Monografías Plus »

Plan de acciones educativas dirigido a la prevención del hábito de fumar en adolescentes (página 2)



De acuerdo a los resultados de la entrevista el 59.1% de los adolescentes consumen de 1 a 5 cigarros diarios; el 30.6% entre 5-10 cigarros y el 10.3% más de 10.

Tabla 5. Lugar habitual de consumo de los adolescentes. ESBU "Camilo Cienfuegos" Policlínico "Juan Bruno Zayas". Cifuentes. Enero 2015 a junio 2017.

Monografias.com

Fuente: Entrevista.

Del total de adolescentes con hábito de fumar se corroboró que el 60.6% consumen en fiestas y lugares públicos, mientras que el 27.8% en la escuela.

Tabla 6. Distribución de los adolescentes fumadores según la influencia o motivos de las personas que se relaciona. ESBU "Camilo Cienfuegos" Policlínico "Juan Bruno Zayas". Cifuentes. Enero 2015 a junio 2017.

Monografias.com

Fuente: Entrevista.

La influencia o motivos estuvo condicionada fundamentalmente por el medio familiar en el 36.5% de los adolescentes, de amigos (a) en el 28.5%, de novio (a) con un 23.3% y de los profesores en un 11.7%.

Tabla 7. Nivel de información de los estudiantes sobre el hábito de fumar y consecuencias a la salud. ESBU "Camilo Cienfuegos" Policlínico "Juan Bruno Zayas". Cifuentes. Enero 2015 a junio 2017.

Monografias.com

Fuente: Cuestionario.

Los resultados expresan que el 57.7% de los adolescentes poseen bajo nivel de información en relación a que desconocen las características fundamentales del cigarro y las consecuencias del hábito de fumar para la salud.

En sentido general los resultados obtenidos muestran las necesidades de información de los adolescentes sobre el hábito de fumar y sus consecuencias para la salud, lo que permitió diseñar acciones educativas en torno a la temática de estudio.

Plan de acción dirigido a la prevención del hábito de fumar en los adolescentes de la ESBU "Camilo Cienfuegos".

Objetivos:

General: Disminuir la incidencia del hábito de fumar en los adolescentes en el periodo de un curso escolar.

Específicos:

Resultados esperados:

Plan de Acción

Actividades

Fecha

Lugar

Recursos

Participan

Ejecutores

Responsable

Resultados esperados

1.Conferencia: "Impacto del hábito de fumar en la salud"

Anual

ESBU

Humanos, computadora video.

Adolescentes, padres y profesores

Médico y Enfermera del CMF 22-18

Médico y Enfermera del CMF 22

Lograr el 80% o más de participación de los adolescentes y que estos eleven su nivel de información.

2.Taller: "Enfermedades asociadas al hábito de fumar".

Anual

ESBU

Humanos, pancartas

Adolescentes, padres y profesores

Médico y Enfermera del CMF 22

Médico y Enfermera del CMF 22

Lograr el 80% o más de participación de los adolescentes y que estos eleven su nivel de información.

3.Conferencia: "La familia y el hábito de fumar"

Anual

ESBU

Humanos, computadora video.

Adolescentes, padres y profesores

Médico y Enfermera del CMF 22

Médico y Enfermera del CMF 22

Lograr el 80% o más de participación de los adolescentes y que estos eleven su nivel de información.

4.Charla educativa sobre "Modos y estilos de vida saludables"

Anual

ESBU

Humanos

Adolescentes, padres y profesores

Médico y Enfermera del CMF 22

Médico y Enfermera del CMF 22

Lograr el 80% o más de participación de los adolescentes y que estos eleven su nivel de información.

Actividades

Fecha

Lugar

Recursos

Participan

Ejecutores

Responsable

Resultados esperados

5.Dinámica de grupo: "Fumando espero"

Anual

ESBU

Humanos

Adolescentes, padres y profesores

Médico y Enfermera del CMF 22

Médico y Enfermera del CMF 22

Lograr el 80% o más de participación de los adolescentes y que estos eleven su nivel de información.

6.Juegos deportivos

El parchís y la adivinanza.

Trimestral

ESBU

Humanos

Adolescentes y profesores

Deportistas, profesores educación física y PMI de la institución.

Médico y Enfermera del CMF 22

Promover cooperación con el 70% de participación.

7. Actividad cultural-recreativa "Estudiantes libres de humo".

Mensual

ESBU

Humanos, equipo de audio.

