización de un trabajo de investigación, requiere una dedicación exclusiva, qué es algo difícil si no imposible porque se debe trabajar dada la apremiante situación económica que vivimos.

La Metodología utilizada está basada en el empleo del Método Descriptivo y Analítico, el Nivel de Investigación es Básico, el Tipo de Investigación es No Experimental y el Diseño de Investigación usado es el Descriptivo - Correlacional

Desarrollo

Planteamiento del Problema

La ausencia de la Identidad Nacional se a diversos factores, tales como la incidencia negativa de los medios masivos de comunicación, influencia crítica de las tecnologías de información y comunicación, el poco o escaso conocimiento de nuestras costumbres, de la historia peruana y tradiciones populares.

Asimismo, existe una carencia de conciencia socio – histórica, una deficiente identidad socio-cultural, la falta de un aceptable conocimiento y manejo teórico y práctico de las ciencias sociales (particularmente, Historia), la enseñanza monótona, superficial y divorciada entre los contenidos del aprendizaje y los problemas actuales, etcétera.

Sin embargo, es importante la famosa sentencia que dice: "un pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla", lo que nos plantea una relevante reflexión para no cometer los mismos errores como por ejemplo la Guerra del Pacífico.

Por otro lado, Morales Bermúdez (2012, Octubre), ex-General de División E.P. y exPresidente del Perú, sostiene que el concepto de Identidad Nacional tiene varias interpretaciones y se caracteriza por tener un carácter multidisciplinario, porque ningún campo del conocimiento humano podría abarcarlo o contenerlo exclusivamente.

Es un problema de los más importantes y preocupantes para los peruanos, ya que es de especial trascendencia cuando pensamos en el Perú y su futuro.

Debemos conocer que somos realmente y en qué nos diferenciamos de los demás países, cuáles son nuestros rasgos característicos que permiten reconocernos como una nación, nuestro grado de homogeneidad, nuestro nivel de de identidad nacional.

El nivel de Identidad Nacional se relaciona con una determinada sociedad, la sociedad peruana.

Se cumple si todos o, por lo menos una gran mayoría de los componentes de la sociedad peruana, poseen ciertos rasgos comunes y tienen "conciencia de tenerlos". Si tienen una "conciencia de comunidad", en relación a uno o más caracteres, situaciones y problemas que deberían ser compartidos por todos, tales como la familia, la educación, la historia, la cultura, experiencias comunes, la defensa nacional, el país entero al cual estamos vinculados en relación al tiempo histórico y al espacio interno y externo. Son estas formas o manifestaciones de la Nación, su personalidad que puede ser débil o fuerte.

Debido a que por circunstancias históricas y geográficas, el Perú es un país extremadamente heterogéneo, este tipo de identidad, "conciencia de comunidad", se manifiesta en forma débil e imprecisa.

Pero si se manifiesta la "conciencia de se rperunao2, la que se observa hasta en las regiones más apartadas y en los peruanos que viven fuera del país, que tiene el sentimiento de ser peruanos y de querer seguir siendo peruanos.

Esto que si bien no es lo óptimo, constituye una base firme para que pueda desarrollarse una conciencia colectiva" que sintetice el proceso de simbiosis de las formas culturales occidentales moderna con las forma s autóctona y vigencias ancestrales a fin de crear una realidad sociocultural integrada que haga fuerte nuestra Identidad Nacional.

Finalmente, el autor manifiesta que el Perú posee una Identidad Nacional que tiene cinco caracteres esenciales: Independiente, Uninacional, Pluricultural, Multilingue y Mestizo

El autor Giménez (1997), sostiene que la problemática de la identidad se puede ubicar en una intersección entre la teoría de la cultura y la teoría de los actores sociales. De tal manera que la identidad constituye un elemento la teoría de la cultura propia diferenciada o también, en una representación social de los actores (individuales o colectivos). Asimismo, esta identidad debe ser percibida y reconocida por los demás en diferentes contextos; o sea debe tener un reconocimiento social, no es suficiente que las personas se consideren como distintas en algún aspecto.

