Monografías Plus »

Medios alternativos de Resolución de Conflictos



Unidad I

El Conflicto

Conflicto. Definición: El conflicto se ha definido como un choque de intereses, emociones, ideas, valores o acciones.

Se distinguen dos clases de conflictos:

El conflicto como fenómeno social inevitable: habitualmente la vida cotidiana nos plantea situaciones ante las cuales debemos tomar una decisión, es decir, nos enfrenta a la necesidad de elegir. La manera en que intentaremos resolver el conflicto va a depender de nuestra experiencia cultural.

El conflicto: Un cambio de enfoque: El conflicto como una oportunidad de cambio positivo: En principio, se suele tener una percepción negativa del conflicto. Por ejemplo, podemos distinguir entre sus sinónimos a los siguientes vocablos: combate, lucha, choque, encuentro, hostilidad, discrepancia, diferencia, competencia, desacuerdo, oposición, etc.

En esta lista nos encontramos con los aspectos del conflicto y si acentuamos su cualidad de lucha, choque, de hostilidad, es probable que ubiquemos en primer lugar una imagen negativa del mismo… pero si asociamos el conflicto con ideas de diferencia, de discusión, de empeño, destacaríamos el carácter de búsqueda de soluciones diferentes a la solución conflictiva.

Causas y fases de un conflicto:

Causas:

Escalada y desescalada del conflicto. Ciclo de vida: el conflicto es el proceso dinámico y ello significa la posibilidad de transformaciones. Las situaciones del conflicto evolucionan cíclicamente y su dinamismo hace que los problemas o la forma del conflicto cambien. Cuando advertimos una tendencia de la relación a volverse cada vez más conflictiva la llamada "escalada del conflicto" y, al contrario, "la desescalada" se produce cuando la tendencia de la relación apunta a la disminución del conflicto.

Comportamientos frente al conflicto:

Modos de gestión de los conflictos: existen tres enfoques desde los cuales se resuelven los conflictos:

UNIDAD II

Los métodos alternativos de resolución de conflictos

Concepto: Denominamos "Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos" a una gran gama de herramientas utilizadas para solucionar conflictos sin necesidad de acudir al litigio judicial. Los principales métodos son: la negociación, la mediación, la conciliación y el arbitraje.

Necesidad de un Sistema de Resolución de Conflictos: un sistema de resolución de conflictos (en sentido amplio, abarcando el proceso judicial y los métodos alternativos) es eficiente cuando cuenta con numerosos mecanismos o procedimientos que permiten prevenir los conflictos y resolverlos, en su mayor parte, con el menor costo posible. Para ello debe partir de las necesidades e intereses de las partes, sobre la base del principio de subsidiariedad. Este principio orienta a que las cuestiones sean tratadas al más bajo nivel posible, en forma descentralizada; al más alto nivel sólo se tratarán los conflictos cuyas características particulares así lo requieran.

Marco conceptual de los Principales Métodos de Resolución de Conflictos:

Obs.: El conciliador se distingue del mediador porque puede proponer fórmulas de arreglo que pueden ser aceptadas o no voluntariamente por las partes.

Modelos Arquetípicos de la Negociación: Competitivo y Cooperativo:

Monografias.com

UNIDAD III

La negociación

La Negociación. Concepto: es voluntaria, informal, directa y permite a las partes tener control sobre el proceso y la solución (Sin ayuda o facilitación de terceros).

Estilos y modelos de Negociación:

Modelos Arquetípicos de la Negociación: Competitivo y Cooperativo:

Monografias.com

Metodología de la Negociación: Modelos típicos de Negociación:

Los seis pasos del modelo colaborativo:

Asimismo resulta fundamental distinguir los siguientes intereses:

En conclusión, la Negociación Colaborativa las personas involucradas trabajan juntas en la solución del problema. La mediación apunta que las partes trabajen juntas para resolver el problema.

UNIDAD IV

La Mediación

La Mediación. Concepto: se ha definido como un procedimiento no adversarial, en el cual un tercero neutral facilita la comunicación y ayuda a las partes a negociar para llegar a un resultado mutuamente aceptable.

Características:

El Rol de los Participantes en la Mediación: podemos distinguir tres roles: el mediador o mediadora, las partes y el abogado:

El mediador no actúa, por tanto, como juez, ni abogado, ni terapeuta y por ello no puede:

Perfil y Cualidades Relevantes del Mediador: como principales cualidades de un mediador eficiente, se han indicado las siguientes:

Ética del Mediador: un mediador debe elegir un modo de vida ético guido por un conjunto de normas. El mediador actúa como tercero neutral y debe actuar claramente en su relación con los participantes, debe ser honesto e imparcial, promover la confianza en las partes. Tiene el deber de poner a disposición de los intervinientes todas las habilidades inherentes a su labor y todos los esfuerzos tendientes a conducir la mediación con la mayor excelencia.