Adolescentes y profesores.

Aficionados de la cultura, promotor cultural

Médico y Enfermera del CMF 22

Lograr que los adolescentes se diviertan en entornos libres de humo con el 70% de participación.

8.Juegos deportivos

Tiro al blanco y lanzando la pelota.

Trimestral

ESBU

Humanos.

Adolescentes y profesores.

Deportistas, profesores de educación física y PMI de la institución.

Médico y Enfermera del CMF 22

Promover cooperación con el 70% de participación.

Actividades

Fecha

Lugar

Recursos

Participan

Ejecutores

Responsable

Resultados esperados

9. Concurso de dibujos sobre la adicción de fumar, sus consecuencias y prevención.

Anual

31 de mayo

(Día mundial contra el tabaquismo)

ESBU

Hojas de papel, tizas, papelográfo o pizarra, bolígrafos y plumones.

Adolescentes.

Promotor cultural, profesores de arte.

Médico y Enfermera del CMF 22

Estimular a jóvenes y adolescentes a luchar contra las adicciones con el 70% de participación.

10. Crear un círculo de interés "Únete a nuestra lucha contra el tabaquismo".

Quincenal

ESBU

Humanos

Bibliografía sobre el tema, videos, TV, computadoras.

Adolescentes.

Profesor de biología.

Médico y Enfermera del CMF 22-18

Lograr una cultura contra el tabaquismo en adolescentes para disminuir al 100% la edad de iniciación de este hábito.

11. Elaboración de carteles, con informaciones sobre el hábito de fumar dirigidos a adolescentes, padres, profesores y comunidad.

Mensual

Casa de cultura

Humanos.

Videos, hoja de papel, cartulina, plumones, afiches, plegables, computadoras.

Adolescentes, padres, profesores y comunidad

Profesores de computación.

Médico y Enfermera del CMF 22-18

Propiciar actitudes y conductas favorables a no fumar en un 90% de los adolescentes.

Evaluación de seguimiento

Tabla 8. Caracterización del grupo de especialistas que valoró el plan de acción dirigido a la prevención del hábito de fumar en los adolescentes.

Monografias.com

Fuente: Cuestionario a especialistas.

El grupo de especialistas estuvo conformado por 7 profesionales, de ellos 2 máster, 2 profesores auxiliares, 4 profesores asistentes y 1 instructor, en su mayoría con más de 10 años en la docencia.

Tabla 9: Aspectos valorados por el grupo de especialistas sobre el plan de acción dirigido a la prevención del hábito de fumar en los adolescentes.

Aspectos

No.

%

Pertinente

7

100

Factible

7

100

Fuente: Cuestionario a especialistas.

El 100% de los especialistas consideró que el plan de acción diseñado es pertinente porque su estructura da respuesta a las dificultades identificadas en el diagnóstico y es factible atendiendo a la posibilidad real de disponibilidad de recursos humanos y materiales.

Discusión

Las investigaciones en el mundo normalmente han demostrado que el uso del tabaco comienza en la adolescencia temprana situación que provoca un aumento de problemas de salud bucal en el futuro44 además se han detectado problemas en niños y adolescentes que fuman con trastornos de conductas (agresivas y tímidas), interpretadas además como conductas de riesgo sobre todo para el consumo ulterior de otras sustancias.45

Aunque en la presente investigación predominaron los fumadores de 15 años edad del sexo masculino; es necesario señalar que en las edades de 14, 13 y 12 años también se encontraron cifras significativas, lo que podría estar en correspondencia con las transformaciones biológicas y psicológicas de esta etapa y que condicionan su comportamiento social (Tabla 1).

Al comparar los resultados obtenidos se encontró otros estudios que señalan al sexo masculino con el mayor número de ellos, tal es el caso de Gavilla González Bárbara de la Caridad, Trenzado Rodríguez Norma B, Barroso Franco Yamila17 y Álvarez Valdés Neiza, Gálvez Cabrera Elisa, Díaz Garrido Dayamí.8

Otros autores también coinciden en señalar que la mayor prevalencia del tabaquismo entre los adolescentes ha sido encontrada en el sexo masculino, tales como Fernández et al;46 González Hidalgo47 e Iglesias Carbonell et al 48 tal es el caso de esto pudiera estar dado por las diferencias de edades en la muestra estudiada.