Asimismo, el mismo autor Giménez (1997), señala tres características que determinan esta especificidad: a).- Pertenecer a una colectividad; b).- Presencia de un conjunto de atributos que los relacionan; y c).- Descripción de la historia de vida y trayectoria social de la persona identificada. Por tanto, un individuo se observa a sí mismo y se le reconoce que "pertenece" a un conjunto de colectivos, como "siendo" una serie de atributos y como "cargando un pasado biográfico" (Giménez, 1997, p. 5).

Desde el punto de vista de Perea (2000), la Identidad de un pueblo consiste en reconocer sus características sociales, geográficas, culturales e ideológicas; además se debe aplicar y aceptar sus costumbres como parte inherente de su vida y de su historia.

Asimismo, Roura (2000), sostiene que los miembros de un pueblo están poderosamente unidos por la situación cultural donde nacieron, sus realizaciones, problemas y esperanzas. Habría que agregar a lo manifestado por este autor, que también están unidos por sus frustraciones y sus complejos, pero como elementos que deberán ser superados y resueltos ineludiblemente por toda la colectividad nacional.

Sin embargo, la Secretaría de Defensa Nacional (1997), sostiene que existe una serie de prejuicios y relaciones injustas entre los miembros de nuestra sociedad que hace difícil, pero no imposible lograr una Identidad Nacional. Asimismo, se percibe, muy a menudo que esos prejuicios y relaciones injustas provocan distancias sociales, tanto entre adultos, como también entre niños, tan solo por tener más o menos, recursos materiales.

Por lo tanto, se formula el siguiente problema de investigación:

¿Cuáles son las principales causas o factores de la ausencia de la Identidad Nacional en el Perú?

Marco Conceptual de Identidad Nacional

El término "Identidad" según Real Academia Española (2001), es una palabra latina (identitas), que significa un conjunto de rasgos propios de un sujeto o de una comunidad; donde estas características diferencian al individuo (o grupos de individuos), frente a los demás. La identidad, también está vinculada a la conciencia que una persona tiene sobre sí misma.

La Identidad Nacional es definida por Pérez-Rodríguez (2012, julio-diciembre), como un "constructo abstracto y multidimensional que tiene gran incidencia en diversos aspectos personal, socioeconómico de los seres humanos. En la construcción social se puede apreciar diferentes momentos donde los sujetos y los grupos establecen entre sí relaciones de subordinación o dependencia y de hegemonía en un contexto de ciertas condiciones políticas y culturales".

Torrejón (2009), expresa que es el "sentimiento de pertenencia que tenemos por la nación peruana. Ésta, supone identificarnos con el patrimonio nacional, con los valores, tradiciones, historia, recursos naturales, usos, costumbres y sus grandes problemas".

Por lo tanto, la Identidad Nacional es el sentimiento de integración y de pertenencia y como producto de las influencias históricas, religiosas, culturales y sociales, que comparte con su grupo social y que se hace más o menos intenso en la medida que los lazos sociales y culturales son más fuertes o menos fuertes.

Asimismo, el historiador y docente universitario Del Busto (2009), sustenta los siguientes planteamientos: Qué es el Perú? Es una realidad histórica que presenta tres dimensiones distintas: el Perú como Patria, como nación y como Estado.

a).- Patria, es una palabra que se empieza a aplicar a una realidad distinta a la nuestra. Nace hace unos 15 mil años en el Perú, con los primeros cazadores nómades que fijan este territorio con intención de permanecer en él, porque los que están de paso no forjan nuestra patria. Los que se quedan con este propósito y logran coronarlo, esos sí son patriotas.

b).- Nación, nace con el Inca Garcilaso, que fue un monumento a la crisis. Él era uno de los primeros casos de nuestro mestizaje, así que no tenía antecedentes para tomar como modelo. Cuando era pequeño, como todo pequeño amaba a su padre y por ser éste español él se sentía español también, pero después viaja a España y cuando el ambiente español lo estrangula, lógicamente Garcilaso se siente indio.

c).- Aparece el Estado, que es la nación políticamente organizada. Tenemos todo lo que no nos falta y todo lo que no nos sobra, tenemos lo necesario para seguir viviendo. El Perú es una República libre y soberana, que hace sus propias leyes, acuña moneda propia, defiende sus fronteras, firma sus tratados internacionales.

