Monografías Plus »

Historia de la televisión argentina, contada por sus protagonistas, 1997/2008

Monografía destacada


Prólogo del autor

UNAS POCAS PALABRAS PRELIMINARES

Esta obra que has comenzado a leer es, en realidad, la tercera que he escrito en relación a la historia de nuestra televisión y a la Universidad de Morón.

Ya que del recuerdo se trata, rememoremos, por si te interesa consultarlas todas.

Corría el año 1995 cuando fui invitado, como otros docentes, por el entonces decano de Ciencias de la Comunicación, Ing. Roberto Igarza, a acercar a la facultad, por escrito, un proyecto de investigación.

Lo hice, y fue aceptado, y así surgió tiempo después el libro:

HISTORIA DE LA TELEVISION ARGENTINA, CONTADA POR SUS PROTAGONISTAS (1951/ 96), una publicación de casi 800 páginas editada, obviamente, por esta universidad.

Ese compendio de 130 entrevistas que abarcó a pioneros de las distintas áreas de la televisión abierta y por cable, de la Capital Federal e interior del país, obtuvo una mención especial de A.P.T.R.A. (Asociación de Periodistas de la Radiofonía y la Televisión Argentinas) en la ceremonia de entrega de los premios Martin Fierro del año 1999.

Sus dos tiradas ya están agotadas pero pueden hallarse ejemplares en bibliotecas nacionales, municipales y de otras universidades en la Ciudad de Buenos Aires. Y en la Biblioteca de la Universidad de Morón.

Tiempo después, en el 2000, presenté una nueva iniciativa al entonces decano de la misma facultad, Ing. Hugo Padovani, la cual fue aprobada. Esta vez mi intención era homenajear a los guionistas argentinos de radio y tevé y referirme a sus procesos de creación, según los diferentes géneros televisivos y radiales (de ficción y periodísticos) a lo largo de la historia de los medios electrónicos.

Así surgió un segundo volumen cuyo título es:

HABLAN LOS AUTORES, y que puede hallarse y bajarse gratuitamente a partir el año 2002 desde la biblioteca digital del sitio español Quaderns Digitals.Net.

Se estudiará próximamente la posibilidad de su edición en papel por nuestra universidad.

Finalmente, a fines del 2007 y esta vez por iniciativa del Lic. Alejandro Gravic, Director de Comunicaciones y Relaciones Institucionales de la Universidad de Morón, surge este tercer encuentro con el dinámico pasado y presente de nuestra pantalla ya no tan chica, a través de esta continuación titulada:

"HISTORIA DE LA TELEVISION ARGENTINA, CONTADA POR SUS PROTAGONISTAS (1997/ 2008)".

Sí, ya lo sé, bastante agua ha pasado debajo del puente en todos estos años, en vuestras vidas, en la mía, y en la de nuestra televisión. La digitalización siguió avanzando y hoy hablamos de programas pensados directamente para ser vistos por Internet o en teléfonos celulares. Pero el soporte tecnológico, que nunca se detiene, es solo una de las patas del medio. Están también los contenidos, y los recursos económicos (los anunciantes) íntimamente ligados a las mediciones de audiencia, al contexto social y al devenir económico del país.

Algo para comenzar

A partir del año 1998 cambia el tono de las ficciones en el país. Ya estaba terminando la etapa de "ricos y famosos" de aquella época de pizza y champagne, donde se suponía que habíamos ingresado al primer mundo, y surgía otra visión de país más real, en el cual descubríamos que las ideologías no habían muerto, la crisis continuaba y la clase media sufría de "gasolerismo".

Allí nacen victoriosas las nuevas producciones de POL-KA S.A., la gran protagonista de la televisión de la última década, con GASOLEROS, CAMPEONES DE LA VIDA y otros productos similares.

Tal vez, y justamente, por los vaivenes del ingreso publicitario, (que ahora también condicionan las producciones del 2009) las comedias y series policiales incorporaron la publicidad no tradicional (el héroe tomando tal yogurt marca tal, en primer plano). Y las mediciones de rating minuto a minuto o en real time hicieron que un reportaje en un magazine dure unos segundos y otro se extienda dos bloques, más allá de lo interesante o estúpido que pudiera ser lo que declarara el entrevistado, si los números subían en el conteo. Por otra parte, se intensificó la venta de formatos, o de "enlatados" del ciclo de su versión original, que permitieron trascender nuestras creaciones por el mundo y percibir nuevas fuentes de financiamiento, compartiendo la aldea global mediática en un pequeño porcentaje. Los grandes canales comenzaron hace tiempo a tercerizar la producción y se formaron nuevas y variadas productoras independientes. Si hasta 1996 los programas nocturnos eran semanales, a partir del 97 se volvieron diarios, para abaratar costos, sostener la misma pauta publicitaria y asegurar la fidelidad del público, si el ciclo era aceptado por la gente.

Las distintas crisis económicas que las emisoras porteñas tuvieron que sortear, fue la excusa expuesta por ellas para justificar que del 97 al 2008 creciera la cantidad de realities, o de ciclos dedicados al archivo televisivo, o de magazines de chimentos del espectáculo, que no se respetaran los horarios de comienzo de programas anunciados en las grillas, y que pululara todo un espinel de productos bizarros que nos hicieron poner un signo de interrogación, nuevamente, a la frase (que le da título como afirmación a un conocido ciclo de opinión y debate): ¿Yo amo a la tv?.