La investigadora encontró diferencias con respecto al sexo con los resultados obtenidos por Latorre Román Pedro Ángel, Cámara Pérez José Carlos, García Pinillos Felipe49 que señalan en su estudio el sexo femenino.

De igual forma se expresa una mayor prevalencia de tabaquismo en las mujeres en el Reino Unido, Noruega y Suecia, mientras que en los países del sur de Europa la proporción de fumadoras es mayor.50 Otros estudios muestran que existen diferencias en las prevalencias según el género.51

Cuando se relaciona el tabaquismo con el sexo, se plantea que los hombres tradicionalmente han sido los mayores consumidores de cigarros, pues esto se debe a factores idiosincrásicos, que incluyen el machismo, costumbre e, incluso, como parte de una cultura en la que el cigarro es sinónimo de hombría, por lo que los niños como parte de su anhelo de ser adultos toman este hábito para representar falsos ideales costumbristas. Desafortunadamente, se ha visto un incremento del tabaquismo entre mujeres adolescentes.52

A criterio de la autora, esto pudiera estar condicionado a la lucha por la igualdad de género, y que ven el hábito de fumar como un proceso de libertad y reafirmación de su identidad.

En Cuba las diferencias entre los índices de consumo de adolescentes masculinos y femeninos no son marcadas, esto implica un posible incremento de tabaquismo entre las mujeres, según lo referido en el Programa Nacional de Control del Tabaquismo del Ministerio de Salud Pública.42

Estudios más recientes plantean la tendencia al incremento en el número de consumidores en la población cubana, sobre todo en edades muy jóvenes como medio de alcanzar madurez, edad adulta, popularidad y ser modernos y en las mujeres, femeninas y sexualmente activas. Se ha demostrado repetidamente que la probabilidad de empezar a fumar es mayor para las muchachas que tienen una baja autoestima.9

Los resultados respecto a la edad de inicio del hábito de fumar, concuerdan con otros estudios en la bibliografía consultada50, 53, 54 donde en la presente investigación los adolescentes se iniciaron entre 12 y 13 años de edad (Tabla 2).

En correspondencia con la experiencia práctica de la autora se ha comprobado que en desde hace algunos años se inicia el hábito de fumar en edades más tempranas, lo que conlleva a una fuerte adicción y dificultades para la deshabituación. Un factor a consideración de los autores, es el no cumplimiento de las regulaciones estatales de ventas a menores y áreas de restricción del hábito.

El inicio temprano del hábito de fumar trae futuros problemas de salud y es la puerta de entrada para el consumo de alcohol u otras drogas.55 Habitualmente, se reporta que la edad de inicio del consumo de tabaco, comienza en la adolescencia temprana,56, 57 sin embargo, hay otros autores58, 59 que lo sitúan después de los 14 años tal y como se encontró en esta investigación.

En la literatura revisada se hace referencia a que la edad de inicio en el consumo del tabaco se encuentra entre 13 a 15 años;60 de ellos el 60% ha comenzado desde los 13, y más del 90% antes de los 20 años.61

Muy pocos adultos "eligen" fumar; la gran mayoría de los fumadores comienzan a fumar en la niñez o en la adolescencia, antes de que puedan conocer los riesgos del uso del tabaco y las propiedades adictivas de la nicotina. Rápidamente se hacen adictos y luego, aunque la mayoría desean dejarlos, pocos lo logran.

 La edad notificada de iniciación del tabaquismo puede variar en las diferentes regiones, aunque siempre se reportan edades tempranas. Según las mediciones de una encuesta realizada en Cuba por el Ministerio de Salud Pública, más del 25 % de los fumadores comenzaron a fumar antes de los 14 años.34

Los fumadores que comienzan a fumar en la adolescencia y siguen fumando regularmente, tienen 50% de probabilidades de morir a causa del tabaco, la mitad de éstos morirá antes de los setenta años, con una pérdida de 22 años de esperanza de vida normal.62

La autora considera que resulta imposible identificar la causa del inicio del tabaquismo, ya que son muchos los factores implicados. Lo que sí parece claro es que en la mayoría de las personas tiende a posicionarse en los estadios tempranos del desarrollo del ciclo vital como lo evidencian las estadísticas sanitarias, lo que permite que el hábito de fumar se instale y enraíce con mayor fuerza, dañando al organismo cuando este aún está en período formativo, y por tanto, produce efectos más devastadores y permanentes.