Belaunde, citado por Pacheco (1997), era reactivo al nacionalismo racista, pero no al nacionalismo que concebía la Identidad Nacional como transitoria, mudable y perfectible. Además, la promesa implicaba para el autor de "Realidad Nacional" la formación de un espacio donde existiera una identidad nacional y una tradición común que no excluyera sino integrara las diversas culturas locales. Esta promesa no era un ideal que debía construirse después de arrasar con el pasado sino que debía estar arraigado en la historia y en la cultura del país para poder proyectarse hacia el futuro.

Veres (2002), contextualiza cuando afirma mi pensamiento y mi vida son un solo proceso... he escrito con mi sangre... Mis apreciaciones se nutren de mis ideales, mi sentimiento y mis pasiones», nos testimonia Mariátegui (1928), en su breve prólogo de su obra: "Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana". Su pensamiento e ideales sobre la realidad que trató de discernir y las ideas peruanistas que persiguió cohesionar, se han convertido en elemento central de nuestra discusión sobre la Identidad Nacional.

Nosotros pensamos que la Identidad Nacional es una condición social, cultural, espacial y temporal. Se trata de rasgos que tienen una relación con un entorno político ya que, por lo general, las naciones están asociadas a un Estado (aunque no siempre sea así). Asimismo, el término nacionalidad constituye un concepto muy relacionado con la identidad nacional. Así por ejemplo, los que nacen en el Perú tienen la nacionalidad peruana y poseen los documentos legales que los acreditan como tal, pero estas personas, tendrán identidad peruana.

Sin embargo, desde el punto de vista simbólico la Identidad Nacional puede presentar diversos casos. Un individuo que nace en el Perú, tiene nacionalidad peruana y, a los cinco años de vida, puede viajar al extranjero, donde podría perder su Identidad Nacional. Si esta persona, vive los primeros cinco años de vida en el Perú, entonces, si vive los próximos cuarenta años siguientes en Australia, sin retornar al Perú, su tierra natal, es posible que posea su nacionalidad peruana, desde el punto de vista jurídico, pero no su identidad social ni cultural.

Otro ejemplo, es la identidad nacional que está certificada con un documento legal, sin embargo, los gitanos tienen identidad nacional a pesar que la nación gitana no posee un territorio propio o un Estado que los cobije como comunidad o colectivo social. Por lo tanto, un individuo podría gozar de una nacionalidad española o de cualquier otro país, y en cambio tiene identidad gitana.

Funciones de la identidad nacional

Pérez-Rodríguez (2012, Julio–Diciembre), sostiene que la construcción y mantenimiento de la identidad nacional son procesos que pueden inducirse deliberadamente con el objeto de construir las bases sociales, culturales y políticas del desarrollo. Desde el punto de vista político, la identidad nacional apuntala al Estado y a sus instituciones y otorga legitimidad a los derechos y deberes legales comunes contemplados en las instituciones, los cuales definen el carácter y los valores peculiares de la nación y reflejan los usos y costumbres tradicionales del pueblo.

Socialmente, el vínculo nacional configura la comunidad con mayor capacidad de inclusión, legitima los objetivos políticos y las medidas administrativas que regulan la vida cotidiana de los ciudadanos.

La Identidad Nacional también se ocupa de la socialización de sus miembros mediante el sistema educativo quien se encarga de inculcar una cultura homogénea a sus miembros en espera de una firme adhesión. Otra función se refiere al ideal de la fraternidad. La nación se considera la unión que existe entre la familia, la comunidad étnica y la nación en el plano ideológico en el pasado, el presente y el futuro. Para afianzar ese ideal se prescriben rituales y ceremonias como desfiles, ceremonias, monumentos a los caídos, juramentos a los símbolos patrios y conmemoraciones de acontecimientos históricos entre otros. Todos estos actos tienen la intensión de recordar a la población sus vínculos culturales y su parentesco político reafirmando la identidad y la unidad nacional.

Importancia de la Identidad Nacional

El especialista en el tema Dextre (2012), manifiesta la relevancia del tema por los siguientes motivos:

1).- Nos acerca con nuestra sociedad por lo consiguiente con nuestra cultura.

