Monografías Plus »

Guía integrada para el plan decenal de la educación en la República Dominicana (página 2)



La SEESCyT y los Coordinadores de las Áreas convocarán a un Gran Taller Nacional para la integración de las 6 grandes Áreas en que se ha organizado el proceso de formulación del Plan Decenal de Educación Superior, Ciencia y Tecnología en un solo documento, coherente, integrado, correlacionado, matricial. El producto de este Gran Taller Nacional es socializar el Plan integrado, como resultado de los documentos de cada una de las 6 Áreas de Trabajo Programáticas.

El Documento producido contendrá la estrategia de desarrollo de la Educación Superior, la Ciencia y la Tecnología en la República Dominicana, de mediano y largo plazo, que será el Plan Decenal de la Educación Superior, la Ciencia y la Tecnología, como parte de un proyecto de Nación. Este Plan deberá ser sometido al CONESCyT para su aprobación.

LAS HERRAMIENTAS DE APOYO DIGITALES.

Los Coordinadores y participantes de los Temas y de las Áreas podrán contar con las herramientas propias del Portal de la SEESCyT (www.seescyt.net) ó www.seescyt.gov.do)

ANEXOS

Anexo 1

La atención a la diversidad, a las desigualdades, permite que este Programa Estratégico enfatice en una pedagogía de la diversidad; es decir, una estrategia contra la uniformidad, pero siempre en búsqueda de la máxima calidad, permitiendo el máximo desarrollo de cada estudiante, personal docente y de investigación, de acuerdo con su esfuerzo y capacidades y equilibrando a las personas carentes con proyectos de ampliación y desarrollo de oportunidades de educación superior. Las instituciones de educación superior (IES) deben organizar sus estructuras (curriculares, administrativas, tecnológicas, físicas) para que incorporen la atención a la diversidad como eje de su acción educativa

En el marco del espíritu y la cultura democrática del país, le corresponde a las IES, introducir reformas estratégicas y sustantivas tendientes a lograr la equidad en el acceso a las mismas, permitiendo que todas las personas, sin discriminación social de ninguna categoría puedan ser favorecidas, como se mencionó anteriormente, con la oportunidad de recibir educación de calidad hasta los más altos niveles posibles.

Una visión como ésta requerirá, además de visión política, en el mejor de los sentidos, investigaciones socioeconómicas y de mercadeo, participación, concertación y esfuerzo conjunto de los sectores público y privado, posición ética, capacidad crítica y finalmente, una adecuación o renovación de los currículos en la búsqueda de responder a las necesidades planteadas.

De esta manera, la educación superior será más congruente con su finalidad esencial de ser un servicio democrático a la sociedad dominicana a la vez que un instrumento viable para contribuir a la erradicación de la pobreza y la exclusión y, contribuir de tal manera, al desarrollo sostenible a través de incidir en variables fundamentales del quehacer educativo de las IES como son la renovación curricular, la investigación en ciencia y tecnología, la formación y capacitación del personal docente, el mejoramiento de la práctica y la metodología docente, así como el uso de las tecnologías de la comunicación y la información (TIC) como lo exige también la nueva sociedad del conocimiento.

Se observa que de la existencia de una sola Institución de Educación Superior (IES), hasta 1960 (Universidad Autónoma de Santo Domingo), se ha incrementado a 38 en el 2003 y a 43 en el 2005, pasando de 1,987 estudiantes en el año 1950 a 3,729 en 1960, a 298,092 en el año 2003, y a 322,311, como se señaló anteriormente, en el año 2005 (que significa el paso del 0.6% con respecto a la población de 18-24 años en 1950 a una cobertura bruta del 4.1% en 1970, a 24.8% en el 2003 y a 25.8% en el 2005), atendiendo 936 programas en ejecución, que representan 426 denominaciones programáticas; con fuerte incremento en el número de egresos (32,746 egresados en el año 2004), principalmente del estudiantado femenino.

La información que representa los flujos de egresados por institución muestra un total de 32,746 egresados en el año 2004, destacando cuatro instituciones que en conjunto concentran más del 53% de dicho total, esto es: UASD (24.6%), UTESA (11.6%), UAPA (10.2%) y PUCMM (6.7%)

La mayor cantidad de egresados se registra en las carreras de Educación (31.30%), Derecho (10.96%) y Administración (10.10%). En cambio, carreras como la Ingeniería Industrial y la Ingeniería Civil registran los dos últimos lugares (9 y 10) con 897 egresados (2.74%) la primera y 703 (2.21%) la segunda. Carreras de tanta importancia y vigencia como la Informática registra el 7º lugar con 1.364 (4.17%) egresados.