Lo único permanente es el cambio

Del 97 en adelante, los canales de tevé abierta de Buenos Aires cambiaron de dueños o interventores o programadores, según el caso, más de una vez.

En el 98, ALEJANDO ROMAY, el zar de la tv, vende su mítico CANAL 9 (LS83) al grupo australiano PRIME TV, que lo bautiza AZUL TELEVISION. Al poco tiempo y sin mucha suerte en las mediciones de tele-audiencia, el grupo lo transfiere a TELEFONICA MEDIA, el cuál ya era dueño de TELEFE, y se ve forzado por el COMFER a vender nuevamente, siendo su adquirente en el 2002 el periodista y empresario DANIEL HADAD. Este le restituyó su nombre original, CANAL 9, y poco después, en el 2007 lo transfiere al empresario mexicano ANGEL GONZÁLEZ. En el medio, desde ya, sucedieron varios fracasos y alguno que otro éxito.

En cuanto a TELEFE (LS 84, CANAL 11) en el 2000 el paquete accionario es comprado por TELEFÓNICA DE ARGENTINA, subsidiaria de la española TELEFÓNICA. CLAUDIO VILLARROEL y BERNARDA LLORENTE son sus programadores desde entonces, reemplazando a GUSTAVO YANKELEVICH.

Forman parte también del grupo TELEFE las siguientes emisoras: Canal 5: Rosario, Canal 7: Neuquén, Canal 8: Córdoba, Canal 8: Tucumán, Canal 8: Mar del Plata, Canal 9: Bahía Blanca, Canal 11: Salta, y Canal 13: Santa Fe.

El grupo CLARÍN sigue siendo titular del CANAL 13 (LS 85) y propietario del 55 por ciento de las acciones de Pol-ka S.A., productora de sus ficciones. También está asociado a Ideas del Sur (MARCELO TINELLI). Y sus repetidoras en el interior son: Canal 12 de Córdoba, Canal 7 de Bahía Blanca, Canal 10 de Alto Valle (Río Negro), Canal 3 de Rosario, Canal 10 de Tucumán, Canal 6 Bariloche (Río Negro), Canal 10 de Mar del Plata, Canal 9 de Paraná. ADRIÁN SUAR y PABLO CODEVILA son los responsables de los contenidos del canal. CARLOS DE LIA es el gerente de noticias.

En cuanto a AMERICA 2 (LS86, CANAL 2), cuyo dueño desde el 91 era EDUARDO EURNEKIAN, en el 2000 pasa a formar parte de la sociedad formada por CARLOS AVILA, el fundador de Torneos y Competencias. En el 2002, éste se asocia con el GRUPO VILA y JOSE LUIS MANZANO, y en el 2007 es FRANCISCO DE NARVÁEZ quien se suma al paquete accionario. En América 2, y en este período, MARIO CELLA, ROMAN LEJTMAN, GASTON PORTAL y LILIANA PARODI comparten distintas áreas de la dirección y programación de la emisora.

Finalmente en lo que se refiere a CANAL 7, la emisora estatal (LS82), durante la gestión del presidente MENEM, el entonces ATC (Argentina Televisora Color) pasó de Sociedad del Estado a ser una sociedad anónima, sobre la cual rondó un frustrado proyecto de privatización. Una vez iniciada la presidencia de FERNANDO DE LA RÚA, la emisora vuelve a su denominación original, CANAL 7, y posteriormente, en la breve transición presidencial de EDUARDO DUHALDE se crea el SISTEMA NACIONAL DE MEDIOS PÚBLICOS del cual forma parte a partir de ese momento el canal estatal.

En la etapa del presidente NESTOR KIRCHNER la programación estuvo en manos del autor LEONARDO BECHINI y la periodista ANA DE SKALON. En el 2006 asume ROSARIO LUFRANO como única directora del canal acuñando el slogan La Televisión Pública, y en agosto del 2008, ya durante el período presidencial de CRISTINA F. DE KIRCHNER, el cineasta TRISTAN BAUER ocupa la presidencia del directorio del Sistemas Nacional de Medios Públicos, reemplazando a GUSTAVO LOPEZ, su anterior presidente, y la nueva gerente de programación es la guionista ALEJANDRA BOCHATEY.

El productor independiente y conductor más exitoso en todo sentido, y a la vez más criticado desde los 90 y de la actual década es, sin duda, MARCELO TINELLI. Para algunos es "La Televisión". Para otros es el culpable de la "tinellización" de la televisión, en un sentido negativo que alude a banalización. Pero lo cierto es que su pase con su productora IDEAS DEL SUR a CANAL 13 fue la movida televisiva de esta década, hasta ahora, modificando el target y el estilo de la audiencia buscada históricamente por esa emisora, y su presencia ocupó un buen espacio del horario nocturno que antes se dedicaba a la ficción. Y varios programas "vivieron" o se sostuvieron repitiendo fragmentos de los ciclos de TINELLI, como ciclos satélites del mismo, aunque fueran de otros canales.

En la prensa trascendió la venta de T Y C SPORTS, la empresa que posee los derechos de transmisión del fútbol local hasta el 2014, siendo los titulares de las acciones las empresas DLJ OFFSHORE PARTNERS III de HOLANDA, DIRECT TV, el empresario FREDERICK VIERRA de ESTADOS UNIDOS, y NOFAL SPORTS HOLDING S.A. de LUIS NOFAL.