2).- Nos integra un conocimiento amplio sobre la historia, mitos y leyendas de nuestras raíces culturales.

3).- Nos hace valora nuestras potencialidades sociales, culturales y naturales, que posee cada una de las regiones peruanas.

4).- Nos crea un cambio conductual el cual, contribuye en la formación de los mejores ciudadanos posibles.

5).- Realza nuestra autoestima hacia la integración de nuestra diversidad cultural.

6).- Nos identifica no solo con la nación sino que nos identificamos con nosotros mismos y nuestro entorno

Búsqueda de la Identidad Nacional

Correa (2008), afirma que buscar la Identidad Nacional ha sido la gran aspiración de los políticos, caudillos e intelectuales de un país, desde la propuesta criolla hasta el indigenismo más extremo. ¿Qué somos?, ¿cómo somos?, ¿qué nos identifica como peruanos?. Esta búsqueda, en pleno siglo XXI, continúa sin resultados que satisfagan las expectativas latentes, pese a que contamos con mayores elementos de juicio que contribuyen a comprender y perfilar mejor nuestra identidad.

En el Perú existe la tendencia a marcar y subrayar las diferencias culturales y raciales, en contraposición al hecho que posibilitó la construcción de nuestra historia nacional mestiza y desde el enfoque cultual e identario, resulta indispensable encontrar un "término" que involucre y explique ese mestizaje.

En el país encontramos nuevos procesos de expresión cultural e identaria que van más allá de las diferencias existentes, procesos culturales que empiezan a darle nuevos rostros y formas a eso que llamamos peruanidad. Los pobladores andinos no solo han poblado físicamente las grandes y pequeñas ciudades de la costa.

Son sus rostros, vivencias y expresiones culturales los que han dado lugar a un mestizaje que genera un país de perspectivas históricas donde existe las aspiraciones de los peruanos y expresada en un término que aún tiene cierto lastre despectivo, pero que, actualmente, cobra valoración social y económica de: "lo cholo". Término peyorativo (como lo siguen siendo la expresión "serrano" o "indio"), que pone al descubierto un racismo solapado e insistente en algunos sectores de la sociedad peruana.

Hay dos posibilidades que permitirían cohesionar un país desmembrado:

a.- Fortalecer identidades regionales en un país que aún no termina por ser una nación. Lo cual es una visión errada de la multiculturalidad, que solo afirma diferencias pero que no tiende puentes para reconocer puntos en común y producir la alternativa de construir un Proyecto País.

b.- Implementar la Nueva Peruanidad, proceso que se produce en todo el país a través de diversas expresiones de como lo andino y amazónico que migraron a la ciudad no se separan social ni culturalmente de aquellos que se quedaron en su lugar, no obstante los elementos de la modernidad que trastrocaron su vida: la ciudad, la radio, la televisión, el internet, entre otros, que deben ser utilizados también como parte de esa construcción.

Causas de la Ausencia de la Identidad Nacional

De acuerdo con Fernández (2006), las principales razones para la ausencia de la Identidad Nacional son las siguientes:

1).- La diversidad cultural del Perú

Que difunde una falta de identidad. La llamada Identidad Nacional no es una sumatoria de identidades "múltiples, y es allí donde radica el problema. Sumar identidades regionales fuertes no resulta en una identidad nacional fuerte, mucho menos en un país que se caracteriza por una composición étnica muy heterogénea.

2).- La destrucción de todas la formas de culturas peruanas

A través de pésimos programas de televisión, la desaparición de la enseñanza del arte en las universidades, una cultura chatarra que es la que se difunde ampliamente en el país con la indiferencia del estado. Todo esto hace que el peruano se olvide de sus raíces y empiece a adoptar costumbres extranjeras.

3).- La ausencia de proyectos

Que inviertan en la difusión de nuestra auténtica cultura hace que esta pueda llegar a desaparecer, produciéndose, así, un asesinato cultural o un etnocidio.

4).- La alineación

Es una causa muy importante, porque el Perú pierde su identidad al querer imitar a otras culturas, que supuestamente son mejores al tener un mejor desarrollo socio económico y no valoran su propia diversidad cultural.