Con respecto al tiempo de consumo se encontró que un gran número de adolescentes llevan un año o más como fumador (Tabla 3).

El hecho de que los adolescentes fumen es un problema salud y habla a favor de que aún no son suficientes las medidas de promoción y prevención que se realizan.

Otros estudios57 señalan que la mayoría de ellos, el 76,8%, llevan menos de un año en la práctica de este hábito nocivo, resultados que no coinciden con los encontrados en la presente investigación.

De acuerdo a los resultados de la entrevista la mayoría de los adolescentes consumen de 1 a 5 cigarros diarios (Tabla 4) y consumen cigarrillos fundamentalmente en fiestas y lugares públicos y en la escuela (Tabla 5).

Los resultados también concuerdan con una investigación realizada por Martín Suárez.63 Otros resultados64 demuestran la importancia del papel social en este hábito y los del presente estudio mostraron por sí solo lo antes expuesto, pues todos plantearon fumar en lugares públicos.

Es importante resaltar que a pesar de las prohibiciones para su venta a menores, por lo que se violaba lo establecido; además, la oferta de cigarrillos sueltos que se venden en la red minorista de comercio abarata los precios. También existen los vendedores ilegales que compran las cajas de cigarro y los comercializan al menudeo, forma usada frecuentemente en los barrios, lo que hace más asequible la obtención del cigarro por estos muchachos, aunque una encuesta realizada en el año 2010 evidenció que apenas a 5,5% de los adolescentes no se les vendió cigarrillo debido a su edad.65

Los datos hablan por sí solos de la génesis de este problema, pues denotó el poco control y permisividad que existe en las instituciones comerciales estatales y en la familia. Desafortunadamente, existen personas mayores que ven positivamente el tabaquismo juvenil, pues muchos jóvenes fuman gracias a los cigarros que aquellos le facilitan. Los investigadores consideran que esto es provocado, entre otras causas, por el desconocimiento deficiente que tiene la población sobre la repercusión negativa que tiene esta adicción sobre la salud humana, desde el punto de vista biopsicosocial, además de que en Cuba el tabaquismo constituye tradición y costumbre.

En los países productores de tabaco, la situación del tabaquismo se torna más compleja, pues la aceptación social es mayor y se une a ello el hecho de que el tabaco es una importante fuente de empleo y sustento económico. Por su papel como producto de exportación, constituye también fuente de ingreso en moneda convertible, lo que hace que se presente la situación paradójica de resultar importante cultivar tabaco y a la vez promover salud, en países como Cuba, donde ambos empeños los asume el Estado.

Esta paradoja se refleja en el medio social, donde la cultura y el folklore hacen presente el cigarro y el alcohol en la música, bailes y donde particularmente el tabaco forma parte de los rituales religiosos, como ofrenda a los dioses o simplemente para acompañar la danza y otros espectáculos.66

A la vez, los lugares de recreación y muy especialmente los centros nocturnos, además de expender cigarrillos, se asocian a su consumo, pues una nube de humo rodea las pistas de baile, las mesas de los asistentes y al propio escenario y sus artistas. Fumar ha sido relacionado de manera directa a la diversión, la recreación y el esparcimiento. Una noche de cabaret, de discoteca o salón de fiestas, representa una importante cantidad de humo de segunda mano para los que no fuman y muchas colillas en el cenicero de aquellos que si lo hacen.

Cuba se identifica como la tierra del ron, el tabaco y la música, derivado de una época en que la caña era el principal cultivo y las hojas del tabaco estaban catalogadas como de las mejores del mundo, y ante poco que exhibir, la música cubana se incluía en la imagen de este país empobrecido y explotado como otros muchos.

Esto hace que el cubano -tanto adolescentes como adultos- se mueva en un medio social donde de manera clara se manifiesta la paradójica situación de enaltecer y reprobar el acto de fumar, donde los medios de comunicación resaltan la importancia del cultivo de la planta para la economía, mientras que antes, de manera casi simultánea o poco después, se presentan programas dedicados a promover la salud, o se proyectan mensajes donde se destaca la nocividad del tabaquismo.10

La influencia o motivos estuvieron condicionados fundamentalmente por el medio familiar (tabla 6).

Es importante señalar que la presencia de fumadores en el hogar y de profesores que imparten docencia y que fuman pudieran estimular el inicio de este hábito tóxico en quienes aún no lo practican y de reafirmar a los que sí.