El Procedimiento de Mediación: el proceso de mediación es estructurado, aunque a la vez es un esquema flexible que se adapta a los casos.

Puede dividirse en cuatro etapas que constituyen los pasos mínimos imprescindibles de mediación:

Etapa 1: Organizar la mediación:

No obstante, es aconsejable que al principio el mediador se dirija a los presentes como "señor" o "señora", y, en su caso, como corresponda a los profesionales.

Se toma en cuenta quiénes deben participar en la mediación, según el grado de información y poder de decisión respecto al conflicto. Los temas involucrados deben explicarse a las partes previamente a la primera reunión de mediación llamada "sesión conjunta inicial" además de las características del procedimiento.

Se ha señalado que según las posibilidades de comunicación y preferencia del mediador, la convocatoria se hará por carta, o por teléfono, o podría realizarse mediante presentación personal en el domicilio de la parte, e inclusive, se pueden combinar los medios de invitación a la reunión.

Los roles del mediador, de las partes y del abogado.

Las características del procedimiento de mediación:

Las reglas de comportamiento personales y funcionamiento de la mediación:

Obs.: Una vez concluido el discurso de apertura, el mediador deberá cerciorarse de la comprensión de lo explicado y, para proseguir, las partes deberán prestar su consentimiento de trabajar conforme a dichas pautas expuestas.

Se ha afirmado que el discurso inicial efectivo es importante por las siguientes razones:

Etapa 2: Comprensión de las posiciones y búsqueda de los intereses: en esta etapa el mediador o mediadora:

El mediador o la mediadora confeccionará una agenda provisional para la definición de áreas y cuestiones a discutir: identificar los temas a tratar; tener acuerdo sobre los puntos a discutir, y determinar la secuencia en que van a trabajar. El mediador o mediadora deberá trabajar formulando preguntas adecuadas para detectar los intereses, comunes y diferentes de las partes.

Etapa 3: Replanteo y generación de opciones: en la tercera etapa se reencuadra el conflicto mediante la utilización de la "pregunta clave del replanteo": "¿Cómo podemos hacer para lograr satisfacer las necesidades prioritarias y subyacentes de las partes A y B?".

Para encaminar a las partes a una negociación colaborativa basada en los intereses, el mediador deberá haber logrado poner a casa una en el lugar de la otra, de tal forma que se encuentren preparadas a generar opciones orientadas a satisfacer las necesidades de todos los involucrados en el problema.

Una vez que se replantea el conflicto en base a los intereses, hay una serie de métodos para generar opciones. Se trata de insistir en ampliar el abanico de opciones antes de decidir:

El método más común para generar opciones es el llamado "torbellino de ideas". El objetivo es que, sobre la base de los intereses, se puedan generar distintas aproximaciones a una solución del problema.

Etapa 4: Lograr un acuerdo: en la cuarta etapa se cierra la mediación con o sin acuerdo apelando a los filtros objetivos (estándares) o personales (alternativas).

Los criterios objetivos constituyen estándares que representan a una vara de mediación, independiente de la voluntad de las partes, que sirve para evaluar opciones en conflicto. Se identifican criterios objetivos y procedimientos equitativos. Algunos ejemplos de estándares utilizados:

Respecto a los filtros personales, la evaluación de la Mejor alternativa a un Acuerdo Negociado (MAAN) significa la comparación de la mejor solución que cada parte tiene fuera de la negociación, para la preservación de sus intereses si no llega a un acuerdo.

En esta oportunidad las partes deben sopesar la decisión de concluir el proceso de mediación y la aplicación de otro método de resolución de conflicto o la evaluación para la presentación de propuestas y el avance hacia un acuerdo mutuamente aceptable.

Una vez evaluadas las opciones, por medio de los filtros objetivos y subjetivos, las partes podrán formular propuestas o contra propuestas (ofertas o contra ofertas) para llegar a la mejor solución para todas ellas.

El Acuerdo de Mejor Calidad: La Mejor Alternativa a un Acuerdo de Mejor Negociado (MAAN): supone la concepción de soluciones que cada parte tiene fuera de la negociación. Esta alternativa marca un límite subjetivo, pues obliga a cada uno a reflexionar sobre qué va a hacer en el supuesto caso de levantarse de la mesa de mediación. Se trata de evaluar en forma privada e individual (mediante reunión privada entre el mediador o la mediadora y cada parte por separado) las fortalezas y debilidades de cada parte, y también identificar el MAAN de la otra parte.

El mediador o la mediadora ayuda a las partes por medio de las preguntas adecuadas a determinar su Mejor Alternativa a un Acuerdo Negociado (MAAN). Se trata del análisis de las alternativas que pueden usar las partes si fracasan las negociaciones y los resultados posibles que pueden ser consecuencia de los diferentes métodos de resolución de conflictos.

 

 

Autor:

José Almeida