5).- La pluriculturalidad

Porque el Perú es un país que posee diversas culturas, donde coexisten diversos grupos producto de las diferentes culturas andinas, amazónicas y costeñas que existen y existieron. El pueblo peruano debe reconocer y aceptar esta diversidad, así como también la existencia de varias lenguas. Por lo tanto, el Perú, es un país cuya realidad social es pluricultural, pluriétnica y multilingüe.

Posibles soluciones a la crisis de la Identidad Nacional

Arias (2006), sustenta que las posibles soluciones a la crisis de la Identidad Nacional son las que se detallan a continuación:

1).- Una buena enseñanza de nuestra historia

En las escuelas aparece como la mejor solución al problema de identidad. Los alumnos deben estudiar temas que desarrollen sus áreas cognitivas, afectivas y sociales. Para el logro de esto, se requiere que el alumnado trabaje temas concernientes a su región, de modo que potencialice su sentido de identidad y conciencia ciudadana.

2).- La formulación de talleres de sensibilización

Cuyo objetivo es que los alumnos busquen posibles soluciones a las anomalías históricas estudiadas en clase y la superación de resentimientos sociales heredados como el terrorismo.

3).- La aplicación de fichas pedagógicas

Para desarrollar los puntos más esenciales de nuestra historia; y

4).- Carrillo manifiesta que:

"Nuestra historia no debe ser analizada y criticada para planificar un mejor futuro; la historia construye y desarrolla la conciencia de identidad de un pueblo".

5).- Somos una país que se ha formado sobre la base de fusiones

1ª ocurrió entre los españoles y el conglomerado andino,

2ª con los europeos,

3ª con los asiáticos (chinos y después los japoneses), y

4ª con los africanos. Internamente, se han producido migraciones rurales a la ciudad.

El sociólogo de la PUCP Orrego (2009), manifiesta que: "Lima se parece al Perú. Antes decían que Lima no lo era; pero, ahora, todo el Perú está metido en Lima".

La Identidad Nacional en el Perú

Dextre (2012), plantea que la idea de Identidad Nacional, generalmente, está asociada al proceso de homogeneizar las costumbres, la forma de pensar y ver la vida y la cultura de todos los habitantes.

Es un hecho totalmente cierto que en el Perú de hoy y de siempre existen varias naciones en una sola, las mismas que a su vez se tratan de representar en la idea de país como orden administrativo y político, pero que – cierta y lamentablemente – no llega a configurar el recinto que despierte sentimientos de pertenencia e identificación. Desde esa perspectiva, tenemos que pasar por aceptar que no son sinónimos los conceptos de país y nación que a veces equiparamos

Además, el Perú es un país que posee una diversidad cultural, sin embargo se sigue difundiendo una falta de identidad nacional la cual no significa que es una sumatoria de identidades múltiples, y es aquí donde radica el problema. Sumar identidades regionales fuertes no resulta en una identidad fuerte, mucho menos en un país que se caracterice por una composición étnica y muy heterogénea. Las diversas formas de cultura que se van formando en nuestro país nacen bajo la hegemonía de una orientación extranjerizante. También están la destrucción de todas las formas de culturas del Perú a través de malos programas de televisión, la desaparición de la enseñanza del arte peruano en las universidades, una cultura chatarra que es la que se difunde ampliamente en el país con la indeferencia hacia el Estado. Todo esto hace que el peruano se olvide de sus raíces y empiece a adoptar costumbres extranjeras. Así mismo, la ausencia de proyectos que inviertan en la difusión de nuestra cultura hace que esta pueda llegar a desaparecer, produciéndose, así, un asesinato cultural, un etnocidio.

Marco Teórico sobre Identidad Nacional

La reflexión académica en torno al tema se ha dividido en dos campos o enfoques. El primero, constituido por los autores "esencialistas", quienes sostienen que la Identidad Nacional tiene un momento de inicio y luego en el futuro se producen pocas transformaciones; y los "historicistas", que plantean que la Identidad Nacional, es un proceso en constante construcción, permanente, cambiante, de mostrar una determinada imagen-país.