Algo sobre el medio, poco, casi nada

Mucho se ha escrito sobre la tv como medio, y sobre los procesos regresivos que se producen en el espectador, el cual, al igual que cuando tenía cinco años y notaba que su mamá salía del campo de su mirada para irse a trabajar o a hacer un mandado, y él sospechaba que ella pudiera haber desaparecido para siempre, del mismo modo, los adultos con el control remoto en la mano seguimos pasando de un bombardeo en Medio Oriente a los devaneos amorosos de una vedette o las novedades del verano en Mar del Plata, y lo anterior parece no existir más. Y a veces todo esto sucede en segundos en un mismo canal y noticiero, y no hay que apretar botón alguno.

Otros textos han definido a la tevé como la caja boba, un chicle para el ojo, un masaje para el cerebro, y hasta como el nuevo objeto transicional del hombre, en su proceso de crecimiento que nunca se completa, bicho humano al que la pantalla chica le devuelve cierta seguridad ontológica ante el caos externo, siempre imprevisible. Sobre todo si las historias terminan bien.

Giovanni Sartori nos rotula como "homovidens", que es la transformación del "homosapiens" después de ver el concurso para escalar un palo enjabonado con el fin de ganarse un juego de living o de presenciar como se cae en la pileta un gordo que no puede atravesar el muro infernal. Otros elogian la posibilidad que nos da la televisión de transmitir nuevas expresiones de la inteligencia humana, en documentales, conciertos, series de ficción.

Pero todo esto funciona, evidentemente, y sigue operando, para lograr que se entretengan millones de albañiles, amas de casa, mecánicos, dentistas, economistas, cartoneros, obstetras, filósofos, docentes, psicólogos, que tal vez estén deprimidos, enojados o algo frustrados por el sistema que los contiene, y supliquen por tres horas para pensar en nada.

El supuesto pensar en nada incluye, no sólo expulsar de nuestra mente las contradicciones sociales del sistema, es también generar el olvido o la negación de nuestra propia insatisfacción estructural por un rato.

La tele brinda eso, una gratificación virtual sin pagar los platos rotos. Por un lado nos mete en la vida ajena de famosos (que a veces se hicieron célebres por cualquier cosa menos por algo valioso para la sociedad) y en este sin límite de lo público y lo privado nos muestra las toallas sucias, las caries mentales de los triunfadores. Y saber que ese alpinista manco que escaló el Everest en 24 horas...le pega a la mujer cuando llega a casa, nos brinda un mensaje restaurativo. Es decir, nosotros no tenemos nada especial, pero ellos, los que nos muestran la falta desde la fama, son peores. Así da gusto ver tevé.

LA PARTE LLENA DE LA BOTELLA

Pero también en estos últimos diez años, en la pantalla chica se han colado numerosas perlitas. Se han producido excelentes series como las que dirigió DAMIÁN SZIFRON (Los Simuladores, Hermanos y Detectives), documentales como los de Documenta (ROMAN LEJTMAN) y Algo Habrán Hecho (CUATRO CABEZAS, FELIPE PIGNA) y telecomedias brillantes como Lalola y Los Exitosos Pells (UNDERGROUNDS CONTENIDOS), entre tantos otros ciclos. Directores de cine ingresaron al medio y descollaron en unitarios como Mujeres Asesinas y Epitafios (POL-KA), o Televisión Por La Identidad (TELEFE), o miniseries como Por El Nombre De Dios y El Hombre (POL-KA) y desarrollaron una nueva estética que implicó las áreas de iluminación, arte y sonido. En televisión por cable, el canal ENCUENTRO, del MINISTERIO DE EDUCACION DE LA NACION, se constituyó rápidamente un espacio de educación, entretenimiento y divulgación de contenidos no desarrollados habitualmente por la televisión abierta desde hacía tiempo. Y nos sorprendieron con documentales sobre personajes históricos del mundo, entrevistas a escritores latinoamericanos consagrados, y hasta un reportaje a JACQUES LACAN. Creer o reventar.

En fin, una de cal y una de arena. De todos modos, mi comentario, el único no importante, es subjetivo, y aunque es compartido por muchos, se termina aquí. Lo que resta y sigue a continuación es, nuevamente, la historia de nuestra teve contada por algunos de los que la hicieron posible, los que delante y detrás de cámara (sobre todo detrás) la crean a diario con gran esfuerzo, tratando de dar lo mejor de sí, y peleando con las adversidades y limitaciones que se les presentan. Notarás que, pese a que los capítulos están divididos por profesión, como ocurrió con el primer libro, los protagonistas se han destacado en más de un rol, y tuve que privilegiar solo uno para darles una ubicación en el índice. Esta es una década en la que, por ejemplo, varios actores y actrices pasaron a la conducción, y algunos productores se desempeñaron como gerentes o empresarios independientes. Les agradezco muchísimo a todos los que me permitieron contar con su testimonio, que hoy es parte fundamental de este libro que has abierto.

Lo único que une a estas tres obras que mencioné al comienzo de este prólogo, es el clima, el tono, la intimidad de las distintas charlas. Lo coloquial. No es este, nuevamente, un libro para leer apurado o en una laptop. Pienso al lector recostado en un sofá o en su cama a la noche, bajo la luz de un velador, recorriendo lentamente estas horas de encuentros con gente apasionada con lo que hace, imaginando la cara de los profesionales que cuentan, su seriedad, sus sonrisas, su apasionamiento, percibiendo el olor del café humeante que alimentó las confidencias. Y guardo la esperanza de que ciertas referencias de los entrevistados cumplan un fin didáctico. No solo emotivo o reflexivo.

