Monografías Plus »

Ser totalidad (página 2)



No corresponde intentar convencer al otro sobre los modos de actuar para lograr la felicidad o sobre la cosmovisión adecuada para la vida. Aparentemente el otro consensua una tesis, pero al poco tiempo compruebas que cada uno sigue con sus propias hipótesis iniciales; o sea tal tarea es una pérdida de tiempo.

El destino

Lo que llamamos destino, es un concepto construido culturalmente como característica de la Totalidad y por lo tanto nuestros; el Ser Humano es Ser Totalidad, conformamos y somos la Totalidad.

Nuestra capacidad de pensar, es inherente a nuestra implenitud como Ser Totalidad. El Ser Total realizado no piensa, Es.

Por lo tanto, una característica de algo, como el destino, conforma unidad con el Ser y con el pensamiento; por lo tanto, destino y pensamiento fluyen juntos en el devenir del Todo y por lo tanto del Ser Humano.

Para la filosofía del Ser Totalidad, lo que llamamos "Yo y el resto del universo" conforma unidad, son enfoques de la misma Totalidad. La muerte, como el nacimiento, no son fines o comienzos, constituyen fenómenos o aspectos de la misma Totalidad.

La soledad

Es imposible la soledad, salvo como sensación en la consciencia por la inconsciencia de que somos Ser Totalidad y de que las partes no existen como tales, sino como Totalidad y viceversa.

Por lo tanto, es imposible la separación entre los elementos de la Totalidad para que estén solos; como tampoco se pueden destruir los elementos que las constituye.

Como Seres plenos en Realidad es imposible la soledad; sentirse solo es solo una sensación en el proceso de la consciencia.

La libertad

Tenemos la vocación y la capacidad mental de ser infinitamente libres; y a su vez somos psíquicamente dependientes a causa de la Cultura.

Por lo tanto, buscamos en forma inconsciente y permanentemente un cambiante equilibrio.

El poder

El poder sin autoridad, por el poder mismo y para la acumulación de riquezas a costa de la agresión a los demás y a la naturaleza, claramente es un error sin sentido que perjudica tanto a los poderosos mismos como a los demás y al entorno.

No estaríamos acá

Esa falacia de que, por ejemplo: "Sin la conquista del continente no estaríamos acá", es falsa, pues de alguna forma estuvimos siempre.

De manera que nada justifica ninguna conquista y menos como se realizaron.

No puedes cambiar el mundo

Si, podemos cambiar el mundo, o mejor dicho cambiar nuestra conciencia y por lo tanto nuestra cosmovisión dado que si cambia uno mismo cambia nuestra visión de la Realidad que ya es plena.

La visión de la Realidad es construida por uno mismo. "Todo está en la cabeza" (Frase de mi esposa Gladys).

La Cultura

Antes, durante, y después de la concepción de una criatura humana, el Ser Total del que forma parte sustancial se imprime en su mente; y la consciencia de esa impresión del conocimiento de la Realidad continua durante la gestación, el nacimiento y después del nacimiento. La Cultura es la consciencia aprendida y transmitida del Ser total ya presente en el instinto inconsciente antes, durante y después de la concepción. La salud

Las dolencias del cuerpo y de la mente son consecuencias del stress que generan campos energéticos disarmónicos, que provocan enfermedades físicas y psíquicas.

Lo que debemos hacer es entregar mentalmente toda esas energías no deseadas y deseadas a la Totalidad que somos, y así se establecerá un equilibrio armónico en nuestro ser, desapareciendo todas las tensiones y dolencias. Para estar en armonía, debemos "diluirnos" en el Ser Total y luego volver a concentrarnos libre de impurezas.

La evolución

La teoría de la evolución es falsa, dado que el Ser Total se manifiesta a la consciencia en procesos como al que se refiere ésta teoría como al revés y en otras infinitas maneras posibles.

Para validar esto es necesario enfoques holísticos incorporando más dimensiones de las que conforma el marco del análisis actual de la Ciencia.

Los actos

Cada uno debe realizar lo que cada uno conscientemente quiere y puede, de acuerdo a las ideas y reflexiones propias que viene del Ser Total.

Hacer lo posiblemente mejor en lo personal, social, familiar, intelectual, laboral, deportiva, artística, sentimental, etc.; sin importar la aprobación o desaprobación de los demás. Uno debe Ser y hacer, de acuerdo a uno mismo, porque así debe ser para la armonía de uno mismo y de la Totalidad.