A continuación se expondrán diversos autores sobre el tema tratado

Los autores Sanin (1999); y Lasagna (1999), coinciden en que:

"En los últimos años, un creciente número de analistas ha destacado la importancia de incluir las teorías de identidad e imagen al estudio de la política exterior de las naciones."

Estos autores han incorporado la concepción nacional y los aspectos culturales y sociales al estudio de la política exterior. Estos avances han permitido ampliar el espectro de las relaciones internacionales para así incluir elementos cognoscitivos y culturales como relevantes en este campo de análisis.

(Pastor 1994), también opina que:

"El concepto de nación, tanto cultural como política, encuentra una pertinencia dentro del sistema internacional. En este trabajo, se considera a la nación como un pueblo caracterizado por una disimilitud hacia afuera y una semejanza hacia adentro en el terreno sociocultural y que aspira a disfrutar de una organización política propia."

El término "nación" en este estudio hace referencia a la nación política, es decir, a aquélla que ha logrado una autonomía y autodeterminación en el sistema internacional.

(Valls 1998), observa que:

"La "Teoría de identificación" considera a la Identificación Nacional como un componente fundamental de la construcción de la nación moderna. Una de las premisas principales de esta teoría expone que al lograrse una identificación general con la nación, existiría una tendencia de comportamiento entre los individuos que crean esa identidad (y que conforman la opinión pública) hacia la defensa y proyección de esa identidad nacional compartida".

En efecto, la opinión pública buscará asegurar, proteger y proyectar esta identidad. Este proceso psicológico - social mediante el cual la opinión pública puede ser movilizada en relación con su contexto internacional se denomina la "dinámica de la Identidad Nacional".

La dinámica de la Identidad Nacional sugiere la existencia de una relación directa y estrecha entre la opinión pública masiva dentro de una nación y las relaciones internacionales de la misma. A partir de esta premisa, se entiende que la opinión pública (representada en la dinámica de la identidad nacional) se movilizará cuando perciba que la Identidad Nacional está amenazada o que existe la posibilidad de proyectarla. Aquí se encuentra la verdadera importancia de la dinámica de la identidad nacional: esta manifestación por sí misma tiene el potencial para incidir en las relaciones internacionales de una nación. La dinámica de la identidad nacional es un actor específico (aunque no siempre tangible), y por lo tanto un componente del proceso de toma de decisiones en política exterior. Asimismo, esta afirmación pretende otorgar un reconocimiento formal y específico a la dependencia existente entre el ámbito internacional y los factores y procesos domésticos de una nación. Incluso, la teoría de identificación señala las características estructurales de la relación entre la dinámica de la identidad nacional, los actores estatales en el proceso de toma de decisiones y el contexto internacional.

Lasagna (1999), plantea que la naturaleza de esta relación de la siguiente manera:

"El estado, en términos de sus decisiones de política exterior, puede activar, manipular, apropiarse o ser manipulado por la dinámica de la identidad nacional. (...) La dinámica de la "Identidad Nacional" puede ser activada por imágenes internacionales manipuladas por el gobierno o por otros actores".

De esta forma se puede apreciar cómo la opinión pública masiva, a través de la dinámica de la identidad nacional, se convierte en un actor, bien sea activo o pasivo, en el proceso de formulación de política exterior. Para tal efecto, se puede afirmar que la opinión pública masiva siempre reaccionará negativamente ante las políticas que puedan ser percibidas como amenazantes de la Identidad Nacional. Es decir, cuando una política (propuesta o implementada) vaya de alguna forma en contra de los valores o ideales de la identidad nacional, la opinión pública expresará su inconformidad y reaccionará adversamente a esta medida.

¿Cómo puede ser utilizada la dinámica de la identidad nacional en la formulación de política exterior? De lo anterior se concluye que la política exterior puede utilizar la dinámica de la identidad nacional para aportar al proceso de construcción de la nación. La política exterior puede servir como una herramienta para crear una situación en la cual la opinión pública percibe una amenaza para esa identidad colectiva o una oportunidad para protegerla y fortalecerla.

En una situación hipotética, el gobierno de un Estado se presenta como la figura principal en la defensa de la identidad nacional. En este contexto, el gobierno se funde con la nación y el sentimiento nacional en la representación de la identidad nacional.