No es un libro de reportajes, sino de conversaciones transcriptas con fidelidad y sencillez, en el que, como se debe, las respuestas son lo único importante, y no las preguntas. En cada una de estas charlas hay una frase de los protagonistas para recortar, para resaltar en amarillo. Te dejo ese trabajo a vos, querido lector, o lectora, porque tu sensibilidad hará que una frase resuene más que otra.

Porque en esa tertulia que me unió a los trabajadores de la tele , también sentí que vos, el lector, ya estabas ahí desde un principio, bebiéndote también tu propio café en silencio, participando como uno más en esa mesa de encuentro de seres humanos hablando de un mundo apasionante, por momentos mágico, y a la vez, tan vapuleado.

Este es un recuento de importantes voces sin su overol profesional, relajadas y al menos por un instante, lejos de la feria de las vanidades.

En síntesis, has comenzado a transitar la historia de los últimos diez años de nuestra televisión a través del relato de varios de sus protagonistas principales. Que lo disfrutes. De ahora en más, el libro es todo tuyo.

CAPÍTULO UNO

Los Directores

JUAN "MONO" FLORES

DIRECTOR DE CINE Y TV

Se llama JUAN pero en el medio televisivo lo conocen como "el Mono Flores". Lleva en sus ojos más de medio siglo de profesión, que se iniciaron a fines de los años 50 cuando se inició siendo un adolescente, como aprendiz de filmación del histórico noticiero para los cines, SUCESOS ARGENTINOS. Flores transitó luego todos los escalafones hasta llegar al puesto de director. Necesitaríamos hacer un libro aparte para contar su vida profesional en la que se incluyen documentales, recitales, programas deportivos y mundiales de fútbol, carreras de Fórmula 1, trabajó con CHICHO SERRADOR y NARCISO IBAÑEZ MENTA, fue realizador en video-clips, y en programas míticos como ROLANDO RIVAS TAXISTA, PIEL NARANJA, GRANDE PA, AMIGOS SON LOS AMIGOS, EL GORDO Y EL FLACO,

BRIGADA COLA, SIGLO XX CAMBALACHE, PERDONA NUESTROS PECADOS, CHIQUITITAS, CEBOLLITAS, BUENA PATA, YAGO PASION MORENA, etc. Es director en TELEFE y en el estudio independiente FORT MEDIA TV. También es docente en universidades.

El HOMBRE QUE FILMO LA HISTORIA

Alto, delgado, pertenece a esa raza de hombres a los que un apretón de manos o el dar su palabra, vale más que un contrato sellado ante escribano. Es joven aún y sin embargo, representa esos argentinos que uno cree extinguidos. Profesionalmente, detrás de una cámara lo ha visto casi todo, pero a la vez, estando allí. No por tevé. Tiende un decir claro, sencillo, directo, es una usina de anécdotas maravillosas. Dejémoslo hablar.

J: Mi padre y todos los varones de mi familia eran reporteros gráficos .Mi padre trabajaba en varios medios, mi tío era fotógrafo en la presidencia, y cuando yo tenía 14 años, Manuel Romero que era padre de mi tío y que se desempeñaba como jefe de camarógrafos en SUCESOS ARGENTINOS, le pidió a mi padre que me permitiera ir con él a trabajar al noticiero. Mi viejo se negó porque quería que yo terminara el secundario, pero yo vivía escuchando las aventuras que contaban todos los monstruos que venían a visitarnos a casa, y eso me había despertado una pasión bárbara por la profesión, al final lo convencí y me dejó. Y así empecé. No había escuelas. Para aprender había que comenzar llevando la cámara, cargándola, limpiándola, y esperar una oportunidad que generalmente se daba en los partidos de fútbol, en las manifestaciones, en los codos del hipódromo, en los actos de Plaza de Mayo, donde había cosas fáciles y a uno lo mandaban a hacer los planos generales o tomar el público en una cancha. Corría el año 1959. Para poder ascender asistíamos a clases que nos daban de fotometría, de encuadre, de movimiento de cámara. Tadeo Bortnowski, polaco, era uno de los extraordinarios camarógrafos de ese momento. El director general era don ANTONIO ANGEL DIAZ, un uruguayo que había sido dueño de la revista CINE ARGENTINO. Los locutores eran EDUARDO RUDY, JORGE GISBERT, Y ENRIQUE ALEJANDRO MANCINI.

Ahí empezó mi carrera. Y fui camarógrafo, director de fotografía y finalmente director cuando ya tenía 19 años. Aprendí muchísimo, en el noticiero tenés que resolver problemas en el momento, si no filmaste cuando el presidente cortó la cinta, el acto terminó, si me perdí el gol, el nock out, mejor que no vuelva.