La influencia o motivos estuvo condicionada por el medio familiar, lo cual es un factor de riesgo importante para el consumo de tabaco en los adolescentes, aparecen bien documentados en la literatura científica67, 68 ya que la familia es el primer elemento socializador, en cuyo interior se educa y forma al individuo y cuyos patrones le sirven como modelo para el desarrollo de su conducta. Los resultados de este trabajo coinciden con lo planteado en la literatura al respecto.

Es preocupante la exposición al tabaquismo pasivo en el hogar, ello denota desconocimiento y poca percepción del riesgo por parte de la familia. Los estudios realizados por el Instituto Nacional de Higiene y Epidemiología de Cuba revelaron que 60 % de los adolescentes están expuestos al tabaquismo pasivo, lo que ubica a este país como el primero de América con exposición al humo del tabaco en el hogar.69

Otros estudios muestran prevalencias elevadas, entre ellos los de Iglesias Carbonell y cols47 y Ferrer et al70 quienes obtuvieron que en la población adolescente estudiada 67,3 y 55,0 %, respectivamente, estaban expuestos al tabaquismo pasivo en el hogar.

Lo permisivo del hábito por padres y tutores, el lugar habitual del consumo de cigarrillos son los lugares públicos. Esto coincide con lo encontrado por otros autores28 aunque es importante señalar que en nuestro estudio, un grupo de ellos práctica el hábito en las escuelas, lo cual es posible por la falta de exigencia de maestros y profesores, que en muchos de los casos le facilitan el cigarrillo al estudiante.71

Es importante señalar que la presencia de fumadores en el hogar y de profesores que imparten docencia y que fuman pudieran estimular el inicio de este hábito tóxico en quienes aún no lo practican y de reafirmar a los que sí.

De hecho, dirigir la educación para la salud a sensibilizar a los padres sobre los peligros a los que están expuestos sus hijos cuando alguien fuma en su presencia y las ventajas que traen los espacios libres de humo es importante para proteger la salud, pues la familia es vital en la educación y en la formación de estilos de vida saludables.

El tabaquismo, entre los jóvenes, se relaciona con el deseo de no sentirse aislados; también influyen las costumbres de sus padres y sus hermanos mayores, de sus amigos y del círculo social que frecuenten. Por otra parte, los medios de comunicación, el cine, la televisión y la publicidad, proporcionan una imagen del fumador como de persona segura de sí misma, atractiva, popular y con éxito.

También se vincula con la sociabilidad, ofrecer y aceptar un cigarrillo, o fuego para fumar, son códigos sociales conocidos, que pueden establecer una relación cordial entre las personas. Algunos individuos fuman para integrarse en un grupo, y para muchos tímidos el cigarrillo supone un elemento que proporciona cierta confianza en uno mismo.48

Es por tanto, de gran importancia, investigar desde edades tempranas su aparición, qué condiciones lo favorecen, y cómo es posible actuar en el entorno del adolescente en relación con este hábito, con la adecuada dispensarización, e identificación de los trastornos de salud y factores de riesgo que le permitan al equipo de salud participar activamente en el proceso de intervención para el desarrollo integral del adolescente.

En el presente estudio se corroboró un bajo nivel de información en relación al hábito de fumar y sus consecuencias para la salud (Tabla 7). Resultados que coinciden con otros estudios como el realizado por Gutiérrez Raina, D. Hernández Meléndez, E.36 donde al realizar una intervención en un grupo de adolescentes se pone de manifiesto la falta de conocimiento.

Por otra parte, en el estudio reportado por el profesor Dr. Ricardo González72 se le da importancia al conocimiento sobre el hábito de fumar en su aspecto negativo, pues, a pesar de las campañas, este hábito sigue considerándose por los adolescentes como un aspecto imprescindible para su imagen corporal de adulto y la aceptación del individuo por el grupo de coetáneos.

En general existe poco dominio de los daños que ocasiona el tabaco a la salud, la falta de información le impide asumir a las personas conductas protectoras. En los consultorios médicos y áreas de salud se aborda de forma insuficiente el tema de educación para la salud al igual que en la escuelas, pues en la mayoría de los casos se limitan a realizar charlas poco motivadoras para los adolescentes, quizás sea porque no se tiene total conciencia del peligro que ocasiona el tabaquismo a fumadores activos y pasivos, así como los efectos que a largo plazo puede causar el hábito.73

Un número importante de estos jóvenes fumadores conocen las consecuencias dañinas para la salud que acarrea el hábito de fumar, sin embargo, fuman. Por lo que se denota una baja percepción de este riesgo independientemente de la inmadurez y superficialidad con que tratan este tema propio de la edad, donde es más importante la influencia que sobre ellos ejerce el grupo social en el que se desenvuelven (imitación, embullo, etcétera).