Es imperativo anotar que la dinámica de la identidad nacional puede ser movilizada igualmente por actores no estatales, debido a que es la movilización más global posible dentro de una nación. En cierto sentido, incluye a toda la población, independientemente de las diferencias políticas, económicas, religiosas y culturales. Esta cualidad le otorga un alto nivel de importancia para cualquier esfuerzo relacionado con la identidad e imagen de una nación.

Desde el punto de vista de Riega (2007), la educación desempeña un rol de gran importancia en el desarrollo de nuestro país, ya que permite canalizar y potenciar el conocimiento de los alumnos. Un buen sistema educativo es aquél que promueve y permite que las personas puedan lograr más altos niveles de educación.

Como señala Habermas (1998):

"Desde la perspectiva sociológica y biológica el ser humano puede ser moldeado de mil maneras distintas gracias a la inmadurez que presentan los alumnos. Asimismo, el rol fundamental del hombre se relaciona con su educación. La evolución de la sociedad lo obliga a ello."

Repetto (1998), plantea que:

"La perspectiva psicosocial enfoca al ser humano atrapado en el engranaje del tecnicismo que la sociedad misma crea. La técnica creada por el hombre recobra sobre su mismo ser, sobre su actuación y su ambiente haciéndolo sentir alarmado ante la marcha vertiginosa e incontrolada de la tecnología que genera cambio tras cambio. Estos cambios acelerados afectan a la educación ya sea por la explosión de los conocimientos de la llamada revolución científica, la revolución ocupacional y la revolución de los valores."

El autor Cevasco (2005), propone un:

"Modelo del Sistema Educativo, para la "Identidad Nacional" en los siguientes términos:"

En primer lugar debemos reconocernos en nuestras diferencias y similitudes, para ello será importante aprender a tolerar y reconocer en el otro la riqueza que posee justamente por ser diferente. Para sentar las bases democráticas del futuro, no solamente debemos aprender a escuchar, sino a dialogar, a comunicarnos asertivamente con los demás y a participar comprometidamente.

Es importante la necesidad de educarnos dentro de una cultura cívica y participativa donde todos podamos sentirnos parte de la sociedad y desempeñemos un rol protagónico y trascendente, en temas tan trascendentes como por ejemplo el de la Defensa Nacional que reclama la participación de todos los peruanos. Para construir un país armónico con la naturaleza, la tecnología, la historia y la cultura debemos tener un mayor conocimiento de los recursos que posemos no sólo naturales, también sociales, culturales, artísticos, históricos y tecnológicos."

Educación e Identidad Nacional

Morales Bermúdez (2012, Octubre), sostiene que la Educación significa trasmitir un conocimiento a través de un vínculo continuo y consistente a persona so grupos de personas en un ambiente y en un espacio

Este vinculo es significativo en relación a aprender, conocer, comprende e internalizar; pero también es significativo en motivar actitudes que involucran aspectos afectivos, emocionales, valorativos, ético, ideológicos y aún filosóficos.

De tal manera que la educación así considerada significa trasmitir de una forma integral y por tanto, lógica, que los futuros ciudadanos y los actuales se sientan interesados, comprometidos auténticamente y responsables en contribuir a hacer más firme la Identidad Nacional de nuestro país y superar las amenazas que ponen en peligro nuestra Identidad como Nación. Precisamente la debilidad de nuestra Identidad Nacional se origina fundamentalmente en la ausencia de una educación en los términos antes señalados, lo que se traduce en carencia de creer en lo nuestro, de valorar lo nuestro, de sentir realmente el orgullo de ser peruanos, de ausencia de crear consenso hacia metas futuras de país.

Un síntoma de esta carencia es la atracción por los usos, costumbres y nombres extranjeros que es cada día mayor y aberrante.

En lugar de utilizar el término "a domicilio", usamos "delivery", a los jinetes se les llama "Jockeys", pagamos nuestras cuentas al contado como "cash", los menores con las mamás celebran el 31 de Octubre el día de "Haloween", la próxima semana es el "Luau de Ancón", etcétera; en vez de emplear tantas formas propias de nuestra cultura autóctona y mestiza.