Relajación

Si es posible permanentemente, o por lo menos con la mayor frecuencia posible uno debe entregarse, abandonarse mentalmente al Ser Total, aflojar todas las tensiones espirituales y corporales.

Permitir, respirando profundamente, que nuestro Ser se difunda en el Ser Total que así lo necesita y necesitamos, y así llenarnos de la infinita energía del Ser Totalidad del cual el espíritu singular Es.

Y lo mejor es vivir permanentemente en la Totalidad y con la Totalidad. La conciencia plena de Ser Totalidad implica la total, permanente y confiada pertenencia del y al Ser totalidad.

Somos lo que somos

Tenemos que comprender que somos lo que somos, estamos donde estamos, pues es imposible Ser otra cosa y estar diferente.

Sin dudas la Totalidad influye y conspira para que sea así y que no todo o casi nada dependa de mí, ni de los otros.

Sin dudas las cosas son como deben ser, lo cual no significa que uno no pueda aportar en lo posible para lo mejor, fundamentalmente con el pensamiento.

Riqueza

Es una irrealidad que una persona posee algo por tener cosas, conocimientos, títulos, poder o status.

Nos manifestamos a la vida como Ser Humano totalmente sin nada y dejamos de manifestarnos como tal sin nada de nada. Lo único realmente existente es el Ser que se manifiesta a la conciencia mediante el pensamiento y la naturaleza.

Felicidad, alegrías y tristezas

Cuando comprendemos que alegrías y tristezas son maneras naturales y normales de manifestarse a la consciencia del mismo Ser, y que como tal hay que aceptarlos y vivirlos plenamente, es posible lograr la felicidad, es decir un adecuado equilibrio personal entre los estados del Ser.

Violencia

Toda actitud que homogeniza la diversidad espiritual, intelectual, cultural y biológica a la propia cosmovisión, es violencia.

El proceso de búsqueda es el resultado del pensamiento filosófico

El resultado del pensamiento filosófico no es la conclusión sino el proceso de búsqueda permanente.

Lo bueno y lo malo

Los fenómenos y procesos, naturales y espirituales, no son malos o buenos, son manifestaciones del Ser a la conciencia.

Así, por ejemplo, el tiempo, como la vida, no es bueno ni malo, es el tiempo, y .... es la vida!

Conclusiones provisionales

Para una vivencia plena, es necesario emprender el proceso singular de pensar el Ser Totalidad, trascendiendo la reducción cosica.

Es una empresa interior aparentemente solitaria dada que la diversidad de los seres singulares, aunque en realidad relacionados, sólo convergen en el Ser Total.

Como Seres Humanos, debemos recuperar la consciencia de Ser y pertenecer al Ser Totalidad, para vivir en armonía y plenitud, convencidos de que somos la misma Realidad Total.

La Realidad no son solamente las cosas o los fenómenos que experimentamos conscientemente con los sentidos, que constituyen solamente reflejos, proyecciones, apariencias o signos de una Realidad infinitamente más compleja y simple a su vez, completa, permanente y eterna.

Hay más mujeres, y muy pocos hombres, quienes naturalmente experimentan aún de manera metafísica cuántica la verdadera esencia de la Realidad, debido a que son los hombres los más disciplinados por la cultura reduccionista del positivismo.

El Ser Humano es Ser Totalidad, de naturaleza fundamentalmente metafísica cuántica, y por lo tanto completo y pleno.

Para experimentar la armonía de esta plenitud, es necesario derribar de la consciencia y mediante el pensamiento filosófico fenomenológico, el muro reduccionista que impone la filosofía científica occidental positivista, evolucionista, pragmática y desintegrador del moderno mercado capitalista.

"Soy un Ser metafísico: Sobrenatural, vivo, libre, consciente, eterno, atemporal, infinito, inmaterial, pleno, que se percibe a sí mismo con un cuerpo material aparente al cual trasciende"

Por lo tanto, soy un Ser metafísico en el sentido abierto no reduccionista, que se manifiesta conscientemente a los sentidos propios y de otros como presencia corporal, que persevera a pesar de las serias interferencias de los fenómenos mundanos y gracias al auxilio del Ser, en la vivencia plena del Ser Totalidad.

Eldorado, Misiones, Argentina, 25 de setiembre de 2017

 

 

 

Autor:

Juan Antonio Martínez Duarte