El conocimiento de los factores de riesgo permite actuar sobre la relación causa-efecto de agentes causales como el tabaco y el alcohol así como también seleccionar cuales pacientes tienen más probabilidad de desarrollar un tumor específico y actuar en una etapa temprana.9

Diversos factores influyen en la aparición de lesiones premalignas, sin embargo de ellos, es el tabaco el agresor más frecuente, hecho por el cual se le ha prestado mayor atención en cuanto a su papel en la etiología de las lesiones precancerosas en las últimas décadas.

La autora considera que los padres en la etapa de la adolescencia juegan un papel muy importante en la formación de valores, sin embargo, muchos conocen que sus hijos fuman y hacen poco en este sentido. En la pubertad hay un aprendizaje observacional que se lleva a cabo a través de diferentes vías, las más comunes son la imitación de modelos cercanos como padres, madres, profesores y amigos, no obstante, el apoyo de la familia es fundamental en el proceso de dejar esta adicción, ellos también deben estar dispuestos a erradicarlo de sus vidas.

Sin dudas la actividad educativa tiene un papel protagónico a favor de disminuir el hábito de fumar. La labor de promover salud encuentra apoyo en los medios de difusión masiva (televisión, radio), utilizados a diario para demostrar los perjuicios que el tabaquismo trae consigo, dedicando sus espacios para insistir sobre la repercusión familiar y social.

Un enfoque profiláctico supone identificar las causas, es decir, los factores que más inciden en la adolescencia y hasta en la niñez, para que las personas no se inicien, desde edades tempranas, en tan nocivo hábito.

Es fundamental que la promoción contra el tabaquismo se inicie en las etapas escolares, después es mucho más difícil que las campañas sean exitosas, aunque por supuesto, deben hacerse, teniendo en cuenta que la literatura consultada coincide en que debe considerarse el hábito de fumar como un factor de peso en la carcinogénesis.3

La prevención significa aplicar medidas para evitar enfermedades, mientras que la promoción se refiere a mejorar las condiciones de salud e incluye la prevención. Por lo tanto, la promoción es más general que la prevención, porque abarca no solo la educación para la salud sino que incluye, además, una modificación de costumbres y hábitos, y precisa de un movimiento profundo de la comunidad.

Para dar solución a la problemática encontrada la autora consideró necesario diseñar un plan de acción para la prevención del hábito de fumar.

A pesar del arduo trabajo realizado por el personal de salud, el camino a seguir es muy largo y se deben incrementar actividades que involucren más a los adolescentes, para reforzar y perpetuar el trabajo realizado en edades más tempranas con objetivos afines que permitan el perfeccionamiento modos y estilos de vida, teniendo en cuenta las grandes transformaciones biológicas, psicológicas, sociales que experimentan los adolescentes, añadiendo los conflictos con la familia, la escuela y la sociedad, muy característicos en esta etapa. Por lo que para lograr los objetivos propuestos se hace cada vez más necesaria la unión del equipo de salud, con la familia y la comunidad, incrementar la motivación y dedicación por parte de los mismos.

Los resultados de esta investigación evidencian la necesidad de una atención integral del adolescente por todos los sectores de la sociedad, donde el médico intervenga en la creación de círculos de adolescentes, en correspondencia con sus intereses, inquietudes, necesidades y motivaciones, para así realizar una intervención promocional educativa, desde un enfoque comunitario de salud integral, teniendo en cuenta que las exigencias que se plantean en los adolescentes están vinculadas con la sociedad y la época en que se desenvuelven, para lograr así un equilibrio psíquico, físico, biológico y social, que brinde herramientas a las familias en la educación de sus hijos.