P: Este trabajo, especialmente, le debe haber permitido conocer muchos personajes…

J: Si, algunos que recuerdo son SALVADOR ALLENDE, ROBERT KENNEDY, NEIL AMSTRONG, CANTINFLAS, PERON ,FRONDIZI. ILLIA, GASSMAN, ewl presidente norteamericano GENERAL EISENHOWER , etc. Recuerdo en el 73 haber visto a Francisco Franco,… yo no pensaba que ese hombre que tenía a España bajo la bota, parecía que no podía levantar los brazos cuando caminaba. Pero además mi encuentro con toda este gente era posible, primero porque el noticiero iba donde estaba el presidente de la nación. Segundo porque se tomaban noticias del todo el mundo, y viajábamos. Le cuento una anécdota: siiendo yo un pibe, en un acto, el entonces presidente Frondizi me vio filmando y me invitó a subir a un helicóptero con él. Llegamos al lugar y lo filmo a él clavando con una maza una banderola, como hecho simbólico. Pero el piso era duro y no la podía clavar. Yo quise colaborar, dejé la cámara en el piso y lo quise ayudar a clavarla con una piedra, con tan mala suerte que le lastimé el dedo pulgar de la mano izquierda. Yo me quería matar. Estaba pálido. Subimos al helicóptero y él se soplaba el dedo lastimado, y me veía tan preocupado y de pronto me dice: "¿Qué te pasa, Flores?". Y yo le respondí: "Estoy desesperado, Señor Presidente, me van a meter preso, y cuando lo sepa el dueño de Sucesos Argentinos me echa.". "¿Y quién se lo va a contar?" me respondió Frondizi. Y agregó que cualquier cosa que necesitara, que ya sabía donde estaba él. Años después, cuando él no era presidente y me lo encontraba en algún acto, yo como camarógrafo o director, me señalaba y les decía a todos, "¡este me rompió un dedo!".

Anécdotas tengo miles.

P: Cuando accede a otra televisión abierta.

J: A partir del 73 comienzo a hacer exteriores de telenovelas (ROLANDO RIVAS, PIEL NARANJA) Armo una sociedad con unos ex compañeros y amigos, entre los que estaba LEONARDO HENRICHSEN, el camarógrafo que filmó su propia muerte en Chile, y ofrecemos el servicio de hacer los exteriores, que en ese momento se hacían en fílmico, en 16 mm. Durante diez años hice este trabajo para Canal 13. Más tarde, a comienzo de los años 90, Gustavo Yankelevich me llama para trabajar en TELEFE. Tuve la fortuna de hacer GRANDE ´PA que iba a durar solo un verano y después fue un éxito que hizo historia. Y de ahí vino todo lo demás.

P: ¿Cuáles fueron los productores con los que trabajó en TELEFE?

J: Muy buenos productores como JORGE GERARDI, CHACHO CORDONE, JUAN CARLOS CABRAL, MARTIN MAKINTOSCH, CACHO MELE, ORNELLA ZAMPICININI, y muchos más.

P: ¿Los directores antes eran todo terreno y ahora se especializan en algún formato o género?

J: Antes hacíamos de todo pero siempre hubo gente que se especializó, como por ejemplo ALEJANDRO DORIA, DAVID STIVEL, ROBERTO DENIS, MIGUEL LARRARTE, tremendos directores que se dedicaron a la ficción. Hay quienes son directores para telenovelas, unitarios, y otros que por formación pueden hacer cosas distintas.

P: Hoy hay ingreso de directores en la teve, con formación cinematográfica, que nunca estuvieron delante de un switcher y que realizan los exteriores al estilo cine…¿Esto es lo que se viene?

J: Pol-Ka tiene una camada de directores impresionantes, JORGE NISCO, DANIEL BARONE, SEBASTIAN PIVOTTO. También DAMIAN SZIFRON, que ha hecho cosas para TELEFE. Ahora, con relación a la metodología de trabajo, eso depende de los programas y de la productora o canal. En principio, una tira no se puede hacer con dos cámaras y a editar, porque tenés que sacar un capítulo diario. Le tengo que entregar al editor todo en orden para pegar, musicalizar y salir. En un ciclo de unitarios y si conviene, con varios capítulos hechos con anticipación, si se puede hacer. Ahí por ahí te dan una semana para cada episodio. Además el tiempo en el piso rinde más que el tiempo en exteriores. En exteriores se presentan complicaciones de ruido, de viento, de luz, el camión que pasa, el tipo que grita desde lejos "muchachos, cuando salen al aire" y mil cosas. O vas con el equipo en un día de sol y de pronto se nubla y empieza a llover. Y debés tener autoridad para retocar el libro, hacer la escena y terminar de grabar. Y el editor puede finalmente armar lo que se grabó en el piso y en exteriores.

P:¿ El director recibe los cinco libros de la semana siguiente por anticipado?

J: Generalmente un viernes te dan los libretos de la semana siguiente, y te pasás el fin de semana marcando libro. Hay distintas costumbres. Hay directores que marcan en el libro la puesta que van a hacer. Yo no lo necesito, especialmente si ya conozco el lugar donde voy a grabar el sábado a la noche tengo la puesta de cámaras en la cabeza, y si algo me falla sé que lo voy a resolver. Si es un decorado que ya conozco, lo mismo. Las formas de grabación en cuanto a si grabás todas las escenas que ocurren en un decorado o vas siguiendo la secuencia del libro está relacionado con el plan que haga la producción, y la disponibilidad de los actores, pues ellos deben sincronizar las escenas de exteriores y las de interiores, el vestuario, maquillaje y demás, aprovechando el tiempo lo más posible. Este ritmo puede provocar errores, especialmente en exteriores. También es muy común ver, por ejemplo, saltos de eje, en una charla cuando se hace el plano de uno y del otro, los dos miran para el mismo lado. Eso es por no saber poner las cámaras.

