Nutrición en la comunidad, su impacto en los paises en vías de desarrollo



Introducción

El estado nutricional de un paciente esta muy estrechamente vinculado a su estado de salud, ambos factores son determinantes en el desarrollo humano y social del individuo y de la Comunidades alrededor del mundo.

El mejoramiento de la nutrición y la salud incrementa el promedio de vida de una Sociedad, las bases determinantes que permiten lograr este objetivo son diversas e incluyen factores sociales, económicos, culturales y políticos, ejemplo de ello son:

En 1924 en la convención de los derechos humanos de la Organización Mundial de la Salud se consideró la nutrición como un derecho humano básico, este derecho es comúnmente, objeto de políticas demagógicas, tergiversándose, por lo que no ha sido en muchas ocasiones respetado, protegido ni promovido como es debido.

Aunque existe una relación estrecha entre pobreza y malnutrición esta no es del todo linear porque existen múltiples ejemplos que ilustran como se puede mejorar la nutrición a pesar de las limitaciones económicas, ejemplo de ello es que un país como Indonesia, cuenta con un producto interno bruto per cápita mayor que China, sin embargo la malnutrición es mas frecuente; por otro lado Brasil experimentó un crecimiento económico significativo en la pasada década sin embargo los niños menores de 6 años muestran una elevada tasa de desnutrición.

Latinoamérica y el Caribe han reducido los índices de malnutrición a un tercio desde 1970 a pesar de que la proporción de familias que viven en la pobreza no ha cambiado, esto es importante conocerlo ya que muchas veces los profesionales de la salud creen que nada puede hacerse en términos de prevención y control de la malnutrición proteico energética a menos que cambien las condiciones sociales y se reduzca la pobreza, indudablemente ambos factores son importantes y deben avanzar en conjunto porque el mejoramiento de la nutrición contribuirá al mejoramiento socioeconómico.

La OMS, la UNICEF y otros organismos internacionales han reconocido el papel que juega la malnutrición en los índices de mortalidad infantil. Las causas inmediatas de muerte pueden ser por ejemplo diarreas o neumonía pero el riesgo de muerte por estas enfermedades esta incrementado si existe una malnutrición de base, por otro lado los infantes nacidos de madres desnutridas tienen mayor riesgo de complicaciones al nacer y por supuesto de morir.

Existen trabajos en África, Asia y América que documentan la influencia de la malnutrición en la mortalidad infantil, donde aseguran que la mitad de las muertes están determinadas por malnutrición, estos datos son importantes conocerlos para trazar las estrategias y elaborar los programas encaminados a aminorar este problema, que deben ser asumidos por los servicios de salud concatenados a las organizaciones sociales y políticas que le brinden todo el apoyo necesario para implementarlo y hacerlo extensivo a toda la Comunidad.

Desarrollo

La malnutrición puede ser lo mismo por exceso que por defecto, de cualquier manera genera diversas enfermedades en el organismo; las primeras suelen presentarse en países desarrollados donde prima la obesidad y como resultado de ello las enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares , y todas aquellas relacionadas con dislipidemias , sin embargo en los países en vías de desarrollo las condiciones socioeconomicas hacen que las enfermedades que con mayor frecuencia se presenten estén relacionadas con la desnutrición, así tenemos:

Para conocer el estado nutricional de un individuo es necesario medir una serie de parámetros que incluyen básicamente peso, talla y circunferencia cefálica. La malnutrición es un problema de salud público y es evaluado con estos índices estableciéndose estándares poblacionales. La OMS establece estándares de crecimiento internacional, no obstante la mayoría de los estándares de crecimientos considerados normales se basan en los valores obtenidos de una población aparentemente normal. Los patrones se sacan sobre la base de: el peso para la edad, talla para la edad y peso para la talla.

La prevalencia de desnutrición en los países en vía de desarrollo disminuyó de 46.5% a un 31% entre 1970 a 2005, esto varió de un área geográfica a otra, por ejemplo en África o en el sur de Asia decreció significamente, sin embargo en África Subsahariana se incrementó, en América Central no existe mejoría a diferencia de Suramérica y Centroasiático donde los progresos han sido significativos. Las causas son diversas:

La disminución en la prevalencia de malnutrición ha sido descrita en relación con el mejoramiento de:

Se han realizado estudios para lograr identificar que factores son los que primordialmente tienen que ver con la malnutrición en las diferentes áreas geográficas así tenemos: la disponibilidad de alimentos, el status y educación de la mujer, y la salud ambiental. De ellos el mas importante que redujo un 43% la malnutrición entre 1970 y 2005 fue el mejoramiento en la educación de la mujer, mientras que el mejoramiento en el per cápita de alimentos contribuyo en un porciento mucho menor 26%, lo cual demuestra que la prevención de la desnutrición no depende exclusivamente de disponer de los alimentos. La educación de la madre es crucial durante el periodo de neonato, estudios realizados en Bangladesh demostraron que con solo eso se logro una ganancia de peso, a pesar que no se previeron alimentos para ello, los autores sugieren que los esfuerzos en educación como enseñar a prevenir la contaminación bacteriana de los alimentos y la forma en que se debe alimentar al niño son cruciales para prevenir la malnutrición. El impacto de la educación materna es fundamental pero esto se ve afectado muchas veces por múltiples factores sociales, económicos y culturales.

Una adecuada lactancia materna y alimentación después del destete juega un papel fundamental especialmente después de los 6 meses de vida, esto es importante porque a partir de este tiempo es cuando la leche materna es insuficiente para alimentar las necesidades del bebe; por otro lado las madres comienzan a dedicarse a sus actividades laborales y esto atenta contra la buena atención del bebé.

Para lograr un aumento en el aporte energético con la alimentación se recomienda añadir fécula y aceite a los alimentos que se comienzan a ofrecer después de la ablactación, esto es crucial para prevenir la malnutrición.

La Industria es clave para la implementación de los programas ya que son las que producen los suplementos nutricionales u otras disímiles formulas necesarias para la alimentación.

En nuestra área geográfica la malnutrición en niños ronda el 1 a 2%, la posibilidad de enfermarse y morir es elevada alrededor del 50%, esto es prevenible dependiendo de la calidad de los servicios médicos que reciba.

En Cuba el estado y el Sistema Nacional de salud conciben la nutrición como un problema básico y hacia ello se han encaminado los esfuerzos fundamentalmente en su prevención. Los esfuerzos se concatenan entre los medios de comunicación social asesorados por el ministerio de salud publica para lograr trasmitir toda la información acerca de cómo lograr una buena nutrición, saludable y completa, que sea balanceada y por otro lado el programa materno infantil que contempla todo el cuidado y atención de la embarazada, incluye la prevención de la desnutrición aportando los suplementos nutricionales adecuados para prevenir el bajo peso al nacer, la hospitalización de la embarazada en los hogares maternos para su mejor seguimiento y control cuando presentan alguna anomalía entre otras acciones, la educación en cuanto a la importancia de la lactancia materna, sus ventajas, como amamantar al bebe y como debe ser su alimentación en la ablactación. La atención al niño desde que nace incluye el seguimiento del peso y la talla de forma periódica, del desarrollo psicomotor así como los esquemas de vacunación para prevenir las enfermedades infecciosas trasmisibles, la educación higiénico- sanitaria y alimentaria comienza desde edades tempranas lo cual contribuye a fortalecer y sostener estos programas de prevención y control

Acciones a realizar

El objetivo es lograr la recuperación nutricional, prevenir la muerte y secuelas de la enfermedad. Los enfermos son hospitalizados después de infecciones, anormalidades electrolíticas y otras complicaciones médicas agudas. Se debe considerar que caso tiene real criterio de ingreso para evitar iatrogenias ya que los casos pueden contraer infecciones nosocomiales o complicarse con otras patologías. La atención del estado nutricional en este periodo es fundamental.

Los pacientes entran al centro posterior a infecciones, anormalidades electrolíticas y otras complicaciones medicas agudas, por su estado o bien porque las madres están imposibilitadas de su cuidado, una vez recuperados los niños son seguidos en los servicios primarios de salud, estos servicios son mejores ya que los hospitales aumentan el riesgo de adquirir infecciones. Estos centros se han habilitado en diversos países como Haití, Costa Rica, Colombia, Uganda, Venezuela, Tailandia y Chile con buenos resultados.

Proveen nutrición y cuidados relacionados durante el día a niños malnutridos, facilita educación a las madres y participan en el cuidado de sus hijos, estimulación psicomotora al niño, reciben apoyo social para lograr el éxito y recuperación total de sus hijos, se monitoriza el crecimiento y sobrevida así como el manejo de enfermedades de la infancia y el uso adecuado de los alimentos.

La interacción entre los diferentes factores sociales es crucial para implementar los programas de prevención y control de la malnutrición.

¿Qué puede hacerse para implementar este proceso?