Crear una conciencia de riesgo epidemiológico del hábito de fumar a nivel de la comunidad, la familia y el individuo, que fomente el autocuidado de la salud, constituye una necesidad apremiante; resulta un desafío incuestionable para el Médico General Integral, en este nuevo milenio, esgrimir estrategias con enfoques epidemiológicos encaminadas a la prevención de este hábito y promover la salud en la población de su comunidad, que fomenten estilos de vida saludables y conduzcan al incremento de su calidad de vida, con el consiguiente impacto favorable sobre la incidencia y la mortalidad de enfermedades cancerígenas en Cuba.6

Conclusiones

Referencias bibliográficas

http://www.revmatanzas.sld.cu/revista%20medica/ano%202010/vol6%202010/tema03.htm

Anexos

Anexo 1. Consentimiento de participación de la institución.

El que suscribe_______________________________________, en calidad de director de la ESBU "Camilo Cienfuegos" perteneciente al poblado de Mata está de acuerdo en que se realice una investigación relacionada con la prevención del hábito de fumar en los adolescentes durante el periodo de enero 2015 a junio 2017.

Luego de haber recibido una amplia explicación sobre la misma y quedar claro que no constituye un riesgo para la salud de los adolescentes, sino que permite perfeccionar las acciones dirigidas a reducir el hábito de fumar en esta población. Además de habérseme explicado la voluntaria participación.

Y para que así conste y mi libre voluntad, firmo el presente consentimiento, a los ____ días del mes de ______ del año _____.

Nombre y Apellidos del director: __________________________

Firma: _________________

Anexo 2. Consentimiento de padres y tutores.

El que suscribe ______________________________ está de acuerdo que mi hijo participe en esta investigación, la cual tiene como objetivo diseñar un plan de acción sobre la prevención del hábito de fumar en los adolescentes de la ESBU "Camilo Cienfuegos" perteneciente al poblado de Mata Policlínico "Juan Bruno Zayas" del municipio de Cifuentes.

Se me ha informado que la investigación será puramente voluntaria y serán libres de abandonarla si lo estiman conveniente y que los datos obtenidos se publicarán sólo con fines investigativos y con mi consentimiento.

Y para que quede constancia de lo anterior se firma este documento en el poblado de Mata del municipio de Cifuentes a los ___ días, del mes de ______________ del _____.

__________________ __________________

Firma del padre o tutor Firma de la investigadora

Anexo 3. Entrevista individual.

Edad: ____

Sexo: F ___ M ___

Sobre el hábito de fumar:

Si___ No___

Si___ No___

Si___ No___

Si___ No___

Anexo 4. Cuestionario a adolescentes.

Estimado adolescente: se está realizando un estudio sobre el hábito de fumar y sus consecuencias en la salud; para cumplir tales objetivos solicitamos tu cooperación en este cuestionario. Gracias. La autora.

___Envejecimiento precoz

___Cáncer de boca, laringe y faringe

___Hipertensión

___Mal aliento en la boca

___Úlcera gástrica, gastritis

___Osteoporosis

___Infarto

___Disfunción sexual

___Cáncer de pulmón

___Enfermedades respiratorias

___1 cigarro ___más de 1 cigarro ___más de 3 cigarros

Si___ No___

_________________________________________________________

Si___ No___ No has podido___

__________________________________________________________

Si___ No___

Buena ___ Regular___ Mala ___

Anexo 5. Criterios y valoración de especialistas.

Estimado especialista: Para el desarrollo de la investigación sobre el diseño de un plan de acción sobre el hábito de fumar en adolescentes, por lo que se pone en su conocimiento la propuesta de acciones. Marque en escala de 1 a 5 según convenga, los aspectos señalados. Con seguridad ayudará a perfeccionar el mismo. Gracias por su colaboración.

Monografias.com

DEDICATORIA

A mi hija, por ser mi fuente de inspiración.

A mis padres, por su cariño, su confianza y su eterna presencia.

A mi esposo, por ese amor profundo.

AGRADECIMIENTOS

A todos los que contribuyeron para que mis sueños se hicieran realidad, les agradezco infinitamente.

La autora.

 

 

 

Autor:

Dra. Arianna Echevarria Echevarria

.Dra. Yuliet Valenzuela Benítez

Lic Sandra Nuñez Mora

Lic Matildo E Linares Barreto

Dra Yolanda Gonzalez Pairol

Enviado por:

Yadura Aguila Linares

Tesis para optar por el título de Especialista de Primer Grado en Medicina General Integral

Universidad Médica "Dr. Serafín Ruíz de Zárate Ruíz"

Policlínico "Juan Bruno Zayas." Cifuentes. Villa Clara.

"Año 59 de la Revolución"

2017