La educación superior, por múltiples circunstancias de costos, dedicación, nivel académico de ingreso y otros, tradicionalmente se ha visto limitada en el acceso que a ella han tenido las poblaciones de los países y, por lo tanto, no ha representado avances en la diversidad y calidad de sus programas y constituye una de las mayores preocupaciones fundamentales del país, para ajustarse a las necesidades socioeconómicas, con una oferta adecuada de este tipo de instituciones.

Metas de cobertura de la educación superior por fases

(Cifras absolutas en miles)

Componentes

Año Base 2005

Fase de Emergencia

(2008 – 2009)

Fase de Innovación y Modernización (2010 -2012)

Fase de Consolidación (2012 – 2017)

2005

2009

2012

2017

Grupo de Población

(18-24 años)

1192,0

1239,3

1285,3

1362,2

Matrícula

322,3

384,2

437,0

544,9

Tasa de Escolarización

27,0%

31,0%

34,0%

40,0%

Matrícula último grado Media (año anterior)

86,9

104,6

125,1

146,7

Tasa de continuidad

74,0%

76,0%

78,0%

80,0%

Ingresos Educ. Superior

64,3

79,5

97,6

117,4

Tasa de Éxito Final

60,0%

65,0%

70,0%

75,0%

Matrícula 1er. Año cuatro años antes.

55,0

67,5

79,5

104,2

Egresos Educ. Superior

33,0

43,7

55.7

78,1

Fuentes:

Resultado 1:

Se cuenta, desde el término de la Fase de Emergencia, con un sistema de ingreso por primera vez establecido y operando eficientemente en todas las instituciones de educación superior, cumpliendo con las normas y procedimientos establecidos y aprobados por la SEESCyT, garantizando, consecuentemente, la equidad en el acceso a este nivel educativo.

Resultado 2:

Recintos de las regiones, fuera del área metropolitana, fortalecidos para evitar la migración de estudiantes. Si el o la estudiante se educa en su región es muy probable que siga residiendo en ella, convirtiéndose en recurso humano de la región y por tanto siendo parte fundamental del desarrollo de la misma. Esto propicia que las regiones se vayan desarrollando cada vez más.

Resultado 3:

Estudios quinquenales sobre la demanda real de profesionales requeridos por el país, realizados y utilizados como referencia para mejorar las carreras impartidas en las áreas de mayor demanda e informar a las y los futuros estudiantes acerca de estas carreras e incentivarlos a que ingresen en ellas. Asimismo, perfiles profesionales por competencia elaborados para orientar la programación curricular, especialmente en las carreras prioritarias.

Resultado 4:

Contar con macro-políticas fundamentales que conllevan necesariamente al incremento de la cobertura, a un real equilibrio entre cantidad y calidad, a una amplia y diversificada oferta educativa superior en términos de naturaleza, niveles y modalidades, teniendo presente la emergencia de nuevas ramas del saber, fundamentalmente en el campo de las ciencias básicas, las tecnologías de frontera, las nuevas ingenierías y el amplio, complejo y diverso mundo de la gerencia para el desarrollo, que posibiliten la reconversión de las Instituciones de Educación Superior del país, de cara a propósitos nacionales de desarrollo solidario y a las exigencias de la economía global y de los tratados de libre comercio que se aprueben.

Resultado 5:

Cobertura de la educación superior, en carreras y programas prioritarios para el desarrollo del país ampliada de conformidad con la tendencia registrada, pero mejorada, incluyendo la promoción y el establecimiento de la educación a distancia y virtual.

1º. Promover y fortalecer las políticas y estrategias de equidad en la educación superior, especialmente por verse como un asunto de justicia social y de contribución al desarrollo político y económico de la nación. La equidad permite brindar mayores oportunidades de acceso, de permanencia y de escogencia profesional dentro de las instituciones de educación superior, en beneficio de las poblaciones vulnerables con méritos, capacidades y competencias. Dentro de las políticas de acceso a las instituciones de educación superior no debe de existir ninguna discriminación fundada en raza, sexo, idioma, religión, discapacidades o cualquier otra diferencia de tipo social, económico o cultural.

2º. Establecer mecanismos que faciliten el acceso a la educación superior, la libre elección de carrera profesional y la permanencia en el sistema educativo, de estudiantes que pertenecen a grupos en situaciones vulnerables, como un reconocimiento a sus capacidades individuales y colectivas, que podrán aportar grandes beneficios a la sociedad y al desarrollo del país.