P: Por ahí yo no distingo los errores en televisión, pero en cine, en grandes películas, no es raro ver la punta del boom (micrófono) o la sombra de la jirafa y el boom (grúa lo sostiene y el micrófono) o estás viendo una película de la Grecia Antigua de Aristóteles y Platón y por arriba pasa un Jet o un Boeing 747. En La Dama del Agua ves el zoom largo rato en una escena quieta, de charla.

J: No hay excusa, no puede ser que el camarógrafo, el director, el editor no lo hayan visto, o que si y le digan al productor que lo dejaron porque nadie se va a dar cuenta. En los años 50 no había forma de chequear lo filmado en el momento, ahora si. En televisión, hoy, ya hay unos switcher monstruosos, preparados para televisión digital, en el cual podés grabar los efectos que vas a hacer, lo podés tener en previo, y si el programa es en vivo no te podés equivocar.

P: Vos hablabas de autoridad, ¿cuál es la autoridad en términos generales del director hoy?

J: Antes el director participaba activamente en la producción, ahora la nueva televisión la manejan solo los productores, el director tiene una opinión solo en algunos detalles. Por eso hay directores que no quieren volver a hacer televisión. Porque ellos tienen muy en claro lo que hay que hacer, y hay productores que no son talentosos, con los que no quieren perder el tiempo discutiendo.

P: ¿Por qué hay grandes directores, jóvenes y no tan jóvenes, que hicieron éxitos históricos en los últimos años, que están en su casa sin trabajo?

J: Porque la productora sabe que a ese director lo necesita solo 7 meses al año y no lo quiere bancar los otros cinco. Lo puede llegar a perder, pero no le importa. Pero eso pasa más en las productoras independientes que en los canales. Generalmente en los canales si el director les gusta y lo ven acorde a los fines de los proyectos la gerencia de programación, lo sostienen en relación de dependencia.

P: ¿Y el trato con los actores siempre fue difícil?

J: Hay de todo. Hay actores que son maravillosos, señores o señoras, también hay otros que son insoportables, complicados, hay actores que son insoportables trabajando y maravillosos para ir a comer un bife y una ensalada, hay de todo, lo importante es saber ir navegando por todo eso. Todo director ha tenido un problema con un actor o con una actriz alguna vez. Hay tipos que siempre hacen de buenos y son fatales y tipos que siempre hacen de malos y son maravillosos. Yo he visto a más de un gerente de programación poner en el freezer a alguno de los complicados, que con sus actitudes, demoraban la producción. En el lado opuesto, a todos nos ha pasado que un actor nos llame por teléfono desesperado porque no tiene trabajo ni para comer y cuando hablás a los productores y al autor, y le conseguís un personaje, y te recrimine porque debe grabar una escena a las 11 y otra a las tres de la tarde y él tiene otras cosas que hacer.

P: ¿Y hay actores, al revés, dispuestos a todo?

J: Si, Facundo Arana es un actor que está siempre dispuesto a todo. Una vez tuve una discusión con él porque en YAGO, PASION MORENA, él quería tirarse de un cuarto piso a un camión, porque en la escena debía escaparse de un hotel, ocupando el lugar del doble. Por supuesto que no lo permití y la escena la hizo un doble que está entrenado para eso, saltando sobre un colchón.

P: ¿Alguna vez le falló una escena de exteriores?

J: Te cuento una. Fue en PIEL NARANJA, la telenovela famosa de ALBERTO MIGRE, año 76. La escena debía ocurrir en una vía de tren, nos instalamos y ensayamos que cuando el tren viniera, Marilina Ross se tenía que poner allí, intentando suicidarse, y aparecía Arnaldo André y la salvaba. Armamos todo, pusimos luces, sonido afuera, la posición de la cámara, lo practicamos diez veces, y de pronto pasó una viejita con un changuito, preguntó que estábamos haciendo, le explicábamos que esperábamos el tren para hacer una escena y nos dijo: "no la van a poder hacer" no una sonrisa de suficiencia. Y le dijimos: "está bien señora, gracias, gracias". No le dimos bolilla y seguimos planificando la escena porque era riesgosa, y la viejita seguía: "¿se van a quedar? Porque no la van a poder hacer…". Tranquila señora, no se preocupe, vaya tranquila, nosotros nos vamos a quedar trabajando aquí. "No, -insistió la mujer- no la van a poder hacer porque hoy hay paro de trenes".

El productor no se enteró que había paro de trenes; nunca vino el tren.

EDUARDO MAZZITELLI

DIRECTOR DE TV

Director de MAÑANAS INFORMALES (CANAL 13) se inició a principios de la década del 80 con la comedia infantil PELITO, luego siguieron el programa cultural de turismo EL ESPEJO, el ciclo de sketches cómicos MATRIMONIOS Y ALGO MAS, la comedia STRESS, las series familiares SON DE DIEZ, GERENTE DE FAMILIA, COMO PAN CALIENTE, el ciclo de entretenimientos y concursos SORPRESA Y MEDIA, LA NOCHE DEL DOMINGO, CIEN ARGENTINOS DICEN, además de cientos de recitales de artistas como PAVAROTTI, LUIS MIGUEL, JOSE CARRERAS, KISS, JULIO BOCCA, LES LUTHIERS, y muchos más. Es, además, profesor de música.

UN HISTORICO DEL CANAL 13 Y DE LA TEVE ARGENTINA

Es verano del 2008, recién comienza el año. En el momento en que me encuentro con EDUARDO MAZZITELLI, un icono del Canal 13, un director histórico, aún vive JORGE GUINZBURG, y en la emisora están preparando el estudio que se utilizará para el programa MAÑANAS INFORMALES que está por comenzar su cuarto año en el aire. MAZZITELLI me invita a conocer el control de dirección, que posee un equipamiento de última generación, ahora en descanso absoluto. En medio de esa tranquilidad poco común en este medio, surge la charla.