La organizaciones sean gubernamentales o no deben pronunciarse en este sentido, con fuerza, independiente de vicios políticos, deben ser capaces de generar el problema para que sea asumido por profesionales, académicos, lideres comunitarios, medios de comunicación masiva capaces no solo de divulgar el problema sino como solucionarlo, que se debe hacer para incorporar la comunidad a los programas de prevención(creando acciones necesarias de prevención y control de la malnutrición basado en consensos técnicos mas que en consideraciones políticas).

Vincular a las organizaciones internacionales especializadas para que den su consejo experto, y aporten criterios y evidencias de cómo mejorar la nutrición en la población.

El gobierno debe ser capaz de generar acciones necesarias para resolver la malnutrición como problema de salud, debe conocer por ejemplo el costo de proveer a una persona la mitad de los micronutrientes esenciales por día por año. Nutrición y política alimentaria debe ser integradas en el contexto de desarrollo nacional, los problemas nutricionales están determinadas por factores económicos así como por políticas de salud, educación y bienestar.

Se debe evitar el malgasto de recursos, el costo beneficio debe ser incluido en los programas para valorar su sostenibilidad en el tiempo, las consideraciones técnicas deben prevalecer sobre los intereses políticos y definir que se debe hacer basándose en las guías de nutrición y la política de alimentos de cada región.

El mundo produce suficiente alimento para alimentar a más de 6 mil millones de habitantes, la producción de alimentos se incrementó en la ultima década en un 25%, la disponibilidad diaria es de 2750 calorías con 76 gr. de proteínas por persona sin embargo todavía la desnutrición afecta a cerca de mil millones de personas, el bajo peso para la edad y baja talla para la edad afecta a cerca de 200 millones de niños menores de 5 años fundamentalmente en el sur de Asia y África Subsahariana.

Desafortunadamente el objetivo establecido por Naciones Unidas para el año 2000 de reducir la malnutrición a un 50% hace 2 décadas no se ha cumplido, el nivel de progreso actual de disminución es de 0,72% por año de por lo que se requiere de 20 años más para alcanzar el objetivo. En algunas regiones como África Subsahariana la prevalencia de desnutrición aumenta, esta situación empeora en países afectados por la sequía, guerras, epidemias lo cual puede causar la muerte a niños de 20 a 40 veces más que en la población general.

La malnutrición y fallos del crecimiento de los niños no solo afecta la supervivencia sino también la calidad de vida, la prevención es la mejor forma de tratarlo.

La clave de la prevención esta en integrar los servicios de salud a los diferentes factores sociales:

El problema debe verse como un todo ya que el mejoramiento del estado nutricional de una población se revierte en un mejoramiento del nivel socioeconómico, humano y traduce el desarrollo que puede alcanzar la sociedad.

Conclusiones

La malnutrición genera una amplia gama de enfermedades que no solo incluye aquellas originadas por defectos proteico- energético como son el Marasmo o Kwashiorkor, sino otras que son resultado de estilos de vida no sanos como la obesidad, de mayor frecuencia en países desarrollados, patología que por si sola origina trastornos diversos, aumentando la propensión a aterosclerosis, hipertensión arterial, cardiopatías entre muchas otras. Todo esto es la mayoría de las veces prevenible; las acciones encaminadas a su prevención incluye la participación de diversos factores: el estado, el sistema nacional de salud y educación, los medios de comunicación social y la comunidad. Estos factores deben ser capaces de trabajar en conjunto, básicamente en la educación de la población; para que aprendan a identificar los factores de riesgo que pueden llevar a la desnutrición. La realización de acciones preventivas para evitar la malnutrición son múltiples e incluyen la vigilancia del crecimiento en el niño, conocer que es una dieta saludable, educar en la importancia de la lactancia materna, así como la forma de evitar y tratar de las enfermedades diarreicas agudas y respiratorias, conocer la importancia de la inmunización en la infancia así como las medidas higiénico sanitarias elementales que deben practicarse para evitar la trasmisión de enfermedades infectocontagiosas. El acceso a una cantidad y calidad de alimentos es esencial y representa un derecho humano básico, es una condición necesaria para la salud ya que una buena nutrición y salud son requisitos vitales para el desarrollo humano, social y económico. La nutrición adecuada de una sociedad se revierte en beneficio para ella ya que incrementa la labor productiva y la eficiencia de sus individuos por ende mejora el nivel socioeconómico y humano. Los países en vías de desarrollo saqueados y manipulados por políticas neoliberales son los mas afectados en este sentido y solo les compete a sus gobiernos e instituciones tomar las medidas necesarias y plantearse estrategias orientadas a mejorar este grave problema de desnutrición que no solo depende de mejorar las condiciones económicas sino de elevar el nivel educacional de la población.

 

 

Autor:

Jorge Alberto Vilches Sanchez