3º. Reflejar la equidad dentro de la educación superior en todas las acciones del quehacer académico, político, programático y administrativo de las instituciones de educación superior, incluyendo las actividades de investigación y de desarrollo en las comunidades (extensión social).

4º. Poner en marcha políticas y medidas sobre equidad de género, para dar a las mujeres no sólo las mismas oportunidades que a los hombres sino que también se deben hacer esfuerzos para lograr la participación de las mujeres en carreras consideradas no tradicionales para ellas y por reconocer el valor social, económico y político del aporte femenino. Igualmente importante es, prepararlas para que tengan acceso a posiciones de toma de decisión, en donde puedan participar plenamente en beneficio de la sociedad.

5º. Contar con mayores informaciones sobre las características del estudiantado que ingresa a las IES en relación con la inteligencia académica (niveles cognitivos, habilidades y destrezas intelectuales) y el nivel socio cultural del mismo. La SEESCyT y las instituciones de Educación Superior deberían tener en cuenta recomendaciones en relación con el ingreso por primera vez del estudiantado, como: Aplicar las Pruebas de Orientación y Medición Académica (POMA); desarrollar o reforzar las acciones propedéuticas en las IES antes o durante los semestres correspondientes al ciclo básico de la carrera.

6º. Implementar o continuar el desarrollo de campañas de orientación (por parte de las IES) a los y las estudiantes del último año del bachillerato sobre las características de la educación superior y de los programas de pregrado y de grado (oferta curricular) de las instituciones de educación superior.

7º. Elaborar políticas, planes y programas con miras a elevar la calidad de los y las estudiantes que ingresan a aquéllas, creando una comisión integrada por representantes de la Secretaría de Educación (SEE), Secretaría de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (SEESCyT) y de las instituciones de educación superior.

8º. Elaborar propuestas de reforma curricular que incluya un ciclo básico común (asignaturas comunes obligatorias) en todas las carreras que ofrecen las instituciones de educación superior; planes de nivelación, de manera formal y a través de un sistema de tutorías focalizadas en las deficiencias de contenido y procesos mentales que presentan los y las estudiantes de acuerdo con los resultados de las Pruebas de Orientación y Medición Académica (POMA), de las Pruebas Nacionales y de los resultados preliminares de la encuesta sobre la Percepción de los Docentes, creando una comisión integrada por la Secretaría de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (SEESCyT) y las instituciones de educación superior.

9º. Desarrollar una plataforma e-learning en el Portal de la SEESCyT para ofrecer cursos remediales y de reforzamiento, a distancia, para estudiantes del ciclo básico de las IES o del último año del bachillerato.

10º. Realizar investigaciones para profundizar los estudios sobre la situación de los y las estudiantes que ingresan a las instituciones de Educación Superior, entre ellas, estudio longitudinal (1 ó 2 años) para evaluar el valor predictivo del POMA.

11º. Brindar capacitaciones a los y las estudiantes que han finalizado sus estudios de grado para incentivar la continuación del estudio y además para estimular la finalización de los estudios de grado para obtener dichos beneficios. Con esto podría conseguirse disminuir el porcentaje de deserción y a la vez motivar a los y las estudiantes a tener un mayor nivel académico.

12º. Fortalecer el sistema de becas nacionales e internacionales de la SEESCyT para estudiantes de menos recursos económicos y probada capacidad intelectual, para contribuir con los objetivos de equidad, igualdad de oportunidades y excelencia académica en la educación superior, priorizando las carreras que urgen potenciar para el desarrollo nacional.

1. Apoyo a las políticas y estrategias para una atención de calidad al estudiantado que ingresa por primera vez a la educación superior.

El proyecto perfeccionará la aplicación de las Pruebas de Orientación y Medición Académica (POMA) de manera general a todo el estudiantado, sin limitar la aplicación de pruebas de admisión que utilizan las instituciones de educación superior.

Desarrollará y reforzará las acciones (programas, cursos, seminarios y talleres, tutorías y otros eventos) propedéuticas en las instituciones de educación superior antes o durante los semestres correspondientes al ciclo básico de la carrera.

Implementará y continuará con el desarrollo de campañas de orientación (por parte de las IES) a estudiantes del último año del bachillerato sobre las características de la educación superior y de las programas de pregrado y de grado (oferta curricular) de las instituciones de educación superior

El proyecto apoyará la creación de una comisión integrada por representantes de la Secretaría de Educación (SEE), Secretaría de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (SEESCyT) y de las instituciones de educación superior para elaborar políticas, planes y programas con miras a elevar la calidad de las y los estudiantes que ingresan a las instituciones de educación superior.