E: Soy de La Paternal, de joven estudiaba ingeniería y estaba haciendo una buena carrera en ENTEL y me tocaron dos años de colimba en la Marina. Cuando salí, mi suegro, que era gerente de la sucursal ENTEL de Constitución, y que era muy amigo de los cubanos dueños de Canal 13 y les había dado una mano para instalar los teléfonos aquí, le habló a GOAR MESTRE, director del canal, y empecé a trabajar en 1969 como tira-cables. Bueno, después hice toda la carrera, fui estudiando, fui microfonista, musicalizador, camarógrafo y luego de un curso, pasé a director en 1983. Estudié teatro varios años con LITO CRUZ y AUGUSTO FERNANDEZ.

P: ¿Y su debut como director en qué programa fue?

E: Fue como director de exteriores para un noticiero, en una playa de Olivos, y a la noche fui a hacer un partido de fútbol por el descenso, CHACARITA-LOS ANDES, en la cancha de LOS ANDES. En ese entonces se usaban dos cámaras para la cancha y una para los vestuarios. Y mi primer programa en el piso fue PELITO, con los entonces actores casi niños Adrián Suar, Gustavo Bermudez, Julián Weich, Pepe Monje y otros chicos.

P: En GERENTE DE FAMILIA, la comedia que protagonizaban ARNALDO ANDRE y ANDREA BONELLI, recuerdo que había escenas finales donde estaba todo el elenco en el living y se sucedían situaciones a un costado, pero aparecían primeros planos de las reacciones de todos. ¿Eso lo grababa luego y lo editaba como inserts?

E: No, lo hacíamos en el momento, con tres cámaras que se manejaban muy bien, era complicado pero llegábamos. Conociendo el decorado, uno toma el libro y escribe el guión técnico, eso incluye los planos de cada cámara, y después hacíamos un ensayo en seco, otro con cámaras y luego grabábamos. Y para los recitales trataba de viajar a la ciudad donde los artistas actuaban antes, generalmente en países limítrofes, para tener una idea de cómo era el espectáculo. En los recitales llevamos de 12 a 15 cámaras, se dirige desde un móvil de exteriores. Por otro lado, en el caso de los recitales grabados, había detalles que se arreglaban en la edición, un solo de trompeta que había sido grabado por una cámara sola por ejemplo, se agregaba en el momento justo, en la edición.

P: ¿"MAÑANAS INFORMALES" es la versión 2008 de "BUENOS DIAS, MUCHO GUSTO"? de los años sesenta?

E: No, nada que ver, porque acá nosotros trabajamos mucho con las noticias, hay dos o tres móviles de exteriores, se basa mucho el programa en lo que es el día a día, hay periodistas que están levantando notas de noche por los lugares donde pasan cosas, hay humor. En "Buenos Días…" había más moda y cocina, sobre todo. Por ahí había más notas de color o actualidad en "Buenas Tardes Mucho Gusto" donde yo era tira-cables; recuerdo que una vez vino un concertista de clarinete, que debía tocar un par de temas a la tarde, pero vino al mediodía y estaba por ahí tocando sin parar para ensayar y tenía podrido a todo el mundo, cuestión que cuando le tocó actuar lo presentaron muy bien en vivo, estaba el padre, la madre, la familia, se lo mencionaba como un concertista del Teatro Colón, que había actuado en Europa, y no se qué más, pero cuando empezó a tocar soplaba con una fuerza infernal y no salía el sonido, todos se reían, hasta que se dio cuenta que le habían metido un corcho. Lo sacó y tocó pero el papelón ya había pasado. El conductor era Guillermo Lázzaro, que me parece que era uno de los implicados en la chanza, junto a un asistente (RISAS).

P: ¿Qué productores nombraría como importantes en su carrera?

E: JORGE PALAZ, de PELITO, EDUARDO METZGER que fue creador de MONICA PRESENTA, y EL ESPEJO, también HUGO MOSER, GERARDO SOFOVICH, con el que hice LA NOCHE DEL DOMINGO. El ruso era complicado pero yo tenía buena relación con él.

P: ¿Con relación a la dirección, la televisión privada era mejor antes, en los años sesenta o ahora?E: Aquellos que dicen que la televisión de antes era siempre buena, mienten, era un desastre. Yo a veces veo programas viejos y me da vergüenza ver lo que hicieron. Pero bueno, era una televisión que recién empezaba, los programas de VIENDO A BIONDI tenían un realización terrorífica, lo que valía era BIONDI, o LA NENA, o Dr. CANDIDO PEREZ SEÑORAS, o LA FAMILIA FALCON, pero los avances de la técnica dan facilidades que son insuperables.

Yo creo que la televisión va mejorando y eso se debe a los avances en la tecnología. Lo que si es cierto es que en la época del dólar uno a uno con el peso, por ejemplo, en SORPRESA Y MEDIA podíamos hacer muchas cosas, tener una sorpresa en Francia, otra en Estados Unidos, otra en Australia, había más presupuesto.

P: Eso sin duda, pero antes no había programas de chismes…

E: Pero esos programas duran porque hay gente que los ve, si no los levantarían. No tienen audiencia masiva pero si un rating que les permite subsistir. Hay gente a la que le gusta los chismes, y también depende de cada canal, hay canales que no tienen programas de chismes. Este, por ejemplo.