Tenemos muchos héroes cuyos restos reposan en la Cripta de los Héroes, cuyos nombres deberían llevar las calles de la ciudad en vez de tantos personajes extranjeros y aún nacionales de menor valor histórico o cívico.

Nos hace falta pues, educar para fortalecer nuestra Identidad Nacional.

Hacer que el proceso educativo cumpla con lo siguiente:

Si la educación nacional se desvincula del sustento cultural del cual debe nutrirse, es como ir construyendo un edificio sobre un lecho de arena. Si la educación se vincula al sustento cultural, el ciudadano va adquiriendo conciencia de que su interés irá concordado con el interés del estado y la nación, lo cual contribuye a fortalecer la Identidad Nacional.

Acuerdo Nacional e Identidad Nacional

Por un lado, Por un lado, la Secretaría Técnica del Acuerdo Nacional (2006a), ha formulado la Tercera Política de Estado: "Afirmación de la Identidad Nacional" que describe:

"Nos comprometemos a consolidar una nación peruana integrada, respetuosa de sus valores, de su patrimonio milenario y de su diversidad étnica y cultural, vinculada al mundo y proyectada hacia el futuro".

De otro lado, la Secretaría Técnica del Acuerdo Nacional (2005), sostiene que la Identidad Nacional es una política que encuentra su expresión de muchas maneras, incluida la valoración de nuestro patrimonio histórico, y se construye, a la vez a través del conjunto de políticas de Estado. En los últimos cinco años, los 82 establecimientos que forman parte del Sistema Nacional de Museos han recibido más de ocho millones de visitantes, siendo la inmensa mayoría nacionales.

Asimismo, la Secretaría Técnica del Acuerdo Nacional (2006b), plantea que la evaluación de esta "Tercera Política", es particularmente difícil. Hay instituciones con responsabilidad y/o capacidad de actuar para defender nuestro patrimonio, como el Instituto Nacional de Cultura o el Viceministerio de Turismo. Programas de televisión como "Descubriendo el Perú", "Costumbres" y "Sucedió en el Perú" (en el canal 7), o "Tiempo de viaje", cumplen un papel importante para conocernos y reconocernos como peruanos en nuestra historia y en nuestra Identidad Nacional.

Conclusiones

1.- A los peruanos, nos hace falta valorar más a nuestro país y por eso se produce una carencia de "Identidad Nacional", el problema lastimosamente es multifactorial, y además, desde niños no se les enseñan a valorar y respetar a su patria empezando por los símbolos patrios.

2.- Se debe revalorar nuestra "Identidad Nacional", diciéndole: Un No retundo a los programas "alienantes y enlatados", que producen una degradación de nuestra culturas y nuestra dignidad, tales como: La Chola Jacinta, La Chola Chabuca y otros talk shows que se propalan y difunden en nuestro medio.

3.- La identidad nacional se va construyendo, en nuestro caso, a través del sentimiento que se va adquiriendo desde que empezamos la escuelita, hasta el día de hoy, con el conocimiento profundo de cada uno de nuestros valores.

4.- Desde las Instituciones Educativas se debe empezar la tarea de la formación y fortalecimiento de la "Identidad Nacional", ya que los alumnos deberían ser orientados a partir de áreas cognitivas, afectivas y sociales para un completo entendimiento sobre quienes somos para su formación.

Bibliografía

Arias Carbone, G. V. (2006). Crisis en la identidad nacional: posibles soluciones. Lima: PUCP.

Cevasco Aguirre, Marco Julio (2005). Educación con identidad nacional. Chorrillos: Centro de Altos Estudios Nacionales.

Correa Arangoitia, P. (2008). Identidad nacional e identidades múltiples. Lima: PUCP.

Del Busto, J. A. (2009). El Perú esencial. Una Mirada al Mundo. Política, Economía y Sociedad. Lima: PUCP.

Dextre, Xavier (2012). Identidad Nacional en el Perú. Extraído el 13 de Julio de 2012 de http: // identidad nacional en el peru.bligoo.com.pe/identidad-nacional

Fernández Paredes, M. (2006). Causas de la falta de identidad nacional. Lima: PUCP.

Giménez, G. (1997). Materiales para una teoría de las identidades sociales. México: D. F.: Universidad Nacional Autónoma de México.