Asimismo, apoyará la creación de una comisión integrada por la Secretaría de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (SEESCyT) y las instituciones de educación superior para elaborar propuestas de reforma curricular que incluya un ciclo básico común (asignaturas comunes obligatorias) en todas las carreras que ofrecen las instituciones de educación superior; y planes de nivelación, de manera formal y a través de un sistema de tutorías focalizadas en las deficiencias de contenido y procesos mentales que presentan los estudiantes de acuerdo a los resultados de las Pruebas de Orientación y Medición Académica (POMA), de las Pruebas Nacionales y de los resultados preliminares de la encuesta sobre la Percepción de Docentes.

Desarrollar una plataforma e. learning en el Portal de la SEESCyT para ofrecer cursos remediales y de reforzamiento, a distancia, para estudiantes del ciclo básico de las IES y del último año del bachillerato.

Realizar investigaciones para profundizar los estudios sobre la situación de los estudiantes que ingresan a las instituciones de educación superior, entre ellas, estudio longitudinal (1 ó 2 años) para evaluar el valor predictivo del POMA; y encuesta sobre la percepción de los docentes.

2. Estudio sobre los recursos humanos profesionales que requiere el país a mediano y largo plazo y definir por competencias los perfiles de las nuevas profesiones que exige el desarrollo del país en los próximos 20 años.

El proyecto busca prever y comparar los probables escenarios de crecimiento y de necesidades de recursos profesionales a mediano y largo plazo, para responder a los nuevos desarrollos de producción y competitividad que exigen los cambios técnico-científicos y la globalización.

Además se busca con él, revertir las tendencias observadas en la matrícula estudiantil con el fin de mejorar el perfil de crecimiento y desarrollar competencias para aumentar la calidad académica del sistema educativo y la productividad de la población.

Asimismo, mediante este proyecto se busca que el país pueda conocer qué profesiones nuevas serán las que se requieren para atender las demandas productivas, científicas y tecnológicas en los próximos veinte años. Identificadas las profesiones requeridas se elaborará los perfiles profesionales de las mismas en función de las competencias que ellas exigen, como una manera de contribuir aumentar la calidad de la acción del sistema educativo y de los profesionales mismos que sean formados.

3. Apoyo y fortalecimiento de becas nacionales e internacionales para la educación superior.

El Proyecto se orienta al fortalecimiento de las oportunidades de educación superior para las y los jóvenes talentosos de escasos recursos económicos e incentivar la elección de carreras consideradas prioritarias para el desarrollo nacional. En este sentido, potenciará la oferta del Departamento de Becas Nacionales de la Secretaría de Estado de la Educación Superior, Ciencia y Tecnología (SEESCyT).

El Proyecto contribuirá, asimismo, en la creación de un Fondo Especial de Becas para facilitar el incremento de oportunidades educativas en el país y en el exterior de las personas que reúnan los requisitos para hacerse acreedoras de dichas becas. Asimismo, el Proyecto contribuirá con la movilización de recursos financieros y la administración de instrumentos financieros que permitan la obtención de recursos adicionales, para el crecimiento del Fondo Especial.

Anexo 2

República Dominicana.

Secretaría de Estado de Educación Superior, Ciencia y Tecnología.

MARCO CONCEPTUAL,

PROGRAMAS ESTRATÉGICOS E IDENTIFICACIÓN DE PROYECTOS DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR, CIENCIA Y TECNOLOGÍA EN LA REPÚBLICA DOMINICANA.

Ligia Amada Melo

Lorenzo Guadamuz

Rafael González.

ANEXO A LA GUÍA OPERACIONAL PARA LA FORMULACIÓN DEL PLAN DECENAL DE EDUCACIÓN SUPERIOR.

27 de junio 2007.

Documento Base para Reunión con Coordinadores de Temas y de Áreas.

También, en el Art. 7, se plantea que la educación superior tiene por finalidad proporcionar formación científica, profesional, humanística, artística y técnica del más alto nivel; contribuir a la competitividad económica y al desarrollo humano sostenible; promover la generación, desarrollo y difusión del conocimiento en todas sus formas; contribuir a la preservación de la cultura nacional, y desarrollar las actitudes y valores que requiere la formación de personas responsables, con conciencia ética y solidaria, reflexivas, innovadoras, críticas, capaces de mejorar la calidad de vida, consolidar el respeto al medio ambiente, a las instituciones del país y a la vigencia del orden democrático.