EUGENIO GORKIN

DIRECTOR DE TV

Desde 1980 dirigió TELESCUELA TECNICA, TIEMPO NUEVO, MESA DE NOTICIAS, LA NOTICIA REBELDE, NOTIDORMI, NOTISHOW, EL MUNDO DE ANTONIO GASALLA, LA NOCHE DEL DOMINGO, POLEMICA EN EL BAR, JUGATE CONMIGO, LA ESTACION DE LANDRISCINA, BRIGADA COLA, TATE SHOW, LA FAMILIA BENVENUTO, NICO, INFOMANAS, CHIQUITITAS, DECIME CUAL ES TU NOMBRE, TRILLIZOS, VERSUS, VIDEOMATCH, FUGITIVOS, GRAN HERMANO, DADYVERTIDO, POSTARS, HOLA SUSANA (SUSANA GIMENEZ), DURO DE ACOSTAR, EL ULTIMO PASAJERO, y el gran éxito de MARLEY en el 2008: EL MURO INFERNAL. Y me quedaron algunos programas afuera. Especiales y recitales de música por ejemplo. Eugenio dirigió todo y "ponchó" las cámaras de los ciclos más importantes de la televisión de los últimos veinticinco años.

UN GRANDOTE DE CORAZON EN EL SOLAR

Es sábado por la mañana y raramente el Solar de la Abadía está casi vacío. Es un porteño químicamente puro que vive en Caballito, pero coincidimos en encontrarnos en Las Cañitas. Grandote, con voz de tenor, y un humor generoso, como su testimonio, es una máquina de contar anécdotas. Uno charla con él un rato y ya quiere ser su amigo para siempre. Es un bromista hilarante, de referencias ácidas y remembranzas afectuosas. Y no le cuesta recordar que desde niño ya soñaba con ser director.

E: A mis diez o nueve años, cuando miraba tv en casa con mi familia, ellos se divertían mientras yo los miraba los programas con otra vuelta de tuerca, me llamaba la atención la cantidad de cámaras y cómo estaban dispuestas, y hasta me fijaba en qué estudio se estaba haciendo. Yo me preocupaba por la cocina. En los años 70, la única forma de ver o de aprender cómo se hacía televisión era ir a un canal, no había productoras ni escuelas de televisión, no había nada. Yo quería trabajar en ese medio, pero nadie me daba una posibilidad, no tenía suerte. Hasta que un día, en el año 1974, siendo los canales del Estado, le envío una carta al Secretario de Prensa y Difusión, Jose María Villone, del cual dependían los cinco canales de televisión de Buenos Aires. Yo pedía en la nota, que me la escribió mi viejo en su Olivetti, que debido a mi vocación me interesaría entrar a un canal de televisión para practicar como ayudante de cámaras, de manera gratuita. Yo tenía 16 años, y la llevé en persona a la mesa de entradas de la Casa de Gobierno.

P: Ya era la época de Isabel Perón, el General Perón había fallecido.

E: Exacto y pasó lo que te imaginas, la nota pasó a archivo, nadie me dio pelota. Pero el día que voy a retirar la respuesta y el empleado de Mesa de Entradas me está explicando que mi pedido había sido archivado, pasa por detrás de mí un funcionario público que escucha la conversación, mira la nota y se va. Yo me voy triste, deprimido, pero pensando en seguir intentando. Por otro lado yo no era peronista y los canales pertenecían al Estado. Pero a la noche llego a casa y mi madre me cuenta: "te llamo una persona equis por la nota que presentaste". Lo llamo y me citan a la Casa de Gobierno. Yo pensé que era la cargada de algún amigo. Pero igual fui y me encontré con un funcionario que me dijo: "siento vergüenza de que ahora que estamos hablando de reconstrucción, a alguien que quiera trabajar gratis le cerremos la puerta". Llamó delante de mí al director general del Canal 7 de ese momento, y le pidió que me contratara. "Mire que yo no soy del partido peronista" le aclaré. "¿Yo le pregunté algo?" me contestó. Era el contador Anzovino, le guardo un recuerdo afectuoso. Nunca más me preguntó nada. Le dije que le iba a demostrar que conmigo no se había equivocado.

Entonces 1975 entré a trabajar a Canal 7, y entré de cadete en la gerencia de noticias porque como era menor de edad no me estaba permitido trabajar en el estudio, en piso. Cuando cumplí los 18 fui al área técnica y yo aprendí a editar, luego fui ayudante de cámara, y de a poco en los 80 llegué a director. Recuerdo que cuando estaba en el área técnica, "Chocho" Dominguez que era mi jefe me decía, si yo le discutía algo: "el director es Dios", y yo le contestaba, "si, pero yo soy ateo", y él se moría de risa. Un día le llené de agua su silla de director, y se sentó justo cuando estaba por empezar a dirigir Cordialmente, que era en vivo, casi me mata, pero como era de hacer bromas pesadas él también, me perdonó.

P: ¿Y cuál fue el primer programa que dirigiste?

E: Hice promociones y noticieros, que era lo que hacían los directores cuando recién empezaban. En ese momento el director de menos rango iba a hacer las promociones de todos los programas.

P: Yo veo promociones de ciclos de unitarios en las cuales te cuentan todo el argumento del programa. ¿Eso es bueno o mata el interés del espectador?